Ocultar

Nuevas Revelaciones Respaldan el Hecho de Que la Alimentación y el Ejercicio Revierten la Resistencia a la Leptina, Por lo Tanto Promueven un Peso Saludable

Publicado Por Dr. Mercola | 29 de Octubre 2012

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Leptina
Historia en Breve:
  • La leptina es una poderosa e influyente hormona producida por sus células de grasa. Desempeña un papel clave en la regulación de la ingesta de energía y el gasto energético. En la actualidad los investigadores creen que al adquirir más conocimientos sobre cómo interactúa la leptina con sus receptores, serán capaces de encontrar tratamientos nuevos para la obesidad y otros trastornos metabólicos
  • Los tratamientos a base de medicamentos probablemente no resolverán la resistencia a la leptina, tal y como sucede con la resistencia a la insulina en la que los medicamentos son ineficaces e incluso pueden resultar contraproducentes. La mejor manera de tratar el problema de la resistencia a la leptina es por medio de su alimentación. Una estrategia de alimentación integral que se base en grasas saludables y evite los aumentos de azúcar en la sangre mejorará la sensibilidad a la insulina y a la leptina
  • De acuerdo con un estudio reciente, la obesidad promueve el crecimiento de tumores existentes, esto independientemente de la alimentación, lo que podría ayudar a explicar por qué los pacientes con cáncer que son delgados muchas veces tienen mejores resultados que sus homólogos obesos
  • Investigaciones previas han demostrado que el ejercicio puede convertir las células de grasa "blancas" que aceleran el desarrollo del cáncer en el tipo de células de grasa "cafés" que promueven la salud (un tipo de grasa que genera calor y que quema energía en lugar de almacenarla)

Por el Dr. Mercola

La leptina, una hormona que juega un papel clave en la regulación de la ingesta de energía y el gasto energético, podría ser una de las hormonas más importantes en su cuerpo que determinará su salud y esperanza de vida. La insulina es otra hormona y ambas trabajan en conjunto.

Tanto la resistencia a la insulina como la resistencia a la leptina están relacionadas con la obesidad y el deterioro de su capacidad de transferir información a los receptores es el verdadero núcleo fundamental de la mayoría de las enfermedades degenerativas crónicas.

El metabolismo apenas puede ser definido como la química que convierte los alimentos en vida y por lo tanto la insulina y la leptina son sumamente importantes para la salud y las enfermedades. La insulina y la leptina trabajan en conjunto para controlar la calidad de su metabolismo y en cierto grado, también controlan el ritmo de su metabolismo.

En la actualidad los investigadores creen que al adquirir más conocimientos sobre cómo interactúa la leptina con sus receptores, serán capaces de encontrar tratamientos nuevos para la obesidad y otros trastornos metabólicos como lo son la diabetes tipo 2, así como enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide y la psoriasis.

De acuerdo con una reciente investigación publicada en la revista Molecular Cell,1 un receptor de leptina tiene dos patas articuladas que giran hasta entrar en contacto con la leptina.

Una vez que la leptina se une al receptor, estas patas dejan de girar y se ponen rígidas, enviando así una señal a una enzima llamada quinasa Janus,2 que tiene la capacidad de unirse a las citocinas inflamatorias. Se cree que la inhibición de la quinasa Janus podría ayudar a mejorar los problemas inflamatorios y metabólicos.

Alan Saltiel, director del Instituto de Ciencias de la Vida, le dijo a Medical News Today:3

“Este estudio podría ayudar a resolver un importante problema con el que hemos estado batallando desde hace tiempo…Dado a que la leptina es un regulador maestro del apetito, comprender por qué la resistencia a sus efectos en la obesidad ha sido un gran obstáculo para descubrir nuevos medicamentos para la diabetes y la obesidad. Entender cómo se une la leptina a sus receptores podría ser el primer paso para tratar la resistencia a la leptina.”

El hecho de que el enfoque principal es desarrollar medicamentos que “curen” la resistencia a la insulina es comprensible. Esa es la única forma en la que la industria farmacéutica puede ganar dinero. Sin embargo, la forma de realmente corregir la resistencia a la leptina no tiene nada que ver con los medicamentos, sino se basa completamente en la alimentación. Pero primero…

¿Qué Es Exactamente la Leptina?

La leptina es una poderosa e influyente hormona producida por las células grasas. Su grasa, por medio de la leptina, le dice a su cerebro si debería tener hambre, comer y hacer más grasa, si debe reproducirse o (en parte controlando su insulina) si debe participar en el mantenimiento y reparación. En resumen, la leptina es la forma en la que sus reservas de grasa hablan con su cerebro y le hacen saber cuanta energía hay disponible y lo más importante, qué hacer con ella.

Por lo tanto, la leptina podría ser la número uno de la cadena alimenticia en cuanto a importancia metabólica y relevancia en las enfermedades.

Si su señalización de leptina está funcionando correctamente, cuando sus reservas de grasa están “llenas”, esta grasa extra provocará un aumento en el nivel de leptina, lo cual le da la señal a su cerebro para dejar de sentir hambre, dejar de comer, dejar de almacenar grasa y comenzar a quemar esa grasa extra.

Controlar el hambre es forma (aunque no la única) en la que la leptina controla el almacenamiento de energía. El hambre es una poderosa, antigua y arraigada forma que si estimula lo suficiente, lo hará comer y almacenar más energía. La única forma de comer menos a largo plazo es no teniendo hambre y la única manera de hacerlo es controlando las hormonas que regulan el hambre, de las cuales la principal es la leptina.

¿Cómo Se Vuelve Resistente a la Leptina?

Usted puede volverse resistente a la leptina por medio del mismo mecanismo general que lo vuelve resistente a la insulina- por la continua sobrexposición a altos niveles de la hormona. Si usted lleva una alimentación rica en azúcar (fructosa particularmente), granos y alimentos procesados- el mismo tipo de alimentación que también aumentara la inflamación en su cuerpo- dado a que el azúcar se metaboliza en sus células de grasa, la grasa libera oleadas de leptina.

Con el tiempo, si su cuerpo es expuesto a demasiada leptina, se volverá resistente, de la misma forma en que su cuerpo se vuelve resiste a la insulina.

La única forma conocida para restablecer adecuadamente la señalización de la leptina (e insulina) es evitando esas oleadas y la única forma conocida es por medio de la alimentación. Como tal, la alimentación puede tener un efecto más profundo en su salud que cualquier otro tratamiento médico conocido.

Una estrategia de alimentación integral, como lo detallo en mi plan nutricional gratuito, que se base en grasas saludables y evite los aumentos de azúcar en la sangre junto con suplementos específicos mejorará la sensibilidad a la insulina y la leptina para que su cerebro pueda escuchar nuevamente las señales de retroalimentación de estas hormonas.

La Obesidad Ayuda a Estimular el Crecimiento de Cáncer, Sugiere un Nuevo Estudio

La resistencia a la insulina y a la leptina es la raíz del problema de la obesidad, que actualmente es un problema de proporciones épicas ya que también aumenta el riesgo de sufrir otra variedad de enfermedades graves. Al menos 20 enfermedades diferentes  han sido atribuidas directamente al sobrepeso. Este problema social ha emergido en tan sólo las últimas cuatro décadas, en gran parte debido a las malas recomendaciones alimentarias.

Una enfermedad relacionada con el exceso de peso es el cáncer. Y de acuerdo con estudio reciente, la obesidad promueve el crecimiento de tumores existentes independientemente de la alimentación, lo que podría ayudar a explicar por qué los pacientes que sufren de cáncer y son delgados muchas veces tienen mejores resultados que sus homólogos obesos.

Un estudio en animales, publicado en la edición de octubre en la revista Cancer Research,4 demostró que los tumores en ratones obesos crecieron mucho más rápido que en los ratones delgados que llevaban la misma alimentación. De acuerdo con los autores:

“En este estudio, mostramos que la obesidad facilita el crecimiento del tumor en los ratones, independientemente de la alimentación que llevaban, lo que sugiere un efecto directo del exceso de tejido adiposo blanco (tejido graso). Cuando se trasplantaron en ratones, las células estromales adiposas pueden servir como progenitores perivasculares adipocitos que promueven el crecimiento del tumor, quizá explicando la relación entre la obesidad y el cáncer.”

Los investigadores descubrieron que la presencia de cáncer provocaba que las células estromales adiposas- células de grasa “blancas”- migraran hacia la corriente sanguínea. Una vez que estas células cruzaban un tumor, algunas de ellas ayudaban a proporcionar oxigeno y nutrientes al tumor, por lo tanto aceleraban el crecimiento del cáncer.

El investigador principal, Mikhail Kolonin, le dijo a MedicineNet:5

“El hecho de que estas células estén presentes en los tumores es todavía un concepto emergente. Hemos demostrado no sólo que están presentes, sino que también son funcionales y afectan el crecimiento del tumor. Identificar las señales que provocan que estas células sean reclutadas hacia los tumores y encontrar la forma de bloquearlas podría proporcionar un nuevo camino en el tratamiento del cáncer.”

El Consumo de Proteína También es Crucial para el Cáncer

A principios de mes, entrevisté al Dr. Ron Rosedale durante 14 horas. Él es uno de los primeros médicos en los Estados Unidos que comenzó a medir los niveles de leptina clínica y sabe mucho sobre este tema. En nuestra entrevista, él me ayudó a entender la importancia que puede tener el consumo excesivo de proteína en el crecimiento del cáncer.

Comer proteína en exceso puede ser un mecanismo adicional sinérgicamente potente. Cuando usted consume proteína en niveles mayores a un gramo de proteína por kilogramo de una masa corporal MAGRA tiende a activar la vía mTOR, que aumentará radicalmente su riesgo de cáncer. Es muy fácil consumir proteínas en exceso y creo que es el caso de la mayoría de las personas que están leyendo esto. Sé que yo lo hacía y como resultado de esta nueva visión he reducido mi consumo de proteínas a casi la mitad.

Para determinar su masa corporal magra averigüe su porcentaje de grasa corporal y réstele 100. Así que su usted es 20% de grasa corporal tendría 80% de masa corporal magra. Sólo multiplique esas veces su peso actual para obtener su grasa corporal magra. En el caso de la mayoría de las personas significaría restringir el consumo de proteínas de 35 a 75 gramos. Sin embargo, las mujeres embarazadas y las personas que hacen mucho ejercicio necesitan cerca de 25% más proteína.

Por supuesto que cuando reduce el consumo de proteína necesita remplazarlo con otras calorías, así que la clave es remplazarlas con grasas de alta calidad como con aguacates, mantequilla, aceite de coco, nueces y huevos. También es sumamente útil evitar comer lo que sea tres horas antes de irse a la cama, ya que esto permite que sus niveles de azúcar en la sangre sean relativamente bajos mientras duerme. Este es otro truco que puede mover su cuerpo a modo de quema de grasa.

Reduzca la Obesidad para Disminuir el Potencial Tumoral

Como se indica en el artículo, las implicaciones son claras: “combata la obesidad antes y después de la aparición de tumores.” Desafortunadamente, no se mencionó nada sobre el papel del estilo de vida en la reducción de células de grasa “blancas” que aceleran el desarrollo de cáncer…Una vez más, la atención se centra en el desarrollo de medicamentos que conviertan las células de grasa “blancas” que aceleran el desarrollo del cáncer en células de grasa “cafés” menos dañinas (un tipo de grasa que genera calor que quema la energía en lugar de almacenarla).

Si su salud y bienestar dependieran de esto, probablemente formaría parte de las estadísticas del cáncer. Las investigaciones han demostrado que ciertos grupos de personas tienden a tener más células de grasa “cafés” que otras y existen correlaciones directas entre la activación de las células de grasa cafés y las medidas metabólicas de la buena salud. Por ejemplo:

  • Las personas delgadas tienen más grasa café que las personas obesas
  • Las personas jóvenes tienen más grasa café que las personas mayores
  • Las personas con niveles normales de azúcar en la sangre tienen más grasa café que las personas con niveles altos

Entonces, ¿hay alguna forma de convertir las células de grasa blancas en células de grasa café que promueven la salud? Sí, la hay. En un estudio realizado en ratones, los animales convirtieron sus células de grasa blancas en cafés por medio del ejercicio. El estudio, publicado en la revista Disease Models and Mechanisms6 en mayo del 2012 descubrió que, durante el ejercicio, los músculos de los animales liberaron una enzima llamada irisina, que provoca la conversión de células de grasa blancas en café.

Otro estudio publicado en la revista Nature,7 también sugiere que la irisina podría ser la clave para explicar los beneficios terapéuticos del ejercicio en las enfermedades metabólicas. Los autores señalan:

“La irisina actúa sobre las células adiposas bancas en cultivo e in vivo para estimular la expresión de UCP1 y un amplio programa de desarrollo de células de grasa cafés. La irisina es inducida por el ejercicio en los ratones y humanos y el aumento leve de los niveles en la sangre provoca un aumento en el gasto energético en los ratones que no tuvieron cambios en el movimiento ni en el consumo de alimentos. Esto da como resultado una mejora en la obesidad y en la homeostasis de la glucosa.”

Resumen

En resumen: La resistencia a la insulina y a la leptina son los principales factores de la obesidad, que a su vez son factor de riesgo para enfermedades como el cáncer, ya que aceleran el crecimiento tumoral. Pero la respuesta no se encuentra en una pastilla. Para revertir la resistencia a la insulina y leptina debe:

  • Evitar el azúcar, fructosa, granos y alimentos procesados
  • Llevar una alimentación basada en alimentos enteros y saludables, idealmente orgánicos y remplazar los carbohidratos de los granos con:
    • Un gramo de proteína por kilogramos de peso corporal MAGRO
    • Comer todas las grasas saludables de alta calidad que desee (saturadas y monosaturadas). La mayoría de las personas necesita más de 50-70 por ciento de grasas en su alimentación para alcanzar una salud óptima.

      Buenas fuentes incluyen el coco y el aceite de coco, aguacate, mantequilla, nueces y grasas animales. También es bueno obtener grasas omega-3 de origen animal y de alta calidad, como las provenientes del aceite de krill.

De manera similar, aunque los investigadores buscan crear medicamentos que puedan convertir las células de grasa blancas en cafés con el fin de reducir el potencial de crecimiento tumoral, otro investigador ya ha demostrado que esto puede lograrse por medio del ejercicio.

Como lo he dicho tantas veces, cerca del 80 por ciento de los beneficios de salud que se obtienen de un estilo de vida saludable provienen de su alimentación y el 20 por ciento restante del ejercicio- pero es un 20 por ciento sumamente importantes, ya que ambos porcentajes actúan en conjunto para mejorar los beneficios derivados de la alimentación.

Para maximizar los beneficios, usted debe asegurarse incluir un programa de entrenamiento de alta intensidad con intervalos, que es el enfoque de mi programa Peak Fitness. Para conocer más sobre esto, por favor échele un vistazo a mi artículo: El Error Más Grande Que Cometí al Hacer Ejercicio Durante Más de 30 Años

Fuentes y Referencias


Vea Todas las Referencias


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.