Ocultar

Nuevo Estudio Demuestra Que la Soya No Sirve Para Tratar la Pérdida de Hueso Ni los Bochornos

Publicado Por Dr. Mercola | 23 de Agosto 2011

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

soya no sirve para tratar los bochornosLos suplementos de soya tienen fama de evitar los bochornos, sudores nocturnos y otros síntomas molestos de la menopausia. Sin embargo, el último de una serie de estudios decepcionantes encontró que los suplementos de soya en realidad no tienen ninguno de esos efectos, ni tampoco reducen la pérdida de hueso relacionada con el envejecimiento que conduce a la osteoporosis.

Durante la menopausia, el cuerpo de la mujer produce menos estrógenos y progesterona. La proteína de soya ha sido considerada como un posible tratamiento desde que los investigadores observaron que las mujeres en Asia tendían a tener tasas más bajas de pérdida de hueso y osteoporosis.

De acuerdo con CNN:

“Entonces, si la soya no es tan benéfica, ¿qué opciones les quedan a las mujeres? Para prevenir la pérdida de hueso, las mujeres deben apegarse a lo básico…Que significa tener el calcio suficiente, así como vitamina D y ejercitarse regularmente”.

Fuentes:

Comentarios del Dr. Mercola

La soya es promovida como una alternativa natural para la terapia dereemplazo hormonal (HRT por sus siglas en inglés) para aliviar los bochornos, la pérdida de hueso y otros síntomas de la menopausia. Y dado que la soya es un alimento natural, muchas mujeres preocupadas por su salud erróneamente creen que es una opción segura. Si usted actualmente está tomando soya para aliviar sus síntomas menopaúsicos, debe saber que no sólo es ineficaz, sino que en realidad podría estar dañando su salud.

Se Encontró Que la Soya Es Inefectiva Para Aliviar los Bochornos y la Pérdida de Hueso

Un nuevo estudio en mujeres que tomaban pastillas de isoflavonas de soya o un placebo durante dos años, no arrojó ninguna diferencia entre ellas en relación con los cambios en la densidad mineral ósea en la columna vertebral, la cadera o el cuello, mientras que la gran mayoría de las participantes del grupo de soya experimentó bochornos.

Así que, claramente, los suplementos de soya en realidad hicieron más mal que bien.

En caso de que tenga la duda, la razón por la que en un principio la soya fue promocionada como un “tratamiento” en contra de la menopausia se debe a dos drogas naturales que contiene, la genisteína y la daidzeína, que imitan a los estrógenos ya que cuando comienza la menopausia usted deja de producir estrógenos, progesterona y deja de menstruar. Por lo tanto, a los científicos les pareció lógico que al sustituir esas hormonas los síntomas menopaúsicos podrían aliviarse.

Cuando se hizo algo como esto utilizando hormonas artificiales como el Premarin, dio como resultado efectos secundarios negativos, que incluyeron un incremento en el riesgo de cáncer de mama, enfermedades del corazón y aumento de los niveles de insulina.  Por lo que la soya fue considerada como una alternativa “natural”. Desafortunadamente, la mayor parte de la soya en su mercado local no es un alimento saludable, ni una sustancia que le recomendaría tomar en forma de suplemento.

La mayoría de la Soya No Es una Solución Segura Para Aliviar la Menopausia

A diferencia de la cultura asiática, en donde las personas comen pequeñas cantidades de productos de soya enteros, que no son transgénicos y la mayoría de ellos son fermentados, los procesadores de alimentos occidentales separan la soya en dos productos, proteína y aceite. Y estos productos que se venden en el mercado, que no son fermentados, no tienen nada de natural ni de seguro.

La soya contiene hormonas imitadoras en forma de isoflavonas, que no sólo pueden afectar el delicado sistema hormonal de su cuerpo, sino que también actúan como bociógenos, sustancias que suprimen la función tiroidea, lo que da como resultado una serie de problemas de salud, como:

  • Ansiedad y cambios de humor
  • Insomnio
  • Dificultada para perder peso
  • Dificultad para concebir hijos
  • Problemas digestivos y alergias a los alimentos

Los alimentos de soya también contienen factores anti-nutricionales tales como saponinas, soyatoxina, fitatos, inhibidores de proteasa, oxalatos, bociógenos y estrógenos. Algunos de estos factores interfieren con las enzimas que necesita para digerir las proteínas.  Una pequeña cantidad de anti-nutrientes probablemente no causaría problemas, sin embargo, la cantidad de soya que consumen muchos estadounidenses es extremadamente alta y representa una seria amenaza para la salud de muchas personas.

Los dos peores productos de soya que hay son la formula infantil de soya y los polvos de proteína de soya. Simplemente, no hay ninguna razón por la que usted o alguno de sus seres queridos deberían estar utilizando estos productos.

El Dr. Kaayla Daniel, autor de “The Whole Soy Story”, señala que miles de estudios relacionan la soya con la desnutrición, malestares digestivos, colapso en el sistema inmunológico, disfunción tiroidea, deterioro cognitivo, trastornos reproductivos e infertilidad - incluso con el cáncer y enfermedades del corazón. Aquí le muestro algunos de los efectos en la salud que han sido relacionados con el consumo de soya:

Cáncer de mama Daño cerebral Anomalías infantiles
Trastornos de la tiroides Cálculos renales Deterioro del sistema inmunológico
Alergias a los alimentos potencialmente mortales Infertilidad Peligro durante el embarazo y lactancia

Además, uno de los peores problemas con la soya viene del hecho de que del 90 al 95 por ciento de los cultivos de soya en los Estados Unidos están genéticamente modificados (GM por sus siglas en inglés) y estos son utilizados para crear proteína de soya aislada. Como lo afirma el experto en GM Jeffrey Smith:

“…el único estudio publicado en alimentos GM para seres humanos que se haya realizado alguna vez comprobó que el gen que se inserta en la soya GM se traspasa al ADN de la bacteria intestinal y ahí sigue funcionando. Lo que significa que aunque pasen años desde la última vez que hayamos comido soya GM, podríamos seguir produciendo esta proteína potencialmente alérgica en nuestros intestinos.”

Si Come Soya, Asegúrese De Que Sea Fermentada

La afirmación acerca de que los productos de soya pueden ayudar a prevenir osteoporosis, disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares,  así como de demencia y protegerlo de ciertos tipos de cáncer en realidad es cierta, pero SÓLO si la soya es fermentada y orgánica (no GM).

¿Por qué?

Después de un largo proceso de fermentación, se reducen los niveles de fitato y “anti-nutrientes” en la soya y sus propiedades benéficas se vuelven disponibles para su sistema digestivo. Uno de los beneficios principales de la soya fermentada, en especial de la llamada natto, es que puede ser una gran fuente de vitamina K2. La vitamina K2 es esencial para prevenir osteoporosis, enfermedades cardiovasculares y enfermedades cerebrales, tales como la demencia y ayuda a protegerlo de varios tipos de cáncer como el de próstata, pulmón, hígado y leucemia.

Los productos de soya fermentados y orgánicos son los únicos que le recomiendo que consuma, que incluyen:

  • Tempeh: un pastel de soya fermentada con una textura firme y un sabor de nuez y hongos.
  • Miso: una pasta de soya fermentada con una textura mantecosa y salda (se utiliza en la sopa de miso).
  • Natto: soya fermentada con una textura pegajosa, se parece al sabor del queso.
  • Salsa de soya: que se hace tradicionalmente con soya fermentada, sal y enzimas, tenga  cuidado porque muchas de sus variedades que venden en el mercado actualmente, están hechas de forma artificial mediante un proceso químico.

Cómo Aliviar los Bochornos y Otros Síntomas de la Menopausia de Forma Natural

Primero que nada quiero recordarle que la menopausia no es una enfermedad, sino que es una etapa natural de la vida y no se necesita un “tratamiento”. Sin embargo, muchas mujeres experimentan una serie de síntomas molestos, incluyendo bochornos y cambios de humor, durante toda esta etapa, lo que probablemente está relacionado con la variación de los niveles hormonales que ocurre durante la menopausia. Muchas mujeres también experimentan pérdida de hueso a medida en que envejecen y muchas de las estrategias que discutí anteriormente ayudarán a abordar ambos problemas, niveles hormonales y la salud de sus huesos.

El tratamiento de los desequilibrios hormonales requiere de un método completo, los mejores métodos a menudo son de prevención e involucran alimentación, ejercicio y otras estrategias basadas en el estilo de vida.

Por ejemplo, el estrógeno y progesterona son necesarios en el ciclo femenino y su equilibrio es la clave de una salud óptima. Muchas mujeres tienen un desequilibrio de estas hormonas, independientemente de su edad. Algunos ejemplos de estrategias naturales y cambios en el estilo de vida para ayudar a equilibrar sus hormonas de forma natural son:

Nivelar sus niveles de estrés Comer alimentos saludables Ejercitarse regularmente
Evite la fructosa, los carbohidratos refinados y las grasas procesadas. Esto puede aumentar sus niveles de estrógeno de manera anormal, un doble de lo normal, que se mantiene la mayor parte de la vida adulta de los estadounidenses Consumir muchos fitoestrógenos (estrógenos vegetales) como el regaliz, la alfalfa y la soya fermentada antes de la menopausia también puede ayudar a moderar los niveles de estrógenos, así cuando llegue a la menopausia, la caída no será tan drástica. Optimizar sus niveles de vitamina D
Consumir grasas omega-3 de origen natural, como el aceite de krill El cohosh negro podría ayudar a regular la temperatura corporal y los bochornos. Royal Matcha parece ser una sorprendente solución adaptogénica a base de hierbas para la menopausia, que ha ayudado a muchas mujeres. Asegúrese de evitar las variedades de bajo costo, ya que no funcionan. En su lugar, asegúrese de conseguir la versión auténtica de Perú.

Estas estrategias de estilo de vida serán muy efectivas para aliviar los síntomas menopaúsicos en la mayoría de los casos, pero en caso de no ser así, las hormonas bio-idénticas podrían tener la capacidad de ayudar. La hormona bio-idéntica que se prescribe el 80 por ciento de las veces es el estriol. Es natural, no es un medicamento y lo puede conseguir en farmacias en donde le compongan su fórmula. También puede leer mi artículo acerca del uso de la progesterona natural.

El estriol ha sido utilizado de manera segura por décadas y creo que es particularmente útil cuando le han quitado los ovarios o ha tenido histerctomía. El Dr. Jonathan Wright, a quien he entrevistado muchas veces, es un pionero en las hormonas bio-idénticas y usted puede ver lo que él tiene que decir sobre su valor en este video. Si usted decide tomar hormonas bio-idénticas, asegúrese de hacerlo en combinación con las estrategias de estilo de vida que discutimos anteriormente y también vea a un profesional en la salud para que lo guíe.

Sin embargo, el mejor libro que he leído sobre la terapia hormonal y el cual le recomiendo ampliamente es “Stay Young and Sexy”, escrito por el Dr. Wright, que es el pionero en esta área.  El Dr. Wright es el médico que en realidad introdujo el tratamiento de hormonas bio-idénticas en los Estados Unidos y regularmente le enseña a otros médicos a utilizarlo.


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.