Alternativas Más Saludables a las Vacunas Contra la Gripe: Ajo, Zinc y Vitamina D

Zinc Ajo Vitamina D

Historia en Breve -

  • La razón por la cual usted se enferma de gripe es porque su sistema inmunológico está deteriorado. No es un hecho inevitable que se basa solo por la exposición.
  • Los estilos de vida que deprimen su sistema inmune, solos o combinados, son más importantes que la exposición para determinar si esta propenso a enfermarse. Estos incluyen comer mucha azúcar, la deficiencia de vitamina D, falta de sueño, falta de ejercicio y estrés no identificado
  • Las investigaciones han demostrado que las personas que tomaron ajo diariamente durante tres meses tuvieron menos resfriados que los que tomaron un placebo, y, cuando les dio un resfriado, la duración de la enfermedad fue más corta—en promedio de 4.5 días en comparación con 5.5 días del grupo de placebo
  • Una revisión de la investigación sobre el zinc, descubrió que cuando se toma un día después de los primeros síntomas, el zinc puede reducir el tiempo de gripe en aproximadamente 24 horas. También se descubrió que el zinc reduce en gran medida la gravedad de los síntomas
  • Los suplementos que pueden ayudar a combatir el resfriado y la gripe son la vitamina C, el propóleo, el aceite de orégano, los hongos medicinales, el extracto de hoja de olivo, y el té hecho de una combinación de flor de saúco, milenrama, eupatorio, tilo, menta y jengibre.

Por el Dr. Mercola

La temporada de resfriados y gripe tuvo un inicio temprano este año en los Estados Unidos, y a donde voltee, existen anuncios y notas de prensa invitándolo a vacunarse contra la gripe.

Mientras tanto, la revisión científica de la Base de Datos independiente de  Cochrane1, 2, público nuevamente el otoño pasado, refutables declaraciones por los “expertos” de salud y medios de comunicación, manifestando que la vacunas contra la gripe es la forma más eficaz de protegerse contra la gripe, y que es una manera segura...

Afortunadamente, hay muchas alternativas disponibles, desde la optimización de sus niveles de vitamina D y tomar zinc durante en los primeros inicios de la infección, hasta la incorporación de  alimentos que le ayudaran a mejorar su salud.

Por Qué la Vacuna Contra la Gripe Es la Opción Menos Eficaz...

El otoño pasado, el grupo Cochrane publicó dos nuevas opiniones científicas sobre las vacunas contra la gripe. Su revisión de todos los ensayos que compararon adultos vacunados contra los no vacunados3, descubrió que, en el mejor de los casos, las vacunas pueden ser eficaces sólo contra la gripe A y B.

Esto representa sólo aproximadamente el 10 por ciento de todos los virus circulantes. Bajo condiciones ideales, donde la vacuna coincide completamente con la configuración de virus circulantes, 33 adultos sanos necesitaron ser vacunados para evitar un conjunto de síntomas gripales.

En condiciones promedio (vacuna parcialmente coincidente) 100 personas necesitaron vacunarse para evitar un conjunto de síntomas gripales.

También encontraron que el uso de la vacuna no afectó el número de personas hospitalizadas ni la pérdida de días de trabajo, pero sí causó un caso de síndrome de Guillain-Barré (una enfermedad neurológica principal que conduce a la parálisis) por cada millón de vacunaciones. Así que por favor, evalué los riesgos contra los beneficios antes de optar por la vacunarse. También haga su investigación sobre las alternativas libres de riesgo, como las descritas aquí.

Ajo - ¿Será Tan Bueno o Mejor Que el Tamiflu?

Un reciente artículo escrito por PreventDisease.com4 destacó el uso del ajo, el cual tiene una actividad antiviral natural, antibiótica y antimicótica.

"Olvídese de la vacuna contra la gripe. Una sopa hecha por más de 50 dientes de ajo, cebolla, tomillo y limón destruirá casi cualquier virus que entre en su cuerpo incluyendo resfriados, gripe e incluso norovirus" escribió John Summerly.

El ajo ha sido aclamado por sus poderes curativos, especialmente contra las enfermedades infecciosas como la gripe y los resfriados. Esto probablemente se debe a sus efectos que estimulan el sistema inmunológico. De acuerdo con el artículo destacado:

"... Los compuestos de este bulbo familiarizado matan muchos organismos, incluyendo bacterias y virus que causan dolores de oído, gripe y resfriados. Las investigaciones indican que el ajo es también eficaz contra las dolencias digestivas y diarrea... Un hallazgo reciente y significativo de Washington State University muestra que el ajo es 100 veces más efectivo que dos antibióticos populares en la lucha contra las bacterias que causan la enfermedad comúnmente responsable de enfermedades transmitidas por alimentos”.

La organización de investigación respetada, Cochrane Database, la cual ha demostrado en repetidas ocasiones que la ciencia en apoyo a la vacuna contra la gripe no es convincente en el  mejor de los casos, también ha revisado estudios sobre las alternativas, como el uso del ajo.5 Por desgracia, este tipo de investigación es más difícil de ser publicada, ya que no hay incentivo económico  que la impulse.

Sin embargo, en el estudio singular identificado por el grupo Cochrane, las personas que tomaron un ajo al día durante tres meses tuvieron menos resfriados que las que tomaron un placebo, y, cuando tuvieron un resfriado, la duración de la enfermedad fue más corta – en promedio 4.5 días en comparación con 5.5 días para el grupo de placebo.

Si bien esto podría no parecer muy impresionante, sigue siendo mejor que los resultados obtenidos por el medicamento Tamiflu que es altamente comercializado para la gripe. Si se toma dentro de las 48 horas después de haberse presentado la enfermedad, el Tamiflu puede reducir la duración de los síntomas de la gripe de uno hasta un día y medio. Eso es lo que le proporciona este medicamento por más de $100 dólares. Es casi lo mismo que si tomara un ajo de manera regular...

Sin embargo, algunos pacientes con influenza que toman Tamiflu, están en mayor riesgo de desarrollar infecciones bacterianas secundarias, lo cual le impedirá poder levantarse de la cama un día antes. Por otra parte, los eventos adversos reportados incluyen muertes pediátricas, reacciones cutáneas graves, y eventos neuropsiquiátricos, incluyendo suicidio cometido mientras se está delirando – usted no experimentara estos efectos secundarios si toma ajo.

Además, existen muchas razones para dudar de la veracidad de las afirmaciones de Tamiflu. En el 2009, los conflictos de interés dentro de WHO, fueron desenterrados, mostrando vínculos entre Roche, fabricante de Tamiflu, y los responsables de desarrollar las directrices de la pandemia de gripe.

Tamiflu se encuentra actualmente en la lista de "medicamentos esenciales" de la organización. Pero el equipo de Cochrane no pudo encontrar "ninguna evidencia" que sugiriera que el Tamiflu en realidad reduce las complicaciones en los casos de influenza. De hecho, ocho de cada 10 ensayos clínicos sobre el Tamiflu están desaparecidos, ya que Roche se niega  obstinadamente a liberarlos.

Como que nos hace dudar ¿no lo cree?

Si le gusta el ajo, el artículo presentado incluye una receta de sopa de ajo, que consta de dientes de ajo sin pelar, aceite de oliva orgánico, mantequilla de leche de vaca alimentada con pastura, pimienta de cayena,  jengibre, cebolla, tomillo, leche de coco, caldo de vegetales orgánicos, y rodajas de limón. Para la receta, por favor consulte el artículo original.6 Si no le gusta el ajo, puede optar por un suplemento de alta calidad.

Entender lo Que Causa los Resfriados y la Gripe Puede Ayudar a Prevenirlos

Ambos, tanto los resfriados como los diferentes tipos de gripes son causados por una amplia variedad de virus (no bacterias). Mientras que las dos enfermedades suelen afectar a las vías respiratorias, hay algunas diferencias entre ellos. Los síntomas de un "resfriado común" incluyen secreción nasal, congestión, tos y dolor de garganta. Los síntomas de la gripe tienden a ser mucho más graves, ya que los virus de la gripe son capaces de provocar una infección grave de pulmón, neumonía e incluso insuficiencia respiratoria. También tienden a afectar las articulaciones – causando una sensación de escozor...

La forma más común de propagación de estos virus es a través del contacto de mano-a-mano. Por ejemplo, alguien que tiene un resfriado se suena  la nariz y luego lo saluda de mano o toca las superficies que también usted toca. Sin embargo, la clave que debe recordar es que no por estar  expuesto a un virus de resfriado significa que usted está destinado a resfriarse. Si su sistema inmunológico está funcionando en su mejor momento, en realidad debería ser bastante fácil para que usted se defienda de los virus sin enfermarse. Si su sistema inmunológico está deteriorado, por otro lado, esos virus pueden fácilmente tomar fuerza en su cuerpo.

Por lo tanto, es importante entender que la razón por la que se resfría o le da una gripe se debe a que su sistema inmunológico está deteriorado. No es un hecho inevitable que depende solo de la exposición. Los factores de estilo de vida que pueden deprimir su sistema inmunológico, solo o en combinación, incluyen:

  • Comer demasiados azúcares y granos. Una persona promedio consume alrededor de 75 gramos de fructosa por día (principalmente en forma de jarabe de maíz de alta fructosa presente en casi todos los alimentos procesados), y cuando la fructosa se ​​consume en ese nivel puede devastar el sistema inmune.

    Una de las maneras en que perjudica a su sistema es al desequilibrar la flora intestinal. El azúcar es 'fertilizante' para las bacterias patógenas, levaduras y hongos que pueden preparar a su sistema inmune para hacerle frente a los virus respiratorios. La mayoría de las personas no se dan cuenta de que el 80 por ciento de su sistema inmunológico está situado  en el tracto gastrointestinal. Es por eso que el control de su consumo de azúcar es CRUCIAL para la optimización de su sistema inmunológico.

    Sería aconsejable reducir su consumo de azúcar total, y limitar su consumo de fructosa a menos de 25 gramos al día si usted está en buena salud, o por debajo de los 15 gramos al día si usted sufre de presión arterial alta, diabetes, enfermedades del corazón, resistencia a la insulina o está tratando de recuperarse de una enfermedad grave como la gripe.
  • Deficiencia de vitamina D. Hasta la fecha, en el estudio7 más grande y más representativo a nivel nacionalde su tipo, que involucro a más de 19,000 estadounidenses, las personas con los niveles más bajos de vitamina D reportaron tener resfriados significativamente más recientes o casos de gripe - y el riesgo era aún mayor para las personas con enfermedades respiratorias crónicas como el asma. Al menos cinco estudios adicionales también muestran una asociación inversa entre las infecciones del tracto respiratorio y los niveles de vitamina D.
  • Sueño Insuficiente. Si usted no está durmiendo lo suficiente para descansar, usted está propenso a un mayor riesgo de desarrollar problemas virales. Su sistema inmune es también  más eficaz cuando no está falto de sueño, así que entre mas descanse, más rápido se recuperará. Aquí usted puede encontrar 33 secretos para dormir bien por la noche.
  • Insuficiente ejercicio. El ejercicio regular es una estrategia crucial para aumentar su resistencia a las enfermedades. Existe evidencia de que el ejercicio regular y moderado puede reducir el riesgo de enfermedades respiratorias al fortalecer el sistema inmunológico. De hecho, un estudio8 descubrió que las personas que hicieron ejercicio con regularidad (cinco o más días a la semana) redujeron su riesgo de tener un resfriado en cerca de un 50 por ciento. Y, en caso de que llegaran a enfermarse de un resfriado, los síntomas fueron mucho menos graves en comparación con las personas que no hicieron  ejercicio.

    El ejercicio probablemente reduce el riesgo de resfriados de manera muy significativa, ya que provoca un aumento en las células del sistema inmunológico que pueden atacar a los invasores potenciales.

    Cada vez que usted hace ejercicio puede beneficiar a su sistema inmunológico por este impulso. Lo ideal es establecer un programa regular de ejercicios, como el Peak Fitness, para ayudarle a prevenir los resfriados y otras enfermedades. El ejercicio también puede ayudarle a estimular fuertemente su sistema inmunológico, al aumentar la temperatura de su cuerpo. Esto ayuda a matar a los patógenos invasores, al igual que la fiebre que  su cuerpo produce cuando está enfermo.
  • Usar estrategias ineficaces para hacerle frente a los factores emocionales estresantes. Los estresores emocionales también pueden predisponerlo a una infección, mientras que empeora los síntomas del resfriado. Descubrir maneras para manejar el estrés diario, así como sus reacciones a circunstancias fuera de su control, contribuye con un sistema inmune fuerte y resistente. Las estrategias eficaces incluyen una variedad de herramientas de la psicología energética, como la Técnica de Liberación Emocional (EFT).

Zinc - Otro Combatiente Leal de la Gripe

Una revisión de la base de datos de Cochrane de la investigación médica sobre el zinc, descubrió  que cuando se toma un día después de los primeros síntomas, el zinc puede reducir el tiempo del resfriado en aproximadamente 24 horas. La revisión incluyó 15 ensayos aleatorios controlados, que constaron de 1,360 participantes de todas las edades. También se descubrió que el zinc reduce en gran medida la gravedad de los síntomas.

La revisión llegó a recomendar una dosis específica de zinc, citando la necesidad de realizar más estudios para establecer formulaciones óptimas y la duración del tratamiento. Sin embargo, algunos de los estudios mostraron las cualidades benéficas del zinc en la lucha contra el resfriado común utilizando entre 50 y 65 mg al día. Las personas que toman pastillas fueron más propensas a experimentar efectos adversos que los que tomaron el jarabe, incluyendo un mal sabor en la boca y náuseas.

El zinc no se recomendó en cualquier persona con una condición de salud subyacente, como la disminución de la función inmunológica, asma o enfermedad crónica.

También hay que tener en cuenta que cada vez que aísla un mineral y lo ingiere de forma independiente de los demás, existe la posibilidad de desequilibrio, o en el peor de los casos, sobredosis. Por lo tanto, actualmente no se recomienda tomar más de 50 mg al día, y yo no recomiendo tomar grandes dosis de zinc regularmente con fines preventivos, ya que de esta manera, podría fácilmente desarrollar un desequilibrio de cobre.

También puede activar el "Efecto Inverso" en la que demasiado de un buen nutriente puede causar realmente lo contrario de lo que se supone que debe hacer. Así que utilice el zinc solo a corto plazo y en condiciones agudas. Los alimentos como el ajo, por otro lado, pueden consumirse con seguridad regularmente para mantener un sistema inmune robusto.

"Que la Comida Sea su Medicina"

Como se mencionó anteriormente, la primera cosa que debe hacer cuando se sienta atacado por un resfriado o por la gripe es evitar todos los azúcares y alimentos procesados. (Yo también recomiendo evitar todos los endulzantes artificiales, ya que también pueden tener un efecto perjudicial sobre la función inmune).

El azúcar es particularmente perjudicial para el sistema inmune - que necesita estar en buen funcionamiento y no suprimido, a fin de combatir una infección emergente. Esto incluye la fructosa a base de jugo de frutas, y todo tipo de granos (ya que se convierten rápidamente en azúcar dentro de su cuerpo).

Asegúrese de beber mucha agua pura. El agua es esencial para el funcionamiento óptimo de todos los sistemas del cuerpo y le ayudará a aflojar la congestión y secreción nasal. Usted debe beber bastante agua para que su orina sea de color amarillo claro. Lo recomendable seria que usted identificara los problemas de nutrición, sueño, ejercicio y estrés en el momento que sienta atacado por algo. Aquí es donde son más eficaces las estrategias que mejoran el sistema inmunológico. Los alimentos que le ayudarán a fortalecer su respuesta inmune incluyen:

Leche orgánica y cruda  de vacas alimentadas con pasturas

Los alimentos fermentados como el kéfir crudo (búlgaros), kimchi, miso, encurtidos, chucrut y otras verduras fermentadas

Huevos crudos y orgánicos de gallinas de pastoreo

Ganado alimentado con pastura en pequeñas cantidades de unos gramos

Cocos y aceite de coco

Vegetales orgánicos

Ajo. Lo ideal es consumirlo crudo y triturado antes de comer

Cúrcuma, orégano, canela, clavo de olor

Hongos especialmente Reishi, Shiitake y Maitake

¿La Sopa de Pollo Es Realmente Eficaz?

Respuesta corta, es si, la sopa de pollo puede ser útil contra los síntomas del resfriado y la gripe. El pollo contiene un aminoácido natural llamado cisteína, que puede diluir la mucosidad en los pulmones y hacer que sea menos pegajoso para que pueda expulsado más fácilmente.

La sopa procesada o enlatada no funcionará tan bien como la versión hecha en casa. Para obtener los mejores resultados, hágala usted mismo (o pídale a un amigo o miembro de la familia que la haga) y consúmala caliente y picante con mucho chile. Las especias liberaran un fluido acuoso en la boca, garganta y pulmones, lo cual le ayudará a adelgazar el moco respiratorio, facilitando el proceso de tos y expulsión. Hacerla desde cero es sencillo. A continuación, muestro una receta simple para hacer su propia sopa y caldo de pollo:

  • Ponga los huesos de pollo en una olla amplia (utilice huesos de pollo criado de manera orgánica)
  • Cubra los huesos con agua
  • Déjela hervir y disminuya el fuego
  • Cocine a fuego lento durante una o más horas

Vitamina D - Una Estrategia para la Prevención de Gripe y Resfriado

La vitamina D es un agente antimicrobiano increíblemente eficaz, que produce de 200 a 300 diferentes péptidos antimicrobianos en su cuerpo, los cuales matan las bacterias, virus y hongos. Por lo tanto, la optimización de sus niveles no sólo ayudará a eliminar los virus del resfriado o la gripe, puede evitar que invadan su cuerpo en primer lugar. A diferencia de las vacunas contra la gripe, esta recomendación ha ido ganando validación científica. De hecho, hay evidencia convincente que sugiere que el resfriado y la gripe son síntomas causados por la deficiencia de vitamina D.

Dr. John Cannell, fundador del Consejo vitamina D, fue uno de los primeros en introducir la idea de que la deficiencia de vitamina D en realidad puede ser una causa subyacente de la gripe, lo que ayudaría a explicar sus beneficios aparentes como combatiente de la gripe. Su hipótesis fue publicada en la revista Epidemiology and Infection en 2006,9 que fue acompañada con otro estudio publicado en la Revista de Virología en 2008.10

Su hipótesis obtuvo más apoyo y confirmación cuando, al año siguiente-- el más grande estudio representativo a nivel nacional de su tipo hasta la fecha--descubrió que las personas con los niveles más bajos de vitamina D en la sangre reportaron tener resfriados significativamente más recientes o casos de la gripe.11

En otro estudio, publicado en 2010,12 investigadores estudiaron el efecto de la vitamina D sobre la incidencia de gripe A estacional en niños en edad escolar. En el transcurso de un año, la gripe A se produjo en sólo el 10.8 por ciento de los niños en el grupo de la vitamina D, en comparación con 18.6 por ciento de los niños en el grupo de placebo. Según los autores:

"Este estudio sugiere que los suplementos de vitamina D3 durante el invierno puede reducir la incidencia de la gripe A, especialmente en subgrupos específicos de niños en edad escolar".

Recomendaciones Revisadas y Actualizadas para Optimizar sus Niveles de Vitamina D

La investigación sobre la vitamina D se está moviendo rápidamente, por lo que sería prudente estar bien informado para estar al tanto de las últimas novedades, ya que las recomendaciones son refinadas y actualizadas. Voy a cubrir las últimas novedades aquí, así que si desea puede  compartir este artículo con sus compañeros.

En primer lugar, es importante recordar que la exposición al sol es la mejor manera de optimizar sus niveles de vitamina D, ya que su cuerpo tiene incorporados mecanismos "a prueba de fallas"  que evitan que se produzcan efectos secundarios perjudiciales. El año escribí un artículo ayudarle a determinar si usted puede obtener suficiente vitamina D de la exposición al sol en su área durante diferentes épocas del año.

Según una información adicional recibida, ahora creo que mi posición anterior era demasiado estricta... La buena noticia es que es probable que pueda obtener la vitamina D en condiciones menos ideales que las sugeridas anteriormente.

La radiación solar que alcanza la superficie de la tierra (y por lo  tanto su cuerpo) está parcialmente filtrada por la atmósfera. Y había manifestado anteriormente que los rayos UVB sólo penetran la atmósfera cuando el sol está por encima de un ángulo de aproximadamente 50 ° desde el horizonte, y que cuando el sol está más bajo de los 50°, la capa de ozono absorbe los rayos UVB  productores de vitamina D, mientras que permite la entrada a los rayos UVA dañinos y longevos,  que impiden que usted esté más tiempo bajo el sol.

Esta recomendación es probablemente demasiado estricta. Según los expertos en la materia, es probable que pueda obtener suficiente cantidad de radiación UVB, cuando el sol este por debajo de los 30 grados sobre el horizonte, o cuando la temperatura es lo suficientemente caliente como para dejar al descubierto una gran cantidad de su piel.

Doy las gracias a John Hochman, MSME, por llamar mi atención. De acuerdo con la Dra. Ola Engelsen del Instituto Noruego para la Investigación del Aire, creadora de una calculadora13 que toma una serie de factores en consideración, le proporciona un estimado sobre la cantidad de minutos de exposición solar necesarios para producir el equivalente de 1,000 UI de vitamina D, el sol debe estar a más de 15 grados por encima del horizonte durante las condiciones de cielo despejado.

Si Usted Toma Suplementos de Vitamina D, Recuerde Tomar Vitamina K2

En segundo lugar, según las últimas investigaciones realizadas por Carole Baggerly, directora  de GrassrootsHealth, la dosis de un adulto promedio necesaria para alcanzar niveles saludables de vitamina D es de alrededor de 8,000 UI de vitamina D al día si usted está tomando un suplemento oral. Para los niños, muchos expertos coinciden en que necesitan alrededor de 35 UI de vitamina D por cada libra de peso corporal. Aquí, es importante recordar que si usted está tomando dosis altas de suplementos de vitamina D, también es necesario tomar vitamina K2.

La función biológica de la vitamina K2 es ayudar a mover el calcio en las áreas apropiadas en su cuerpo, como los huesos y los dientes. También ayuda a eliminar el calcio de las áreas donde no debería estar, como en las arterias y los tejidos blandos. La deficiencia de vitamina K2 es en realidad lo que produce los síntomas de toxicidad por vitamina D, que incluye la calcificación inapropiada que puede conducir al endurecimiento de las arterias. La razón es que cuando usted  toma vitamina D, su cuerpo crea más proteínas que dependen de la vitamina K2 que mueven el calcio alrededor de su cuerpo. Sin la vitamina K2, esas proteínas permanecen inactivas, por lo que los beneficios de estas proteínas no se distribuyen.

Así que recuerde, si está tomando suplemento de vitamina D, está creando una mayor demanda de vitamina K2. En conjunto, estos dos nutrientes ayudan a fortalecer los huesos y mejorar la salud del corazón.

Mientras que las proporciones ideales u óptimas entre la vitamina D y la vitamina K2 aún no se han esclarecido, la Dra. Kate Rheaume-Bleue, autora de la Vitamina K2 y la Paradoja del Calcio: Cómo una Vitamina Poco Conocida Podría Salvar su Vida, sugiere que por cada 1,000 IU de vitamina D que usted toma, usted puede beneficiarse de unos 100 microgramos de K2, y quizá hasta 150-200 microgramos (mcg). Por lo tanto, si usted toma 8,000 UI de vitamina D3 por día, eso significa que se necesitaría alrededor de 800 a 1,000 microgramos (0,8 a 1 mg/mg) de vitamina K2.

Por último, recuerde que sus requerimientos de vitamina D son muy individuales, ya que su estado de vitamina D depende de numerosos factores, por lo que mientras que 8,000 UI de vitamina D3 al día le proporcionan la cantidad aproximada de lo que la mayoría de la gente probablemente necesita, es imposible hacer una recomendación general que cubra las necesidades de todos.

La única manera de determinar la dosis óptima es mediante  una prueba de sangre. Idealmente, usted querrá mantener un nivel sérico de vitamina D de 50-70 ng/ml durante todo el año. Para una explicación detallada de todo lo que necesita saber antes de hacerse la prueba, por favor lea mis últimas actualizaciones en Test Values and Treatment for Vitamin D Deficiency.

Otros Suplementos para Evitar los Patógenos

Hay una serie de suplementos que pueden ser benéficos para los resfriados y la gripe, pero creo que se deben utilizar sólo como complemento de una alimentación sana y otra medidas de estilo de vida mencionados en este artículo. Algunas de las opciones más útiles para el resfriado y la gripe – adicional es a la vitamina D, el ajo y el zinc - incluyen:

Vitamina C: Un antioxidante muy potente, utilice una forma natural, como la acerola, que contiene micronutrientes asociados.

Un té hecho de una combinación de flor de saúco, milenrama, eupatorio, tilo, menta y jengibre: es una bebida caliente y, a menudo usada para combatir un resfriado o gripe. Hace sudar, lo cual es útil para la sacar  un virus de su sistema

Aceite de Orégano: Cuantomayor sea la concentración de carvacrol, más eficaz es. El carvacrol es el agente antimicrobiano más activo en el aceite de orégano

Los hongos medicinales, como el shiitake, reishi y cola de pavo

Propóleos: Una resina de abeja y uno de los compuestos más antimicrobianos de amplio espectro en el mundo; propóleo también es la fuente más rica de ácido cafeico y apigenina, dos compuestos muy importantes que ayudan en la respuesta inmune

Extracto de hoja de oliva: Los antiguos egipcios y las culturas mediterráneas la  utilizan para una variedad de usos que promueven la salud y es ampliamente conocido como un producto natural, no tóxico constructor del sistema inmune

Así que por favor, revise cuidadosamente la evidencia sobre las vacunas contra la gripe, y considere el uso de todas las estrategias naturales de estilo de vida que estimulan  el sistema inmunológico, como su primera línea de defensa contra los resfriados y la gripe. Como usted lo puede ver, existen muchas alternativas disponibles desde la optimización de sus niveles de vitamina D, tomar zinc rápidamente después de presentarse los síntomas, hasta la incorporación de alimentos como el ajo en su alimentación, el cual ayudara a fortalecer el sistema inmunológico.

+ Fuentes y Referencias