El Nuevo Engaño del Jarabe de Maiz Alto en Fructuosa
Seleccionar Idioma:

Llama Gratis en Estados Unidos: 1 (877) 985-2730 | Numero Internacional: 847-278-0763

Obtenga Gratis El Libro Tome Control De Su Salud...

Ocultar

Ocultar esto

Este Producto Alimenticio Dañino Esta Cambiando Su Nombre - No Se Deje Engañar

Publicado Por Dr. Mercola | 01 de Octubre 2010

corn syrup

La Asociación de Refinadores de Maíz (CRA por sus siglas en inglés) ha solicitado a la FDA en Estados Unidos permitir a los fabricantes la opción de usar el término “azúcar de maíz” en lugar de “jarabe de maíz alto en fructosa”.

En su comunicado de prensa sobre el tema, afirman que “una investigación independiente demuestra que el etiquetado actual es confuso para los consumidores Estadounidenses.”

Ellos culpan a “los reportes científicos inexactos y a la información inadecuada de los medios de comunicación” por el estigma asociado con el jarabe de maíz alto en fructosa.

En realidad, opuesto al mundo ideal de la CRA, si usted necesita perder peso, o si quiere evitar la diabetes y enfermedad del corazón, el jarabe de maíz alto en fructosa es un tipo de azúcar que debería evitar.

Parte de lo que hace al JMAF ser un producto dañino es que metaboliza la grasa en su organismo más rápidamente que cualquier otro azúcar.


Fuentes:


Comentarios del Dr. Mercola

Como lo he afirmado en muchas ocasiones, la fuente principal de calorías en los Estados Unidos es el jarabe de maíz alto en fructosa (JMAF), principalmente en forma de refresco.

Incluso las bebidas aparentemente “saludables” como el Agua Vitaminada, el Jamba Juice y el Odwalla Superfood contienen mucha más azúcar adicional y/o fructosa que muchos postres.

La industria del maíz afirma persistentemente que no es muy diferente al azúcar y que es perfectamente seguro, pero nosotros sabemos lo contrario.

La principal razón por la que es tan peligroso es porque es muy barato para producir y por lo tanto ha sido agregado a casi todos los alimentos procesados. El consumo excesivo de fructosa, como el JMAF, es uno de los principales factores detrás de un gran número de epidemias de salud, incluyendo la obesidad, la diabetes y las enfermedades del corazón.


No Se Deje Confundir por los Recientes Trucos de Humo y Espejo

El consumo de jarabe de maíz en los Estados Unidos ha disminuido en los últimos 20 años, probablemente debido a las preocupaciones de los consumidores de que es más dañino o tiene más probabilidades de causar obesidad a diferencia del azúcar ordinaria.

Esta es la razón por la cual la industria del maíz quiere endulzar el hecho de que su producto podría estar matando a cientos de miles de Americanos prematuramente cada año, y quiere cambiar el nombre para confundir a la gente para que lo siga consumiendo—todo esto con el intento de "aclarar" la confusión.

Usted probablemente ha visto su nueva campaña de mercadotecnia en televisión. Dos nuevos comerciales tratan de aliviar la confusión del consumidor, mostrando gente diciendo "que su organismo no identifica la diferencia entre el azúcar de caña o azúcar de maíz."

Se trata de una estrategia de mercadotecnia absolutamente brillante y funcionará debido a que el consumidor promedio no será lo suficientemente inteligente para darse cuenta de la diferencia.

Sin embargo, con su ayuda, difundiendo el mensaje a través de Facebook, blogs y sitios de internet, hablando con amigos y familiares, podemos sabotear sus planes de manipulación y engaño a usted y al resto del mundo.

Su última estrategia está dirigida a tratar de defender su mercado y sus ganancias; y su salud depende de su decisión de compra.

La industria del maíz sigue aferrándose a la afirmación de que todos los azucares son metabolizados de la misma manera por el cuerpo, a pesar de que esta creencia obsoleta ha sido completamente DESTROZADA en los últimos años por un gran número de estudios científicos.

Esta investigación ha devastado la imagen del jarabe de maíz alto en fructosa, por eso están haciendo este cambio de imagen masivo.

La CRA afirma que "una serie continúa de informes científicos inexactos y la mala información de los medios de comunicación sobre el jarabe de maíz alto en fructosa y el tema de nutrición y salud han…aumentado la incertidumbre de los consumidores."

Amigos, no hay nada inexacto sobre la evidencia en contra de la fructosa. Está muy claro. Si desea mejorar su salud, necesita evitar la fructosa en todas sus formas, especialmente el JMAF, que está altamente procesado, es una forma de fructosa no natural.


Por Qué el Apoyo de la ADA a la Fructosa como "Seguro y Equivalente a Otros Azucares" No Significa Nada

La industria tiene un as debajo de la manga que utiliza una y otra vez - un reporte del 2008 hecho por la Asociación Americana Dietética (ADA), que concluyó que el JMAF es “nutricionalmente equivalente al azúcar de mesa.”

Pero, ¿podría ese reporte estar vinculado al hecho de que la ADA se asoció con Coca-Cola Company a principios de ese mismo año?

El comunicado de prensa declarando esta terrible unión estipula:

“El equipo de médicos, científicos de la nutrición a nivel doctorado y dietistas registrados del Instituto de Bebidas para la Salud y Bienestar de Coca-Cola Company sirven como recurso para los profesionales de salud y otros interesados en la ciencia de bebidas y su papel en la salud y bien estar.

Coca-Cola Company compartirá resultados de investigaciones con los miembros de la ADA en foros como reuniones profesionales y publicaciones científicas, para ampliar el conocimiento sobre la motivación de los consumidores y los comportamientos de la salud. Para mejorar el entendimiento de la conducta y motivación de los consumidores en torno a la vida sana, Coca-Cola Company también compartirá su experiencia e investigación sobre los consumidores con los miembros de la ADA.”

¡Qué bueno! Estoy seguro que podemos dormir mejor sabiendo que una de las autoridades más importantes en recomendaciones alimenticias en los Estados Unidos está recibiendo su información científica de un grupo de científicos corporativos.

Y mientras estamos en ello, ¿Quiénes son algunos de los otros patrocinadores de la ADA?

Vamos a ver…esta PepsiCo… y el gigante de los bocadillos azucarados Hershey and MARS Inc…. ah, y SoyJoy, junto con un par de gigantes de cereales azucarados.

Con todo, no estoy impresionado. De hecho, es francamente aterrador ver como muchas empresas que dependen del jarabe de maíz apoyan a la ADA.

Las alianzas financieras como estas son una parte importante de por qué es casi imposible obtener información sincera e imparcial sobre salud de los medios convencionales, la medicina y las agencias gubernamentales de salud gubernamentales.


La Verdad Sobre el Jarabe de Maíz Alto en Fructosa

La verdad es, que los científicos HAN vinculado el aumento del consumo de JMAF a las epidemias de obesidad, diabetes y al síndrome metabólico en los Estados Unidos, e investigadores médicos HAN señalado varios peligros de salud asociados con el consumo del JMAF especialmente, comparado con el azúcar regular.

Esa es la razón por la cual la industria del maíz esta ahora luchando para salvar su cara y beneficios – NO porque quiera decir que está bien consumir un promedio de 59 libras de JMAF al año.

Si aun no ha leído el impresionante análisis científico sobre la fructosa en una de mis revistas favoritas de nutrición, lo invito firmemente a que lo haga ya que le abrirá los ojos a algunos de los principales problemas de este endulzante.

Y para una revisión profunda de que tan diferentes son la fructosa y el jarabe de maíz alto en fructosa al azúcar regular, por favor siga leyendo este artículo.

Un experto en fructosa es el Dr. Richard Johnson, quien ha escrito el mejor libro en el mercado sobre los peligros de la fructosa, llamado The Sugar Fix.

La información presentada por el Dr. Johnson es exactamente la razón por la cual me apasiona educarlo sobre los peligros de la fructosa.

Estoy plenamente convencido de que es una de las principales causas del gran sufrimiento innecesario de la mala salud y la muerte prematura.

Si usted recibe la fructosa solo a través de las verduras y las frutas (donde se originan) como la mayoría de la gente de hace un siglo, consumirá un total de 15 gramos al día, esta es una cantidad muy lejana a los 73 gramos al día que consume el típico adolescente a través de bebidas endulzadas. Y en los vegetales y las frutas, la fructosa está mezclada con fibra, vitaminas, minerales, enzimas y fitonutrientes beneficiosos, los cuales moderan sus efectos metabólicos negativos.

El factor principal que hace que la fructosa sea tan peligrosa es el hecho de que las personas la consumen en DOSIS MASIVAS. Esto es en gran parte debido a los avances de la tecnología a mediados de los años 70s que lograron que la producción fuera más económica. La gran mayoría de los alimentos procesados y de los alimentos de restaurante ahora están cargados de esa substancia, así que es muy difícil de evitar.


Como es Que la Fructosa Destroza Su Salud

A diferencia de las afirmaciones de la industria, su organismo NO reconoce ni trata los azucares de la misma manera.

El JMAF es un producto altamente procesado que contiene cantidades similares de fructosa y glucosa no consolidada.

La fructosa y glucosa no son metabolizadas de la misma manera en su organismo.

La glucosa es metabolizada en cada célula de su organismo y se convierte en glucosa en la sangre, mientras que toda la fructosa es metabolizada por su hígado, donde rápidamente se convierte en grasa y colesterol. (Cuando una dieta incluye grandes cantidades de fructosa, puede crear un hígado graso y eventualmente cirrosis.)

La sucrosa, por lo contrario, es una molécula de azúcar más grande que se metaboliza en glucosa y fructosa en su intestino.

La fructosa se metaboliza en grasa en su organismo más rápidamente que cualquier otro azúcar, esto es debido a que la mayoría de la fructosa se consume en forma líquida (refrescos) así que sus efectos metabólicos negativos son magnificados.

¿Por qué se convierte en grasa más rápido que otros azucares?

La mayoría de las grasas se forman en el hígado, y cuando el azúcar entra al hígado, el hígado decide mantenerlo, quemarlo o convertirlo en grasa. Sin embargo, investigadores han descubierto que la fructosa pasa por alto este proceso y se convierte directamente en grasa.

De acuerdo con la Dra. Elizabeth Parks, profesora asociada con la clínica de nutrición de UT Southwestern Medical Center, y autora principal de un reciente estudio sobre la fructosa en el Diario de Nutrición:

"Nuestro estudio muestra por primera vez la velocidad sorprendente en la que los seres humanos desarrollan grasa corporal a partir de la fructosa. Una vez que usted empieza el proceso de síntesis de grasa de la fructosa, es difícil de frenar. La conclusión de este estudio es que la fructosa se convierte rápidamente en grasa en su cuerpo."

También es este movimiento incontrolado de la fructosa a través de estas vías metabólicas lo que causa su contribución a más triglicéridos sintetizados (por ejemplo la grasa). Hay más de 35 años de evidencia empírica solida que indican que la fructosa refinada hecha por el hombre como el JMAF metaboliza los triglicéridos y el tejido adiposo y no la glucosa en la sangre.

Las vías metabólicas usada por la fructosa también generan acido úrico en cuestión de minutos después de la ingestión. Cuando el nivele de acido úrico es superior a 5.5 mg por dl, usted tiene un riesgo mayor a una serie de enfermedades, incluyendo:

  • Hipertensión
  • Enfermedad de los riñones
  • Resistencia a la insulina, obesidad y diabetes
  • Hígado graso
  • Triglicéridos elevados, niveles elevados de LDL y enfermedades cardiovasculares
  • Incluso preeclampsia en las mujeres embarazadas

Otros problemas de salud específicos asociados con el consumo excesivo de fructosa incluyen:

  • Síndrome Metabólico
  • Diabetes
  • Presión arterial alta
  • Obesidad
  • Aumento en los triglicéridos y en los niveles de colesterol LDL (colesterol malo)
  • Enfermedades del hígado

Nombre cualquier enfermedad, y encontrara que los niveles elevados de insulina son el principal factor de riesgo. Es por eso, que si quiere estar sano, DEBE simplemente restringir el consumo de la fructosa.

Si usted está consumiendo actualmente una dieta llena de alimentos procesados, refrescos y bebidas azucaradas, esa restricción necesita ser muy severa, ya que está consumiendo cantidades masivas de fructosa en forma de JMAF y otras formas de jarabe de maíz, como la fructosa cristalina.

Por favor, entienda que si consume alimentos procesados, habrá fructosa en casi todos los bocados de alimento que ingiere.

Irónicamente, los alimentos dietéticos, también tienen parte de la culpabilidad.

Así es, los mismos productos en los que la gente confía para perder peso – alimentos dietéticos bajos en grasa - son frecuentemente los que contienen mayores cantidades de fructosa.

La desventaja de esto es que la fructosa no estimula la secreción de insulina, tampoco aumenta la producción de la leptina. (La leptina es una hormona que se cree participa en la regulación del apetito.) Debido a que la insulina y la leptina funcionan como señales claves en la regulación de cantidad de alimentos ingeridos, así como el peso de su cuerpo, esto sugiere que la fructosa dietética puede contribuir al incremento en la ingesta de alimentos y aumento de peso.

Por lo tanto, cualquier alimento “dietético” que contenga fructosa no le ayudarán a perder peso, ni tampoco los alimentos que contengan endulzantes artificiales…

Otro preocupación importe para la salud del JMAF, es que la mayoría está hecho de maíz genéticamente modificado. Y, para colmo de males, el año pasado se descubrió que casi el 50% de las pruebas realizadas en alimentos y bebidas que contienen JMAF estaban contaminados con mercurio.


¿Qué Hay Acerca de la Fructosa de la Fruta?

Las frutas frescas contienen fructosa, un factor que aminora el inconveniente es que las frutas enteras contienen fibra, vitaminas y antioxidantes que reducen los efectos peligrosos de la fructosa.

Casi todos los jugos comerciales enlatados o embotellados, por el contrario, son en realidad peor que el refresco, debido a que un vaso de jugo está lleno de fructosa, y se pierden muchos de sus antioxidantes. Además el jugo procesado tiene metanol que cuenta con su propia toxicidad.

Es importante recordar que la fructosa en sí misma no es tan mala y las frutas si son beneficiosas. (El JMAF, sin embargo, está muy lejos de ser natural. Ya que es un producto altamente procesado que no existe en ninguna parte de la naturaleza. Cambiar el nombre por “azúcar de maíz” no cambiara este hecho.)

Pero, consumir altas cantidades de fructosa - sin importan su fuente - definitivamente destrozara su bioquímica y fisiología.

Recuerde que la dosis de fructosa PROMEDIO es de 70 gramos por día, lo cual excede el limite recomendado en un 300 por ciento.

Por lo tanto, lo invito a tener cuidado con el consumo de frutas, especialmente si come alimentos procesados de cualquier tipo.

Le recomiendo limitar el consumo de fructosa a un total de 25 gramos por día, y la fructosa de la fruta a unos 15 gramos, ya que es prácticamente seguro consumir grandes cantidades “ocultas” de fructosa en otros alimentos.

Tenga en cuenta que 15 gramos de fructosa no es mucho - pero representa dos plátanos, un tercio de taza de uvas o dos dátiles. (En comparación, sin embargo, una media lata de refresco de 12 onzas contiene 40 gramos de fructosa.)

Si usted es un defensor de los alimentos sin procesar, tiene una dieta saludable, hace ejercicio, entonces tal vez usted podría ser la excepción y exceder este límite y mantenerse saludable. El Dr. Johnson tiene una tabla disponible, incluida abajo, que usted puede utilizar para estimar la cantidad de fructosa que está obteniendo a través de su alimentación.

Frutas Tamaño de la porción Gramos de fructosa
Limón Un medio 0
Limas Un medio 0.6
Arándanos agrios 1 taza 0.7
Fruta de la Pasión  Un medio 0.9
Ciruela Pasa Un medio 1.2
Albaricoque Un medio 1.3
Guayaba 2 medio 2.2
Datiles (estilo Deglet Noor) Un medio 2.6
Melón o Cantalupe 1 / 8 de med. melón 2.8
Frambuesas 1 taza 3.0
Clementina Un medio 3.4
Kiwi Un medio 3.4
Zarzamoras 1 taza 3.5
Fruta de Estrella Un medio 3.6
Cerezas, dulces 10 3.8
Fresas 1 taza 3.8
Cerezas, ácidas 1 taza 4.0
Piña 1 rebanada (3.5 "x 0.75") 4.0
Toronja, rosa o roja 1 / 2 medio 4.3
  
Frutas Tamaño de la porción

Gramos de fructosa
Boysenberries 1 taza 4.6
Mandarina Un medio 4.8
Nectarina Un medio 5.4
Melocotón Un medio 5.9
Naranja (navel) Un medio 6.1
Papaya 1 / 2 medio 6.3
Melon Verde o Honeydew 1 / 8 de med. melón 6.7
Banano o Platano Un medio 7.1
Mora Azul 1 taza 7.4
Datiles (Medjool) Un medio 7.7
Manzana (composta) Un medio 9.5
Persimmon o Caqui Un medio 10.6
Sandía 1 / 16 med. melón 11.3
Pera Un medio 11.8
Pasas 1 / 4 taza 12.3
Uvas, sin semillas (verdea o rojas) 1 taza 12.4
Mango 1 / 2 medio 16.2
Albaricoques, secos 1 taza 16.4
Higos, secos 1 taza 23.0

 

En su libro, The Sugar Fix, el Dr. Johnson incluye tablas detalladas que muestran el contenido de fructosa en diferentes alimentos- una fuente de información que no está fácilmente disponible cuando usted intenta averiguar las cantidades de fructosa que se encuentran en varios alimentos.

Los invito a obtener una copia de esta excelente fuente. Es importante señalar, no obstante, que el Dr. Johnson promueve el uso de endulzantes artificiales en su libro – lo cual yo NO recomiendo bajo NINGUNA circunstancia.

¡Una de las Maneras Más Simples de Mejorar su Salud AHORA!

Le recomiendo que evite los azucares tanto como sea posible, sobre todo la fructosa en todas sus formas.

Esto es especialmente importante si usted es obeso o tiene diabetes, colesterol alto, o presión arterial alta, ya que la fructosa claramente empeorara todas estas condiciones.

Sin embargo, también me di cuenta que no vivimos en un mundo perfecto, y el seguir directrices rígidas de alimentación no siempre es practico o posible.

Si ocasionalmente desea usar un endulzante, esto es lo que recomiendo:

  1. Utilice la hierva Stevia. Mis favoritos son las botellas de líquido con sabor.
  2. Utilice azúcar de caña orgánica en moderación.
  3. Utilice miel orgánica cruda con moderación, pero recuerde, la miel también es alta en fructosa, por lo tanto no es un reemplazo ideal.
  4. Evite TODOS los endulzantes artificiales, ya que pueden dañar su salud, incluso más rápidamente que la fructosa.
  5. Evite el jarabe de agave, es una sabia altamente procesada que es casi toda fructosa. Los niveles de azúcar en la sangre se elevaran de la misma manera que si consume azúcar regular o JMAF. El agave meteórico aumentó en popularidad, esto se debe a otra campaña de mercadotecnia, pero cualquier beneficio saludable presente en la planta natural de agave se eliminara durante el proceso.
  6. Evite las bebidas llamadas energéticas, bebidas deportivas y las aguas enriquecidas con vitaminas, ya que están cargadas de azúcar, sodio y aditivos químicos. Re hidratarse con agua pura y fresca en su mejor opción.

Si usted o su hijo están involucrados en el atletismo, le recomiendo que lea mi artículo de Reglas de Energía, para obtener algunos consejos sobre cómo optimizar los niveles de energía de su hijo y el rendimiento físico a través de una nutrición óptima.

Como última medida de precaución, si usted tiene niveles altos de insulina en ayunas (más altos de 3), presión arterial alta, colesterol alto, diabetes, o si tiene sobrepeso, le recomiendo firmemente evitar TODOS los endulzantes, incluyendo stevia, hasta que normalice su condición.

Esto se debe a que cualquier endulzante puede disminuir su sensibilidad a la insulina, que como ya lo he mencionado antes, esto es lo que aumenta el riesgo de casi todas las enfermedades existentes desde el cáncer hasta la diabetes.