99% de las Pacientes con Cancer de Mama Tienen Parabenos en el Cuerpo
Seleccionar Idioma:

Llama Gratis en Estados Unidos: 1 (877) 985-2730 | Numero Internacional: 847-278-0763

Obtenga Gratis El Libro Tome Control De Su Salud...

Ocultar

Ocultar esto

40 Mujeres con Cáncer de Mama Tuvieron Este "Ingrediente Cosmetológico" En sus Tejidos

Publicado Por Dr. Mercola | 02 de Abril 2012

Mamografia
Historia en Breve:
  • Investigaciones recientes han detectado la presencia de ésteres de parabenos en un 99 por ciento de los tejidos de cáncer analizados. En el 60 por ciento de los casos, se detectaron los cinco ésteres. Los parabenos son sustancias químicas que se ha demostrado tienen propiedades similares al estrógeno y el estrógeno es una de las hormonas involucradas en el desarrollo del cáncer de mama
  • Todo lo que ingiera, inhala o coloca sobre su piel puede ser absorbido por su cuerpo y con el paso del tiempo puede causar un daño potencial. Los parabenos se pueden encontrar en una amplia variedad de productos de consumo, como lo son los desodorantes, shampoos, lociones, cosméticos, medicamentos y aditivos alimenticios
  • Investigaciones recientes han confirmado la existencia de una clase de material causante de cáncer previamente desconocido y que puede encontrarse en miles de productos de consumo. Se ha demostrado que una amplia gama de metales actúan como "metaloestrógenos" y tienen la capacidad de añadir una carga estrógenica a la mama humana.
  • De acuerdo con investigaciones recientes, las mujeres con los consumos más altos de cadmio eran un 21 por ciento más propensas a desarrollar cáncer de mama en comparación con aquellas mujeres con el menor consumo alimenticio. El cadmio es un metal pesado cancerígeno identificado como un metal que puede unirse a los receptores del estrógeno, imitando a la hormona femenina estrógeno de manera efectiva. Los cultivos de alimentos como las patatas y los granos enteros son la fuente principal de cadmio y también es un contaminante del aire

Por el Dr. Mercola

Nuevas investigaciones han detectado la presencia de ésteres de parabenos en el 99 por ciento de los tejidos de cáncer de mama analizados i.

El estudio examino a 40 mujeres que estaban siendo tratadas para combatir el cáncer de mama primario.

En el 60 por ciento de los casos, cinco de los diferentes ésteres estaban presentes.

Los parabenos son sustancias químicas con propiedades similares al estrógeno, y el estrógeno es una de las hormonas involucradas en el desarrollo de cáncer de mama.

El estudio señalai ii :

“La variación fue notable con respecto a los ésteres de parabenos individuales, la ubicación dentro del seno y las ubicaciones similares en senos diferentes.

Los valores medios en general son de nanogramos por gramos de tejido, en las 160 muestras de tejido los niveles fueron más altos en el caso de n-propilparabeno y metilparabeno, los niveles fueron más bajos para el n-butilparabeno, etilparabeno y el isobutilparabeno…

La fuente de parabenos no puede ser identificada, pero el parabeno fue medido en 7 de los 40 pacientes, quienes reportaron que jamás en su vida habían utilizado cosméticos en las axilas.”

Fuentes y Peligros de los Parabenos

Los desodorantes y antitranspirantes son algunas de las principales fuentes de parabenos, pero el hecho de que las personas que jamás han utilizado estos productos presentan parabenos en su tejido de mama claramente demuestra que estas sustancias químicas, independientemente de los productos en los que se encuentran contenidos, pueden y aparentemente se acumularán en el tejido de mama.

Es importante reconocer que cualquier cosa que coloque sobre su piel, puede ser absorbida por su piel y con el paso del tiempo puede causar daños graves, como lo demuestra esta investigación.

(Para saber más acerca de la toxicidad potencial de sus cosméticos, le recomiendo que revise la lista de la EWG llamada Skin Deep Report iii .) Los parabenos inhiben el crecimiento de bacterias, hongos y mohos y son utilizados como conservadores. En la etiqueta pueden aparecer con los siguientes nombres:


Metil parabeno Propil parabeno Isobutil parabeno
Etil parabeno Butil parabeno E216

Estas sustancias químicas comúnmente se utilizan en:


Desodorantes y antitranspirantes Shampoos y acondicionadores Gel para rasurar Pasta de dientes
Lociones y protectores solares Maquillaje/cosméticos Medicamentos farmacéuticos Aditivos alimenticios

Los estudios han demostrado que los parabenos pueden afectar su cuerpo tanto como los estrógenos, lo que puede conducir a una disminución de la masa muscular, almacenamiento de exceso de grasa y ginecomastia masculina (crecimiento de mamas). Otros estudios a parte del que estamos hablando aquí también han relacionado los parabenos con el cáncer de mama. La Agencia de Protección Ambiental (EPA) ha relacionado los metil parabenos particularmente, con trastornos metabólicos, hormonales, neurológicos y de desarrollo, así como con varios tipos de cáncer.

Cómo Evitar Algunos de los Culpables Más Comunes

Para poder evitar los parabenos y otras sustancias químicas dañinas se necesita saber leer las etiquetas. Tenga cuidado con los productos con etiquetas que dicen “cien por ciento natural” porque puede ser que aún contengan sustancias químicas dañinas, incluyendo parabenos, así que debe asegurarse de revisar los ingredientes enlistados en la etiqueta. Otra alternativa es hacer sus propios productos de cuidado personal. En muchos casos es mucho más fácil de lo que imagina. Michael DeJong, ambientalista y autor de libros sobre una vida ecológica tiene un libro llamado Clean Cures iv , que está lleno de remedios fáciles, naturales y baratos que usted puede preparar en casa para curar enfermedades ordinarias con ingredientes que tiene en su refrigerador y despensa.

Cuando se trata de desodorantes, una opción es evitarlos por completo. El jabón neutro y agua me han funcionado muy bien. Para una protección anti-olor adicional, utilice una pizca de bicarbonato de sodio mezclado con un poco de agua.

Tenga Cuidado: Existe Una Clase Totalmente Nueva de "Estrógenos" Causantes De Cáncer

Investigaciones recientes también han confirmado la existencia de una clase totalmente nueva de materiales que causan cáncer previamente desconocidos que pueden encontrarse en miles de productos de consumo. Algunos de ellos incluso son añadidos a suplementos y alimentos como “nutrientes”. Estos compuestos imitadores del estrógeno son: los metales.

Si, se ha demostrado que una amplia variedad de metales actúan como “metaloestrógenos” y son capaces de agregar una carga estrogénica a la mama humana, por lo tanto aumentan el riesgo de cáncer de mama. Se ha identificado que los siguientes son capaces de unirse a los receptores de estrógeno y hacerlos imitar la fisiología del estrógeno v :


Aluminio Antimonio Arsenito Bario Cadmio Cromo Cobalto
Cobre Plomo Mercurio Níquel Selenita Estaño Vanadato

De acuerdo con GreenMedInfo vi :

“…La exposición al selenita de sodio (y selenito de sodio) es difícil de evitar, ya que es la fuente principal de selenio en los suplementos en el mercado de las vitaminas, alimentos, bebidas, etc. Lo mismo sucede con las formas inorgánicas de cromo, cobre, níquel, estaño y vanadato, que encontrará en las etiquetas de muchos multivitamínicos. Otra fuente diaria de exposición a los metalestrógenos para millones de consumidores son los antitranspirantes que contienen aluminio.”

El Cadmio Relacionado con un Mayor Riesgo de Cáncer de Mama

Un estudio reciente publicado en la revista Cancer Research indica que las mujeres cuya alimentación contiene niveles altos de cadmio tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama. El cadmio es un metal pesado conocido por ser cancerígeno y como puede ver por su inclusión en la lista de arriba, también ha sido identificado como uno de los metales que puede unirse a los receptores de estrógeno e imitar de manera efectiva a la hormona femenina estrógeno. El estudio encontró que entre las cerca de 56,000 mujeres, aquellas con el consumo más alto de cadmio fueron 21 por ciento más propensas a desarrollar cáncer de mamavii .

El cadmio se filtra en los cultivos a través de los fertilizantes o cuando la lluvia o aguas residuales lo depositan en las tierras de cultivo. Las patatas y los granos enteros son algunas de las principales fuentes de cadmio, sin embargo también se encuentra presente en la contaminación del aire producida por la quema de combustibles fósiles y por lo tanto también puede ser inhalado. De acuerdo con Los Angeles Times viii :

“El estudio ofrece evidencia nueva en una gran población humana que los productos químicos ambientales que imitan los efectos de la hormona femenina estrógeno podrían contribuir con el riesgo de las mujeres de ciertos tipos de cáncer, incluyendo los cáncer de mama y el cáncer endometrio…Los resultados salieron tan sólo tres meses después de que el Instituto de Medicina, un prestigioso cuerpo de investigadores biomédicos independientes, concluyera que muchos otros factores- la mayoría de los cuales pueden ser controlados por las mujeres, como la obesidad y la medicación para remplazar hormonas- fueron las fuentes más importantes de riesgo de cáncer de mama.

El informe al que se refieren es al Cáncer de Mama y el Medio Ambiente: Un Enfoque de Ciclo de Vida, Realizado por el Instituto de Medicina (IOM)ix y publicado en diciembre del año pasado, que discute el impacto ambiental sobre el riesgo de cáncer de mama.

El informe es un paso en la dirección correcta, ya que reconoce la necesidad de investigar más a fondo el papel que desempeñan las toxinas ambientales en el desarrollo del cáncer de mama. Esto es importante, porque mientras las personas pueden hacer todo lo posible para evitar las sustancias químicas dañinas, si realmente queremos terminar con el aumento de todo tipo de cáncer, debemos eliminar las sustancias químicas relacionadas con el cáncer producido por los productos de consumo, manufactura y otras fuentes de exposición. Además, el informe de la IOM también identifica las radiaciones ionizantes como uno de los principales contribuyentes con el cáncer de mama, lo cual por supuesto incluye las mamografías…

¿Más Mujeres Podrían Verse Afectadas y No Beneficiadas con las Mamografías?

Las mamografías exponen el cuerpo de una mujer a una radiación que puede ser 1,000 veces mayor que a la que se exponen con una radiografía de tórax, que aumenta el riesgo cáncer. La mamografía también comprime los senos con fuerza (y muchas veces es doloroso), lo cual puede provocar una propagación letal de las células cancerosas, en caso de que existan.

A principios de este año, La Colaboración Cochrane Nórdica publicó un informe afirmando que las mamografías podrían causar más daños que beneficios. Su folleto informativo, Screening for Breast Cancer with Mammography x , es una lectura importante para todas las mujeres. Aún más provocativo es el nuevo libro llamado, Mammography Screening: Truth, Lies and Controversy, escrito por Peter C. Gøtzsche, profesor de diseño de investigación clínica y director de análisis en el Centro Cochrane Nórdico y médico jefe. El primer párrafo del libro dice xi :

“La manera más efectiva para disminuir el riesgo de que las mujeres se conviertan en pacientes con cáncer de mama es evitando las mamografías.”

Aunque para algunos esto puede sonar muy impactante para ser verdad, la información disponible respalda completamente esta conclusión. De acuerdo con la Colaboración Cochrane, por cada 2,000 mujeres invitadas a que se hagan mamografías en el transcurso de diez años, sólo UNA mujer prolongará su vida. Mientras tanto, 10 mujeres sanas, que de no haber sido por las mamografías no habrían sido diagnosticadas con cáncer de mama, lo cual sería un mal diagnostico y serían tratadas innecesariamente. Además, más de 200 mujeres experimentarán malestares psicológicos durante muchos meses debido a los falsos positivos.

La Industria del Cáncer Está Plagada de Corrupción…

Existe mucha información concluyente por ahí que puede y en última instancia será, utilizada para llamar a una audiencia legislativa sobre el uso de las mamografías y su encubrimiento. Ya que en 1974, el profesor Malcolm C. Pike de la Facultad de Medicina de la Universidad del Sur de California advirtió al Instituto Nacional del Cáncer (NCI) que un gran número de especialistas había concluido que “hacerle una mamografía a mujeres menores de 50 años de forma rutinaria es poco ético.” En 1990, el Dr. Samuel Epstein advirtió sobre los peligros de las mamografías, afirmando:

“La mama premenopaúsica es muy sensible a la radiación, cada exposición a la radicación aumenta el riesgo de cáncer de mama cerca de un uno por ciento, con un aumento acumulado de 10 por ciento en el riesgo de cáncer de mama durante una década de radiación…La alta sensibilidad de la mama, en especial en mujeres jóvenes, a la radiación que induce el cáncer fue conocida por primera vez en 1970. Sin embargo, el establecimiento proyectó unas 300,000 mujeres con dosis tan altas de rayos X que aumentan el riesgo de cáncer en un 20 por ciento en mujeres de 40 a 50 años de edad que se hacen una mamografía al año.”

A pesar de toda la evidencia en contra del uso rutinario de esta, la mamografía continúa siendo la estrategia de “prevención” número uno recomendada para todas las mujeres mayores de 40 años. Es alarmante, que exista evidencia que indica que la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) ha sido negligente (por decirlo suavemente) al aprobar un gran número de dispositivos para la detección del cáncer. Recientemente se supo que los soplones de la agencia habían sido espiados secretamente durante dos años, todos ellos trabajaban en la oficina responsable de la revisión de dispositivos médicos, incluyendo los dispositivos de detección de cáncer. Los empleados espiados habían advertido al Congreso que la agencia estaba aprobando dispositivos médicos que representaban riesgos inaceptables para los pacientes.

Jeffrey Shuren, director del Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA en repetidas ocasiones a tratado de tomar medidas en contra de los empleados, afirmando que revelaron información que daña la integridad y la misión de la FDA. Shuren también es la persona que supervisa los empastes dentales que contienen mercurio, los cuales han sido llamados fraudulentamente como “empastes de plata”. Shuren se comprometió a hacer un anuncio sobre las amalgamas dentales a finales del 2011, pero justo antes de que acabara el año laboral, la agencia reconoció que no habría ningún anuncio- no en el 2011 y probablemente nunca lo haya.

Una y otra vez, el Sr. Shuren demuestra lealtad hacia los intereses de la industria en lugar de la salud pública y la seguridad…Pero él no es el único que hace esto. En el 2009 una carta que mandaron algunos empleados anónimos de la FDA al equipo de transición del presidente Obama, los autores establecen claramente la necesidad de una revisión completa a la agencia, debido a la arraiga corrupción sistémica en su más alto nivelixii . Ellos escribieron:

“En la actualidad en la FDA hay una atmosfera en la que el empleado honesto le teme al empleado deshonesto y no al revés. Es preocupante, que aún no exista una atmósfera en la FDA en donde los empleados honestos comprometidos con la integridad y la misión de la FDA puedan actuar sin miedo a las represalias…Estados Unidos necesita urgentemente un cambio en la FDA porque la FDA está esencialmente rota, no cumple con su misión y restablecer un funcionamiento efectivo y apropiado en la FDA es vital para la salud física y la economía de la nación.”

Las Mamografías Ya No Se Recomiendan Para Mujeres en los Cuarenta

La Fuerza de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos revisó sus recomendaciones para las mamografías en octubre del 2009, xiii  afirmando que las mujeres en sus cuarenta ya no deberían hacerse mamografías de rutina para la detección temprana de cáncer de mama. En lugar de eso, el panel recomendó esperar hasta cumplir los cincuenta y hacerse una mamografía cada dos años en lugar de cada año. La Fuerza de Trabajo de Canadá hizo lo mismo en noviembre del año pasado.

Mientras que muchas organizaciones del cáncer se mostraron indignados por esto y han rechazado las nuevas normas del panel, es importante darse cuenta que la razón principal de este cambio fueron los peligros documentados y las deficiencias en las mamografías. Con todo, existe evidencia convincente de que las mamografías no son la gran cosa y la FDA no está haciendo su trabajo para proteger su salud. En lugar de eso, se encuentra ocupada atendiendo a la industria y pasando los límites de ley con el fin de proteger los modelos de negocio lucrativos. Esto realmente es una tragedia, considerando todas las alternativas que existen y que podrían ayudar a contener el aumento en las tasas de cáncer…

Hay una amplia variedad de estrategias para el tratamiento y la prevención que parecen ser tanto seguras como más efectivas que las estrategias convencionales como las mamografías y para terminar con “el venenoso” modelo del tratamiento contra el cáncer…Para conocer más sobre esta información, por favor revise los artículo relacionados con este tema enlistados en la parte de abajo.

Referencias:

i Journal of Applied Toxicology March 2012; 32(3): 219-232

ii Journal of Applied Toxicology March 2012; 32(3): 219-232

iii Environmental Working Group, Skin Deep Report

iv Clean Cures: The Humble Art of Zen-Curing Yourself, Michael DeJong

v Journal of Applied Toxicology December 12, 2011 [Epub ahead of print]

vi Green Med Info March 18, 2012

vii Cancer Research March 15, 2012; 72: 1459

viii Los Angeles Times March 15, 2012

ix Breast Cancer and the Environment: A Life Course Approach, The Institute of Medicine (IOM), December 7, 2011

x SCREENING FOR BREAST CANCER WITH MAMMOGRAPHY (PDF), The Nordic Cochrane Center 2012

xi MAMMOGRAPHY SCREENING: TRUTH, LIES AND CONTROVERSY, Radcliffe Publishing, January 2012

xii CDRH Staffers To Obama: House Cleaning Urgent At Device Center, National Whistleblowers Center

xiii U.S. Preventive Services Task Force, Screening for Breast Cancer  2009