Se Descubrió que las Galletas Oreo Son Tan Adictivas como la Cocaína
Seleccionar Idioma:

Llama Gratis en Estados Unidos: 1 (877) 985-2730 | Numero Internacional: 847-278-0763

Obtenga Gratis El Libro Tome Control De Su Salud...

Ocultar

Ocultar esto

Mientras que Unión Europea Lanza una Sorprendente Etiqueta de Declaración de las Propiedades de Salud para la Fructosa, Se Descubre que las Galletas Oreo Son tan Adictivas como la Cocaína

Publicado Por Dr. Mercola | 30 de Octubre 2013

Galletas Oreo
Historia en Breve:
  • De acuerdo con un estudio reciente realizado en animales, las galletas Oreo son tan adictivas como la cocaína y la morfina, activando más neuronas en el centro de placer del cerebro que la exposición a drogas ilícitas
  • La mayoría de los alimentos procesados en realidad están creados para ser adictivos- ya sea que hablemos de galletas o de salsa para pasta- esto lo logran por medio de usos magistrales de ingredientes adictivos como la sal, la grasa, el azúcar y una amplia variedad de saborizantes propios
  • En un giro sorprendente, la Unión Europea ha aprobado una declaración de las propiedades de salud para la fructosa, programada para entrar en vigor a partir del 2014
  • A fabricantes de alimentos que remplazan al menos un 30 por ciento del contenido de glucosa y/o sacarosa con fructosa en sus productos se les permitirá declarar que su producto tiene un efecto positivo en el metabolismo de carbohidratos y la sensibilidad a la insulina
  • Aunque la fructosa crea una menor respuesta glicémica inmediatamente después de comerla, en comparación con la sacarosa o la glucosa, es un gran error decir que por eso es más saludable para usted, ya que esto hace caso omiso a las consecuencias metabólicas generales

Por el Dr. Mercola

Cuando usted consume azúcares refinados y procesados, estos activan la producción de opiáceos naturales del cerebro - un ingrediente clave en el proceso de adicción. Esencialmente, su cerebro se vuelve adicto a la estimulación de la liberación de sus propios opiáceos, como lo haría con la morfina o la heroína.

Esta naturaleza adictiva del azúcar y de los alimentos procesados ha sido confirmada nuevamente por el profesor de psicología y un equipo de estudiantes de la Universidad de Connecticut,1, 2 quienes demostraron que las galletas Oreo son tan adictivas como la cocaína o la morfina.

El estudio, que fue diseñado para investigar el poder adictivo de los alimentos ricos en grasa/azúcar, también encontró que comer galletas Oreo activó más neuronas en el centro de placer cerebral de las ratas que cuando fueron expuestas a drogas ilícitas. De acuerdo con el profesor Schroeder:

“Nuestra investigación respalda la teoría de que los alimentos ricos en grasa/ricos en azúcar estimulan el cerebro de la misma manera en que lo hacen las drogas. Esto podría explicar por qué algunas personas no pueden resistirse a estos alimentos a pesar del hecho de que saben que son malas para ellos.”

La idea del estudio se originó cuando la estudiante en neurociencias, Jamie Honohan, quería saber cómo la alta prevalencia de comida chatarra en los barrios de bajos ingresos podría contribuir con la epidemia de obesidad.

De hecho, es importante señalar que, a diferencia de los países del tercer mundo, en los Estados Unidos las personas más pobres tienen los mayores índices de obesidad. Esta aparente contradicción es, creo yo, una clara indicación de que el problema se deriva de la alimentación en sí.

Algo en los alimentos económicos y de fácil acceso está creando un daño metabólico y eso exactamente es lo que los investigadores están descubriendo. Como lo reportó la Universidad de Connecticut:

“…Las galletas Oreo activaron muchas más neuronas que la cocaína y la morfina. Esto se correlaciona con los resultados conductuales y respalda la hipótesis de que los alimentos ricos en grasa/ricos en azúcar pueden ser considerados como adictivos,” dijo Schroeder.

“Y eso podría ser un problema para el público en general”, dijo Honohan. “A pesar de que conocemos los peligros de salud causados por consumir drogas como la cocaína y la morfina, los alimentos ricos en grasa/ricos en azúcar podrían representar un peligro aún más grande debido a que son económicos y de fácil acceso,” dijo ella.

Por favor que le quede claro que yo no estoy de acuerdo con el comentario de que todo lo que es rico en grasas es malo para usted. Las galletas Oreo y prácticamente todos los bocadillos procesados son malos para usted porque contiene aceites omega-6 altamente procesados, que es el tipo de grasa equivocado. Sin embargo, es posible hacer un bocadillo rico en grasas que sea saludable, utilizando aceites como el aceite de coco.

Los Alimentos Procesados Están DISEÑADOS para Ser Adictivos

La mayoría de las personas creen ciegamente que las compañías de alimentos harán lo correcto, que jamás producirían alimentos que podrían ser tóxicos o dañinos. Hemos aprendido que este no es el caso.

La industria alimentaria está consciente de su papel en el fomento de la obesidad y no son ignorantes cuando se trata de la razón por la que los estadounidenses parecen no poder parar de comer comida chatarra. Incluso, insisten en vender alimentos en el mercado estadounidense con ingredientes que han sido prohibidos en otros países por razones de salud

La mayoría de los alimentos procesados en realidad están creados para ser adictivos - ya sea que estemos hablando de galletas o de salsa para pasta - esto lo logran por medio de usos magistrales de ingredientes adictivos como la sal, la grasa, el azúcar y una amplia variedad de saborizantes propios.

En un artículo publicado en el New York Times,3 el reportero investigador Michael Moss escribió acerca de la extraordinaria ciencia detrás del sabor y la adicción de la comida chatarra y cómo las compañías multinacionales de alimentos luchan por mantener sus “ganancias” ante la creciente evidencia de que sus alimentos están provocando crisis de salud.

En este artículo, él menciona una reunión que se llevó a cabo en 1999 entre los 11 directores ejecutivos a cargo de las compañías de alimentos más importantes de los Estados Unidos, incluyendo a Kraft, Nabisco, General Mills, Procter & Gamble, Coca-Cola y Mars, en donde uno de los temas principales fue su contribución con la mala salud de los estadounidenses. Moss escribe entre otras cosas:

“James Behnke, un ejecutivo de Pillsbury de 55 años de edad…se vio involucrado en una conversación con un grupo de expertos en la ciencia de los alimentos que estaban pintando un panorama cada vez más sombrío de la capacidad del público para reclamar sobre las fórmulas de la industria—

Desde los frágiles controles del cuerpo sobre el comer en exceso hasta el poder oculto de algunos alimentos procesados para hacer que las personas sientan más hambre. Él y otros sintieron que había llegado el momento de advertir a los directores ejecutivos que sus compañías podrían haber llegado demasiado lejos en la creación y comercialización de productos que representan grandes problemas de salud.”

¡SORPRENDENTE! La Unión Europea Aprueba una Declaración de las Propiedades de Salud para la Fructosa

Con todo lo que ahora sabemos sobre el desastre metabólico que representa la fructosa, es absolutamente SORPRENDENTE enterarse que la Unión Europea ha aprobado una declaración de las propiedades de salud para la fructosa,4 programada para entrar en vigor a partir del 2014. Muchos de mis lectores se encuentran dispersos por la Unión Europea y para usted, entender las consecuencias de esta etiqueta es crucial.

A partir del 2014, a los fabricantes de alimentos que remplazan al menos un 30 por ciento del contenido de glucosa y/o sacarosa con fructosa en sus productos se les permitirá declarar que su producto tiene un efecto positivo en el metabolismo de carbohidratos y la sensibilidad a la insulina.

No me cabe la menor duda de que esta declaración sobre las propiedades de salud promoverá una avalancha de enfermedades crónicas, ya que los fabricantes de alimentos comenzarán a cambiar del menor al mayor de dos males…Como lo informó Ingredients Network:5

“Los fabricantes de alimentos y bebidas pueden esperar un aumento en la venta de sus productos que contienen fructosa a partir del 2 de enero del 2014, cuando la declaración de las propiedades de salud para la fructosa entre en vigor en la Unión Europea…La declaración de la fructosa promete ser realmente innovadora para los fabricantes de alimentos y bebidas. Los fabricantes que sustituyan al menos un 30 por ciento de la glucosa o sacarosa con fructosa podrán declarar que.

“EL consumo de alimentos que contienen fructosa conduce a niveles más bajos de glucosa en la sangre en comparación con los alimentos que contiene sacarosa o glucosa.”…la capacidad de la fructosa para enfatizar sabores frutales también lo hace particularmente favorable para los fabricantes de bebidas, preparados de jugos, helado con sabor a frutas, yogurts y más.

Gracias a esta medida para cambiar el juego por parte de la Unión Europea, al validar los beneficios de la fructosa, la atención de la industria se ha centrado con mayor urgencia en las oportunidades presentadas para incorporar fructosa cristalina no-OGM en productos de alimentos y bebidas diferentes…”

Por Qué la Fructosa es Peor para Usted Que Otros Azúcares

Uno de los problemas principales con la fructosa refinada es que es isocalórica y no isometabólica. Lo que esto significa es que aunque puede consumir la misma cantidad de calorías de la fructosa o cualquier otro nutriente, incluyendo la glucosa, el efecto metabólico será completamente diferente a pesar de que el conteo calórico es idéntico.

Aunque es verdad que la fructosa refinada crea una menor respuesta glicémica inmediatamente después de consumirla, en comparación con la glucosa y la sacarosa, decir que por eso es más saludable para usted es una afirmación completamente errónea que ignora las consecuencias metabólicas generales.

En resumen, el hecho de que la fructosa refinada produce una menor respuesta glicémica inmediata es completamente irrelevante, debido a que los efectos metabólicos son mucho más destructivos. Desde mi punto de vista, esta etiqueta es peligrosa y podría desencadenar una serie de enfermedades crónicas en la Unión Europea.

La fructosa refinada en realidad afecta su cuerpo de forma muy similar al alcohol, por lo tanto aumenta la enfermedad del hígado graso no alcohólica - y le repito, adicción. La fructosa y el etanol tienen efectos narcóticos inmediatos relacionados con sus propiedades dopaminérgicas. De la misma manera en la que el alcohol puede causar un consumo excesivo compulsivo, la fructosa tiende a generar una sensación inestable e intensa del placentero sabor dulce, que muchas veces nos lleva a consumir más de lo que nuestro cuerpo puede manejar, inclusive aunque dañe los múltiples sistemas de los órganos.

El Panel de la Unión Europea sobre los Productos Dietéticos, Nutrición y Alergias habla sobre las consecuencias en su documento de opinión,6 aunque siguen estando de acuerdo con la declaración de las propiedades de salud propuesta para la fructosa:

“El Panel considera que con el fin de respaldar la declaración, la glucosa o sacarosa deberían ser remplazadas por fructosa en los alimentos y bebidas azucaradas. La población a la que va dirigida es a los individuos que desean reducir sus respuestas glicémicas post-prandial. El Panel señala que el alto consumo de fructosa podría provocar complicaciones metabólicas como hipercolesterolemia, resistencia a la insulina y un aumento de la adiposidad visceral.” [El énfasis es mío]

Lo Que Necesita Saber Sobre El Metabolismo de la Fructosa y el Metabolismo de la Glucosa

Le repito, aunque la fructosa refinada crea una menor respuesta glicémica a corto plazo, en comparación con otros azucares, a largo plazo, causa un mayo daño metabólico que el azúcar. Esto se ha sido demostrado en repetidas ocasiones por estudios científicos. Uno de los más recientes, publicado en la revista Nature,7 volvió a concluir que aunque la fructosa refinada y la glucosa tienen el mismo valor calórico, ambas son metabolizadas de formas completamente diferentes y la fructosa es la que causa el mayor daño. En la parte de abajo se encuentra un resumen de las diferencias principales entre el metabolismo de la glucosa y el metabolismo de la fructosa, lo que explica por qué sigo repitiéndole que la fructosa es por mucho el peor tipo de azúcar que existe:

Con la fructosa, el 100 por ciento de la carga recae en su hígado. Pero con la glucosa, su hígado se encarga tan sólo del 20 por ciento Cuando come 120 calorías de glucosa, menos de una caloría es almacenada en forma de grasa. 120 calorías de fructosa dan como resultado 40 calorías almacenadas en forma de grasa. ¡Consumir fructosa es esencialmente consumir grasa!
Cada célula de su cuerpo, incluyendo su cerebro, utiliza glucosa. Por lo tanto, la mayoría de ella es “quemada” inmediatamente después de consumirla. A diferencia de la fructosa, que se convierte en ácidos grasos libres (FFA), VLDL (la forma dañina de colesterol) y triglicéridos, que se almacenan en forma de grasa El metabolismo de la fructosa en el hígado crea una larga lista de productos de desecho y toxinas, incluyendo una gran cantidad de ácido úrico, lo que hace que aumente su presión arterial y causa gota
Los ácidos grasos creados durante el metabolismo de la fructosa se acumulan como grasa, tanto en su hígado como en sus tejidos musculares, causando resistencia a la insulina, enfermedad del hígado graso no alcohólica (NAFLD). La resistencia a la insulina se convierte en síndrome metabólico y diabetes tipo 2 La glucosa suprime la hormona del hambre grelina y estimula la leptina, que suprime el apetito. La fructosa no tiene efecto sobre la grelina e interfiere con la comunicación del cerebro con la leptina, dando como resultado comer en exceso
La fructosa es el carbohidrato más lipófilo. En otras palabras, la fructosa se convierte en glicerol activado (g-3-p), que se utiliza directamente para convertir los FFAs en triglicéridos. Mientras más g-3-p tenga, más grasa almacena. La glucosa no provoca todo esto Además de la actividad de modulación de dopamina de la fructosa, parece existir una conexión entre la fructosa y los opiáceos. Aunque tanto la glucosa como la fructosa son capaces de crear efectos para calmar el dolor, los investigadores han descubierto que la fructosa es más potente que la glucosa cuando se trata de alcanzar estos efectos, lo que sugiere que podría ser más adictiva

Investigador del Cáncer Emite Clara Advertencia

El Dr. Lewis Cantley, un investigador del cáncer y director del Centro de Cáncer en Weill Cornell Medical College de Nueva York, explica por qué una alimentación rica en azúcar es tan peligrosa- en particular para los niños. Primero, es importante saber que el factor que relaciona a la obesidad, la diabetes y el cáncer es la resistencia a la insulina y a la leptina.

La resistencia a la insulina y a la leptina e incluso la diabetes tipo 2, se están volviendo más comunes en niños y adolescentes- algo que era prácticamente desconocido hace 50 años. Como dice el Dr. Cantley, la diabetes tipo 2 se conoce como la “aparición tardía de diabetes” por la precisa razón de que por lo general aparecía hasta como a los 60 años.

Si la diabetes a los 60 años es evidencia de un consumo de azúcar mayor a lo ideal a lo largo de la vida, entonces el hecho de que en la actualidad los adolescentes estén desarrollando diabetes tipo 2 nos dice que la cantidad de azúcar en la alimentación promedio, que comienza desde la infancia, es excepcionalmente alta - tan alta que las consecuencias se vuelven evidentes varias décadas antes que en el pasado. Esto a su vez aumenta exponencialmente el riesgo del niño de desarrollar cáncer en algún punto de su vida. El Dr. Cantley advierte:

“Esta correlación entre del desarrollo de la diabetes cada vez más temprano, que significa que en la actualidad se tienen 20, 30, 40 años de niveles altos de insulina, podría conducir a un crecimiento de tumores. Realmente no nos preocupa mucho que los avances que estamos haciendo en el tratamiento del cáncer serán completamente superados por el dramático aumento de cáncer que está relacionado con la diabetes y la obesidad…Mientras más aprendo sobre el tema, más compulsivo me vuelvo por evitar el azúcar.”

Piénselo…Nuestros antepasados sólo consumían el tipo de azúcar proveniente de las frutas o de la miel-y lo hacían sólo por unos cuantos meses al año- en comparación con lo que hacemos hoy en día, cuando la fructosa (principalmente en forma de jarabe de maíz de alta fructosa) es añadida a prácticamente todos los alimentos procesados y bebidas, incluso es añadida a productos que no imaginaría que contienen tanto azúcar. Desgraciadamente, muchas fórmulas infantiles contienen más del 50% de azúcar. Esto, creo yo, hace que su niño se vuelva adicto al sabor dulce, prácticamente desde el primer día de su vida y pone las ruedas en movimiento para la disfunción metabólica.

Si usted obtiene la fructosa únicamente de las frutas y vegetales (de donde proviene) como lo hacían la mayoría de las personas hace un siglo, entonces estaría consumiendo 15 gramos al día. En la actualidad, el promedio es de 73 gramos al día, que es una dosis casi 500 por ciento más alta y su cuerpo simplemente no puede tolerar ese tipo de abuso bioquímico. Además, en las frutas y vegetales, la fructosa se mezcla con la fibra, vitaminas, minerales, enzimas, fitonutrientes benéficos, lo que ayuda a moderar los efectos metabólicos negativos.

Esta es la razón, por la que como regla general, recomiendo mantener el consumo de fructosa diario, de TODO tipo de fuentes, incluyendo las frutas enteras, por debajo de los 25 gramos al día. Si usted padece de sobrepeso y/o resistencia a la insulina, diabetes, enfermedades cardíacas, presión arterial alta o cualquier otra enfermedad crónica, lo mejor sería limitar su consumo a menos de 15 gramos al día.

Tome el Control de Su Salud y No se Deje Engañar por la Declaración de las Propiedades de Salud para la Fructosa

Por primera vez en la historia, las enfermedades causadas por el “estilo de vida”- diabetes, enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer- están matando a más personas que las enfermedades transmisibles. De acuerdo con GreenMedInfo.com, estudios científicos han relacionado a la fructosa con cerca de 78 enfermedades diferentes y problemas de salud.8 De clic en los hipervínculos proporcionados para revisar cómo la fructosa podría:

Aumentar su presión arterial y causar hipertensión nocturna Resistencia a la insulina/Diabetes tipo 2 Enfermedad del hígado graso no alcohólica (NAFLD)
Aumentar sus niveles de ácido úrico, lo que puede causar gota y/o síndrome metabólico Acelerar la progresión de la enfermedad renal crónica Aterosclerosis Intracranial (estrechamiento y endurecimiento de las arterias en el cráneo)
Exacerbar alteraciones cardíacas si usted tiene deficiencia de cobre Tener un efecto genotóxico en el colon Promover la metástasis en pacientes con cáncer de mama
Causar lesiones túbulo-intersticiales (lesiones en los túbulo y tejidos intersticiales del riñón) Promover la obesidad y problemas de salud y enfermedades relacionadas Promover el crecimiento del cáncer pancreático


Como se informó anteriormente en un artículo de opinión del New York Times9 sobre el dramático ahorro en el cuidado salud prometido por hábitos de estilo de vida y una alimentación más saludables:

“El estudio INTERHEART que involucró a 30,000 hombres y mujeres de 52 países demostró que a menos un 90 por ciento de las enfermedades cardíacas están relacionadas con el estilo de vida, un estudio europeo de más de 23,000 alemanes demostró que las personas con estilos de vida más saludables tuvieron un riesgo 81 por ciento menor.”

Tratar estas enfermedades que son completamente prevenibles cuesta más de una séptima parte del producto interno bruto (GDP) de los Estados Unidos. Entonces, es lógico que la prevención de estas enfermedades le ahorraría al sistema de salud estadounidense cerca de un billón de dólares al año.10 Una de las formas principales y la más efectiva de prevenir estas enfermedades sería frenar el consumo excesivo de azúcar.

Su Estilo de Vida Mejorará o Empeorará Su Salud

Desafortunadamente, los alimentos procesados son un GRAN negocio con grandes márgenes de ganancias- maximizadas, debo añadir, por el diseño de los alimentos con cualidades adictivas, que se logra por medio de ingredientes adictivos como la sal, el azúcar, la grasa y otras fórmulas secretas. La industria de alimentos en su conjunto NO tiene la menor intención de cambiar y vender y comercializar alimentos enteros- a menos que el mercado realmente lo exija.

Creo que la situación actual puede cambiar, pero únicamente si hay las suficientes personas que entiendan las verdades simples de comer saludablemente y se nieguen a comprar alimentos cargados con azúcar. Si usted quiere proteger su salud y la salud de su familia, le recomiendo que justo esto- remplazar los alimentos procesados por comidas hechas en casa hechas con ingredientes enteros.

Recuerde, la resistencia a la insulina y a la leptina son los factores fundamentales en la obesidad, que su vez es un factor de riesgo del cáncer y podría aumentar el crecimiento tumoral. La resistencia a la insulina y a la leptina también es la causa principal de la mayoría de las enfermedades crónicas. Para revertir exitosamente y de forma segura la resistencia a la insulina y a la leptina, usted necesita:

    1. Evitar el consumo de azúcar, fructosa, granos y alimentos procesados
    2. Llevar una alimentación saludable basada en alimentos enteros, idealmente orgánicos y remplazar los granos y carbohidratos con:
      • Grandes cantidades de vegetales
      • Cantidades moderadas de proteína de alta calidad (piense en las de origen animal proveniente de animales alimentados con pastura
      • Grandes cantidades de grasas saludables (saturadas y monosaturadas). La mayoría de las personas necesitan de un 50-70 por ciento de su alimentación basada en grasa saludables con el fin de obtener una salud óptima. Buenas fuentes incluyen el coco y el aceite de coco, aguacates, mantequilla, nueces y grasas de origen animal. También consuma grasas omega-3 de alta calidad y de origen animal, como el aceite de krill

Como ya lo he dicho antes, cerca de un 80 por ciento de los beneficios de salud que obtiene por llevar un estilo de vida saludable proviene de su alimentación y el 20 por ciento restante del ejercicio- pero es un 20 por ciento muy importante, ya que actúan en conjunto y mejora los beneficios derivados de la alimentación. Para obtener mayores beneficios, debe asegurarse de incluir un programa de entrenamiento de alta intensidad con intervalos, que es la base de mi programa Peak Fitness. Para conocer más, por favor échele un vistazo a mi artículo: "El Error Más Grande que Cometí Durante Más de 30 años al Hacer Ejercicio."

 

Fuentes y Referencias

Vea Todas las Referencias