Ocultar

Aceite de Cocina: Un Ingrediente del Hogar Que No Debe Pasar por Alto

Available in English Available in English


Aceite de Cocina

Ponga esta infografía en su página web:

Copiar código

Haga clic sobre el código y presione CTRL + C (para Windows)/CMD + C (para Macintosh) para copiar el código. Si lo está accediendo por móvil, haga clic sobre el código, seleccione el texto completo destacado y seleccione “copiar.”

Insertando esta infografía genera un enlace a nuestra página. Usted puede remover el enlace o editar el texto en el enlace, pero no reemplazarlo con otro.

Descargar Versión de Alta Resolución

El aceite de cocina es uno de los ingredientes culinarios más comunes en los hogares de los Estados Unidos. Se utiliza en innumerables platillos, pero ¿qué hace exactamente?

El propósito principal del uso del aceite de cocina es la transferencia rápida del calor a la comida que se está cocinando. Por esa razón, a menudo freír resulta más rápido que otros métodos de cocción como hervir o asar. El aceite de cocina tiene buena tolerancia a las altas temperaturas, lo que significa que no hierve ni se descompone de inmediato.

Además, el aceite de cocina puede agregar un sabor adicional dependiendo de lo que esté hecho, y puede resaltar los nutrientes solubles en grasa de los demás ingredientes. Cuando se utiliza para hornear, puede ayudar a retener la humedad, así como a ablandar y fermentar los ingredientes.

A pesar de estas ventajas, el principal inconveniente con el aceite de cocina (en especial el aceite vegetal) es que cuando se calienta, libera grasas trans, radicales libres y toxinas que pueden penetrar en los alimentos y causar daños en la salud.

Por Qué Debe Evitar a Toda Costa los Aceites Vegetales

Los aceites vegetales son uno de los aceites menos saludables que puede consumir. Son ricos en grasas trans, que es un ácido graso sintético que inhibe la producción de prostaciclina de su cuerpo, un factor que permite que la sangre fluya suavemente. Si su cuerpo no puede producir suficiente prostaciclina, se pueden formar coágulos de sangre en las arterias, lo cual aumenta el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca.

Además de poner en peligro su salud cardiovascular, las grasas trans incluso pueden afectar la memoria. Según un estudio publicado en Time, los participantes que consumían altos niveles de grasas trans recordaban 11 palabras menos que los que consumían niveles más bajos.

Gran parte del porqué los aceites vegetales contienen grasas trans es porque están hidrogenados, un proceso durante la fabricación en el que se coloca gas de hidrógeno en el aceite a alta presión. Las empresas utilizan este método para extender la vida útil de sus productos, sin embargo, lo hacen a costa de la salud de las personas.

Además, los aceites vegetales producen colesterol oxidado cuando se calientan, esto aumenta la formación de tromboxano, un factor que coagula la sangre, así como dos toxinas: aldehídos cíclicos y acrilamida.

En vista de toda esta información, ¿qué aceites vegetales debe evitar? Elaboré una lista de aceites vegetales que pueden poner en peligro su salud:

  • Aceite de soya: contiene muchas grasas omega-6 altamente procesadas. Cuando se utiliza para cocinar los alimentos, el aumento de los niveles de omega-6 puede provocar inflamación crónica.
  • Aceite de maíz: Al igual que el aceite de soya, el aceite de maíz tiene cantidades demasiado altas de omega-6 en comparación con el omega-3. De hecho, la proporción se estima en alrededor de 49:1. La proporción ideal debe ser de 1:1 solamente.
  • Aceite de semilla de algodón: Se estima que en los Estados Unidos el 93 % del algodón es transgénico. El consumo de aceite elaborado con plantas de algodón puede tener un efecto nocivo para la salud a largo plazo.
  • Aceite de canola: Puede que haya visto muchos anuncios que presentan al aceite de canola como un ingrediente de cocina seguro y saludable. Por desgracia, no es verdad, ya que al consumirlo, el aceite de canola puede introducir colesterol oxidado en el cuerpo.

En Lugar de Aceites Vegetales, Estos Son los Aceites de Cocina Más Saludables que Puede Utilizar

Dada la prevalencia de los aceites hidrogenados en el mercado, ¿qué opciones quedan? Afortunadamente, hay muchas alternativas saludables disponibles y fáciles de adquirir:

  • Aceite de oliva: Este aceite contiene ácidos grasos saludables que pueden ayudarle a reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas. Además, puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama en las mujeres.
  • Mantequilla de leche proveniente de vacas alimentadas con pastura: La mantequilla cruda, orgánica elaborada con leche saludable de vacas alimentadas con pastura contiene muchos nutrientes, como vitaminas A, D, E y K2. Además, contiene varios minerales y antioxidantes que pueden ayudarle a fortalecer su salud.
  • Aceite de cacahuate: Este aceite contiene niveles altos de omega-6 al igual que otros aceites vegetales, sin embargo, puede ser beneficioso para su salud (es alto en antioxidantes), siempre y cuando lo consuma sin calentar y con moderación.
  • Aceite de sésamo: Similar al aceite de cacahuete, el aceite de sésamo es alto en omega-6. Sin embargo, si se consume sin calentar y en pequeñas cantidades, puede ser beneficioso para su salud, en especial si sufre diabetes.
  • Aceite de coco: Considero que éste es el mejor aceite de cocina que puede utilizar para sus necesidades alimenticias. Tiene varios beneficios para la salud, que presento a continuación.

Cocinar con Aceite de Coco: Uno de los Mejores Aceites Que Puede Usar

Últimamente, el aceite de coco se ha vuelto muy popular y con toda razón. Creo que esta es una de las mejores cosas que puede añadir a su alimentación porque puede ayudarle a optimizar su salud en formas que no conocía. De hecho, yo lo uso sólo cada vez que cocino y creo firmemente que usted también debería hacerlo. Observe los increíbles beneficios que puede proporcionar:

  • Salud Cardiovascular

    El aceite de coco puede tener un efecto positivo en su salud cardiaca. Los investigadores descubrieron que consumirlo puede ayudar a mejorar sus niveles de colesterol bueno y al mismo tiempo reducir los niveles de colesterol malo. Como resultado, disminuye su riesgo de sufrir enfermedades cardiacas.
  • Aumento de Energía

    El aceite de coco puede ser una excelente y saludable fuente de energía, gracias a sus ácidos grasos de cadena media (AGCM). Cuando se consumen, los AGCM son rápidamente digeridos y el hígado los convierte en energía que puede utilizar de inmediato.
  • Control de Peso

    El aceite de coco, además de incrementar su energía, estimula su metabolismo para promover la quema de grasa corporal, lo cual ayuda a mantener un perfil de peso saludable.
  • Propiedades Antimicrobianas

    Los compuestos de aceite de coco pueden ayudar a mantener sus órganos internos libres de microbios. De acuerdo con un estudio realizado en ratones, aquellos que fueron alimentados con aceite de coco tuvieron una reducción significativa en Candida albicans, una cepa de levadura que provoca la candidiasis, mejor conocida como infección por hongos.
  • Salud Oral

    El aceite de coco se puede utilizar como enjuague bucal, una práctica de higiene que utiliza aceite para enjuagar la boca. Sus propiedades antimicrobianas ayudan a "extraer" y eliminar las bacterias y virus que viven en la boca, junto con los residuos de alimentos que se quedan entre los dientes.

Pruebe Estas Saludables y Deliciosas Recetas con Aceite de Coco

La Mejor Receta de Pollo Frito de Mamá

Receta de Salmón Supremo

Receta Saludable de Pie de Quínoa

Ingredientes:

  • 6 pechugas o muslos de pollo alimentado con pastura
  • 4 huevos orgánicos
  • 1/2 taza de harina de almendra
  • 2 cucharadas de perejil fresco o 1 cucharadita de perejil seco
  • 1 cucharada de ajo en polvo seco
  • 2 cucharadas de aceite de coco

Ingredientes:

  • 2 libras de salmón silvestre de Alaska o sockeye
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 1 cucharada de paprika
  • 1 cucharada de sazonador Old Bay*
  • Pimienta negra recién molida
  • Una pizca de sal del Himalaya

Ingredientes:

  • 1/2 taza de quinua
  • 2 tazas de col rizada picada
  • 4 tazas de lechuga romana picada
  • 3 cucharadas de aceite de coco
  • 1 taza de cebolla picada
  • 1/4 taza de cebolla verde picada
  • 3 huevos orgánicos
  • 1/2 taza de queso de cabra suave, rallado
  • 1/2 cucharadita de sal del Himalaya

Procedimiento:

  1. Bata los huevos en un tazón poco profundo.
  2. Combine la harina de almendra, el perejil y el ajo en un plato grande. Mezcle bien.
  3. Para preparar el pollo, sumerja una pechuga o muslo en el huevo batido, luego retírelo y sumérjalo en la mezcla de harina de almendra. Cubra ambos lados.
  4. A fuego medio en una sartén grande, caliente el aceite de coco y agregue el pollo. Saltee cada lado hasta que estén dorados, en alrededor de cinco minutos.
  5. Retire el pollo del fuego y colóquelo en una toalla de papel para que se enfríe.
  6. Continúe con las demás piezas de pollo.
Nota: No queme ni carbonice la carne y evite comerse las porciones negras.

Procedimiento:

  1. Precaliente el horno a 400 grados Fahrenheit.
  2. Enjuague y seque el salmón. Colóquelo en una bandeja para hornear y úntelo con aceite de oliva con una brocha por ambos lados. Coloque el lado de la piel del pescado hacia abajo y espolvoréelo con paprika y sazonador Old Bay. Muela un poco de pimienta negra y espolvoree una pizca de sal del Himalaya.
  3. Hornee durante 12 minutos. Retire del horno y cubra con papel de aluminio. Deje reposar de cinco a 10 minutos. El salmón se seguirá cocinando mientras reposa. Córtelo en cuatro piezas y sirva.

Nota: Si el sazonador Old Bay no está disponible, puede utilizar otro sazonador para pescado, o una combinación de sal de apio, mostaza deshidratada, pimienta negra y una pizca de lo siguiente: hojas de laurel molido, clavo molido, pimienta inglesa, jengibre, macis, cardamomo, canela y paprika.

Procedimiento:

  1. Coloque 1/2 taza de quínoa en una sartén con 1 taza de agua y sazone con sal, si lo desea. Cubra y deje hervir. Reduzca el fuego a medio-bajo y cocine a fuego lento durante 15 minutos mientras permanece cubierto.
  2. Retire la quínoa del fuego y colóquela en una sartén o tazón grande.
  3. Caliente una olla grande a fuego medio. Agregue 1 cucharada de aceite de coco, y después añada la lechuga romana y la col rizada picadas. Mezcle hasta que se marchiten.
  4. Pase las verduras a un colador y exprima el exceso de humedad. Revuelva las verduras picadas con la quínoa.
  5. Precaliente el horno a 350 grados Fahrenheit. Caliente 1 cucharada de aceite de coco a fuego medio. Agregue las cebollas y saltéelas durante 10 minutos o hasta que estén doradas. Añada las cebollas cocidas, cebollas verdes y el queso de cabra a la quínoa.
  6. Revuelva los huevos, agregue y sazone con sal del Himalaya.
  7. Coloque 1 cucharada de aceite de coco en un molde para pastel de 9 pulgadas y esparza de manera uniforme. Hornee durante 35 o 40 minutos o hasta que esté dorado. Deje que se enfríe un poco antes de servir.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, a menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado. Si está embarazada, amamantando, tomando medicamentos, o tiene una condición médica, consulte a su médico antes de usar productos a basados en este contenido.