Ocultar

7 Alimentos "Saludables" que lo Están Haciendo Engordar

Publicado Por Dr. Mercola | 08 de Junio 2011

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

alimentos que engordanMuchos alimentos anunciados como saludables en realidad no son para nada saludables. MSNBC ha recopilado algunos ejemplos:

Splenda (y otros endulzantes artificiales)

Los endulzantes artificiales pueden hacer que las personas sean más propensas a exceder su consumo y antojos de alimentos dulces.  También puede causar daño a las bacterias benéficas del intestino.

Soda de Dieta

De igual manera, los investigadores descubrieron que por cada lata de soda de dieta que usted consume, aumenta el riesgo de sobrepeso a un 41 por ciento.

Chips de vegetales

A menudo estos no son más saludables que las papas fritas regulares, la mayoría de las variedades de chips de vegetales fritos contienen principalmente harina de maíz o papa.
Para ver el resto de la lista, haga clic en el link de abajo.

Fuentes:
Comentarios del Dr. Mercola

Una impresionante demostración de la ilusión sobre lo que consume el estadounidense típico ocurrió a principios de este año cuando nueve de cada diez estadounidenses dijeron haber estado comiendo una dieta “extremadamente”, “muy” o algo saludable, de acuerdo con el Consumer Reports.

Pero si la mayoría de los estadounidenses estuvieran comiendo una dieta saludable, no tendríamos a dos tercios de la población con sobre peso, ni estaríamos enfrentando epidemias de enfermedades crónicas relacionadas con la alimentación como el cáncer, enfermedades del corazón y diabetes tipo 2.

Entonces, ¿qué está pasando?

Muchas personas están seriamente confundidas sobre lo que realmente es un alimento saludable, y esto es en parte resultado de campañas de marketing inteligentes y engañosas que hace creer  que los alimentos “chatarra” y substancias sintéticas - como los endulzantes artificiales - son alimentos saludables.  Dos de siete “alimentos saludables” que engordan enlistados por MSNBC son los que contienen endulzantes artificiales, como la soda.  

Los Alimentos Dietéticos Pueden Obstaculizar sus Objetivos en la Pérdida de Peso

Abastecer su despensa con alimentos dietéticos es una de las maneras más seguras de perder la batalla contra la gordura, y esto se debe principalmente al hecho de que están cargados con endulzantes artificiales.  Substancias como Splenda y aspartame pueden tener cero calorías, pero su cuerpo no se deja engañar.  Cuando su cuerpo recibe un sabor “dulce”, espera que vengan las calorías, pero cuando esto no sucede, conlleva a distorsiones en su bioquímica que en realidad puede ocasionar aumento de peso.

En cuanto a la “satisfacción por lo dulce” en su cerebro; su cerebro puede detectar la diferencia entre el azúcar real y el azúcar artificial, a pesar de que su mente consciente no puede hacerlo.  Los endulzantes artificiales tienden a provocar una mayor comunicación en el centro del placer del cerebro, pero al mismo tiempo provoca una satisfacción menos real.

¡Así que cuando usted consume endulzantes artificiales, su cuerpo pide cada vez más de lo mismo pero en forma de azúcar real, porque su cerebro no está satisfecho a nivel celular por el impostor de azúcar!

Esto apoya y explica la creciente investigación que nos dice que el uso de endulzantes artificiales puede arruinar la capacidad de que su cuerpo controle las calorías, aumentando así su tendencia a excederse.  De hecho, ¡se ha demostrado que las sodas de dieta pueden duplicar el riesgo de obesidad!

Hace casi una década, algunos estudios ya estaban revelando que los endulzantes artificiales pueden:

  • Estimular el apetito
  • Aumentar los antojos por los carbohidratos
  • Estimular el almacenamiento de grasa y aumento de peso

Desafortunadamente la mayoría de las agencias de salud pública y nutrición en los Estados Unidos siguen recomendando estos endulzantes artificiales tóxicos como una alternativa aceptable al azúcar.

Cereales, Pretzels y Chips de Vegetales: ¿Algo Negativo para la Pérdida de Peso?

Muchas personas que comen pretzels y chips de vegetales “saludables” como bocadillos en lugar de bocadillos como papas fritas, creen que son una alternativa más saludable.  Bueno, tampoco es una buena elección.  En el caso de los pretzels, usted podría estar directamente ingiriendo una cucharada de azúcar, ya que es precisamente la manera en que su cuerpo responde a estos bocadillos de carbohidratos refinados.

No se deje engañar por el simple hecho de que son “sin grasa”—los carbohidratos son el gran problema.

Su organismo prefiere los carbohidratos de los vegetales en lugar de los carbohidratos de los granos ya que retardan la conversión a azucares simples como la glucosa y disminuye el nivel de insulina.  Los carbohidratos de granos, como los incluidos en los pretzels, aumentan sus niveles de insulina e interfieren con su habilidad para quemar grasa, esto es algo que debe evitar si quiere bajar de peso.

Esta es precisamente la razón por la cual los cereales, ya sean altos en fibra o de granos enteros, no son alimentos recomendables si le preocupa su peso.  Si dichos cereales contienen azúcar, tienden a aumentar sus niveles de insulina aun más… pero incluso los cereales “saludables” sin azúcar son un oxímoron, ya que los granos se convierten rápidamente en azúcar en su cuerpo, estimulando así producción de insulina e incitando el aumento de peso.

Los chips de vegetales fritos, por su parte, no son más que papas fritas glorificadas.  La mayoría están hechas de harina de maíz o papa como base y solo tienen polvo o puré de vegetal agregado.   No solo NO contienen las vitaminas encontradas en los vegetales, sino que además estos bocadillos están horneados o fritos a altas temperaturas.

Cuando los alimentos ricos en carbohidratos como las papas fritas son cocinados a altas temperaturas, se forma la acrilamida - un subproducto químico sin sabor.

Estudios animales han mostrado que la exposición a la acrilamida aumenta el riesgo de varios tipos de cáncer y la Agencia Internacional de Investigación de Cáncer considera a la acrilamida como un “probable carcinógeno humano”.  También ha sido vinculado con daños a los nervios y otros efectos neurotóxicos, incluyendo problemas neurológicos en los trabajadores que manejan dicha substancia.

Aunque este producto químico se puede formar en muchos alimentos, cuando son calentados a altas temperaturas, arriba de 120 grados Celsius (248 grados Fahrenheit).  Las papas fritas y las papas a la francesa son los más grandes causantes.

Por lo tanto, ya sea que estén hechas de polvo de vegetales o no, los chips de vegetales fritos no son una opción alimenticia inteligente.  Una alternativa mucho más saludables de acuerdo con MSNBC, seria picar un poco de col rizada fresca y mezclarla con un poco de aceite de oliva y sal natural, posteriormente, hornearla hasta que tenga una consistencia crujiente (la col rizada horneada hecha en casa es el bocadillo favorito de la surfista Bethany Hamilton).

¿Debería También Ser Evitados el Helado de Yogurt y las Hamburguesas de Pavo?

Las otras dos cosas de la lista de MSNBN pueden ser buenas o malas para usted, dependiendo de algunos factores.  Con el helado de yogurt, la mayoría de las variedades comerciales contienen demasiada azúcar en el esfuerzo de mejorar el sabor y aumentar las ventas.  Recuerde, en la mayoría de los casos, el aumento de peso es debido a un exceso de carbohidratos como el azúcar—y no de la grasa—incluso si el yogurt es bajo en grasa, puede hacer que aumente de peso ya que es casi seguro que esté lleno de azúcar.

Dicho esto, el yogurt hecho de leche orgánica cruda, que se utiliza para hacer yogurt congelado casero y que es mínimamente endulzado, podría ser una buena alternativa en algunas ocasiones.

En cuanto a las hamburguesas de pavo, el problema no es tanto su alto contenido de grasas saturadas si se hace de piernas y muslos como lo sugirió MSNBC.  Más bien, la razón para evitar la mayoría de las hamburguesas de pavo es por la fuente del pavo, que en la mayoría de  las variedades comerciales será de  Operaciones Alimenticias de Animales Confinados (CAFO por sus siglas en ingles).  El pavo de estas fuentes normalmente contiene hormonas, pesticidas y antibióticos, y se les alimenta con granos genéticamente modificados—su mejor opción sería evitarlos.

Es posible hacer hamburguesas de pavo saludables, aunque es necesario obtener la carne de un  establecimiento local de confianza--- y evite el pan.

¿Cuál es el Culpable Numero Uno en el Aumento de Peso que No Se Menciono?

¡La fructosa!

Este azúcar es a menudo considerado como “saludable”, ya que es el tipo de azúcar que existe naturalmente en la fruta.  Y si solo comiera fructosa a través de una pieza de fruta o dos al día, entonces ese no sería un problema.

El problema principal es que la fructosa está siendo utilizada en casi todos los alimentos procesados (ya sea que usted sospeche que un alimento contenga endulzante o no).  Caso en cuestión: la fuente principal de calorías en los Estados Unidos es el jarabe de maíz alto en fructosa (JMAF) en forma de soda.

Una vez más, si pudieran mantener su consumo total de fructosa por debajo de los 25 gramos por día, entonces, no le causara problemas de salud.  Desafortunadamente, mientras que esto es teóricamente posible, pocas personas están actualmente considerando este punto.  La eliminación de algunos postres no hará una gran diferencia, si aun está sometido a la “alimentación americana estándar”—anteriormente escribí sobre la manera en que varios alimentos y bebidas contienen mas azúcar que una dona glaseada.

Debido a la prevalencia de JMAF en los alimentos y bebidas, el consumo promedio de las personas es ahora un tercio de libra de azúcar cada día, lo equivalente a cinco onzas o 150 gramos, la mitad de ese contenido es fructosa.  Eso es 300 por ciento más que la cantidad que desencadenará un caos bioquímico.

Recuerde que lo importante es el PROMEDIO, muchas personas en realidad consumen más de la mitad de la cantidad promedio.

Se está acumulando evidencia de que el exceso de azúcar y fructosa, en particular, es el factor principal de la epidemia de la obesidad, porque es sin duda un alimento que debe evitar si desea perder peso.  ¿Quiere decir que debe también evitar la fruta? Como puede ver en la tabla de abajo, algunas frutas son muy altas en fructosa, por lo tanto, comerlas de manera indiscriminada podría retrocederlo.

Frutas Tamaño de la porción Gramos de fructosa
Limón Un medio 0
Limas Un medio 0.6
Arándanos agrios 1 taza 0.7
Fruta de la Pasión  Un medio 0.9
Ciruela Pasa Un medio 1.2
Albaricoque Un medio 1.3
Guayaba 2 medio 2.2
Datiles (estilo Deglet Noor) Un medio 2.6
Melón o Cantalupe 1 / 8 de med. melón 2.8
Frambuesas 1 taza 3.0
Clementina Un medio 3.4
Kiwi Un medio 3.4
Zarzamoras 1 taza 3.5
Fruta de Estrella Un medio 3.6
Cerezas, dulces 10 3.8
Fresas 1 taza 3.8
Cerezas, ácidas 1 taza 4.0
Piña 1 rebanada (3.5 "x 0.75") 4.0
Toronja, rosa o roja 1 / 2 medio 4.3
  
Frutas Tamaño de la porción Gramos de fructosa
Boysenberries 1 taza 4.6
Mandarina Un medio 4.8
Nectarina Un medio 5.4
Melocotón Un medio 5.9
Naranja (navel) Un medio 6.1
Papaya 1 / 2 medio 6.3
Melon Verde o Honeydew 1 / 8 de med. melón 6.7
Banano o Platano Un medio 7.1
Mora Azul 1 taza 7.4
Datiles (Medjool) Un medio 7.7
Manzana (composta) Un medio 9.5
Persimmon o Caqui Un medio 10.6
Sandía 1 / 16 med. melón 11.3
Pera Un medio 11.8
Pasas 1 / 4 taza 12.3
Uvas, sin semillas (verdea o rojas) 1 taza 12.4
Mango 1 / 2 medio 16.2
Albaricoques, secos 1 taza 16.4
Higos, secos 1 taza 23.0

 

Si usted tiene problemas con la insulina, con el síndrome metabólico, la diabetes, la presión arterial alta o el colesterol alto - todos estos problemas suelen ir de la mano con la obesidad y el sobre peso—tendrá que tener especial cuidado de limitar la fructosa de la fruta a 15 gramos al día o menos.

Por su puesto, las frutas enteras, a pesar de que contienen fructosa, no son tan problemáticas como la fructosa de azucares agregados.  Una de las razones por la cual se cree esto es debido a que las frutas enteras contiene cantidades elevadas de antioxidantes naturales, además de otros compuestos sinérgicos que pueden ayudarle a contrarrestar los efectos negativos de la fructosa.

Pero, porciones muy grandes de fruta al día no es recomendado para la mayoría de las personas con problemas de sobre peso.

Por Último, El "Secreto" para la Pérdida de Peso

Para mantener un peso óptimo no basta con saber que alimentos debe evitar, sino saber que alimentos debe comer.

Lo importante es comer de acuerdo con su Tipo Nutricional.

Por lo general, la búsqueda de su dieta óptima implica cambiar la proporción de proteínas, grasas y carbohidratos, una vez que haya determinado los tipos de alimentos que su organismo está diseñado a consumir.  La salud óptima tal vez no tiene mucha relación con el tipo de comida que actualmente consume, sino con el porcentaje relativo de cada alimento que consume.

Si usted está comiendo de acuerdo con su tipo nutricional, entonces su alimentación debería estarle proporcionando un aumento de energía, mejoras notables en la capacidad mental y bien estar emocional y debe hacerlo sentir satisfecho por varias horas.

Al final del día, el consumo de carbohidratos en gran medida, ya sea en forma de granos (incluyendo granos enteros) y azucares (especialmente fructosa), determinaran si es o no capaz de manejar su peso y mantener una salud optima.


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.