Ocultar

Muchos Síntomas Que Sugieren Una Tiroides Lenta— ¿Tiene Usted Algunos de Estos?

Publicado Por Dr. Mercola | 02 de Enero 2010

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Tiroides
Historia en Breve:
  • Los signos clásicos del hipotiroidismo incluyen aumento de peso, fatiga, mala calidad de la piel y de las uñas, pérdida de pelo, y estreñimiento. El hipotiroidismo también puede estar asociado con problemas más graves, como niveles elevados de los lípidos, infertilidad, pérdida de memoria, dolor muscular y articular, y enfermedades autoinmunes
  • Su función tiroidea está directamente relacionada con su función suprarrenal, que se ve muy afectada por el estrés, los síntomas suprarrenales tienen una presentación similar a los síntomas de la tiroides
  • Los mismos factores de estilo de vida que contribuye a la obesidad, cáncer y diabetes están haciendo estragos en su tiroides. Estos incluyen azúcar/fructosa, alimentos procesados, estrés, toxinas ambientales y la falta de ejercicio
  • Se habla de las opciones de tratamiento. Tomar la hormona tiroidea debe realizarse sólo después de haber descartado otras condiciones que podrían estar causando la disfunción tiroidea como fatiga adrenal, gluten u otras alergias alimentarias o desequilibrios hormonales. Idealmente, lo recomendable sería que su tiroides funcione nuevamente al tratar la causa subyacente, en lugar de tomar una fuente externa de hormona tiroidea
  • Los preparados naturales para la tiroides como Thyroid Armour es una opción segura y eficaz para tratar el hipotiroidismo

Por el Dr. Mercola

La mayoría de las personas saben que su tiroides es importante para controlar su metabolismo y el peso corporal.

Pero ¿sabía usted que la depresión, enfermedades del corazón, fatiga crónica, fibromialgia, síndrome premenstrual, síntomas de la menopausia, dolores musculares y articulares, síndrome del intestino irritable o la enfermedad autoinmune en realidad podrían indicar un problema con la tiroides?

Los signos clásicos de una glándula tiroides inactiva incluyen aumento de peso, letargo, mala calidad del cabello y de las uñas, pérdida de cabello, piel seca, fatiga, manos y pies fríos, y estreñimiento - y estos síntomas son bien conocidos.

Sin embargo, algunas de las condiciones que posiblemente no se relacionen con la tiroides incluyen:

  • Colesterol alto
  • Menstruación irregular
  • Libido baja
  • Esterilidad
  • Enfermedad de las encías
  • Retención de líquidos
  • Enfermedades de la piel como el acné y eczema
  • Problemas de memoria
  • Pobre resistencia

Y de hecho, existen muchas más condiciones que pueden asociarse con la función tiroidea lenta. Su tiroides juega un papel en casi todos los procesos fisiológicos. Cuando está fuera de equilibrio, también usted lo está. Por esta razón es que es importante entender cómo funciona su glándula tiroidea y lo que puede causar que este fuera de control.

Lo triste de todo esto es que la mitad de todas las personas con hipotiroidismo nunca son diagnosticadas. Y de los que son diagnosticados, muchos no son adecuadamente tratados, lo que resulta en la recuperación parcial en el mejor de los casos.

Hipotiroidismo: La Epidemia Oculta

Hipotiroidismo simplemente significa que usted tiene una tiroides inactiva o poco activa, que produce menos de la cantidad adecuada de hormona tiroidea.

El hipotiroidismo "Subclínico" significa que usted no tiene síntomas obvios y los resultados de las pruebas de laboratorio son ligeramente anormales. Me gustaría comentar estas pruebas a medida que vamos avanzando, ya que son una fuente de gran confusión para los pacientes, así como para muchos profesionales de la salud.

Los problemas de tiroides, lamentablemente se han vuelto bastante comunes.

Los mismos factores de estilo de vida que contribuyen a las altas tasas de obesidad, cáncer y diabetes están causando estragos en su tiroides... ellos son: el azúcar, los alimentos procesados, el estrés, las toxinas ambientales y la falta de ejercicio, todos ellos son contribuidores pesados.

Más del 10 por ciento de la población general en los Estados Unidos, y 20 por ciento de las mujeres mayores de 60, tienen hipotiroidismo subclínico. Sin embargo, sólo un pequeño porcentaje de estas personas están siendo tratadas1

¿A qué se debe eso?

Mucho de esto tiene que ver con la mala interpretación y falta de entendimiento de las pruebas de laboratorio, en particular la TSH (hormona estimulante de la tiroides). La mayoría de los médicos creen que si el valor de TSH se encuentra dentro del rango de "normal", su tiroides está bien. Pero cada vez hay más médicos y personas descubriendo que el valor de TSH es extremadamente poco fiable para el diagnóstico de hipotiroidismo.

Y el rango de un TSH "normal" sigue cambiando.

En un esfuerzo por mejorar el diagnóstico de la enfermedad de la tiroides, en el 2003 la Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos (AACE por sus siglas en ingles) revisó el rango "normal" TSH como 0.3 a 3.042.  La gama anterior se definió como 0.5 y 5.0, lo que levanto sospechas en los casos más notorios de hipotiroidismo.

Sin embargo, la nueva gama todavía no es del todo fiable como único indicador de una glándula tiroides lenta. Simplemente no se puede identificar un valor de TSH "normal" en todas las personas, independientemente de su edad, salud u otros factores.

Habiendo dicho eso, aunque la mayoría de los médicos que siguen cuidadosamente esta condición, reconocer que cualquier valor de TSH mayor de 1.5 podría ser un fuerte indicio de que el hipotiroidismo está presente.

Su valor de TSH es sólo parte de la historia, y sus síntomas, hallazgos físicos, su genética, el estilo de vida y antecedentes de salud también son consideraciones importantes. Solamente cuando los médicos aprendan a tratar al paciente y no a la prueba del laboratorio, entonces empezaran a hacer progresos contra la enfermedad de la tiroides.

El Primer Paso es Entender el Funcionamiento de la Tiroides

La glándula tiroidea se encuentra en la parte frontal del cuello y es parte de su sistema endocrino o sistema hormonal. Produce las principales hormonas del metabolismo que controlan cada función en el cuerpo3.  Las hormonas tiroideas interactúan con todas sus otras hormonas como la insulina, el cortisol y las hormonas sexuales como el estrógeno, la progesterona y la testosterona.

El hecho de que estas hormonas estén unidas entre sí y en constante comunicación explica por qué una tiroides infeliz está asociada con tantos síntomas y enfermedades generalizados.

Esta pequeña glándula tiroidea produce dos hormonas principales: la T4 y T3. Alrededor del 90 por ciento de la hormona producida por la glándula está en la forma T4, la forma inactiva. El hígado convierte este T4 en T3, la forma activa, con la ayuda de una enzima.

La tiroides también produce T2, otra hormona, que actualmente es el componente menos comprendido de la función tiroidea y el tema de muchos estudios en curso.

Las hormonas tiroideas trabajan en un circuito de retroalimentación con su cerebro - especialmente su hipófisis y el hipotálamo – para la regular la liberación de la hormona tiroidea. Su pituitaria produce la hormona liberadora de tiroides (TRH por sus siglas en ingles), y su hipotálamo hace TSH. Si todo funciona correctamente, usted producirá lo necesario y usted tendrá las cantidades adecuadas de T3 y T4.

Estas dos hormonas - T3 y T4 - son las que controlan el metabolismo de todas las células de su cuerpo. Pero su delicado equilibrio puede verse alterado por desequilibrios nutricionales, toxinas, alergenos, infecciones y el estrés.

Si el T3 es inadecuado, ya sea por la producción insuficiente o no convertir correctamente la T4, el sistema entero sufre.

Puede darse cuenta como la T3 es muy importante ya que es quien le indica al núcleo de las células enviar mensajes a su ADN para poner en marcha el metabolismo para la quema de grasa. Por esa razón es que la T3 disminuye los niveles de colesterol, el pelo vuelve a crecer, y le ayuda a mantenerte delgado.

Cómo Saber Si Usted es Hipotiroideo

La identificación de hipotiroidismo y su causa es un asunto complicado. Muchos de los síntomas se superponen con otros trastornos, y muchos son vagos. Los médicos a menudo omiten un problema de tiroides, ya que se basan en solo unas pocas pruebas tradicionales, por lo que no se detectan otras pistas del problema.

Pero usted puede proporcionar las pistas que faltan.

Entre más cuidadosamente identifique sus propios síntomas y factores de riesgo y presente la imagen completa a su médico de una manera organizada, más fácil será que su médico le ayude.

A veces las personas con hipotiroidismo tienen fatiga o lentitud significativa, especialmente en la mañana. Usted puede tener ronquera sin ninguna razón aparente. A menudo, las personas con hipotiroidismo tardan mucho en calentarse, incluso en una sauna, y no sudan con el ejercicio ligero. Bajo estado de ánimo y depresión son síntomas comunes.

Un intestino lento y estreñimiento son pistas importantes, especialmente si usted toma suficiente agua y fibra.

¿Tiene la parte superior externa de las cejas delgadas o le hacen faltan? Esto es a veces una indicación de tiroides baja. Las infecciones crónicas recurrentes también son vistas, ya que la función tiroidea es importante para el sistema inmunológico.

Otro signo revelador del hipotiroidismo es una baja temperatura corporal basal (BBT por sus siglas en ingles), menos de 97.6 grados F4, un promedio durante un mínimo de 3 días. Lo mejor es obtener un termómetro BBT para evaluar esto.

¿Qué hay de su historial familiar? ¿Tiene parientes cercanos con problemas de tiroides?

Algunos de los antecedentes familiares que sugieren que podrían tener un mayor riesgo de hipotiroidismo incluyen:

  • Tiroides de alta o baja función
  • Bocio
  • Cabello gris prematuramente
  • er zurdo
  • Diabetes
  • Enfermedades autoinmunes (artritis reumatoide, lupus, sarcoidosis, síndrome de Sjogren, etc)
  • Enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa
  • Esclerosis múltiple (MS por sus siglas en ingles)
  • Niveles elevados de colesterol

Puede ser útil tomar un examen de tiroides en línea, como una forma de empezar. Mary Shomon tiene una buena. Algunos de los síntomas clásicos fueron mencionados anteriormente, pero hay muchos más - demasiados para enumerarlos aquí.

Si usted sospecha que puede tener hipotiroidismo, debe consultar con un profesional de salud que pueda evaluar esto, incluyendo la solicitud para realizarse las pruebas básicas de laboratorio sobre la función tiroidea.

Prueba de Laboratorio

A pesar de que las pruebas de laboratorio no son el fin de todo para diagnosticar un problema de tiroides, son una parte valiosa del proceso de diagnóstico general. La clave es identificar todos los síntomas.

Nuevos estudios sugieren una alta incidencia de hipotiroidismo en los occidentales. Muchos casos son subclínicos, e incluso "sublaboratory", los cuales no muestran en absoluto mediciones de laboratorio estándar.

La coexistencia de hipotiroidismo subclínico, a menudo desencadena o agrava otras enfermedades crónicas, como las enfermedades autoinmunes, por lo que la tiroides debe ser tratada con cualquier enfermedad crónica.

Muchos médicos realizaran solo una - un nivel de TSH. Esta es una prueba muy insuficiente y carece de sentido relativamente por sí mismo, así como una pérdida de su dinero. Sería como decir que el agua es limpia solo porque tiene buen sabor.

Recomiendo el siguiente panel de pruebas de laboratorio, si usted desea obtener la mejor imagen de lo que su tiroides está haciendo:

  • TSH - la versión de alta sensibilidad. Esta es la mejor prueba. Pero tenga cuidado ya que la mayoría de todos los rangos "normales" son simplemente erróneos. El nivel ideal para TSH está entre 1 y 1.5 mUI / L (mili-unidades internacionales por litro)
  • T4 libre y T3 libre. El nivel normal de T4 libre se sitúa entre 0.9 y 1.8 ng/dl (nano gramos por decilitro). T3 debe estar entre los 240 y 450 pg/dl (pico gramos por decilitro).
  • Anticuerpos tiroideos, incluyendo anticuerpos tiroideos peroxidasa y anticuerpos anti-tiroglobulina. Esta medida ayuda a determinar si su cuerpo esta atando su tiroides, reaccionando a sus propios tejidos (es decir, reacciones autoinmunes). Los médicos casi siempre omiten esta prueba.
  • Para los casos más difíciles TRH (liberación de la hormona tiroidea) puede medirse utilizando la prueba de estimulación con TRH. TRH ayuda a identificar hipotiroidismo, que es causada por la insuficiencia de la glándula pituitaria.

Otras pruebas que pueden ser indicadas en los casos más complejos son una gammagrafía tiroidea, aspiración con aguja fina y la ecografía tiroidea. Pero estas son pruebas especializadas que su médico usará sólo en un número reducido de casos, en situaciones especiales.

Incluso si todas las pruebas de laboratorio son "normales", si usted tiene múltiples síntomas de tiroides, usted aun puede tener hipotiroidismo subclínico.

Como Mantener una Tiroides Saludable en un Mundo Toxico

Ahora que usted ya ha entendido la importancia de su tiroides y cómo funciona, vamos a echar un vistazo a los factores que fácilmente puede causar problemas con su glándula tiroidea.

Alimentación

Sus opciones de estilo de vida determinan--en gran medida-la forma como su tiroides funciona.

Si usted sigue mi plan para comer según su tipo nutricional5, con mi plan de nutrición su metabolismo será más eficiente, y su tiroides tendrá un tiempo más fácil para mantener todo bajo control. Comer según su tipo nutricional normalizará el azúcar en la sangre y los niveles de lípidos y mejorara su sistema inmunológico, ya que su tiroides tendrá menos obstáculos que superar.

Eliminar la comida chatarra, alimentos procesados, edulcorantes artificiales, grasas trans, y cualquier cosa con los componentes químicos. Coma los alimentos enteros, sin procesar, y elija orgánicos como sea posible.

Gluten y Otras Sensibilidades Alimenticias

La sensibilidad al gluten y a los alimentos6 son una de las causas más comunes de la disfunción de la tiroides debido a que causan inflamación.

El gluten provoca respuestas autoinmunes en muchas personas y puede ser responsable por la tiroiditis de Hashimoto, una enfermedad tiroidea autoinmune común. Aproximadamente el 30 por ciento de las personas con tiroiditis de Hashimoto tiene una reacción autoinmune al gluten, y por lo general pasa desapercibida.

Esto funciona así, el gluten puede hacer que su sistema digestivo funcione mal, por lo que los alimentos que comemos no son completamente digeridos (Síndrome del Intestino Permeable7 ). Estas partículas de alimentos puede ser absorbido por el torrente sanguíneo, donde su cuerpo los identifica erróneamente como antígenos - sustancias que no deberían estar allí - nuestro cuerpo produce anticuerpos contra ellas.

Estos antígenos son similares a las moléculas en su glándula tiroidea. Así que su cuerpo accidentalmente ataca su tiroides. Esto se conoce como una reacción autoinmune o en la cual se ataca el mismo.

Se pueden hacer pruebas para el gluten y otras sensibilidades alimentarias, lo que implica medir los anticuerpos IgG e IgA8.

Soya

Otro alimento que es malo para la tiroides es la soya9. La soya NO es el alimento natural que las empresas agrícolas y alimentarias nos hicieron creer.

La soya es rica en isoflavonas (o bociógenos), que son perjudiciales para la glándula tiroidea. Miles de estudios ahora vincular los alimentos de soya con la malnutrición, el estrés digestivo, debilidad del sistema inmunológico, deterioro cognitivo, trastornos de la reproducción, infertilidad y una multitud de otros problemas - además de dañar su tiroides10.

Los productos de soya fermentada orgánica como natto, miso, tempeh, son los únicos productos de soya adecuados para el consumo. Los productos de soya no fermentada son los que no debería consumir.

Aceite de Coco

El aceite de coco es uno de los mejores alimentos que puede comer para su tiroides11. El aceite de coco es una grasa saturada compuesta por triglicéridos de cadena media (MCT por sus siglas en ingles), conocidos por aumentan el metabolismo y promover la pérdida de peso.

El aceite de coco es muy estable (su vida útil es de 3 a 5 años a temperatura ambiente), de modo que su cuerpo no es muy susceptible al estrés oxidativo en comparación con muchos otros aceites vegetales. Y le aceite de coco no interfiere con la conversión de T4 a T3, así como lo hacen otros aceites.

Yodo

El yodo es un componente clave para la hormona de tiroidea12. De hecho, los nombres de las diferentes formas de la hormona tiroidea, reflejan el número de moléculas de yodo unido - T4 tiene cuatro moléculas de yodo conectados, y T3 tiene tres - que muestra lo que una parte importante de yodo juega en bioquímica tiroidea.

Si usted no está recibiendo suficiente yodo en su alimentación (la mayoría de los estadounidenses no lo obtienen13), no importa qué tan saludable es su glándula tiroidea, ella, cuanta con la materia prima para producir suficiente hormona tiroidea.

Cloro, flúor y bromo son también culpables por la función tiroidea, y puesto que son haluros como el yodo, compiten por los receptores de yodo.

Si usted está expuesto a una gran cantidad de bromo, no almacenara el yodo que necesita. El bromo está presente en muchos lugares de su mundo cotidiano - plásticos, pesticidas, tratamientos de hidromasaje, retardadores de fuego, algunas harinas y productos de panadería, e incluso algunas sodas.

También asegúrese de que el agua que toma este filtrada. El fluoruro es particularmente nocivo para su glándula tiroides14. No todos los filtros de agua15 de eliminar el fluoruro, así que asegúrese de filtrarla.

El Estrés y la Función Adrenal

El estrés es uno de los peores atacantes de la tiroides. Su función tiroidea está íntimamente ligada a su función suprarrenal, la cual es íntimamente afectada por la forma de controlar el estrés.

Muchos de nosotros estamos bajo estrés crónico, lo que resulta en un aumento de los niveles de adrenalina y cortisol, y el cortisol elevado tiene un impacto negativo sobre la función tiroidea. Los niveles de hormona tiroidea disminuyen durante el estrés, mientras que en realidad necesita más hormonas tiroideas durante momentos de estrés.

Cuando el estrés se vuelve crónico, el flujo de sustancias químicas de estrés (adrenalina y cortisol) producida por las glándulas suprarrenales, interfiere con las hormonas tiroideas y puede contribuir a la obesidad, presión arterial alta, colesterol alto, azúcar en la sangre inestable, y más.

Una respuesta al estrés prolongado puede llevar al agotamiento suprarrenal16 (también conocido como fatiga adrenal), que es a menudo descubierta junta con la enfermedad de la tiroides.

Las toxinas ambientales ponen tensión adicional en su cuerpo. Contaminantes tales como la petroquímica, organoclorados, pesticidas y aditivos alimentarios químicos afectan negativamente la función tiroidea.

Uno de las mejores desestresantes es el ejercicio, por esa razón es que es tan benéfico para la tiroides.

El ejercicio estimula directamente la glándula tiroidea para que secrete más hormona tiroidea. El ejercicio también aumenta la sensibilidad de todos los tejidos de la hormona tiroidea. Incluso se piensa que muchos de los beneficios del ejercicio son directamente derivados por una mejorada función tiroidea.

Incluso algo tan simple como caminar por 30 minutos es una gran forma de ejercicio, y todo lo que necesita es un buen par de zapatos para caminar. No se olvide de agregar el entrenamiento de resistencia a su rutina de ejercicios, ya que el aumento de su masa muscular ayuda a aumentar su tasa metabólica.

También asegúrese de dormir lo suficiente. El sueño inadecuado contribuye al estrés y evita que el cuerpo se regenere por completo.

Finalmente, una excelente manera de reducir el estrés es una herramienta psicología de energía, como la técnica Meridian tapping Technique (MTT por sus siglas en ingles). Cada vez son más las personas que están practicando MTT y experimentar resultados asombrosos17.

Opciones de Tratamiento para una Tiroides Lenta

He aquí algunas sugerencias que pueden ser utilizadas para el apoyo general de la tiroides, así como el tratamiento de uno de bajo rendimiento:

  • Coma bastantes vegetales marinos como las algas, que son ricas en minerales y yodo (hijiki, wakame, arame, dulse, nori, kombu). Esta es probablemente la forma más ideal de la suplementación de yodo, ya que también están cargados con muchos otros nutrientes benéficos.
  • Coma nueces del Brasil, que son ricas en selenio.
  • Reciba suficiente luz solar para optimizar sus niveles de vitamina D, y si usted vive donde la luz solar es limitada, utilice los suplementos de vitamina D318.
  • Coma alimentos ricos en vitamina A, como diente de león, zanahoria, espinaca, col rizada, acelga, berza y ​​papa dulce.
  • Asegúrese de que usted está comiendo suficientes ácidos grasos omega-3.
  • Utilice en su cocina el aceite puro de coco orgánico- es ideal para frituras y saltear muchas diferentes carnes y verduras.
  • Filtre el agua potable y el agua de su baño.
  • Filtre el aire, ya que es una de las formas que recibe los contaminantes ambientales.
  • Utilice una sauna de infrarrojos para ayudar a combatir las infecciones y desintoxicar el cuerpo de los productos petroquímicos, metales, PCBs, pesticidas y mercurio.
  • Tomar Chlorella19 es otra ayuda para una excelente desintoxicación.
  • Muchas mujeres que sufren de desequilibrios hormonales reportan importantes beneficios de la hierba de América del Sur llamada maca.
  • Adopte medidas concretas para minimizar el estrés... la relajación, la meditación, los baños calientes, el EFT, lo que le funcione a usted.
  • Ejercicio, ejercicio, ejercicio

Reemplazo de la Hormona Tiroidea

Si sabe que su función tiroidea es pobre, a pesar de hacer los cambios de estilo de vida ya discutidos, entonces podría ser el momento de optar por la suplementación tiroidea.

Tomar hormona tiroidea debe realizarse sólo después de haber descartado otras condiciones que podrían estar causando la disfunción tiroidea como fatiga adrenal, gluten u otras alergias alimentarias, desequilibrio hormonal, etc. Siempre es mejor hacer funcionar nuevamente su tiroides con el tratamiento de la causa subyacente, en vez de tomar una fuente externa de hormona tiroidea.

Pero a veces la suplementación es necesaria.

El tratamiento farmacéutico convencional por lo general consiste en reemplazar sólo T4 en forma de Synthroid, Levoxyl, Levothyroid, Unithroid, y Levotiroxina, dejando que su cuerpo la convertía en T3.

Sin embargo, la investigación ha demostrado que una combinación de T4 y T3 es a menudo más eficaz que la T4 sola. La conversión de T4 a T3 puede verse obstaculizada por deficiencias nutricionales como selenio bajo, ácidos grasos omega-3 inadecuados, zinc bajos, productos químicos del medio ambiente, o por el estrés.

Muchas veces, el tomar solo T4 obtendrá beneficios parciales.

Tomar T3 solo suele ser demasiado estimulante. El medicamento Cytomel es una forma de T3 que acciona muy rápido la cual puede causar palpitaciones, ansiedad, irritabilidad e insomnio. Nunca recomendaría este medicamento.

El mejor enfoque sin duda alguna es la terapia combinada de T4 y T3.

Los productos naturales para la tiroides, como ArmourThyroid20, son una combinación de T4, T3 y T2 hecho de tiroides porcina disecada, o seca. Armour Thyroid ha recibido una mala reputación en los últimos años, percibido por los médicos al ser inestable y poco fiable en términos de dosis. Sin embargo, muchas mejoras han sido hechas al producto, lo que hoy en día lo hace una opción segura y eficaz para tratar el hipotiroidismo.

De hecho, un estudio realizado hace diez años demuestra claramente que los pacientes con hipotiroidismo mostraron mayores mejorías en el estado de ánimo y la función cerebral, al recibir el tratamiento con Armour Thyroid en que comparación que si hubieran recibido Synthroid21.

El rango para una dosis adecuada de Armour Thyroid es de 15 y 180 miligramos, dependiendo del individuo. Usted necesitará una receta médica.

Una vez que se haya remplazado la tiroides, no necesariamente tendrá que tomar por el resto de su vida, esto es un error común. Una vez que todos los factores que ocasionaron la disfunción de la tiroides se hayan corregido, usted puede ser capaz de reducir o interrumpir el reemplazo de hormona tiroidea.

Una vez que haya remplazado la hormona tiroidea, le recomiendo controlar su progreso, prestando atención a cómo se siente, además de los estudios de laboratorio normales.

También puede revisar rutinariamente la temperatura corporal basal. Si usted está en la dosis correcta, su TBC debe ser de 98.6 grados F.

Si usted comienza a sentir síntomas tales como ansiedad, palpitaciones, diarrea, presión arterial alta, o un pulso en reposo de más de 80 latidos por minuto, la dosis es probablemente demasiado alta ya que estos son síntomas de hiper tiroidismo, y usted debe informar inmediatamente a su médico.

Consideraciones Finales

Un problema de tiroides no es diferente a cualquier otra enfermedad crónica – si desea corregir el problema, debe abordar los problemas desde la causa. El camino hacia el bienestar puede implicar una variedad de giros y vueltas antes de encontrar lo que funciona para usted.

Pero aguante.

Si se enfoca en ella desde una perspectiva integral y holística, con el tiempo se dará cuenta de que todos los pequeños pasos que usted toma en última instancia, la harán sentirse mejor de lo que jamás hubiera imaginado.

 

Fuentes y Referencias


Vea Todas las Referencias


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.