Ocultar
Plan de Nutrición del Dr. Mercola
Introducción
Plan de Nutrición del Dr. Mercola
Nivel 1
Plan de Nutrición del Dr. Mercola
Nivel 2
Dr. Mercola's Nutrition Plan Resources

Bebidas: Dos Bebidas Saludables para Agregar a Su Alimentación


Share This Article Compartir

Mientras que el agua pura debería ser la bebida principal de su elección, hay un par de bebidas – específicamente, jugo verde y café orgánico de alta calidad – que puede añadir a la lista cuando pasa a este nivel.

Pruebe los Jugos o Licuados Vegetales Diariamente

Mi filosofía sobre los jugos vegetales es verlos como un auxiliar útil en su alimentación. Como mencioné en el Nivel 1, los jugos vegetales son una gran forma de alcanzar su requerimiento diario de vegetales; además, los obtiene crudos.

Mientras que usar una licuadora de alta velocidad limitará la cantidad de vegetales que puede consumir conforme la fibra extra satisface su estómago, la fibra se conserva, la cual es un nutriente importante. Así que, si lo prefiere, considere utilizar esta técnica.

Recuerde que el cocinar y procesar los alimentos puede dañar gravemente los micronutrientes que se encuentran en estos alimentos nutritivos. Cuando bebe jugo verde fresco, o vegetales en un licuado, es casi como recibir una infusión intravenosa de vitaminas, minerales y enzimas; que entra directamente a su sistema sin tener que descomponerse.

Si apenas comienza a preparar jugos verdes, empiece con vegetales de sabor ligero, como pepino y apio. De ahí, puede comenzar gradualmente a añadir lechuga romana, lechuga morada, escarola, espinaca, perejil y cilantro.

Cuando comience a integrar vegetales verdes, como col silvestre, col rizada, hojas de diente de león y mostaza parda, notará que son bastante amargos, así que solo añada unas hojas cada vez. Para añadirle sabor y endulzarlo, puede añadir lo siguiente:

  • Limones verdes y amarillos – Añada medio limón verde o amarillo por cada cuarto de jugo. También puede usar las cáscaras.
  • Arándanos – Limítelos a cerca de cuatro onzas por litro de jugo.
  • Jengibre fresco—Le da un efecto ligeramente picante a su jugo. Además, el jengibre tiene otros beneficios para la salud, como bajar la glucosa en la sangre.

Asegúrese de que los vegetales verdes orgánicos constituyen la mayor parte de su jugo, y no las frutas. De otra forma, será alto en calorías y azúcar. Puede tomar tiempo acostumbrarse al sabor fuerte del jugo verde, aunque puede modificarlo para que vaya de acuerdo con su paladar.

Beba Café Orgánico de Alta Calidad

El café tiene beneficios terapéuticos – siempre y cuando sea de alta calidad y orgánico. Esto es importante, ya que el café a menudo se fumiga bastante con pesticidas y la mayoría del café no es orgánico.

La planta del café, incluyendo sus semillas o “granos”, contiene una mezcla natural de antioxidantes polifenoles, como ácidos clorogénicos, bioflavonoides, vitaminas y minerales, que brindan beneficios impresionantes que promueven la salud. La combinación de estos elementos es tan poderosa que puede moderar los efectos más severos de la cafeína natural del café.

Las investigaciones han encontrado que el café tiene un efecto protector para el corazón. En un estudio realizado con más de 25,000 personas, que bebían una cantidad moderada de café (definida como entre tres y cinco tazas al día) fueron menos propensas a tener depósitos de calcio en las arterias coronarias que aquellas personas que no bebían café o que bebían una mayor cantidad de café diariamente.

Otros estudios encontraron que el café podría ayudar a reducir su riesgo de padecer ciertas enfermedades, como melanoma, cáncer de piel no melanoma, esclerosis múltiple, Alzheimer y mal de Parkinson (conozca más sobre los beneficios de beber café).

Sin embargo, solo podrá obtener los beneficios si el café es:

  • Orgánico. La mayoría del café producido está muy contaminado con pesticidas. En realidad, es uno de los cultivos que más se fumigan. Esto no es saludable para usted ni para el agricultor. Así que, cualquier café que consuma debería ser orgánico y sin pesticidas.
  • Fresco. El café debería oler y saber fresco, no rancio. Si su café no tiene un aroma agradable, probablemente esté rancio y sea de mala calidad.
  • De grano entero. Lo ideal es comprar el café de grano entero y luego molerlo usted mismo, para prevenir la rancidez. El café premolido podría estar rancio para cuando lo beba.
  • Tueste oscuro. A menudo es el caso con los alimentos, que aquellos con los pigmentos más oscuros brindan los mayores beneficios para la salud, y el café de tostado oscuro, como el Tueste Francés, expreso o café turco, no es la excepción.

    Un estudio publicado en Molecular Nutrition & Food Research encontró que el café de tueste oscuro restauró los niveles sanguíneos de antioxidantes, vitamina E y glutatión más efectivamente que el café de tueste ligero. El tueste oscuro también ocasionó una reducción significativa en el peso corporal en los voluntarios preobesos, mientras que el tueste ligero no ocasionó reducción alguna.
  • Sin endulzar. Beba su café negro, sin azúcar ni crema. Si le añade azúcar, arruinará certeramente cualquiera de los beneficios de los que le acabo de mencionar, al elevar sus niveles de insulina y causar resistencia a ella. Si realmente no puede beber su café sin endulzantes, podría probar un endulzante natural como Stevia.

    También puede añadirle una mantequilla saludable, aceite de coco, aceite MCT o, incluso mejor, aceite MCT hecho con grasas con ocho grasas de carbono (C8).

Si usted es intolerante a la cafeína o la glucosa en su sangre aumenta en relación al café, puede usar el café que haya sido descafeinado, por un método como el proceso suizo del agua.

Si utiliza una cafetera de '’goteo’’, asegúrese de utilizar filtros sin blanquear. Los filtros color blanco brillante, que la mayoría de las personas usa, están blanqueados con cloro y un poco de éste se extraerá del filtro durante el proceso de preparación del café.

También están llenos de peligrosos subproductos de la desinfección, como dioxina. (Asegúrese de que la marca que compra realmente no está blanqueada, y que no solo los pinte de color marrón para que crea que es un mejor producto).

Hay razones para creer que el café podría ayudarle a dominar sus antojos de azúcar, así que, si ha estado tendiendo dificultades con los cambios alimenticios, puede seguir bebiendo café. Una de las razones por las que se vuelve adicto a los alimentos es debido a que su cerebro tiene receptores de opioides. Son parte de un sistema primordial de recompensas que le permite detectar, elegir y disfrutar los alimentos frescos, en vez de los rancios.

Sin embargo, en la actualidad, vivimos en un mundo de abundancia, rodeados por alimentos procesados que generalmente están cargados de azúcar, lo que ha ocasionado que nuestros receptores de opioides se vuelvan altamente responsivos a los alimentos erróneos.

Bueno, el café es un antagonista de los receptores de opioides, lo que significa que la cafeína puede unirse a sus receptores de opioides, ocuparlos y, esencialmente, prohibir que deseen algo más. Esto podría atenuar el impacto adictivo de otra sustancia, como el azúcar.

Así que, el café podría ser un auxiliar viable para deshacerse de la adición al azúcar. Para que esto funcione, debe beber su café sin endulzar. Bébalo con el estómago vacío y, gradualmente, sus antojos de azúcar desaparecerán.

Algunas investigaciones recientes han mostrado que el café TAMBIÉN desencadena un mecanismo en el cerebro que libera el factor de crecimiento llamado factor neurotrófico derivado del cerebro (FNDC), que activa las células madre para convertirlas en neuronas nuevas.

El FNDC también se manifiesta en sus músculos. Lo hace al apoyar al neuromotor, que es el elemento más fundamental en el músculo. Sin el neuromotor, su músculo es como un motor sin arranque... La degradación del neuromotor es parte del proceso que explica la atrofia muscular relacionada con la edad. Así que, en cuanto a esto, la cafeína también le ayuda a mantener joven su tejido muscular.

Para obtener los beneficios terapéuticos del café, beba solo una taza o una dosis de expreso en la mañana o antes de hacer ejercicio--solo eso al día. Si hace ejercicio en la mañana, tome su café antes de entrenar, y no después.

Sin embargo, recuerde que NUNCA debe consumir café si está embarazada, ya que podría traerle una amplia gama de problemas a su bebé. Además, si tiene presión alta, insomnio, ansiedad o es sensible a los efectos de la cafeína, entonces, sería mejor alejarse de esta bebida y, en su lugar, optar por té verde o agua pura.

Minimice Su Consumo de Alcohol

A estas alturas, deberá tener como objetivo minimizar su consumo de alcohol, incluso las "opciones más saludables", como el vino tinto, que es rico en polifenoles, como el resveratrol. El resveratrol se conoce por sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y anticancerígenas, que auxilian en la prevención y el tratamiento del cáncer, Alzheimer y otras enfermedades crónicas.

Desafortunadamente, los investigadores han encontrado que hay algunas variedades de vino que contienen niveles altos de arsénico, que podría representar un peligro potencial para su salud.

De acuerdo con una demanda colectiva presentada en California, las personas que beben vino han estado expuestas inconscientemente al arsénico. De 1 300 botellas de vino analizadas, casi un cuarto de ellas tuvo de cuatro a cinco veces la cantidad máxima de arsénico permitida por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) en el agua potable. La demanda afirma que “solo un vaso o dos de estos vinos contaminados con arsénico al día, con el tiempo, podrían ocasionar una toxicidad por arsénico peligrosa para el consumidor”.

También se descubrió que, la cerveza, otra bebida alcohólica popular, tiene arsénico inorgánico. La FDA analizó 65 muestras de cerveza que contenían ingredientes de arroz y encontró que 10 de ellas tenían niveles de arsénico inorgánico que iban de 15 a 26 partes por millón (ppm). (Además, la cerveza es demasiado alta en carbohidratos para incluirla en este plan).

Elimine Todos los Jugos de Fruta (Excepto los Frescos) y las Sodas

En este nivel, debería trabajar en eliminar por completo todos los jugos de fruta procesados y las sodas de su alimentación, ya que están cargados con fructosa y otros azúcares que conducen al proceso de enfermedad.

Tan solo vea este ejemplo: una botella de 20 onzas de Coca-Cola o Pepsi contiene 65 gramos y 69 gramos de azúcar, respectivamente. Sin embargo, una botella de 15.2 onzas de jugo 100 % de manzana de Minute Maid, que contiene 49 gramos de azúcar, o 16 onzas de SunnyD con 28 gramos de azúcar, tampoco son buenas opciones.

También le recomiendo que no crea el mito de que los jugos embotellados son, de alguna forma, saludables para usted. Además de sobrecargarlo de azúcar, los jugos procesados lo ponen en riesgo de toxicidad por metanol. Este peligro no está presente en las frutas enteras, ya que contienen fibra, antioxidantes y fitoquímicos que pueden contrarrestar los efectos severos de la fructosa.

Además, los jugos de fruta comerciales están pasteurizados y no contienen ninguno de los fitonutrientes que se encuentran en las frutas enteras. También están desprovistos de fibra, la cual representa un papel significativo al protegerlo de un aumento exagerado y rápido de azúcar en la sangre, ya que disminuye la velocidad del índice al que el azúcar entra en el torrente sanguíneo.

Por lo tanto, si desea consumir jugo de fruta, opte por un jugo casero fresco y saludable. Una vez que lo ha preparado, bébalo inmediatamente. También le recomiendo los licuados saludables que están balanceados con una cantidad moderada de fruta, proteína y grasas saludables.

Sin embargo, recuerde que siempre es mejor consumir las frutas enteras, ya que los jugos no tienen la fibra que limita el aumento de la insulina. También es muy fácil consumir jugo de fruta en exceso. Si elige beber una forma saludable de jugo de fruta, es importante que calcule cuidadosamente los carbohidratos netos, para mantenerlos en un rango saludable que esté debajo de los 50 gramos de carbohidratos netos al día.

En cuanto a la soda, no cometa el error de cambiar a la soda endulzada artificialmente con pocas, o con cero, calorías. Un número creciente de estudios ha desacreditado las afirmaciones de la industria de la soda sobre sus productos “de dieta” y revela que estas bebidas, en realidad, pueden promover el aumento de peso, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

Un estudio incluso encontró que, en un periodo de 10 años, las personas que beben soda de dieta tuvieron 70 % más riesgo de aumentar el tamaño de su cintura, en comparación con aquellas que no beben soda de dieta, y que quienes beben dos o más sodas de dieta al día tuvieron un aumento del 500 % en el tamaño de su cintura.

Además, ciertos endulzantes artificiales podrían destruir algunas de las especies benéficas de bacterias intestinales, lo que daña su microbioma. También hay algunos efectos cerebrales causados por el aspartame; por supuesto, la industria no los ha confirmado.

Desafortunadamente, muchas personas caen en este engaño, principalmente, debido a que las compañías se ocultan de forma furtiva detrás de los grupos de fachada, para confundir a los consumidores sobre la información acerca de la soda. Un ejemplo es The Global Energy Balance Network.

Este furtivo grupo de fachada desvía la atención de las evidencias que indican que beber soda es un gran factor de riesgo de obesidad y diabetes, y, en cambio, culpa a la falta de ejercicio de la obesidad; afirman que lo único que necesita hacer para equilibrar la cantidad alta de azúcar en su alimentación es hacer más ejercicio.

La verdad es que, el ejercicio, por sí mismo, es bastante inefectivo para generar una pérdida significativa de peso. También NECESITA disminuir las calorías, lo que es fácil de hacer con mi plan.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, a menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado. Si está embarazada, amamantando, tomando medicamentos, o tiene una condición médica, consulte a su médico antes de usar productos a basados en este contenido.