La Causa Recien Descubierta de la Hipertension y la Obesidad
Seleccionar Idioma:

Llama Gratis en Estados Unidos: 1 (877) 985-2730 | Numero Internacional: 847-278-0763

Obtenga Gratis El Libro Tome Control De Su Salud...

Ocultar

Ocultar esto

Alarmantes Hallazgos de Investigación: ¿Esté Nuevo Culpable Causa Presión Arterial Alta y Obesidad?

Publicado Por Dr. Mercola | 25 de Mayo 2010

Comentarios del Dr. Mercola:

 

Hipertension

Si usted ha estado leyendo mis artículos recientes sobre la fructosa, entonces, es probable que reconozca al Dr. Richard Johnson.

El Dr. Johnson es uno de los médicos de vanguardia sobre la investigación del metabolismo del azúcar, su enfoque se centra en la manera en que el azúcar en abundancia en la alimentación estadounidense – especialmente  fructosa - está causando obesidad, hipertensión, diabetes, y una serie de otros problemas de salud en cifras alarmantes.

En este artículo, el Dr. Johnson tiene un enfoque más histórico hacia la obesidad y la enfermedad cardiovascular, la revisión de la importante conexión del ácido úrico y algunos interesantes hallazgos evolutivos relacionados con la forma en que los humanos metabolizan el azúcar.

La Cardiología Es un Campo Relativamente NUEVO

Las tasas de obesidad han acompañado las tendencias del consumo de azúcar en la civilización occidental. A pesar de que la epidemia de obesidad es relativamente reciente, la obesidad no es un fenómeno nuevo.

En 1860, la prevalencia del índice de masa corporal (BMI por sus siglas en inglés) de 30 o más (que define la obesidad) era del 1.6 por ciento entre los hombres de 50 años de edad. En 1900, se había triplicado, y se ha aumentado considerablemente en el último siglo.

Al igual que la obesidad, la hipertensión también era algo raro antes del siglo XX:

  • En 1900, sólo el 5 por ciento de la población tenía una presión arterial de 140/90 o más alta.
  • En 1939, el 10 por ciento de los adultos tenían una presión arterial por encima de los 140/90.
  • Hoy en día, el 31 por ciento de los adultos son hipertensos.

Antes de 1940, no había tal cosa como un cardiólogo, ya que no había necesidad de ellos. ¡Eso fue hace 70 años!

La primera angina en registrarse fue en 1929. En 1950, había 500 cardiólogos en Estados Unidos. Ahora hay 35,000 - y realizan más de un millón de cirugías de corazón al año.

¿Qué está causando esta erupción de la enfermedad cardiovascular?

Uno de los factores clave: la explosión de azúcar en la alimentación occidental.

El azúcar solía ser bastante caro. Era un alimento no esencial reservado principalmente para los ricos. Antes de 1800, los estadounidenses consumían sólo alrededor de 4 libras de azúcar por persona, al año. En 1800, ese número había aumentado a 18 libras debido a que las plantaciones de azúcar comenzaron a emerger. Y para 1900, el consumo era de 90 libras.

Y el consumo de azúcar ha literalmente explotado desde entonces – nuestra  sociedad por completo depende de esta sustancia que no ofrece ningún valor nutricional en absoluto.

En 1800, la Diabetes Fue Vinculada con el Azúcar

La diabetes ha demostrado similares tendencias históricas.

En 1892, sólo había dos casos de diabetes por cada 100,000 personas, según un famoso libro de texto médico de Sir William Osler, Los Principios y Práctica de la Medicina. En la actualidad, la tasa es del 9 por ciento en todos los grupos de edades, y por desgracia uno de cada tres niños es diabético o pre-diabético.

Cuando vemos el número de adultos mayores de 20 años, la tasa de incidencia es de casi un 11 por ciento. Y cuando vemos a las personas mayores de 60 años y más, ¡la prevalencia es más del 23 por ciento!

Las estadísticas son aún más severas cuando se trata de la prevalencia de pre-diabetes (glucosa alterada en ayunas).

Casi el 26 por ciento de los adultos estadounidenses mayores de 20 años son pre-diabéticos, y más del 35 por ciento de los adultos mayores de 60 años y mayores.

En términos generales, la realidad es que uno de cada cuatro estadounidenses es ahora diabético o pre-diabético. Incluso en la década de 1800, se reconoció que la diabetes estaba relacionada  con el consumo de azúcar.

El Dr. Haden Emerson, uno de los primeros epidemiólogos y comisionado de salud pública en  Nueva York, escribió un brillante artículo sobre el aumento de la diabetes en la ciudad de New York. En él, comentó que las personas que tenían diabetes eran ricas, sedentarias, blancas y dijo que el  azúcar era la causa, según  la información presentada por el Dr. Johnson.

Hoy, el estadounidense promedio consume 56 galones de soda y 152 libras de endulzantes a base de azúcar al año. El consumo de soda ha aumentado en un 70 por ciento desde 1977. Entre el diez y el 20 por ciento de las calorías de los niños provienen del azúcar - y el 20 por ciento de los niños adictos al azúcar obtienen diariamente el 40 por ciento de sus calorías del azúcar.

No es casual que el índice de  obesidad infantil este en su máximo histórico y la esperanza de vida para la generación más joven es, por primera vez, más baja que la de sus padres.

El peor tipo de azúcar que usted puede ingerir es la fructosa, cosa que le podría sorprende ya que proviene de la fruta.

La Fructosa lo Convierte en una Fábrica de Ácido Úrico

Se ha sabido durante mucho tiempo que las carnes y los alimentos ricos en purinas pueden elevar el ácido úrico, pero resulta que una de las maneras más profundas para aumentar el ácido úrico es mediante el consumo de azúcar simple “fructosa”.

El nombre químico para el azúcar de mesa es la sacarosa, que se compone de dos azúcares simples, fructosa y glucosa, que están unidas entre sí.

La glucosa y la fructosa son diferentes tipos de azúcares simples. Después de ser separados y descompuestos por su cuerpo, son metabolizados mediante vías completamente distintas. La glucosa es utilizada por todas las células de su cuerpo - de hecho, su cuerpo fue diseñado para utilizarla como energía.

Sin embargo, la fructosa se descompone en una variedad de productos de desecho que son malos para su cuerpo, uno de los cuales es el ácido úrico. Y resulta que el ácido úrico eleva su presión arterial.

¿Cómo sucede esto?

El ácido úrico inhibe el óxido nítrico en los vasos sanguíneos, y el óxido nítrico ayuda a que los vasos mantengan su elasticidad. La inhibición de óxido nítrico aumenta la presión arterial.

De hecho, 17 de los 17 estudios demuestran que los niveles elevados de ácido úrico causan hipertensión.

Gracias a la investigación del Dr. Johnson, ahora sabemos que la fructosa genera ácido úrico en cuestión de minutos después de la ingestión. Los altos niveles de ácido úrico se asocian normalmente con la enfermedad de gota, pero se ha sabido por mucho tiempo que las personas con presión arterial alta y enfermedad renal, además de personas que tienen sobrepeso, a menudo tienen niveles elevados de ácido úrico.

Se pensaba que este aumento del ácido úrico era causado por la enfermedad, pero ahora parece que pudo haber estado CAUSANDO la enfermedad.

Como era de esperar, los niveles de ácido úrico se han incrementado durante los últimos cien años.

Cuando los niveles de ácido úrico superan los 5.5 mg por dl, usted tiene un mayor riesgo de contraer varias enfermedades, entre ellas:

  • Hipertensión
  • Enfermedad renal
  • Resistencia a la insulina, obesidad y diabetes
  • Hígado graso
  • Niveles elevados de triglicéridos, LDL elevado, y enfermedad cardiovascular
  • En mujeres embarazadas, incluso pre eclampsia

Esto es exactamente el por qué estoy tan interesado en educarlo sobre los peligros de la fructosa. Estoy plenamente convencido de que es una de las principales causas del sufrimiento innecesario de una mala salud y muerte prematura.

Otro  profesional quien realmente me abrió los ojos y me educó sobre este tema es el Dr. Robert Lustig, profesor de pediatría en la División de Endocrinología en la Universidad de California en San Francisco.

Si aún no ha leído su muy popular y excelente conferencia, sobre los peligros de la fructosa y otros azucares, le recomiendo sé que tome el tiempo para hacerlo. (Lo he publicado en dos partes. Haga clic aquí para ver la parte 1).

¡Glucosa Hace que la Fructosa Sea Aún Más Potente!

El consumo de fructosa claramente causa resistencia a la insulina, mientras que la glucosa directamente no lo hace. La resistencia a la insulina con el tiempo puede conducir a la diabetes totalmente desarrollada.

Curiosamente, la glucosa en realidad acelera el consumo de fructosa. Así que cuando usted mezcla la glucosa y la fructosa, usted  absorbe más fructosa que si usted consumiera solo fructosa. Este es un dato importante si usted está luchando para controlar su peso.

Recuerde, la sacarosa o azúcar de mesa, es precisamente esta mezcla - fructosa más glucosa.

¿Son Malas las Frutas?

Si a usted se le antoja algo dulce, lo mejor es comer una manzana o una pera. Y si se toma unas vacaciones de azúcar por un par de semanas,  usted se sorprenderá de lo mucho que reducirán sus  antojos. Pero asegúrese de contar los gramos de fructosa y mantener su fructosa total de fruta por debajo de los 15 gramos por día, ya que con seguridad, consumirá un elevado contenido de fructosa “oculta" en otros alimentos que consume.

Puede utilizar la siguiente tabla para ayudarse  a contar los gramos de fructosa.

Frutas Tamaño de la porción Gramos de fructosa
Limón Un medio 0
Limas Un medio 0.6
Arándanos agrios 1 taza 0.7
Fruta de la Pasión  Un medio 0.9
Ciruela Pasa Un medio 1.2
Albaricoque Un medio 1.3
Guayaba 2 medio 2.2
Datiles (estilo Deglet Noor) Un medio 2.6
Melón o Cantalupe 1 / 8 de med. melón 2.8
Frambuesas 1 taza 3.0
Clementina Un medio 3.4
Kiwi Un medio 3.4
Zarzamoras 1 taza 3.5
Fruta de Estrella Un medio 3.6
Cerezas, dulces 10 3.8
Fresas 1 taza 3.8
Cerezas, ácidas 1 taza 4.0
Piña 1 rebanada (3.5 "x 0.75") 4.0
Toronja, rosa o roja 1 / 2 medio 4.3
  
Frutas Tamaño de la porción Gramos de fructosa
Boysenberries 1 taza 4.6
Mandarina Un medio 4.8
Nectarina Un medio 5.4
Melocotón Un medio 5.9
Naranja (navel) Un medio 6.1
Papaya 1 / 2 medio 6.3
Melon Verde o Honeydew 1 / 8 de med. melón 6.7
Banano o Platano Un medio 7.1
Mora Azul 1 taza 7.4
Datiles (Medjool) Un medio 7.7
Manzana (composta) Un medio 9.5
Persimmon o Caqui Un medio 10.6
Sandía 1 / 16 med. melón 11.3
Pera Un medio 11.8
Pasas 1 / 4 taza 12.3
Uvas, sin semillas (verdea o rojas) 1 taza 12.4
Mango 1 / 2 medio 16.2
Albaricoques, secos 1 taza 16.4
Higos, secos 1 taza 23.0

Mi Cantidad de Fructosa Recomendada

Como recomendación estándar, yo recomiendo mantener su consumo de fructosa TOTAL por debajo de los 25 gramos por día.

Sin embargo, para la mayoría de las personas, sería prudente limitar la fructosa de la fruta a 15 gramos o menos, ya que está prácticamente garantizado que usted consumirá  fuentes "ocultas" de fructosa provenientes de la mayoría de las bebidas y casi cualquier alimento procesado.

Quince gramos de fructosa no es mucho - representa dos plátanos, un tercio de taza de pasas, o sólo dos dátiles Medjool.

Dado que en promedio una lata de 12 onzas de soda contiene 40 gramos de azúcar, al menos la mitad de los cuales es la fructosa, esa SOLA lata de soda superaría su asignación diaria de 15 gramos – además no le ofrece absolutamente ningún beneficio  nutritivo, sólo calorías vacías.

Reducir el azúcar de su alimentación puede ser difícil. Después de todo, ¡el azúcar es tan adictivo como la cocaína!

En su libro, The Sugar Fix, el Dr. Johnson incluye tablas detalladas que muestran el contenido de fructosa en diferentes alimentos - una base de información que no está disponible cuando  trata  de averiguar exactamente la cantidad de fructosa incluida en varios alimentos. Lo invito a obtener una  copia de este excelente recurso.

Si Considera que Usted Debe Consumir un Endulzante, Estas son Algunas  Directrices a Seguir:

  • Evite TODOS los endulzantes artificiales.
  • Evite todo el agave convencional y el jarabe de maíz de alta fructosa.
  • Si usted tiene ciertos productos preferidos, POR FAVOR escríbale a la compañía y pídales que eliminen la fructosa o de lo contrario no los comprara en el futuro. Hemos sido MUY eficaces ya que muchas grandes empresas ya han cambiado su práctica del uso de Jarabe de Maíz de Alta Fructosa.
  • Limite tanto como sea posible el azúcar de todos los tipos tanto. Usted puede comprar glucosa pura (dextrosa) como endulzante  por alrededor de $ 1 USD por libra, la cual no tiene ninguno de los efectos adversos de la fructosa, siempre y cuando se utilizado con moderación. Es 70 por ciento más dulce que la sacarosa, por lo que utilizara un poco más para obtener la misma cantidad de dulzura, esto lo hace un poco más caro que la sacarosa - pero aun así vale la pena para su salud.
  • Utilice agave de alta calidad que tenga fructosa en su forma  conjugada. También puede utilizar la miel en bruto con moderación o evitarla por completo, ya que su contenido es  70 por ciento fructosa, que es más alto que el JMAF. Sin embargo, la fructosa no está en su forma libre, por lo que modera el daño. Pero cada cucharadita de miel tiene casi cuatro gramos de fructosa por lo que tendrá que añadir cuidadosamente el total de gramos de fructosa (incluyendo frutas) y mantenerlos bajo los 15 gramos por día.
  • Utilice stevia regular con moderación, pero evite los endulzantes a base de stevia como Truvia y PureVia debido a que han sido sometidos a más procesamientos. Mi favorita es la stevia líquida con sabor a Toffee inglés o Vainilla francesa. Recuerde que en los Estados Unidos es ilegal comercializar stevia como un endulzante, por lo que tendrá que buscarlo en la sección de suplementos donde su venta es legal.
  • El Lo Han es otro excelente endulzante  a base de hierbas naturales.
  • El ejercicio puede ser una herramienta muy poderosa para ayudar a controlar la fructosa en un gran número de maneras. Si va a consumir fructosa es mejor hacerlo inmediatamente antes, durante o después del ejercicio INTENSO ya que su cuerpo tiende a utilizarlo directamente como combustible y no lo convertirá en grasa. Además el ejercicio aumentará la sensibilidad del receptor de insulina y ayudara a modular los efectos negativos de la fructosa. Por último, el ejercicio también ayudará a mitigar el apetito y controlar su gusto por los dulces.

Si usted tiene niveles de insulina altos en ayunas, presión arterial alta, colesterol alto, diabetes, o si usted tiene sobrepeso, le sugiero que evite todos los endulzantes, incluyendo stevia, ya que cualquier endulzante puede disminuir su sensibilidad a la insulina.