Ocultar

Estos Cinco Alimentos Pueden Causar Problemas MUY Similares a los del Trigo...

Publicado Por Dr. Mercola | 05 de Julio 2011

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

granos integrales

Si bien la eliminación del trigo de su alimentación es un paso necesario para mejorar su salud, puede que no sea suficiente, en especial en las personas con problemas de salud graves.

De acuerdo con una serie de artículos publicados en el sitio web GreenMedInfo, existen otros alimentos en la alimentación occidental que tienen propiedades similares a las del trigo, debido a que contienen “lectinas unidoras quitinas”, las cuales son muy similares a la lectina del trigo (WGA por sus siglas en inglés).

Las quitinas son largos polímeros de N-acetil-D-glucos-2-amina, el objetivo principal de unión de la lectina de trigo.  Por lo tanto, la lectina de trigo y las lectinas unidoras quitinas son funcionalmente idénticas. Los alimentos que contienen lectina unidoras quitinas incluyen:

  • Papa
  • Tomate
  • Cebada
  • Centeno
  • Arroz

Además, los granos germinados que comúnmente son considerados saludables también pueden ser problemáticos por algunas razones. No sólo el trigo germinado integral contiene las cantidades más altas de lectina de trigo, sino que también contiene benzoxazinone (Bas) – un componente sorprendentemente tóxico.

Incluso una pequeña reducción en el consumo de este tipo de alimentos ricos en carbohidratos pueden ayudar a la pérdida de la grasa abdominal más profunda. Esto podría ayudar a reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, enfermedad arterial coronaria y derrame cerebral, ya que el exceso de grasa abdominal (grasa intra-abdominal) aumenta el riesgo de estas enfermedades.

De acuerdo con Eurekalert:

“...Los sujetos que siguieron una dieta moderada restringida en carbohidratos tuvieron un 11 por ciento menos de grasa abdominal que aquellos que llevaron una dieta estándar… Los sujetos que siguieron ambas dietas perdieron peso. Sin embargo, los que consumieron una dieta moderada restringida en carbohidratos tuvieron una pérdida de un 4 por ciento más del total de grasa corporal.”

Fuentes:
Comentarios del Dr. Mercola

Ayer, hablé de cómo puede el trigo deteriora su salud mental y mencioné que incluso el trigo germinado puede dañar su salud. Voy a profundizar en este tema en un momento, pero primero, revisemos los efectos que tienen en la salud algunos otros granos parecidos al trigo. Como resultado, el trigo no es el único cereal que puede causar estragos en la salud.

Los Granos Parecidos al Trigo Pueden Ser Tan Malos Como el Trigo Mismo…

Si usted padece de la enfermedad celíaca (intolerancia al gluten), es sumamente urgente que evite todo tipo de gluten, en especial el del trigo. Pero, ¿sabía usted que otros tipos de granos e incluso algunos vegetales, como el jitomate podrían ser problemáticos también?  Si, existen otros alimentos con propiedades muy similares a las del trigo. Los siguientes alimentos contienen “lectina unidoras de quitina” que es similar a la lectina del trigo (WGA):

Las “quitinas” son largos polímeros de N-acetil-D-glucosamina, el objetivo principal de la unión de la lectina del trigo. La lectina de trigo y la “lectina unidoras de quitina” funcionan igual. Esto probablemente sea algo nuevo para la mayoría de las personas, y podría ser un dato importante para cualquier persona que lucha contra la enfermedad celíaca, o cualquier otro tipo de problema gastrointestinal.

Tenga Cuidado Si Usted Padece de Resistencia a la Insulina

Alrededor del 85 por ciento de la población padece de resistencia a la insulina, y comer cualquier tipo de granos incluyendo los saludables, orgánicos y sin procesas puede ser un problema. ¿Cómo saber si usted tiene resistencia a la insulina?

Hay dos maneras de saberlo.

Puede medir su nivel en ayunas. Debería estar por debajo de 3. Es relativamente barato y creo que la mayoría de las personas deberían hacerlo.  Mientras más altos estén sus niveles, peor será su problema de resistencia a la insulina. Si usted quiere abstenerse de hacerse un examen de sangre, entonces puede utilizar los síntomas como indicador. Si usted tiene alguna las siguientes condiciones probablemente padezca de resistencia a la insulina.

  • Sobrepeso
  • Diabetes
  • Presión arterial alta
  • Colesterol alto

He explicado esta información durante muchos años, pero ahora tenemos nuevas investigaciones científicas documentando que los granos tienen otros problemas que parecen no estar relacionados con la resistencia a la insulina y de los que hablaré a continuación.

Granos Germinados – Tal Vez No Sean Tan Saludables Como le Han Dicho

Los granos germinados tales como el trigo, el maíz y el centeno están siendo consumidos cada vez más por ser considerados alimentos saludables, y también son utilizados para la producción de suplementos alimenticios. Sin embargo, el trigo germinado en realidad contiene altas cantidades de lectina (WGA) – la cual es responsable de muchos de los efectos dañinos a la salud a causa del trigo.

Y eso no es todo. Estos granos (trigo, maíz y cebada) también contienen benzoxazinoides (BAS). Los benzoxazinoides son parte de las defensas de las plantas en contra de las plagas y de hecho son componentes tóxicos...

Un estudio publicado en el 2007 en el Journal Cancer Letters, investigó las actividades mutagénicas de los dos BA´s que más abundan en los granos germinados. Se encontró que ambos tipos de BA son mutagénos, lo que significa que son capaces de alterar el material genético y ambos fueron encontrados aneugénicos, esto significa que afectan la división celular y llevan a la aneuploidía, un número incorrecto de cromosomas.

“Esta es una observación interesante ya que se asume que la aneuploidía es un acontecimiento clave en la inducción al cáncer y en la actualidad no se conocen ningunas sustancias derivadas de la planta aneugénica de importancia alimenticia” escribieron el autor.

Ahora, creo que podría ser arriesgado afirmar que los granos germinados son directamente tóxicos cuando se ingieren. No creo que ese sea exactamente el caso. Podría haber factores atenuantes involucrados, como los hay a menudo cuando se trata de un alimento completo.

Consumo de Pan y Cáncer

Dicho esto, en general el consumo de pan (grano) ha mostrado aumentar el riesgo de cáncer… Por ejemplo, un estudio italiano publicado en el 2007 encontró “una tendencia significativa en el riesgo directo” entre el consumo del pan y el carcinoma de células renales. Comparado a las personas que consumían menos, las que consumían más pan casi doblaban el riesgo de padecer este tipo de cáncer de riñón.

El consumo de pasta y de arroz aumentan el riesgo en al menos un 30 por ciento.

A pesar de que el estudio no especificó el mecanismo de la enfermedad en juego, es bien sabido que el consumir granos en exceso provoca resistencia a la insulina –tarde o temprano—y que la resistencia a la insulina es el factor principal de la mayoría de las enfermedades crónicas, incluyendo el cáncer. Yo creo que el riesgo de cáncer aumenta una vez que el nivel de azúcar en la sangre pasa los 100. Mientras más alto es el nivel de azúcar en la sangre, mayor es el riesgo de cáncer. En cuanto a la insulina; su nivel de insulina en ayunas debería ser idealmente menor a 3, como lo mencioné anteriormente.

Además de cáncer, todos esos platos de cereal y sándwiches al día también incrementan el riesgo de padecer diabetes tipo 2 y enfermedades del corazón. Un estudio publicado apenas el año pasado mostró que las mujeres que comen muchos alimentos que causan un incremento de azúcar en la sangre debido a los carbohidratos, tales como el pan blanco y el arroz, duplican el riesgo de enfermedades del corazón.

Esto se debe a que cuando usted come más carbohidratos de los que su cuerpo pueda utilizar, el exceso de energía se convierte en grasas no saludables en el hígado lo que lleva el colesterol en la dirección equivocada. Este proceso ocurre para ayudar a su cuerpo a mantener el control de azúcar en la sangre en un plazo corto, sin embargo este posiblemente aumentará las concentraciones de triglicéridos, los cuales a cambio aumentan los riesgos de enfermedades cardiovasculares.

Es lamentable que tantos médicos todavía no tengan ni idea sobre la influencia de la insulina en el cáncer y en las enfermedades del corazón, pero eso no significa que usted tampoco deba tenerla.

¿Tiene el Colesterol Alto o Sobrepeso? Entonces, Lea Esto…

Si usted tiene diabetes, presión arterial alta, colesterol alto o sobrepeso, será mejor que evite los cereales y azúcares tanto como le sea posible, incluyendo:

Granos enteros orgánicos Granos germinados Trigo Espelta Mijo
Amaranto Quinoa Cebada Centeno Arroz/Papas

Esto también incluye todas las formas de fructosa, jarabe de maíz alto en fructosa, miel y jarabe de agave. Usted incluso podría necesitar ser más cuidadoso con las frutas frescas, si es que padece alguna de las enfermedades que acabo de mencionar. Como recomendación, le aconsejo que mantenga el consumo TOTAL de fructosa menor a los 25 gramos diarios.

Sin embargo, para la mayoría de las personas sería inteligente limitar la fructosa proveniente de las frutas a unos 15 gramos o menos, ya que usted consume fructosa de fuentes “ocultas” si toma otra cosa que no sea agua, o bien come alimentos procesados. Para una consulta rápida de la lista de algunas de las frutas más comunes y la cantidad de fructosa que contienen, por favor este artículo.

Recuerde, que los UNICOS carbohidratos que realmente necesita son los carbohidratos vegetales. Todo el azúcar o fructosa y todos los granos incluyendo los “saludables”, tienden a aumentar sus niveles de insulina, lo cual es perjudicial para su salud.

Incluso una Pequeña Disminución en el Consumo de Carbohidratos Ayuda a la Pérdida de Peso

Por último, pero ciertamente no menos importante, evitar los granos es también una de las maneras más efectivas para alcanzar y mantener un peso saludable. De acuerdo con un nuevo estudio, cuyos resultados fueron presentados en The Endocrine Society´s 93rd Annual Meeting en Boston el 12 de Junio, incluso una pequeña disminución en el consumo de alimentos ricos en carbohidratos ayuda en la pérdida de grasa abdominal profunda (grasa intra-abdominal) que ha sido relacionada con la diabetes de tipo 2, derrame cerebral y enfermedades del corazón.

Los participantes del estudio siguieron una de dos dietas durante cuatro meses:

    1. “Estándar” dieta reducida en grasas: 55 por ciento carbohidratos/ 27 por ciento grasas/ 18 por ciento proteínas
    2. Bajo índice glucémico dieta reducida en carbohidratos: 43 porciento carbohidratos/ 39 por ciento grasas/ 18 por ciento proteínas

De acuerdo con el comunicado de la prensa:

“…[L]os sujetos que siguieron la dieta moderadamente restringida en carbohidratos tuvieron un 11 por ciento menos de grasa abdominal que aquellos que siguieron la dieta estándar…los sujetos de ambas dietas perdieron peso.  Sin embargo, los que consumieron una dieta moderada restringida en carbohidratos tuvieron una pérdida de un 4 por ciento más del total de grasa corporal.”

La investigación ha demostrado repetidamente que una alimentación baja en carbohidratos disminuye la grasa. Comer grasas NO engorda. Los carbohidratos de la fructosa y los granos, sí.

Una de las soluciones para controlar el problema de obesidad es simple, comer MENOS carbohidratos en forma de granos y fructosa, y comer MAS grasas saludables. La proporción ideal entre los carbohidratos, grasas y proteínas depende de su tipo nutricional.

Todos necesitamos algunas grasas, pero algunos de nosotros necesitamos más del 50 por ciento de nuestra dieta en forma de grasa, mientras que otros necesitan menos, como un 10 por ciento. La proporción ideal depende de su tipo nutricional, y si a usted le interesa perder peso o mantenerse saludable,  le aconsejo que encuentre su tipo nutricional el cual.

Cuando empiece a incluir más grasas en su dieta, asegúrese en concentrarse en las grasas saludables como el aceite de coco, aceite de oliva, grasas de origen animal (carnes, omega 3 y productos lácteos crudos), nueces, semillas y aguacates. Grasas provenientes de fuentes altamente refinadas como los son los aceites vegetales y grasas trans, deberían ser evitadas a toda costa.


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.