Ocultar

Mas Mortal Que El SIDA… ¿Por Que se Sigue Permitiendo Esta Farsa en los Estados Unidos?

Publicado Por Dr. Mercola | 29 de Septiembre 2010

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

antibiotics

Después de un reporte de Enfermedades Infecciosas de The Lancet, la propagación de la nueva bacteria resistente a los medicamentos que se extendió en el Sur de Asia, agencias de noticias han reportado “pánico” sobre las posibles consecuencias de los gérmenes.

Escrito en el Guardian, por ejemplo, la editora y columnista Sarah Boseley dijo:

“La era de los antibióticos está llegando a su fin. En solo un par de generaciones, lo que alguna vez pareció ser un medicamento milagroso ahora ha sido superado por su ineficacia para destruir las bacterias para lo que fueron diseñados.”

La eficacia de los antibióticos depende de la manera en que son usados --- que tan bien son utilizados los medicamentos en la práctica clínica y fuera de ella.  Sin embargo, el 70% de los antibióticos estadounidenses - 10 millones de libras de medicamentos cada año—son utilizados en la alimentación de los animales.

De acuerdo con la revista Time:

“La Unión Europea prohibió el uso rutinario de los antibióticos en la alimentación de los animales hace muchos años debido a la evidencia que muestra como consecuencia la  resistencia a los medicamentos en los humanos. Ahora la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA) recomienda lo mismo en Estados Unidos, por la misma razón.  Pero por ahora la practica continua.”


Fuentes:

Comentarios del Dr. Mercola

Las enfermedades resistentes a los antibióticos han crecido exponencialmente en los últimos años --- un resultado directo del uso excesivo de antibióticos, tanto en el sistema médico como en la cría de ganado.

Las infecciones resistentes a los antibióticos cada año cobran más vidas que la “plaga  moderna” del SIDA, y le cuesta unos $20 billones de dólares al año al sistema de salud. De acuerdo con un estudio publicado en Octubre del 2007 por el Journal of American Medical Association, en el año 2005, hubo casi 100,000 casos de infecciones MRSA invasivas en los Estados Unidos, que causa más de 18,600 muertes. Mientras que en el mismo año, el VIH/SIDA mató a 17,000 personas…

En esencia, en la guerra de los antibióticos contra las bacterias, las bacterias están claramente ganando -- y esta es una perspectiva aterradora.  Por mucho que enfatizo que el uso de los antibióticos debe ser minimizado, este es un tipo de medicamentos que no quiero perder de vista.

Cuando son usados apropiadamente, en los contextos correctos y con responsabilidad, los antibióticos pueden salvar vidas amenazadas por infecciones bacterianas.  Pero solo se mantendrán efectivas si se hacen cambios urgentes para frenar la propagación de bacterias y enfermedades resistentes a los antibióticos…y esto solo será posible con la reducción de su propio uso hoy.

¿Porque algunas agencias de noticias están difundiendo “pánico” diciendo que el final de los antibióticos ha llegado?


Un Número Creciente de Bacterias Peligrosas son Inmunes a los Antibióticos

Porque se están haciendo literalmente ineficaces cada día.

Aquí esta una lista de varias bacterias que ya son resistentes a muchos antibióticos comúnmente recetados:

  • Acinetobacter: Una bacteria encontrada en la tierra y en el agua que a menudo causa infecciones en pacientes internados seriamente enfermos.
  • Ántrax: Propagada por animales infectados o armas potencialmente bio terroristas.
  • Gonorrea: Una enfermedad transmitida sexualmente.
  • Estreptococos grupo B: Una bacteria común en recién nacidos, ancianos y adultos con otras enfermedades.
  • Klebsiella Pneumonia: Una bacteria que puede causar neumonía, infecciones en el  torrente sanguíneo, infecciones en heridas, operaciones y meningitis.
  • Staphylococcus Aureus resistente al Methicillin (MRSA): Una súper bacteria que puede ser muy difícil de tratar, puede progresar fácilmente desde una infección en la  superficie de la piel  hasta infecciones que amenazan la vida en los huesos, en las articulaciones, en el torrente sanguíneo, en las válvulas del corazón, pulmones o heridas de cirugías.
  • Neisseria Meningitides: Una de las principales causas de la bacteria meningitis en  niños y adultos jóvenes.
  • Shigella: Una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Shigella.
  • Streptococcus Pneumonia: Una causa principal de neumonía, bacteriemia, sinusitis y otitis media aguda (AOM).
  • Tuberculosis (TB): Resistente a muchos medicamentos.
  • Fiebre Tifoidea: Una enfermedad que amenazada la vida causada por la bacteria  Salmonella Typhi.
  • Vancomycin-resistant enterococci (VRE): Una infección con la bacteria enteroccocci que a menudo ocurre en hospitales y que es resistente al antibiótico vancomicina.
  • Vancomycin-Intermediate/Resistant Staphylococcus aureus (VISA/VRSA): Varias cepas de estafilococcus que son resistente a la vancomicina.

A través de esta lista puede ver que los resistentes a los antibióticos no se limitan a pocas bacterias. Es un problema muy real y creciente.


¿Qué está Estimulando el Surgimiento de Súper Bacterias Resistentes a los Antibióticos?

Es fácil pensar que una ronda más de  antibióticos no le hará daño.  De hecho muchas personas creen que son absolutamente necesarios para casi todas las infecciones.  Pero la decisión  instintiva de pedirle a su doctor antibióticos para cada infección menor o gripa, se  suma a la cifra exacta de estos medicamentos en la salud pública, y es un tema muy importante.

Además, según un meta-análisis, el riesgo para la salud del uso excesivo de antibióticos es también algo muy personal, en lugar de simplemente aumentar la aparición de resistencia a los antibióticos en la población general a través del tiempo.

Cada vez que utiliza un antibiótico, aumenta su susceptibilidad a contraer infecciones resistentes a ese antibiótico—y puede convertirse en el portador de este  resistente  problema, y contagiar a los demás.

Naturalmente, este problema debe ser abordado a gran escala por doctores y hospitales frente a sus prácticas de prescripción, pero lo invito a también tomar responsabilidad personal y evaluar su propio uso de antibióticos, y evitarlos ---- o evitar dárselos a sus hijos -- al menos que sean absolutamente necesarios.


Incluso, una Amenaza Mayor Puede Estar en su Alimentación

Aun si no ha tomado antibióticos en 20 años, podría estar expuesto a estos medicamentos.

¿Cómo?

En los alimentos que consume.

El uso de los antibióticos en la agricultura equivale al 70 por ciento de todos los antibióticos utilizados en los Estados Unidos, así que es la MAYOR fuente de consumo de antibióticos en los humanos.

Los animales que reciben antibióticos en su alimentación aumentan del 4 al 5 por ciento más de su peso corporal que los animales que no se alimentan con antibióticos, pero el que paga el precio alto es usted, el consumidor final, ya que esta practica también crea las condiciones perfectas para un brote a la resistencia de los antibióticos.

De hecho ambos, el MRSA y el ESBL (enzimas producidas por ciertos tipos de bacteria que hacen las bacterias resistentes a los antibióticos) se remonta a los animales criados para la producción de alimentos, especialmente los cerdos.

Otro producto de carne fuertemente contaminado que debe evitar es el pollo criado convencionalmente.

La evidencia sugiere que el uso de antibióticos en la industria avícola provoca la resistencia a los antibióticos entre las bacterias transmitidas por los alimentos a los seres humanos. Una cepa resistente a los antibióticos como la Campylobacter, es un patógeno común en los productos de pollo.

Los productos de pollo de granja convencional son en realidad 460 veces más probables a contener cepas resistentes a los antibióticos que los productos de pollo orgánico, que son libres de antibióticos.

Así que, por favor entienda que cada vez que hablo acerca del consumo de carne, es con el entendimiento explicito de solo recomendar carne criada orgánicamente, que se alimentan  libremente de fuentes naturales, sin el uso de antibióticos ni otros medicamentos que impulsa el crecimiento, usados típicamente en granjas convencionales.

En la mayoría de las veces encontrara este tipo de carne saludable a través de un granjero  local, en el mercado o en el programa de CSA.

Pero la ramificación del uso de antibióticos en la agricultura no termina con las elecciones de carne.

Los antibióticos también se filtran de manera insospechada a través de la cadena alimenticia. Estudios han demostrado, por ejemplo, que los cultivos de alimentos como la lechuga y las papas acumulan antibióticos del suelo cubierto con estiércol que contiene antibióticos.

Esto también tiene implicaciones en aquellas personas que intentan evitar los antibióticos mediante la compra de  productos orgánicos, ya que los granjeros orgánicos tienen permitido el uso del estiércol de las granjas industriales, que invariablemente contienen antibióticos. La mejor opción es hablar con su agricultor orgánico local y preguntarle por el origen del estiércol.  Lo ideal sería utilizar el estiércol de los animales criados orgánicamente.


¿Podría USTED Detener la Resistencia a los Antibióticos?

Usted puede ayudarse a sí mismo y a su comunidad con tan solo comprar carnes y otros alimentos libres de antibióticos,  y solo utilizar los antibióticos cuando sea absolutamente necesario.  Este es un paso importante que le invito a llevar a cabo, aunque en última instancia el problema de la resistencia a los antibióticos tiene que ser detenido a nivel nacional.

Dinamarca, por ejemplo, detuvo el uso extendido de antibióticos  en la industria porcina desde hace 12 años.  Después de aplicar la prohibición de antibióticos, un estudio Danés confirmó que se había reducido drásticamente las bacterias resistentes a los antibióticos   en los animales y alimentos.

La Unión Europea también ha prohibido el uso rutinario de antibióticos en la alimentación de los animales por las preocupaciones sobre la bacteria con resistencia a los antibióticos. En los Estados Unidos, sin embargo, la Administración de Fármacos y Alimentos Estadounidense (FDA) apenas se decidió hacer estas recomendaciones hace un par de meses.

La FDA acaba de recomendarles a los productores de carne que ya no usen los antibióticos rutinariamente para estimular el crecimiento y limitar su uso solo para la prevención de enfermedades. Este sería un primer paso positivo… pero antes de que se lleve a cabo una  regla, la FDA está en espera de los comentarios de los productores de ganado, fabricantes de medicamentos y otros de la industria.

Se espera que haya muchos problemas con la oposición apasionada.  Después de todo, el uso de los antibióticos en el ganado es un gran negocio; recuerde, ¡constituye cerca del 70 por ciento de TODOS los antibióticos en los Estados Unidos!

No podrían reemplazar ese mercado con consumidores humanos, aunque lo intentaran, así que mientras yo continuo siendo optimista pensando que algún día los Estados Unidos detengan este uso excesivo de antibióticos peligrosos en la agricultura, creo que será un proceso largo y difícil.

Por esta razón, es responsabilidad de todos y cada uno de nosotros hacer algo por el  cambio.  Tome la postura contra el uso excesivo de los antibióticos cada vez que evite el uso de los antibióticos en infecciones menores, y cada vez que compre carne libre de antibióticos.


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.