Mejore la Salud de sus Ojos con Vitamina D
Seleccionar Idioma:

Llama Gratis en Estados Unidos: 1 (877) 985-2730 | Numero Internacional: 847-278-0763

Obtenga Gratis El Libro Tome Control De Su Salud...

Ocultar

Ocultar esto

Esta Vitamina Podría Rejuvenecer el Envejecimiento de los Ojos

Publicado Por Dr. Mercola | 06 de Febrero 2012

Vitamina D Ayuda a los Ojos
Resumen del artículo
  • Después de haber tomado un suplemento de vitamina D3 por solo seis semanas, ratones mejoraron su visión y redujeron la inflamación de la retina y la acumulación de niveles de beta amiloide, que es  una característica del envejecimiento
  • Estos descubrimientos sugieren que la vitamina D3 podría ayudar a prevenir la degeneración macular relacionada con la edad (AMD por sus siglas en ingles) que es la causa más común de ceguera en las personas de avanzada edad.
  • Dado que la vitamina D afecta la acumulación de beta amiloide en los ojos, hay razones para creer que puede hacer lo mismo en su cerebro y otras áreas, impactando potencialmente las enfermedades como el Alzheimer y enfermedades cardiacas.
  • La exposición solar segura es la mejor manera de optimizar sus niveles de vitamina D, pero una cama de bronceado segura o un suplemento de vitamina D3 pueden ser de gran ayuda.
  • Otros importantes nutrientes para la salud ocular incluyen: astaxantina, luteína, zeaxantina, mirtilo, grosella y grasas de omega-3

Por el Dr. Mercola:

Cada vez es más sabido que la Vitamina D es mucho más importante que solo para ayudar a la salud ósea.

En los últimos años, cada vez son más las investigaciones que muestran que los niveles elevados de Vitamina D son necesarios para proporcionar protección de enfermedades crónicas graves como el cáncer, enfermedades del corazón, infecciones, esclerosis múltiple y, ahora, los investigadores han revelado un importante desempeño en el envejecimiento - - sobre todo el envejecimiento de los ojos.

La Vitamina D es Buena para los Ojos

Cuando la mayoría de la gente piensa en nutrientes y en la salud de los ojos, piensan inmediatamente en "vitamina A o beta caroteno."

Sin embargo, una nueva evidencia sugiere que la vitamina D puede ser más importante.

Una nueva investigación hecha por el Instituto de Oftalmología de la University College de Londres reveló beneficios sorprendentes, provenientes del suplemento de vitamina D3 para los ojos en los ratones adultos.

Especialmente después de tomar un suplemento en solo seis semanas.  Las mejoras incluyeron:

  • Mejor visión
  • Reducción de inflamación en la retina y en los niveles de acumulación de beta amiloide, que es un sello distintivo del envejecimiento
  • Reducciones significativas en el número de macrófagos en la retina y cambios notables en su morfología (macrófagos son células inmunes que pueden causar daño inflamatorio)

Los hallazgos sugieren que la vitamina D3 podría ayudar en la prevención de la degeneración macular (AMD por sus siglas en ingles) relacionada con la edad, que es la causa más común de ceguera en los ancianos.  La AMD se asocia con la acumulación de beta amiloide e inflamación, y los suplementos de vitamina D parecen beneficiar a estas dos condiciones.

Los investigadores concluyeron:

"Estos cambios se reflejaron en una mejora significativa en la función visual, revelando que la vitamina D3 es una ruta para evitar la disminución visual relacionada con la edad.  El exceso de deposición de beta amiloide e inflamación son factores de riesgo que conducen a la degeneración macular relacionada con la edad (AMD), que es la mayor causa de ceguera en las personas mayores de 50 años en los países desarrollados.  Recientemente, la vitamina D3 se ha vinculado epidemiológicamente con la protección contra la degeneración macular relacionada con la edad. Por lo tanto, es probable que la vitamina D3 enriquecida represente una ruta beneficiosa para las personas en riesgo. "

De tal manera como lo señalaron los investigadores, una investigación adicional, también ha implicado a la deficiencia de vitamina D en el desarrollo de la degeneración macular, en las personas cuyo consumo de vitamina D fue solo la quinta parte de los participantes que tuvieron un riesgo del 59 por ciento menor de desarrollar AMD en comparación con las mujeres cuya ingesta fue solo la quinta parte más baja. [i]

Como Podría Esto Relacionarse con el Alzheimer, Enfermedades Cardiacas y Otras Condiciones Relacionadas con la Edad

Curiosamente, la acumulación de beta amiloide no solo está vinculada con la ceguera; sino también se relaciona con la proteína que tiende a acumularse en el cerebro de los pacientes con Alzheimer, causando acumulación de placa.  Se cree que la acumulación de beta Amiloide destruye las células nerviosas, contribuye a los problemas cognitivos y de comportamiento típicos de la enfermedad. Dado que la vitamina D afecta la acumulación de beta amiloide en los ojos, existe una razón para creer que puede hacer lo mismo en su cerebro y otras áreas del  cuerpo, además la investigación también descubrió una reducción de beta amiloide en la aorta de los animales.  Esto es lo que explico el  investigador principal, así como lo informo LifeExtension.

"Las personas probablemente han escuchado que el beta amiloide está relacionado con la enfermedad de Alzheimer y una evidencia reciente sugiere que la vitamina D podría desempeñar  un papel en la reducción de acumulación en el cerebro.  Así que, cuando vimos este efecto en los ojos, rápidamente nos preguntamos, ¿En qué otra área del cuerpo podríamos reducir la acumulación?

Al darnos cuenta que los depósitos de amiloide disminuyeron en los vasos sanguíneos de los ratones que se les suministro suplemento de  Vitamina D, pensamos que la vitamina D podría ser útil para ayudar a prevenir una variedad de problemas de salud relacionadas con la edad, desde deterioro de la visión hasta problemas cardiacos.”

Además, una investigación realizada en el 2009 y publicada en el Journal of Alzheimer Disease demostró que la vitamina D3 mejoro el efecto de limpieza del beta-amiloide de la curcumina en los cerebros de los pacientes con enfermedad  Alzheimer. Teniendo en cuenta que la optimización de sus niveles de vitamina D es una solución relativamente sencilla y de bajo costo - y está relacionado con numerosas ventajas para la salud, incluyendo prevención del cáncer – realmente no hay ninguna razón para perder los importantes beneficios de esta vitamina.

Nutrientes Adicionales para la Salud Ocular

Al igual que con todos los aspectos de la salud, su estilo de vida juega un papel importante en la manera en que sus ojos se  "mantendrán" a medida que envejece.  Por ejemplo, la obesidad y la diabetes son proporciones epidémicas en este momento, y ambas pueden afectar su visión.  Del mismo modo, si usted fuma o trabaja mucho tiempo enfrente de su computadora, esto también puede costarle caro a su salud visual.

Los principios básicos de estilos de vida saludable, como comer bien, limitar las toxinas ambientales, y hacer ejercicio, son importantes para la salud ocular.  Pero si usted está buscando estrategias más específicas para mantener una visión saludable, ciertos antioxidantes y nutrientes se destacan sobre el resto.  Entre los que han demostrado ser de beneficio particular para los ojos están:

Luteína y Zeaxantina

De todos los carotinoides, solo la zeaxantina y la luteína son encontrados en la retina, la cual tiene la mayor concentración de ácidos grasos que cualquier tejido de su cuerpo.  Esto se debe a que la retina está en un ambiente de luz profunda y rico de oxígeno, por lo que necesita una gran cantidad de radicales libres para evitar el daño oxidativo.

Se teoriza que su cuerpo concentra zeaxantina y  luteína en la retina, para cumplir con sus funciones.  La concentración de estos dos pigmentos en la mácula de la retina son los que le dan su característica de color amarillo. (La mácula se llama en realidad  "mácula lútea", que literalmente significa "mancha amarilla").  La zeaxantina y luteína ambas cruzan las barreras hemato-retiniana del cerebro, así como lo hace la astaxantina (ver más abajo).

Es increíble que su ojo concentre preferentemente zeaxantina en lugar de luteína en el área macular central de la retina (llamada la fóvea), donde topa la mayor cantidad de luz - y la zeaxantina es un captador de oxígeno singlete más eficaz que la luteína.  Su cuerpo parece   "conocerlo" naturalmente y lo acumula en el lugar donde más lo necesita.  La luteína y la zeaxantina se encuentran en vegetales de hojas verdes como la espinaca, col rizada, y también en las yemas de huevo.

Astaxantina

La astaxantina es el mejor carotinoide para la salud ocular y prevención de la ceguera.  Es incluso un antioxidante más potente que la luteína y la zeaxantina, y atraviesa fácilmente los tejidos oculares, ejerce sus efectos de manera segura y con más potencia que cualquier otro carotinoide.

En concreto, la astaxantina puede ayudar a mejorar o prevenir el daño inducido por la luz, el daño de las células foto receptoras, daño de las células ganglionares, y el daño a las neuronas de las capas de la retina interna. También se ha descubierto que cuenta con beneficios protectores contra un número de problemas relacionados con el ojo, incluyendo:

Cataratas Degeneración macular relacionada con la edad (AMD) Edema macular cistoideo
Retinopatía diabética Glaucoma Enfermedad ocular inflamatoria (i.e. retinitis, iritis, queratitis y escleritis)
Oclusión arterial retinaría Oclusión venenosa  

 

La astaxantina es sólo producida por las micro algas pluvialis Haemotococcus al secarse el suministro de agua, obligándola a protegerse de la radiación ultravioleta.  Es el mecanismo de  supervivencia de la astaxantina- la astaxantina sirve como un "campo de fuerza" para proteger a las algas por falta de nutrición y/o de la luz solar intensa.  Sólo hay dos fuentes principales de astaxantina: las micro algas que la producen, y las criaturas marinas que consumen las algas (como el salmón, los mariscos, y el krill).

Antocianinas del Bilberry (Mirtilo) y de la Grosella Negra

Los antioxidantes solubles en agua más conocidos para los ojos son las antocianinas encontradas en la grosella y el mirtilo. Ellos son importantes para la salud ocular debido a que son solubles en el humor acuoso, espesa sustancia acuosa que llena el espacio entre la lente y la córnea.  El humor acuoso mantiene la presión intraocular, proporciona nutrición a otros tejidos oculares y sirve para transportar los antioxidantes.

Las antocianinas también pueden reducir la presión intraocular y ayudar en el mantenimiento de colágeno, que es el componente principal de la lente del ojo y es el tejido conectivo que soporta el ojo.

Grasos de Omega-3 de Origen Animal

Las grasas de omega-3 como los encontrados en el aceite de kril pueden ayudar a proteger y promover la función saludable de la retina.  Un tipo de ácido docosahexaenoico (DHA por sus siglas en ingles), se concentra en la retina del ojo y se ha encontrado que es particularmente útil en la prevención de AMD.  Además, es probable que la inflamación esté involucrada en la progresión de la AMD, y las grasas omega-3 tienen efectos antiinflamatorios.

Una investigación ha demostrado que las personas que tuvieron una ingesta elevada de grasas de omega-3 de origen animal, tuvieron un riesgo del 60 por ciento menos de AMD avanzado, en comparación con las personas que consumieron cantidades mínimas. [ii]  Un estudio llevado a cabo en el 2009 también encontró que aquellas personas con el mayor consumo de grasas  de omega-3, tuvieron un 30 por ciento menos de probabilidad de desarrollar la forma avanzada de la enfermedad durante un período de 12 años. [iii]  Y para apoyar aun mas las grasas omega-3, otro estudio hecho en el 2009 mostró que los participantes con una alimentación rica en ácidos grasos omega-3, junto con la vitamina C, vitamina E, zinc, luteína y zeaxantina, tuvieron un menor riesgo de AMD. [iv]

Un Plan Completo para Optimizar su Salud Ocular

Mantener sus ojos en un funcionamiento impecable a medida que envejece es más una estrategia completa que simplemente cambiar de un nutriente a otro.  En última instancia, un enfoque multifacético que protegerá sus ojos en varios niveles incluye:

  • Optimice sus niveles de vitamina D.  La vitamina D a través de la exposición solar es la MEJOR forma de optimizar sus niveles de vitamina D.  Exponer una gran cantidad de su piel hasta que cambie el tono de su piel a un color rosado, lo más cerca del medio día  posible, es algo típicamente necesario para lograr una adecuada producción de vitamina D. Si la exposición al sol no es una opción, una cama de bronceado segura (con balastos electrónicos en vez de balastos magnéticos, para evitar la exposición innecesaria a los campos EMF) puede ser utilizada, o, como último recurso, un suplemento de vitamina D3 puede tomarse  vía oral.
  • Cuide su sistema cardiovascular. La presión arterial alta puede causar daño a los vasos sanguíneos minúsculos en su retina, obstruyendo el flujo sanguíneo libre.

    Una de las principales formas de mantener la presión arterial óptima es evitar la fructosa. Una investigación realizada por el Dr. Richard Johnson, jefe de la división de la enfermedad renal e hipertensión en la Universidad de Colorado, muestra que el consumo de 74 gramos o más de fructosa al día (equivalente a 2,5 bebidas azucaradas) aumento su riesgo de tener niveles de presión arterial de 160/100 mmHg en un 77 por ciento!

  • Normalice el azúcar en sangre. El exceso de azúcar en la sangre puede extraer líquido cristalino del ojo, afectando su capacidad de concentrarse. Además, puede dañar los vasos sanguíneos de la retina, también obstruye el flujo sanguíneo. Para mantener su azúcar en la sangre en un rango saludable, siga mis directrices generales de nutrición, ejercicio y evite el exceso de azúcar, sobre todo de fructosa.
  • Coma una gran cantidad de verduras de hoja oscura, especialmente la col rizada. Los estudios han demostrado que una alimentación rica en verduras de hojas oscuras, apoya la salud ocular, y las personas con el mayor consumo de vegetales ricos en carotinoides, especialmente los ricos en luteína y zeaxantina, aumentan la salud de la visión.
  • Evite las grasas trans. Una alimentación alta en grasas trans parece contribuir a la degeneración macular asociada al interferir con las grasas omega-3 en su cuerpo.  Las grasas trans se encuentran en muchos alimentos procesados ​​y productos horneados, como la margarina, manteca vegetal, alimentos fritos como las papas fritas, pollo frito,  donas, galletas, pasteles y panecillos.
  • Evite el aspartame. Los problemas de visión son uno de los muchos síntomas agudos  posibles de la intoxicación por aspartame.
  • Deje de fumar. Fumar aumenta la producción de radicales libres por todo el cuerpo, y puede deteriorar su salud en muchas maneras, incluyendo el riesgo de disminución de la visión.

Referencias:

[i] Archives of Ophthalmology April 2011, Vol. 129, No. 4

[ii] Opthalmology 117 (12): 2395-2401, December 2010

[iii] American Journal of Clinical Nutrition 2009 Dec;90(6):1601-7.

[iv] Ophthalmology. 2009 May;116(5):939-46.