Ocultar

El Tamaño de su Cintura Predice la Muerte por Enfermedades Cardiacas Mejor que su Peso

Publicado Por Dr. Mercola | 20 de Mayo 2011

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Waist Size

A pesar de que la obesidad ha sido conocida durante mucho tiempo por ser un factor de riesgo de enfermedades cardiacas, varios estudios han descubierto que un índice de masa corporal alto está en realidad asociado con un menor riesgo de muerte por causa de enfermedades al corazón. Sin embargo, según un nuevo análisis, la aparente paradoja puede explicarse con el simple hecho de que su índice de masa corporal (IMC) es una medida muy deficiente.

El estudio reveló que el tamaño de su cintura proporciona una manera más precisa de predecir las probabilidades de muerte por enfermedades cardiacas en un paciente a temprana edad causado por un ataque al corazón u otras causas.

CNN reporta:

"Al igual que en estudios anteriores, un alto índice de masa corporal se asoció con un menor riesgo de muerte. Pero los investigadores descubrieron que los pacientes con problemas del corazón con una proporción alta de circunferencia cintura-cadera o una cintura grande - más de 35 pulgadas en las mujeres, o 40 pulgadas en los hombres— tuvieron un 70 por ciento más de probabilidad de morir durante el periodo en el que se realizó el estudio comparado con las personas con cintura más pequeña. La combinación de una gran cintura y un alto índice de masa corporal aumento el riesgo de muerte aun más."

Fuentes:
Comentarios del Dr. Mercola

Una cintura ancha es un signo muy conocido de acumulación de grasa visceral, un tipo grasa peligroso alrededor de sus órganos internos que está fuertemente relacionado con la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiacas.  Sin embargo, el índice de masa corporal (IMC), que mide el peso en relación con la altura es a menudo utilizado para predecir el riesgo de enfermedades cardiacas.

Ahora, otro estudio ha mostrado lo que muchos ya habían demostrado anteriormente, que el tamaño de su cintura es el indicador más preciso de riesgos cardiacos que su IMC.  Los investigadores de hecho llamaron al IMC “el colesterol total de lípidos” ya que como el colesterol total, el IMC es demasiado vago como para decir mucho acerca de la salud de su corazón.

Buenas Noticias - ¡El Tamaño de sus Cintura Predice Fuertemente su Riesgo Cardiaco!

Un nuevo estudio en el Journal of the American College of Cardiology encontró que los pacientes con problemas del corazón con cintura ancha (más de 35 pulgadas en las mujeres y 40 pulgadas en los hombres) tuvieron un 70 por ciento más de probabilidad de morir durante  el periodo del estudio comparado con las personas con cintura más pequeña.

El estudio también descubrió, al igual que muchos otros estudios anteriores, que un alto índice de masa corporal está asociado con un menor riesgo de muerte, un fenómeno conocido como la “paradoja de la obesidad”.  Los investigadores se dieron cuenta que estos hallazgos son un ejemplo de la manera en que el IMC es una herramienta de medición errónea, ya que no le dice nada sobre la ubicación de la grasa en su cuerpo, y al parecer la ubicación de la grasa es más importante que la cantidad de la grasa cuando se trata de medir los riesgos cardiacos.

De hecho, cuando el IMC fue combinado con el  tamaño de la cintura, las personas con medidas más grandes de ambas representaron el mayor riesgo de muerte.

El IMC también falla en mencionar como debe ser su masa muscular.  Los atletas y personas que no están en forma pueden tener el mismo marcador de IMC, o una persona con mucha masa  muscular puede ser clasificada como “obesa” utilizando el IMC, cuando en realidad la mayoría del musculo es magro como resultado de un peso promedio más elevado

¿Por Qué es tan Peligroso Tener una Cintura Grande?

Su cuerpo tiene dos tipos de grasa: grasa visceral y grasa subcutánea.  La grasa subcutánea se encuentra bajo la piel y es el tipo de grasa que le causa formación de hoyuelos y celulitis.  La grasa visceral, por el contrario, aparece en el abdomen y rodea los órganos vitales como el hígado, corazón y músculos.

Esta “grasa visceral” está fuertemente vinculada con la diabetes tipo 2, con enfermedades cardiacas, embolias y otras enfermedades crónicas.  Se piensa que la grasa visceral se relaciona con la liberación de proteínas y hormonas que causan la inflamación, que a su vez pueden dañar las arterias y entrar al hígado, afectando la manera en que su organismo desglosa los azucares y las grasas.

Cuando su cuerpo almacena rutinariamente el exceso de grasa visceral, usted aumenta el riesgo de sufrir presión arterial alta, colesterol alto, enfermedades vasculares, arteriosclerosis (endurecimiento de sus arterias) y aumenta el espesor en las paredes de su corazón.

El tamaño de su cintura también es un claro indicador de sensibilidad a la insulina, de tal manera que los estudios muestran claramente que la medición de su cintura es una de las maneras más poderosas de predecir el riesgo de diabetes.

Mientras que la grasa visceral es a menudo referida como  “grasa abdominal” ya que puede causarle una “panza de cerveza” o un cuerpo con forma de manzana, usted puede tener grasa visceral a pesar de ser delgado.  Como lo reporto CNN acerca del Journal of the American College of Cardiology:

"Incluso los pacientes con problemas de corazón con cuerpo con forma de manzana e índice de masa corporal en los rangos normales presentaron un mayor riesgo de muerte más pronto, lo que quiere decir que el hecho de que los pacientes con problemas de corazón con peso normal necesitan también perder algo de peso del estomago…"

¿Esta su Cintura en un Rango de Tamaño Saludable?

Determinar el tamaño de su cintura es fácil.  Con una cinta de medir, calcule la distancia alrededor del área más pequeña de su abdomen debajo de sus costillas y arriba de su ombligo.  Si usted no está seguro de tener una circunferencia de cintura saludable, una guía general seria:

  • En los hombres, entre 37 a 40 pulgadas tienen sobre peso y más de 40 pulgadas son obesos
  • En las mujeres, entre 31.5 a 34.6 pulgadas tienen sobre peso y más de 34.6 pulgadas son obesas

Que Necesita Saber Acerca de la Leptina Y la Inflamación

Las hormonas que sus células de grasa producen impactan la manera en que cuanto come y la cantidad de grasas que quema.  Una de estas hormonas es la leptina y la leptina envía señales que reducen el apetito, aumentan la quema de grasas y reducen el almacenamiento de grasa.  Es decir, si las células se comunican apropiadamente y pueden “escuchar” este mensaje.

Si usted lleva una alimentación alta en azucares y granos—este es el mismo tipo de dieta que también aumentara la inflamación en su cuerpo—debido a que el azúcar se metaboliza en las células grasas, la grasa libera leptina en oleadas.  Con el tiempo, si su cuerpo se expone demasiado  a la leptina, se volverá resistente a la leptina (del mismo modo que su cuerpo puede volverse resistente a la insulina).

La resistencia a la leptina causa un aumento en la grasa visceral que su cuerpo produce.  Del mismo modo, mediante un proceso inflamatorio, se cree que la grasa visceral causa este daño, y la misma alimentación que hace su leptina resistente también aumentara la inflamación en su cuerpo.

Así que por este factor - de alimentación – usted puede reducir el riesgo de volverse resistente a la leptina y provocar inflamación crónica en su cuerpo.

Cambio de Alimentación #1: Limite la Fructosa

La principal fuente de calorías es los estadounidenses proviene de la fructosa, un tipo de azúcar incluido en las sodas, jugos de frutas y bebidas deportivas, y se encuentra oculto en la mayoría de los alimentos procesados—desde mortadela, pretzels, salsa Worcestershire hasta en el queso para untar.

La fructosa conduce rápidamente al aumento de peso y la obesidad abdominal, eleva el acido úrico, que conduce la inflamación crónica de bajo nivel en su cuerpo.  También interfiere con la leptina, ya que la fructosa lo hace aumentar de peso engañando a su metabolismo, ya que apaga el sistema de control del apetito de su organismo.

La fructosa no estimula apropiadamente la insulina, que a su vez no suprime la grelina (la “hormona del apetito”) y no estimula la leptina (la “hormona de la saciedad”) y como resultado, lo harán comer más y desarrollar resistencia a la insulina y a la leptina.

Como una recomendación estándar, yo recomiendo mantener el consumo TOTAL de fructosa a menos de 25 gramos al día.

Para la mayoría de las personas también sería recomendable limitar la fructosa de las frutas a 15 gramos o menos, ya que está prácticamente garantizado que usted consumirá fructuosa “oculta” de otras fuentes si por ejemplo toma bebidas, que no sean agua, y come alimentos procesados.  Recuerde, una lata de refresco de 12 onzas tiene un promedio de 40 gramos de azúcar, por lo menos la mitad de esa cantidad es fructosa, así que una lata de refresco por sí sola, supera su asignación diaria.

Para más detalles sobre cómo tener una alimentación saludable para evitar aumentar la grasa visceral y ayudarle a eliminar la grasa abdominal que ya tiene, vea mi plan de nutrición integral. Además, asegúrese de consumir suficientes grasas omega-3 a base de animal, como el aceite de Kril que es una fuente fenomenal para su corazón.

El Ejercicio Puede Derretir la Grasa Abdominal

El ejercicio no solo reduce la inflamación de su cuerpo, también es una de las mejores armas para combatir la grasa visceral, pero NO es mágico y si desea reducir su grasa corporal, tiene que cumplir con las restricciones de azúcar y granos.  Cerca del 80% de su capacidad para lograr una grasa corporal ideal está relacionada con las elecciones alimenticias y NO con el ejercicio.  Sin embargo, si elige los alimentos adecuados, el ejercicio será una herramienta increíblemente eficaz.

Recuerde, usted puede ser delgado, e incluso bajo de peso y aun así tener grasa visceral peligrosa alrededor de sus órganos.  Si usted es delgado o hace poco ejercicio, ¡este podría ser su caso!  Y si tiene una panza de cerveza o mucha grasa alrededor de su abdomen, le aseguro que esta almacenando grasa visceral.

De acuerdo con un estudio, las personas que no hacen ejercicio aumentaron una cantidad considerable de grasa visceral (8.6 por ciento) en seis meses, mientras que las personas que participaron en ejercicios vigorosos perdieron cerca del 7 por ciento de grasa subcutánea y visceral.

Existen dos tipos de ejercicio que recomiendo para reducir la grasa visceral:

  1. Ejercicios de Alta Intensidad
  2. El aumento de producción de la hormona de crecimiento (HGH por sus siglas en ingles) parece estar involucrado con el hecho de mantenerlo alejado de la grasa abdominal, y una de las maneras de aumentar la HGH es mediante los ejercicios de alta intensidad.

    Si usted tiene más de 30 años, especialmente si lleva un estilo de vida muy sedentario, probablemente ha entrado a una fase conocida como somatopause (deficiencia de la hormona del crecimiento relacionada con la edad). A medida que se disminuyen sus niveles de HGH, sus niveles de insulina como factor-1 de crecimiento (IGF-1) también disminuirán, que son una parte importante que impulsa el proceso de envejecimiento de su cuerpo.

    Según un estudio publicado en el 2008, la represión del eje HGH/IGF-1/insulina se correlaciona con  un aumento en el porcentaje de grasa visceral de todo el cuerpo, junto con una diminución de masa muscular, disminución de aptitud física y disminución de la función inmune.

    Cuando realiza ejercicios de alta intensidad correctamente le ayudan a aumenta su HGH, lo cual aumenta el crecimiento muscular y quemar efectivamente el exceso de grasa.  También juega un papel importante en la promoción de su estado general de salud y longevidad.

    Yo he estado realizando ejercicios de alta intensidad desde Abril del 2010 y desde entonces he perdido más de 17 libras de grasa y tres pulgadas de mi cintura—mientras que aumente más de cinco libras de musculo – al mismo tiempo que reduje drásticamente el tiempo que pasaba en el gimnasio.

  3. Entrenamiento de Aceleración Utilizando el Power Plate
  4. El Entrenamiento de Aceleración, que usted puede hacer fácilmente mediante el uso de dispositivos como el Power Plate, ha mostrado combatir efectivamente la grasa visceral. Un estudio hecho en animales mostró que este tipo de entrenamiento causa la pérdida del 27 por ciento en la creación de nuevas células de grasas. Y un estudio llevado a cabo en 79 adultos obesos mostró que la vibración del Power Plate tiene efectos similares en los seres humanos:

    • Las personas que utilizaron la combinación del entrenamiento de vibraciones y una alimentación baja en calorías perdieron el doble de grasa visceral después de seis meses comparado con las personas que llevaron una dieta baja en calorías pero con un entrenamiento cardiovascular tradicional y entrenamiento con pesas.
    • La disminución de grasa visceral se mantuvo al mismo nivel después de 12 meses en el grupo de personas que participaron en el entrenamiento por vibraciones, mientras que el otro grupo de personas que llevaron dietas y ejercicios diferentes regresaron a sus niveles basales normales en los 12 meses.

    Los investigadores sugirieron que el mantenimiento de la perdida de grasa visceral en el grupo de personas que participaron en el Entrenamiento de Aceleración podría estar relacionado con cambios hormonales—especialmente, el aumento de producción de la hormona de crecimiento.

Tres Tips Adicionales para un Corazón Saludablez

Las enfermedades cardiacas son una de las enfermedades más fáciles de prevenir—si es proactivo al respecto.  Junto con la reducción de grasa abdominal, utilice los tips de alimentación y ejercicio mencionados anteriormente, los siguientes son pasos para un corazón saludable que podrían beneficiar a casi todas las personas.

  1. Optimice sus niveles de Vitamina D

  2. Estudios muestras que las que personas con promedios bajos de vitamina D tienen un 124 por ciento más de riesgo de morir de todas las causas y un 378 por ciento de riesgo de morir de un problema de corazón.

    Existe un número de mecanismos fisiológicos provocados por la producción de vitamina D a través de la exposición solar que actúa para combatir enfermedades cardiacas, como:

    • Aumento de la citocinas anti inflamatorias naturales de su cuerpo
    • Supresión de calcificación vascular
    • Supresión de calcificación vascular

  3. Maneje sus Niveles de Estrés Mediante Corrientes Emocionales Saludables
  4. Uno de los factores más comunes que contribuyen a la enfermedad cardiaca es el estrés emocional no resuelto. El enojo, estrés, culpa, tristeza — cualquier emoción que no lo haga sentir bien — pueden causar ataques al corazón, obesidad y embolia. Incluso ni con la mejor dieta del mundo podría superar el daño creado por la persistencia a las tenciones emocionales.

    Además, cuando su cuerpo está bajo presión sus niveles de cortisol aumentan.  Y cuando sus niveles de cortisol están crónicamente elevados, tendera a aumentar de peso alrededor de su abdomen, que posteriormente aumentara el riesgo de enfermedades cardiacas.

    Mientras que el estrés no se puede eliminar completamente, puede trabajar para proporcionarle a su cuerpo las herramientas necesarias para compensar el cortocircuito bioeléctrico que puede causar grandes perturbaciones en muchos de los sistemas importantes de su organismo.  El uso de técnicas como la Técnica de Libertad Emocional (EFT) puede reprogramar las reacciones de su  cuerpo al estrés inevitable de la vida cotidiana.

  5. Asegúrese de que sus Niveles de Hierro no estén Elevados
  6. El hierro puede ser un estrés oxidativo muy potente, así que si tiene exceso de niveles de hierro puede dañar sus vasos sanguíneos y aumentar el riesgo de enfermedades cardiacas.

    Es importante monitorear sus niveles de ferritina y asegúrese de que no rebasen los 80 ng/ml.  La manera más simple de disminuirlos en caso de estar elevados es mediante la donación de sangre. Si eso no es posible, tenga una flebotomía terapéutica que eliminara efectivamente el exceso de hierro en su cuerpo.


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.