Ocultar

Beber Este "Veneno Tan Popular" Es Peor Que Fumar

Publicado Por Dr. Mercola | 21 de Noviembre 2011

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Soda y Problemas de Salud
Resumen del artículo
  • La industria de sodas elabora muchas tácticas de marketing parecidas a las de las grandes tabacaleras, incluyendo la formación de grupos “independientes” que financian investigaciones para desacreditar las conexiones con los problemas de salud y para que hagan grandes donaciones a las organizaciones de salud
  • De acuerdo con una nueva investigación, la soda está relacionada con una serie de problemas de salud tanto en niños como en adultos, incluyendo obesidad, enfermedades del hígado e incluso conducta violenta, el consumo regular de sodas está relacionado con un aumento del  9-15% en el comportamiento agresivo
  • Los alimentos procesados y la comida chatarra son comercializados a los niños y promovidos en las escuelas; los fabricantes de alimentos procesados cargados con azúcar pagan un “reembolso” (también conocidos como “soborno”) a las compañías de servicios de alimentos que sirven los distritos escolares en todo Estados Unidos
  • Usted puede luchar en contra de los gigantes de las sodas y comida chatarra al comprar alimentos orgánicos y saludables que sean cultivados localmente en lugar de los alimentos y bebidas procesadas

Por el Dr. Mercola

La soda, que está cargada con azúcar en forma de jarabe de maíz de alta fructosa principalmente, es uno de los mayores contribuyentes de las crecientes tasas de obesidad, diabetes, enfermedades del corazón y otras enfermedades crónicas que enfrentan muchas personas.

Así que cuando que cuando digo que tomar una lata de soda es tan malo para su salud como fumar un cigarrillo (y en realidad aún peor) no estoy exagerando.

Tomar soda es en muchas formas peor que fumar y la razón por la que la industria de estas bebidas tan azucaradas es aceptada por nuestros miembros más vulnerables de la sociedad- nuestros niños- se debe a sus campañas masivas de marketing.

En el siglo 21 sería un verdadero escándalo si las compañías tabacaleras trataran de dirigir sus productos a nuestros niños, pero las compañías de sodas los hacen a diario.

Es momento de despertar y hacerle frente a los hechos: la industria de sodas acecha a sus hijos y el mensaje que envía es tan dañino (y manipulador) como lo es el mensaje enviado por las grandes tabacaleras.

Importantes Similitudes Entre la Industria de la Soda y la Industria del Tabaco

Si le pidiera que piense rápidamente en un comercial o slogan de las principales compañías de soda, como Coca-Cola o Pepsi, ¿podría hacerlo?

Es probable que no le cueste mucho trabajo recordar al amigable osito polar de los comerciales o el logo “the real thing” y si le pregunta a sus hijos, probablemente también le den algunos otros ejemplos.

Esto sólo es el principio del problema de cómo las compañías de sodas más importantes se han encargado de introducir sus productos a los hogares de millones de estadounidenses y alrededor del mundo. Por ejemplo, Coca-Cola, gasta cerca de $3 billones de dólares al año en publicidad. Con esa cantidad de dinero no nos extraña que la compañía se las haya arreglado para mantener su reputación de saludable.

Ellos y otros gigantes de la industria de sodas, también tienen la costumbre de formar alianzas con organizaciones de salud que los hace que parezca que realmente les preocupa su salud, que es igual de ridículo como las grandes tabacaleras patrocinando un maratón. Y al igual que las grandes tabacaleras, ellos también crean grupos de fachada para luchar contra la legislación anti-soda y la ciencia.

Por ejemplo, como lo reportó la revista Time:

  • La Asociación Americana de Bebidas (ABA por sus siglas en inglés) que representa a Coca-Cola, Pepsi y a otros fabricantes de sodas, ha atacado las sugerencias de ponerle un impuesto a la soda, tachándolas como “discriminatorias”. Su organización se promociona como un “foro neutral”, pero en realidad se dedica a desacreditar a la prensa negativa en contra de las sodas. Por ejemplo, en relación con la obesidad, la ABA afirma, “Todas las bebidas de nuestra industria pueden ser disfrutadas como parte de un balanceado estilo de vida.”
  • La industria de sodas ha creado un grupo llamado “Americans Against Food Taxes” (Estadounidenses en contra de los impuestos a los alimentos), que llevan a cabo campañas anti-impuestos. Como escribió Kelly Brownell en la resvista Time:

    “El nombre del grupo implica un movimiento patriótico y que defienden sus raíces, no como una entidad altamente financiada y creada por la industria.”
  • Otro grupo creado por la industria, Foundation for a Healthy America (Fundación por una América Saludable), recientemente donó $10 millones de dólares al Hospital de Niños en Filadelfia para una investigación y la prevención de la obesidad infantil. La coca de dieta o light también se ha asociado con el Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre (NHLBI por sus siglas en inglés) para dar a conocer los programas de la salud del corazón de mujeres y fue la “bebida preferida” oficial de los juegos olímpicos de invierno 2010.
  • La industria de sodas financia investigaciones para desacreditar los vínculos entre el consumo de sodas y los problemas de salud. Brownwell escribe:

    “La industria tabacalera le paga a científicos que hicieron investigaciones disputando los vínculos entre fumar y el cáncer de pulmón, la naturaleza adictiva de la nicotina y los peligros del humo. La industria de sodas financia científicos que producen investigaciones fiables que muestran que no hay ninguna relación entre el consumo de SSB (bebidas endulzadas con azúcar) y la salud. La industria tabacalera le pago el favor a la comunidad y organizaciones nacionales dando grandes donaciones. En un giro irónico, Coca Cola y PepsiCo son empresas patrocinadoras de American Dietetic Association.”

    La compañía Coca-Cola y el Instituto de Bebidas para la Salud y Bienestar (no le parece que el nombre es un oxímoron) incluso crean cursos de educación continua para los dietitas registrados.

La Razón Principal Para Dejar de Tomar Soda…

Muchas de las personas que están leyendo esto indudablemente están pensando, ¿realmente que tan mala podría ser la soda?  Desde mi perspectiva, no hay absolutamente NINGUNA RAZÓN por la que usted o sus hijos deberían beber soda nunca. Si estuviera en medio de un desierto sin ningún liquido disponible, entonces sería aceptable, de ahí en fuera…ni un poco, nada, cero. No hay excusas.

Desde una perspectiva de salud, tomar Coca-Cola o cualquier tipo de soda es muy malo. Tan sólo una lata de soda extra al día puede sumarle 15 libras a su peso en el transcurso de un año, sin mencionar del aumento en el riesgo de diabetes que es de un 85 por ciento. ¿Cuál es la razón principal por la que la soda es tan peligrosa para la salud?

La fructosa.

El jarabe de maíz de alta fructosa (HFCS por sus siglas en inglés) contenido en la fructosa utilizado en muchas marcas de sodas muy populares ha sido muy subestimado. Hace unos 100 años la cantidad de fructosa que consumían los estadounidenses era de 15 gramos al día, en forma de fruta principalmente. Cien años más tarde, un cuarto de los estadounidenses están consumiendo más de 135 gramos al día, principalmente en forma de soda.

Los 15 gramos de fructosa al día son inofensivos (a menos que padezca de niveles altos de ácido úrico). Sin embargo, casi 10 veces más de esa cantidad, la cifra se convierte en una de las principales causas de obesidad y de casi todas las enfermedades degenerativas crónicas. En lugar de estar compuestas de 55 por ciento de fructosa y 45 por ciento de glucosa, muchas marcas de sodas, incluyendo Coca, Pepsi y Sprite contiene hasta un 65 por ciento de fructosa, casi un 20 por ciento más alto de lo que se creía originalmente.

De acuerdo con un estudio, la media de contenido de fructosa de las 23 sodas analizadas fue de 59 por ciento- un porcentaje más alto que el que declara la industria. Cuando considera que los estadounidenses toman un promedio de 53 a 57 litros de soda al año (dependiendo de la fuente de la estadística), esta diferencia en el contenido real de fructosa podría hacer una gran diferencia en su salud.

Toda la Verdad Sobre la Fructosa

La American Beverage Association y otros grupos tratarán de persuadirlo de que el jarabe de maíz de alta fructosa no es más malo para usted que el azúcar, pero eso no es cierto. La ABA también afirma que “no existe ninguna relación entre el jarabe de maíz de alta fructosa y la obesidad,” pero una gran cantidad de estudios científicos sugieren lo contrario.

Por ejemplo:

  • El Dr. David Ludwig del Hospital de Niños en Boston realizó un estudio sobre los efectos de las bebidas endulzadas con azúcar en la obesidad infantil. Encontró que por cada bebida endulzada con azúcar adicional, aumenta tanto la masa corporal como las probabilidades de obesidad.
  • El estudio llamado Fizzy Drink en Christchurch, Inglaterra exploró los efectos en la obesidad cuando se quitaron las máquinas de sodas de las escuelas, la obesidad se mantuvo constante. En las escuelas en donde dejaron las máquinas de sodas, las tasas de obesidad siguieron aumentando.
  • En un estudio realizado en el 2009, 16 voluntarios fueron alimentados con una dieta controlada que incluían altos niveles de fructosa. Diez semanas después, los voluntarios habían producido células grasas nuevas alrededor de sus corazones, hígados y otros órganos digestivos. También mostraron signos de anormalidades de procesamiento de alimentos relacionados con la diabetes y enfermedades del corazón. Un segundo grupo de voluntarios que fueron alimentados con una dieta parecida, pero en donde reemplazaron la fructosa con la glucosa, no presentó estos problemas.

La fructosa también es la posible culpable que se encuentra detrás de los millones de niños estadounidenses batallando con la enfermedad hepática no alcohólica, que es causada por la acumulación de grasa en las células del hígado. La fructosa es muy dañina en el hígado, en muchas maneras similar al consumo del alcohol.

  • Carga al hígado número uno: Después de comer fructosa, el 100 por ciento de la carga metabólica recae en el hígado- SÓLO su hígado puede descomponerla. Esto es sumamente diferente a consumir glucosa, en la que el hígado tiene que descomponer sólo el 20 por ciento y el 80 por ciento restante se metaboliza inmediatamente y utilizado por el resto de las células en su cuerpo.
  • Carga al hígado número dos: La fructosa se convierte en grasa que es almacenada en su hígado y otros tejidos como grasa corporal. Parte de lo que hace a la fructosa tan peligrosa es que se metaboliza en grasa en su cuerpo mucho más rápido que cualquier otro tipo de azúcar. Por ejemplo, si usted come 120 calorías de fructosa, 40 calorías se almacenan como grasa. Pero si usted come la misma cantidad de fructosa, menos de una caloría de almacena como grasa. En esencia, consumir fructosa es como consumir grasa.

El metabolismo de la fructosa es muy parecido a la manera en la que se metaboliza el alcohol, que tiene una gran cantidad de metabolitos tóxicos que, si se consumen en exceso, pueden provocar la enfermedad hepática no alcohólica. Para una discusión completa del metabolismo de la fructosa, lea mi artículo completo sobre el tema.

¿La Soda Realmente Provoca Violencia?

Es un hecho bien conocido que una mala dieta, alta en azúcar particularmente, le cobra un precio muy alto a su salud emocional.

Por ejemplo, un estudio reciente publicado en la revista Psychology Today encontró una fuerte relación entre el consumo excesivo de azúcar y el riesgo de padecer tanto depresión como esquizofrenia. También es un hecho bien conocido que la inflamación crónica desempeña un papel muy importante en las enfermedades del corazón, diabetes, artritis y cáncer. Por lo tanto, consumir cantidades excesivas de bebidas azucaras realmente puede desencadenar una avalancha de acontecimientos negativos para la salud- tanto físicos como mentales.

Una alimentación alta en azúcar, fructosa y bebidas endulzadas como la soda, también puede causar una liberación excesiva de insulina, que puede provocar una caída en los niveles de azúcar en la sangre o hipoglucemia. La hipoglucemia, a su vez, provoca que su cerebro segregue glutamato en niveles que pueden causar agitación, depresión, ira, ansiedad y ataques de pánico.

Un estudio realizado en el 1985 publicado en Journal of Abnormal Psychology encontró que la reducción el consumo de azúcar tenía un impacto positivo en las emociones. Y otro estudio llamado, Los Angeles Probation Department Diet-Behavior Program: An Empirical Analysis of Six Institutional Settings, publicado en 1983, documentó los resultados cuando a delincuentes juveniles se les dio una alimentación baja en azúcar. Vieron una reducción de 44 por ciento en el índice de comportamiento antisocial durante los siguientes tres meses después de la implementación de la dieta revisada.

Así que, ¿tomar soda puede afectar el comportamiento de su hijo?

Sí puede.

Un nuevo estudio apoya este punto y reveló que el consumo regular de sodas estaba relacionado con un incremento de 9 a 15 por ciento en la probabilidad de participar en acciones agresivas, incluso después de controlar el género, edad, raza, índice masa corporal, patrones de sueño, consumo de tabaco, consumo de alcohol y cenas familiares.

Los investigadores concluyeron:

“Hubo una relación significativa y fuerte entre las sodas y la violencia. Podría haber una causa directa entre la relación causa-efecto, tal vez debido a que estas bebidas contienen azúcar o cafeína o tal vez podría haber otros factores, algo desconocido en nuestro análisis, que causa el alto consumo de sodas y agresión.”

El efecto no es un descubrimiento nuevo, ya que en 1979 la ahora famosa “defensa Twinkie” fue utilizada en un juicio por asesinato por primera vez.

Como lo reportó Discovery News:

“En un notorio juicio por asesinato en San Francisco en 1979, los abogados dijeron que las acciones del asesino se debieron a su reciente cambio de una alimentación sana a una llena de Coca-Cola y otra comida chatarra. Su argumento funcionó. En lugar de sentenciarlo por homicidio, el acusado fue condenado por un delito menor llamado homicidio voluntario. La estrategia legal se conoce como la “defensa Twinkie” y el precedente ha planteado una serie de preguntas que persisten, a pesar de años de investigación en el tema.”

Los "Reembolsos" de los Alimentos Procesados Dominan los Comedores de las Cafeterías Escolares

Los fabricantes de sodas no son los únicos deseos en formar parte de la alimentación diaria de su hijo. En un artículo publicado en La Vida Locavore, Ed Bruske reveló, posiblemente por primera vez, que los fabricantes de alimentos procesados cargados de azúcar pagan “reembolsos” (también conocidos como “sobornos”) a las compañías de servicio de alimentos que sirven a los distritos escolares en todo Estados Unidos.

Bruske obtuvo documentos bajo la Ley de Libertad de Información que revelaban que más de 100 compañías pagaban reembolsos a Chartewells, una compañía encargada del servicio de alimentos contratada por las escuelas públicas de D.C. Como se puede sospechar, los “reembolsos” representan un conflicto de intereses que podría llevar a Chartwells a ordenar la comida para sus hijos basándose en la cantidad del reembolso que recibirá y no en el valor nutricional de un alimento.

¿El resultado?

Los almuerzos escolares contienen alimentos altamente procesados como muffins, pizza, tatertots y leche sabor izada en lugar de productos frescos.

De acuerdo con Bruske:

“Los fabricantes pagan los reembolsos basándose en el gran volumen de las compras- literalmente, dinero en efectivo para el pedido. Se dice que los reembolsos le cuestan billones de dólares a la industria de alimentos en el país, a pesar de que los fabricantes así como las compañías de servicios de alimentos que alimentan a millones de niños en edad escolar todos los días- Chartwells, Sodexo y Aramark- los tratan como un secreto muy bien guardado.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos le pide a las compañías de servicios de alimentos a que se comprometan con contratos “reembolsables” para las escuelas, cualquier bonificación (reembolso) que reciban de los clientes de la escuela. Por más de un año, los abogados de las escuelas públicas en D.C. se negaron a hacer pública una lista detallada de los reembolsos de Chartwells, alegando que la información contenía “secretos comerciales”. Las escuelas fueron rechazadas por el asesor legal Vincent Gray después de que presenté una apelación administrativa.

John Carroll, un asistente del abogado general del estado de Nueva York encargado de investigar las prácticas de “reembolso” en aquel lugar, ha dicho que los reembolsos representan “un inherente conflicto de intereses” en los programas de alimentación escolares porque favorecen a la industria de alimentos altamente procesados. En algunos casos cuando las escuelas pagan a las compañías de servicio de alimentos una tarifa plana para que les proporcionen alimentos, a las compañías no se les pide que declaren los reembolsos que juntan. En esos casos, Carroll le dijo recientemente a un panel del senado de los Estados Unidos que los reembolsos tienden a elevar el costo de los alimentos, privando a los niños de la nutrición que deberían tener en sus bandejas de comida.

Carroll también describió casos en los que los reembolsos disuadían el uso de productos agrícolas locales en las comidas escolares. Los vendedores de productos no pueden darse el lujo de pagar un reembolso por las manzanas locales. Pero al menos en un caso, un distribuidor incrementó los precios de sus productos para que de esa forma pudiera pagar el reembolso a las compañías de servicio de alimentos. Un subcomité de Seguridad Nacional en el senado de los Estados Unidos está investigando una posible fraude de reembolsos en los contratos en todo el gobierno federal.”

Los principales contribuyentes de los reembolsos a Chatwells incluido el Performance Food Group, que pagó más de $400,000 dólares en los últimos tres años, seguido por General Mills, Kraft Foods, Country Pure Foodsy Jenny-O Turkey. Otras compañías que conforman la lista son:

ConAgra Otis Spunkmeyer Kellog's
Coca-Cola, Dr. Pepper, 7-Up FritoLay Tyson
Nestle Cargill Meat Solutions Campbell's Foodservice

Criar Personas que Coman Sanamente Durante Toda Su Vida

Las compañías de bebidas y alimentos gastan $2 billones de dólares al año en la promoción de alimentos poco saludables dirigida a los niños y si bien en última instancia es la responsabilidad de los padres de familia alimentar a sus hijos con alimentos saludables, los anuncios de comida chatarra hacen esa tarea más difícil de lo que debería ser. Como resultado, el estado de la alimentación de la mayoría de los niños en los Estados Unidos no es fácil de digerir.

Como lo reportó el Grupo de Trabajo Institucional sobre los Alimentos Dirigidos a Niños (IWG por sus siglas en inglés):

  • Casi el 40% de la alimentación de los niños proviene de azúcares y grasas malas
  • Sólo el 21% de los niños entre los 6-19 años comen el recomendado de cinco más frutas y vegetales al día

Esta es una auténtica receta para una enfermedad y es la razón principal por la que en la actualidad los niños están menos sanos que las generaciones pasadas. La obesidad, diabetes tipos 2, presión arterial alta- enfermedades que en el pasado amenazaban sólo a personas de mediana edad en adelante, pero que en la actualidad también amenazan a niños. El Centro de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) estima que pala el 2050, uno de cada tres estadounidense adulto padecerá diabetes- uno de ellos podría ser su hijo si no toma las medidas necesarias para eliminar los mensajes que los vendedores de comida chatarra le están mandando y enseñarles hábitos alimenticios saludables.

No se equivoque, los anunciantes están haciendo todo lo posible por llamar la atención de su hijo, tal y como lo hicieron las grandes tabacaleras en generaciones pasadas.

Por lo que, primero que nada necesita educarse usted mismo sobre la nutrición apropiada y los peligros de la comida chatarra y los alimentos procesados con el fin de cambiar la cultura alimenticia de toda su familia. Para darle a su hijo el mejor comienzo en la vida y ayudar a inculcarle hábitos saludables que duren toda la vida, usted debe predicar con el ejemplo. Los niños simplemente no saben que alimentos son saludables, a menos que usted, como padre, se lo enseñe.

Mi plan de nutrición ofrece una guía paso a paso para alimentar correctamente a su familia y lo animo a leerlo ahora mismo para aprender cómo hacer decisiones saludables para usted y sus hijos.

Si usted quiere participar en una escala mayor, la campaña del Instituto de Prevención llamada "We're Not Buying It" (no lo compraremos) le está solicitando al presidente Obama a poner unas normas nutricionales basadas en la ciencia a las compañías que comercializan alimentos para niños. Usted puede firmar esta petición ahora mismo. También le recomiendo que vaya un paso adelante y deje de apoyar esas compañías que fabrican comida y bebidas procesadas para sus hijos.

Idealmente, usted y su familia votarán y evitarán alimentos procesados y sodas azucaradas, sustituyéndolos con alimentos orgánicos, crudos y sin procesar que sean cultivados localmente. Estos son alimentos que ayudaran en el desarrollo de su hijo y es importante que ellos aprendan cuales son los alimentos saludables desde muy pequeños.

De esta manera, cuando crezcan y se vuelvan adolecentes, quizá coman comida chatarra en casa de un amigo, pero regresaran a la comida real como base de su alimentación diaria- y es hábito seguirá con ellos para toda la vida.


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.