Ocultar

Tres Onzas de Esto Al Día Podría Dañar Su Cerebro

Publicado Por Dr. Mercola | 4 de Julio 2011

Share This Article Compartir

Granos Enteros

Comer trigo podría no ser benéfico para su salud. Entre muchas otras razones, cada grano contiene un micro grano de Glutamina de Germen de Trigo (WGA por sus siglas en ingles). Incluso en pequeñas cantidades. El WGA puede tener efectos secundarios adversos. Podría ser pro-inflamatorios, inmunotóxicos, cardiotóxicos  y neurotóxicos.

De acuerdo con un artículo en Green Med:

“WGA puede a travesar la barrera hematoencefálica (BBB por sus siglas en ingles) mediante un proceso llamado endocitosis de adsorción… el WGA puede adherirse a la capa protectoras de los nervios conocidos como myelin sheathand (capa mielina) que es capaz de inhibir el factor de crecimiento del nervio que es importante para el desarrollo, mantenimiento y sobrevivencia de ciertas neuronas en particular. El WGA se adhiere a la N-acetilglucosamina, que se cree funciona como un neurotransmisor atípico que funciona en vías nociceptivas (dolor).”

Comentarios del Dr. Mercola:

 

La mayoría de las personas creen que los granos son parte esencial de una dieta saludable, particularmente los granos enteros como el trigo. Los granos enteros son unos de los pocos  alimentos que tienen permitido manifestar propiedades saludables sobre las etiquetas, y son relacionados con un menor riesgo de enfermedades cardiacas y ciertos tipos de cáncer.

Por desgracia, existe mucha evidencia que indica que los granos enteros y en particular el trigo entero (sí, incluso el orgánico) pueden contribuir a un gran número de problemas de salud —tanto físicos como mentales. Esta evidencia sin embargo, no ha sido registrada con el Departamento de Salud y Servicios Humanos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA por sus  siglas en inglés) o con la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA por sus siglas en ingles) - las cuales desarrollaron las recomendaciones alimenticias de consumir 3 a mas onzas de granos enteros al día.

Cuando usted comienza a revisar la evidencia acumulada contra los granos enteros, se vuelve evidente que nuestra dependencia al trigo y a otros granos podría ser uno de los principales culpables de la mala salud de muchas personas.

Aquí está mi enfoque principal sobre el impacto de salud mental del trigo, pero para obtener más información de por qué el trigo no es el alimento saludable como se lo han hecho creer, por favor revise mis dos artículos citados anteriormente y la gran de lista de estudios relacionados.

Los Efectos Secundarios del Consumo de Trigo—No Solo Se Trata de la Enfermedad Celiaca

Muchos de ustedes pueden estar relacionados con la enfermedad celiaca (CD por sus siglas en ingles). Es un desorden gastrointestinal caracterizado por la intolerancia al gluten del trigo. Según las estadísticas de la Universidad de Chicago Celiac Disease Center, en promedio una de cada 133 personas sanas en Estados Unidos sufre de CD. Sin embargo, se estima que del 20 al 30 por ciento de la población mundial puede tener susceptibilidad genética a la enfermedad celiaca- y la manera de evitar “prender” estos genes es mediante la eliminación del gluten.

Cuando considera que la enfermedad celiaca no diagnosticada está asociada con un aumento de casi cuatro vez más de muerte prematura, la seriedad de esta sensibilidad a este alimento se hace muy evidente. El mecanismo primordial de esta enfermedad es la inflamación crónica. Las  condiciones crónicas inflamatorias y degenerativas son endémicas en las poblaciones que consumen granos.

Sin embargo, otros trastornos de salud incluyen depresión, ADD/ADHA (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) y el Alzheimer entre otros. Resulta que el consumo excesivo de trigo podría jugar un papel importante. De hecho, existe evidencia que sugiere que la sensibilidad al gluten puede ser la raíz de muchas condiciones neurológicas y psiquiátricas.

Los Efectos Tóxicos de la Glutamina de Germen de Trigo (WGA)

El trigo contiene altas cantidades de la glutamina del germen de trigo (WGA), una glucoproteína clasificada como lectina, que es en gran parte responsable de muchos de los efectos nocivos del trigo. Otros granos con alto contenido de lectinas son el arroz, la espelta y el centeno.

Curiosamente, las cantidades más elevadas de WGA son encontradas en el trigo entero, incluyendo la forma germinada, que se promociona como la forma más saludable de todas… Además de las grandes cantidades de WGA, el trigo también contiene un gran número de componentes potencialmente dañinos para la salud, que incluyen:

  • Gliadina (un componente de proteína soluble en alcohol)
  • Gliadomorfina  (exorfinas, o un grupo de péptidos opioides que se forman durante la digestión de la proteína de gluten)
  • Inhibidores enzimáticos

Las maneras tradicionales para afrontar muchos de estos anti nutrientes es mediante la germinación, fermentación  y cocción. Sin embargo, las lecitinas están diseñadas para resistir la degradación a través de una amplia gama de temperaturas y pH. La lecitina del WGA es particularmente dura debido a que está formada por las mismas uniones de sulfuro que le dan la fortaleza y resistencia a la goma vulcanizada y al cabello humano.

Además, dado que las lectinas son tan pequeñas y difíciles de digerir, tienden a bioacumularse en su cuerpo, donde pueden interferir con los procesos biológicos. WGA es particularmente problemática en este sentido. Estudios indican que tiene un gran número de características y actividades que perjudican a la salud, como:

 

Pro-Inflamatorio--WGA estimula la síntesis de los mensajeros químicos proinflamatorios (citoquinas) en el intestino y en las células inmunes y además han mostrado desempeñar un papel causal en la inflamación crónica  del intestino delgado Inmunotoxicidad-- WGA induce atrofias en el timo de las ratas y los anti cuerpos anti-WGA en la sangre humana han mostrado tener una reacción cruzada con otras proteínas, lo que indica que puede contribuir en la auto inmunidad. De hecho, WGA parece jugar un papel en la enfermedad celiaca, que es completamente distinta al gluten, debido a sus niveles significativamente más elevados de los anti-cuerpos IgG  y IgA contra WGA encontrados en pacientes con enfermedad celiaca, comparados con pacientes con otros trastornos intestinales.
Neurotoxicidad-- WGA puede atravesar la barrera hematoencefálica a través de un proceso llamado "endocitosis adsortiva" llevándose consigo otras substancias. WGA puede adjuntarse  a su capa mielina y es capaz de inhibir el factor de crecimiento del nervio, importante para el crecimiento, mantenimiento y sobrevivencia de ciertas neuronas en particular. Excitotoxicidad—el trigo, los lácteos y la soya contienen altos niveles de ácido glutámico y aspártico, convirtiéndolos potencialmente en excitotoxicos. La excitotoxicidad es un proceso patológico donde el acido glutamico y aspártico causan una activación excesiva de receptores de células nerviosas, que pueden causar daño al nervio que induce el calcio y al cerebro. Estos dos aminoácidos pueden contribuir a condiciones neurodegenerativas como esclerosis múltiple, Alzheimer, enfermedad de Huntington  y otros trastornos del sistema nervioso y central tales como: epilepsia, ADD/ADHD  y migrañas.
CitotoxicidadWGA ha demostrado ser citotóxica para las líneas de las células normales y cancerosas, capaces de inducir o detener el ciclo celular o la muerte celular programada (apoptosis). Interrupción de la Función Endocrina-- WGA puede contribuir al aumento de peso, resistencia a la insulina y resistencia a la leptina al bloquear el receptor de la leptina en el hipotálamo, también se une a los nódulos tiroideos benignos y malignos, e interfiere con la producción de secretina en el páncreas, que puede conducir a problemas digestivos e hipertrofia del páncreas.
Cardiotoxicidad-- WGA tiene un efecto perturbador y potente sobre la molécula 1 de adhesión a plaquetas y células endoteliales, que desempeña un papel clave en la regeneración de tejidos al remover los neutrófilos  de los vasos sanguíneos. Efectos adversos de la función gastrointestinal provocado por un aumento del derramamiento de la membrana de la célula mucosa intestinal, reduciendo el área superficial y la aceleración de la pérdida de las células y acortamiento de las vellosidades. También causa degradación del citoesqueleto en las células intestinales, contribuyendo a la muerte celular, aumento y disminución de los niveles de proteínas de choque térmico en las células epiteliales  intestinales, dejándolas más vulnerables al daño.

La Conexión Entre el Intestino y el Cerebro

La mayoría de las personas no se dan cuenta de que su intestino es, literalmente, su segundo cerebro, y que en realidad tiene la capacidad de influir significativamente en su:

  • Mente
  • Humor
  • Comportamiento

Como se puede ver en la lista anterior sobre las influencias tóxicas, la glutamina del germen de trigo (WGA) puede dañar tanto su  intestino como el  cerebro en varias maneras. Pero el daño a su intestino también puede-- en virtud de la conexión entre el intestino y el cerebro-- alterar su mente, estado de ánimo y comportamiento por sí mismo... La ansiedad y la depresión son en realidad parte de los signos y síntomas de la enfermedad celíaca, por ejemplo.

La conexión entre el intestino y el cerebro es bien reconocida como un principio básico de la fisiología y la medicina, así que, esto no es totalmente sorprendente, aunque a menudo pasa desapercibido. También hay una gran cantidad de pruebas que demuestran la afectación gastrointestinal en una variedad de enfermedades neurológicas. Con esto en mente, debería  quedar perfectamente claro que alimentar su flora intestinal es una parte muy importante, desde su nacimiento hasta su muerte, ya que es algo muy real, las personas tienen dos cerebros, uno dentro de su cráneo y el otro dentro de su intestino, y cada uno necesita su propio alimento vital.

Su intestino y el cerebro están en realidad creados por el mismo tipo de tejido. Durante el desarrollo fetal, una parte se convierte en el sistema nervioso central mientras que el otro se convierte en el sistema nervioso entérico. Estos dos sistemas están conectados a través del nervio vago, que es el nervio craneal décimo que va desde el tronco cerebral hasta su abdomen. Esto es lo que conecta los dos cerebros, y explica los fenómenos del porque sentimos mariposas en el estomago cuando estamos nerviosos, por ejemplo.

Su intestino y su cerebro funcionan en conjunto, influyen recíprocamente. Esta es la razón por la cual su salud intestinal podría tener una influencia tan profunda en su salud mental, y viceversa. Como resultado de ello, debería ser obvio que su dieta está estrechamente relacionada con su salud mental. Además, casi no se requiere ningún esfuerzo de imaginación para ver cómo la nutrición inadecuada puede tener un efecto adverso sobre su estado de ánimo y, posteriormente, su comportamiento.

¿Cómo Podría el Trigo Sabotear su Salud Mental?

En cuanto al impacto del trigo y otros granos sobre su salud mental y humor, un gran número de estudios indican que el trigo podría tener un efecto perjudicial, promover la depresión e incluso tener serios problemas de salud mentales tales como esquizofrenia. Un reciente estudio publicado en Scandinavian Journal of Gastroenterology el año pasado, descubrió que incluso aquellas personas que no presentan síntomas de la enfermedad celiaca podrían tener anticuerpos antigliadinos, que supuestamente aumentan el riesgo de depresión en las personas de edad avanzada.

El aumento de la sensibilidad inmune al gluten también ha sido reportada en pacientes esquizofrénicos y la conexión entre la intolerancia al gluten y la esquizofrenia se ha establecido en los últimos 20 años.

De acuerdo con un estudio hecho en 1984:

“Si la hipótesis de los péptidos neuroactivos del gluten de los granos son los principales agentes que evocan la esquizofrenia en los pacientes con el genotipo, no es de extrañar que los granos sean los culpables. Para comprobar esto, analizamos los resultados de nuestros análisis clínicos (e.g., kuru) y las observaciones de los antropólogos sobre las personas que consumieron poco o nada de granos.

Solo dos esquizofrénicos crónicos fueron encontrados entre 65,000 personas examinadas o personas que estuvieron en cuidado intensivo en las regiones remotas de Papua Nueva Guinea y Malaita, Islas Salomon y en Yap, Micronesia. En preneuroleptic Europa más de 130 casos han sido pronosticados.

Cuando estas personas quedaron parcialmente occidentalizadas y consumieron trigo, cerveza de cebada y arroz, la prevalencia alcanzo los niveles Europeos. Nuestros hallazgos coinciden con los resultados epidemiológicos y experimentales anteriores que indican que el gluten del arroz es dañino para las personas con esquizofrenia.”

Otro estudio más reciente descubrió que:

"Las personas con psicosis de inicio reciente y con múltiples episodios de esquizofrenia que han aumentado los anticuerpos a la gliadina pueden compartir algunas de las características inmunológicas de la enfermedad celíaca, pero su respuesta inmune a la gliadina difiere a la de la enfermedad celíaca."

El Trigo es Un Verdadero “Sedante”

Un mecanismo que puede ayudar a explicar la misteriosa conexión entre los problemas de salud mentales y el trigo, es debido a que el trigo inhibe la producción de serotonina.

Los neurotransmisores como la serotonina no solo pueden ser encontrados en su cerebro, sino también en su intestino. De hecho, la mayor concentración de serotonina, que interviene en el control del estado de ánimo, depresión y agresión, se encuentra en los intestinos, no en  el cerebro!

Por lo tanto, es de vital importancia nutrir nuestra flora intestinal con alimentos probióticos y suplementos para mantener una óptima función de la serotonina, ya que puede tener un profundo impacto en su estado de ánimo, salud psicológica y comportamiento. Esta conclusión se ve apoyada por un reciente estudio en animales, que encontró que la ausencia o presencia de microorganismos intestinales benéficos durante la infancia altera permanentemente la expresión genética, específicamente los genes y las vías de señalización implicadas en el aprendizaje, la memoria y control de las habilidades motoras.

Esto sugiere que las bacterias intestinales están estrechamente ligadas al desarrollo temprano del cerebro y al comportamiento posterior.

Estos cambios de comportamiento podrían invertirse siempre y cuando los ratones fueran expuestos a los microorganismos normales durante los primeros años de vida. Pero una vez que los ratones libres de gérmenes habían  llegado a la edad adulta, la colonización con bacterias benéficas no influyeron en su comportamiento. Según el Dr. Díaz Rochellys Heijtz, autor principal del estudio:

"Los datos sugieren que existe un período crítico durante la niñez cuando los microorganismos intestinales afectan al cerebro y cambian posteriormente el comportamiento en la vida."

Las implicaciones pueden ser profundas si tenemos en cuenta la cantidad de los productos de trigo que se consumen hoy en día, y desde una edad muy temprana...nuestra adicción a los granos, no solo alimenta las enfermedades gastrointestinales como la enfermedad celíaca, además de  alergias al trigo, obesidad y diabetes, sino que también pueden contribuir al deterioro de la salud mental, así como  enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Vale la pena considerarlo, especialmente si sufre actualmente de depresión o cualquier otro trastorno psiquiátrico.

Además de todo eso, TODOS los tipos de granos, contribuyen claramente a la resistencia de leptina e insulina, que son las causas subyacentes de la mayoría o de todas las enfermedades crónicas—desde diabetes hasta cáncer. Esa es una razón suficiente para restringir su consumo de granos. Pero el trigo, podría ser una preocupación en particular, debido a todas las razones mencionadas anteriormente.


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.