¿Puede la Miel Curar Alergias?
Seleccionar Idioma:

Llama Gratis en Estados Unidos: 1 (877) 985-2730 | Numero Internacional: 847-278-0763

Obtenga Gratis El Libro Tome Control De Su Salud...

Ocultar

Ocultar esto

Nueva Evidencia... ¿Podría una Cucharadita al Día Solucionar sus Problemas de Alergias?

Publicado Por Dr. Mercola | 27 de Mayo 2011

Honey

Muchas personas que sufren de alergias creen que la miel producida localmente puede aliviar sus síntomas.  La idea es que las abejas se cubren de esporas de polen cuando saltan de una flor a otra - las esporas son posteriormente transferidas a la miel.

Se cree que mediante el consumo de miel, incluso solo una cucharadita al día, puede crear inmunidad a través de la exposición gradual.

Por alguna razón el New York Times recientemente eligió informar sobre este tema, citando los resultados negativos de un estudio de hace casi una década, indicando que:

"En el estudio… los científicos siguieron decenas de personas con problemas de alergias causadas por la temporada de alergias durante la primavera. Las personas fueron divididas aleatoriamente en tres grupos. Un grupo consumió una cucharadita diaria de miel cultivada localmente, sin pasteurizar o sin filtrar; otro grupo consumió miel comercial; y al tercer grupo se le dio un placebo de jarabe de maíz con sabor sintético a miel.

Después de darle seguimiento a los síntomas de las personas por varios meses, los científicos descubrieron que ninguno de los grupos que fue alimentado con miel registraron mejoras en comparación con el grupo que consumió placebo."

Después de darle seguimiento a los síntomas de las personas por varios meses, los científicos descubrieron que ninguno de los grupos que fue alimentado con miel registraron mejoras en comparación con el grupo que consumió placebo."

Este nuevo estudio evaluó los efectos del uso de la miel de polen de abedul o miel regular en los síntomas y la medicación durante la temporada de polen abedul.

Un total de 44 pacientes que fueron diagnosticados con alergias de polen de abedul consumieron diariamente miel de polen de abedul o miel regular desde noviembre hasta marzo.  El grupo de control consistió en 17 pacientes que estaban utilizando su medicamento usual para las alergias para controlar los síntomas.

El estudio descubrió que, durante la temporada de polen de abedul, comparado con el grupo de control, los pacientes tratados con la miel de polen abedul experimentaron:

  • 60 por ciento de reducción en los síntomas
  • El doble de días asintomáticos
  • 70 por ciento menos días con síntomas severos
  • Utilizaron 50 por ciento menos antihistamínicos

El link al artículo del New York Times de abajo podría requerir la subscripción para ser visto.  Puede sin embargo verlo en su totalidad mediante una búsqueda en el internet.

Fuentes:
Comentarios del Dr. Mercola

El asma es un problema creciente, tanto en los niños como en los adultos.  En las últimas dos décadas, la incidencia del asma ha aumentado en más del 300 por ciento, y ahora afecta a casi 20 millones de estadounidenses.

La miel producida localmente es considerada por muchos como un tratamiento alternativo viable, a pesar de la carencia de evidencia científica sobre su eficacia.  Sin embargo, antes de desechar la idea por la carencia de evidencia, vale la pena señalar que pocos estudios se han realizado en la miel local utilizada como un remedio para el asma.  La falta de pruebas no debe ser comparada  con la falta de eficacia.

Tuve que realizar varias investigaciones solo para encontrar las referencias que le proporcionare más adelante en este artículo.  Existe sin embargo, evidencia anecdótica de personas que lo han probado con gran éxito.  Y la evidencia anecdótica puede ser muy importante cuando se considera un tratamiento.  Por ejemplo, muchos medicamentos son recetados no porque haya extensos estudios que muestran los resultados benéficos, sino porque “se corre la voz” de que determinado medicamento “parece proporcionar los beneficios” a los problemas de salud no relacionados con su uso aprobado.

La Teoría de la Miel Local Usada como Tratamiento para el Asma

La teoría por si misma parece ser bastante buena

La idea es que la miel producida localmente, que contiene esporas de polen colectadas por las abejas de las plantas locales, puede actuar en la misma manera que las vacunas.  Al introducir una pequeña cantidad de alérgenos en su sistema, su sistema inmunológico es activado y con el tiempo puede construir inmunidad natural contra ella.

¿Por qué la miel debe ser producida localmente?

Debido a que las alergias son  activadas a través de la exposición al polen presente en su área local.  En diferentes estados, por ejemplo, pueden tener diferentes tipos de plantas silvestres, pastos y otros follajes, cada uno de ellos pueden causar reacciones alérgicas en diferentes personas.

La recomendación típica es tomar una cucharadita al día de miel producida localmente, comience unos meses ANTES de la temporada de polen, para permitir que su sistema desarrolle la inmunidad.

¿Qué Dice la Ciencia?

El estudio presentado por el New York Times, publicado en el año 2002, descubrió que la miel local no ofrece beneficios sobre el placebo.

Sin embargo, un estudio mucho más reciente, publicado este año, difiere en su conclusión.

Este estudio “evaluó los efectos del uso de la miel de polen de abedul (polen de abedul agregado a la miel) o miel regular en los síntomas y medicación durante la temporada de polen de abedul.” Una de las diferencias principales entres estos dos estudios es que este último se reduce a un alérgeno especifico (el abedul).

Un total de 44 pacientes diagnosticados con alergias al polen de abedul consumieron miel de polen de abedul o miel regular diariamente desde noviembre hasta marzo.  El grupo de control consistió en 17 pacientes que estaban utilizando sus medicamentos para las alergias habituales para controlar los síntomas.  De abril a mayo, los pacientes registraron diariamente sus síntomas y el uso de los medicamentos.

El estudio descubrió que, durante la temporada de polen de abedul, comparado con el grupo de control, los pacientes tratados con la miel de polen abedul experimentaron:

  • 60 por ciento de reducción en los síntomas
  • El doble de días asintomáticos
  • 70 por ciento menos días con síntomas severos
  • Utilizaron 50 por ciento menos antihistamínicos

Curiosamente, hubo poca diferencia entre los dos grupos que utilizaron la miel (los que tomaron miel regular en comparación con los que tomaron miel de polen de abedul).  No obstante, el grupo  que tomo miel de polen de abedul utilizo menos histaminas comparado con el grupo de personas que utilizaron miel regular.

Los autores concluyeron que:

"Los pacientes que utilizaron la miel de polen de abedul antes de la temporada, tuvieron significativamente mejor control de sus síntomas comparado con las personas que tomaron medicamentos convencionales solamente, y tuvieron ligeramente un mejor control comparado con las personas que solo utilizaron miel regular.

Los resultados deberían ser considerados como preliminares, pero ellos indican que la miel de polen de abedul podría servir como uan terapia complementaria para las alergias causadas por el polen de abedul.”

Miel para la Fiebre de Heno o Polinosis

Otra fuente de información proviene de un pequeño libro, publicado en 1990, llamado La miel y la fiebre de heno: un informe sobre el tratamiento de la fiebre de heno con miel.  El resumen manifiesta que:

“[U]n pequeño ensayo clínico con 21 pacientes que sufrían de fiebre de heno se llevo a cabo.  Se les aconsejo a los pacientes que comieran de 10-20 gramos de miel cada día por un periodo que durara desde el otoño de 1987 hasta la siguiente temporada de fiebre de heno.  En algunos casos los participantes se comieron la tapa del panal de miel.  Los pacientes llenaron reportes detallados sobre los síntomas experimentados durante el estudio y se resumieron en una tabla.

La edad media de los 16 pacientes que tuvieron efectos beneficioso fue de 42.6 años, comparado con la edad promedio 33.2 años de las personas que no presentaron ningún beneficio.  Los pacientes que registraron beneficios habían sufrido de fiebre de heno por más tiempo (en promedio 24.8 años) que los otros cinco pacientes (17 años).”

Aunque no poseo este libro, por lo que no puedo especificar los beneficios ni que tan substanciales son, parece que una gran mayoría, 16 personas de 21, sí reportaron alguna forma de efectos benéficos de la miel. En este caso, parece como si se hubiese utilizado miel regular, a diferencia de la miel cultivada localmente. Pero como lo indican los resultados del estudio de arriba, la miel regular podría impartir algunos beneficios, sin importar si es cultivada localmente o no…

Dos Advertencias Importantes

Si bien creo que las afirmaciones anecdóticas que manifiestan que la miel cultivada localmente puede ayudar a reducir los síntomas del asma son verdaderas, es importante darse cuenta que la miel por si misma puede también ocasionar en algunos casos reacciones alérgicas graves, incluyendo shock anafiláctico.  Por lo tanto, no debería utilizar la miel si ha tenido reacciones adversas a la miel en el pasado.  También tenga cuidado y al principio úsela con moderación hasta que confirme que puede tolerarla.

Otro punto importante a recordar es que la miel es rica en fructosa, entre 70-80% del contenido de la miel es fructosa, lo que en cantidades excesivas puede empeorar la resistencia actual a la insulina y causar estragos en su cuerpo.

Cada cucharada de miel tiene casi cuatro gramos de fructosa, así que tenga cuidado en agregar el total  de gramos de fructosa (incluyendo las frutas) que consume diariamente, y manténgase por debajo de los 25 gramos al día.  Esto es especialmente importante si usted sufre de síntomas de niveles elevados de insulina, como:

  • Sobrepeso
  • Presión arterial alta
  • Niveles altos de colesterol
  • Diabetes

Pero mientras la use con moderación, es probable que la miel sin procesar le ayude a promover su salud y puede de hecho ayudarle a aliviar los síntomas del asma

El "Tratamiento" MÁS Importante para las Alergias que Necesita Cuidar

Aunque creo que sin duda debería tratar de usar la miel local para reducir los síntomas del asma, existen otros factores de estilo de vida y alimentación que juegan un papel absolutamente IMPORTANTE en el asma, llamado vitamina D.  De hecho, una investigación reciente sugiere que la deficiencia de vitamina D puede ser la causa principal del asma.  Esto quiere decir que muchas personas están sufriendo innecesariamente  de enfermedades potencialmente fatales, ya que la deficiencia de vitamina D es fácil de remediar.

Es importante recordar que es probable que usted necesite más de la cantidad diaria recomendada, que es de 200 a 600 unidades al día, dependiendo de su edad.  Es importante asegurarse de que sus niveles terapéuticos se encentren de 50-70ng/ml.

De preferencia, asegúrese de obtener su vitamina D mediante la exposición solar.

Tenga en cuenta que los bloqueadores solares son un escudo que impide que la piel produzca su propia vitamina D. Otra alternativa es el uso de una cama de bronceado segura o si ninguna de estas opciones están disponibles, supleméntese con vitamina D3 en forma oral.

Si sus niveles se encuentran en 60 ng/nl, entonces hay un alta probabilidad - especialmente si lo combina con ejercicio y balancea sus niveles de grasas de omega-3 y omega-6 como se describe más abajo—de que no experimente problemas de asma.

Estrategias Adicionales Efectivas y Seguras para Curar el Asma

Aunque el asma es una enfermedad muy seria, tratarla con seguridad no es un asunto complicado. El primer paso es la optimización de sus niveles de vitamina D, pero también existen otras estrategias básicas que le ayudaran a tratar la raíz del problema.

En mi experiencia, las siguientes estrategias son altamente efectivas para curar el asma:

  • Aumenta su consumo de grasas animales de omega-3 - No puedo enfatizar lo importante que es obtener cantidades suficientes de grasas de omega-3 de alta calidad en su alimentación.

    Aunque creo firmemente que todos necesitamos grasas de omega-3 de plantas, la diferencia es que muchas personas no poseen la maquinaria metabólica para convertir rápidamente el ALA (acido alfa linoleico) de estas plantas en grasas de mayor orden que son DHA y EPA, que son potentes antiinflamatorios.

    A pesar de que sigo recomendando el aceite de pescado en algunos casos, creo que el aceite de kril es una mejor fuente de grasas de omega-3 para la mayoría de las personas.

  • Reduzca su ingesta de grasas de omega-6 - Además de agregar omega 3 a su alimentación, también es importante reducir la cantidad de grasas de omega-6 que consume ya que el balance de estas dos grasas es muy importante.

    Muchas personas no se dan cuenta que hace aproximadamente un siglo, las personas solo consumían de 1- 2 libras de grasas de omega-6 a base de plantas al año. Hoy en día el estadounidense promedio consume cerca de 75-80 libras al año de estos aceites vegetales, como el aceite de maíz, la soya y el cártamo.

    Cuando usted consume una gran cantidad de estos, lo que es muy probable si consume muchos alimentos procesados, el balance entre las grasas de omega-3 y omega-6 se distorsiona, eso provoca el tipo de inflamación que le causara asma.

  • Considere la hipótesis de la higiene - Existe una tendencia en nuestra cultura moderna a ser obsesivo con la limpieza, especialmente en los niños.  Sin embargo, esto puede no ser tan saludable como se pensaba inicialmente.  Parece que, el estar expuesto a frecuentes infecciones bacterianas  y virales cuando se es niño puede ser decisivo para proporcionar el estimulo a su sistema inmunológico para que prevenga el asma naturalmente.
  • Haga ejercicio regularmente - El ejercicio (especialmente al aire libre si tiene problemas de asma) es muy importante ya que le ayuda a moderar sus niveles de insulina.  Aumenta la sensibilidad del receptor de la insulina, y como resultado su cuerpo produce menos insulina, lo que tienden a  optimizarse.

También puede utilizar pruebas de alergias para fortalecer su sistema inmunológico.  Sin embargo, mi experiencia es que las pruebas convencionales no son muy eficaces y hay un cierto riesgo.  La mejor prueba seria la prueba de neutralización de provocación, que es una prueba intradérmica.

 La Academia Americana de Medicina Ambiental (AAEM) tiene una lista de médicos que están capacitados en esta eficaz técnica.

En cuanto a los remedios naturales, puede probar la mantecona (Petasites hybridus).  Este arbusto perene se ha utilizado desde tiempos antiguos para curar una gran variedad de condiciones.  En el siglo 17, la mantecona era utilizada para curar la tos, el asma, las heridas de la piel.  Desde entonces los investigadores han identificado los compuestos en la  mantecona que le ayudan a reducir los síntomas del asma mediante la inhibición de leucotrienos y histaminas, que son responsables de la agravación de los síntomas del asma.

También recuerde que los productos lácteos pasteurizados son conocidos por hacer empeorar el asma.