Ocultar

Coca-Cola Lanza Nueva Campaña de Desinformación para "Combatir la Obesidad"

Publicado Por Dr. Mercola | 30 de Enero 2013

Seleccionar Idioma:

Campaña de Coca Cola
Historia en Breve:
  • Una nueva campaña publicitaria de Coca-Cola se centra en la creencia errónea de que combatir la obesidad es cuestión de contar las calorías. Se ha encontrado que esta teoría es completamente falsa. NO todas las calorías son iguales y la obesidad es el resultado de consumir muchas calorías del tipo incorrecto
  • Los carbohidratos (fructosa y granos) afectan la hormona de la insulina y la leptina, que son reguladores de grasa muy importantes. Las grasas y las proteínas afectan la insulina en un grado mucho menor
  • Aunque el consumo de soda en los Estados Unidos ha disminuido en un 40 por ciento en los últimos 10 años, el consumo de las bebidas de "dieta o light" endulzadas artificialmente ha aumentado en ese mismo tiempo
  • Una investigación publicada en el 2011 encontró que las personas que tomaban dos o más sodas de dieta o light al día experimentaron un aumento en el tamaño de la cintura que fue seis veces mayor en comparación con las personas que no tomaron soda de dieta o light
  • Una investigación realizada en el 2005 encontró que tomar más de dos latas de soda al día aumenta el riesgo de obesidad en más de un 57 por ciento. Tomar más de dos latas de soda regular al día aumenta el riesgo de obesidad poco más de un 47 por ciento

Por el Dr. Mercola

Una nueva campaña publicitaria de Coca-Cola que anima a las personas a unirse a ellos en la lucha contra la obesidad está recibiendo fuertes ataques por parte de los representantes de los consumidores y los expertos en obesidad.1,2

Coca-Cola dice que está tratando de crear consciencia en los consumidores al momento de elegir bebidas saludables de entre las que fabrican, las críticas dicen que Coca-Cola simplemente está intentando hacer un control de los daños.

No cabe la menor duda de que la soda es una de las principales bebidas responsables por el aumento en las tasas de obesidad.  Come le dijo el Dr. Sanjay Gupta a la CNN:3

“…la comunidad científica ha…llegado a un consenso acerca de que las sodas son uno de los alimentos o bebidas que se ha demostrado causan aumento de peso y obesidad. Y si vamos a lidiar con esta epidemia de obesidad, entonces por allí debemos comenzar.”

Por supuesto que nadie está obligando a nadie a tomarlas, pero simplemente no ha habido la suficiente educación pública sobre los peligros del consumo excesivo de fructosa. De hecho, la industria ha luchado con uñas y dientes para minimizar o negar estos peligros a la salud, algo muy similar a la industria del tabaco cuando negando el riesgo de cáncer de pulmón…

Un ejemplo perfecto de esta negación es la respuesta de Coca-Cola en el video de la parte de abajo llamado The Real Bears, producido por CSPI. La compañía llamó al video “irresponsable” y “fanfarrón” que no ayudará a nadie a “entender el balance de energía.”

No puedo pensar en ningún caso en el que se necesite tomar soda con el fin de mantener un correcto “balance de energía”. Usted puede lograr tener una salud óptima sin ningún tipo de azúcar o endulzante artificial. De hecho, si quiere entender el balance de energía, lea sobre cómo adaptarse a la grasa en lugar cómo quemar el azúcar. Para esto es necesario eliminar prácticamente todos los azúcares.

Sin embargo, su rechazo para aceptar la responsabilidad de llevarlo por un mal camino no me sorprende. Basta con echar un vistazo a la historia de la publicidad de Coca-Cola y pronto se dará cuenta de que este leopardo no piensa cambiar sus manchas pronto. Dos sitios en los que puede encontrar esta historia incluyen el blog de Arandilla4 “Coca-Cola Advertising Through the Years” y el blog de NPR5 “Vigor, Brain Power and Other Health Claims From Coke´s Advertising Past.”

Ahora, que Coca-Cola, la marca líder de bebidas en el mundo, se dio cuenta de que está perdiendo la guerra de información y está tratando de desviar la atención a sus 180 tipos de bebidas diferentes sin o bajas en calorías. Bien, ciertamente esto NO resolverá el problema de obesidad. Al contrario, se ha demostrado que los endulzantes artificiales producen un MAYOR aumento de peso que el azúcar regular e incluso que el jarabe de maíz de alta fructosa.

El Defectuoso y Anticuado Consejo de Coca-Cola sobre el Conteo de Calorías

La evidencia de cuán anticuado es Coca-Cola, su nueva campaña multimillonaria que se centra en el sentimiento de que:

“…combatir la obesidad dependerá de las acciones que tomemos todos nosotros, basándonos en un hecho simple y de sentido común: Todas las calorías cuentan, sin importar de donde vengan…Y si usted come y bebe más calorías de las que quema, entonces aumentará de peso.”6

Esta “idea convencional” ha sido refutada por la ciencia. No todas las calorías son iguales. Y se ha demostrado que la hipótesis de que “las calorías que entran, son las calorías que debe sacar” con el fin de mantener el peso también es errónea. De hecho, es MUCHO más importante checar la fuente de calorías que contarlas.

En resumen, usted no engorda porque come muchas calorías y no hace el ejercicio suficiente. Usted engorda porque come el tipo equivocado de calorías. Al final del día, su consumo de carbohidratos, ya sea en forma de granos o azúcares (especialmente de fructosa), determinará si usted es capaz de manejar su peso y mantener una salud óptima. Esto debido a que estos tipos de carbohidratos (granos y fructosa) afectan la hormona de la insulina, que un regulador de grasa muy importante. Las grasas y las proteínas afectan la insulina a un grado mucho menor.

Felicitaciones a The Atlantics7 por mencionar las tácticas engañosas de Coca-Cola en su artículo más reciente, titulado, Coke´s Unconscionable New Ad:

“El último intento de Coca-Cola para posicionarse en contra de la creciente ola de preocupación por el papel de las sodas en la epidemia de obesidad es algo inconcebible, debido a esta declaración: Todas las calorías cuentan. Sin importar de donde vengan incluyendo la Coca-Cola y todo lo que tenga calorías.

Para Coca-Cola el sugerir que todas las calorías son iguales hace caso omiso de la realidad por decirlo de alguna manera…Coca-Cola quiere que ignoremos todas las investigaciones que confirman que la soda azucarada es el principal contribuyente de la obesidad y que no tiene ningún valor nutricional…Coca-Cola podría utilizar su poder publicitario para promover el ejercicio saludable, sí, pero cuando lo hace como una estrategia para confundir al público sobre los peligros de sus productos, eso deja de ser servicio público, eso no es ético.”

Dé clic en CC para ver los subtítulos en español

*Este video es de YouTube y su disponibilidad al público tiene propósitos únicamente de entretenimiento e informativos. Mercola.com no posee y no produjo este video.

Por Qué el Conteo de Calorías No Funciona

El Dr. Robert Lustig, un experto en el destino metabólico del azúcar, explica que la fructosa es “isocalórica pero no isometabólica.” Esto significa que puede tener la misma cantidad de calorías de la fructosa y la glucosa, la fructosa y la proteína o la fructosa y la grasa, pero el efecto metabólico será completamente diferente a pesar de que la cantidad de calorías es la misma. Este es un punto crucial que debe ser entendido.

De hecho, la fructosa es mucho peor que otros carbohidratos porque la gran mayoría de fructosa se convierte directamente en GRASA, tanto en sus tejidos grasos como en su hígado. Y esta es la razón por la que contar las calorías no funciona…Mientras usted continúe comiendo fructosa y granos, usted estará programando a su cuerpo para crear y almacenar grasa.

Además, la investigación realizada por el Dr. Richard Johnson, jefe de la División de Enfermedades Renales e Hipertensión en la Universidad de Colorado y autor de los libros llamados “The Sugar Fix” y “The Fat Switch”, demuestra que las porciones grandes de alimentos y el poco ejercicio NO son los únicos responsables del aumento de peso. Más bien son los azúcares que contienen fructosa los que causan la obesidad- no las calorías, pero al activar el “interruptor de grasa” (fat switch), una poderosa adaptación biológica que provoca que las células acumulen grasa como anticipación a la escasez (o hibernación).  De acuerdo con el Dr. Johnson, basándose en sus décadas de investigación:

“Todos los que estamos obesos comemos más debido a un fallo en el “interruptor” y hacemos menos ejercicio debido a que tenemos un estado de energía más bajo. Si usted pudiera aprender a controlar ese “interruptor” especifico localizado en el centro neurálgico de cada una de sus células- la mitocondria- entonces tendría la clave para combatir la obesidad.”

De acuerdo con Beverages Digest, el consumo de soda en los Estados Unidos se encuentra bajo una declinación constante desde 19988 Un artículo reciente en The Atlantic9 muestra que el consumo de soda va “en caída libre”, con una disminución de un 40 por ciento desde el 2003 del consumo en los Estados Unidos.

Desafortunadamente, lo que están haciendo muchas personas es dejar de tomar soda regular y comenzar a tomar bebidas sin o bajas en calorías, lo que actualmente Coca-Cola está promoviendo y para serle honesto, si tuviera que elegir entre estos dos males, elegiría la soda regular, ya que los endulzantes artificiales son aún peores para su salud a largo plazo y han sido relacionados con un mayor aumento de peso en comparación con los endulzantes que contienen calorías.

Las Bebidas Sin o Bajas en Calorías CONTRIBUYEN con el Problema de Obesidad

Aunque el consumo de soda ha disminuido, el consumo de bebidas “de dieta o light” endulzadas artificialmente ha aumentado al mismo tiempo, de acuerdo con un reporte realizado por el USA Today10 el 11 de octubre del 2012. La industria ha convencido a las personas de que las bebidas de dieta o light son una elección más saludable porque no contienen ninguna caloría. Sin embargo, si a usted le preocupa su peso y salud, cambiar a los endulzantes artificiales NO es algo acertado.

Cada vez más investigaciones demuestran que la soda de dieta o light no es “libre de culpa” en absoluto. Por ejemplo, dos estudios publicados en el 2011 relacionan a la soda de dieta o light con malos resultados de salud. En un estudio, las personas que tomaron dos o más sodas de dieta o light al día experimentaron un aumento de cintura seis veces mayor en comparación con las personas que no tomaron soda de dieta o light. Un segundo estudio encontró que el aspartame (NutraSweet) aumentó los niveles de azúcar en la sangre en ratones propensos a la diabetes.

Como tal vez ya sepa, el tamaño de la cintura no es sólo una cuestión de estética, sino que también es un poderoso indicador de la acumulación de la grasa visceral, un peligroso tipo de grasa que se encuentra alrededor de los órganos internos que está fuertemente relacionada con la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiacas.

El tamaño de la cintura es un indicador mucho más preciso de los riesgos del corazón que su índice de masa corporal (IMC). Hace casi ocho años, una investigación realizada por Sharon P. Fowler, MPH11 (quien también participó en los estudios más recientes mencionados anteriormente) encontró que su riesgo de obesidad aumenta en un 41 por ciento por cada lata de soda de dieta o light que toma al día. Además, en el caso de las personas que toman sodas de dieta o ligth, el riesgo de padecer sobrepeso o volverse obeso fue:

  • Un 36.5 por ciento por más de ½ lata al día
  • Un 57.1 por ciento por más de 2 latas al día

En el caso de las personas que toman sodas regulares, el riesgo de padecer sobrepeso o volverse obeso fue:

  • Un 26 por ciento por más de ½ lata al día
  • Un 32.8 por ciento por 1 o 2 latas al día
  • Un 47.2 por ciento por más de 2 latas al día

Cómo Disminuir el Consumo de Azúcar Puede Impactar en su Peso Corporal

En noticias relacionadas, una investigación12 publicada recientemente muestra que la disminución en el consumo de azúcar puede ayudar a bajar de peso. Los investigadores examinaron los resultados de 71 estudios sobre el consumo de azúcar y la grasa corporal. La duración de los estudios incluidos fue de dos semanas a un año. De acuerdo con los autores:

“En las pruebas en adultos con alimentaciones ad libitum (es decir, sin un control estricto de la ingesta de alimentos), la reducción en el consumo de azúcares alimenticios estuvo relacionada con una disminución en el peso corporal (0.80 kg/1.8 lb); el aumento en el consumo de azúcares estuvo relacionado con un aumento de peso comparable (0.75 kg/1.7 lb).

El intercambio isoenergético de azúcares alimenticios con otros carbohidratos no mostró ningún cambio en el peso corporal. Las pruebas en niños…en relación con el consumo de bebidas endulzadas después de un año de seguimiento en estudios prospectivos, la relación de la probabilidad de padecer sobrepeso o ser obeso aumentó un 1.55 (1.32 a 1.82) entre los grupos con el consumo más alto en comparación con los grupos con el consumo más bajo.

A pesar de la heterogeneidad significativa en un meta-análisis y los sesgos potenciales en algunos ensayos, los análisis de sensibilidad mostraron que las tendencias fueron consistentes y las asociaciones se mantuvieron después de que estos estudios fueron excluidos.”

El Gran Aumento de Obesidad está Relacionado con la Desinformación sobre Cuestiones de Salud

La obesidad es el resultado de las malas elecciones en el estilo de vida y desafortunadamente, nuestro gobierno ha hecho un pésimo trabajo en la difusión de información precisa sobre la alimentación y la salud. Una cosa es que las corporaciones circulen publicidad engañosa- la honestidad no forma parte de los interés de la industria de los alimentos procesados y bebidas. Y otra cosa es que el gobierno apoye este engaño con fines de lucro y se convierta en un divulgador de la propaganda corporativa. Y esto es exactamente lo que ha sucedido…Por ejemplo, el consejo convencional que está conduciendo a la salud pública por el camino equivocado incluye:

  • Contar las calorías: No todas las calorías son creadas de la misma forma y contar calorías no le ayudará a bajar de peso si usted está consumiendo el tipo de calorías incorrecto
  • Elegir alimentos dietéticos lo ayudará a bajar de peso: Las sustancias como Splenda y el aspartame pueden tener cero calorías, pero su cuerpo no se deja engañar. Cuando percibe un sabor “dulce”, espera calorías y cuando las calorías no llegan provoca distorsiones en su bioquímica que en realidad podrían conducir al aumento de peso
  • Evitar las grasas saturadas: El mito de que las grasas saturadas causan enfermedades cardiacas sin duda ha perjudicado un gran número de vidas a lo largo de las últimas décadas, a pesar de que todo comenzó como otra estrategia de marketing sin respaldo científica para el aceite de cocina Crisco. La mayoría de las personas en realidad necesita que al menos el 50 por ciento de su alimentación incluya grasas saturadas saludables como los huevos orgánicos pasteurizados, los aguacates, el aceite de coco, mantequilla cruda y carne proveniente de animales alimentados con pastura, con el fin de optimizar su salud
  • Reducir su colesterol a niveles extremadamente bajos: El colesterol en realidad NO es el culpable principal de las enfermedades cardiacas o de cualquier otra enfermedad y las recomendaciones que indican que sus niveles de colesterol deberían mantenerlo “sano” están llenas de conflictos de interés y jamás ha sido probado que esto sea bueno para su salud

Estos son tan sólo algunos ejemplos de la desinformación sobre el peso y la obesidad difundida por nuestras agencias gubernamentales. Una lista más completa sobre los mitos de salud podría llenar fácilmente una serie de libros. La razón detrás de este triste estado de intereses es el hecho que todas las industrias que se benefician de estas mentiras son las que financian la mayoría de las investigaciones, infiltrándose en nuestras agencias reguladoras y sobornando a los funcionarios políticos para que apoyen su agenda con dominación financiera por cualquier medio legal y muchas veces a través medios no tan legales.

¿Las Etiquetas de Advertencia Podrían Ser Parte de la Respuesta?

De acuerdo con el Dr. Harold Goldstein, director ejecutivo de un grupo sin fines de lucro llamado The California Center for Public HealthAdvocacy (CCPHA), “el 43 por ciento del aumento de las calorías diarias consumidas por los estadounidenses durante los últimos 30 años es causado por las bebidas azucaradas.” La CCPHA ha publicado una lista de siete cosas que los fabricantes de sodas podrían hacer para crear “una cambio significativo”, como13:

    1. Dejar de hacer publicidad de bebidas azucaradas para niños menores de 16 años
    2. Poner etiquetas de advertencia en los contenedores que indiquen la relación entre el consumo de soda, la obesidad, la diabetes y el deterioro de los dientes, así como los cigarros deben declarar su relación con cáncer de pulmón
    3. Declarar el número de cucharaditas de azúcar que contiene su producto, en letras grandes
    4. Dejar de promocionar las bebidas deportivas como bebidas saludables

Usted Puede Evitar Convertirse en Parte de la Estadística

Quizás uno de los descubrimientos científicos más importantes que surgido en los últimos años es que la vieja idea de que “una caloría es una caloría” evidentemente es falsa. Además, la idea de que con el fin de bajar de peso lo único que tiene que hacer es quemar más calorías de las que consume también es falsa…Las investigaciones claramente demuestran que incluso si usted controla el número de calorías que come, si esas calorías provienen de la fructosa, se encontrará en un mayor riesgo de desarrollar síndrome metabólico o prediabetes, que incluye resistencia a la insulina, hígado graso, presión arterial alta y niveles altos de triglicéridos.

El pensamiento convencional nos dice que el síndrome metabólico es el resultado de la obesidad, que a su vez es el resultado de comer muchas calorías y no hacer el ejercicio suficiente. Sin embargo, la investigación del Dr. Johnson, de la que hablamos anteriormente, muestra que una alimentación rica en fructosa es la clave para desarrollar síndrome metabólico y cuando ponemos la fructosa en la mezcla, “las calorías que entran son las que deben salir” deja de ser una ecuación funcional.

En pocas palabras, evitar la fructosa en todas sus formas, junto con otros azúcares, es imprescindible para evitar “activar el interruptor de grasa” que puede aumentar el almacenamiento de exceso de grasa en su cuerpo. Así que por favor, hágale un favor a su familia y a usted mismo y no se deje llevar por la extravagancia de los anuncios multimillonarios de Coca-Cola. Toda la campaña se basa en pensamientos convencionales que son falsos, inexactos y engañosos.

No olvidemos que: Coca-Cola gastó $1.2 millones de dólares para apoyar el rechazo de la Propuesta 37 de California en noviembre pasado, lo que habría obligado a que los alimentos etiquetaran sus ingredientes transgénicos o genéticamente modificados (GM) (lo cual pudo incluir a las sodas que contienen jarabe de maíz de alta fructosa GM). Esto, por donde se vea, es una prueba positiva de que a Coca-Cola no se preocupa por los consumidores conscientes de su salud.

 

Fuentes y Referencias


Vea Todas las Referencias


Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, a menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado. Si está embarazada, amamantando, tomando medicamentos, o tiene una condición médica, consulte a su médico antes de usar productos a basados en este contenido.