Ocultar

Los 10 Principales Alimentos Envasados que No Debería Comprar

Publicado Por Dr. Mercola | 10 de Diciembre 2012

Seleccionar Idioma:

 

Historia en Breve:
  • Los alimentos procesados pre envasados típicamente contienen sal procesada, aditivos, colorantes, MSG e ingredientes transgénicos o genéticamente modificados. Muchas compañías hoy en día aún siguen usando latas con Bisfenol-A (BPA por sus siglas en ingles) en el recubrimiento de la lata y envasados antiadherentes. Este químico plástico ha sido identificado como un potente disruptor endocrino, que imita o interfiere con sus hormonas y daña su sistema endocrino.
  • Diez alimentos que podría fácilmente reemplazar con alimentos enteros, son revisados, los cuales incluyen: sopa, caldo de pollo en cubos, frijoles enlatados, hummus, cereal, palomitas de microondas, agua embotellada, jugo de frutas y vegetales, yogurt y vegetales fermentados.

 

Por el Dr. Mercola

Grist Magazine me inspiró a crear esta lista, proporcionándome los primeros cinco alimentos envasados ​​que son completamente innecesarios, ya que el hacerlos en casa no es sólo simple, sino mucho más saludable y barato. He agregado cinco más a la lista de Jane Mountain, para hacer un total de 10.

    1. Sopas enlatadas: Este alimento típicamente contiene grandes cantidades de sal procesada, aditivos, MSG, e ingredientes transgénicos o genéticamente modificados. Muchas compañías hoy en día aún siguen usando latas con Bisfenol-A (BPA por sus siglas en ingles) en el recubrimiento de la lata y envasados antiadherentes. Este plástico químico ha sido identificado como un potente disruptor endocrino, que imita o interfiere con sus hormonas y daña su sistema endocrino.

      Afortunadamente, hacer una sopa en casa es fácil de aprender y le garantiza saber los ingredientes que exactamente contiene. Jane ofrece tres recetas de sopa en su artículo Grist1 . El Internet ofrece muchos más. Ella también ofrece los siguientes tres consejos:
      1. "Regístrese en CSA [Comunidad Local de Apoyo a la Agricultura] para obtener una caja y usted obtendrá bastantes frutas y vegetales disponibles para hacer sopa.
      2. Invierta en una batidora de mano... nosotros usamos la nuestra todos los días y es mucho más fácil de mezclar la sopa justo en la olla.
      3. Haga su propio caldo.
    1. Caldo de pollo en polvo: Hacer caldo de pollo en casa es incluso más fácil que hacer sopa. En lugar de desechar la cascara de la papa, cascara de cebollas, tallos de berenjena y poro, congélelos y póngalos a hervir cuando tengo muchos.

      Jane los enlaza a una página con instrucciones para la realización de "un caldo con sobrantes de vegetales" en PoorGirlEatsWell.com 2 que parece ser bastante fácil, incluso para los principiantes atemorizados. También me gusta la sugerencia de Jane de: "coloque el caldo en bandejas flexibles de cubitos de hielo y congélelo. Quedaran listos para ser utilizados en pequeñas porciones…". Excelentes consejos.
    2. Frijoles Enlatados: Aligual que la sopa, los frijoles saben mejor y más frescos, y son mejores para usted, si los compra secos y los prepara en casa, nuevamente, de esta manera se asegurará de que sus granos no tengan trazos de BPA. CookingManager.com ofrece todo tipo de consejos de cocina, incluyendo cómo preparar frijoles secos en casa.3 Los frijoles comercialmente preparados para la comercialización son también cocidos a temperaturas típicamente muy elevadas por un periodo corto de tiempo, esto no es lo mismo que si los cocinara por largo tiempo a bajas temperaturas.

      Cuando los alimentos se cocinan a altas temperaturas, se produce la glicación avanzada en los productos terminados (AGEs por sus siglas en ingles). Estos compuestos, que estimulan a las células para producir proteínas que causan inflamación, pueden ser tóxicos para el cuerpo. Los AGEs se producen normalmente a una velocidad lenta, pero la tasa se incrementa cuando el alimento se calienta a una temperatura elevada. También existe un importante cuerpo de evidencia que apoya la idea de que el tratamiento térmico de los alimentos altera, daña o destruye muchos nutrientes en el alimento.

      ¿Piensa que cocinar frijoles es un tiempo perdido? Considere el comentario de Jane:
    3. "En realidad, toma alrededor de tres minutos para poner los frijoles en un poco de agua, un minuto más para cambiar el agua durante el remojo, y luego unos cinco minutos más para ponerlos en la estufa. Con esto usted comerá frijoles toda la semana en menos de 10 minutos. "

    4. Hummus: Hacer su propio hummus con garbanzos frescos tarda sólo unos minutos una vez que lo domine, y le da libertad de sazonarlo al gusto.
    5. Cereal: La mayoría de los cereales son una combinación de jarabe de maíz de alta fructosa y de maíz transgénico, y los cereales promocionados para niños son los peores. De acuerdo con un estudio realizado en el 2008, una porción de cereal equivale a 11 por ciento del límite diario de azúcar en los niños activos de 14 a 18 años de edad, y un sorprendente 92 por ciento del consumo diario de azúcar en las niñas sedentarias de 9 a 13.4

      Reducir el consumo de azúcar debe estar en la parte superior de la lista, sin importar si usted o su hijo tienen problemas con sobrepeso, ya que se ha demostrado una y otra vez que el azúcar aumenta los niveles de insulina, lo que puede conducir a presión arterial alta, colesterol alto, enfermedad cardíaca, diabetes, aumento de peso, envejecimiento prematuro, y más.

      Si bien el artículo presentado menciona que usted puede hacer Muesli en cuestión de minutos, sin azúcares agregados, no recomiendo comer carbohidratos de granos en el desayuno, aunque no contiene azúcares añadidos. En su lugar, le recomiendo que se enfoque en comer proteína en el desayuno, tal como la proteína de suero que es fácil de digerir.

      Busque proteína de lacto suero de alta calidad derivada de vacas alimentados con pasto, que no hayan sido tratadas con hormonas y que haya sido mínimamente procesada. Esto asegura que aún contienen benéficos componentes inmunológicos, incluyendo inmunoglobulinas, albúmina sérica bovina, y lactoferinas, además de todos los aminoácidos esenciales y otros nutrientes benéficos que típicamente se obtienen de la proteína de lacto suero de alta calidad.

      Los huevos orgánicos de pastoreo son otro alimento excelente en el desayuno, siempre y cuando se consumen crudos. Evite los huevos revueltos, ya que la cocción destruye muchos de los nutrientes benéficos.
    6. Palomitas de maíz de microondas: Los perfluoroalquilos -  los productos químicos que  impiden que la grasa se ​​filtre a través de las envolturas de los alimentos - están siendo ingeridos por personas a través de sus alimentos y se presentan en la sangre como contaminantes. Una fuente común de estas sustancias químicas peligrosas son las bolsas de palomitas de maíz de microondas...

      El ácido perfluorooctanoico (PFOA) se ha relacionado con infertilidad y una serie de otros problemas de salud. Por ejemplo, estos productos químicos que confunden el género de las personas, pueden alterar el sistema endocrino y afectar sus hormonas sexuales, también han sido vinculados con enfermedad de la tiroides, cáncer, problemas del sistema inmune, y aumento de los niveles de colesterol LDL.

      Hacer palomitas de maíz "en casa" es simple, y le permite poner la cantidad de sal y sazón deseado. Le recomiendo el uso de la nutritiva y deliciosa sal Rosa del Himalaya en lugar de sal de mesa procesada. Las palomitas de maíz de microondas típicamente contienen nocivas grasas trans (aunque algunas marcas utilizan el saludable aceite de palma en lugar de aceite de canola o soya).

      Si opta por consumir palomitas de maíz (recuerde que no es el alimento más saludable) por  lo menos use maíz orgánico y un aceite mucho más saludable como el aceite virgen de coco orgánico y combínelo con mantequilla orgánica de leche de vacas alimentadas con pastura.
    7. El agua embotellada y "funcionales": el agua normal, pura, es la mejor bebida saludable que pueda consumir, y el agua es necesaria para sobrevivir. Sin embargo, las campañas de marketing engañosas han logrado convertir una parte esencial de su alimentación en un desastre puro... Ahora cada vez vemos más marcas de agua con sabor, agua "cero calorías"  y las tan llamadas "mejoradas" o "funcionales" en el mercado.

      Evite todos esos productos.

      Típicamente, a esas aguas se les agrega endulzantes y colorantes artificiales, mencionados con letras microscópicas a un costado del envase. Estos productos de agua “mejorada”  también pueden contener grandes cantidades de azúcar y fructosa, añadiendo a los numerosos problemas de salud causados ​​por el consumo excesivo de fructosa e  ingredientes transgénicos (ya que una cantidad desconocida de jarabe de maíz de alta fructosa está hecho de maíz transgénicos). Es evidente que cualquier tipo de agua que no sea agua purificada NO mejorara su salud, y debe evitarse por completo.

      Adicionalmente, los productos químicos de plástico pueden filtrarse a las botellas y contaminar el agua, así como los ftalatos y el bisfenol-A (BPA). Además de todo el problemas de basura generado por el plástico, que está causando estragos en el medio ambiente. Su mejor opción es el agua limpia y pura, simplemente instalar un filtro de agua de alta calidad en su grifo, o toda la casa.
    8. Jugos de frutas y verduras: Los jugos de frutas son mucho peor que los jugos vegetales y deben ser evitados, ya que es mucho mejor comer la fruta entera sin procesar. A pesar de que las etiquetas dicen que su contenido es " 100 por ciento jugo ", eso es casi imposible con los jugos comerciales. Su  sabor no solo es cortesía de saborizantes artificiales y  fragancias químicas, el jugo de frutas también es notoriamente alto en fructosa, ya sea  jarabe de maíz de alta fructosa o fructosa natural en la fruta.

      Lo mejor sería consumir jugos vegetales hechos en casa para aumentar la nutrición de su alimentación general. El jugo de vegetales crudos está repleto de micronutrientes valiosos y sensibles que se dañan o destruyen cuando el jugo es pasteurizado, por lo tanto, evite las versiones de la tienda y haga su propio  jugo en casa.

      El jugo de vegetales crudos puede ser comparado con un "caldo". Es lo que conocemos como lo más cercano de la energía solar (biofotones ) que se transfiere directamente a usted. Además, las vitaminas, los minerales, y enzimas pueden ser rápidamente absorbidos. Los beneficios del jugo de vegetales orgánicos son numerosos. Por ejemplo, puede ayudar a:

      • Promover la pérdida de peso.
      • Reforzar su sistema inmunológico mediante la sobrealimentación con concentrados fitoquímicos.
      • Aumenta la energía. Cuando su cuerpo tiene una gran cantidad de nutrientes necesarios, y su pH se equilibra de manera óptima, se sentirá energizado. Dado que puede ser utilizado por el cuerpo de inmediato, las personas que toman jugos se sienten el aumento de energía casi instantáneamente.
      • Ayuda a la salud cerebral. Las personas que tomaron jugos (frutas y verduras) más de tres veces por semana, en comparación con menos de una vez a la semana, fueron 76 por ciento menos propensos a desarrollar la enfermedad de Alzheimer, de acuerdo con el Proyecto Kame.5

      Ya he escrito una guía extensa para hacer jugo, la cual le recomiendo encarecidamente leer  para ayudarle a empezar. Un factor importante a tener en cuenta es que, debido a que el  jugo de vegetales es muy perecedero, lo mejor es tomar todo el jugo inmediatamente después de hacerlo. Sin embargo, si usted tiene cuidado, puede almacenarlo hasta 24 horas con un mínimo deterioro de su estado nutricional. 

      Además, existe la preocupación de que se genere el metanol libre, una vez que procesa el jugo y guárdelo en un recipiente. El metanol (alcohol de madera) se ha asociado con enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple.

      Las frutas frescas y los vegetales contienen pequeñas cantidades de metanol de origen natural. Normalmente esto no es un problema ya que el metanol está vinculado con la pectina, y puesto que su cuerpo no tiene ninguna enzima para metabolizar ese vínculo, simplemente se excreta en las heces y ninguna parte del metanol se absorbe en su cuerpo. Sin embargo, el problema se produce cuando envasa o embotella el jugo de fruta o verdura, ya que posteriormente el metanol tiende a disociarse de la pectina en el metanol libre, lo que lo produce su absorción.

      El metanol absorbido atraviesa fácilmente la barrera hematoencefálica donde puede convertirse para formar formaldehído, que es una toxina potente que realmente causa la mayoría del daño. Un documento interesante del científico en alimentos Woody Monte que habla sobre este tema alimenticio, es el "Metanol: Un Caballo de Troya Químico" siendo la raíz de la inescrutable U6, publicada en marzo del 2010 en Medical Hypothesis.7
    9. Yogur: El kéfir o yogur fermentado tradicionalmente está lleno de bacterias saludables (probióticos). En la antigüedad, la conservación de alimentos se llevaba a cabo a través de la  lacto-fermentación, un proceso que añade una serie de microorganismos benéficos a la alimentación. Esto hace que sean más fáciles de digerir, y aumenta la flora saludable en su tracto intestinal.

      Pero no espere obtener todos estos beneficios pro el yogur de hoy en día. Los productos pasteurizados no le proporcionarán estos beneficios a su salud, ya que el proceso de pasteurización destruye la mayor parte de las enzimas valiosas y otros nutrientes. Además de los probióticos beneficiosos, el kéfir fermentado también contiene:

      Levadura benéfica Minerales, tales como magnesio Aminoácidos esenciales (tales como triptófano, que es bien conocido por su efecto relajante sobre el sistema nervioso) Proteínas completas
      Calcio Vitaminas B1, B2, y biotina (B7) La vitamina K Fósforo


      Afortunadamente, el kéfir o yogur fermentado es a la vez fácil y barato de hacer en casa con un cultivo iniciador y leche cruda de vacas alimentadas con pastura. Mientras que el yogurt orgánico de leche cruda de vacas alimentadas con pastura tiene muchos beneficios similares que mejoran el sistema inmunológico, el kéfir contiene varias cepas de bacterias que normalmente no se encuentra en el yogur, incluyendo Lactobacillus Cáucaso, Leuconostoc, especies Acetobacter y especies de Streptococcus.
    10. Vegetales fermentados: Los alimentos cultivados o fermentados tienen una historia muy larga en casi todas las alimentaciones nativas, y siempre han sido muy apreciados por sus beneficios para la salud. El proceso de cultivo produce microbios benéficos  que son muy importantes para la salud humana ya que ayudan a equilibrar la flora intestinal, lo que aumenta la inmunidad general.

      Por otra parte, el intestino literalmente sirve como su segundo cerebro, e incluso produce más serotonina neurotransmisora- conocido por tener una influencia benéfica sobre su estado de ánimo - que su cerebro, por lo que mantener un intestino sano beneficiará a su mente y su cuerpo. Los alimentos fermentados son también algunos de los mejores quelantes y agentes de desintoxicación disponibles, lo que significa que pueden ayudar  a que su cuerpo elimine una gran variedad de toxinas, incluyendo metales pesados.

      Al igual que con kéfir, seria idóneo que evite cualquier producto que haya sido pasteurizado o que contenga conservadores u otros aditivos. Afortunadamente, fermentar sus propios vegetales es mucho más fácil de lo que usted piensa, y más económico que comprarlos en el supermercado.

 

Fuentes y Referencias


Vea Todas las Referencias


Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, a menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado. Si está embarazada, amamantando, tomando medicamentos, o tiene una condición médica, consulte a su médico antes de usar productos a basados en este contenido.