Ocultar

Los Cultivos Transgénicos y las Prácticas Agrícolas Insostenibles Están Destruyendo el Suelo del Planeta y el Suministro Alimenticio

Publicado Por Dr. Mercola | 12 de Enero 2013

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Cultivos Transgenicos
Historia en Breve:
  • Los cultivos transgénicos o genéticamente modificados y los productos alimenticios representan una amenaza para su salud, la resistencia a las enfermedades, el suelo y el suministro alimenticio global
  • La guerra por la semillas transgénicas en la India han dado como resultado en que un grupo de científicos indios fueron hallados culpables por infectar y ocultar el hecho de que el algodón Bt creado contenía un gen de Monsanto para apresurar su colocación en el mercado
  • Un nuevo estudio demuestra que el glifosato (por alimentación transgénica) altera la flora intestinal de las aves de corral y las bacterias como la Salmonella y el Botulismo se fortaleces, mientras que las bacterias benéficas se debilitan, que es la causa por la que se enferma por comer aves de corral
  • El mundo podría estar quedándose sin suelos fértiles, ya que se están perdiendo de 10 a 40 veces más de los suelos que pueden reponerse
  • La producción de cultivos transgénicos podría ser la causa principal de la alteración del equilibrio ecológico del suelo, así como de su fertilidad, lo cual posiblemente es irreversible, el ADN de los organismos transgénicos no se descompone fácilmente por los microbios del suelo y este ADN extraño puede mezclarse con el ADN de estos microbios para crear cepas raras, toxinas y de otra manera interferir con el sistema biológico que controla la fertilidad del suelo

Por el Dr. Mercola

Los cultivos transgénicos o genéticamente modificados y los productos alimenticios representan una amenaza para su salud, la resistencia a las enfermedades, el suelo y el suministro alimenticio global. La industria de la biotecnología está llena de corrupción ya que las compañías hacen todo lo que sea necesario para entrar al mercado primero, para llevar sus semillas a los campos de los agricultores antes que los demás.

Esta prisa corporativa para obtener ganancias a cualquier costo pone en peligro a toda la humanidad, ya que la industria hace todo por ponerse en primer lugar sin siquiera cuestionar las consecuencias de su tecnología. Los líderes de la industria han fracasado en su afán de disminuir el tiempo suficiente los efectos de las consecuencias a largo plazo de la manipulación irreversible del ADN de sus alimentos. Y lo que los investigadores independientes están encontrando al respecto es realmente preocupante y probablemente tan sólo sea la punta del iceberg en los experimentos genéticos a escalas sin precedentes.

Cuando usted ve el término “industria de la biotecnología” probablemente automáticamente piense en Monsanto, el más grande del mundo cuando se trata de semillas transgénicas. Monsanto ha demostrado que no se detendrá ante nada en su paso por el mundo, dejando un rastro de devastación planetario durante ese paso.

El desagradable comportamiento de Monsanto incluso dio lugar a la retracción de la revista Forbes al nombrarla en el 2009 como “Empresa del año”, admitiendo que estaban “equivocados sobre Monsanto…realmente equivocados,” citando no sólo los problemas con las plagas súper resistentes sino también los problemas con las investigaciones de competencia y el fracaso potencial de una gran variedad de semillas de maíz transgénicas nuevas y caras. Pero estas guerras por las semillas de alta tecnología se han vuelto globales, extendiéndose mucho más allá de nuestras fronteras y no hay mejor ejemplo que el escándalo en la India.

Científicos Transgénicos en la India Son Hallados Culpables de Fraude y Encubrimiento

Un grupo de científicos del Consejo Indio de Investigación Agrícola (ICAR) y la Universidad de Ciencias Agrícolas (UAS) han sido hallados culpables de infectar y consecuentemente ocultar el indignante hecho de que el algodón Bt creado contenía un gen de Monsanto1. Se suponía que la variedad llamada BNBt tenía que ser una alternativa más barata que los otros algodones Bt híbridos en la India. Poco después de su lanzamiento en el 2009, se suspendió su venta y comenzaron las audiencias.

Actualmente se ha determinado que los científicos indios contaminaron intencionalmente la semilla de algodón transgénico, porque “la contaminación accidental no puede explicar lo que sucedió.” El ICAR condenó las acciones de los científicos como “poco éticas, poco científicas e irresponsables.” Parece que lo ocurrido fue con el fin de acelerar de alguna forma el lanzamiento de la semilla en el mercado de algodón Bt en la India.2

El resultado de la audiencia fue sólo el principio de una decisión más importante hecha en octubre del 2012 por un comité designado por la Suprema Corte de la India, para poner fin a todas las pruebas de campo de los productos GM hasta que se cumpla con ciertos requisitos. El Comité también recomendó una moratoria de 10 años en las pruebas de campo de todos los cultivos de algodón Bt y una moratoria en todas las pruebas de campo de los cultivos tolerantes a los herbicidas hasta que se realice una evaluación independiente.

Quizá la India finalmente tuvo suficiente. Durante los últimos 16 años, más de un cuarto de un millón de agricultores indios se han suicidado después de haber sido convencidos de plantar semillas transgénicas de Monsanto (en especial de algodón Bt), después de que sus cultivos se perdieron, dejándolos en la ruina financiera. ¿Podría ser este un ejemplo de lo que está por suceder en los Estados Unidos?

Un Estudio Reciente Demuestra que el Roundup Crea Botulismo en las Aves de Corral

Un estudio alemán3 reciente realizado por el Instituto de Bacteriología y Micología examinó los efectos del glifosato, el agente activo en el herbicida Roundup de Monsanto, en los microbios intestinales de las aves de corral. Algunas aves están sumamente expuestas al glifosato cuando son alimentadas con granos transgénicos o genéticamente modificados. Los resultados del estudio son bastante alarmantes. Los investigadores encontraron bacterias altamente patogénicas resistentes al glifosato, mientras que las bacterias benéficas probablemente sucumbieron ante este.

¿Qué significa esto para usted y para mí?

La implicación esencial es que las aves de corral alimentadas con maíz o soya transgénica serían victimas de disbiosis, que son cambios poco saludables en su flora intestinal lo cual amenaza la salud de las aves, así como la de las personas que la consuman. Las baterías buenas en el intestino de las aves, como el Enterococcus, Bifdobacterium y Lactobacillus, mueren, permitiendo que los patógenos o las enfermedades provoquen el florecimiento de las bacterias. Variedades como la Salmonella y Clostridium son patógenos muy peligrosos para los seres humanos. La bacteria Clostridia es una de las más mortales, con cepas que incluyen C. tetani (tétanos) y C. botulinum (botulismo).

Las gallinas criadas en CAFOs son alimentadas de forma rutinaria con antibióticos, arsénico e inclusive con antidepresivos, todos los cuales causan efectos negativos en la salud. Pero este nuevo estudio sugiere que las gallinas de CAFOs expuestas al glifosato podrían convertirse portadoras de Botulismo, Salmonella y otros organismos patógenos peligrosos.4

La implicación de este hecho se vuelve aún más clara cuando consideramos los resultados de un estudio de una década de duración recientemente publicados que demuestran que la alimentación transgénica puede causar cambios significativos en el sistema digestivo, sistema inmunológico y en los principales órganos (incluyendo el hígado, riñones, páncreas, genitales y otros) de las ratas, ratones, cerdos y salmones.

Si les hace todo eso a los animales y peces, imagínese lo que le hace a usted. Es evidente que el sistema convencional de alimentos agroindustriales representa una grave amenaza para su salud. Pero probablemente también esté contribuyendo con un problema aún mayor: la destrucción del suelo en el mundo.

El Mundo Se Está Quedando Sin Suelos Fértiles

El mundo podría estarse quedando sin suelos fértiles, la capa que permite que las plantas crezcan. De acuerdo con un artículo publicado en el Time World5, la erosión del suelo y las tasas de degradación sugieren que tan sólo nos quedan cerca de 60 años de suelo fértil.

El cuarenta por ciento del suelo agrícola en el mundo actualmente ha sido clasificado como degradado o seriamente degradado, este último significa que el 70 por ciento del suelo fértil ha desaparecido. Nuestro suelo se está perdiendo de 10 a 40 veces más rápido de lo que puede ser repuesto y nuestros sistemas de producción alimenticia son los culpables, que personifican el término “insostenible”. Tomará décadas o incluso siglos para poder regenerar los niveles del suelo.

La agricultura representa el 70 por ciento del consumo del agua fresca. Cuando el suelo no es apto, el agua se desperdicia- es absorbida por el suelo y pasa el sistema de la raíz de la planta. Actualmente, tenemos una escasez global de agua que se espera empeore en los próximos 20 a 30 años, así que esto es lo último que necesitamos. Se espera que la degradación del suelo cause una pérdida del 30 por ciento de la producción de alimentos en los próximos 20 a 50 años- mientras que también se espera que la demanda de alimentos global aumente en un 50 por ciento durante este lapso de tiempo.

Muchas personas no se dan cuenta de que el suelo tiene vida y tiene una gran diversidad de microorganismo. Un puñado de tierra contiene más microbios que el número de personas que han vivido en nuestro planeta.

Estos organismos crean una poderosa sinergia con las plantas y el material orgánico reciclado, haciendo al suelo más resistente y mejor lugar para almacenar el agua y los nutrientes y mejor para nutrir las plantas. Los microbios necesitan carbón como alimento y estamos acabando con este elemento del suelo por medio del uso de fertilizantes químicos, el pastoreo excesivo, el arado excesivo y la quema de rastrojos en los campos para acelerar la rotación de cultivos. A todo esto súmele los cultivos transgénicos o genéticamente modificados que es otro golpe mortal para nuestros suelos.

Los Cultivos Transgénicos Ayudan a Destruir la Fertilidad del Suelo- Algo que Probablemente Es Irreversible

Lo último en ciencia parece sugerir que la cultivación de plantas transgénicas podría alterar seriamente la ecología del suelo reduciendo su diversidad microbiana, que aumenta la fertilidad del suelo con el paso del tiempo- algo que probablemente es irreversible.6

Como las plantas transgénicas están cubriendo cada vez más áreas de producción de alimentos en el mundo, incluyendo los Estados Unidos, China, India, Argentina y Brasil, la reducción de la fertilidad del suelo podría conducir a la hambruna en una escala nunca antes vista. Los mecanismos de esto están comenzando a ser entendidos y lo que antes era sólo una teoría cada vez se acerca más a la realidad ya que la ciencia revela cada vez más información sobre las consecuencias de la introducción de organismos transgénicoss en el suelo.

El mecanismo funciona más o menos así…

Los elementos genéticos especiales (vector de ADN) están presentes en todas las plantas transgénicas. Este vector de ADN permite que las especies de microorganismos no relacionadas entre sí puedan unirse y también puede transferirse a microorganismos del suelo. La fertilidad del suelo depende de la presencia de una diversidad de microorganismos, todos tienen tareas distintas en el balance y la optimización del suelo. Pero cuando se unen a especies diferentes, el ecosistema del suelo pierde su diversidad, lo cual se comprobado daña la fertilidad del suelo.

Hasta hace poco, la transferencia de genes entre las plantas transgénicas y las bacterias de suelo era tan sólo una teoría. Sin embargo, actualmente la ciencia ha demostrado que este mecanismo es una realidad y es lo peor que puede pasarle a nuestros suelos. Cabe señalar que se ha demostrado que este mismo proceso de transferencia de genes ocurre en su tracto gastrointestinal cuando consume alimentos transgénicos- convirtiendo sus intestinos en una fábrica de pesticidas.

La Transferencia Horizontal de Genes Ha Sido Confirmada por la Ciencia

Las siguientes complicaciones enfatiza la seriedad de los peligros introducidos por los cultivos transgénicos:

  • El ADN de las plantas transgénicas no se descompone fácilmente en el suelo y puede ser absorbido por las partículas y microbios del suelo. La acumulación de ADN extraño podría provocar la pérdida acumulada de la diversidad del suelo durante las cosechas repetidas.
  • A diferencia de las afirmaciones de Monsanto cuando se aprobó por primera vez el uso del cultivos transgénicos, los genes Bt (Bacillus thuringiensis) no se descompone, por las razones ya expuestas, por lo que puede acumularse en el suelo produciendo toxinas Bt.

    Estas toxinas podrían acumulare en el suelo, dañando los organismos que son vitales para la fertilidad del suelo. Una investigación de la Universidad de Nueva York7 confirma que las toxinas Bt no se descomponen por los microbios del suelo y que en realidad se acumulan, las toxinas mantienen su capacidad de matar insectos, lo cual podría crear súper-insectos que ponen en peligro el ecosistema
  • El ADN transgénico es capaz de fusionarse con el ADN de otros organismos para crear nuevas variedades de microorganismos del suelo lo cual altera el equilibrio ecológico. Estos nuevos organismos, lo suficientemente virulentos, podrían esparcirse por medio del viento y el agua comprometiendo la fertilidad del suelo a una gran escala.
  • Un estudio suizo8 mostró que las lombrices adultas alimentadas con maíz Bt transgénico perdieron el 18 por ciento de su peso inicial, lo que sugiere que el ADN GM podría tener efectos tóxicos a largo plazo en las lombrices. Las lombrices de tierra son los principales descomponedores de la materia muerta y orgánica en el suelo y son las principales contribuyentes con el reciclaje de nutrientes. Un estudio anterior9 demostró que tanto las lombrices como los colémbolos (otros invertebrados pequeños que viven en el suelo) pueden verse afectados de forma negativa por los cultivos transgénicos.
  • También se ha demostrado que el glifosato puede ser tóxico para los rizobios, una bacteria del nitrógeno10. Esta bacteria es importante porque el nitrógeno es el nutriente del que el suelo comúnmente es deficiente.

Los cultivos transgénicos están afectando adversamente nuestra biología del suelo de muchas maneras. Existen diferencias observadas en las bacterias que ocupan las raíces de las plantas y cambios en la disponibilidad de los nutrientes. Muchos estudios demuestran que el glifosato puede tener efectos tóxicos en los microorganismos y puede estimularlos hasta germinar esporas y colonizar los sistemas de las raíces. También se ha demostrado que el glifosato inmoviliza el manganeso, un nutriente esencial de la planta. En general, el glifosato disminuye la salud y el valor nutricional de las plantas en las que es rociado, así como en el suelo.

Los dos principales tipos de alimentos transgénicos- cultivos tolerantes a los herbicidas y cultivos que produces pesticidas- son tecnologías imprecisas llenas de consecuencias, incluyendo cientos de miles de mutaciones genéticas que tienen efectos desconocidos en la salud humana. El glifosato y los cultivos transgénicos podrían estar llevando a la raza humana al precipicio.

Siga Luchando por el Etiquetado de los Alimentos Transgénicos

Aunque la Propuesta 37 de California fue rechazada en noviembre pasado, por un margen muy pequeño, la lucha por el etiquetado de alimentos transgénicos está lejos de haber terminado. El campo de juego se ha movido al estado de Washington en donde la iniciativa de las personas 522, “El Derecho de las Personas a Saber sobre los Alimentos Transgénicos” requerirá que los alimentos vendidos en los establecimientos comerciales sean etiquetados si contienen ingredientes transgénicos. Como lo indica LabelWa.org:

“La información nutricional y calórica no siempre es requerida en las etiquetas de los alimentos. Pero a partir de 1990 se ha requerido que la mayoría de los consumidores utilice esta información. El etiquetado del país de origen fue requerido hasta el 2002. El contenido de grasas trans no tenía que ser etiquetado hasta el 2006. Actualmente, todos estos requerimientos de etiquetado son considerados como importantes por los consumidores. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) también dice que debemos saber sobre el etiquetado si el jugo de naranja es de naranjas frescas o de concentrado congelado.

No tiene sentido que los alimentos transgénicos que contienen genes experimentales virales, de bacterias, de insectos, de plantas o de animales, no tengan que ser etiquetados también. Los alimentos transgénicos no tienen que ser probados para su seguridad antes de entrar al mercado. No se hacen estudio en humanos a largo plazo. Las investigaciones que se tienen aumentan las preguntas sobre el impacto en la salud y el medio ambiente.

 I-522 brinda la transparencia que las personas merecen. I-522 no aumentará el costo de los alimentos. Simplemente aumenta la información en las etiquetas de los alimentos, las cuales son cambiadas por los fabricantes todo el tiempo. I-522 no impone un costo significativo a nuestro estado. No necesita que el estado vigile el etiquetado. El estado puede elegir si lo hace o no, como una política optativa, pero la I-522 evita el aumento de costos al estado o a los consumidores.”

Vermont también ha creado una Campaña sobre el Derecho a Saber.

Recuerde, estas iniciativas necesitan el apoyo de las personas para que tengan éxito. La Propuesta 37 fue rechaza con un pequeño margen, simplemente porque no tuvimos los fondos para contrarrestar las campañas masivas creadas por el “No a la Prop. 37” liderada por Monsanto y otras compañías de alimentos- incluyendo a General Mills. No permitamos que Monsanto y sus aliados nos confundan y engañen a las personas de Washington y Vermont como lo hicieron en California. Así que por favor, lo invito a involucrarse y ayudar de la manera que pueda, independientemente del estado en el que vive.

  • No importan en qué estado viva, por favor done dinero para apoyar estos esfuerzos de etiquetado a través de Organic Costumers Fund
  • Si vive en el estado de Washington, por favor firme la petición I-522. También puede ser voluntario para ayudar a juntar firmas en todo el estado.
  • Si vive en Vermont, por favor firme la petición VT Right to Know GMO´s
  • Para conocer las últimas noticias relacionadas con las iniciativas para el etiquetado de alimentos, por favor únase a la Asociación de Consumidores Orgánicos en Facebook o sígalos por Twiiter
  • Hable con los productores y tiendas orgánicas para pedir su apoyo para las iniciativas de Washington y Vermont

 

Fuentes y Referencias


Vea Todas las Referencias


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.