Ocultar

Doctora Revierte Esclerosis Múltiple en 9 Meses Comiendo Estos Alimentos

Publicado Por Dr. Mercola | 23 de Diciembre 2011

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Alimentos Crudos
Historia en Breve:
  • La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad crónica degenerativa de los nervios en su cerebro y su columna vertebral, causada por la destrucción de la mielina, la sustancia aislante alrededor de los nervios en su sistema nervioso central
  • La Dra. Terry Wahls cuenta su inspiradora historia sobre cómo revirtió su esclerosis múltiple cambiando a una alimentación tipo Paleo que se basa en alimentos crudos y frescos, ricos en nutrientes específicos necesarios para el funcionamiento adecuado de la melina y las mitocondrias
  • Los nutrientes esenciales para una adecuada función mitocondrial incluyen las grasas omega-3 de origen animal, la creatina y la coenzima Q10, aunque su melina también necesita vitaminas B1, B9, B12, omega-3 y yodo
  • Optimizar sus niveles de vitamina D es una de las mejores cosas que puede hacer por su salud en general y es también la mejor estrategia de prevención contra enfermedades autoinmunes como la EM
  • Los endulzantes artificiales como el aspartame deberían evitarse a toda costa, ya que la toxicidad del aspartame a menudo causa trastornos en el sistema nervios central, así como alteraciones inmunológicas y puede imitar los síntomas o agravar muchas enfermedades, incluyendo la EM

Por el Dr. Mercola

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad crónica degenerativa de los nervios en su cerebro y su columna vertebral, causada por un proceso de desmielización.

La mielina es una sustancia aislante cerosa que se encuentra alrededor de los nervios de su sistema nervioso central.

Cuando la mielina es dañada por una enfermedad autoinmune o un proceso autodestructivo en su cuerpo, la función de esos nervios se deteriora con el tiempo, dando como resultado un gran número de síntomas, incluyendo:

  • Debilidad muscular
  • Desequilibrio o pérdida de la coordinación
  • Astigmatismo y pérdida de la vista
  • Escalofríos

La EM podría progresar de forma constante o podrían presentarse ataques agudos, seguido de una remisión temporal de los síntomas.

En el video que puede ver en esta liga (solo en inglés), la Dra. Terry Wahls cuenta su inspiradora historia sobre cómo revirtió su esclerosis múltiple después de siete años de sufrimiento, y todo por medio de un cambio en su alimentación.

Nutrición para su Cerebro y su Sistema Nervioso Central

A través de su investigación sobre la esclerosis múltiple, la Dra. Wahls descubrió que, por una razón desconocida, además de los síntomas comúnmente conocidos, los cerebros de los pacientes con Esclerosis Múltiple también tienden a encogerse. Esto despertó su curiosidad y la llevó a investigar otras enfermedades con problemas cerebrales similares, como la enfermedad de Huntington, Parkinson y Alzheimer.

Un denominador común es el mal funcionamiento de las mitocondrias. Las mitocondrias son como pequeñas “baterías” en sus células que se encargan del suministro de energía en las células y a menos que usted consuma los nutrientes correctos, el mal funcionamiento mitocondrial será un resultado obvio.

Ella descubrió que hay tres nutrientes en particular que son esenciales para un funcionamiento mitocondrial adecuado:

  • Grasas omega-3 de origen animal
  • Creatina
  • Coenzima Q10 (CoQ10) o mejor aún, su versión reducida conocida como Ubiquinol

Con el simple hecho de añadir estos nutrientes a su alimentación, su deterioro comenzó a disminuir. Pero ella no estaba mejorando, por lo que continúo su investigación médica para encontrar la respuesta. Cuando descubrió el Instituto para una Medicina Funcional, la Dra. Wahls comenzó a encontrar más pistas.

Como lo mencioné anteriormente, la mielina es una sustancia aislante cerosa que se encuentra alrededor de los nervios de su sistema nervioso central. Su mielina también necesita nutrientes específicos para un funcionamiento adecuado, tales como:

  • Vitamina B1
  • Vitamina B9
  • Vitamina B12
  • Grasas omega-3 de origen animal
  • Yodo

Además, los neurotransmisores en su cerebro necesitan azufre y B6 para un funcionamiento óptimo. Finalmente, la Dra. Wahls diseñó su propio plan alimenticio, basado en nutrientes que sabía necesitaba para un óptimo funcionamiento mitocondrial- mielina- y de los neurotransmisores, porque aunque su cuerpo puede crear algunos nutrientes, muchos otros deben obtenerse de su alimentación.

Una Historia de Éxito con la Dieta Paleo

La mayoría de las personas comen grandes cantidades de alimentos procesados, los cuales están cargados con jarabe de maíz de alta fructosa, granos y aditivos químicos dañinos de todo tipo, como MSG y endulzantes artificiales como el aspartame. Desafortunadamente, este tipo de alimentación es el camino que lleva a las enfermedades crónicas…Usted no sólo esta obteniendo lo que no necesita, sino que simplemente no está obteniendo los nutrientes reales.

Mientras que en la actualidad dos tercio de los adultos estadounidenses padecen de sobrepeso u obesidad, muchos si no es que la mayoría de ellos, al mismo tiempo padecen de desnutrición.

De acuerdo con la gráfica mostrada durante la presentación de la Dra. Wahls, menos de la mitad de todos los estadounidenses obtienen de su alimentación las cantidades adecuadas de vitamina B6 y magnesio. Más del 70 por ciento no obtiene las cantidades suficientes de yodo y un sorprendente 80 por ciento no obtiene suficientes grasas omega-3 de su alimentación. Por cierto, esta es la razón por la que el suplemento de grasas omega-3 de origen animal es uno de los pocos suplementos que recomiendo.

En comparación, los pueblos con costumbres antiguas y los nativos alrededor del mundo que no han alterado mucho su alimentación con el paso del tiempo, consumen diariamente cerca de dos a diez veces la cantidad de nutrientes recomendada (CDR).

La Dra. Wahls alteró su alimentación para reflejar la dieta Paleo basada en la antigua costumbre de caza y recolección de la siguiente manera:

  • 3 tazas diarias (equivalente a un plato de comida) de hojas verdes, como la col rizada, que son ricas en vitaminas B, A, C, K y minerales
  • 3 tazas diarias de vegetales ricos en azufre, desde las familias de la col y la cebolla, así como hongos y espárragos
  • 3 tazas diarias de vegetales de colores vivos, frutas o bayas, que son una buena fuente de antioxidantes
  • Pescado silvestre para obtener las grasas omega-3 de origen animal
  • Carne proveniente de animales alimentados con pastura
  • Vísceras para obtener vitaminas, minerales y CoQ10
  • Algas para obtener yodo y selenio

Eliminó el consumo de alimentos procesados, granos y almidones (que incluyen papas y maíz). Sorprendentemente, comenzó a notar una gran mejoría en sólo meses y al noveno mes de seguir su nuevo tipo de alimentación, fue capaz de andar en bicicleta unas 18 millas. Esto es algo impresionante si consideramos que los siete años anteriores su enfermedad la había deteriorado tanto hasta el punto de que tuvo que utilizar una silla reclinable de gravedad cero y sólo podía caminar distancias cortas con la ayuda de dos bastones.

Ese es el poder de la nutrición.

Sin embargo, me gustaría agregar algunas sugerencias. Dos factores en particular que pueden tener un impacto profundo son la vitamina D y los endulzantes artificiales como el aspartame. La deficiencia de vitamina D puede desempeñar un papel muy importante en la Esclerosis Múltiple (EM) y la toxicidad del aspartame es conocida por imitar enfermedades como la EM, por lo que hacerle frente a estos dos elementos debería estar entre sus prioridades, por supuesto que también debe mejorar su alimentación.

La Relación Entre la Falta de Exposición Solar, el Virus de Epstein-Barr y la Esclerosis Múltiple

Optimizar sus niveles de vitamina D, que es una de las mejores cosas que puede hacer por su salud en general, también es una de las mejores estrategias de prevención contra enfermedades autoinmunes como la EM.

Un gran número de estudios han confirmado que mientras más lejos viva del ecuador mayor será el riesgo de EM. De hecho, se identificó que la falta de exposición al sol es un factor de riesgo de EM desde 1922. En el caso de los Estados Unidos, el riesgo de desarrollar EM se duplica si usted pasó su infancia –hasta los 15 años- en estados del norte en comparación de los que pasaron su infancia en estados del sur.

Otro factor de riesgo previamente establecido es el virus Epstein-Barr (VEB), que causa fiebre glandular. Hace más de una década, investigadores alemanes demostraron una relación entre el VEB y la EM, demostrando que en contraste con las poblaciones de control, el 100 por ciento de los pacientes con EM tenían anticuerpos contra el VEB. Los autores sugirieron que el VEB podría desempeñar un papel indirecto en la EM, como activador del proceso de la enfermedad subyacente.

En un estudio publicado en la revista Neurology, los investigadores evaluaron la relación entre la radiación ultravioleta B (UVB) y la exposición al virus Epstein-Barr (VEB) en pacientes británicos con EM.

Utilizando las Estadísticas Nacionales de Episodios Hospitalarios de Inglaterra, obtuvieron que la prevalencia de EM y la mononucleosis infecciosa (causada por el virus Epstein-Barr)  durante un período de siete años, de 1998 al 2005. La información sobre la intensidad de los UVB se recolectó de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de los Estados Unidos. Después de evaluar la relación entre estas tres variables: prevalencia de la Esclerosis Múltiple, prevalencia del virus Epstein-Barr y la intensidad de la UVB, encontraron que la exposición a la UVB por sí sola podría explicar el 61 por ciento de las variaciones de los casos de EM en toda Inglaterra.

Cuando combinaron la exposición a la UVB y la incidencia de la fiebre glandular, se pudo explicar el 72 por ciento de las variaciones.

Los autores concluyeron que:

“Las exposición UVB y la mononucleosis infecciosa (MI) juntas pueden explicar la sustancial proporción de la variación de Esclerosis Múltiple. El efecto de la UVB en la generación de vitamina D parece el candidato más probable para explicar su relación con la EM. Existe una necesidad de investigar el papel de la vitamina D y del VEB y de cómo estos podrían interactuar para influenciar en el riesgo de EM, con el fin de identificar las potenciales estrategias de prevención.”

Recomendaciones para Optimizar sus Niveles de Vitamina D

Idealmente, usted deberá optimizar sus niveles de vitamina D por medio de una exposición solar de forma regular (ya sea al aire libre asoleándose o por medio de una cama de bronceado segura) ya que su piel también crea sulfato de vitamina D, que es soluble en agua y puede viajar libremente a través del cuerpo.

Como lo menciona la Dra. Wahls, el azufre es uno de los nutrientes esenciales que faltan en la EM y de acuerdo con la investigación de la Dra. Stephanie Seneff, es poco probable que los suplementos de vitamina D le proporciones los mismos beneficios que se obtienen de la exposición de su piel al sol, ya que los suplementos orales de vitamina D no están sulfatados.

Sin embargo, en los estudios en los que se utilizan suplementos de vitamina D han tenido resultados positivos, así que si a usted no le es posible exponer su piel al sol, lo mejor será que tome un suplemento de vitamina D.

Uno de esos estudios, publicado en el 2004, descubrió que las mujeres que toman multivitamínicos que contienen vitamina D tenían una probabilidad 40 por ciento menor de desarrollar EM en comparación con las mujeres que no tomaban ningún suplemento. Tome en cuenta que este estudio está basado en dosis muy bajas de vitamina D en comparación con la cantidad necesaria, así que si usted optimiza sus niveles, probablemente reduzca su riesgo en más del 40 por ciento…

Desde mi punto de vista, no cabe la menor duda de que una de los pasos físicos más importantes que puede seguir con el fin de controlar su salud es asegurarse de que sus niveles de vitamina D se encuentren entre 50-70 ng/ml durante todo el año para el bien de su salud en general y entre 70-100 ng/ml cuando se padece de enfermedades autoinmunes como la EM, enfermedades cardíacas o cáncer.

En cuanto a la dosis, si usted toma un suplemento oral, es importante entender que no existe una dosis “mágica”. El factor más importante son los niveles sanguíneos, así que usted necesita medir su nivel regularmente para determinar si necesita más o menos que la recomendación general para mantenerse dentro del rango óptimo.

Dicho esto, basado en las investigaciones más recientes realizadas por GrassrootsHealth- una organización que ha contribuido bastante con lo que sabemos actualmente sobre la vitamina D gracias a su estudio llamado D*Action- parece que la mayoría de los adultos necesitan cerca de 8,000 UI de vitamina D al día.

Los Peligros del Aspartame

De acuerdo con algunos expertos, como el Dr. Russel Blaylock, un profesor de neurocirugía en la Universidad Médica de Mississippi, el daño causado por la ingestión de cantidades excesivas de ácido aspártico del aspartame puede causar graves trastornos neurológicos crónicas y una miríada de otros síntomas agudos.

El ácido aspártico es un aminoácido. Tomado en su forma libre (no unida a proteínas) aumenta significativamente el nivel de plasma sanguíneo de aspartato y glutamato.

La Dra. Wahls menciona la importancia de los antioxidantes para una función celular y cerebral adecuada. El aspartato y el glutamato contenidos en el aspartame tienen el efecto contrario.

Mucho aspartato o glutamato en su cerebro mata ciertas neuronas permitiendo la afluencia de demasiado calcio en las células. Esta afluencia provoca una cantidad excesiva de radicales libres que matan las células. Es por esto que el aspartato y el glutamato son conocidos como “excitoxinas” ya que “excitan” o estimulan sus células neurológicas hasta llevarlas a la muerte. El aspartame también se metaboliza rápidamente en metanol, otra potente neurotóxina.

La toxicidad del aspartame muchas veces se revela a través de trastornos del sistema nervioso central, así como problemas inmunológicos y puede imitar los síntomas o empeorar varias enfermedades que entran en estas categorías.

Esclerosis Múltiple Enfermedad del Parkinson
Alzheimer Fibromialgia
Artritis Sensibilidad química múltiple
Síndrome de fatiga crónica Trastorno de déficit de atención
Trastorno de pánico Depresión y otros trastornos psicológicos
Lupus Diabetes y complicaciones diabéticas
Defectos de nacimiento Linfoma
Enfermedad de Lyme Hipotiroidismo

Cómo Tratar la Esclerosis Múltiple Sin el Uso de Medicamentos Peligrosos

El plan de tratamiento convencional para la esclerosis múltiple incluye medicamentos extremadamente tóxicos, como:

  • Prednisona, una hormona esteroidea que puede alterar significativamente su sistema inmunológico y causar enfermedades como osteoporosis y cataratas.
  • Interferon. Este medicamento es muy engañoso, porque aunque es una sustancia natural, la dosis típica dada desactiva el ciclo natural de retroalimentación del cuerpo. Como resultado tiende a hacer más mal que bien.

Le recomiendo encarecidamente que no utilice estos medicamentos, ya que son unos de los medicamentos más tóxicos utilizados en el campo de la medicina. La Dra. Wahls es un ejemplo de que el uso de medicamentos no sirve de nada y que la mejoría puede alcanzarse por medio de la nutrición y siguiendo algunas recomendaciones alimenticias.

En la parte de abajo hay un resumen de mis recomendaciones de estilo de vida para la Esclerosis Múltiple. Muchas son idénticas a los principios generales de salud que he venido enseñado durante años, pero otras son específicamente aplicables para el tratamiento de enfermedades autoinmunes como la EM.

  • Optimizar sus niveles de vitamina D: Este es un paso esencial y aunque el nivel óptimo para la salud en general es entre 50-70 ng/ml, cuando se trata de enfermedades como el cáncer, enfermedades cardíacas o enfermedades autoinmunes, el nivel ideal debería estar entre 70-100 ng/ml. El mejor método para alcanzar esos niveles (y mantenerlos) de vitamina D es por medio de la exposición regular de su piel al sol (asolearse) o con el uso de una cama de bronceado segura. Si ni una de estas es viable para usted, entonces puede utilizar un suplemento oral de vitamina D3.

    Como recomendación general, los expertos en vitamina D recomiendan 8,000 UI al día en el caso de los adultos y cerca de 35 UI por cada libra del peso de los niños, pero debería obtener los necesarios para elevar y mantener sus niveles dentro del rango óptimo.
  • Obtener las suficientes grasas omega-3 de origen animal: En segundo lugar, debe asegurarse de obtener un buen suministro de grasas omega-3 de origen animal, como el aceite de krill. También debe evitar las grasas dañadas y procesadas que se encuentran en la mayoría de los alimentos procesados. Las grasas omega-6 que se encuentran en el aceite de soya, canola y maíz se encuentran especialmente dañadas.

    Usualmente están muy oxidadas y también contienen grasas trans y grasas cíclicas que se incrustan en las membranas celulares, distorsionando las funciones celulares. La mayoría de estos aceites también están genéticamente modificados, lo que puede tener sus propias ramificaciones en la salud.
  • Elimine el consumo de azúcar, en especial de fructosa: Otro elemento crucial es eliminar el consumo de azúcar y fructosa tanto como le sea posible. Eliminar los alimentos procesados y bebidas endulzadas le permitirá reducir el exceso de fructosa, además de eliminar la mayoría de las grasas dañadas de su alimentación. Simplemente debe de mantener un consumo total de fructosa por debajo de los 25 gramos.

    Si usted todavía no ha comprendido la naturaleza tóxica y los profundos daños a la salud causados por la fructosa, ahora es el momento. El azúcar contribuye con el desarrollo de muchas enfermedades autoinmunes como la artritis, asma y esclerosis múltiple. También aumenta los niveles de ácido úrico, lo cual conduce a una inflamación crónica de bajo nivel, lo que tiene grandes consecuencias en la salud.
  • Eliminar el consumo de leche y lácteos pasteurizados: Es otro elemento crítico. Los estudios han demostrado que el consumo de la leche de vaca esta correlacionado con la prevalencia de EM (Neuroepidemiology 1992;11:304-12 y Neuroepidemiology 1993;12:15-27).
  • Evite el aspartame y los jugos comerciales: El aspartame rápidamente se metaboliza en metanol, una potente neurotóxina. Además las frutas y los vegetales también están cargados de metanol pero cuando se consumen frescas se une a la pectica y su cuerpo no tiene que descomponer la enzima. Sin embargo cuando las frutas y vegetales están procesados y las coloca en jarras de vidrio o latas el metanol se disocia y puede ser liberado en grandes cantidades.
  • Coma alimentos crudos enteros: Este es un principio importante para una salud óptima que normalmente le recomiendo a todos. Sin embargo, creo que para las personas con enfermedades autoinmunes severas, es mucho más importante. Algunas de las mejoras más importantes que hemos visto en nuestros pacientes son el resultado de comer la mayoría de sus alimentos crudos y no cocidos.
  • Vegetales fermentados: Optimizar su bacteria intestinal podría ser una de las mejores maneras de mejorar su salud. En un futuro cercano estaré haciendo entrevistas con la Dra. Natasha Campbell McBride en la que habla en gran detalle sobre cómo implementar estos valiosos alimentos y muchos otros detalles de recuperación.
  • Checarse los niveles de hierro: El exceso de hierro puede causar daño en el endotelio, el revestimiento interior de los vasos sanguíneos, así como crear grandes cantidades de radicales libres. También puede dañar su ADN. Por lo tanto, si tiene EM es muy importante checarse los niveles de hierro, un proceso que puede hacerse fácilmente por medio de un análisis de sangre llamado prueba de ferritina sérica.

    El rango saludable de ferritina sérica es entre 20 y 80 ng/ml. Por debajo de 20 significa deficiencia de hierro y por encima de 80, es que está excedido. Los niveles de ferritina pueden elevarse bastante. He visto niveles de más de 1,000, pero niveles mayores a 80 se pueden volver un problema. El rango ideal es entre 40-60 ng/ml.

    Si cree que sus niveles de hierro están muy altos, simplemente done sangre. La persona promedio necesitaría de 1-3 donaciones al año o una al mes si sistema puede tolerarlo, esto hasta que sus niveles de ferritina sean los adecuados.
  • Dosis bajas de naltrexona y ácido alfa lipoico: Una de las nuevas estrategias de tratamiento de la EM es la naltrexona en dosis bajas (LDN), junto con ácido alfa lipoico. La naltrexona (nombre genérico) es un antagonista opioide farmacológicamente activo, utilizado convencionalmente para tratar la adicción a las drogas y al alcohol- normalmente a dosis de 50g y 300mg. Como tal, ha sido aprobado por la FDA desde hace más de dos décadas.

    Sin embargo, a dosis muy bajas (3-4,5 mg), la naltrexona tiene propiedades inmunomoduladoras que pueden ser capaces de tratar con éxito enfermedades malignas del cáncer y una amplia gama de enfermedades autoinmunes, incluyendo la esclerosis múltiple.

    Como se explica en el sitio web informativo www.lowdosenaltrexone.org cuando toma LDN por las noches- bloquea sus receptores opioides durante algunas horas en medio de la noche se cree que regula elementos vitales de su sistema inmunológico incrementando la producción de metenkepalina y endorfinas (opioides naturales), mejorando la función inmunológica.

    El Dr. Bert Berkson es un experto en este régimen. Para más información sobre estos hallazgos y éxitos utilice esta combinación, por favor revise el artículo previo.
  • Desintoxicación de mercurio: El mercurio es un veneno neurotóxico que debería evitarse, así que evitar el pescado y eliminar las amalgamas de mercurio son aspectos importantes. Ciertos suplementos pueden ayudar a eliminar el mercurio de su sistema, como la chlorella y el OSR (Calmante de estrés oxidativo) desarrollado por el Dr. Boyd Haley.
  • Hágale frente a los traumas emocionales de su infancia: Por último pero no menos importante, en mi experiencia los pacientes con EM, casi siempre hay un desencadenante traumático emocional que provoca el deterioro del sistema inmunológico, provocando enfermedades. Al igual que la deficiencia de la vitamina D parece estar presente en todos los casos de enfermedades autoinmunes, también es un elemento emocional involucrado.

    Más a menudo que no, alguna forma de herida emocional puede encontrarse en pacientes que sufren de enfermedades autoinmunes como EM.

    Por lo general, esta herida se produce a muy temprana edad, casi siempre antes de los siete años, por lo general antes de los cinco años. Los problemas relacionados con estos eventos necesitan ser abordados por medio de herramientas de energía psicológica como la Técnica de Liberación Emocional (EFT) pero sólo con ayuda de un profesional experimentado.

Fuentes y Referencias


Republish this article

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, a menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado. Si está embarazada, amamantando, tomando medicamentos, o tiene una condición médica, consulte a su médico antes de usar productos a basados en este contenido.