Ocultar

Una Dosis de 900 mg de Esta Grasa al Día Ayudó a Revertir la Pérdida de la Memoria

Publicado Por Dr. Mercola | 06 de Febrero 2012

Seleccionar Idioma:

Aceite de Krill
Resumen del artículo
  • La deficiencia de grasas omega-3 es un factor que contribuye con muchos de los problemas neurológicos y psicológicos, incluyendo los trastornos degenerativos como la pérdida de la memoria "relacionada con la edad" y el Alzheimer
  • El sesenta por ciento de su cerebro está compuesto por grasa. El DHA solo representa alrededor del 15 al 20 por ciento de la corteza de su cerebro, así como del 30 al 60 por ciento de su retina, haciéndolo un nutriente esencial tanto para la salud cerebral como la salud ocular
  • Es muy importante consumir grandes cantidades de grasas omega-3 de origen animal como las provenientes del aceite de krill, porque el DHA y EPA son mucho más importante para su salud que el ALA de origen vegetal. Mientras que el ALA puede convertirse en DHA/EPA, esta transformación se ve seriamente dañada cuando se tienen niveles elevados de insulina, problema que afecta al 80 por ciento de los estadounidenses
  • En dos estudios diferentes, se tomaron 800-900 mg de DHA al día durante 16-24 semanas, dando como resultado mejoras significativas en la memoria, la puntuación en la fluidez verbal y en la tasa de aprendizaje

Por el Dr. Mercola

Los seres humanos evolucionaron con una fuente básica de los elementos esenciales de ácido docosahexaenoico (DHA) de omega-3 en su alimentación, principalmente proveniente de animales marinos.

Las grasas omega-3 de origen animal son consideradas esenciales porque no pueden ser sintetizadas por el cuerpo en cantidades apropiadas, por lo que debe obtenerlas mediante su alimentación.

La introducción de los nutrientes de alta calidad y fáciles de digerir de los mariscos a la alimentación humana coincidió con la rápida expansión de la materia gris en la corteza cerebral- una característica definitoria del cerebro humano moderno.

La molécula de DHA tiene propiedades estructurales únicas que proporcionan las condiciones óptimas para una amplia gama de funciones de la membrana celular y la materia gris es una membrana particularmente rica en tejido.

No cabe la menor duda de que usted necesita grasas omega-3 para que pueda tener un funcionamiento cerebral adecuado. De hecho, la creciente evidencia sugiere que la deficiencia de esta grasa esencial podría conducir a la degeneración del cerebro. De acuerdo con un artículo publicado recientemente en la revista Nutrients 1:

"Un creciente cuerpo de investigación está explorando la función única del DHA en el neurodesarrollo y la prevención de trastornos neuropsiquiátricos y neurodegenerativos."

Las Grasas Omega-3 de Origen Animal Contra las de Origen Vegetal

Antes de ir más lejos, es importante reconocer que las grasas omega-3 de origen animal no pueden ser sustituidas por las grasas omega-3 de origen vegetal. Aunque usted necesita integrar ambos tipos de grasas a su alimentación, es importante saber que las grasas omega-3 de origen animal son particularmente importantes para su salud cerebral.

El pescado y los suplementos de aceites marinos como el aceite de kril son una fuente directa de EPA y DHA. Por otra parte, las plantas contienen las grasas omega-3 el ácido alfa-linolénico (ALA), que puede convertirse en ácido eicosapentanoico (EPA) y ácido docosahexanoico (DHA). Sin embargo, como se indica en el artículo presentado, en general esta transformación es ineficaz y parece volverse algo progresivamente ineficaz con la edad:

"A diferencia de las células fotosintéticas en las algas y en las plantas superiores, las células de los mamíferos carecen de una enzima en especifica que se necesita para la síntesis del ácido alfa-linolénico (ALA), el precursor para la síntesis de los ácidos grasos omega-3. La síntesis endógena de DHA proveniente del ALA en los seres humanos es mucho menor y está mucho más limitada de lo que se creía.

…Después de intensas investigaciones, el Taller de NATO en Investigación Avanzada de 1989, investigó sobre los efectos biológicos de los ácidos grasos n-3 y n-6 y la esencialidad nutricional, se acordó por consenso que generalmente los ácidos grasos n-3: (1) tienen propiedades antinflamatorias; (2) disminuye los triglicéridos séricos y el colesterol y (3) disminuye la trombosis y la agregación plaquetaria. Por lo tanto, se recomendó la administración de este ácido graso como algo benéfico para las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión y la artritis reumatoide.

Sin embargo, desde entonces, ha habido una gran cantidad de evidencia que respalda la idea de que los ácidos grasos omega-3 no son bioequivalentes y que mientras más larga sea la cadena de EPA y DHA, estos serán mucho más importantes que su precursor, el ALA." [El énfasis es mío]

La razón por la que el EPA y el DHA son más importantes es porque a pesar de que el ALA (que se obtiene de fuentes vegetales) es un nutriente esencial, al momento de transformarse en EPA y DHA muchas veces se ve severamente afectado por la inhibición del delta 6 desaturasa, una enzima necesaria para esta transformación. Los niveles elevados de insulina afectan a esta enzima y más del 80 por ciento de la población de los Estados Unidos tiene niveles elevados de insulina, por lo que las probabilidades de que usted forme parte de esta gran mayoría son muy altas…Por lo tanto, debe asegurarse de obtener una gran cantidad de grasas omega-3 de origen animal, no de fuentes vegetales, con el fin de asegurarse de que no desarrollará una deficiencia.

DHA: Uno de los Nutrientes Más Importantes para la Función Cerebral

El sesenta por ciento de su cerebro está compuesto de grasa. El DHA solo representa alrededor del 15 al 20 por ciento de la corteza de su cerebro, así como del 30 al 60 por ciento de su retina, haciéndolo un nutriente esencial tanto para la salud cerebral como la salud ocular.

Se encuentra en niveles altos en sus neuronas, las células de su sistema nervioso central, en donde brinda un refuerzo estructural. Cuando su consumo de grasas omega-3 no es el adecuado, sus células nerviosas se vuelven rígidas, ya que la falta de omega-3 es sustituida con colesterol y grasas omega-6. Una vez que sus células nerviosas se vuelven rígidas, la neurotransmisión adecuada de célula a célula y dentro de las células se ve comprometida.

La influencia que tienen las grasas omega-3 sobre su salud física y mental ha sido objeto de intensas investigaciones a lo largo de las últimas cuatro décadas y existe evidencia convincente que sugiere que las grasas omega-3 de origen animal pueden ayudar a reducir los síntomas de una gran variedad de enfermedades psiquiátricas y trastornos cerebrales degenerativos. Por ejemplo, los bajos niveles de DHA han sido relacionados con:

  • La pérdida de la memoria
  • La enfermedad de Alzheimer
  • La depresión
  • La esquizofrenia
  • El trastorno bipolar (maníaco-depresivo)

EPA: De Particular Importancia para la Depresión

Se encontró que el EPA de origen animal también desempeña un papel muy importante en la señalización dentro de las células nerviosas y se ha sugerido que normaliza la comunicación dentro de las células nerviosas lo cual podría ser un factor importante para aliviar los síntomas de la depresión. Además, el EPA puede disminuir los niveles de tres de las sustancias inmunológicas más importantes, las cuales se elevan durante la depresión:

  1. Factor de necrosis tumoral alfa (TNF-a)
  2. Intereukin 1 beta (IL--1ß)
  3. Prostaglandina E2

Se Encontró que el DHA Mejora Significativamente la Cognición en las Personas Mayores

En años más recientes, los investigadores descubrieron que el DHA es un precursor de una molécula de señalización identificada recientemente llamada protectina. (Cuando se encuentra en su sistema nervioso de le conoce como neuroprotectina o NPD1.) Esta molécula se sintetiza en respuesta al estrés oxidativo.

Como se explica en el artículo presentado:

"La NPD1 induce a la regeneración de nervios, reduce la infiltración de leucocitos y mantiene la homeostasis a través del envejecimiento al reducir la señalización pro-apoptóticas y pro-inflamatoria. La NPD1 es inducida por el estrés oxidativo y protege las células de la retina y de las neuronas de la apoptosis inducida por el estrés oxidativo. Muchos mecanismos han sido implicados, incluyendo la supresión de la estimulación del COX inducida por el IL-1β.

EL descubrimiento de la NPD1 ofrece nuevas oportunidades terapéuticas para una gran variedad de enfermedades neurodegenerativas, como la enfermedad de Alzheimer. También proporciona un gran potencial para el DHA ayudando a retrasar o minimizar el deterioro cognitivo "normal" durante el envejecimiento".

Estas son muy buenas noticias, ya que se está volviendo muy claro que las enfermedades degenerativas no sólo pueden prevenirse sino que también pueden revertirse. Por ejemplo, en un estudio, 485 voluntarios de edad avanzada que sufrían de déficit de memoria experimentaron una impresionante mejoría después de tomar 900mg de DHA al día durante 24 semanas, comparado con los grupos de control 2. Otro estudio encontró una mejoría significativa en las puntuaciones de la fluidez verbal después de tomar 800mgde DHA al día durante cuatro meses en comparación con el placebo 3. Además, la memoria y la tasa de aprendizaje mejoraron significativamente cuando se combino DHA con 12mg de luteína al día.

Curiosamente, la investigación sugiere que la composición de los ácidos grasos insaturados del tejido cerebral normal es específica de la edad, lo que podría implicar que mientras más edad tenga, mayor será su necesidad de grasas omega-3 de origen animal, todo con el fin de prevenir el deterioro mental y la degeneración del cerebro. De acuerdo con el artículo presentado:

"Los glicerofosfolípidos en la corteza cerebral de un cerebro normal de alguien de edad avanzada muestra un aumento constante en la concentración de DHA con las reducciones correspondientes de AA (ácido araquidónio, una grasa omega-6). Svennerholm demostró 4, en muestras de tejidos de 11 cerebros desde fetos hasta de personas de 82 años, que los porcentajes de AA y DHA en la corteza cerebral era más o menos igual a 1:1 (16.5 por ciento de AA y 16.1 por ciento de DHA) en un bebé de un mes de nacido, pero en las muestras del cerebro de 82 años, el porcentaje de DHA era mucho más del doble y aumentó en proporción al AA en aproximadamente 1:4 (10.3 por ciento de AA y 33.9 por ciento de DHA)."

¿Cuánto DHA Necesita?

Para dejarlo más claro, déjeme señalar que, como en la mayoría de los estudios, se utilizaron dosis muy altas en las pruebas anteriores y los participantes eran personas mayores con pérdida de la memoria y otras enfermedades degenerativas. Esto probablemente no sea su caso y esperemos, que si hoy se toman las precauciones necesarias no desarrollará ese tipo de degeneración en primer lugar.

Yo prefiero el aceite de krill cuando se trata de las fuentes de grasas omega-3 de origen animal, mientras que los efectos metabólicos del aceite del krill y del aceite de pescado son "esencialmente similares", el aceite de krill es tan efectivo como el aceite de pescado, a pesar del hecho de que contiene menos EPA y DHA 5. Esto se debe a que el aceite de krill se absorbe de 10-15 veces más debido a su composición molecular.

El aceite de pescado se encuentra en una molécula de triglicérido que tiene que desintegrarse en su intestino en forma de ácidos grasos de DHA y EPA. Cerca del 80-85 por ciento no se absorbe nunca y se elimina en el intestino (esta es la razón por la que el aceite de pescado puede hacer que experimente eructos y por la que más de la mitad de las personas no toleran el aceite de pescado). Entonces, una vez que los ácidos grasos son absorbidos por su torrente sanguíneo, su hígado tiene que adjuntarlos al fosfatidilcolina para que sea utilizado por su cuerpo.

La belleza del krill es que todos sus beneficios se encuentran en la forma correcta en la píldora original, así que su cuerpo prácticamente utiliza el 100 por ciento.

Como resultado, la mayoría de las personas sólo necesitan de dos a tres cápsulas de 500mg de aceite de krill al día (por lo general cada cápsula contiene cerca de 50mg de DHA y 90mg de EPA).

¿Cuál Es la Mejor Fuente de Grasas Omega-3 de Origen Animal?

Por lo general es un buen método para obtener la mayoría de los nutrientes de los alimentos que come. Sin embargo, las grasas omega-3 de origen animal son la excepción, creo que en este caso es mejor tomar un suplemento por múltiples razones.

En primer lugar, la fuente alimenticia de grasas omega-3, es el pescado y otros mariscos, estas simplemente ya no son opciones seguras. En la actualidad, la gran mayoría de nuestros suministros de pescado están altamente contaminados con contaminantes industriales y toxinas como el mercurio, PBCs, metales pesados y venenos radiactivos por esa razón ya no los recomiendo. Incluso la FDA que muchas veces tarda en reaccionar ha emitido advertencias de salud en contra del consumo en niños, mujeres embarazadas, que podrían querer embarazarse y mujeres amamantando de cierto tipo de pescados y mariscos...

La segunda razón principal por la que los suplementos de grasas omega3 de origen animal y de alta calidad son tan importantes, se debe a que muchas personas son deficientes. De hecho, la deficiencia de omega-3 es probablemente la sexta causa de muerte entre los estadounidenses y podría ser uno de los factores principales de las más de 96,000 muertes prematuras cada año. En mi opinión, el aceite de krill es su mejor opción cuando se trata de obtener grasas omega-3 de origen animal y de alta calidad por las siguientes razones:

  • El aceite de krill contiene EPA y DHA esenciales con estructura de doble cadena que los hace más absorbibles que los contenidos en el aceite de pescado
  • También contiene vitamina E, vitamina A y vitamina D
  • El aceite de krill contiene de manera natural astaxantina, un potente antioxidante.  La investigación muestra la potencia antioxidante del aceite de krill, en términos de valores de ORAC (Capacidad de Absorción de Radicales Libres de Oxigeno), es 48 veces más potente que el aceite de pescado. Así que con el aceite de krill, usted puede estar seguro de que está obteniendo las grasas increíblemente saludables (EPA y DHA) sin tener que preocuparse por los problemas de oxidación
  • El riesgo de contaminarse con mercurio es mucho más bajo que con el aceite de pescado, ya que el krill es tan pequeño que no puede acumular toxinas

Más Consejos para Mantener una Función Cerebral Saludable

En la actualidad más de 5 millones de estadounidenses padecen de Alzheimer y se cree que para el año 2050 esta cantidad podría aumentar a 11-16 millones de personas únicamente en los Estados Unidos. Pero ni la demencia ni el Alzheimer forman parte del proceso de envejecimiento normal. Ciertamente, su memoria y su función cerebral no tienen que verse dañadas únicamente porque se está haciendo mayor. Esto es especialmente cierto si se asegura de darle a su cerebro los nutrientes esenciales que necesita para funcionar correctamente, esto nutrientes son el DHA y EPA.

Además de optimizar su consumo de grasas omega-3, idealmente mediante el consumo de un suplemento de aceite de krill, las siguientes pautas también pueden aumentar en gran medida sus probabilidades de evitar cualquier tipo de deterioro cognitivo:

  • Lleve una alimentación nutritiva que contenga muchos vegetales, prestando especial atención en evitar todo tipo de azúcar, en especial la fructosa. Los expertos están comenzando a ver los problemas de memoria como el Alzheimer como una forma de hambre cerebral y el metabolismo de la glucosa parece desempeñar un papel muy importante en esta enfermedad. Ya se sabe que los diabéticos tiene un riesgo cuatro veces mayor de desarrollar Alzheimer y las personas con prediabetes tienen un riesgo tres veces mayor.
  • Evite y elimine el mercurio de su cuerpo. Los empastes dentales son la principal fuente de mercurio, sin embargo debe estar sano antes de quitarlas. Una vez que se ha adaptado a la alimentación descrita en mi Plan Nutricional, entonces puede seguir el protocolo de desintoxicación de mercurio y después buscar un dentista biológico que le quite las amalgamas. Consulte UNICAMENTE a un dentista bien entrenado para que le quite las amalgamas, de no ser así su salud se puede ver afectada.
  • Evite el aluminio como el que contienen los antitranspirantes, los utensilios de cocina, etc.
  • Haga ejercicio de tres a cinco horas por semana. De acuerdo con un estudio, las probabilidades de desarrollar Alzheimer se cuadriplicaron en las personas que tenían menos actividad física durante su tiempo de ocio, entre las edades de 20 y 60 años, en comparación con sus compañeros.
  • Evite las vacunas para la gripe, ya que contienen mercurio y aluminio
  • Los arándanos silvestres, tienen un alto contenido de antocianina y antioxidantes, son conocidos por la protección que brindan contra el Alzheimer y otras enfermedades neurológicas.
  • Desafíe su mente todos los días. La estimulación mental, como viajar, aprender a tocar un instrumento o resolver crucigramas, está relacionada con una disminución en el riesgo de Alzheimer. Los investigadores sospechan que los desafíos mentales ayudan a desarrollar su cerebro, haciéndolo menos susceptible a las lesiones relacionadas con la enfermedad de Alzheimer.

Referencias:

[1] Nutrients May 2011; 3(5): 529-554

[2] Alzheimer's and Dementia 2010 Nov;6(6):456-64

[3] Nutritional Neuroscience 2008 Apr;11(2):75-83

[4] Journal of Lipid Research 1968 Sep;9(5):570-9

[5] Lipids. 2011 Jan;46(1):37-46


Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, a menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado. Si está embarazada, amamantando, tomando medicamentos, o tiene una condición médica, consulte a su médico antes de usar productos a basados en este contenido.