Los Probioticos Están Relacionados con un Menor Riesgo de Alergias
Seleccionar Idioma:

Llama Gratis en Estados Unidos: 1 (877) 985-2730 | Numero Internacional: 847-278-0763

Obtenga Gratis El Libro Tome Control De Su Salud...

Ocultar

Ocultar esto

Los Probióticos Están Relacionados con un Menor Riesgo de Alergias, Psoriasis, Colitis, Enfermedad Periodontal y Mucho Más

Publicado Por Dr. Mercola | 02 de Septiembre 2013

Probioticos y Alergia
Historia en Breve:
  • La raíz de muchos problemas de salud se relaciona con un desequilibrio de las bacterias intestinales, y esta base de la buena salud se presenta incluso cuando se está en el útero
  • Un análisis reciente de ensayos clínicos disponibles encontró que las mujeres que toman bacterias probióticos - es decir bacteria saludable - durante el embarazo redujeron el riesgo de que sus hijos desarrollaran alergias
  • Consumir abundantes probióticos en forma de alimentos fermentados es una de las maneras más eficaces para restablecer la flora intestinal benéfica de su bebé; el yogurt crudo, orgánico de vacas alimentadas con pastura es bien tolerado por la mayoría de los bebés y niños
  • Las investigaciones recientes muestran que las personas que sufren de psoriasis, colitis ulcerosa y/o síndrome de fatiga crónica, entran en una estado de remisión al tomar probióticos, además reduce la probabilidad de un recaída
  • Otro estudio mostró que una cierta cepa probiótica mejoró la eficacia del tratamiento estándar para la periodontitis crónica, que incluye raspado y alisado radicular, en un 53 por ciento

Por el Dr. Mercola

La mayoría de las personas, incluyendo a muchos médicos, no se dan cuenta que el 80 por ciento de su sistema inmunológico se encuentra en el tracto digestivo, lo que quiere decir que un intestino sano es un importante punto de enfoque si desea tener una salud óptima.

La raíz de muchos problemas de salud se relaciona con un desequilibrio de las bacterias intestinales, y esta base de una buena salud se presenta incluso cuando están en el útero.

Sin un tracto gastrointestinal (GI) en buen funcionamiento, un bebé recién nacido será más vulnerable a los patógenos, alérgenos, y una serie de enfermedades relacionadas con la inmunidad, por lo tanto, mantener el buen funcionamiento intestinal de sus hijos es muy importante. Sería prudente que las mujeres que están embarazadas o planean embarazarse abordarán su salud intestinal lo más pronto posible con el fin de darle a sus hijos el mejor comienzo posible.

Dicho esto, nunca es demasiado tarde para mejorar el estado del intestino de su hijo y la mayoría de las personas probablemente se beneficiará de ello.

Las bacterias presentes en su tracto GI desempeñan un papel crucial en el desarrollo y funcionamiento del sistema inmune de la mucosa y su tracto digestivo. También ayudan en la conversión de anticuerpos en patógenos.

Las bacterias amigables, incluso entrenar su sistema inmunológico para distinguir entre patógenos y antígenos no dañinos y para responder apropiadamente. Esta importante función evita que el sistema inmune reaccione exageradamente a antígenos no dañinos, lo cual es el origen de las alergias.

Sin embargo, los probióticos desempeñan una amplia variedad de funciones, son muy importantes sin importar cuales sean sus dolencias. Y dado que agregar probióticos a su alimentación es tan fácil, a través de los alimentos fermentados y/o suplementos, es un paso que le invito tomar.

Cómo Reducir el Riesgo de Alergias en su Hijo

Los bebés obtienen su primera "inoculación" de flora intestinal del canal de parto de la madre durante el parto. Si la flora es anormal, la flora del bebé también será anormal, cualquier organismo presente en la vagina de la madre, cubre todo el cuerpo del bebe y recubre el tracto intestinal del bebé.

Según un análisis reciente de ensayos clínicos previos,1 las mujeres que toman probióticos durante el embarazo, es decir bacteria saludable reducen el riesgo de que sus hijos desarrollen alergias. La flora no-saludable también puede predisponer a los niños al Síndrome del Intestino y Psicología (GAPS), que es el resultado potencial de las alergias.

Otros problemas de salud asociados con GAPS incluyen autismo, problemas de aprendizaje, y muchos otros problemas psicológicos, neurológicos, digestivos e inmunológicos. Como se informó en el artículo presentado de Reuters:2

"Dado que las alergias y el asma surgen de la respuesta inmune de hipersensibilidad, varios estudios han establecido evaluar el efecto de los suplementos probióticos en esas condiciones...

[El] equipo analizó los resultados de 25 ensayos de suplementos administrados durante el embarazo o durante el primer año de vida del niño. Todos los estudios que compararon a las madres y los bebé, asignaron aleatoriamente tomar los probióticos a las personas que se les administro un suplemento con placebo.

Se les suministro una dosis diaria de probióticos, y en algunos casos más de una vez al día, durante unos meses hasta un año. Los ensayos monitorearon si en verdad los resultados de los niños eran positivos sobre las alergias comunes- como alergias los cacahuates o al polen...

Los bebés que fueron expuestos a los probióticos en el útero y recibieron suplementos después de nacer tuvieron un riesgo del 12 por ciento menor de alergias en los siguientes meses y años que los niños de los grupos de comparación. Pero el riesgo de alergia no se redujo cuando los bebés empezaron a tomar probióticos después de haber nacido”.

Cómo las Alergias Están Relacionadas con la Mala Salud Intestinal

Una condición conocida como "intestino permeable" se produce cuando se desarrollan hoyos entre las células (enterocitos) que componen la membrana que recubre la pared intestinal. Estos pequeños hoyos permiten que sustancias como alimentos no digeridos, bacterias y desechos metabólicos, que deben ser almacenados en su tracto digestivo, escapen hacia el torrente sanguíneo - de ahí se deriva el término síndrome de intestino permeable.

El síndrome de intestino permeable puede ser un factor que contribuye a las alergias, lo cual ayuda a explicar por qué los niños con flora intestinal saludable, tienen un menor riesgo de desarrollar alergias. Más significativo aún, los microbios patógenos en el tracto digestivo del bebé pueden dañar la integridad de su pared intestinal. Esto puede permitir que todo tipo de toxinas y microbios inunden su torrente sanguíneo, que posteriormente puede entrar en su cerebro y perturbar su desarrollo.

La lactancia materna ayuda a proteger a su bebé de esta intestinal anormal, por eso es que la lactancia materna es tan crucial para la salud de su hijo. No hay fórmulas infantiles que puedan hacer esto.

El intestino permeable también está asociado con enfermedades intestinales inflamatorias como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, así como la enfermedad celíaca. Esta condición es causada una vez que la integridad del revestimiento intestinal se ve comprometida, y un flujo de sustancias tóxicas se "escapa" a su torrente sanguíneo, su cuerpo experimenta un aumento significativo en la inflamación.

"La curación y sellado" de su intestino ha demostrado ayudar a aliviar los síntomas de alergia. La clave está en modificar su alimentación para eliminar los alimentos dañinos, tales como granos y alimentos procesados, e introducir alimentos saludables que apoyen un adecuado equilibrio de las bacterias en su intestino. Para restaurar la salud intestinal y prevenir que se desarrolle el intestino permeable, comer alimentos tradicionalmente fermentados es esencial.

Los Alimentos Fermentados Pueden Ayudar a que su Bebé Evite Graves Problemas de Salud

Proporcionar suficientes probióticos en forma de alimentos fermentados es una de las maneras más eficaces para restablecer la flora intestinal benéfica de un bebé. A menudo, ni siquiera se necesita un suplemento probiótico comercial.

El yogur crudo y orgánico de vacas alimentadas con pastura es bien tolerado por la mayoría de los bebés y los niños. Lo mejor es hacer su propio yogur en casa con leche orgánica cruda y empezar con una cantidad muy pequeña. Una vez que el yogur sea bien tolerado, comience a introducir kéfir. Si usted tiene algún problema con los productos lácteos, puede sustituir el cultivo de yogur o kefir con vegetales fermentados. Evite el yogur comercial de las tiendas, ya que está cargado de azúcares que alimentan las bacterias patógenas, esto es exactamente lo contrario de lo que usted está buscando.

Para obtener más información sobre sobre como introducir alimentos fermentados a su recién nacido, recomiendo obtener una copia del libro de la Dra. Natasha Campbell-McBride, Gut and Psychology Syndrome,3 que tiene una gran sección de recetas para la fermentación de sus propios alimentos en casa y utilizarlos en beneficio de todos los miembros de su familia. Si usted tiene un hijo con una enfermedad grave, entonces, podría necesitar un probiótico de alta calidad.

Se han realizado más estudios sobre los probióticos en adultos a diferencia de estudios en niños y menos aún estudios en infantes (niños recién nacidos). Desafortunadamente, muy poca investigación se ha dedicado al estudio de probióticos para los recién nacidos, especialmente en recién nacidos con peso extremadamente bajo al nacer (ELBW por sus siglas en ingles), pero los estudios científicos hasta la fecha son muy prometedores.

Un estudio en particular publicado en BMC Medicine4 en el 2011 hecho por el Departamento de Pediatría Neonatal en el Hospital Nepean junto con otros varios hospitales australianos, nos acerca a importantes directrices basadas en evidencia sobre el uso de probióticos en recién nacidos prematuros.

Dicho esto, los probióticos han demostrado proporcionar una serie de beneficios para los lactantes y los niños. Por ejemplo, los suplementos diarios de alimentos probióticos pueden reducir el riesgo de eccema en un 58 por ciento en un niño, de acuerdo con un estudio. Otro estudio encontró que una dosis diaria de Lactobacillus reuteri puede ayudar a mejorar los cólicos.

Los Probióticos Han Probado Ser Benéficos para los Trastornos Inflamatorios No Intestinales

Otros estudios recientes confirman la importancia de la salud intestinal para los problemas de salud como la psoriasis y el síndrome de fatiga crónica. Uno de estos estudios, publicado en la revista Gut Microbes es interesante ya que es el primer estudio que muestra cómo una sola cepa probiótica puede influir en el sistema inmune sistémico. Según lo informado por Medical News Today:5

"El sistema inmune de la mucosa protege las superficies mucosas internas del cuerpo, tales como el tracto gastrointestinal, urogenital y respiratorio. Estas superficies internas actúan como una barrera para el mundo exterior de los tejidos internos del cuerpo, que luego son además protegidos por el sistema inmune sistémico. Existe alguna evidencia convincente de que los probióticos, o bacterias intestinales amigables, influyen en el desarrollo y el mantenimiento no sólo del balance microbiano en el interior del intestino y el sistema inmune de la mucosa, sino también en la respuesta inmune sistémica”.

El probiótico utilizado en el estudio se llama Bifidobacterium infantis 35624. Se incluyeron tres ensayos aleatorios separados, a doble ciego, controlados con placebo en el estudio, que evaluó los efectos de los probióticos en un problema gastrointestinal inflamatorio y dos no gastrointestinales. Veintidós de los pacientes incluidos en el estudio fueron diagnosticados con colitis ulcerosa, 26 fueron diagnosticados con psoriasis, una enfermedad inflamatoria de la piel, y 48 pacientes tuvieron síndrome de fatiga crónica.

Los niveles de marcadores de inflamación en 35 voluntarios sanos, fueron utilizados como punto de referencia. Los tres biomarcadores evaluados fueron la proteína C-reactiva (CRP) y las citoquinas pro-inflamatorias, factor de necrosis tumoral alfa (TNF-a), y la interleucina-6 (IL-6). Al comienzo de los ensayos, todos los pacientes, ya sea con trastornos relacionados con la inflamación gastrointestinal o no, tuvieron niveles significativamente más elevados de los tres biomarcadores. Durante el período de prueba, que duró entre seis y ocho semanas, cada paciente recibió tanto probiótico como placebo. Al final de cada una de las tres pruebas diferentes, los investigadores encontraron que:

  • Los tres grupos de pacientes que recibieron Bifidobacterium infantis 35624 tuvieron niveles significativamente más bajos de CRP en comparación con los que recibieron un placebo
  • Los pacientes con psoriasis y colitis ulcerosa tuvieron un menor TNF-a
  • Las personas con colitis ulcerosa y síndrome de fatiga crónica tuvieron reducciones en IL-6

Según los investigadores, estas reducciones en los biomarcadores inflamatorios normalmente cuentan como remisión, y son indicativos de una reducción en el riesgo de recaída. Un estudio similar publicado en 20096 encontró que Bifidobacterium infantis fue la única cepa probiótica de las 13 estudiadas capaz de mejorar los síntomas del síndrome del intestino irritable (SII).

Los Probióticos Ayudan a Mejorar la Enfermedad Periodontal y Más

En noticias relacionadas, otro estudio7 a doble ciego, controlado con placebo encontró que el probiótico Lactobacillus reuteri Prodentis mejoró la eficacia del tratamiento estándar para la periodontitis crónica (raspado y alisado radicular) en un 53 por ciento. De acuerdo con el artículo presentado:8

"Para el final del estudio que duró 12 semanas, 53 por ciento menos sitios (superficies de los dientes) en pacientes con profundos hoyos dentales y que tomaron Lactobacillus reuteri Prodentis se vieron en la necesidad de la cirugía, en comparación con el grupo de placebo ... Después del período de intervención también se concluyó que el 67 por ciento de los pacientes en el grupo placebo cayó en la categoría de alto riesgo de progresión de la enfermedad, mientras que la cifra correspondiente para los pacientes que tomaron Lactobacillus reuteri Prodentis fue sólo del 27 por ciento ".

También se ha encontrado que los probióticos influyen en la actividad de cientos de genes, ayudándolos a expresarse de una manera positiva para combatir las enfermedades. Los investigadores han documentado efectos probióticos beneficiosos en una amplia variedad de trastornos, incluyendo:9, 10

Enfermedad inflamatoria intestinal (IBD) Síndrome del intestino irritable (IBS) Estreñimiento y diarrea
Cáncer de colon Erradicación de la infección H. pylori, que está asociada con úlceras Infecciones vaginales
Fortalecimiento de la respuesta inmune Eczema Artritis reumatoide
Cirrosis en el hígado Encefalopatía hepática Depresión, ansiedad y otros problemas de salud mentales

Los Vegetales Fermentados Son una Buena Fuente de Probióticos

La llegada de los alimentos procesados ​​alteró drásticamente la alimentación humana, y ahora estamos cosechando los resultados en forma de un rápido aumento de problemas de salud crónicos. Creo que el no consumir alimentos fermentados tradicionalmente tiene mucho que ver con esto.

El proceso de cultivo produce los microbios benéficos que ahora sabemos son muy importantes para la salud, y cuando se consumen todos los días, ayudan a mantener un equilibrio saludable de microbios intestinales. Los alimentos fermentados son también algunos de los mejores quelantes y agentes de desintoxicación, lo que significa que pueden ayudar a su cuerpo a deshacerse de una gran variedad de toxinas, incluyendo metales pesados. La mejor manera de asegurar una flora intestinal óptima es consumir regularmente alimentos fermentados tradicionalmente. Algunas opciones saludables incluyen:

Lassi (una bebida de yogur indio, tradicionalmente tomada antes de la cena) Varias fermentaciones en escabeche de repollo, nabos, berenjenas, pepinos, cebolla, calabaza y zanahorias Tempeh
Leche cruda tradicionalmente fermentada, como el kéfir o yogur, pero no las versiones comerciales, que normalmente no tienen cultivos vivos y están cargados de azúcares que alimentan a las bacterias patógenas Natto (soya fermentada) Kimchee

 

Al elegir alimentos fermentados, manténgase alejado de las versiones pasteurizadas, ya que la pasteurización destruye muchos de los probióticos que ocurren naturalmente. Esto incluye la mayoría de los yogures "probióticos" disponibles en todos los supermercados de hoy en día, debido a que están pasteurizados, se asocian con todos los problemas de los productos derivados de leche pasteurizada. También suelen contener azúcares añadidos, jarabe de maíz alto en fructosa, colorantes o endulzantes artificiales, los cuales solo empeorarán su salud.

Cuando los introduce por primera vez, tendrá que empezar poco a poco, añadiendo tan sólo la mitad de una cucharadita de vegetales fermentados en cada comida, y aumentar gradualmente hasta poder tomar un cuarto de media taza (2 a 4 onzas) de vegetales fermentados u otros alimentos con cultivos con uno o tres alimentos al día. Puesto que los alimentos cultivados son desintoxicantes eficientes, puede experimentar síntomas de desintoxicación, o una "crisis de curación", si se introduce mucho a la vez. Si usted no consume regularmente alimentos fermentados tradicionalmente como los mencionados anteriormente, un suplemento probiótico de alta calidad puede proporcionar beneficios similares.

Descubra Como Hacer sus Propios Vegetales Fermentados

Es muy fácil hacer vegetales fermentados en casa. También es la forma más económica de obtener grandes cantidades de probióticos saludables en su alimentación. Para saber cómo hacerlo, revise esta entrevista con Caroline Barringer, un practicante de la Terapia Nutricional (NTP) y una experta en la preparación de los alimentos prescritos en el programa de nutrición Síndrome del Intestino y Psicología de la Dra. Natasha (GAPS por sus siglas en inglés) Programa.

Aunque puede utilizar las bacterias nativas de la col o “repollo”y otros vegetales, normalmente es más fácil obtener resultados consistentes con un cultivo iniciador. Caroline prepara a la semana grandes cantidades de vegetales fermentados y ha obtenido grandes resultados utilizando tres a cuatro cápsulas de probióticos de alta calidad para empezar el proceso de fermentación.

Recuerde: Su Intestino, Cerebro y Defensa Inmune Principal Están Conectados...

Sería prudente recordar que la gran mayoría de su sistema inmunológico se encuentra en su sistema digestivo, lo que hace que un intestino saludable sea un importante punto de enfoque si desea mantener una salud óptima. Por otra parte, como lo hemos mencionado en otros artículos recientes, el intestino es casi su segundo cerebro, ya que se origina en el mismo tipo de tejido. Su intestino y cerebro en realidad trabajan en conjunto, y se influyen recíprocamente. Por esta razón es que su salud intestinal puede tener una profunda influencia en su salud mental, y viceversa.

Esto también ayuda a explicar la relación entre los trastornos neurológicos (incluyendo ADHD y el autismo) y disfunción gastrointestinal. Por ejemplo, la intolerancia al gluten es a menudo una característica del autismo, y muchos niños autistas se beneficiaran con una estricta dieta libre de gluten. Sin embargo, aún más importante, desarrollar una flora intestinal normal durante los primeros 20 días de vida, juega un papel crucial en la maduración adecuada del sistema inmune de su bebé.

Los bebés que desarrollan una flora intestinal anormal crecen con sistemas inmunes comprometidos, y además aumentan el riesgo de alergias y otros trastornos mencionados anteriormente en su hijo, puede incluso ser un factor crucial referente a daños inducidos por la vacuna. Según lo explicado por la Dra. Campbell-McBride, las vacunas fueron originalmente desarrolladas para niños con sistemas inmunológicos sanos; los niños con flora intestinal anormal y con inmunidad comprometida no son candidatos adecuados para nuestro programa actual de vacunación, ya que son más propensos a sufrir daños. Para obtener más información sobre esto, por favor consulte este artículo anterior.

Para resumirlo todo esto, independientemente de su edad, tres cambios muy positivos ocurren cuando se equilibra su relación de bacterias intestinales benéficas y malas:

  • Problemas digestivos disminuyen o desaparecen
  • Su cuerpo comienza a utilizar toda la buena comida y los suplementos nutricionales que lo alimentan
  • Su sistema inmune se libera del estrés y está mejor equipado para luchar contra cualquier enfermedad, lo que contribuye a una vida más larga y saludable

 

Fuentes y Referencias

Vea Todas las Referencias