El Resveratrol y la Curcumina Pueden Ayudar a Tratar el Cancer
Seleccionar Idioma:

Llama Gratis en Estados Unidos: 1 (877) 985-2730 | Numero Internacional: 847-278-0763

Obtenga Gratis El Libro Tome Control De Su Salud...

Ocultar

Ocultar esto

Acabe con las Celulas Cancerosas con Esta Novedosa Especia

Publicado Por Dr. Mercola | 16 de Mayo 2012

Beneficios de la Curcumina
Historia en Breve:
  • El antioxidante resveratrol y la curcumina (la sustancia activa de la cúrcuma) son sustancias prometedoras que pueden trabajar como quimiosensibilizadores naturales- sustancias que pueden ayudar a superar la resistencia a los medicamentos quimiterapéuticos
  • Ambos nutrientes tienen un amplio espectro de acciones anti-cáncer y funciones
  • Por medio de la modulación de las vías inflamatorias y las moléculas inflamatorias, el resveratrol también podría ayudar a aliviar muchos de los efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer convencional, tales como desgaste, fatiga, depresión, dolor neuropático, deterioro cognitivo y trastornos del sueño
  • Entre todos los nutrientes, la curcumina es la que más respaldo científico tiene como sustancia contra el cáncer. Los investigadores han descubierto que una vez que la curcumina llega a la célula puede afectar a más de 100 vías diferentes
  • La regulación epigenética constituye un mecanismo muy importante por el cual los componentes dietéticos pueden activar o inactivar de forma selectiva la expresión genética. Tanto la curcumina como el resveratrol inducen cambios epigenéticos

Por el Dr. Mercola

En la actualidad, las terapias convencionales para combatir el cáncer son la cirugía, radioterapia y la quimioterapia, también conocida como el modelo “corte, envenene, queme”. Por lo general, la quimioterapia es el procedimiento que se sigue para tratar la mayoría de los cánceres.

Sin embargo, muchos tumores desarrollan resistencia a este tipo de medicamentos duros, conocida como quimioresistencia, que puede complicar las cosas, por decir lo menos. La quimioresistencia también conduce a otras complicaciones.

Por lo tanto, los investigadores están buscando quimiosensibilizadores efectivos que puedan ayudar a superar esa resistencia. Esta estrategia básicamente se basa en utilizar un medicamento para mejorar la actividad de otro, modulando los mecanismos que provocan la resistencia.

Se ha demostrado que un gran número de productos y compuestos naturales actúan como quimiosensibilizadores de manera efectiva. Dos de los más prometedores son el resveratrol y la curcumina, de los cuales hablaré aquí. El año pasado, fueron publicados varios estudios muy interesantes sobre estos dos productos y sobre su valor en el tratamiento del cáncer.

El Resveratrol- Un Quimiosensibilizador Natural

Los agentes naturales como el resveratrol, una potente sustancia antioxidante que se encuentra en el vino tinto y otros alimentos, tiene propiedades que tienen diferentes beneficios, que los hace ideales como anti- medicamentos contra el cáncer. De hecho, más del 60 por ciento de los medicamentos contra el cáncer disponibles actualmente están basados en ingredientes naturales por esta misma razón. Los compuestos naturales también son baratos, bajos en toxicidad y fáciles de obtener.

En el 2011 en una revisión de los agentes alimenticios que sensibilizan los tumores, haciéndolos más susceptibles al tratamiento con medicamentos de quimioterapia, el resveratrol fue presentado como un claro candidato1 . Los tipos de tumores específicos que mostraron responder de manera favorable incluyen:

Carcinoma de pulmón Mieloide aguda y leucemia promielocítica Mieloma múltiple
Cáncer de próstata Carcinoma epidermoide oral Cáncer de páncreas

 

La primera evidencia de los efectos anti-cáncer el resveratrol fue publicada en 1997. Los resultados recibieron gran interés por parte de los investigadores del cáncer y desde entonces se han hecho muchos estudios sobre este potente antioxidante. Se ha descubierto que el resveratrol, que puede encontrarse en el vino tinto, la piel de las uvas rojas, las frutas, los vegetales, las legumbres y las semillas, tiene las siguientes acciones y funciones:

  • Amplio espectro antimicrobiano
  • Anti-infeccioso
  • Antioxidante
  • Protege el sistema cardiovascular
  • Anti- cancerígeno

De acuerdo con la revisión publicada en el Annals of the New York Academy of Science2 :

“Las actividades anti-cancerígenas del resveratrol están mediadas a través de la modulación de varias moléculas de señumorales, alización que regulan la progresión del ciclo celular, inflamación, proliferación, apoptosis, invasión, metástasis y angiogénesis de las células tumorales. Se ha demostrado que el resveratrol puede sensibilizar las células resistentes a los agentes quimioterapéuticos al superar uno o más mecanismos de la quimioresistencia. Sin embargo, se ha demostrado que en algunas células tumorales, el resveratrol actúa como quimioprotector.”

El hecho de que en algunos casos puede actuar como quimioprotector, quiere decir que, puede reducir la eficacia de los agentes quimioterapéuticos, “presentando una advertencia importante para el uso del resveratrol como quimiosensibilizador”, advierten los autores.

En un estudio previo, los investigadores concluyeron que el uso de resveratrol con el medicamento para el cáncer llamado Paclitaxel, por ejemplo, era perjudicial en ciertos tipos de cáncer, como el cáncer de mama3.

El Resveratrol Podría Ayudar a Aliviar los Efectos Secundarios del Tratamiento del Cáncer

En otro estudio realizado el año pasado, publicado en la revista Experimental Biology and Medicine, se descubrió que resveratrol ayuda a aliviar muchos de los debilitantes efectos secundarios del tratamiento del cáncer convencional4, tales como:

Caquexia (síndrome de desgaste) Anorexia Fatiga
Depresión Dolor neuropático Ansiedad
Deterioro cognitivo Trastornos del sueño Delirio (confusión aguda)

 

Los autores señalan la evidencia que indica que estos síntomas son causados principalmente por la desregularización de las vías inflamatorias del cuerpo. Por lo tanto, los compuestos antinflamatorios que pueden modular las vías inflamatorias e influir en las moléculas inflamatorias podrían ayudar a mejorar estos síntomas en los pacientes con cáncer. El nombre de varios agentes nutricionales conocidos por hacer justamente eso, incluye:

  • Resveratrol
  • Curcumina
  • Genisteína
  • Galato de epigalocatequina
  • Licopeno

De acuerdo con los autores5 :

“Estos nutracéuticos son químicamente diversos y afectan la producción de varias citocinas inflamatorias. La extensa investigación en años recientes ha indicado que la inflamación crónica conduce a varios trastornos crónicos relacionados con el cáncer.

Un papel central en la inducción de la inflamación crónica se desempeña por un conjunto de genes que codifican citocinas proinflamatorias tales como, IL-1, IL-2, IL-6, TNFa y la proteína quiotáctica de monocitos 1. Lo que es común en todas estas moléculas es que sean reguladas por el factor de transcripción NFkB. Esto hace al NFkB un objetivo atractivo para la intervención terapéutica.

Se ha identificado un número de compuestos que pueden suprimir la activación NFkB, incluyendo los antioxidantes, inhibidores de la proteasa, salicilatos, inmunosupresores y agentes inflamatorios.” (El énfasis es mío)

Esto nos lleva al siguiente hecho interesante sobre los productos naturales como el resveratrol y la curcumina, es decir, su impacto en la expresión genética. Como acabamos de mencionar, su expresión genética desempeña un papel central en la inflamación crónica y existen ciertos nutrientes que pueden tener una potente influencia protectora, ya sea activando o desactivando los genes.

Entendiendo la Epigenética

El papel de la epigenética en la salud y la enfermedad se está volviendo cada vez más claro y creo firmemente que este campo de estudio eventualmente sustituirá el paradigma actual médico. La creencia convencional ha sido que los genes controlan su propia expresión y por lo tanto son la causa directa de ciertas enfermedades. Esto sentó las bases para la idea de que sus genes predeterminan su salud.

Pero en realidad los genes NO se auto-regulan. Tener “genes malos”, no quiere decir que está condenado a sufrir un destino inevitable como el cáncer.

Los genes no son más que planos y estos planos son activados y controlados por otra cosa, es decir, su medio ambiente. Esta información ambiental- que incluye la alimentación, las exposiciones toxicas, así como los pensamientos y las emociones y mucho más- pueden crear más de 30,000 variaciones diferentes de cada modelo, permitiendo una sobresaliente cantidad de margen de maniobra en la modificación de la expresión  o “lectura” de cada gen.

Como resultado de estos hallazgos, finalmente estamos viendo a la ciencia alterar su curso para investigar el poder de la nutrición óptima para mejorar la salud y evitar que se presenten enfermedades crónicas en primer lugar.

En mayo del año pasado, se publicó un estudio que investigó la capacidad de curcumina para afectar la regularización epigenética en la revista Genes & Nutrition6.  Los autores escriben:

“La regularización epigenética, que incluye cambios en la metilación del ADN, modificaciones de las histonas y alteración en la expresión del microRNA (miRNA) sin ningún cambio en la secuencia del ADN, constituyen un mecanismo importante por el cual los componentes alimenticios pueden activar o desactivar de manera selectiva la expresión genética.

Recientemente se ha determinado que la curcumina, un componente de la especia de oro la cúrcuma, induce cambios epigenéticos…El galato de epigalocatequina (EGCG por sus siglas en inglés) y el resveratrol, también han demostrado alterar los mecanismos epigenéticos, lo cual podría conducir a un aumento de la sensibilidad de las células de cáncer a los agentes convencionales y por lo tanto la inhibición del crecimiento tumoral.” (El énfasis es mío)

La Curcumina - Una Potente Hierba Anticancerígena

En la actualidad, entre todos los nutrientes7 la curcumina es la que tiene el mayor respaldo científico que avala su uso contra el cáncer. Curiosamente esto también incluye los metabolitos de curcumina y sus derivados, que también son anti-cancerígenos.

Lo mejor de todo, parece ser que la curcumina es segura para el tratamiento contra todo tipo de cáncer y ha demostrado ser no-toxica. Los investigadores han descubierto que una vez que la curcumina entra a la célula puede afectar más de 100 vías diferentes. Más específicamente, se ha descubierto que la curcumina:

Inhibe la proliferación de células tumorales Disminuye la inflamación
Inhibe la transformación de células normales a tumorales Inhibe la síntesis de la proteína que es instrumental en la formación de tumores
Ayuda a su cuerpo a destruir la células de cáncer mutadas para que no puedan expandirse por su cuerpo Ayuda a evitar el desarrollo de suministros adicionales de sangre en el crecimiento de las células cancerosas (angiogénesis)
Tiene actividad quimiosensibilizadora Tiene actividad radiosensibilizadora

 

Otro estudio realizado el año pasado, publicado en el Natural Product Reports describe a la curcumina como un producto terapéutico para una amplia variedad de enfermedades a parte del cáncer8, como:

Enfermedades del hígado y pulmón Enfermedades neurológicas Enfermedades metabólicas
Trastornos autoinmunes Enfermedades cardiovasculares Enfermedades inflamatorias

 

Una pregunta persistente continúa: ¿Cómo es posible que un solo agente posea tantos efectos? Parte de la respuesta reside en la capacidad que tiene esta hierba para afectar la señalización de las moléculas. Por ejemplo, la curcumina ha demostrado interactuar directamente con:

Moléculas inflamatorias Proteínas de las células supervivientes Histonas
Virus de inmunodeficiencia humana tipo 1 (VIH1) integrasa y proteasa ADN y ARN Varias proteínas portadoras y los iones metálicos

 

De acuerdo con los autores del artículo NPR9:

“La base molecular de una enfermedad está relacionada con la desregularización de una gama de moléculas de señalización. Con la llegada de avanzadas herramientas moleculares, ahora sabemos que más 500 genes diferentes de vías de señalización controlan cualquier enfermedad.

Sin embargo, los tratamientos disponibles actuales están basados en la modulación de un simple objetivo específico. La curcumina es una molécula funcionalmente lábil con el potencial de modular la actividad biológica de un número de moléculas de señalización tanto directa o indirectamente…” (El énfasis es mío)

Cómo Utilizar la Curcumina

Para obtener todos los beneficios que la curcumina le ofrece primero tiene que entender que no se puede absorber fácilmente. No puede llegar y simplemente elegir un suplemento y esperar alcanzar los resultados descritos en este artículo. Existen muchas investigaciones llevándose acabo por un gran número de organizaciones para crear un producto comercial.

Puede buscar extracto de cúrcuma que contengan el 100 por ciento de sus ingredientes certificados como orgánicos, con al menos un 95 por ciento de curcuminoides. La fórmula debería ser libre de rellenos, aditivos y excipientes (una sustancia que se añade al suplemento para darle estabilidad) y el fabricante debería utilizar prácticas seguras  en todas sus etapas: plantación, cultivación, recolección selectiva y después la producción y empacado del producto final.

Desafortunadamente, en la actualidad no existen fórmulas comerciales disponibles para ser utilizadas contra el cáncer. Tenga en mente que la curcumina concentrada es realmente todo lo que necesitan las personas que quieren usarla como medicamento, en caso de que necesite grandes dosis con el fin de alcanzar un efecto terapéutico. El caso más clásico sería utilizarlo para tratar, no para prevenir, el cáncer. Si usted no tiene cáncer, entonces utilizar un suplemento de cúrcuma será suficiente.

De acuerdo con el Dr. William LaValley, uno de los principales médicos para tratar el cáncer y que conozco, por lo general las dosis anticancerígenas son de más de tres gramos de extracto de curcumina biodisponible, tres a cuatro veces al día. Un tratamiento completo es utilizar el polvo de curcumina y hacer una microemulsión de ella, combinando una cucharadita de polvo con 1-2 de yema de huevo y una o dos cucharaditas de aceite de coco derretido. Después, utilice un mezclador de alta velocidad de mano para emulsionar el polvo.

Otra estrategia que puede ayudar a aumentar la absorción es poner en una cuchara de polvo de cúrcuma en un cuarto de agua hirviendo. Debe estar hirviendo cuando añada el polvo ya que no funcionará tan bien si lo pone a temperatura ambiente y calienta el agua y la curcumina al mismo tiempo.

Después de hervirla por diez minutos habrá creado una solución de 12 por ciento que puede tomarse cuando se enfrié. Tendrá sabor a madera. La curcumina gradualmente caerá en la solución. En casi seis horas habrá sólo un 6 por ciento de solución, por lo que es mejor beberla en las primeras cuatro horas. El Dr. LaValley también nos está ayudando a probar preparaciones de curcumina nuevas que simplificarán radicalmente este proceso.

Prevención del Cáncer 101…

Sin duda, es alentador ver investigaciones de hierbas como la cúrcuma y antioxidantes como el resveratrol para combatir el cáncer. Sin embargo, es prácticamente imposible discutir sobre prevención y tratamientos del cáncer sin hablar de uno de los mejores nutrientes para prevenir el cáncer jamás descubierto, la vitamina D.

Como un esteroide neuro-regulatorio muy poderoso, la vitamina D probablemente es más potente que la curcumina, ya que su influencia epigenética cubre más de 2,000 genes en su cuerpo- o cerca del 10 por ciento de todos los genes. También existen más de 830 revisiones de estudios científicos que demuestran la efectividad de la vitamina D en la prevención y el tratamiento del cáncer. En términos de protección contra el cáncer, se ha descubierto que la vitamina D ofrece protección en distinta maneras, incluyendo:

  • Regulando la expresión genética
  • Aumentando la auto-destrucción de células mutadas (que si se multiplican, podría causar cáncer)
  • Haciendo que las células se vuelvan diferenciables (por lo general las células de cáncer carecen de diferenciación)
  • Reduciendo el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos de los ya existentes, que es un paso en la transición de los tumores que se vuelven cancerosos

Personalmente creo que es prácticamente una negligencia el hecho de no optimizar los niveles de vitamina D cuando se trata a una persona con cáncer. En este caso, sus niveles de vitamina D deberían estar entre los 70-100ng/ml. Para más información sobre cómo optimizar los niveles de vitamina D por favor reviste mi artículo Valores de prueba y Tratamiento para la Deficiencia de Vitamina D.

Si el hecho de que la exposición al sol en realidad puede ayudar a prevenir el cáncer es aún algo nuevo para usted, le recomiendo que vea mi presentación de una hora sobre la vitamina D para aclarar cualquier confusión. Es importante entender que el riesgo de cáncer por la exposición al sol sólo sucede si la exposición es en exceso. Mientras tanto, miles de personas alrededor del mundo han aumentado su riesgo de cáncer debido a que sus niveles de vitamina D son demasiado bajos.

Otras Estrategias de Prevención del Cáncer Naturales (Y Epigenéticas)

Cuando se trata de cáncer y otras enfermedades crónicas, la prevención efectiva evita los tratamientos. Creo que puede eliminar prácticamente todo el riesgo de desarrollar cáncer (y mejorar radicalmente sus probabilidades de recuperarse del cáncer si ya lo padece) siguiendo algunas estrategias simples para disminuir el riesgo- todas las cuales promueven un ambiente biológico saludable en el que las células pueden florecer y combatir las enfermedades de forma natural.

Usted no lee o escucha mucho sobre estas estrategias porque aún no han sido “probadas” formalmente por investigadores conservadores. Más allá de lo que ya se ha hablado en la parte de arriba, mi recordatorio de estrategias de prevención incluye:

  1. Reducir o eliminar los alimentos procesados, fructosa y consumo de granos y carbohidratos
  2. Controlar los niveles de insulina y leptina. Normalizar sus niveles de insulina es una de las acciones más poderosas que puede tomar para disminuir su riesgo de cáncer y mejorar el control de la insulina y la leptina es un resultado natural de la reducción o eliminación del consumo de fructosa, granos y alimentos procesados de su alimentación.
  3. Normalizar su relación omega-3 con omega-6 tomando aceite de krill o de pescado, así como reducir el consumo de aceites vegetales procesados
  4. Hacer ejercicio de manera regular. Una de las principales formas en la que el ejercicio reduce su riesgo de cáncer es reduciendo sus niveles de insulina, lo que crea un ambiente bajo en azúcar que inhibe el crecimiento y propagación de las células de cáncer. Controlar los niveles de insulina es una de las formas más poderosas de reducir el riesgo de cáncer.

    Además, el ejercicio mejora la circulación de las células inmunes en su sangre. Su sistema inmunológico es su primera línea de defensa en contra de cualquier enfermedad, desde un resfriado hasta enfermedades que amenazan su vida como el cáncer.

    El truco del ejercicio es entender como utilizarlo como una herramienta precisa. Esto es asegurar que hace lo suficiente para alcanzar el beneficio, no mucho para causar una lesión y la variedad adecuada para alcanzar un balance físico y mantener fuerza y flexibilidad, así como niveles anaeróbicos y aeróbicos.

    Si usted no tiene mucho tiempo entonces los ejercicios Peak Fitness son su mejor opción pero idealmente también debería seguir un programa de entrenamiento de fuerza.
  5. Obtenga sueño de alta calidad
  6. Reduzca la exposición a toxinas ambientales, como pesticidas, limpiadores químicos caseros, aromatizantes sintéticos y contaminación del aire.
  7. Limite su exposición y protéjase contra los EMF producidos por los teléfonos celulares, las estaciones base, torres celulares y estaciones inalámbricas. El 31 de mayo del 2001, la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC), un grupo de la Organización Mundial de Salud (WHO), declaró que los teléfonos celulares son “posibles cancerígenos para los seres humanos.”10
  8. Evitar freír o quemar sus alimentos. Hierva o cueza sus alimentos en lugar de eso.
  9. Tenga una herramienta para reprogramar los cortos circuitos neurológicos que pueden activar los genes de cáncer. Incluso el CDC afirma que el 85 por ciento de las enfermedades son causadas por las emociones. Probablemente es el factor más importante de todos los enlistados, así que asegúrese de hacerles frente. LA psicología energética parece ser uno de los mejores enfoques y en personalmente mi herramienta favorita, como probablemente ya sepa,  es la Técnica de Liberación Emocional.
  10. Coma al menos un tercio de sus alimentos en su forma cruda.

Fuentes y Referencias


Vea Todas las Referencias