Ocultar

¿Tiene un Perro Maloliente y con Comezón? Este Podría Ser el Problema…

Publicado Por Dr. Mercola | 03 de Mayo 2011

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Por el Dra. Becker

La Dra. Karen Becker habla acerca del obstinado y apestoso problema de las infecciones por levadura en los perros. Descubra como identificar un crecimiento excesivo de levadura, como tratar un brote y los consejos para impedir que este problema se siga presentando.

Comentarios de la Dra. Becker:

 

Infeccion por Levaduras en Perros

En esta ocasión le quiero hablar acerca de los perros con problemas con levadura. La levadura brota y forma un hongo en forma de esporas.

Tanto las personas como los perros tienen una cantidad normal de niveles saludables de levadura que se presenta naturalmente en el cuerpo. La flora intestinal normal y saludable de los perros se presenta en la forma natural de la bacteria estafilococo, así como también una capa ligera de levadura que se presenta naturalmente. Estos niveles saludables de flora se deben posiblemente a un sistema inmunológico balanceado.

Como se Presenta la Infección por Levadura

En el espectro del sistema inmunológico, el equilibrio se encuentra en el centro, y es donde debería estar la función del sistema inmunológico de su perro — equilibrada.

Un sistema inmunológico poco activo (desequilibrado) puede conducir al crecimiento de levadura debido a que no puede controlar el equilibrio. El otro punto del espectro es donde se presentan alergias debido a una respuesta inmune muy activa. Esto también puede conducir a problemas de levadura.

Cuando un veterinario tradicional observa  un perro con alergias — una indicación de un sistema inmunológico muy activo — él o ella, típicamente recetaran la terapia de esteroides para apagar respuestas inmunes. (Esto mejora los síntomas pero no soluciona el problema subyacente de alergias.)

Cuando se apaga el sistema inmunológico de su perro con medicamentos, no puede hacer su trabajo para regular y equilibrar los niveles de flora normales, por lo que su perro terminara con brotes de levadura.

Cuando los veterinarios convencionales observan perros con alergias y posiblemente infecciones cutáneas, a menudo recetan antibióticos. Es bien sabido que los antibióticos destruyen toda la buena bacteria junto con la mala, eliminando los niveles saludables de levadura en el proceso, por lo que hacen que una situación mala se empeore.

Otra de las razones por la cual un perro con alergias puede terminar con demasiada levadura se debe a que en realidad puede desarrollar una alergia de levadura. Una prueba intradérmica a menudo revela que el perro tiene respuestas de alergia debido a su propia flora.

Esta situación puede ser muy problemática debido a que las respuestas de alergia pueden afectar todo su cuerpo. Estos perros normalmente tienen rojo desde la punta de la nariz hasta la punta de la cola — todo su cuerpo está rojo e irritado.

Por lo tanto, los perros con un sistema inmunológico poco activo o “inmuno-suprimido”  pueden terminar con una infección por levadura, así como también los perros que tienen un sistema inmunológico muy activo o con alergias.

Indicaciones y Síntomas de un Perro con Problemas de Levadura

Definir un diagnóstico de infección por levadura por el veterinario se lleva a cabo por medio de la citología (observar su muestra bajo el microscopio) o por medio de un cultivo (al someter una prueba estéril de la piel al laboratorio donde se desarrollan las células e identifícalas en un plato de Petri)

Pero, usted fácilmente podrá identificar si su perro tiene infección por levadura simplemente con el olor. La levadura tiene una característica muy única. Algunas personas piensan que huele a un pan con moho; otras lo comparan con las palomitas con queso o con las corn chips. De hecho, algunas personas se refieren a la infección por levadura de las pesuñas de los perros como “Frito Feet” es un olor desagradable, áspero y rancio.

El olor de una infección por levadura no es el olor normal de un perro. Los perros saludables no tienen olor. Así que si su perro tiene un olor desagradable en las pesuñas o un olor rancio en las orejas, lo más probable es que tenga problemas de crecimiento exagerado de levadura.

Otra indicación de que su perro tiene problemas de levadura es al rascarse. El crecimiento exagerado de levadura crea mucha comezón. Si el problema se presenta en las pesuñas, no podrá dejar de morderlas, lo mismo sucede con sus orejas. Arrastrarse con la cola podría también ser una indicación.

Si su perro pasa mucho tiempo rascándose para calmar la comezón, preste atención. Ya sea que fuese una infección por levadura o bacterial, él necesita de su ayuda para solucionar el problema.

Paso #1 Limpieza de la Infección por Levadura: Céntrese en la Alimentación

Si su mascota tiene problemas de crecimiento exagerado de levadura, existen algunas cosas que debe hacer:

Número uno, debe centrarse en su alimentación. Es raro que un perro tenga  levadura en un solo lugar – en una oreja, por ejemplo. Si ese es el caso con su mascota, usted podría probablemente  tratar únicamente esa oreja y mantener los dedos cruzados para que su sistema inmune responda y se reequilibre su flora natural.

Pero si su perro, como la mayoría, tiene la levadura en más de un lugar, por ejemplo, sobre las cuatro patas o ambas orejas, o especialmente si todo su cuerpo tiene levadura, no tiene más remedio que centrarse en lo que está comiendo.

La alimentación es la base de la salud. La forma en que alimenta su perro podría ayudar a que su sistema inmunológico controle la levadura, o podría alimentar una situación potencial o existente del crecimiento excesivo de levadura.

Lo invito a que alimente a su mascota con una "dieta libre de levaduras”. Lo bueno de esta dieta anti levadura es que también es una dieta anti-inflamatoria según cada especie.

La levadura necesita azúcar como fuente de energía. Los carbohidratos se convierten en azúcar. Tanto los doctores en medicina como los veterinarios recomiendan a los pacientes con levadura evitar los azúcares de su alimentación.

El azúcar alimentaria no es simplemente el tipo agregado a muchos “premios o treats” y algunos alimentos para mascotas. Existen formas ocultas “secretas” de azúcar que también pueden alimentar el crecimiento excesivo de levadura, por ejemplo, la miel. Aunque la miel puede ser benéfica para los animales domésticos, en algunos casos, proporciona una fuente de alimento  para la levadura. Así que si su perro tiene problemas de levadura, usted debe leer cuidadosamente las etiquetas de los alimentos para mascotas así como también las etiquetas de los “premios o treats” y evitar cualquier producto que contenga miel, jarabe de maíz de alta fructosa, e incluso patatas blancas y patatas dulces.

Si su perro tiene un problema de levadura significativa, le recomiendo que lo alimente con una dieta libre de azúcar. Proporciónele vegetales de bajo índice glucémico. Elimine las patatas, el maíz, el trigo, el arroz - todos los carbohidratos deben eliminarse en una dieta libre de azúcar. Esto es un paso muy importante. Me gustaría poder decirle que los problemas de levadura son fáciles de curar sin tener en cuenta la alimentación, pero no es así. Su mascota necesita una alimentación que le ayude a mantener sus niveles normales de flora sana y equilibrada.

La segunda cosa que recomiendo es agregar en su alimentación algunos alimentos anti-hongos naturales, al igual que una pequeña cantidad de ajo u orégano. Estos alimentos son a la vez anti-hongos y libres de levadura y pueden ser benéficos para ayudar a reducir el nivel de levadura en el cuerpo de su perro.

Desinfectar Orejas con Levadura

Además de proporcionar una alimentación libre de levadura y alimentos anti-hongos, la tercera cosa que debe hacer para ayudar a que su perro supere una infección por levaduras es desinfectar las partes del cuerpo que tengan problemas con levadura.

Esto a menudo pasa desapercibido, pero tiene lógica, es un paso vital que le ayudara a identificar el exceso de crecimiento de levadura en su mascota.

En la medicina humana, es rutinario para los internistas y dermatólogos dar a sus pacientes  protocolos específicos de levadura para la limpieza de las partes afectadas del cuerpo. La misma instrucción se da raramente en la medicina veterinaria, lo cual no tiene sentido y es realmente una vergüenza.

Por lo general, un veterinario le proporcionará una pomada contra el problema de levadura, con instrucciones de mantener su aplicación en la zona infectada. El problema con este enfoque es que a medida que la levadura muere, forma una capa de levadura muerta encima de la capa de levadura muerta. A menos que usted quite las capas y desinfecte la piel, agregar pomada a las capas de levadura muerta en realidad puede agravar el problema.

Así que desinfectar el cuerpo de su perro con problemas de levadura es muy importante. No hay ninguna píldora o crema que pueda desinfectar su mascota - debe hacerlo usted mismo.

Si las orejas de su mascota tienen levadura, las tendrá que desinfectar diariamente. Así como algunas personas producen bastante cera en los oídos y los limpian todos los días, otros casi no producen, lo mismo aplica para los perros. Algunos nunca necesitan limpieza en las orejas, mientras que otros necesitan una limpieza diaria.

La frecuencia depende por completo de la cantidad de residuos que produce los oídos de su perro. Así que si su perro tiene este problemas en los meses de verano, tendrá que limpiarlos todos los días durante ese período.

Si usted revisa los oídos de su perro y están limpios, secos y no tienen olor, puede saltarse un día de limpieza. Una vez más, la cantidad de limpieza se debe relacionar con la cantidad de desechos que produce el oído. Si usted no limpia los residuos, ellos no desaparecerán por arte de magia. Pasará de ser un problema de cera a levadura hasta convertirse en una fulminante infección bacteriana.

Puede desinfectar los oídos de su perro, ya sea con una solución disponible en su tienda o con una solución de hamamelis “avellano de bruja” y bolas de algodón. Utilice la cantidad de algodón necesaria  para eliminar todos los restos de las orejas en cada limpieza. No use isopos o Q-tips en los canales de los oídos de su perro.

Desinfectar las Patas con Levadura

La levadura prospera en un ambiente húmedo y en las grietas - por ejemplo entre almohadillas de las patas de su perro, en las axilas y en los pliegues inguinales, y alrededor de la vulva y el ano. Así que desinfectar esas partes del perro es realmente importante.

Dado que las únicas partes del cuerpo de su perro que sudan son la nariz y las almohadillas de los pies, en los meses cálidos y húmedos cuando la levadura tiende a prosperar, tendrá que desinfectar las patas.

Dependiendo del tamaño de su perro, puede utilizar un contenedor de plástico lleno con agua de la llave, o si su perro es pequeño, lo puede sumergir en la tarja de la cocina o del baño. Si usted tiene una raza de tamaño gigante, puede meter las patas en una lata de café o una taza llena de agua. El objetivo es sumergir las patas y luego secarlas ligeramente.

Rociar o limpiar las patas de un perro no hará un efecto positivo. La levadura vive debajo de las uñas y su las patas no se mojan completamente, será difícil llegar a los pliegues.

Recomiendo un galón de agua, una taza de peróxido de hidrógeno, y 1-4 tazas de vinagre blanco como una solución para lavado de patas. Usted puede utilizar esta solución tantas veces al día como sea necesario para mantener las patas de su perro limpias. "Limpias y secas" debe ser su mantra.

Después de sumergir las patas de su perro en la solución astringente de agua/peróxido de hidrógeno/vinagre blanco, no hay necesidad de enjuagar. Simplemente pase una toalla sobre  las patas. Permita que la solución seque y actuará como un fungicida y también reducirá las lambidas  y las rascadas en las patas.

Baños y Enjuagues Anti-hongos

Si su perro tiene crecimiento exagerado de levadura  en la piel, le recomiendo desinfectar todo el cuerpo con un champú natural, anti-hongos. Y sí, usted puede hacer esto tantas veces como sea necesario.

No es cierto que no se debería bañar los perros regularmente. Anteriormente los champús eran hechos a base de carbón y derivados de alquitrán, por eso se recomendaba no bañar a los perros con regularidad. Pero ahora existen en el mercado bastantes champús seguros, que no resecaran la piel de su mascota ni tampoco dañaran su pelaje.

Dado que los carbohidratos y granos alimentan el exceso de crecimiento de levadura, no le recomiendo utilizar champús a base de harina de avena. La avena es un grano que proporciona una fuente de alimento para la levadura en la piel de su perro.

Use un champú anti-hongos, por ejemplo, aceite del té de árbol o una mezcla de hierbas. Esto ayudará a controlar la cantidad de levadura que crece en su mascota.

También recomiendo enjuagues anti-hongos durante los meses de verano, de una a tres veces por semana después del champú. Yo uso un galón de agua con una taza de vinagre o una taza de jugo de limón. También puede usar 20 gotas de aceite de menta. Los tres crearan un olor agradable en su perro.

Por ejemplo, después de lavar con un champú de árbol de té y enjuagar, proceda con alguno de estos  enjuagues astringentes naturales anti-hongos para eliminar la cantidad de levadura.

Nunca se debe mojar la cabeza o los ojos con esta solución. Moje del cuello hacia la espalda. Vierta toda la solución sobre su cuerpo y frote su pelaje y su piel, centrándose en las partes del cuerpo que tienden a desarrollar levaduras - axilas, pies, ingle y alrededor de la cola. Luego seque con una toalla sin enjuagar. Su perro no sólo se sentirá mejor, la levadura no replicará con la misma rapidez.

Una palabra de advertencia sobre el uso tanto del jugo de limón y el peróxido de hidrógeno: puede blanquear la piel de un perro negro. Si usted tiene un perro de pelo negro, hay que elegir el vinagre para evitar que el pelaje se aclare.

Para Perros con Infecciones por Levaduras Persistentes o Recurrentes

Para muchos perros, los problemas de hongos son de temporada. Cuando los niveles de temperatura y humedad se elevan cada año, se presentan problemas de levadura y mal olor. Si este es el caso con su perro, en los meses de verano es cuando tendrá que estar atento para desinfectar su mascota y hacerle frente a los problemas alimentarios que pueden estar contribuyendo al problema.

Sin embargo, si su perro tiene problemas de hongos durante todo el año - ya sea  que la temperatura sea de 90 grados o al final del invierno - usted debe pensar sobre los posibles problemas en el sistema inmunológico.

Si su perro se siente abrumado por un patógeno oportunista como la levadura, es probable que su sistema inmunológico no esté funcionando al 100 por ciento.

En mi práctica, cuando veo una mascota con una infección por levaduras persistente, hago pruebas inmunológicas para medir sus niveles de inmunoglobulinas (IgG, IgM e IgA). Generalmente, estos niveles son bajos en un perro con un constante crecimiento exagerado  de levadura.

Si su perro está produciendo niveles saludables de inmunoglobulinas, entonces debería ser capaz de superar casi cualquier infección, y en particular una oportunista  infección por hongos.

 

Fuentes y Referencias


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.