Ocultar

Comer Esto Alimenta a las Bacterias que Pueden Hacerle Hoyos a Su Intestino

Publicado Por Dr. Mercola | 20 de Junio 2012

Seleccionar Idioma:

Antibioticos
Historia en Breve:
  • Investigaciones recientes encontraron que el antibiótico macrólido Azitromicina aumenta sus probabilidades de morir a causa de un evento cardiovascular en un 250 por ciento dentro de los primeros cinco días de uso, en comparación con la amoxicilina. Aquellas personas que ya tienen problemas cardíacos tienen un riesgo aún mayor de morir a causa de este medicamento, que es paralelo al Vioxx que para el momento en el que fue retirado del mercado en el 2004, ya había matado a 60,000 personas
  • Los antibióticos son bactericidas indiscriminados, es decir, matan TODAS las bacterias, tanto las buenas como las malas y muchos de los efectos secundarios a corto y largo plazo están relacionados con esto, ya que alterar la flora intestinal tiene un efecto perjudicial en el sistema inmunológico en general
  • El mayor peligro que representan los antibióticos no proviene de sus prescripciones, sino más bien de los alimentos que come. La prevalencia de los antibióticos encontrada tanto en las carnes como en los vegetales producidos de forma convencional tiene el potencial de eliminar o contribuir con el desequilibrio intestinal y por consecuencia con la disfunción del sistema inmunológico
  • Se estima que el uso no terapéutico de los antibióticos representa el 70 por ciento del uso total de antibióticos en los Estados Unidos y cuando se considera el uso agrícola, el porcentaje podría llegar al 84 por ciento
  • El 22 de diciembre del 2011, la FDA de los Estados Unidos publicó un anuncio en el Registro Federal que tenía como objetivo reducir el uso de antibióticos para alimentar a los animales. En lugar de hacer eso, la agencia emitió guías de recomendaciones en abril de este año, sugiriendo que el ganado sólo debería ser tratado con antibióticos para curar enfermedades y no para hacerlos más grandes

Por el Dr. Mercola

La Azitromicina (Zithromax) es un antibiótico macrólido utilizado en el tratamiento de la bronquitis, neumonía, infecciones de oído y enfermedades de transmisión sexual. Es conocido por causar efectos secundarios desagradables como erupciones en la piel, picazón, reacciones alérgicas o anafilácticas, diarrea acuosa grave.

Pero también está relacionada con más efectos secundarios, tales como la miopatía- dolor de músculos y tendones, debilidad y calambres- cuando se toma junto con estatinasi . Y las investigaciones anteriores han demostrado que el uso de cualquier tipo de antibiótico aumenta el riesgo de cáncer de mama en las mujeresii .

Más recientemente, la investigación publicada por el New England Journal of Medicine encontró que la azitromicina aumenta las probabilidades de morir a causa de un evento cardiovascular en un sorprendente 250 por ciento dentro de los primeros cinco días de uso, en comparación con todos aquellos que tomaron amoxicilinaiii . Este caso es muy similar al de Vioxx, que mató a 60,000 personas y fue retirado del mercado de manera voluntaria hace casi ocho años.

Cuando los investigadores observaron a las personas que ya tenían problemas cardíacos, descubrieron que su riesgo de morir cuando tomaban este medicamento era aún mayor. El riesgo de muerte cardiovascular también fue significativamente mayor con la azitromicina que con ciprofloxacino, mientras que el levoflaxino y la azitromicina tuvieron riesgos comparables en el caso de la mortalidad cardiovascular.

Lo Que Debe Saber Sobre los Antibióticos

Es importante reconocer que los antibióticos son agentes bactericidas indiscriminados, lo que significa que matan todo tipo de bacterias, tanto las benéficas como las patológicas y muchos de los efectos secundarios a corto y largo plazo están relacionados con este hecho.

Al matar las bacterias benéficas de su intestino, los antibióticos causan efectos dañinos en su sistema inmunológico en general y si usted no “vuelve a sembrar” su intestino con probióticos (bacteria buena)- ya sea en forma de suplemento de probióticos o alimentos fermentados- su sistema inmunológico puede permanecer susceptible durante un tiempo.

Por lo tanto, los antibióticos deberían tomarse únicamente cuando es absolutamente necesario y debe tenerse cuidado para restablecer la flora intestinal con el fin de evitar los efectos secundarios a largo plazo en su salud. Tomar probióticos mientras toma algún antibiótico también puede reducir la diarrea, que es uno de los efectos secundarios más comunes.

Cerca del 80 por ciento de su sistema inmunológico se encuentra en su tracto gastrointestinal, que alberga más de 100 trillones de bacterias- un equivalente de dos a tres libras de bacterias, además de las levaduras. Usted debería de tener cerca del 85 por ciento de bacteria “buena” y 15 por ciento de bacteria “mala”.

Todos estos microbios compiten por los nutrientes que se obtienen de los alimentos que come, pero la fuerza debido a que el número de bacterias buenas es mayor puede mantener las levaduras y bacterias malas bajo control y esto provoca que produzcan los nutrientes que su cuerpo necesita, tales como la vitamina B.

Sin embargo, cuando usted toma antibióticos, esta bacteria benéfica es diezmada por los patógenos, por lo tanto se altera el delicado balance de su intestino.

Como resultado, puede crecer la levadura y colonizar gran parte de su intestino provocando una enfermedad llamada disbiosis. Utilizando sus zarcillos (hifas), la levadura puede literalmente hacer agujeros en el revestimiento de la pared intestinal, lo que da como resultado un síndrome llamado intestino permeable. En este caso, usted tiende a volverse más susceptible a una gran variedad de problemas de salud, como:

Artritis Asma y alergias Problemas de piel
Problemas renales Problemas digestivos Trastornos autoinmunes

Cómo Influye Su Intestino En Su Salud

La razón por la que un intestino disfuncional puede causar estragos en su salud la explica de manera muy clara la Dra. Natasha Campbell-McBride, cuyo innovador trabajo arroja la luz que se necesitaba para comprender cómo afecta su intestino a su sistema inmunológico y cómo esta interacción dinámica tiene impactos profundos en su salud mental, emocional y física en general.

Ella ha escrito un gran libro llamado Gut and Psychology Syndrome, que es lo que significa en inglés el acrónimo GAPS, que es el nombre del segundo libro que aún se encuentra escribiendo. La teoría GAPS de la Dra. Campbell-McBride explica de forma elocuente cómo las anormalidades inmunológicas causadas por el daño en la flora intestinal son la causa de prácticamente TODAS las enfermedades degenerativas, así como de los trastornos neurológicos, incluyendo el TDAH y el autismo.

Una vez que su intestino se vuelve poroso o con “fugas”, tiene entradas que puede permitir que las partículas de los alimentos ingresen. Cuando los alimentos son absorbidos en su forma parcialmente descompuesta son vistos como “extraños”, lo que provoca que su sistema inmunológico reaccione ante ellos. La sensibilidad a los alimentos, las alergias, los problemas digestivos y finalmente, trastornos autoinmunes pueden surgir como consecuencia de ello.

Además, las levaduras parasitarias también pueden provocar que usted cambie lo que come causando antojos por los carbohidratos como el azúcar, pasta y pan, por ejemplo, ya que este es el combustible de su preferencia. Así que, no debería sorprenderle que el aumento de peso sea uno de los signos del daño causado por los antibióticos y el crecimiento de levadura.

Lamentablemente, muchos doctores descartan alguna relación entre los trastornos intestinales de sus pacientes y los medicamentos que les prescriben. Así que tenga cuidado y siempre asegúrese de volver a sembrar su intestino con probióticos de alta calidad cada vez que utiliza un antibiótico.

¿Sabía que Podría Estar Consumiendo Antibióticos Ocultos Todos los Días?

Desafortunadamente, el mayor peligro que representan los antibióticos en realidad no proviene de las prescripciones sobre las cuales se tiene cierto control, sino más bien de los alimentos que come. La prevalencia de los antibióticos, tanto en carnes como en vegetales tiene el potencial de eliminar o contribuir con el desequilibrio intestinal.

Los animales como las vacas, pollos y cerdos que son criados en operaciones concentradas de alimentación de animales (CAFOs) reciben antibióticos de manera regular- para mantenerlos vivos en condiciones deplorables y para hacerlos crecer más y más rápido. Los antibióticos también pueden encontrarse en los vegetales cultivados de manera tradicional y la razón de esto es que los antibióticos que les dan a los animales terminan transmitiéndose al suelo por medio del estiércol y por lo tanto también son transferidos a los vegetales.

La práctica generalizada del uso de dosis subterapéuticas de antibióticos para aumentar el crecimiento del ganado ha sido señalada como la causa principal del desarrollo de nuevas cepas de bacterias resistentes a los antibióticos, como la ahora muy conocida meticilina (SARM), conocida como ST398 o “la cepa de cerdo” o SARM.

Esta variedad de cepa SARM se suma a una situación muy preocupante…La comunidad humana asociada como la cepa SARM, USA300, ya afecta a cerca de 100,000 personas al año en los Estados Unidos y causó más de 18,600 muertes tan sólo en el 2005iv . Para poner ese número en perspectiva, VIH/SIDA mató a 17,000 personas el mismo año. Lo que es peor, la investigación ha demostrado que varias cepas de SARM pueden ser transmitidas de seres humanos a animales y viceversav, poniendo la salud tanto de animales y humanos en un riesgo mayor.

Es importante darse cuenta que las enfermedades que son resistentes a los antibióticos como el SARM son un problema causado por el hombre, creado por el uso excesivo de antibióticos. El uso excesivo de antibióticos es sólo un aspecto pero el factor más grande y más oculto es el uso excesivo de antibióticos en la producción de alimentos.

De acuerdo con el primer reporte hecho por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos sobre este tema, las granjas industriales estadounidenses utilizaron 29 millones de libras de antibióticos tan sólo en el 2009vi . En el 2001, el reporte emitido por la Unión de Científicos Preocupados estimó que el uso de antibióticos no terapéuticos en el ganado representaba el 70 por ciento del uso total de antibióticos en los Estados Unidos y cuando se consideraron todos los usos agrícolas, se estimo que el porcentaje podría llegar a ser de hasta el 85 por cientovii .

Claramente, el uso agrícola de antibióticos es el arma humeante en la batalla en contra de las bacterias resistentes a los antibióticos. También es probablemente la causa principal de la mala salud intestinal crónica, así como de la disminución de la función del sistema inmunológico.

La FDA Propone la Eliminación de Antibióticos en la Producción de Alimentos- Más o Menos…

El aumento de las bacterias resistentes a los antibióticos en el ganado es tan alarmante que los funcionarios del gobierno finalmente han admitido que puede infectarse al comer la carne o con el simple hecho de tener contacto con ella.

También advierten que los microbios pueden contaminar las alacenas, utensilios de cocina y otros alimentos. Incluso la USDA, que generalmente defiende los intereses agrícolas, proclamó en una audiencia del Congreso en el 2009 que de hecho existe un vínculo entre el uso de antibióticos en animales y la resistencia a los antibióticos en los seres humanosviii .

Pero la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos todavía se niega a hacerle frente a este problema.

De hecho, el 22 de diciembre del año pasado, la agencia de manera discreta publicó una noticia en el Registro Federal que fue efectiva al renegar su plan para reducir el uso de antibióticos en los alimentos de los animales- un plan que ha sido promocionado desde 1977. En contra de toda lógica y con prácticamente nada de publicidad, la FDA decidió continuar permitiéndoles a los productores de ganado el uso de medicamentos en sus alimentos. De acuerdo con el Registro Federal del 22 de diciembre del 2012ix :

“La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA o la Agencia) está retirando dos avisos de 1977 de oportunidad de audiencia (NOOH), que proponía retirar ciertos usos aprobados de penicilina y tetraciclinas para alimento de animales en parte por preocupaciones de la seguridad de los alimentos.”

Esto a pesar del hecho de que recientemente en el 2010, la FDA reconoció el problema en un proyecto para la industriax, que proponía que los productores de ganado dejaran de utilizar dosis de antibióticos en sus alimentos, afirmando que:

“Los medicamentos antimicrobianos han sido utilizados ampliamente en la medicina humana y veterinaria durante más de 50 años…El desarrollo de resistencia a esta importante clase de medicamentos y la resultante pérdida de efectividad como los tratamientos antimicrobianos, representan una seria amenaza a la salud pública.

El mal uso y uso excesivo de los medicamentos antimicrobianos crea una presión selectiva evolutiva que permite que las bacterias resistentes aumente en número más rápidamente que los antimicrobianos susceptibles y por lo tanto aumenta la oportunidad de que las personas se infecten con estas bacterias.

Debido a que el uso de medicamentos antimicrobianos contribuye con la creación de organismos resistentes a ellos, estos medicamentos deben utilizarse con prudencia tanto en animales como en seres humanos, con el fin de disminuir el desarrollo de la resistencia.”

Luego, en abril de este año, la FDA publicó una guía de recomendaciones en las que sugería que el ganado sólo debería ser tratado con medicamentos para curar enfermedades y no para hacerlo crecerxi . Pero, ¿realmente podemos confiar en el honor del sistema sobre cómo produce nuestros alimentos la industria? Yo creo que no. Necesitamos medidas para garantizar que los antibióticos se utilizan de forma responsable- y que deben de ir más allá de simples sugerencias.

En una nota un poco más brillante, en enero la FDA anunció que restringiría el uso de una clase de antibiótico, cefalosporinas, en el ganado bovino, porcino, así como en los pollos y el pavoxii . Estos antibióticos, que con frecuencia son prescritos a humanos, están relacionados con el desarrollo y propagación de bacterias resistentes a los antibióticos utilizado por los humanos e ingerido por los animales. A partir del 5 de abril se prohibió el uso de cefalosporina en los alimentos del ganado, aunque aún se permite su uso para tratar enfermedades.

Cómo Proteger a Su Familia de los Antibióticos Ocultos

Por supuesto, que la medicina convencional aún tiene que reducir su emisión de prescripciones, pero incluso si usted usa antibióticos con responsabilidad aun así estará expuesto a grandes cantidades de antibióticos debido a los alimentos que consume.

Esta es una de las razones principales por la que recomiendo que SÓLO consuma carnes orgánicas provenientes de animales alimentados con pastura, porque el uso de antibióticos no está permitido en la agricultura orgánica. Estos alimento también son mucho mejores que los provenientes de CAFOs en términos de contenido nutricional, si quiere saber más sobre esto por favor lea este artículo.

Además de cultivar y criar nuestros propios alimentos, su mejor opción es llegar a conocer a su granjero local- uno que utilice métodos naturales. Si usted vive en una zona urbana, existen programas de apoyo a la agricultura disponibles que pueden darle acceso a alimentos saludables y orgánicos, incluso si vive en el corazón de la ciudad.

La Weston Price Foundation xiii también tiene sucursales en todo el mundo y muchas de ellas están conectadas con lugares en donde puede conseguir sus productos. Otro recurso es  buscar en Local Harvest xiv , en donde puede encontrar mercados, granjas y otras fuentes  de alimentos seguros criados o cultivados de manera sustentable en su área.

Referencias:

i Vea Todas las Referencias


Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, a menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado. Si está embarazada, amamantando, tomando medicamentos, o tiene una condición médica, consulte a su médico antes de usar productos a basados en este contenido.