Ocultar

La Causa Principal de Ansiedad y Depresión que Muy Pocas Personas Conocen

Publicado Por Dr. Mercola | 03 de Mayo 2012

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Flora Intestinal y Cerebro
Historia en Breve:
  • El secreto para mejorar la salud de su cerebro y su buen humor es su intestino, ya que la flora intestinal no saludable puede impactar su salud mental, causando problemas como ansiedad, depresión, autismo entre otros
  • Existe una conexión cercana entre la flora intestinal anormal y el desarrollo anormal del cerebro, así como usted tienen neuronas en su cerebro, también tiene neuronas en su intestino—incluyendo neuronas que producen neurotransmisores como la serotonina, que también es encontrada en su cerebro y que está vinculada con el humor
  • Su bacteria intestinal es una parte activa e integral de su cuerpo y dichas bacterias dependen altamente de su alimentación y son vulnerables a los cambios en su estilo de vida, incluyendo: una pobre alimentación y el consumo de antibióticos
  • Limitar el consumo de azúcar y comer alimentos tradicionalmente fermentados, tomar suplementos probióticos y amamantar a su bebé, son una de las mejores maneras para optimizar su flora intestinal y subsecuentemente apoyar la salud cerebral

Por el Dr. Mercola

Cuando usted piensa en estrategias para lograr una función cerebral óptima, podría pensar en hacer rompecabezas, o aprender un nuevo idioma…podría también pasarle por la mente dormir más o incluso comer más grasas de omega-3.

La mayoría de las personas no piensan automáticamente en su intestino en términos de su salud cerebral… pero de hecho este es un perfecto lugar que observar, ya que podría ser un secreto escondido para mejorar su salud mental y el humor además de prevenir otras enfermedades relacionadas con la mente como la enfermedad Parkinson.

¿Tiene Su Intestino la Llave para una Mejor Salud Cerebral?

Probablemente no sepa que usted tiene dos sistemas nerviosos:

  • Sistema nervioso central, compuesto por su cerebro y su espina dorsal
  • Sistema nervioso entérico que es el sistema nervioso intrínseco de su tracto intestinal

Ambos sistemas están creados por los mismos tipos de tejidos.

Durante el desarrollo del feto, una parte se convierte en su sistema nervioso central mientras que el otro se desarrolla en sistema nervioso entérico.

Estos dos sistemas están conectados a través del nervio vago, que es el decimo nervio craneal que va desde su cerebro hasta su abdomen.

Ahora está bien establecido que el nervio vago es la ruta principal que utiliza su bacteria intestinal  para transmitir la información a su cerebro. Sí, es correcto… mientras que muchas personas piensan que su cerebro es el órgano principal, su intestino envía mucha más información a su cerebro que de la que su cerebro envía a su intestino.

Para poner esto en términos más en concretos, probablemente usted ha experimentado la sensación visceral de mariposas en el estómago cuando se está nervioso, o ha tenido dolores estomacales cuando está enojado o estresado. Lo contrario también es verdad y esos problemas en su intestino pueden impactar directamente su salud mental, causando problemas como ansiedad, depresión y autismo.

Por ejemplo, en Diciembre del 2011 el Journal of Neurogastroenterology and Motility reportó el novedoso hallazgo de que los probióticos (bacteria buena) conocidos como Bifidobacterium longum NCC3001 mostraron ayudar a normalizar la conducta como la ansiedad en los ratones con colitis infecciosa.i

Según se informa, el efecto de las bacterias en la ansiedad involucra las vías vagas moduladoras entre la conexión intestino-cerebro.

“Debido a que los Bifidobacterium longum disminuye la excitabilidad de las neuronas entéricas, podría enviar una señal al sistema nervioso central mediante la activación de las vías vagales al nivel del sistema nervioso entérico.”

Una investigación por separado también descubrió que los probióticos Lactobacillus rhamnosus tienen un efecto notable sobre los niveles GABA (un  neurotransmisor inhibitorio que esta significativamente involucrado en regular muchos procesos sicológicos y fisiológicos) en ciertas regiones cerebrales y disminuyen la hormona corticosterona que induce el estrés, resultando en una disminución de la conducta relacionada con la depresión y la ansiedad .ii

Cuando los investigadores seccionaron el nervio vago, los niveles de los receptores GABA y la conducta de los animales no cambiaron después del tratamiento con L. rhamnosus, confirmando que el nervio vago es probablemente la vía principal de comunicación entre la bacteria en su intestino y su cerebro.

Curiosamente, así como usted tiene neuronas en su cerebro también tiene neuronas en su intestino--- incluyendo neuronas que producen neurotransmisores como la serotonina, que también es encontrada en su cerebro.

De hecho, la mayor concentración de serotonina, que esta involucrada con el control del humor, depresión y agresión, es encontrada en sus intestinos y no en su cerebro. (Tal vez esta es una razón del porque los antidepresivos, que aumentan el nivele de serotonina en su cerebro, son a menudo ineficaces para tratar la depresión, mientras que los cambios alimenticios a menudo ayudan.)

La Flora Intestinal Anormal Impulsan el Desarrollo Anormal del Cerebro

Existe una cerca conexión entre la flora intestinal y el desarrollo anormal del cerebro—esta, según la Dr. Campbell-McBride es una condición llamada Gut and Psychology Syndrome (GAPS) -Síndrome del Intestino y la Psicología (GAPS por sus siglas en ingles).

GAPS es el resultado de un desarrollo inadecuado o desequilibrado de la flora intestinal y se puede manifestar como un conglomerado de síntomas que pueden vincularse con el autismo, déficit de atención de hiperactividad (ADHD por sus siglas en ingles), trastorno por déficit de atención sin hiperactividad (ADD por sus siglas en ingles), dislexia, dispraxia o trastorno obsesivo-compulsivo, solo por mencionar algunas de las probabilidades.

El Dr. Campbell cree que los niños con autismo nacen con mentes perfectamente normales y con órganos sensoriales, pero una vez que su sistema digestivo se llena de una gran fuente de toxicidad en lugar de ser una fuente nutritiva, ellos comienzan a desarrollar síntomas de autismo.

Este teoría concuerda con una nueva investigación publicada por la American Society for Microbiology que identifica una bacteria (Sutterella) que es única en los intestinos de los niños con autismo.iii

Los investigadores reportaron:

“Muchos niños con autismo tienen problemas gastrointestinales (GI por sus siglas en ingles) que pueden complicar el manejo clínico y contribuir a problemas de conducta. La comprensión de estos fundamentos moleculares y microbianos de estos problemas gastrointestinales son de gran importancia para aclarar la patogénesis, llevar a cabo un diagnostico y la administración de un tratamiento informado.

Aquí describimos una asociación entre grandes niveles de especies Sutterella asociadas con mucoepithelial y los problemas intestinales en los niños con autismo. Estos hallazgos colocan a  estas bacterias poco reconocidas al frente al demostrar que la Sutterella es un componente principal de la microbiota en más de la mitad de los niños con autismo y problemas gastrointestinales y está ausente en niños con solo problemas gastrointestinales (control-GI) evaluados en este estudio.”

Otros enlaces entre la salud de su intestino y su cerebro también se han establecido, incluyendo:

  • Un estudio publicado en Neurogastroenterologia y Motilidad, descubrió que los ratones con carencia de bacteria intestinal se comportaron diferente a los ratones normales, comprometiéndolos a lo que se entiende como “comportamiento de alto riesgo”. Esta conducta alterada fue acompañada por cambios neuroquímicos en los cerebros de los ratones.iv
  • Una investigación en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS por sus siglas en inglés) descubrió que la bacteria intestinal puede influenciar el desarrollo y conducta temprana del cerebro de los mamíferos y que la ausencia o la presencia de microorganismo intestinales durante la infancia altera permanentemente la expresión de los genes.v (En una manera similar, los probióticos han demostrado influenciar la actividad de cientos de sus genes, ayudándolos a expresarse de una manera positiva que combate la enfermedad.)

A través de los perfiles de los genes, ellos pudieron discernir la ausencia de la bacteria intestinal alterada por los genes y señalar las vías involucradas en el aprendizaje, memoria o habilidades motoras. Esto sugiere que la bacteria intestinal está vinculada con el desarrollo temprano del cerebro y con la conducta subsecuente.

¿Cuáles son los Factores que Conducen a una Bacteria Intestinal Comprometida?

La bacteria intestinal es una parte activa e integrada de su cuerpo y como tal depende fuertemente de su alimentación y es vulnerable a los cambios en su estilo de vida.

Si usted consume una alta cantidad de alimentos procesados y bebidas endulzadas, por ejemplo, probablemente su bacteria intestinal se verá comprometida, ya que los alimentos procesados en general destrozan la microflora saludable y todos los tipos de azúcar alimentaran las bacterias malas y la levadura.

Su bacteria intestinal también es muy sensible a:

  • Los antibióticos
  • El agua clorada y fluorada
  • Los jabones antibacteriales
  • Los químicos de la agricultura
  • Los contaminantes

Debido a que casi la mayoría de nosotros estamos expuestos ocasionalmente a estos productos, es generalmente una buena idea volver a plantar la bacteria buena en su intestino mediante el consumo de un suplemento probiótico de alta calidad o comer alimentos fermentados.

Esto es  muy importante para todas las personas, pero imperativo para las mujeres embarazadas, ya que el feto depende de usted para desarrollar su flora intestinal. Muchas mujeres de edad reproductiva tienen deficiencias de una gran variedad de cepas probióticas importantes —una deficiencia que se le transmite al feto. Esto podría disparar un gran número de problemas de salud.

La Dra. Campbell lo explica:

“Un bebe obtiene su flora intestinal al momento de nacer, al momento de pasar a través del canal de nacimiento de la madre. Por lo tanto, lo que se encuentra en el canal de la madre—en la vagina de la madre- eso se convierte en la flora intestinal de su bebé. Así que ¿qué es lo que se encuentra en la vagina de la mamá? Es un área altamente poblada del cuerpo de una mujer. La flora vaginal proviene del intestino. Así que, si la madre tiene una flora intestinal anormal, como consecuencia tendrá flora intestinal anormal en el canal de nacimiento.”

Nosotros hasta la fecha sabemos que un bebé alimentado con leche materna desarrolla una flora intestinal completamente diferente a la de los bebes alimentados con biberón. La fórmula para bebes nunca ha sido y nunca será un substituto saludable de la leche materna por un numero de razones-una de ellas es la flora intestinal alterada.

Optimice su Flora Intestinal y como Consecuencia su Función Cerebral

Cuando consideramos que su intestino es su segundo cerebro, esto nos ayuda a ver la manera en que su salud intestinal puede impactar su función cerebral, psique y comportamiento ya que están interconectados y son interdependientes en diferentes maneras. Por fortuna, optimizar su salud intestinal es muy sencillo.

Aquí están mis recomendaciones para optimizar su bacteria intestinal:

  • Coma alimentos fermentados, ya que son la mejor vía para una salud digestiva óptima siempre y cuando coma variedades no pasteurizadas y hechas tradicionalmente. Las opciones saludables incluyen varias fermentaciones en escabeche de repollo, berenjena, pepinos y cebollas. Pronto estaremos publicando artículos sobre cómo hacer estos alimentos.

    Si usted come regularmente alimentos fermentados como los mencionados, que no estén pasteurizados (la pasteurización mata los probióticos naturales), su bacteria intestinal saludable no tena complicaciones.
  • Suplemento probiótico. Aunque no recomiendo tomar muchos suplementos, (pienso que la mayoría de los nutrientes deberían provenir de alimentos), los probióticos son una excepción. En los últimos 15 años he tomado diferentes marcas y en efecto varias de ellas son muy buenas.

    También he invertido mucho tiempo investigando y desarrollando mi propia marca llamada Complete Probiotics en la cual he incorporado todos mis conocimientos obtenidos a través de los años. Si usted no consume alimentos fermentados, entonces, le recomiendo tomar un suplemento probiótico de alta calidad.
  • Si usted es madre por primera vez, amamante su bebe. Las vitaminas, minerales, proteínas y grasas no son lo único que hacen la leche materna mas superior a la formula. La investigación muestra que la leche materna también contiene substancias que pueden mejorar significativamente el desarrollo del intestino y cerebro del bebévi —este es un regalo que durara toda la vida.

Referencias:

i Neurogastroenterology and Motility December 2011; 23(12): 1132-1139

ii Proceedings of the National Academy of Sciences 2011 Sep 20;108(38):16050-5

iii MBio January 10, 2012, vol. 3 no. 1 e00261-11

iv Neurogastroenterology & Motility March 2011, Volume 23, Issue 3, pages 255–e119

v PNAS February 15, 2011 vol. 108 no. 7 3047-3052

vi Molecaular Nutrition and Food Research August 2, 2011

 


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.