La Dra. Davis Habla Sobre los Riesgos de los Telefonos Celulares
Seleccionar Idioma:

Llama Gratis en Estados Unidos: 1 (877) 985-2730 | Numero Internacional: 847-278-0763

Obtenga Gratis El Libro Tome Control De Su Salud...

Ocultar

Ocultar esto

El Dr. Mercola Entrevista a Devra Davis Sobre los Peligros de los Teléfonos Celulares

Publicado Por Dr. Mercola | 07 de Octubre 2012

Peligros de los Celulares
Historia en Breve:
  • La Dra. Devra Davis, una de las investigadoras más respetadas y acreditadas sobre el tema de los peligros de los celulares, así como fundadora y presidenta de la Fundación de Salud Ambiental comparte información sobre los riesgos del uso de celulares que probablemente usted no conoce
  • Un teléfono celular es un dispositivo de dos vías de microondas de radiación que ha sido relacionado con tumores cerebrales y tumores en las glándulas salivales, una baja producción de espermas y membranas celulares, pérdida de la audición y tinnitus, entre otros problemas
  • La industria de telecomunicaciones es una industria global multimillonaria que influye en las políticas gubernamentales a través de esfuerzos de cabildeo persistentes, importantes donaciones políticas y manipulación de la ciencia
  • Un reciente informe de la oficina gubernamental de contabilidad: "Los requisitos de exposición y pruebas para los teléfonos celulares deben ser revaluados," ha añadido presión en la Comisión Federal de Comunicaciones para fortalecer los análisis a los teléfonos celulares, así como una carta de la Academia Americana de Pediatría en la que señala que los niños son especialmente vulnerables al daño causado por la radiación emitida por los teléfonos celulares y que no deben ser utilizados sin protecciones especiales o que no se utilicen en absoluto (o sólo cuando sea realmente necesario)
  • Los adultos no deberían meter el teléfono celular a la bolsa de su pantalón y utilizar un aparato de aire o un auriculares lo más que se pueda, recordando que "la distancias es muy importante"

Por el Dr. Mercola

La Dra. Devra Davis es una de las investigadoras más respetadas y acreditadas sobre el tema de los peligros de los teléfonos celulares, entre un gran número de cosas.

La Dra. Davis tiene antecedentes realmente impresionantes, uno de sus logros es desempeñarse como directora fundadora en la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, en el Consejo de Estudios Ambientales y Toxicología, que es el consejo que se encarga de revisar estudios e información sobre cosas como, “¿el humo pasivo es dañino para usted?” o “¿el asbesto en el medio ambiente es malo para usted?”

Imagine su sorpresa cuando comenzó a profundizar sobre el tema en el 2004, cuando la tecnología celular comenzó a despegar, incluso la Dra. Davis asumió que eran seguros:

“Cuando trabajé en la academia, reunimos grupos para evaluar si teníamos o no evidencia suficiente para decir X, Y o Z. Después de haber estado en esa posición en donde convocaría a científicos expertos alrededor del mundo, creí que sabía. Si había algún problema, yo lo sabría. Por lo que pensé que los teléfonos celulares tenían que ser seguros. En aquel tiempo, yo tenia tres celulares.”

La Historia del Tabaco y el Asbesto Fueron las Primeras Pistas

“…el teléfono celular por si mismo siempre ha sido considerado como seguro,” dijo la Dra. Davis. “Yo asumí que era seguro. Y asumí que si había un problema, yo lo sabría, porque después de todo, trabajaba con los mejores científicos del mundo y todos nosotros utilizábamos estos dispositivos. Bien, me sorprendí bastante cuando comencé a investigar más a fondo. Comencé a investigar más a fondo porque entendía la historia del tabaco y el asbesto y había sido parte de esa historia.”

Probablemente usted esté familiarizado con cualquiera de las historias de las que habla la Dra. Davis, sin embargo hay algunas cosas que podrían ser nuevas para usted.

Como lo explicó la Dra. Davis, a menudo se asume que nadie conocía los peligros del tabaco hasta la década de 1950, pero en realidad el primer estudio de caso sobre el tabaco y el cáncer de pulmón fue realizado en Alemania en 1939. En la década de 1939, en Argentina también había un instituto nacional para investigar los peligros del tabaco. Y a pesar de que en 1964 la Dirección General de Salud Pública de los Estados Unidos anunció que el tabaco causa cáncer, esto no fue tomado en cuenta por completo o aceptado hasta décadas más tarde.

El asbesto siguió un patrón similar de engaño, ya que desde el siglo 19 había reportes que detallaban hechos como mujeres que habían muerto por enfermedades pulmonares después de haber trabajado en fábricas en donde se utilizaba asbesto cuando eran jóvenes.

A pesar de esto, el asbesto fue muy utilizado como aislante en los Estados Unidos durante décadas. “Sólo cuando las muertes causadas por el asbesto eran irrefutables e innegables, se presentaron demandas y se tomaron medidas para controlar la situación, señaló la Dra. Davis. Conociendo estas sórdidas historias, la Dra. Davis decidió comenzar a indagar un poco más en sobre si los celulares realmente son seguros. ¿Sabía que, la primera advertencia se publicó en el 2000?

La Primera Advertencia Sobre el Celular fue Publicada en el 2000

Cuando la Dra. Davis comenzó a investigar, descubrió que un hombre llamado William Stewart, que había sido asesor científico en Margaret Thatcher, había emitido una advertencia para el Royal College of Physicians, en donde pedía que los adolescentes no usaran sus teléfonos celulares. Él hizo esto en el año 2000. La Dra. Davis se dio cuenta que si de hecho había algún daño, era imperativo que se tomaran acciones ahora y no décadas más tarde:

“Si esperamos a que haya una prueba del daño- y esa prueba es el cáncer cerebral…Lo que sabemos sobre el cáncer cerebral es: puede tardar 40 años en desarrollarse. Sabemos eso por las bombas que cayeron al final de la Segunda Guerra Mundial- no hubo aumento de cáncer cerebral hasta 40 años después. Y sabemos que hay un aumento de cáncer cerebral causada por la radiación ionizante relacionada con esa bomba.

Si el cáncer cerebral tiene una latencia de 40 años en una población y esperamos evidencia así como lo hicimos con el tabaco y asbesto en cuanto al aumento de cáncer, estaremos en graves problemas.

Más importante aún, tenemos evidencia de que la radiación producida por los teléfonos celulares interfiere con la producción, la calidad y vitalidad del esperma. Sabemos que hay millones- de hecho billones- de personas jóvenes que crecen con el celular en su bolsillo.

La advertencia con letras pequeñas que viene con el teléfono celular dice “manténgase a 2.54 centímetros del abdomen de mujeres embarazadas o adolescentes…Nadie lo lee. El iPhone 4S también tiene una nota de advertencia que dice que no debe ponerse en el bolsillo.1

La Organización Mundial de Salud Considera la Radiación del Celular y de Otros Dispositivos Inalámbricos Como un Posible Carcinógeno

El año pasado, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC por sus siglas en inglés), una rama de la Organización Mundial de Salud (OMS), revisó estudios relevantes y declaró que los teléfonos celulares son posibles agentes causantes de cáncer, se encuentran en la misma categoría que los gases producidos por motores de diesel, algunos pesticidas y algunos metales pesados. El panel de expertos dictaminó que existe evidencia de que el uso regular de los teléfonos celulares aumenta el riesgo de dos tipos de tumores- tumores cerebrales (gliomas) y neuromas acústicos.

La Dra. Davis señala que la frase utilizada para describir la radiación como energía de radiofrecuencia de un celular- es engañosa. Los teléfonos celulares no producen energía, señala ella. Emiten radiación a casi la misma frecuencia que los hornos de microondas, aunque la radiación del celular es mucho más débil que la del horno de microondas, la radiación de los teléfonos celulares es pulsada y digital. Su señal errática podría notarse por su impacto biológico.

“De hecho, un teléfono celular tiene dos vías de microondas,” señala la Dra. Davis. “La industria ha luchado exitosamente para utilizar la frase “energía de radiofrecuencia” en lugar de radiación de microondas. Porque saben que energía de radiofrecuencia suena bien. Todos necesitan energía. ¿Qué podría ser mejor que eso?

Pero la energía de radiofrecuencia es un sinónimo de radiación de microondas. Si las personas entendieran que tienen un dispositivo de dos vías de microondas al lado de su cerbero y órganos reproductivos, tal vez pensarían de manera diferente sobre el tema.”

Por Qué el Valor SAR No Es una Buena Medida de la Seguridad de los Teléfonos

El valor SAR (“Tasa de Absorción Especifica”) es una medida de la potencia máxima del teléfono celular y su potencial por calentar los tejidos. El valor SAR por sí sólo no es algo nuevo. De hecho, el valor SAR de los teléfonos ha estado disponible desde hace algún tiempo, por lo general aparece en letra pequeña en el manual del usuario, en el sitio web del fabricante y en la base de datos de la FCC.

Pero el nivel SAR sólo mide la densidad de potencia de un teléfono, estimando la penetración de la radiación en la cabeza utilizando una cabeza de plexiglás de un hombre de 200 libras. Esto es sólo un estimado y es sólo un estimado de uno de los componentes del riesgo de los teléfonos celulares. No evalúa el riesgo de las frecuencias del teléfono celular, el latido errático y modulación de las señales o los campos magnéticos de las baterías.

La verdadera exposición SAR también puede verse muy afectada por la manera en la que sostiene el celular, si utiliza auriculares, qué tan alta es la señal que entra y sale del celular y su ubicación en relación a las torres de celulares. De hecho, mientras más baja sea la señal –menor número de barras- más tiene que trabajar para alcanzar la torre, así que emitirá más radiación en su cerebro y cuerpo. El SAR tiene un uso muy limitado y es sólo una medida comparativa entre teléfonos y la variable de riesgo y de ninguna manera mide la seguridad del teléfono celular.

La Dra. Davis explica:

“La suposición ha sido que el único efecto de la radiación de microondas en el cerebro es un cambio en la temperatura. Ahora, como usted sabe, el cerebro en realidad no puede percibir el calor en absoluto. Es por eso que puede estar despierto en una cirugía cerebral. El cerebro no percibe dolor ni calor. Así, que pueden operar a las personas mientras están despiertas, una vez que se ha anestesiado el cráneo, que es el que siente dolor. El cerebro por si mismo no siente dolor ni calor. Puede tener un dispositivo afuera y…al momento que siente su oreja caliente, su cerebro está mucho más caliente pero no lo siente.

Los teléfonos celulares sólo han sido probados para el calor. Jamás han sido probados para el impacto biológico de la radiación de microondas.

De los estudios de los que hablo en mi libro llamado “Disconnect” y que se muestran en nuestro sitio web, EnvironmentalHealthTurst.org, claramente indican que el pulso de las señales digitales de la radiación del teléfono celular pueden alterar y debilitar las membranas, aumentar las especies reactivas de oxigeno, que producen radicales libres (que como sabemos, son muy dañinos y van a todas partes, disminuyendo los electrones y causando daños en las células). La radiación de los celulares, hace todas esas cosas.

No conocemos los efectos biológicos a largo plazo, pero realmente me preocupa que el mayor daño causado por la radiación de los celulares sea en nuestros órganos reproductivos. Personas metiendo el celular en sus bolsillos- que según las notas con letra pequeña dicen que no lo hagan.”

La Radiación de los Teléfonos Celulares Debilita las Membranas Celulares

La Dra. Davis también explicó el trabajo de Allan Frey de la Oficina de Investigación Naval, que hizo una investigación pionera en la década de 1960 que es muy aplicable al uso del teléfono celular hoy en día.

La Dra. Davis continúa:

“La radiación de los teléfonos celulares debilita las membranas en todas partes. Debilita la barrera sangre-cerebro.

Hablo sobre la investigación de Allan Frey en mi libro llamado “Disconnect”… quien hizo una investigación con señales de pulso digitales de microondas. Lo que él fue capaz de hacer fue demostrar que la señal produce colorante azul (que era amarillo) que inyecto a animales para que llegara a su cerebro.

Los animales que no fueron expuestos a esta señal de pulso digital, mantuvieron su cerebro color rosa (el color normal del cerebro). Los animales que fueron expuestos a una radiación parecida a la de los celulares, cambiaron el color de su cerebro a un amarillo fluorescente. Por lo que concluyó que la radiación ciertamente debilita la barrera sangre- cerebro.

Ahora, lo interesante es que cuando él hizo este estudio, no existían los teléfonos celulares. Él estaba estudiando los efectos de las señales de pulso digitales. Porque en ese momento el problema era ¿cuál es el efecto del radar? y ¿cuáles podrían ser los efectos de las microondas a futuro? Este es un tema de controversia.

…Esto significa que colocar el teléfono celular al lado de su cerebro, debilitará la barrera sangre-cerebro y cualquier material toxico que este en su sangre (porque vivimos en un mundo moderno) será absorbido por el cerebro y las células de su cuerpo, sólo porque tiene radiación producida por el celular a un lado de usted.”

¿El Teléfono Celular Mató a Adam Yauch de los Beastie Boys?

Adam Yauch, co-fundador del grupo de hip-hop Beastie Boys, murió a principios de este año a la edad de 47 años de un tumor de la glándula parótida en su mejilla izquierda. El año pasado, un grupo de investigadores israelís reportó un fuerte aumento en la incidencia de tumores de la glándula parótida en los últimos 30 años, con el mayor incremento ocurrido después del 2001.

Su glándula parótida es un tipo de glándula salival, localizada cerca de su mejilla- la misma área en donde la mayoría de las personas colocan el celular al hablar. Los investigadores encontraron un aumento de cuatro veces en los canceres de la glándula parótida de 1970 al 2006, mientras que las tasas de otros tipos de cáncer en las glándulas salivales se mantuvieron estables.2

El mismo año, el Dr. Siegal Sadetzki, el principal investigador de un estudio realizado en el 2008, testificó ante el Senado de los Estados Unidos que los teléfonos celulares fueron identificados como uno de los contribuyentes de los tumores de las glándulas salivales. El reporte indicó que su riesgo de desarrollar un tumor parotídeo en el mismo lado de la cabeza que utiliza para escucha el teléfono celular aumenta un:

  • 34 por ciento si usted utiliza regularmente el teléfono celular y lo ha utilizado durante cinco años
  • 58 por ciento si usted tiene más de 5,500 llamadas en toda su vida
  • 49 por ciento si usted ha hablado por teléfono celular durante más de 266.3 horas durante toda su vida

La Dra. Davis continúa:

“Adam Yauch, ex “MCA” de los Beastie Boys, murió a causa de un tumor de la glándula parótida en su mejilla izquierda. Creo que era zurdo. Tenemos que averiguar eso. Pero si lo era, entonces los teléfonos celulares y dispositivos inalámbricos que utilizaba todo el tiempo en su negocio de la música podría explicar esto. Porque el caso promedio de tumor de la glándula parótida es diagnosticado en los cincuentas, él fue diagnosticado a la edad de 43 o 44 años.

En Israel, uno de cada cinco casos se presenta en menores de 20 años. Este es un tumor muy raro, pero está presentándose en personas jóvenes. Es por eso que el gobierno israelí ha emitido advertencias sobre los niños y el uso de celulares. La Asociación Dental de Israel también ha emitido advertencias, por un dramático aumento de un tumor maligno muy poco común en la mejilla.”

Los Niños No Debería Utilizar los Teléfonos Celulares…Y Otros Consejos de Seguridad

La seguridad de los teléfonos celulares es una de las industrias globales que crece más rápido y fuerte en el mundo hoy en día y es incluso más fuerte que la industria farmacéutica. Como una industria multimillonaria que financia los medios de comunicación alrededor del mundo hoy en día, son capaces de hacer cuantiosas donaciones políticas y esfuerzos persistentes de cabildeo para influir en las políticas gubernamentales.

Así que aunque los peligros de los teléfonos celulares algún día serán conocidos igual que paso con los peligros del tabaco, habrá una ventana en donde las personas serán extremadamente vulnerables. Y esa ventana es ahora.

Los niños son especialmente vulnerables al daño causado por la radiación de los celulares y no deberían utilizarlos en absoluto (o sólo en cantidades muy limitadas). Los hombres y mujeres que quieren tener hijos sanos necesitan tener extremas precauciones para proteger sus órganos reproductivos y no deberían mantener los celulares en sus bolsillos o cerca su abdomen, así como lo ponen en las notas de advertencia.

“El cerebro en realidad está sólo en parte protegido por el cráneo, porque el hueso es más denso que el cerebro, que contiene fluidos. El cerebro de un niño, la cabeza de un niño es particularmente vulnerable porque sus cráneos son más delgados y sus cerebros contienen más fluidos. Y es ese fluido el que puede absorber más radiación de microondas,” afirma la Dra. Davis.

Si usted le da a un niño un teléfono celular para jugar, asegúrese de que al menos este en “modo de avión” para que la conexión inalámbrica esté desactivada. La Dra. Davis espera que haya tecnologías más seguras en camino:

“Existen patentes en el diseño de antenas y fundas de celulares para hacerlos más seguros.”

Un caso que menciona la Dra. Davis es el caso Pong, ella afirma que puede reducir la exposición a la radiación en un 60-80 por ciento. Su acción consiste en desviar la radiación de la cabeza, hacia el otro lado, así que obviamente no debe haber nadie cerca. Incluso con esa funda, es importante utilizar auriculares o manos libres.

Ella continúa:

“Practicar el uso seguro de los teléfonos celulares es muy simple. Esto significa que la distancia es muy importante. Mantenga el celular lejos de su cuerpo. Utilice auriculares de tubo si pude conseguirlos o cualquier otro tipo de manos libres, manténgalo lo más alejado del cuerpo. No coloque el celular dentro de sus bolsillos.”

Además, en Jackson Hole, Wyoming el ayuntamiento emitió una ley sobre la seguridad de los teléfonos celulares. Los pediatras locales emitieron un reporte y repartieron tarjetas a personas diciéndoles (si visitaban su consultorio) cómo practicar el uso seguro de teléfonos celulares. Los dermatólogos y ortopedistas también repartieron esas tarjetas a las personas que acudían a ellos para informarlos sobre los peligros de los teléfonos celulares y cómo poder utilizarlos con más cautela.

 

Fuentes y Referencias


1 Environmental Health Trust, Cell Phone Fine Print Warnings

2 Epidemiology January 2011; 22(1): 130-131