Ocultar

Cómo Reducir el Riesgo de Cáncer de Mama de Forma Natural

Publicado Por Dr. Mercola | 20 de Octubre 2013

Seleccionar Idioma:

Cancer de Mama
Historia en Breve:
  • Miles de estudios demuestran que unos simples cambios en las estrategias de estilo de vida pueden ser tremendamente positivos para combatir el cáncer de mama. Esto incluye los alimentos, suplementos, hierbas, ejercicio y la exposición al sol
  • Muchas estrategias de estilo de vida analizadas tienen la capacidad de reducir su riesgo de cáncer en casi el 50 por ciento, algunas veces más. Optimizar sus niveles de vitamina D, por ejemplo, ha demostrado reducir la incidencia de cáncer de mama en un 77 por ciento en cuatro años
  • Las estrategias de protección que son efectivas para combatir el cáncer de mama también sirven para otros tipos de cáncer. Las estrategias de prevención del cáncer también eliminarán prácticamente todos los otros trastornos crónicos
  • La termografía puede ser una herramienta de detección, ya que puede detectar el potencial para el cáncer. Identificando las áreas más inflamadas, usted puede hacerle frente a la causa de la inflamación antes de que el cáncer tenga la oportunidad de desarrollarse

Por el Dr. Mercola

De acuerdo con las estimaciones de la American Cancer Society, cerca de 232,300 mujeres serán diagnosticadas con cáncer de mama en el 2013 y cerca de 39,600 morirán a causa de esta enfermedad.

La Dra. Christine Horner está muy familiarizada con el cáncer de mama. Ella comenzó su carrera como cirujano plástico general certificado, realizando cirugías de reconstrucción de mamas en mujeres que habían sido sometidas a mastectomías completas debido al cáncer de mama.

Cuando la Dra. Horner aún estaba en la universidad, su madre desarrolló cáncer de mama. A pesar de ser sometida a una mastectomía y tratar exitosamente un segundo tumor de mama que apareció 13 años después que el primero, murió a causa del cáncer que se extendió (metástasis) a su fémur.

“Eso fue lo que realmente sacudió mi mundo,” dice la Dra. Horner. “Mientras tanto, comencé mi práctica en la cirugía plástica.

Debido a que mi madrea había tenido cáncer de mama, pensé, bueno, me gustaría participar en la American Cancer Society. Fui la portavoz de la American Cancer Society sobre temas del cáncer de mama.

Fui entrenada para decir, “No sabemos qué lo causa. No tenemos ninguna cura conocida. Lo mejor que pueden hacer las mujeres son las mamografías y exámenes de mama con la esperanza de detectarlo a tiempo para salvar vidas.”

Entonces fue como, “Bien, eso no le sirvió a mi mamá.” Y después, con mi práctica me di cuenta que mis pacientes comenzaban a ser más jóvenes y más jóvenes. Finalmente, estaba haciéndole cirugía a mujeres en sus 20s. Por lo que pensé, algo aquí anda muy mal.”

Miles de Estudios Demuestran Por Qué No Estamos Ganando la Guerra contra el Cáncer…

La Dra. Horner comenzó a revisar la literatura médica en busca de pistas que pudieran revelar una respuesta para el dramático aumento del cáncer de mama, que ahora estaba apareciendo en mujeres cada vez más jóvenes.

Lo que descubrió fue que miles de estudios demuestran exactamente por qué tenemos una epidemia de cáncer- los factores que contribuyen con esta epidemia y los factores de protección.

“Y todos eran naturales,” dice ella. “Son los alimentos, suplementos, hierbas, alimentación y estilo de vida…Soy cirujano plástico certificado…son 11 años de preparación.

No tuve ni un solo curso en nutrición. No aprendía nada sobre salud- nada. Todo lo que aprendí fue cómo suprimir o eliminar los síntomas con medicamentos farmacéuticos.

No fue hasta que descubrí que existe una gran relación con la alimentación, hierbas, estilo de vida y también con las emociones, que pensé, bien, estos son los verdaderos secretos para una buena salud.”

Como resultado de su investigación, comenzó a prepararse en Ayurveda, un sistema tradicional de medicina de la India. “Ayur” significa vida y “veda” significa conocimiento, así que literalmente significa “el conocimiento de la vida”, que si se sigue al pie de la letra puede traer balance y mejoras en la inteligencia innata de autocuración del cuerpo.

La verdad es que, existen muchas estrategias simples que pueden reducir drásticamente sus probabilidades de desarrollar cáncer o cualquier otra enfermedad crónica, las estrategias no vienen acompañadas de efectos secundarios dañinos.

“Decidí dejar mi trabajo y dedicarme a enseñarle a las personas lo que estas estrategias pueden hacer- cosas simples que cualquier persona puede poner en práctica- y que puede tener un impacto dramático en su vida,” dice la Dra.

“Con toda mi investigación en el área del cáncer de mama, pienso que lo primero que haré es escribir un libro sobre todos los enfoques naturales para protegerla y combatir el cáncer de mama, ya que sin duda, tenemos la información necesaria para acabar con la epidemia de cáncer de mama. No me cabe la menor duda.”

Vale la pena mencionar que estas mismas estrategias también  pueden aplicarse para otros tipos de cáncer. Por ejemplo, los tumores de próstata y colon, que son similares a los tumores de cáncer de mama, ya que ciertas hormonas hacen que crezcan. Por lo tanto, las estrategias de protección que son efectivas para el cáncer de mama también funcionan para otros tipos de cáncer. Las estrategias de prevención también eliminarán prácticamente la mayoría de los trastornos crónicos.

Su dedicación, investigación y últimos hallazgos la llevaron a escribir su libro Waking the Warrior Goddess: Dr. Christine Horner's Program to Protect Against and Fight Breast Cancer, que contiene enfoques cien por ciento naturales respaldados por investigaciones para proteger y tratar el cáncer de mama.

La Detección Convencional del Cáncer NO Es una Estrategia de Prevención

Cuando se trata del cáncer de mama, es importante entender que hacerse mamografías de forma regular NO ayudará a prevenir nada. De hecho, las mamografías, en las que se emplea radiación, pueden aumentar su riesgo debido a que la radiación ionizante por si sola causa cáncer…Como lo escribe la Dra. Horner en su libro:

“Un estudio europeo publicado en el 2012 encontró que cuando las mujeres que tiene predisposición genética para el cáncer de mama (BRCA1 o BRCA2 mutación genética) están expuestas a cualquier diagnóstico por radiación antes de los treinta años de edad, aumentan su riesgo de cáncer de mama en un 90 por ciento.

El estudio también encontró que una historia de mamografía antes de los treinta aumentó el riesgo en un 43 por ciento. De hecho, incluso una mamografía antes de los treinta años para las mujeres con BRCA1 mutación genética estuvo relacionada con un aumento del riesgo.

Un nuevo tipo de mamografía que es promocionada como mucho mejor para la detección del cáncer de mama, conocida como tomosíntesis, toma imágenes de las mamas en 3D. Definitivamente debe evitar este tipo de mamografías porque utiliza tres veces más radiación que el tipo estándar.

Además, las mamografías:

  • Son incorrectas el 80 por ciento de las veces (dando falsos negativos o falsos positivos)
  • Usan compresión, lo que daña el tejido de las mamas o hace que el cáncer se propague
  • No son efectivas para más del 50 por ciento de las mujeres (las mujeres con mamas densas o implantes)
  • Pueden dar un sobre-diagnóstico o sobre-tratamiento en tipos de cáncer no invasivos
  • Puede conducir a la inquietante práctica de mastectomía doble “preventiva”

Las resonancias magnéticas (MRI por sus siglas en inglés), que no utilizan radiación ionizante, no son una herramienta práctica, ya que son muy caras y al igual que las mamografías, no son muy específicas. El ultrasonido es otra técnica utilizada en la medicina occidental. El ultrasonido tradicional puede ver si una masa es quística o sólida.

Pero aunque la masa sólida muchas veces es considerada como algo que podría causar preocupación, no es algo cien por ciento seguro, ya que los tumores de cáncer algunas veces pueden tener quistes en ellos.

En su libro, la Dra. Horner también menciona otro tipo de ultrasonido llamado “elastografía”, que muestra la elasticidad de los tejidos.

Por lo general, los tejidos cancerosos son más rígidos que los tejidos sanos, así que este ultrasonido puede identificar el cáncer en base a la firmeza de los tejidos. Muchos estudios publicados desde el 2007 han concluido que la elastografía es una herramienta útil para detectar el cáncer sin el uso de radiación dañina. También ayuda a reducir el número de biopsias innecesarias de los resultados falsos positivos de las mamografías.

La Mayoría de las Estrategias de Prevención Naturales Reducen Su Riesgo a la Mitad

Sin embargo, lo más importante, es el descubrimiento de la Dra. Horner de que la mayoría de las estrategias de estilo de vida que han sido científicamente probadas tienen la capacidad de reducir su riesgo de cáncer en un 50 por ciento, algunas veces más. Y aun así prácticamente nadie en la medicina convencional habla de esto, ni comparte estos hallazgos con sus pacientes. ¿Por qué? Por ejemplo, la cúrcuma reduce su riesgo en casi la mitad, mientras que la optimización de los niveles de vitamina D ha demostrado reducir la incidencia de cáncer de mama en un 77 por ciento1 en cuatro años.

Por supuesto, otros factores de estilo de vida también son importantes en la prevención del cáncer, tales como la nutrición, el ejercicio, el sueño y el control del estrés. Sin embargo, la importancia de la vitamina D parece aumentar con cada estudio que emerge. Carole Baggerly, fundadora de GrassrootsHealth- una organización dedicada a crear conciencia sobre el importante papel que desempeña la vitamina D en la salud- cree que hasta un 90 por ciento del cáncer de mama ordinario está relacionado con la deficiencia de vitamina D, que es 100 por ciento prevenible.

A pesar de su nombre, la vitamina D es un poderoso esteroide de neuro-regulación con influencia epigenética en más de 2,000 genes en su cuerpo. Eso es casi el 10 por ciento de todos sus genes. Existen más de 830 estudios científicos que demuestran la efectividad de la vitamina D en el tratamiento contra el cáncer y personalmente, creo que es una negligencia el no optimizar los niveles de vitamina D cuando se está tratando el cáncer. En este caso, sus niveles de vitamina D deberían estar entre 70-100 ng/ml.

Ahora bien, si hacer UN solo cambio benéfico puede reducir su riesgo a la mitad o más…imagine lo que puede pasar si hace muchos cambios en su estilo de vida.

“Es sumamente fácil disminuir dramáticamente el riesgo de desarrollar esta enfermedad,” dice la Dra. Horner. “Y entonces se va el miedo. No tenemos que tenerle miedo a esta horrible enfermedad…tenemos el poder de disminuir dramáticamente nuestro riesgo.”

Lo más importante, la Dra. Horner descubrió que existe una serie de hábitos de salud que hemos dejado de hacer en la cultura moderna y que sirven de protección contra el cáncer. Hemos alterado dramáticamente nuestra alimentación - dejando nuestra cocina nativa basada en alimentos enteros por alimentos altamente procesados - y haciendo muy poca actividad física, por ejemplo. También nos han dicho que debemos tenerle miedo al sol y hemos llenado a nuestros hijos de protectores solares tóxico, en lugar de aprovechar los tremendos beneficios de la producción de la vitamina D que nos brinda la exposición adecuada al sol. Afortunadamente, esto factores están bajo su control personal.

Cuando Se Trata de Opciones para Detectar el Cáncer de Mama, Usted Tiene una Opción

La Dra. Horner es una firme defensora del uso de la termografía para seguir los cambios fisiológicos que podrían indicar las primeras etapas de la formación del cáncer. A diferencia de la mamografía, la termografía no proporciona una imagen anatómica. Sino que, mide el calor infrarrojo emitido por su cuerpo y lo traduce a información en imágenes térmicas.

La termografía no requiere de compresión mecánica o radiación ionizante y puede detectar signos de cambios fisiológicos debido a la inflamación o aumento del tumoral relacionado con el flujo sanguíneo aproximadamente 8-10 años antes que la mamografía o un examen físico que puede detectar una masa.

“Para mí, es una herramienta increíblemente útil,” dice la Dra. Horner. En su libro, ella escribe: “Las investigaciones demuestran que, a diferencia de las mamografías, cuando la termografía sospecha que algo anda mal, por lo general así es. Un estudio publicado en el American Journal of Radiology en enero del 2003, concluyó que esta tecnología podría ayudar a prevenir la mayoría de las biopsias innecesarias: La imagen infrarroja (termografía) ofrece un procedimiento no invasivo seguro que podría ser muy útil como complemento de la mamografía para determinar si una lesión es benigna o maligna.”

La Termografía Puede Darle el Poder para Tomar el Control de su Salud

Dado a que puede darle casi una década de “tiempo de espera”, puede ser una herramienta muy poderosa. La imagen debería indicar el área de inflamación, por lo que inmediatamente puede comenzar a aplicar estrategias para revertir tales síntomas y en un par de meses ser capaz de confirmar si está funcionando por medio de otra imagen. Debido a que es tan dañino como tomarse una foto, no necesita preocuparse por la frecuencia de los seguimientos.

“Uno de los usos más interesantes e importantes de la termografía, a mi parecer, es que es capaz de utilizarse en mujeres jóvenes,” dice la Dra. Horner. “Mientras antes se lo hagan, más pronto se involucran en su propia salud…

Las mamografías casi no sirven en mujeres de 40 años para abajo debido a que su tejido mamario es muy denso. Además, la otra cosa realmente aterradora es que cuando nuestro tejido mamario es joven, es más sensible a la radiación. Sabemos que la radiación contribuye con la causa del cáncer de mama. ¿Por qué practicarse una prueba que utiliza algo que en realidad puede causar la enfermedad? ¿Hola? No vale la pena.”

Le repito, la razón por la que la termografía es tan efectiva como herramienta de prevención es debido a que puede detectar el potencial del cáncer y puede detectar los tipos de cáncer formados en una etapa temprana, mucho antes que la mamografía. Esencialmente, detecta áreas de mucha inflamación, que pueden verse con “puntos caliente” con potencial cancerígeno.

Pero es importante entender que la termografía no diagnostica el cáncer. Una vez más, las lecturas de altas temperaturas indicas altos niveles de inflamación, lo que puede provocar cáncer. Pero si su termografía muestra áreas de alta inflamación, no significa que tiene cáncer. Sino que le hace saber que necesita tratar la inflamación para evitar la deterioración y en algunos casos el área necesita mayor evaluación.

¿Qué Dice la Ciencia Sobre la Soya Sin Fermentar y el Cáncer de Mama?

Normalmente recomiendo evitar la soya sin fermentar debido a que es rica en estrógenos vegetales o fitoestrógenos, también conocidos como isoflavones. Sin embargo, la Dra. Horner no está de acuerdo con la noción de que la soya puede trabajar en conjunto con los estrógenos humanos para aumentar la proliferación de células mamarias, por lo tanto aumentando su riesgo de mutaciones y células cancerosas.

“Después de toda esta investigación, estoy consciente de que las controversias de los estrógenos vegetales,” dice ella. “Se trata de los siguientes hechos que puedo decirle. La mayoría de las preocupaciones sobre los “estrógenos vegetales” provienen de un estudio en el que una sustancia química de la soya aislada, la genisteína, se les dio a algunas mujeres durante más de un año en forma de suplemento. Al final del año, las células mamarias en estas mujeres mostraron signos de estimulación. Este estudio ciertamente aumenta la preocupación de que tomar suplementos de genisteína concentrada no protege los tejidos mamarios, de hecho podría aumentar el riesgo de cáncer.

Por lo tanto, tomar este tipo de suplemento no es algo recomendable, Pero muchas personas llegaron a la conclusión de que todos los alimentos de soya o cualquier cosa con fitoestrógenos deben tener los mismos efectos en nuestros cuerpos y por lo tanto deberían de ser evitados. Pero, miles de estudios demuestran que comer alimentos ricos en “estrógenos vegetales” como los alimentos de soya enteros, disminuye el riesgo de cáncer de mama. Los alimentos de soya entera tienen muchos fitoestrógenos diferentes, así como cientos de otros componentes y son claramente procesados en su cuerpo de forma diferente a la genisteína aislada.”

Las semillas de lino, por ejemplo, también contiene fitoestrogenoes y de acuerdo con la Dra. Horner, hay cientos de estudios que demuestran que la linaza no solo lo protege del cáncer de mama de forma más efectiva que cualquier otro alimento que conocemos, sino que también reduce los tumores de mama. Ella también cita la investigación de Lilian Thompson de la Universidad de Toronto, que ha hecho muchos estudios sobre las semillas de lino y los tumores relacionados con los estrógenos. En uno de los estudios de la Dra. Thompson, encontró que las mujeres que tomaron semillas de lino durante tres semanas redujeron los tumores de mama.

“Tuve una experiencia personal con esto,” dice la Dra. Horner. “La madre de mi gerente de negocios desarrolló cáncer de mama. Le dije que tomara tres cucharadas de semillas de lino al día, además de un potente antioxidante a base de hierbas. Su tumor era de 1.5 cm en la mamografía. En el momento de la cirugía tres semanas después su tumor se había reducido a 0.5 cm.

Con todos estos efectos para combatir el cáncer, no es de sorprender, que las investigaciones demuestren que las mujeres con los niveles más altos de lignanos en su cuerpo tienen menor riesgo de cáncer de mama. Las semillas de lino contienen 100 veces más lignanos que cualquier otra fuente vegetal y son uno de los alimentos más poderosos que puede comer para disminuir su riesgo de cáncer de mama.

Aquí la clave para entender esta controversia: Los estrógenos de origen vegetal no son iguales a los producidos por su cuerpo o a los estrógenos sintéticos encontrados en la terapia de reemplazo hormonal. Son muy diferentes. Muchos actúan como moduladores selectivos de estrógenos o SERMS (tamoxifeno es un SERM) y como inhibidores de aromatasa, como el Arimidex. Estas sustancias químicas de las plantas actúan de muchas maneras complejas que nunca podríamos entenderlas por completo.”

La Dra. Thompson y otra investigación muestran que los lignanos de la linaza combaten el cáncer: de muchas formas diferentes:

Disminuyendo la producción de estrógenos en general Bloqueando los estrógenos ambientales y evitando que ataquen los tejidos mamarios
Creando más de un tipo de estrógeno protector “bueno” Protegiendo su tejido mamario de los efectos dañinos de las toxinas ambientales
Disminuyendo tres factores de crecimiento relacionados con el desarrollo del cáncer de mama Bloqueando la enzima aromatase en una forma similar a como lo hace el medicamente Arimidex
Prolongando su ciclo menstrual Bloqueando el receptor de estrógenos de forma similar a como lo hace el medicamento Tamoxifen

 

En el libro de la Dra. Horner tiene un capítulo dedicado a las últimas investigaciones sobre la soya, que le dará más detalles sobre este complejo tema. Pero de acuerdo con la Dra. Horner, la conclusión es:

    1. Debería evitar tomar suplementos de genisteína
    2. Los estrógenos vegetales, a pesar de ser conocidos como estrógenos, son muy diferentes a los estrógenos
    3. Miles de estudios demuestran que comer alimentos ricos en “estrógenos vegetales” tiene un efecto de protección contra muchas enfermedades incluyendo el cáncer de mama
    4. Protegerse de forma efectiva del cáncer de mama o aumentar sus probabilidades de combatirlo de forma efectiva no se basa en “una” sola cosa- sino en la suma de sus elecciones de estilo de vida y su alimentación.

¿Está Listo para Cambiar a un Paradigma Basado en Salud?

Es una pena que el sistema de “salud” actual esté tan envuelto en fines económicos para mantener la ilusión de que no hay mucho que hacer por su salud. Las enfermedades son vistas como algo que tiene “pasarle” tarde o temprano y cuando se enferma, por lo general el remedio es una pastilla tóxica o un procedimiento invasivo realmente costoso. No tiene que ser de esta manera. Como dice la Dra. Horner:

“Mi mensaje para las mujeres, particularmente cuando hablamos del cáncer de mama, es que tienen todo el poder de disminuir su riesgo de esta enfermedad, que es muy frecuente en nuestra cultura, y que hay muchas cosas simples que puede hacer. Así que haga una cosa- le repito una cosa- y disminuya su riesgo casi la mitad. Si hace más de una cosa, todo se multiplica. Disminuye dramáticamente su riesgo. El beneficio adicional es que se sentirá mejor y mejor y mejor. Es simple. No es algo complicado.”

Para aprender más sobre el tema, le recomiendo comprar el libro de la Dra. Horner, Waking the Warrior Goddess, ganador del premio Publisher Book (IPPY) “Mejor libro de salud, nutrición y medicina del 2006.” También puede encontrar más información en su sitio web, DrChristineHorner.com2 Y por último pero no menos importante, abajo encontrará 10 de mis estrategias que creo la ayudarán bastante para prevenir el cáncer de mama.

10 Estrategias Simples de Estilo de Vida para Reducir su Riesgo de Cáncer de Mama

    1. Reducir radicalmente el consumo de azúcar/fructosa. Normalizar sus niveles de insulina evitando el azúcar y la fructosa es una de las acciones más importantes que puede tomar para disminuir el riesgo de cáncer. Desafortunadamente, pocos oncólogos informan de esto hoy en día. La fructosa es especialmente peligrosa, ya que las investigaciones demuestran que acelera el crecimiento del cáncer.
    2. Optimizar sus niveles de vitamina D como ya lo había mencionado. Lo ideal es más de 50ng/ml, pero los niveles de 70-100ng/ml reducirán radicalmente su riesgo de cáncer. La exposición solar segura es la forma más efectiva de aumentar sus niveles de vitamina D, seguido por las camas de bronceado seguras y los suplementos orales. Cualquiera de estos métodos es mejor toman dosis altas, por lo que necesitará aumentar su consumo de vitamina K2, ya sea de alimentos o suplementos.
    3. Practique el ayuno intermitente como parte de su estilo de vida. El ayuno intermitente lo ayudará a cambiar su modo de quema de azúcar a quema de grasa como combustible principal. Solo existen dos tipos de combustible: su cuerpo puede quemar carbohidratos/azúcar o grasa. Casi todas las personas con cáncer usan los carbohidratos como combustible principal. Debido a que las células de cáncer florecen con el azúcar esto es algo que debe evitar.

      El ayuno intermitente involucra el horario de comidas para permitir períodos regulares de ayuno. Para que sea efectivo debe ayunar por al menos 16 horas. Esto significa comer solo entre las 11 a.m. a las 7 p.m. por ejemplo. Esencialmente, esto equivale a simplemente saltarse el desayuno y hacer de la comida su primer alimento del día.
    4. Mantener un peso corporal saludable. Esto es algo que sucede de forma natural cuando come correctamente, como en plan nutricional y hace ejercicio de alta intensidad, que son parte de mi programa Peak Fitness. Es importante perder el exceso de peso porque el exceso de estrógenos es producido por el tejido graso y puede contribuir con el riesgo de cáncer.
    5. Tomar de un litro a un cuarto de jugo de vegetales orgánicos al día. Por favor échele un vistazo a mi plan de jugos para obtener más información.
    6. Obtener grasas omega-3 de alta calidad y origen animal como el del aceite de krill. La deficiencia de omega-3 es un factor común en el riesgo de cáncer.
    7. Evite tomar alcohol o limite su consumo a uno al día en el caso de las mujeres
    8. Evite tener altos niveles de hierro. Esto es algo sumamente común cuando las mujeres dejan de menstruar. El hierro de más trabaja como un poderos oxidante, aumentando los radicales libres y su riesgo de cáncer. Si usted es una mujer pos-menopaúsica o tiene cáncer de mama ciertamente querrá bajar su nivel de ferritina. La ferritina es el transporte de la proteína de hierro y no debe pasar los 80. Para reducirla puede hacerlo donando su sangre.
    9. Duerma bien, es decir dormir lo suficiente y dormir entre ciertas horas. De acuerdo con la medicina Ayurvedica, las horas ideales para dormir son entre las 10 pm y las 6 am. Investigaciones modernas han confirmado el valor de esta recomendación, ya que ciertas fluctuaciones hormonales ocurren de día y de noche, si usted hace lo que tiene que hacer durante esas horas, estará “entrando en la ola” por así decirlo y será capaz de obtener los niveles óptimos. Ir en contra de su reloj bilógico manteniéndose despierto cuando debería estar dormido y viceversa, interfiere con estas fluctuaciones hormonales. Si tiene bebés amamante únicamente durante seis meses. Las investigaciones demuestran que esto disminuye el riesgo de cáncer de mama.
    10. Amamante sólo durante más de seis meses. Las investigaciones demuestran que reduce el riesgo de cáncer de mama

 

Fuentes y Referencias

1 Am J Clin Nutr June 2007

2 DrChristineHorner.com


Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, a menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado. Si está embarazada, amamantando, tomando medicamentos, o tiene una condición médica, consulte a su médico antes de usar productos a basados en este contenido.