Ocultar

Nueva Evidencia de que el Jugo de Frutas y el Refresco Aumentan el Riesgo de Gota

Publicado Por Dr. Mercola | 25 de Noviembre 2010

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

fruit juice

De acuerdo con un nuevo estudio, tomar mucho refresco (soda) o jugo de frutas aumenta el riesgo de desarrollar la enfermedad de gota, que es una forma de artritis dolorosa.

Las mujeres que bebieron de entre dos o más latas de soda regular al día, o 12 onzas o mas de jugo de naranja al día, tuvieron dos veces más probabilidades de desarrollar la enfermedad de gota. Las mujeres que solo tomaron una soda o 6 onzas de jugo al día, tuvieron índices de 74 y 41 por ciento de riesgo, respectivamente.

CNN Reporta:

“El culpable parecer ser la fructosa… la (F)ructosa aumenta los niveles del acido úrico, que causa la enfermedad de gota. Cuando los niveles de acido úrico se elevan, el acido se endurece en forma de cristales filosos que se depositan en sus articulaciones.”


Fuentes:

Comentarios del Dr. Mercola

La gota es un tipo de artritis que se caracteriza por dolor en las articulaciones, rigidez e inflamación. Puede ocurrir en cualquier articulación del cuerpo, pero ocurre con más frecuencia en el dedo gordo del pie.

La rigidez y la inflamación son el resultado del exceso de acido úrico en forma de cristales en las articulaciones y el dolor asociado con esta enfermedad es causado por la respuesta inflamatoria del cuerpo debido a los cristales de acido úrico.

La gota afecta entre 2 y 5 millones de estadounidenses, y la prevalencia va en aumento, tanto en Estados Unidos como en otros países en desarrollo.

Esto no es ninguna sorpresa, ya que la causa principal es la creciente incidencia de este doloroso tipo de artritis debido a nuestra alimentación moderna, que está repleta de fructosa, principalmente en forma de jarabe de maíz alta en fructosa (JMAF).


Una Nueva Evidencia Confirma la Conexión Entre la Fructosa/Acido Úrico/Gota

El más reciente estudio de JAMA, mencionado anteriormente, utilizó información de Nurses Health Study, de hace 22 años, que incluyó a casi 79,000 mujeres.

El análisis mostró que las mujeres que bebían más de dos latas de refresco al día tenían más del doble de probabilidad de desarrollar gota, en comparación con las mujeres que bebían refresco esporádicamente.

Beber 12 onzas o más de jugo de naranja diariamente tiene casi el mismo efecto.

Además, como reportó CNN:

“Las mujeres que solo bebían una soda o 6 onzas de jugo de naranja al día, tuvieron índices de 74 y 41 por ciento de riesgo, comparado con las mujeres que rara vez bebían.

El culpable parece ser la fructuosa, dice el autor principal del estudio, el doctor Hyon Choi MD, profesor de medicina de Boston University School of Medicine”.

Un estudio similar en hombres se publicó hace dos años.

En ese estudio, los hombres que bebían dos o más bebidas gaseosas azucaradas al día tuvieron un riesgo del 85 por ciento más alto de desarrollar gota comparado con los que solo bebían menos de una bebida al mes.

El riesgo aumento significativamente en los hombres que tomaban de cinco a seis porciones de bebidas azucaradas a la semana. El jugo de frutas y las frutas ricas en fructosa como las naranjas y las manzanas también aumentan el riesgo.

Es por eso que siempre recomendamos prestar la misma atención a la fructosa que se consume en forma de jugos de fruta e incluso en las mismas frutas, y no solamente de las bebidas gaseosas y alimentos procesados.

Como una regla general, recomiendo limitar la ingesta de fructosa a un total de 25 gramos al día, de TODAS las fuentes.

Dado que prácticamente todos los alimentos procesados contienen JMAF, es inteligente limitar la cantidad de fructosa de las frutas a 15 gramos al día. Usted puede fácilmente exceder los 25 gramos debido a la fructuosa oculta en su dieta, a pesar de no beber refresco ni comer fruta.


La Fructosa es el UNICO Azúcar que Aumenta el Acido Úrico

Me di cuenta del dramático y devastador impacto que la fructosa tiene en los niveles de acido úrico cuando entrevisté al Dr. Richard Johnson sobre este tema, a principios de este año.

La investigación del Dr. Johnson se enfoca en como la fructosa - que es la fuente número uno de calorías en la alimentación estadounidense - causa obesidad, diabetes y un gran número de otras enfermedades comunes, incluyendo:

  • Enfermedad de la gota
  • Presión arterial alta
  • Colesterol alto y triglicéridos altos
  • Enfermedad en los riñones
  • Enfermedad del corazón
  • Enfermedad del hígado graso

Resulta que, un componente principal de todas estas enfermedades es el acido úrico elevado, y más investigaciones recientes muestran que la fructosa es el UNICO tipo de azúcar que aumenta los niveles del acido úrico.

La fructosa es claramente diferente de los otros azucares, ya que es metabolizado a través de vías muy especificas que difieren a las de la glucosa por ejemplo, y es a través de esta acción distinta metabólica donde se genera el acido úrico.

De hecho, la fructosa típicamente genera acido úrico en cuestión de minutos después de haberse ingerido.


Sin Embargo… ¡la Glucosa Impulsa los Efectos Dañinos de la Fructosa!

Así es, aunque la glucosa no aumentará los niveles del acido úrico, acelerará la absorción de fructuosa, por lo tanto cuando se COMBINA la fructosa con la glucosa, en realidad usted absorbe más fructosa que si solo consumiera fructosa.

Esta es una información importante para las personas que se esfuerzan en controlar su peso y prevenir enfermedades.


¿En Qué Momento el Acido Úrico Empieza a Crear Problemas de Salud?

De acuerdo con la investigación del Dr. Johnson, el acido úrico comienza a generar problemas de salud cuando alcanza los niveles de 5.5 mg/dl o más en su organismo.

Este nivel de acido úrico está asociado con el aumento del riesgo de desarrollar presión arterial alta, así como diabetes, obesidad y enfermedad en los riñones.

El Dr. Johnson considera que el índice ideal del acido úrico se encuentra entre 3 y 5.5 mg por dl.


Como Limitar su Consumo de Fructosa

De acuerdo con la investigación del Dr. Johnson, un cuarto de la población de los Estados Unidos consume 134 gramos de fructosa al día. Esta es una asombrosa cantidad de fructosa, si tenemos en cuenta el hecho de que es necesario limitar el consumo de fructosa a menos de 25 gramos al día para mantener una buena salud.

Esto hace que sea muy fácil ver como tantas enfermedades relacionadas con la fructosa han alcanzado niveles tan incomprensibles.

Por ejemplo, esta estadística encaja muy bien con las estadísticas que muestran que uno de cada cuatro estadounidenses es pre diabético o tiene diabetes tipo 2.

Así que, ¿cuánta fructuosa consume al día?

Le recomiendo firmemente que lea las etiquetas de todo lo que consume, y asegúrese de tomar en cuenta el tamaño de la porción.

En su libro, The Sugar Fix, el Dr. Johnson proporciona tablas detalladas mostrando el contenido de fructosa en diferentes alimentos- una fuente de información que no está fácilmente disponible cuando se intenta investigar la cantidad exacta de fructosa en varios alimentos.

Yo se que el reducir la fructosa/azúcar en su alimentación puede ser difícil para muchas personas. Después de todo, ¡el azúcar es tan adictivo como la cocaína! Pero si es posible, y el Dr. Johnson proporciona directrices útiles en su libro que le ayudarán a lograrlo.

Hace una llamada a seguir una alimentación baja en fructosa durante dos semanas, que tendrá el efecto de “reiniciar” el sistema y regresar su cuerpo a la sensibilidad de la fructosa.


Directrices Adicionales para Prevenir y Tratar la Gota

Si dicha enfermedad no es tratada, puede llegar a ser cada vez más dolorosa y puede causar daño en las articulaciones. Por lo tanto, si de repente experimenta un dolor intenso en las articulaciones, especialmente en el dedo gordo del pie, por favor busque ayuda.

Sin embargo, le recomiendo evitar terapias con medicamentos para la gota, y medicamentos especialmente diseñados para reducir los niveles del acido úrico. No tiene mucho sentido arriesgarse con los efectos secundarios ya que la mayoría de las personas pueden reducir los niveles de acido úrico exitosamente con tan solo limitar o eliminar el exceso de fructosa de su alimentación.

Además, las siguientes estrategias pueden ayudarlo a prevenir o tratar la enfermedad de gota:

  1. Modifique su alimentación para que se adapte a su tipo nutricional. Para poder determinar su tipo nutricional, haga la prueba en línea gratis.
  2. Evite beber refrescos, jugos de fruta y otras bebidas dulces. Como lo mencione anteriormente, este tipo de bebidas son la fuente principal del exceso de fructosa. En lugar de ello, beba suficiente agua pura, ya que los líquidos le ayudarán a eliminar el acido úrico de su organismo. También es importante eliminar todo tipo de azucares y granos de su alimentación.
  3. Limite o elimine el consumo de alcohol, especialmente la cerveza. El alcohol en general, y específicamente la cerveza, ya que podrían aumentar los niveles de acido úrico en la sangre.
  4. Haga ejercicio. El sobre peso aumenta el riesgo de la enfermedad de gota y el ejercicio regular le ayudará a mantener un peso saludable y también mejorar su salud en general.
  5. Coma cerezas agrias o concentrado de cerezas agrias. Las cerezas agrias contienen dos poderosos compuestos, antocianinas y bioflavonoides. Ambos de estos compuestos frenas las enzimas ciclo- oxyygenase-1 y 2 que ayudan a tratar y prevenir la artritis y la enfermedad de gota en su organismo.

Curiosamente, hemos tenido muchos lectores que dicen que las capsulas de alfalfa proporcionan una justa medida de alivio y mejoran la enfermedad de gota. No he tenido ninguna experiencia con esto, pero ciertamente parece otra vía por explorar debido a que es un producto natural y que prácticamente no tiene efectos secundarios.

La nuez moscada también ha mostrado ser prometedora para tratar los síntomas de la gota, así que si le gusta esta especia no dude en agregarlo a su alimentación.


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.