Cuidado: La Soya Geneticamente Modificada Afecta su Libido Sexual
Seleccionar Idioma:

Llama Gratis en Estados Unidos: 1 (877) 985-2730 | Numero Internacional: 847-278-0763

Obtenga Gratis El Libro Tome Control De Su Salud...

Ocultar

Ocultar esto

¿Comer Este Alimento "Saludable" Podría Conducir al Celibato?

Publicado Por Dr. Mercola | 17 de Noviembre 2011

Peligros de la Soya
Resumen del artículo
  • Es importante entender las diferencias entre los productos de soya sin fermentar modernos y los alimentos de soya orgánicos y fermentados de manera tradicional. El primero NO brinda los mismos beneficios de salud que el último
  • El consumo de altas cantidades de soya sin fermentar puede deteriorar la función sexual masculina, causando la pérdida de la libido, disfunción eréctil y afectar la  producción de espermas
  • Miles de estudios han relacionado la soya sin fermentar con la desnutrición, problemas digestivos, enfermedades del sistema inmunológico, disfunción tiroidea, deterioro cognitivo, trastornos reproductivos, infertilidad, cáncer y enfermedades del corazón
  • Más del 90 por ciento de toda la soya cultivada en los Estados Unidos es modificada genéticamente (GM)- que tiene su propio conjunto de peligros a la salud muy peculiares, incluyendo el potencial de reducir la fertilidad- así que mientras que los alimentos GM no están etiquetados como tal, si usted come soya no orgánica, puede estar casi seguro de que es modificada genéticamente
  • Si usted padece de cualquiera de los siguientes problemas de salud, le recomendaría que examine su alimentación y que elimine toda la soya sin fermentar: cáncer de mama, daño cerebral, cálculos renales, alteraciones en la fertilidad, deterioro del sistema inmunológico, alergias severas o trastornos de la tiroides

Por el Dr. Mercola

¿La soya podría poner en peligro su deseo sexual hasta el punto de que lo lleve al celibato?

La sabiduría tradicional dice que sí y una buena cantidad de información científica lo respaldan.

Muchos estudios han demostrado que las isoflavonas estrogénicas de la soya interfieren con la producción y el uso de la testosterona en su cuerpo.

También existe un poco de evidencia acerca de que la soya puede causar ginecomastia (agrandamiento de las mamas masculinas) y mucha evidencia de su toxicidad para la reproducción.

La pieza de evidencia más reciente es un estudio de caso de un hombre de 19 años de edad que se volvió vegano, comenzó a consumir soya en grandes cantidades y poco después experimentó la pérdida de la libido y disfunción eréctil.

La evaluación del laboratorio reveló niveles bajos de testosterona con niveles elevados de DHEA.

De acuerdo con la Dra. Kaayla Daniels en un artículo publicado en el sitio web llamado Weston A. Price Foundation:

“Durante el año anterior a este estudio, la alimentación de este jovencito había acumulado una gran cantidad de isoflavonas de soya, con un promedio de 360mg al día, proveniente de la leche de soya, patatas de soya, tofu, salsa de soya, nueces de soya y edamame.

Este nivel de consumo de soya se pasa por mucho del promedio, sin embargo, eso se ha convertido en algo común últimamente, ya que las personas dejan de comer carne y productos lácteos y los sustituyen con productos de soya…

Después de interrumpir su alimentación vegetariana y al mismo tiempo eliminar los alimentos de soya, el joven se dio cuenta de una mejora gradual en la función sexual en el transcurso de un año y sus pruebas de laboratorio revelaron una normalización gradual de testosterona y de los niveles de DHEA.”

¿El Mito de la Soya Está Dañando su Salud?

Tal vez usted ya haya escuchado que el consumo de soya se remonta a miles de años y ha sido apreciada por sus beneficios que promueven la salud desde aquel tiempo. Si usted cree esto, no es el único. La introducción de la soya como alimento saludable en el oeste ha sido uno de los mitos de campaña más exitosos en la industria alimentaria.

Desafortunadamente, por mucho sólo la mitad es verdad y lo peor es que el engaño resulta peligroso.

La soya fue utilizada por primera vez como alimento durante la dinastía Chou (1134-245 AC), después los chinos aprendieron a fermentar los granos de soya para hacer alimentos como el tempeh, natto y tamari. El hecho clave aquí es que estos alimentos son fermentados, lo cual altera la composición de la soya y la hace apta para el consumo humano. Por desgracia, este hecho tan importante simplemente ha sido ocultado y en la actualidad muchos afirman que la soya sin fermentar tiene los mismos beneficios de salud que la soya fermentada.

Nada podría estar más alejado de la realidad…

Otra creencia errónea es que los asiáticos consumen grandes cantidades de alimentos de soya.

Pero una vez más, los hechos han sido tergiversados con el fin de obtener más ganancias. De acuerdo con el Weston A. Price Foundation, el promedio de consumo de alimentos de soya en China y Japón es de casi 10 gramos (2 cucharaditas) al día y se utiliza principalmente como condimento, NO como un reemplazo de la proteína de origen animal o de los lácteos. Y otra vez, estamos hablando de la soya fermentada. Los productos de soya modernos que no están fermentados simplemente no le otorgan los mismos beneficios a la salud que los alimentos de soya fermentados de manera tradicional.

Los Alimentos de Soya Sin Fermentar Pueden Interferir con la Producción de Esperma

Al final de este artículo, resumiré muchos de los peligros a la salud relacionados con el consumo de soya sin fermentar, pero primero, revisemos el impacto que tiene en la salud sexual.

El año pasado, un estudio chino publicado en el Asian Journal Andrology encontró que la genisteína (una isflavina que se crea de forma natural en la soya) altera el sistema de reproducción masculino al interferir con la producción de enzimas involucradas en el proceso de producción de espermas.

De acuerdo con los autores:

“Estas observaciones implican que la capacidad de las isoflavonas de soya para regular la biosíntesis de andrógenos en células de Leydig en parte se debe a la acción de la actividad de las células Leydig 3beta-HSD.  Debido al creciente consumo de productos alimenticios a base de soya y su efecto potencial en los niveles de andrógenos en la sangre, estos hallazgos son sumamente relevantes para la salud pública.”

Alimentos de Soya Sin Fermentar Implicados en la Pubertad Temprana

De acuerdo con otro estudio, hámsters femeninos jóvenes alimentados con la isoflavonas de soya  llamada genisteína mostraron signos físicos de madurez sexual e interés en el apareamiento mucho más rápido que los hámsters femeninos que maduraron de forma natural. En el caso de los machos, las isoflavonas de soya parecieron tener el efecto contrario, retrasando o retardando el desarrollo sexual.

Parte del problema se debe a que las isoflavonas de soya imitan al estrógeno tan bien que son capaces de unirse a los receptores de estrógeno.

Por lo tanto, en mujeres jóvenes tienen el poder de “activar” las características físicas y emocionales de la pubertad. (Sin embargo, la soya no es el único factor que causa la pubertad prematura. Otros estrógenos ambientales también desempeñan un papel importante, tales como BPA, pesticidas, carnes de supermercado, agua de grifo con estrógeno proveniente de las pastillas anticonceptivas y más.)  La pubertad prematura es preocupante, ya que las niñas que pasan por la pubertad temprana a corta edad tienen un riesgo mayor de desarrollar cáncer de mama y cáncer uterino, ambos tipos de cáncer están fuertemente influenciados por los estrógenos.

Los Peligros Adicionales de la Soya Modificada Genéticamente

Uno de las peores cosas sobre la soya es que del 90-95 por ciento de la soya es modificada genéticamente (GM) y el resultado de estudios hechos en animales acerca de la soya GM son preocupantes en muchos sentidos. Mientras que incluso la soya orgánica puede causar una serie de complicaciones de salud, la soya GM empeora las cosas aún más e incluso podría tener un impacto desastrosos en futuras generaciones.

Las semillas modificadas genéticamente o GM están diseñadas para ser “Roundup”

Lo que permite que los agricultores rocíen el herbicida de Monsato, Roundup, directamente en sus campos sin dañar los cultivos. (Por lo general, si usted rociara Roundup o cualquier otro herbicida a base de glifosato a una planta, esta moriría rápidamente.) Desafortunadamente, los cultivos GM se han vuelto muy populares por el uso de más pesticidas que el de los cultivos convencionales.

De acuerdo con Jeffrey Smith del Instituto de Tecnología Responsable, para el 2004 los agricultores utilizaran un estimado de 86 por ciento más herbicidas en campos de soya GM en comparación con los campo sin GM.

El ingrediente activo en el Roundup es el glifosato, que sumado con la soya, también puede alterar el delicado equilibrio hormonal del ciclo reproductivo femenino. También se sospecha que el glifosato causa daño genético, malformaciones congénitas, infertilidad y cáncer. Las mujeres que consumen productos de soya GM también están en un riesgo mayor de desarrollar menstruación retrógrada (el ciclo menstrual se acumula en el cuerpo en lugar de expulsarlo), que puede provocar endometriosis y en última instancia, infertilidad.

Es bien sabido que los cultivos GM contienen residuos de Roundup  y un estudio realizado en el 2009 demostró lo tóxicos que podrían ser estos residuos para su salud. Incluso cuando los investigadores examinaron las formulaciones de Roundup que estaban altamente diluidas (100,000 veces o más) en las células humanas, las células murieron durante las 24 horas.

Así que cuando se trata de la soya GM- y más del 90 por ciento de la soya cultivada en los Estados Unidos es GM- hay tres cosas por las que debe preocuparse:

  • Por la soya en si
  • La modificación genética y
  • El aumento de la carga de plaguicidas

¿La Soya GM Podría Esterilizar a Generaciones Futuras?

Las mujeres embarazadas en particular, necesitan tener cuidado con el consumo de la soya GM, ya que el daño causado a su hijo podría comenzar en el útero. El glifosato es tóxico para la placenta, que es la responsable de darle los nutrientes vitales a su hijo y eliminar los productos de desecho. Si su placenta está dañada, entonces podría causar un aborto involuntario o serios defectos de nacimiento.

Por lo tanto, si usted está embarazada, deje de consumir productos de soya sin fermentar inmediatamente.

Además, como lo describe Jeffrey Smith, autor del best-seller llamado “Seeds of Deception” y “Genetic Roulette”, están surgiendo más y más preocupaciones acerca del potencial de la soya GM para provocar esterilidad en futuras generaciones.

En un estudio en animales, hámsters fueron alimentados con soya GM por tres generaciones con el fin de evaluar sus efectos a largo plazo. La segunda generación tuvo una tasa cinco veces mayor de mortalidad infantil que el grupo de control, una tasa de crecimiento lenta, y llegaron a su madurez sexual más tarde de lo normal. Para la tercera generación, casi todos los hámsters fueron incapaces de reproducirse por completo, habían sido esterilizados de manera efectiva…

Entonces, ¿Cómo es que la soya GM está afectando la capacidad de reproducción humana?

Hasta el momento, no sabemos si en realidad puede causar esterilidad porque tomaría décadas antes de que esos efectos se vuelvan aparentes en la población humana. Es por eso que lo estudios en animales son tan importantes, dado a que la vida útil de un roedor es mucho más corta que la de un ser humano- y si esos resultados son alguna indicación, el futuro para los amantes de la soya podría ser desolador. Porque, recuerde, más del 90 por ciento de TODA la soya cultivada en los Estados Unidos está modificada genéticamente, así que mientras los alimentos contengan ingredientes GM no sean obligados a utilizar etiqueta, es casi seguro que si usted come soya, esta sea genéticamente modificada, a menos que la soya este certificada como 100 por ciento orgánica por USDA.

No Alimente NUNCA a su Bebé con Fórmula de Soya

Es importante entender que los bebés alimentados con fórmulas de soya reciben el estrógeno equivalente a al menos cuatro pastillas anticonceptivas al día y eso puede significar un desastre absoluto para su desarrollo.

Los bebés varones experimentan un aumento de testosterona durante sus primeros meses de vida, cuando los niveles de testosterona podían ser tan altos a los de un adulto varón. Durante este periodo, los bebés están programados para expresar características masculinas hasta después de la pubertad, tanto en el desarrollo de sus órganos sexuales como en otros rasgos de masculinidad.  Los estudios en animales indican que los fitoestrógenos en la soya son poderosos disruptores endocrinos y cuando usted alimenta a su bebé varón con fórmula de soya, su cuerpo se llena de hormonas femeninas que inhiben la testosterona.

En monos tití bebés, aquellos que fueron alimentados con isoflavonas de soya experimentaron una reducción de 70 por ciento de testosterona en comparación con el grupo de control alimentado con leche.

Este estado hormonal anormal puede alterar el patrón de desarrollo normal y además de “feminizar” su cuerpo, también puede conducir a problemas de aprendizaje y a trastorno por déficit de atención.

El desarrollo prematuro en el caso de las niñas también está relacionado con el uso y la exposición a los imitadores de estrógenos como los PBC y DDE. En la actualidad, casi el 15 por ciento de las niñas blancas y el 50 por ciento de las niñas afroamericanas muestran señales de pubertad, como el desarrollo de los senos y  vello púbico, antes de los ocho años. Algunas niñas muestran desarrollo sexual antes de los tres años.

Una vez más, las mujeres embarazadas necesitan estar conscientes de que el consumo de los fitoestrógenos incluso a niveles moderados durante el embarazo puede tener efectos adversos sobre el feto en desarrollo y el momento de la pubertad en la vida.

Los Muchos Peligros a la Salud a Casusa de la Soya

Como se mencionó al principio, los problemas de salud relacionados con la soya, ya sea orgánica o GM, son muchos. En su libro llamado “The Whole Soy Store”, la Dra. Kaayla Daniel señala que miles de estudios han relacionado la soya con desnutrición, problemas digestivos, daño en el sistema inmunológico, disfunción tiroidea, deterioro cognitivo, trastornos reproductivos e infertilidad- incluso cáncer y enfermedades del corazón.

Si usted tiene síntomas de cualquiera de las siguientes enfermedades o problemas de salud, le recomiendo firmemente que eche un vistazo más de cerca a su alimentación y que elimine todo tipo de soya sin fermentar:

Cáncer de mama Anomalías infantiles Cálculos renales Problemas de fertilidad
Daño cerebral Trastornos de la tiroides Deterioro del sistema inmunológico Severas alergias a los alimentos, potencialmente mortales

La siguiente lista resalta muchos de los problemas relacionados con la soya sin fermentar:

  • Niveles altos de ácido fítico en la soya reduce la asimilación de calcio, magnesio, cobre, hierro y zinc. El ácido fítico en la soya no es naturalizado por los métodos de preparación comunes, como el remojo, germinación y la cocción larga y lenta, sino que sólo con fermentación larga. La alimentación alta en ácido fítico ha caudado problemas de crecimiento en niños.
  • Los inhibidores de tripsina en la soya interfieren con la digestión de proteínas y podría causar trastornos pancreáticos. En pruebas en animales, la soya que contenía inhibidores de tripsina causó retrasos en el crecimiento.
  • Los fitoestrógenos de soya alteran la función endocrina y tienen el potencial de causar infertilidad y promover el cáncer de mama en mujeres adultas.
  • Los fitoestrógenos de soya son potentes agentes antitiroideos que causan hipotiroidismo y podría causar cáncer de tiroides. En bebés, el consumo de una fórmula de soya ha sido relacionado con la enfermedad tiroidea autoinmune.
  • Los análogos de vitamina B12 en la soya no son absorbidos y en realidad aumentan su necesidad de B12.
  • Los alimentos de soya aumentan la necesidad de su cuerpo de vitamina D3.
  • Las proteínas frágiles son sobre desnaturalizadas durante el proceso a altas temperaturas con el fin de producir proteína de soya aislada y proteína vegetal texturizada.
  • El procesamiento de la proteína de soya da como resultado la formación de lisinoalaninas tóxicas y nitrosaminas altamente cancerígenas.
  • El ácido libre de glutámico o MSG, una neurotoxina muy potente, se forma durante el procesamiento de los alimentos de soya y las cantidades adicionales se añaden a muchos alimentos de soya para enmascarar su desagradable sabor.
  • Los alimentos de soya contienen niveles altos de aluminio, que es tóxico para el sistema nervioso y riñones.

¿Qué Productos de Soya Son Buenos Para Usted?

Si usted revisara cuidadosamente los miles de estudios publicados sobre la soya, creo que llegaría a la misma conclusión que yo- que es, los riesgos a la salud relacionados con los productos de soya sin fermentar SOBREPASAN cualquier beneficio posible.

Sin embargo, hay UNA excepción y este son los productos tradicionales de soya orgánica fermentada, que tiene beneficios de salud relacionados con ellos. Esto debido a que el proceso de fermentación reduce los niveles de fitatos y “anti-nutrientes” de la soya, haciendo que las propiedades benéficas estén disponibles para su sistema digestivo. Por favor comprenda que el tofu NO es un alimento de soya fermentado y por lo tanto no se encuentra en la lista de productos de soya recomendados.

Los alimentos de soya que recomiendo principalmente son:

  • Tempeh, un pastel de soya fermentada con una textura firme y con sabor a nuez y hongos.
  • Miso, una pasta de soya fermentada con una textura cremosa y salada (utilizada frecuentemente en la sopa de miso).
  • Natto, soya fermentada con una textura pegajosa y rígida, con sabor a queso.
  • Salsa de soya, tradicionalmente hecha con soya fermentada, sal y enzimas. Pero tenga cuidado con las muchas variedades que se venden en el supermercado actualmente, ya que son hechas artificialmente mediante un proceso químico.