Ocultar

Por Qué El Estrés Hace Más Difícil Combatir Un Resfriado Común

Publicado Por Dr. Mercola | 25 de Abril 2012

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Historia en Breve:
  • La hormona del estrés cortisol podría desempeñar un papel complejo en por qué los altos niveles de estrés tienen un impacto tan perjudicial sobre su sistema inmunológico.
  • Cuando el estrés se vuelve crónico su sistema inmunológico se vuelve menos sensible al cortisol, que en realidad aumenta la respuesta inflamatoria. Esto es lo que en realidad provoca tos, estornudos y otros síntomas del resfriado, también lo hace más vulnerable a enfermarse.
  • El estrés crónico también ejerce una poderosa influencia negativa en su salud epigénetica, activando y desactivando genes que influyen en la probabilidad de enfermarse.
  • Hacerle frente a los estresores emocionales, así como llevar un estilo de vida saludable que incluya la optimización de los niveles de vitamina D, lo ayudará a evitar los resfriados y a mantenerse sano.

Por el Dr. Mercola

El estrés tiene una gran influencia sobre el funcionamiento de su sistema inmunológico, razón por la que probablemente usted no se ha dado cuenta de que es más probable resfriarse cuando se encuentra bajo mucho estrés.

Esto es cierto tanto para los episodios de estrés agudo, como para cuando se está preparando un gran proyecto para el trabajo o bien bajo estrés crónico, como en las relaciones problemáticas o dolorosas. Todos deteriorarán su sistema inmunológico y lo dejaran menos capaz de combatir una infección.

En la actualidad, los investigadores han revelado que la hormona del estrés cortisol podría desempeñar un papel complejo en por qué los niveles altos de estrés tienen un impacto tan perjudicial sobre su sistema inmunológico.

Por Qué Mucho Estrés lo Hace Más Vulnerable a Enfermedades

Cuando los investigadores de la Universidad Carnegie Mellon infectaron a los participantes de su estudio con el virus del resfriado común, aquellos que reportaron estar bajo estrés tuvieron el doble de probabilidad de enfermarse.i  Cuando usted está estresado, su cuerpo libera hormonas del estrés como el cortisol, que prepara a su cuerpo para combatir o huir del evento estresante.

El ritmo de su corazón aumenta, sus pulmones toman más oxigeno, su flujo sanguíneo aumenta y muchas partes de su sistema inmunológico quedan temporalmente suprimidas, lo que reduce la respuesta inflamatoria a patógenos. Sin embargo, cuando el estrés se vuelve crónico, su sistema inmunológico se vuelve menos sensible al cortisol, lo cual en realidad aumenta su respuesta inflamatoria.

Esto es lo que realmente produce la tos, estornudos y otros síntomas del resfriado, también lo hace más vulnerable a enfermarse, en primer lugar. Y, en caso de enfermarse, los estresores emocionales podían hacer que los síntomas de la gripe o el resfriado empeoren. Como señaló el autor principal, el Dr. Sheldon Cohen, profesor de psicología de la Universidad de Carnegie Mellon:ii

“La inflamación es en parte regulada por la hormona cortisol y cuando al cortisol no se le permite hacer lo que tiene que hacer, la inflamación puede salirse de control…La capacidad del sistema inmunológico para regular la inflamación predice quien desarrollará un resfriado, pero aún más importante, es lo que explica cómo el estrés puede promover una enfermedad.

Cuando se está bajo estrés, las células del sistema inmunológico son incapaces de responder al control hormonal y por consecuencia, produce niveles de inflamación que promueven la enfermedad. Debido a que la inflamación desempeña un papel muy importante en muchas enfermedades como la cardiovascular, el asma y trastornos autoinmunes, este modelo sugiere por qué el estrés también tiene un impacto sobre ellas.”

El Estrés También Tiene un Impacto Sobre su Expresión Genética

De hecho, usted es una extensión de su entorno, lo que incluye todo, desde sus pensamientos hasta sus sistemas de creencia, de exposiciones tóxicas y exposición a la luz solar, ejercicio y, por su puesto, todo lo que decida poner sobre y dentro de su cuerpo.

En lugar de ser controlado por su composición genética hereditaria, la activación y desactivación de sus genes puede ser influenciada de gran manera por sus pensamientos, actitudes y percepciones. Este es un campo que está creciendo rápidamente y es conocido como epigenética y el estrés ejerce una poderosa influencia negativa sobre su salud epigenética.

Muchos, si no es que la mayoría de las personas tiene cicatrices emocionales- traumas que pueden dañar su salud. El estrés crónico es muy parecido a las cicatrices emocionales y provoca un daño permanente en las células. De acuerdo con el biólogo celular, el Dr. Bruce Lipton, el verdadero secreto de la vida no está en su ADN, sino más bien dentro de los mecanismos de su membrana celular.

Cada membrana celular tiene receptores que reciben señales de su entorno y este mecanismo controla la “lectura” de los genes dentro de sus células. Sus células pueden elegir leer o no leer el mapa genético dependiendo de las señales que reciban del entorno.

Por medio del uso de técnicas como la psicología de la energía, usted puede corregir el corto circuito emocional que contribuye con el estrés crónico, lo cual puede ayudarlo a optimizar su expresión genética. Mi técnica favorita para esto es la Técnica de Liberación Emocional (EFT), pero existen muchas otras, como el yoga, escribir un diario o rezar. Elija cualquiera (o una combinación de varias) que le llame la atención y si no percibe ningún beneficio, pruebe otra, hasta que encuentre la que mejor funciona para usted.

Conexión con la Vitamina D

Al igual que el estrés, la vitamina D también trabaja a un nivel epigenético que influye en la susceptibilidad a enfermedades como resfriados, así como enfermedades crónicas. La vitamina D tiene influencia sobre casi 3,000 a 25,000 genes y desempeña un pape critico en su respuesta inmunológica. La vitamina D  bien podría ser descrita como un “nutriente milagroso” para su sistema inmunológico, ya que le permite a su cuerpo producir más de 200 péptidos antimicrobianos, que es indispensable para combatir una amplia variedad de infecciones.

Las investigaciones han confirmado que “contraer” un resfriado (y gripe) en realidad podría ser un síntoma de una deficiencia de vitamina D. Los niveles poco óptimos de vitamina D perjudicarán significativamente su respuesta inmunológica y lo harán más susceptibles a los refriados, influenza y otras infecciones respiratorias.

En el estudio más largo y nacionalmente representativo de su tipo hasta la fecha, que involucro a cerca de 19,000 estadounidenses, las personas con los niveles más bajos de vitamina D reportaron tener resfriados más recientes o casos de gripe- y el riesgo fue mucho mayor para todas aquellas personas con enfermedades respiratorias crónicas como el asma. iii

Al menos cinco estudios adicionales también mostraron una relación inversa entre las infecciones de las vías respiratorias y los niveles de vitamina D. Pero las investigaciones son muy claras, mientras más altos sean sus niveles de vitamina D, menor será su riesgo de contraer resfriados, gripe y otras enfermedades respiratorias.

Entonces no es de sorprender que el estadounidense promedio contraiga tantos resfriados al año, ya que la guía actual para el consumo óptimo y los niveles normales de vitamina D son muy bajos- y debido a que la mayoría de las personas no obtienen la exposición al sol adecuada de manera regular (lo que produce la vitamina D en su piel) muchos son deficientes. Creo firmemente que usted podría evitar la gran mayoría de los resfriados e influenza con el simple hecho de mantener sus niveles de vitamina D dentro del rango óptimo.

La “Receta” Perfecta para Evitar los Resfriados

El estrés crónico y la deficiencia de vitamina D podrían ser descritos como la “tormenta” perfecta para desarrollar resfriados, así que si usted se encuentra en alguno de estos dos escenarios y está expuesto al virus del resfriado, tiene una gran probabilidad de enfermarse.

Los virus del resfriado pueden vivir en plumas, teclados de computadora, tazas de café y otros objetos durante horas, por lo que es fácil entrar en contacto con estos virus durante su vida cotidiana. Sin embargo, la clave es recordar que el simple hecho de estar expuesto al virus del resfriado no quiere decir que usted se enfermará. Si su sistema inmunológico se encuentra operando a su máximo nivel, en realidad debería ser muy fácil para usted estar en contacto con el virus y no enfermarse.

Si usted quiere formar parte de “esas personas” que rara vez se enferman, comience a seguir las estrategias enlistadas en la parte de abajo. Esta no es una lista completa, pero le dará una idea general de cómo vivir sanamente y evitar contraer resfriados y otras infecciones con frecuencia. Otros factores como el sueño de alta calidad y evitar la exposición a las toxinas ambientales, también son importantes, pero si usted está buscando algunos “secretos” simples para empezar hoy mismo…entonces, comience con estos…

  • Reduzca y Elimine el Estrés de su Vida, en especial el estrés crónico, como se discutió en la parte de arriba
  • Optimice sus Niveles de Vitamina D, como ya se discutió
  • Optimice sus Niveles de Insulina y Leptina Evitando el Azúcar, Fructosa

    Comer azúcar, fructosa y granos aumentará sus niveles de insulina, que es una de las maneras más rápidas de enfermarse y experimentar envejecimiento prematuro. La leptina es otra hormona clave relacionada con las enfermedades y el proceso de envejecimiento.

    Al igual que sus niveles de insulina, si sus niveles de leptina están elevados constantemente, su cuerpo desarrollará resistencia a esta hormona, lo cual podría causar estragos en su cuerpo. Mi plan nutricional, basado en alimentos enteros, es el primer paso hacia la optimización de los niveles de insulina y leptina y también aumenta sus probabilidades de llevar una vida saludable durante más tiempo. La base de mi programa es la eliminación o al menos, la reducción drástica de fructosa, granos y azúcar de su alimentación- una probabilidad que puede mejorar dramáticamente su función inmunológica.
  • Ejercicio

    Si usted hace ejercicio regularmente, la probabilidad de contraer un resfriado o cualquier otra enfermedad viral se reduce significativamente y los estudios han demostrado esto claramente. Uno de esos estudios demostró que mantenerse activo reduce el riesgo de contraer un resfriado en un 50 por cientoiv  y reduce la severidad de los síntomas en un 31 por ciento en todas aquellas personas que si contrajeron el resfriado. Los investigadores señalaron que cada ronda de ejercicio podría producir un aumento en la circulación de las células del sistema inmunológico que podría ayudar a combatir los virus.

    El hecho de que el ejercicio mejora la circulación de las células inmunológicas es bien conocido. El trabajo de estas células es neutralizar los patógenos que hay en su cuerpo. Mientras mejor circulen las células, su sistema inmunológico localizará y defenderá su cuerpo contra los virus y otros patógenos que podrían andar dentro de él.

    Debido al papel tan importante que desempeña el ejercicio reforzando su sistema inmunológico, es crucial tratar al ejercicio como una medicina que debe ser recetada, monitoreada y mantenida correctamente para que usted pueda disfrutar de todos sus beneficios. En esencia, usted necesita tener una rutina variada que incluya ejercicios de alta intensidad con intervalos como el Peak Fitness.
  • Comer Alimentos Crudos y Enteros

    Uno de los aspectos más importantes de una alimentación saludable que a menudo se pasa por alto es el hecho de comer alimentos sin cocinar, en su forma cruda.

    Desafortunadamente, como ya sabe, más del 90 por ciento de los alimentos que compran muchas personas son procesados. Y cuando usted consume este tipo de alimentos desnaturalizados y alterados químicamente, no es de sorprender que exista una epidemia de enfermedades crónicas y degenerativas, sin mencionar los muchos otros casos de resfriados y gripes.

    Idealmente, usted debe comer la mayoría de sus alimentos en su estado no procesado, también debe comer alimentos orgánicos y biodinámicos que hayan sido cultivados localmente y por lo tanto se encuentren frescos. Pero incluso cuando elige los mejores alimentos disponibles usted puede destruir muchos de sus nutrientes si los cocina.

    Creo que es muy conveniente tratar de obtener tantos alimentos crudos como le sea posible. Personalmente, yo trato de comer la mayoría de mis alimentos en su estado crudo, incluyendo huevos crudos y orgánicos, así como carnes provenientes de animales alimentados con pastura.

References:

i Proceedings of National Academy of Sciences April 2, 2012

ii Science Daily April 2, 2012

iii Arch Intern Med. 2009;169(4):384-390.

iv Upper Respiratory Tract Infection Is Reduced in Physically Fit and Active Adults, British Journal of Sports Medicine, September 2011: 45(12); 987-92, D. C. Neiman, et al.


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.