La Verdad Sobre los Alimentos de Soya
Seleccionar Idioma:

Llama Gratis en Estados Unidos: 1 (877) 985-2730 | Numero Internacional: 847-278-0763

Obtenga Gratis El Libro Tome Control De Su Salud...

Ocultar

Ocultar esto

Este "Alimento Milagroso" Ha Sido Relacionado Con Daño Cerebral y Cáncer de Mama

Publicado Por Dr. Mercola | 18 de Septiembre 2010

Por el Dr. Mercola

Si usted revisara cuidadosamente los miles de estudios publicados sobre la soya, estoy completamente seguro de que llegaría a la misma conclusión a la que llegue yo: los riesgos de consumir productos de soya sin fermentar superan por MUCHO cualquier posible beneficio.

Dese cuenta que dije productos de soya sin fermentar.

Durante siglos, los asiáticos han estado consumiendo productos de soya fermentados como el natto, tempeh y la salsa de soya y disfrutando de sus beneficios. La soya fermentada no causa daños en su cuerpo como lo hace la soya sin fermentar.

Desafortunadamente, muchas personas que están comprometidos con estilos de vida saludables han sido engañados y manipulados para creer que los productos de soya procesados y sin fermentar como la leche de soya, queso de soya, hamburguesas de soya y el helado de soya, son buenos para su salud.

¿Cómo Se Volvieron Tan Populares los Productos de Soya?

Pareciera que los productos de soya aparecieron de la nada para ser denominados como los “alimentos milagrosos” del siglo 21 y así lo fue.

De acuerdo con la Asociación Americana de Alimentos de Soya, de 1992 al 2006, la venta de los alimentos de soya aumento de $300 millones a casi $4 billones de dólares, prácticamente de la noche a la mañana. Este aumento de popularidad se debe al cambio tan radical en la percepción soya. Y este cambio no fue accidental- fue el resultado de una gran inversión por parte de la industria de la soya en publicidad que ha tenido mucho éxito.

De hecho, la soya es un gran negocio, uno bastante bueno.

Del 2000 al 2007, los fabricantes de alimentos en los Estados Unidos introdujeron más de 2,700 alimentos nuevos a base de soya y hoy en día continúan apareciendo nuevos productos de soya en los estantes de los supermercados.

De acuerdo con una encuesta realizada en el 2008 llamada Consumer Attitudes About Nutrition (Actitudes del Consumidor Sobre la Nutrición) por la United Soybean Board:

  • En el 2007, el 85 por ciento de los consumidores percibieron los productos de soya como saludables
  • El 33 por ciento de los estadounidenses comen alimentos o bebidas de soya al menos una vez al mes
  • El 70 por ciento de los consumidores creen que el aceite de soya es bueno para ellos
  • El 84 por ciento de los consumidores están de acuerdo con la afirmación de la FDA sobre el hecho de que consumir 25 gramos de proteína de soya al día reduce el riesgo de enfermedades cardíacas

Este es un trágico caso de publicidad engañosa y de mentiras que son sembradas entre las masas dando como resultado final grandes ganancias a la industria de la soya y dañando la salud de la mayoría de las personas que han sido engañadas para que utilicen la soya sin fermentar durante mucho tiempo…

Como lo puede notar por la extensa lista de artículos de la parte de abajo, existe una gran cantidad de estudios científicos que demuestran que la soya no es el milagro nutricional del siglo 21.

El Lado Oscuro de la Soya

La mayoría de los productos de soya que se encuentran en su supermercado local no son alimentos saludables. A excepción de la soya fermentada, de la que hablaré más adelante, la soya modificada genéticamente es aún peor, ya que está contaminada con residuos de pesticidas, la razón de que sea modificada genéticamente es que la soya puede ser rociada con el potente herbicida tóxico Roundup para mejorar la producción de cultivos, matando las hierbas malas.

A diferencia de la cultura asiática, en donde las personas comen cantidades muy pequeñas de productos de soya no modificada genéticamente,  los procesadores de comida occidental separan la soya en dos productos de oro- proteína y aceite. Y estos productos no tienen nada de natural ni de seguro.

La Dra. Kaayla Daniel, autora del libro “The Whole Soy Story”, señala que miles de estudios relacionan la soya con la desnutrición, problemas digestivos, daños en el sistema inmunológico, disfunción tiroidea, deterioro cognitivo, trastornos reproductivos e infertilidad- incluso con el cáncer y enfermedades cardíacas.

Aquí una muestra de los efectos a la salud que han sido relacionados con el consumo de la soya:

  • Cáncer de mama
  • Daño cerebral
  • Anomalías en el bebé
  • Trastorno de la tiroides
  • Cálculos renales
  • Deterioro en el sistema inmunológico
  • Alergias a los alimentos potencialmente graves
  • Deterioro de la fertilidad
  • Peligro durante el embarazo y lactancia

Las personas que defienden el consumo de soya argumentaran que los alimentos a base de soya (sin especificar si sos fermentados o sin fermentar) le protegerán todo, desde el colon, próstata, cáncer de mama, derrame cerebral, osteoporosis hasta asma.

Sin embargo, estos entusiastas nunca mencionan los estudios que hablan sobre el lado oscuro de la soya y de todos los peligros que representa para su salud, estudios basados en investigaciones sólidas.

Otro hecho lamentable es que el 80 por ciento de la soya en el mundo es utilizada como alimento para animales en granjas, que es la razón por la que la producción de soya está contribuyendo con la deforestación. Algunos propagandistas de la soya han sugerido que la solución a esto es que todos nosotros nos volvamos vegetarianos- una recomendación irresponsable basada en la ignorancia sobre la nutrición- mientras que una solución mucho mejor es una revisión a fondo de cómo se alimentan y crían a los animales de granja.

¿Qué Hace a la Soya un Alimento Tan Peligroso de Comer?

Aquí está un resumen de los principales problemas relacionados con la soya.

  1. El 91 por ciento de la soya que crece en los Estados Unidos es modificada genéticamente (GM). La modificación genética se hace para hacerla más resistente al herbicida tóxico Roundup. Mientras que esto significa que aumenta la eficacia de la agricultura y hace que la soya sea más barata, el inconveniente es que la soya está cargada con pesticidas tóxicos. Las plantas también contienen genes de bacterias que produce una proteína que nunca ha formado parte de la cadena alimenticia humana.

    La soya GM ha sido relacionada con un aumento en las alergias. Preocupantemente, el único estudio publicado en la alimentación humana con alimentos transgénicos se realizó para verificar que el gen insertado a la soya GM se transfiere al ADN de su flora intestinal y dentro de ella continúa funcionando. Esto quiere decir que después de años de haber dejado de comer soya GM, usted aún podría tener una proteína potencialmente alérgica que se produce continuamente en sus intestinos.

    Aún más alarmante es el potencial que tiene la soya GM para causar infertilidad en generaciones futuras, hecho recientemente descubierto por un estudio ruso.
  2. La soya contiene toxinas naturales conocidas como “anti-nutrientes”.

    Los alimentos de soya contienen factores anti-nutricionales como las saponinas, soyatoxina, fitatos, inhibidores de próstata, oxalatos, bociógenos y estrógenos. Algunos de estos factores interfieren con las enzimas que usted necesita para digerir la proteína. Mientras que una pequeña cantidad de anti-nutrientes probablemente no cause ningún problema, la cantidad de soya que en la actualidad consumen muchas personas es extremadamente alta.
  3. La soya contiene hemaglutinina.

    La hemaglutinina es una sustancia anticoagulante que provoca que las células de glóbulos rojos se agrupen. Esta agrupación de células es incapaz de absorber correctamente y distribuir el oxigeno en los tejidos.
  4. La soya contiene bociógenos.

    Los bociógenos son sustancias que bloquean la síntesis de las hormonas tiroideas e interfieren con el metabolismo del yodo, lo que provoca una interferencia con la función tiroidea.
  5. La soya contiene fitatos.

    Los fitatos (ácido fítico) se unen a los iones metálicos, evitando la absorción de ciertos minerales, incluyendo el calcio, magnesio, hierro y zinc- todos estos son co-factores para una bioquímica óptima en su cuerpo. Este es un problema que se ve particularmente en los vegetarianos, porque comer carne reduce los efectos de bloqueo de minerales que tienen estos fitatos (por lo que es útil, que si come soya también coma carne).
  6. La soya está cargada con isoflavonas genisteína y daidzeína.

    Las isoflavonas son un tipo de fitoestrógeno, que es un compuesto vegetal parecido al estrógeno humano. Estos compuestos imitan y algunas veces bloquean a la hormona estrógeno y se ha encontrado que tienen efectos adversos en varios tejidos humanos. Se sabe que los fitoestrógenos de la soya afectan la función endocrina, podría causar infertilidad y podría promover el cáncer de mama en mujeres.

    Tomar dos vasos de leche de soya al día durante un mes proporciona los compuestos suficientes como para alterar su ciclo menstrual. Aunque la FDA regula los productos que contiene estrógenos, no hay advertencias sobre esto y la soya.
  7. La soya tiene niveles tóxicos de aluminio y manganeso.

    La soya es procesada (por un lavado ácido) en tanques de aluminio, que puede provocar que queden altos niveles de aluminio en el producto final de soya. La fórmula de soya tienen 80 veces más manganeso que el que se encuentra en la leche materna humana.
  8. La fórmula de soya para bebés pone la salud de su bebé en grave peligro. Casi el 20 por ciento de los bebés estadounidenses son alimentado con fórmula de soya, pero los estrógenos en la soya pueden causar daños irreversibles en el desarrollo sexual del bebé y en su salud reproductiva. Los bebés alimentados con fórmula de soya toman un equivalente de cinco pastillas anticonceptivas de estrógeno todos los días.

    Los bebés alimentados con fórmula de soya tienen hasta 20,000 veces más de estrógenos en circulación que aquellos bebés alimentados con otras fórmulas.

También está el problema de los pesticidas y la modificación genética.

Los alimentos de soya también están rociados con pesticidas y son modificados genéticamente (GM). Más del 80 por ciento de la soya que crece en los Estados Unidos es GM. Y más del 90 por ciento de los cultivos de soya estadounidenses son GM.

Desde la introducción de alimentos GM en 1996, hemos tenido un aumento de bebes recién nacidos con bajo peso, infertilidad y otros problemas en la población estadounidense y los estudios en animales que se han realizado hasta el momento, demuestran los efectos devastadores a causa del consumo de soya GM.

Usted querrá mantenerse alejado de los productos de soya con el fin de evitar los alimentos GM…a menos que desee formar parte de los animales de laboratorio de este experimento masivo por parte de industria biotécnica.

¿Qué Productos de Soya Son Buenos Para Usted?

Quiero dejar claro que no estoy en contra de toda la soya. La soya puede ser increíblemente saludables, pero ÚNICAMENTE si es orgánica y esta fermentada correctamente.

Después de un largo proceso de fermentación, los niveles de fitatos y los “anti-nutrientes” en la soya se reducen y sus propiedades benéficas se encuentran disponibles para su sistema digestivo.

Probablemente usted ya haya escuchado que los japoneses viven más tiempo y tienen tasas menores de cáncer que los estadounidenses porque comen mucha soya- pero sólo comen soya fermentada y siempre ha sido de esa manera.

Los productos de soya fermentada son los únicos que le recomiendo.

Estos son los principales productos de soya fermentada que encontrará:

  • Tempeh, un pastel de soya fermentada con una textura firme y con sabor a hongos.
  • Miso, una pasta de soya fermentada con una textura cremosa salada (comúnmente utilizada en la sopa de miso).
  • Natto, soya fermentada con una textura pegajosa y dura, con sabor a queso.
  • Salsa de soya, tradicionalmente hecha con soya fermentada, sal y enzimas, pero tenga cuidado porque muchas de las variedades disponibles en el mercado están hechas artificialmente mediante un proceso químico.

Por favor dese cuenta que el tofu NO está en la lista. El tofu no está fermentado, por lo que no forma parte de los alimentos de soya que recomiendo.

Vitamina K2: Uno de los Mayores Beneficios de la Soya Fermentada

Uno de los beneficios principales de la soya fermentada, en especial del natto, es que es la mejor fuente de vitamina K2. La vitamina K2 es esencial para la prevención de la osteoporosis, enfermedades cardiovasculares, enfermedades cerebrales como la demencia y protegerlo de varios tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de próstata, pulmón, hígado y leucemia.

La vitamina K actúa de manera sinérgica con la vitamina D para mantenerlo sano.

Algunas veces se refiere a la vitamina K como la “vitamina olvidada” porque a menudo se pasan por alto sus beneficios. Fue nombrada así después de la palabra “koagulation”, con el fin de reflejar el papel que desempeña en la coagulación de la sangre. De hecho, la enzima nattokinasa- derivada del natto- es más segura y poderosa que las aspirina, cuando se trata de disolver los coágulos de sangre y se ha utilizado de manera segura durante más de 20 años.

Si a usted le gusta el natto o algún otro alimento de soya fermentada, entonces puede obtener varios miligramos de vitamina K2 al día (esta cantidad excede la cantidad de vitamina que se encuentra el los vegetales verdes).

Desafortunadamente, los beneficios a la salud de muchos de los alimentos fermentados no se aprovechan debido a que a muchos estadounidenses no les gusta su sabor.

Si usted no quiere consumir natto para obtener la vitamina K2, entonces la segunda mejor opción sería utilizar un suplemento de vitamina K2 (MK-7). Recuerde, que la vitamina K debe ser tomada con una fuente de grasa con el fin de que pueda ser absorbida.

Sugiero que los adultos consuman cerca de 150 mcg de vitamina K2 al día.

Consejos para Evitar los Alimentos de Soya No Deseados

Una simple regla de oro que debe recordar es que a menos que la soya sea fermentada (como es el caso del tempeh, miso, natto o la salsa de soya hecha de manera tradicional) lo mejor será evitarla.

Los alimentos que debe evitar incluyen:

El tofu

La TVP (proteína vegetal) o proteína de soya aislada, que contiene una gran cantidad de msg, que definitivamente no debe ser consumir.

  • Aceite de soya
  • Leche de soya
  • Queso de soya, helado de soya y yogurt de soya
  • Proteína de soya
  • Edamame
  • Fórmula de soya para bebés

La mejor manera de eliminar la soya sin fermentar de su alimentación es evitando los alimentos procesados y en su lugar comprar alimentos enteros que prepare usted mismo.

Si usted compra alimentos procesados, puede revisar la etiqueta para ver si contiene soya. The Food Allergen Labeling and Consumer Protection Act, que entró en vigor en enero del 2006, obliga a los fabricantes de alimentos a enlistar la soya en sus etiquetas porque forma parte de los ocho alérgenos principales.

Otra fuente común de soya es la lecitina, que se utiliza como emulsionante en muchos alimentos y suplementos. La mayoría de la lecitina en los Estados Unidos se deriva de la soya pero hay productos nuevos que la extraen del girasol orgánico. Nosotros empezamos a utilizar lecitina proveniente del girasol orgánico en nuestros productos hace unos años.

Si desea saber más sobre la soya, he puesto una lista de enlaces de artículos en los que hablo sobre el tema. Recuerde, la única manera de evitar ser victima de la publicidad engañosa y de la falta de información es conocer más sobre lo que realmente dice la investigación y esto muchas veces difiere mucho de la forma en la que comúnmente se presenta un “hecho”.