Ocultar

Un Absurdo Estudio Asegura que las Grasas Omega-3 Aumentan el Riesgo de Cáncer de Próstata

Publicado Por Dr. Mercola | 31 de Julio 2013

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Omega 3
Historia en Breve:
  • Un reciente estudio observacional encontró que los hombres con concentraciones en la sangre más altas de grasas omega-3 tuvieron un riesgo del 44 por ciento más de desarrollar cáncer de próstata de grado bajo en comparación con aquellos con niveles más bajos
  • Específicamente, se correlacionaron los niveles sanguíneos más altos de grasa DHA con mayor riesgo de cáncer de próstata, mientras que no se encontró correlación en EPA y ALA. También tuvieron un riesgo del 71 por ciento más de desarrollar cáncer de próstata de alto grado
  • Los niveles elevados de DHA encontrados en el estudio presentado no son necesariamente indicativos de un mayor consumo de pescado. De hecho, las dietas bajas en grasa pueden aumentar los niveles de DHA de la misma forma que los suplementos de omega-3
  • Mientras que los investigadores advierten que los suplementos de aceite de pescado pueden ser peligrosos en función de sus resultados, este estudio no puede demostrar la relación de causalidad. Además, no se les proporcionaron suplementos de aceite de pescado como parte de este estudio
  • Los alimentos ricos en ácidos grasos de omega-3 han mostrado anteriormente prevenir la propagación del cáncer de próstata, y un reciente meta-análisis encontró que el consumo de pescado se asoció con una reducción del 63 por ciento de muerte por cáncer de próstata

Por el Dr. Mercola

El aceite de pescado, rico en omega-3, es una de las sustancias más investigadas en el mercado. Sus beneficios para la salud de amplio alcance han sido probados en repetidas ocasiones, y las grasas de omega-3 de fuentes animales son unos de los pocos suplementos que recomiendo para casi todo el mundo para mejorar la salud en general.

Pero las grasas omega-3 encontradas naturalmente en el salmón y el kril, las cuales son fuentes excelentes, han recibido inmerecidamente una mala publicidad últimamente. Usted pudo haber visto algunos de los siguientes titulares:

  • Relación Entre los Ácidos Grasos de Omega-3 y el Riesgo Creciente de Cáncer de Próstata (Science Daily1)
  • El Suplementos de Omega-3 Tomado por Millones de Personas Esta "Relacionado con Cáncer de Próstata Agresivo" (Huffington Post2)
  • Los Hombres que Toman Suplementos de Omega-3 Tienen un Riesgo del 71% Más de Cáncer de Próstata (NY Daily News3)
  • Los Suplementos de Omega-3 Pueden Desencadenar el Cáncer de Próstata (Nursing Times4)
  • No Coma Salmón: Los Ácidos Grasos de Omega-3 Están Vinculados con un Mayor Riesgo de Cáncer (Time Magazine5)

Estos titulares son ejemplos perfectos de información errónea de la ciencia hacia los medios de comunicación, y casos como éste demuestran por qué no se puede confiar en la prensa convencional para mantenerlo informado sobre salud. En palabras de Jonny Bowden,6 PhD, CNS, canal de televisión que reportó este estudio en particular “es una vergüenza, incompetente y científicamente analfabeta.” No podría estar más de acuerdo.

Los Investigadores Argumentan Que "Las Grasas Omega-3 Están involucradas con la Tumorigénesis de Próstata”

El estudio que creó toda esta conmoción fue publicado en el Journal of the National Cancer Institute7 el 10 de julio. Este estudio observacional8 examino relaciones entre los niveles sanguíneos de grasas omega-3 y el riesgo de cáncer de próstata entre los participantes en el “Selenium and Vitamin E Cancer Prevention Trial” (Estudio del Selenio y Vitamina E para Prevenir el Cancer) también conocido como SELECT.9

Los investigadores concluyeron que los hombres con concentraciones en la sangre más altas de omega-3 de origen animal (de origen marino) tuvieron un riesgo del 44 por ciento más de desarrollar cáncer de próstata de bajo grado en comparación con aquellos con niveles más bajos.

Específicamente, los niveles sanguíneos más altos de grasa omega-3 DHA se correlaciono con un  mayor riesgo de cáncer de próstata, mientras que no se encontró correlación con EPA y ALA. También tuvieron riesgo del  71 por ciento más de desarrollar cáncer de próstata de alto grado.

El "grado" se refiere al nivel de anormalidad encontrado en las células cancerosas.10 Cuanto más anormales parezcan las células, mayor es el grado del cáncer. En base a estas correlaciones, los investigadores concluyeron que "estos ácidos grasos están implicados en la tumorigénesis de la  próstata." Pero ¿cómo llegaron a esa conclusión?

Según Time Magazine:11

"El estudio midió los niveles de omega 3 en la sangre en los hombres que participaron, y no incluye la información sobre los hábitos alimenticios de los voluntarios, por lo que los investigadores no pudieron distinguir entre los efectos de los ácidos grasos del pescado y los suplementos. Sin embargo, la gran mayoría de los participantes no tomaron suplementos de aceite de pescado.

Según los resultados, [autor principal, Theodore] Brasky dice que los hombres con un historial familiar de cáncer de próstata deben hablar con sus médico para saber si es seguro o no tomar suplementos de aceite de pescado, ya que estas pastillas tienden a contener dosis concentradas de grasas omega-3.

Los suplementos contienen entre un 30% y un 60% de una porción de pescado, y si toma un suplemento de aceite de pescado todos los días, eso equivale a una gran cantidad de aceite de pescado al día. Brasky también sugirió a los hombres reducir su consumo de pescados grasos, pero que no lo eliminaran por completo."

Amigos, este es uno de los consejos más absurdos que he escuchado en mucho tiempo. La forma en que posiblemente podrían llegar a la conclusión de que los suplementos de omega-3 podrían ser peligrosos según en este estudio es un misterio en sí mismo. En primer lugar, la correlación no es lo mismo que la causalidad.

En segundo lugar, no se administraron suplementos de omega-3 en este estudio. De hecho, la mayoría de los participantes al parecer no los tomaron. Otro rumor algo confuso es el hallazgo de que los participantes que tuvieron niveles más altos de grasas trans en la sangre tuvieron menor riesgo de cáncer de próstata... Como lo describe el Dr. Bowden en su refutación del Huffington Post12:

"¿Cómo se explica el hecho de que periodista tras periodista y medios de comunicación igualaron  convenientemente los niveles sanguíneos más altos de DHA con" el consumo de  suplementos de aceite de pescado?

Casi no hay otra explicación que no sea un fuerte sesgo anti-complemento y un deseo por publicar  titulares impactantes. Y cualquier duda sobre la objetividad de los investigadores debería haber sido abandonada después de que uno de ellos--Dr. Alan Kristy—le dijo a los periodistas,13 "Hemos demostrado una vez más que el uso de suplementos nutricionales puede ser perjudicial".

De hecho, el Dr. Kristy suena como un portavoz cínico de la campaña de suplementos del senador Durbin que amenaza la industria de suplementos concediendo más poder a la FDA para regular los suplementos como si fueran medicamentos, lo que podría ocasionar que muchas compañías de suplementos se vayan a la quiebra.

¿Las Grasas Omega-3 Aumentan el Riesgo del Cáncer de Próstata en los hombres? ¡Nada que Ver!

Los alimentos ricos en grasas omega-3 han demostrado anteriormente prevenir que el cáncer de próstata se propague.

Uno de estos estudios clínicos (difiere del estudio presentado, ya que fue observacional y por lo tanto no se puede establecer la causalidad) fue publicado en el British Journal of Cancer14 en 2006. Este estudio descubrió que mientras que las grasas de omega-6 (las que se encuentra en la mayoría de los aceites vegetales) aumentaron la propagación de las células tumorales prostáticas en la médula ósea, la propagación de las células cancerosas fue bloqueada por las grasas omega-3, lo que sugiere que una dieta rica en grasas omega- 3 pueden inhibir potencialmente la enfermedad de cáncer de próstata en etapa temprana en los hombres.

Un metanálisis15 de investigación más reciente, publicado en 2010, descubrió que el consumo de pescado se asoció con una reducción del 63 por ciento de muertes por cáncer de próstata, a pesar de que no se encontró vínculo entre el consumo de pescado y una reducción significativa en la incidencia de cáncer de próstata. GreenMedInfo.com16 también discutió recientemente este tema, mencionando un número de estudios adicionales que han mostrado que el pescado, aceite de pescado/omega-3 son benéficos contra el cáncer de próstata.

Como lo señaló Denise Minger,17 investigaciones previas18 han demostrado que los niveles de sangre más altos de DHA encontrados en el estudio presentado no son necesariamente indicativos de un mayor consumo de pescado. De hecho, las dietas bajas en grasa pueden aumentar los niveles de DHA de la misma manera que lo harían los suplementos de omega-3. De acuerdo con investigaciones previas:

"Los ácidos grasos de fosfolípidos en plasma tienen el potencial de actuar como una medida sustituta de los posibles efectos de la alimentación en una amplia gama de lípidos de las membranas celulares ... Esta diferencia en los niveles de ácidos grasos después del consumo de proporciones similares, pero con contenido variado de ácidos grasos, sugiere la competencia entre la serie de lípidos [(n-3), (n-6), (n-7) y (n-9)] para las enzimas de elongación y desaturación.

Cuando el suministro relativo de (n-3) ácidos grasos es abundante, estos ácidos grasos son preferentemente desaturados y alargados con relación a los (n-6) ácidos grasos)...

En resumen... la composición de ácidos grasos libres es sensible al contenido total de grasa alimentaria. En concreto, consumir una dieta  baja en grasas promueve un aumento en el nivel total de ácidos grasos (n-3) de cadena larga altamente insaturados y una disminución en el contenido total de (n-6) fosfolípidos de plasma y ácidos grasos de ésteres de colesterol. Las modificaciones observadas en los fosfolípidos y ácidos grasos de los ésteres de colesterol en respuesta a una dieta baja en grasas fueron similares a las que se observaron cuando fueron alimentados los ácidos grasos (n-3) de origen vegetal o animal”.

Porque los Niveles de DHA en el Estudio Presentado Podrían No Tener Sentido

Además, el estudio presentado reportó los niveles de DHA basándose en el porcentaje de ácidos grasos totales en lugar del valor absoluto, que en sí mismo puede ser muy engañoso,19 ya que en realidad oculta las diferencias reales. El Dr. Bowden ilustra bien el dilema con la siguiente analogía:

"¿Le gustaría obtener el 90 por ciento de todo el dinero del Sr. Jones, o el 10 por ciento de todo el dinero del señor Smith?"

¿Cómo es posible decir cuánto dinero representan los porcentajes del total, a menos que sepamos cuánto dinero tiene el Sr. Jones y el Sr. Smith? Como se explica en un comentario publicado en el 2009 por el American Journal of Clinical Nutrition,20 el único porcentaje medido del total podría ser significativo si el contenido total de ácidos grasos fuera idéntico para todas las personas, que sin duda no lo fue en este caso.

Como lo manifestó el Dr. Bob Roundtree, MD:21

"Teniendo en cuenta el amplio cuerpo de literatura que respalda los efectos antiinflamatorios de los ácidos grasos de omega-3, no existe un mecanismo biológico creíble, ni tampoco se sugiere alguno en el artículo, eso explicaría por qué estos ácidos grasos esenciales podrían aumentar la tumorigénesis."

Factores de Confusión Ignorados

Otro problema con los estudios que buscan únicamente las correlaciones, es que el factor en el cual se enfoca sólo puede ser un pequeño factor, o completamente irrelevante, en comparación con otros factores. Por ejemplo, en este caso:22

  • 53 por ciento de los pacientes con cáncer de próstata eran fumadores
  • 64 por ciento de los participantes con cáncer consumían alcohol con regularidad
  • 80 por ciento de los sujetos con cáncer tenían sobrepeso u obesidad

Según un estudio de 2011 publicado en PLoS One,23 el cáncer de próstata agresivo se asocia con la obesidad. Más recientemente, un estudio de cohorte publicado en Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention24 en abril de este año encontró que los hombres que tenían sobrepeso u obesidad aumentan el riesgo de cáncer de próstata en un 57 por ciento, un porcentaje ubicado  justo en medio del rango de porcentaje de 44 -71 atribuido a los altos niveles séricos de DHA del estudio presentado. Y esta asociación entre la obesidad y el cáncer de próstata se utilizó en todos los casos de cáncer de próstata tanto de bajo grado como de alto grado, avanzado o en primera etapa, agresivo como no agresivo.

Aceite de Kril vs Aceite de Pescado: ¿Cuál Es la Mejor Fuente?

Desde mi punto de vista, basado en la experiencia médica y evidencia científica abrumadora, asegúrese de consumir  suficiente omega-3 en su alimentación, ya sea de salmón silvestre de Alaska o de un suplemento de omega-3 de alta calidad como el aceite de kril, que es absolutamente crucial para una salud óptima.

Mientras que puede encontrar una forma útil de grasas omega-3 en la linaza, las semillas de chía, el cáñamo, y algunos otros alimentos, la forma más benéfica de ácidos grasos de omega-3 - que contienen ambos ácidos grasos DHA y EPA, los cuales son esenciales para la lucha y prevención tanto la enfermedad física como mental - sólo se puede encontrar en el pescado y de kril.25

Por desgracia, casi todos los pescados, de la mayoría de todas las fuentes, están gravemente contaminados con mercurio tóxico, por lo que he modificado mis recomendaciones anteriores sobre el consumo de pescado de manera rutinaria. Simplemente no es recomendable para la mayoría de la gente.

La única excepción a esta regla es el salmón silvestre de Alaska. Este es en realidad el ÚNICO pez que como de manera regular y con el único que me siento cómodo en recomendar como una buena fuente de grasas saludables. EVITE el salmón de Piscifactoría, ya que solo contiene la mitad de los niveles grasas omega-3 que el salmón silvestre. El salmón de piscifactoría también puede contener una gran variedad de contaminantes nocivos, incluyendo las toxinas ambientales astaxantina sintética, y organismos genéticamente modificados derivados por la alimentación de grano que se les suministra.

Mi última recomendación para  una fuente de alta calidad de grasas omega-3 es el aceite de kril. El omega-3 en el kril se une a fosfolípidos que aumentan su absorción, lo que significa que se necesita menos, y ​​que no causa eructos al igual que muchos otros productos de aceite de pescado. Además, contiene astaxantina natural, un potente antioxidante-casi 50 veces más del que está presente en el aceite de pescado. Esto evita que las grasas omega-3 altamente perecederas se oxiden antes de poder integrarse en el tejido celular.

En pruebas de laboratorio, el aceite de kril se mantuvo intacto después de ser expuesto a un flujo constante de oxígeno por 19 0horas. Compárelo con el aceite de pescado, el cual se echa a perder  después de sólo una hora. Eso hace que el aceite de kril sea casi 200 veces más resistente al daño oxidativo en comparación con el aceite de pescado!

Al comprar aceite de kril, asegúrese de leer la etiqueta y compruebe la cantidad de astaxantina. Cuanto más, mejor, pero más de los 0.2 mg por gramo de aceite de kril lo protegerá  de la rancidez.

 

Fuentes y Referencias

Vea Todas las Referencias

Republish this article

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, a menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado. Si está embarazada, amamantando, tomando medicamentos, o tiene una condición médica, consulte a su médico antes de usar productos a basados en este contenido.