Ocultar

Para Lograr una Salud Optima, Coma del 50 al 70% de Este Alimento Frecuentemente "Condenado"

Publicado Por Dr. Mercola | 28 de Diciembre 2011

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Grasas Saludables
Historia en Breve:
  • El National Institute of Health (NIH por sus siglas en inglés) es la principal agencia del gobierno de Estados Unidos responsable de la investigación de salud y biomédica y se considera una de las instituciones más importantes del mundo que cuenta con expertos en la salud. Su misión es descubrir nuevos conocimientos que conduzcan a una mejor salud para todos
  • El NIH tuvo bastante información errónea en un boletín reciente. Mientras que acuerda que las personas necesitan un poco de grasa en su alimentación con el fin de mantenerse saludables, ellos incorrectamente condenan las grasas saturadas, mientras que promueven los aceites vegetales como el aceite de maíz y el aceite de canola, y los niveles recomendados del consumo de grasas son demasiado bajos para la mayoría de las personas que buscan una salud óptima
  • El NIH también incorrectamente manifiesta que la fuente de calorías no es tan importante como el número total de calorías, cuando en realidad es todo lo contrario. Las calorías de las grasas, proteínas, azúcar/fructosa y los granos no son intercambiables. Para poder restringir las calorías con la finalidad de mejorar su salud y normalizar su peso, usted tiene que restringir las calorías de los carbohidratos específicamente (azúcares y granos)
  • Al reducir los carbohidratos, es necesario aumentar las grasas saludables en su alimentación. Sustituir los carbohidratos con proteínas no es recomendable, ya que puede causar cambios adversos hormonales
  • Nuevas pruebas sugieren que la mayoría de las personas necesitan del 50 al 70 por ciento de su alimentación (calorías) en forma de grasas saludables, lo cual incluye carnes de ganado bovino criado orgánicamente y alimentado con pastura, aceite de coco, aceite de oliva y aceitunas, aguacate, frutos secos, yemas de huevos orgánicos y mantequilla hecha de leche de vacas alimentadas con pastura.

Por el Dr. Mercola

En su boletín de "Noticias sobre Salud", el Instituto Nacionales de Salud (NIH) dijo algo cierto – dijeron que se necesita una cierta cantidad de grasa en su alimentación para mantenerse saludable.

Reconocieron que las grasas ayudan a que el cuerpo absorba vitaminas, incluyendo las  vitaminas A, D y E.

También señalaron acertadamente que las grasas son especialmente importantes para los bebés y niños pequeños, ya que son necesarias para un apropiado crecimiento y desarrollo.

Pero cuando se trata de los tipos de grasa que usted debe comer,  todo está completamente erróneo.

Esto es particularmente sorprendente, ya que se considera una de las principales instituciones de salud en el mundo y su misión es descubrir nuevos conocimientos que conduzcan a una mejor salud para todos.

Pero omitieron gravemente la verdad sobre este tema.

Ellos una vez más condenaron las grasas saturadas, incluyendo las grasas saludables encontradas en el aceite de coco, difundiendo que las grasas conducirán a la enfermedad cardiovascular.

Mientras tanto, ellos promovieron el aceite de maíz y el aceite de canola como "saludables".

En cuanto a la cantidad de grasa que usted necesita, el NIH recomienda entre 20-35 por ciento en los adultos, y 25-35 por ciento de los niños entre las edades de cuatro a 18 años. Las directrices alimentarias del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos están cada vez mas fuera de sintonía, aconsejando a los personas consumir menos del 10 por ciento de calorías provenientes de grasas saturadas.

Así como yo y otros expertos en nutrición hemos advertido, la mayoría de la gente realmente necesita más de 50-70 por ciento de grasas saludables en su alimentación para una salud óptima. El NIH también sigue difundiendo información equivocada sobre las calorías, indicando incorrectamente que:

"... Cuando se trata de perder peso, la fuente de calorías... no es tan importante como el número de calorías que usted consume."

Como lo dije antes, esto está a 180 grados de la verdad...

La Verdad Sobre la Grasa Saturada

La idea de que las grasas saturadas son malas para su corazón se ha vuelto tan arraigada en la comunidad médica y de salud que es muy difícil de romper esa barrera de desinformación. El hecho del asunto es que la relación de las enfermedades del corazón causadas por las grasas saturadas era una hipótesis que no se mantuvo hasta el final de las pruebas...

Gary Taubes es un periodista científico de salud, y autor de varios libros, incluyendo: Good Calories, Bad Calories: Fats, Carbs, and the Controversial Science of Diet and Health, y Why We Get Fat: And What to Do About It.

Existen pruebas que demuestran la falacia de este dogma. Por ejemplo, un meta-análisis realizado en el 2010 y publicado en el American Journal of Clinical Nutrition revisó 21 estudios relacionados con el riesgo de enfermedades del corazón y derrames cerebrales con las grasas saturadas, concluyendo que:

"... No existe evidencia significativa para concluir que la grasa saturada alimentaria se asociara con un mayor riesgo de enfermedades del corazón CHD [enfermedad coronaria]  o [enfermedad cardiovascular o embolia ] CVD por sus siglas en ingles".

La evidencia emergente en realidad sugiere que su alimentación debe ser de al menos la mitad de grasa saludable y, posiblemente, hasta un 70 por ciento. Mi alimentación personal es de alrededor del 60-70 por ciento de grasa saludable, y tanto Paul Jaminet, PhD., autor de Perfect Health Diet, como el Dr. Ron Rosedale, MD, expertos  en el tratamiento para la diabetes mediante la alimentación, acuerdan que la alimentación ideal incluye entre el  50 al 70 por ciento de grasa.

Es importante entender que su cuerpo necesita grasas saturadas de origen animal y vegetal (como la carne, productos lácteos, ciertos aceites y plantas tropicales como el coco) para un funcionamiento óptimo. Por ejemplo, las grasas saturadas:

Proporcionan bloques de construcción para las membranas celulares, hormonas y sustancias similares a hormonas Actúan como portadores de importantes vitaminas solubles en grasa A, D, E y K Son necesarias para la conversión de caroteno a vitamina A, y para la absorción de minerales
Actúan como agentes antivirales (ácido caprílico) Ayudan a reducir los niveles de colesterol (ácidos palmítico y esteárico) Modulan la regulación genética y ayudan a prevenir el cáncer (ácido butírico)

Porqué una Alimentación Alta en Grasa es Más Saludable que una Alimentación Baja en Grasa

Además de estos beneficios, cuando su cuerpo quema carbohidratos no vegetales como granos y azúcares, suelen presentarse fuertes cambios hormonales adversos. Estos cambios perjudiciales no se producen al consumir verduras fibrosas o grasas saludables. Esto probablemente explica la enorme cantidad de evidencia científica que muestra que las dietas restringidas de calorías prolongan la longevidad.

Es muy probable que no sea una cuestión de calorías por sí solas, sino más bien está relacionado con el tipo de calorías restringido-específicamente de calorías de azúcares y granos. Como se dijo anteriormente, el National Institutes of Health hace una afirmación que es diametralmente opuesta a la verdad cuando dicen que el origen de las calorías no es tan importante como el número total de calorías consumidas. Por el contrario, la fuente de  calorías que usted come tiene un impacto mucho mayor sobre el peso y la salud que la cifra global.

Según el Dr. Robert Lustig, la fructosa, en particular, es "isocalórica pero no isometabolica." Esto significa que usted puede ingerir la misma cantidad de calorías de fructosa o glucosa,  fructosa y proteína, o fructosa y grasa, pero el efecto metabólico será totalmente diferente a pesar de la cantidad similar de calorías.

En el mismo sentido, Weight Watcher, finalmente se dio cuenta que esto es verdad y altero su famoso sistema de conteo de calorías para darle más peso al valor nutricional de alimentos en lugar de solo contar las calorías. Es muy importante entender que no todas las calorías pueden ser tratadas de la misma manera, especialmente si usted está luchando con exceso de peso y/o problemas de salud. Así que por favor, comprenda que es mucho más importante tener en cuenta el origen de las calorías que el mismo conteo.

Y las grasas saturadas, aunque suministran más calorías, NO lo harán engordar, ni promoverán  la enfermedad cardíaca.

En 2004, un reporte por parte de Centers for Disease Control and Prevention (CDC por sus siglas en inglés) concluyó con exactitud que los carbohidratos (azúcares /fructosa y granos) son la razón por la que los estadounidenses han estado consumiendo cada vez más calorías durante los últimos 30 años.

Como he mencionado antes, la principal fuente de calorías en la alimentación estadounidense se presenta en forma de jarabe de maíz de alta fructosa, principalmente en forma de pan y sodas. La mitad de la población de los Estados Unidos mayores de 2 años de edad consume diariamente bebidas azucaradas, y esto es un factor principal que conduce a la obesidad y epidemias relacionadas con la diabetes y enfermedades del corazón.

Las tasas de obesidad aumentaron del 14.5 por ciento en los adultos estadounidenses en 1971, a casi el 28 por ciento en el 2010. Investigaciones previas vincularon este aumento a un mayor consumo  de bocadillos salados, pizzas y otras comidas rápidas - en otras palabras, un mayor consumo de carbohidratos y grasas no saludables.

La Mayoría de las Personas Necesitan Menos Carbohidratos, Más Grasa

Hoy en día, creo que es seguro decir que la mayoría de la gente come demasiados carbohidratos y no come demasiadas grasas saturadas saludables, causando como consecuencia problemas de salud. La limitación severa de carbohidratos de granos y azúcares-- mientras que al mismo tiempo aumenta su consumo de grasas--puede ser el cambio primordial si usted ha estado buscando, si tiene problemas de sobre peso y/o si su salud está dañada.

Como regla general, cuando usted reduce los carbohidratos, es necesario aumentar el consumo de grasas. Ambas son fuentes de energía muy necesarias, pero las grasas son una fuente de energía que es mucho más perfecta que los carbohidratos. Reemplazar los carbohidratos con más proteína no es una elección inteligente, ya que esto puede producir adversos cambios hormonales, similares a los que produce la quema de carbohidratos no vegetales.

Utilice el Hambre como una Guía para Determinar la Cantidad de Grasa que Usted Necesita

Muchos no se dan cuenta de esto, pero el hambre frecuente puede ser una pista importante de que usted no está comiendo correctamente. No sólo es una indicación de que está consumiendo los tipos de alimentos incorrectos, sino también es una señal de que probablemente está comiendo en raciones desiguales de acuerdo con su bioquímica individual.

La grasa es mucho más sabrosa que los carbohidratos, así que si disminuyó los carbohidratos, se siente hambriento y piensa que no lo puede lograr sin el consumo de carbohidratos, recuerde que esto es una señal de que usted no los ha reemplazado con una cantidad suficiente de grasa. Así que, proceda y añada un poco más. Sin embargo, asegúrese de agregar los tipos correctos de grasa. Y los aceites vegetales como el aceite de canola y de maíz, los recomendados por National Institue of Health, no se encuentran en la lista de alimentos saludables...

Lineamientos de Grasas Saludable

Las fuentes de grasas saludables incluyen:

Aceitunas y aceite de oliva Cocos y aceite de coco Mantequilla hecha de leche de vacas alimentadas con pasto orgánico
Frutos secos sin procesar, tales como almendras o nueces Yemas de huevo de gallinas alimentadas orgánicamente Aguacates
Carnes de res alimentadas con pastura Aceite de palma Aceite de frutos secos orgánicos sin proceso de calentamiento

 

Otras grasas saludables que debería considerar son las grasas de omega-3 de fuentes animales. La deficientica de estas grasas esenciales, puede causar o contribuir varios problemas serios de salud tanto físicos como mentales y podrían ser un factor principal subyacente de hasta 96,000 muertes prematuras cada año. Para obtener más información acerca de las grasas de omega-3 y la mejor fuente de esta grasa, por favor lea este artículo anterior.

 

Fuentes y Referencias



* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.