Ocultar

La Causa Oculta de los Trastornos Psiquiátricos que Casi Nadie Toma en Cuenta

Publicado Por Dr. Mercola | 16 de Abril 2012

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Bacteria Causa TOC
Historia en Breve:
  • El Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH por sus siglas en inglés) está realizando un estudio para saber si la bacteria del Estreptococos, que causa amigdalitis, también podría ser la responsable del trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) en niños
  • Aunque muchos tienden a asumir que no se puede tener el control sobre enfermedades como el TOC, es importante saber que su estilo de vida puede anular las predisposiciones genéticas y podrían ser parte de una de las causas principales del desequilibrio químico o disfunción dando como resultado sus síntomas psiquiátricos
  • Usted tiene dos cerebros: uno dentro de su cráneo y otro en su intestino. Ambos están creados de tejidos idénticos y están conectados por medio del nervio vago. En realidad, su intestino produce más neurotransmisores de serotonina –que desempeñan un papel muy importante en el TOC- que los que produce su cerebro, por lo que mantener un intestino saludable podría tener grandes beneficios en su salud psicológica
  • Una de las mejores maneras de optimizar su flora intestinal es consumiendo de forma regular alimentos fermentados, como los vegetales fermentados. Incluyo una guía de orientación simple

Por el Dr. Mercola

El Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH por sus siglas en inglés) está realizando un estudio para saber si la bacteria Estreptococos, que causa amigdalitis, escarlatina y otras infecciones como la neumonía, también podría ser la responsable del trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) en niñosi.

De acuerdo con las estadísticas del NIMH, el TOC afecta a aproximadamente el uno por ciento de los adultos estadounidensesii.

Las personas con TOC se ven afectadas con pensamientos de ansiedad persistentes (obsesiones) o se sienten obligadas a realizar ciertos rituales como lavarse las manos o tener todas las cosas en orden (compulsiones).

Para muchas personas, la enfermedad comienza durante la niñez o en la adolescencia.

La bacteria Estreptococos crea proteínas que imitan a las proteínas humanas, de ese modo evaden al sistema inmunológico.

Una vez que su sistema inmunológico las identifica como “invasores foráneos”, comienza a crear anticuerpos.

Sin embargo, estos anticuerpos también pueden atacar los tejidos humanos, como su corazón, articulaciones y su cerebro.

Hace muchos años, la evidencia sugería que este ataque al cerebro puede inflamar las estructuras cerebrales, lo que posiblemente podría desencadenar el TOC (o los síntomas del TOC) en niños.

En la actualidad el NIMH está investigando qué causa el TOC y trabajará para encontrar un tratamiento que podría ayudar a revertir el síndrome.

De acuerdo con el informe del New Scientistiii , el Instituto intenta descubrir si un tratamiento a base de anticuerpos utilizado para reducir las reacciones autoinmunes podría ser benéfico para esta enfermedad.

La Conexión Intestino-Cerebro

Desde una perspectiva proactiva, es importante saber que usted tiene el potencial para tomar el control de su salud, incluyendo su salud mental o psiquiátrica.

Se cree que las enfermedades psiquiátricas como el TOC son el resultado de una disfunción química en su cerebro o en algunos casos hereditarias y por lo tanto están fuera de nuestras manos. Muchas personas no se dan cuenta de que 1) su estilo de vida puede anular las predisposiciones genéticas y 2) que sus estilo de vida puede ser la causa principal del desequilibrio o disfunción química.

Así que, existen muchas razones por las que debe tener bajo control los factores de estilo de vida como la alimentación y las exposiciones tóxicas- ya sea que quiera evitar una enfermedad o tratarla.

Muchas personas podrían no estar de acuerdo con esto y decir que un niño no ha tenido el tiempo suficiente como para desarrollar malos hábitos de estilo de vida, pero cuando se trata de los problemas de salud relacionados con el cerebro, por lo general el INTESTINO está involucrado y en la actualidad hay cada vez más niños que NACEN con intestino dañado como resultado de malas elecciones en el estilo de vida hechas por la madre…

En un sentido muy real, usted tiene dos cerebros: uno dentro del cráneo y otro en su intestino.

Aunque pareciera que son muy diferentes, en realidad, estos dos órganos están creados del mismo tipo de tejido. Durante el desarrollo fetal, una parte de ese tejido se convierte en su sistema nervioso central, mientras que la otra se convierte en su sistema nervioso entérico.

El nervio vago- el décimo nervio craneal va desde el tronco del encéfalo hasta su abdomen- se encarga de conectar estos dos órganos. En realidad su intestino produce más neurotransmisores de serotonina –que desempeñan un papel muy importante en el TOC, además de tener una influencia benéfica en su estado de ánimo en general- que los que produce su cerebro, por lo que optimizar su flora intestinal tiene grandes beneficios en su salud psicológica. Y existe mucha evidencia que sugiere que esto debería comenzar a hacerse desde el nacimiento o incluso lo ideal sería que fuera antes del nacimiento.

¿Se Pueden Revertir los Trastornos Neurológicos y Psiquiátricos con… Bacterias?

Cada vez es más la evidencia muestra que nutrir su flora intestinal con bacterias benéficas que se encuentran en los alimentos fermentados de manera tradicional (o un suplemento de probióticos) es extremadamente importante para el funcionamiento adecuado del cerebro y eso incluye el bienestar psicológico y el control del estado de ánimo. La razón por la que prefiero utilizar alimentos fermentados como fuente de bacteria benéfica es su POTENCIA. Usted puede consumir más de 100 veces la cantidad que consumiría con los probióticos orales. Puede obtener trillones de bacterias en lugar de billones.

La Dra. Natasha Campbell-McBride ha demostrado el poder y la efectividad de esta teoría. En su clínica en Cambridge, Inglaterra, trata a niños y adultos con una serie de enfermedades, incluyendo el autismo, trastornos neurológicos, trastornos psiquiátricos, trastornos inmunológicos y problemas digestivos, utilizando el Programa de Nutrición GAPS (Síndrome del Intestino y la Psicología), el cual ella misma desarrolló.

Su teoría GASP es una elegante descripción de cómo esas enfermedades pueden desarrollarse como el resultado directo de la toxicidad gastrointestinal. ¿Cómo su intestino podría convertirse en una fuente de toxicidad en lugar de ser una fuente de nutrición? Muchos aspectos de nuestro estilo de vida moderno contribuyen con la destrucción de la flora intestinal, incluyendo:

Antibióticos: tanto los antibióticos prescritos, como los que se adquieren al consumir alimentos cargados con antibióticos como las carne, el pollo y la leche proveniente de animales criados en Operaciones Confinadas de Alimentación Animal Alimentos procesados. Los alimentos procesados no sólo evitan que las bacteria benéficas sobrevivan, su alto contenido de azúcar sirve como combustible para el crecimiento de bacterias patógenas anaerobias, hongos y levaduras, los cuales inhiben completamente la bacteria buena Alimentos transgénicos
Se ha descubierto que el aspartame, que inactiva las enzimas digestivas y altera la función de la barrera intestinal, destruye el 50 por ciento de su flora intestinal benéfica Agua clorada o fluoradaiv Productos químicos agrícolas y la contaminación
Anticonceptivos orales (pastillas anticonceptivas)    

Los microbios patógenos pueden dañar la integridad de la pared intestinal y una vez que su flora intestinal benéfica ha sido desplazada por los microbios patógenos hacia el interior de su tracto digestivo, las toxinas y los microbios pueden llegar hasta su torrente sanguíneo. Y una vez que llegan hasta su torrente sanguíneo, pueden llegar hasta su cerebro…El Síndrome del Intestino y la Psicología (GASP) podría manifestar los mismos síntomas que se presentan en gran variedad de enfermedades y síndromes, incluyendo:

Trastorno obsesivo-compulsivo Autismo Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)
Trastorno por déficit de atención sin hiperactividad (ADD) Dislexia Dispraxia

Los Alimentos Fermentados al Rescate

No podemos dejar a un lado, la importancia de “resembrar” su intestino con bacterias benéficas que promueven la salud y que provienen de los alimentos fermentados (y los probióticos cuando se encuentra tomando antibióticos) no es algo exagerado. Si usted no come alimentos fermentados, probablemente necesitará utilizar un suplemento de probióticos de forma regular, en especial si usted consume muchos alimentos procesados. El Protocolo Nutricional GAPS de la Dra. Campbell-McBride (que se encuentra detallado en su libro llamado, “Gut and Psycology Syndrome”, promueve en gran medida el consumo de alimentos fermentados de manera tradicional, como:

  • Vegetales fermentados (incluyendo los alimentos en puré para bebés)
  • Chutneys
  • Condimentos, como la salsa y la mayonesa
  • Lácteos como el yogurt, kéfir y la crema agría
  • Pescado, como la caballa y gravlax de Suecia

En la siguiente entrevista, Caroline Barringer, Profesional de la Terapia Nutricional (NTP), habla sobre el cómo fermentar sus propios vegetales. Ella ha estado involucrada con la nutrición durante casi 20 años y en la actualidad es una de las principales colaboradoras de la Dra. Campbell-McBride, ayuda a las personas a entender el proceso de preparación de los alimentos.

Fermentar sus Propios Alimentos Es Más Fácil de lo Que Podría Imaginar

De acuerdo con Caroline Barringer, Profesional de la Terapia Nutricional (NTP) y una de las principales colaboradoras de la Dra. Campbell-McBride, la mayoría de las personas se sienten intimidadas por la idea de fermentar sus propios alimentos y les preocupa que el proceso de cultivo pudiera dar lugar a alguna infección patógena. Sin embargo, no hay a que temerle. Hacerlo bien en realidad es más fácil de lo que podría imaginar. Caroline habla de esto y de otras preocupaciones en su artículo llamado “Taking Mystery out of Culturing your Own Superfoods”.v   

Es evidente, que educarse a usted mismo sobre este proceso lo ayudará a que se le quiten las preocupaciones sobre comer alimentos fermentados, que realmente son un “alivio”.

Sin embargo, recuerde que el proceso de cultivo produce microbios benéficos que son extremadamente importantes para su salud. Ayudan a equilibrar su flora intestinal, lo que aumenta la inmunidad en general.

Otro aspecto importante de los alimentos fermentados es su capacidad de desintoxicación. Los alimentos fermentados en realidad son unos de los mejores quelantes disponibles y ayudan a que su cuerpo se deshaga de una gran variedad de toxinas, incluyendo los metales pesados. Esta es otra razón por la que el Protocolo Nutricional GAPS es tan efectivo.

Para todas aquellas personas que todavía no están acostumbradas al sabor de los alimentos fermentados les podría gustar la idea de que no es necesario consumir cantidades muy grandes con el fin de obtener los beneficios. Caroline recomienda comer cerca de un cuarto de media taza (2 o 4 onzas) de vegetales fermentados u otros alimentos cultivados, como el yogurt crudo, con una o tres comidas al día. En mi caso, yo consumo cerca de 8 onzas casi todos los días, ya que creo que uno de los superalimentos más saludables que como.

Tome en cuenta que debido a su efecto de desintoxicación, si usted introduce muchos alimentos cultivados al mismo tiempo, usted podría experimentar síntomas de desintoxicación o una “crisis de curación”. Caroline recomienda comenzar con pequeñas cantidades e ir aumentando poco a poco hasta llegar a un cuarto de media taza. De esta manera su mircoflora intestinal tiene la oportunidad de adaptarse.

Fermentar Sus Propios Vegetales en Seis Sencillos Pasos

La fermentación silvestre permite que lo que sea que se encuentre en los vegetales o frutas que está cultivando sea transmitido de manera natural a los alimentos. El inconveniente que tiene este método es que es muy laborioso. La mayoría de las personas prefieren inocular los alimentos con algún tipo de iniciador de cultivo, lo cual acelerará el proceso de fermentación. También, puede utilizar una olla de barro, Caroline recomienda cultivar los vegetales directamente en los frascos de vidrio Mason, que elimina la necesidad de una olla de barro, así como un paso de transferencia en el proceso.

Esto también le permite hacer lotes más pequeños y elimina la presencia de levaduras que pueden crearse cuando se utiliza este tipo de olla. Esta levadura tiende a darle a la comida un sabor a queso, lo cual puede ser desagradable para muchas personas. Aquí un breve resumen de la receta de Caroline, acerca de cómo hacer sus propios vegetales fermentados.

  1. Corte los vegetales de su preferencia
  2. Haga jugo un poco de apio. Esto se utiliza como salmuera, ya que contiene sodio natural y mantiene las verduras anaeróbicas. Esto elimina la necesidad de utilizar sal, que previene el crecimiento de bacterias patógenas.
  3. Coloque los vegetales y el jugo de apio junto con los inoculantes (cultivo iniciador, como granos de kéfir, suero de leche o polvo comercial, todos estos pueden utilizarse con los vegetales) en un frasco de 32 onzas. Una herramienta de libras kraut puede servir para colocar los vegetales y eliminar las bolsas de aire.
  4. Tape con una hoja de col, metiéndola por los lados. Asegúrese que los vegetales se encuentren completamente cubiertos con el jugo de apio y que el jugo llegue hasta la parte alta del frasco, esto con el fin de evitar aire atrapado.
  5. Selle el frasco y almacénelo en un lugar cálido, ligeramente húmedo durante 24 a 96 horas, dependiendo del alimento que esta fermentando. La temperatura ideal es de 68-75 grados Fahrenheit. 85 grados máximo, ya que el calor mata los microbios.
  6. Cuando este listo, guárdelo en el refrigerador para frenar el proceso de fermentación.

Y por último pero no menos importante, resístase a la tentación de comerlo directo del frasco, ya que de esta manera los organismos de su boca pueden meterse dentro del frasco. En lugar de eso, utilice una cuchara limpia para sacar lo que se va a comer, entonces, asegúrese de mantener los vegetales cubiertos con la solución salmuera y vuelva a tapar el frasco.

Si bien fermentar sus propios alimentos es muy fácil, sobre todo una vez que maneja este método, si usted no tiene tiempo o ganas de fermentarlos usted mismo debe entender y apreciar su valor, Caroline tiene una compañía que vende vegetales fermentados. Yo lo utilice durante un mes antes de comenzar a fermentar mis propios alimentos. Así que si usted solo quiere probarlos sin tener que hacerlos, puede ordenar un frasco o dos para probarlos. Puede encontrar sus productos en www.CulturedVegetables.net o en www.CulturedNutrition.com.

Referencias:

i New Scientist March 28, 2012

ii NIMH Obsessive Compulsive Disorder Among Adults

iii New Scientist March 28, 2012

iv Fluoride Action Network, Fluoride & the Gastrointestinal Tract

v Taking the Mystery Out of Culturing Your Own Superfoods


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.