Ocultar

Por Qué Este Azúcar Hace Que Usted y Muchos Otros Engorden

Publicado Por Dr. Mercola | 16 de Septiembre 2011

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Chocolate Sin Azucar
Historia en Breve:
  • El cincuenta por ciento de los estadounidenses mayores de dos años consumen bebidas azucaradas todos los días
  • Los efectos metabólicos de las calorías provenientes de la fructosa son completamente diferentes a los de las calorías provenientes de otros nutriente, incluyendo otros azucares; y estas diferencias metabólicas explican sus devastadores efectos en la salud
  • La fructosa se convierte en grasa mucho más rápido y más eficientemente que otros azucares

Por el Dr. Mercola

Las tasas de consumo de fructosa continúan aumentando alrededor del mundo, a pesar del hecho de que muchos estudios demuestran claramente que el consumo de cantidades excesivas de fructosa (principalmente en forma de jarabe de maíz de alta fructosa) es la manera más rápida de dañar su salud.

La mitad de la población estadounidense mayor de dos años consume bebidas azucaradas todos los días y esa es sólo la punta de un gigantesco iceberg. Las calorías innecesarias provenientes de las bebidas con fructosa y los alimentos procesados de todo tipo pueden sumarle muchas libras a su cuerpo anualmente, así como deteriorar su salud. Durante los últimos años, se ha demostrado que la fructosa es un factor determinante en:

Presión arterial alta e hipertensión nocturna Resistencia a la insulina/ Diabetes tipo 2 Enfermedad en el hígado que no es causada por el alcohol
Niveles elevados de ácido úrico, lo que puede provocar gota y/o síndrome metabólico Progresión acelerade la enfermedad renal crónica Aterosclerosis intracraneal (estrechamiento y endurecimiento de las arterias en el cráneo)
Anomalías cardíacas si padece deficiencia de cobre Efecto genotóxico en el colon Metástasis en pacientes con cáncer de mama y crecimiento del cáncer de páncreas
Lesión tubulointersticial (lesión de los tubos y el tejido intersticial del riñón) Obesidad y problemas de salud y enfermedades relacionadas con la obesidad Artritis
 

No Todas las Calorías Son Iguales…

El Dr. Lusting, un profesor de la Clínica Pediátrica en la División de Endocrinología de en UC San Francisco, ha estado muy al pendiente del movimiento para educar a las personas acerca de los daños a la salud causados por el azúcar y le recomiendo mucho que vea su presentación, The Trouble with Fructose. Es un orador muy convincente y hace un excelente trabajo estableciendo los hechos de una manera fácil de entender.

Uno de los problemas principales con la fructosa es que es isocalórica pero no isometabólica, lo que significa que mientras que usted puede obtener la misma cantidad de calorías provenientes de la fructosa o de cualquier otro nutriente, incluyendo la glucosa, el efecto metabólico será completamente diferente a pesar de que se trata de una cantidad de calorías totalmente idéntica. Esto explica por qué el conteo de calorías no funciona. Usted simplemente debe tomar en cuenta la calidad o la fuente de la que provienen las calorías con el fin de perder peso de manera exitosa.

El metabolismo de la fructosa es muy diferente al metabolismo de la glucosa (dextrosa) ya que hace que la carga completa recaiga en el hígado y esto explica muchos de los efectos dañinos en la salud.

Además, en la actualidad las personas consumen fructosa en grandes cantidades, lo que ha provocado que haya efectos negativos peores. Sin introducirnos en la compleja bioquímica del metabolismo de los carbohidratos, es importante tener un conocimiento general de cómo es que su cuerpo maneja estos azucares.

A continuación se muestra un resumen de las principales diferencias entre el metabolismo de la glucosa y el de la fructosa, repito una vez más, lo que explica por qué la fructosa es el peor tipo de azúcar que existe:

  • Después de comer fructosa, el 100 por ciento de la carga metabólica recae en el hígado. Sin embargo, con la glucosa, su hígado sólo se encarga del 20 por ciento.
  • Cada célula en su cuerpo, incluyendo su cerebro, utiliza glucosa. Por lo tanto, la mayor parte de la glucosa es “quemada” de forma inmediata después de que la consume. A diferencia de la fructosa, que se transforma en ácidos grasos libres (FFA por su siglas en inglés), VLDL (La forma dañina del colesterol) y triglicéridos, que se almacenan en forma de grasa.
  • Los ácidos grasos creados durante el metabolismo de la fructosa se acumulan en forma de gotas de grasa en el hígado y como tejidos del músculo esquelético, causando resistencia a la insulina y enfermedad de hígado graso que no es causada por el alcohol (NAFLD por sus siglas en inglés). La resistencia a la insulina se transforma en síndrome metabólico y diabetes tipo 2.
  • La fructosa es el carbohidrato más lipofílico. En otras palabras, la fructosa se convierte en glicerol activo (g-3-p), lo que se utiliza directamente para convertir los ácidos grasos libres en triglicéridos. Mientras más g-3-p tenga, más grasa almacena. A diferencia de la glucosa, que no hace nada de eso.
  • Cuando come 120 calorías de glucosa, menos de una caloría es almacenada en forma de grasa. 120 calorías de fructosa equivalen a 40 calorías almacenadas en forma de grasa. En resumen, consumir fructosa es como consumir grasa.
  • El metabolismo de la fructosa en su hígado provoca una larga lista de productos de desecho y toxinas, incluyendo una gran cantidad de ácido úrico, que eleva la presión arterial y causa gota.
  • La glucosa suprime la hormona del apetito, la grelina, y estimula la leptina, que también suprime el apetito. La fructosa no tiene ningún efecto en la grelina e interfiere en la comunicación entre su cerebro y la leptina, que da como resultado que usted coma de más.

Curiosamente, se ha descubierto que la glucosa acelera aún más la absorción de fructosa, de modo que cuando usted MEZCLA glucosa y fructosa, absorbe más fructosa que si la consumiera por si sola. Esta es también otra pieza de información muy importante para todos aquellos que quieren esforzarse por controlar su peso.

Cualquier persona que le siga diciendo “azúcar es azúcar” con el fin de defender el consumo de jarabe de maíz de alta fructosa claramente no tiene conocimiento de la información actual, que demuestra que existen grandes diferencias en la forma en como su cuerpo procesa estos tipos de azucares. El resultado final es: la fructosa conduce a un aumento de grasa abdominal, resistencia a la insulina, síndrome metabólico y diabetes; junto con otra larga lista de enfermedades crónicas con las que se le relaciona.

¿La Fructosa Debería Ser Controlada Por el Gobierno?

El Dr. Lusting tiene un video llamado “How to Have a Sweet Ending”, presentada en la UCSF Centro para la Evaluación, el Estudio y el Tratamiento de la Obesidad. En él, el Dr. Lusting expone sus ideas sobre cómo reducir el consumo de azúcar. De acuerdo con él, los esfuerzos por educar al público han sido en vano y él cree que el gobierno debería intervenir y esencialmente forzar a las personas a cambiar su estilo de vida. En respuesta, De Coster, escribió en LewRockwell afirmando:

“Él cree que una política masiva de impuestos, regulación y prohibición, a un nivel tanto social como individual, es necesaria para forzar a la reducción del consumo de azúcar. Él, de hecho ha realizado un llamado a una política global para erradicar la adicción al azúcar. Lusting no está llamando a unas cuantas leyes, de aquí y de allá, para proteger a las personas de ellas mismas. Sino que está tratando de justificar una cruzada global en contra de la libertad de elegir lo que uno quiera comer, basándose en que “nuestro ambiente tóxico no puede ser cambiado sin la intervención del gobierno o la sociedad.”

Entre las sugerencias de intervención hechas por Lusting está el controlar la publicidad y el marketing, campañas gubernamentales en contra (financiadas por los contribuyentes, propaganda del gobierno) y el aumento de los precios por medio de fijación de precios o impuestos. Por otra parte, defiende una política que imita la ley de hierro y la del alcohol- reducir la disponibilidad de los productos que contienen azúcar al fijar límite de edad para poder comprarlos (“credenciales para poder comprar una Coca Cola), licencias y zonificación en el control de los puntos de venta, así como regular las horas de operación de los establecimientos de comida rápida por medio de una serie de permisos emitidos por el gobierno.”

¿La intervención del gobierno es la solución a este problema? ¿Qué piensa usted? Me encantaría escuchar lo que piensa del tema, así que por favor comparta su opinión e ideas.

Personalmente, estoy de acuerdo con De Coster acerca de que las ideas del Dr. Lusting se parecen mucho a las de la nueva Ley de Modernización de Seguridad Alimenticia, que parece que en realidad hará más daño que beneficiarlo. Creo que existe un verdadero peligro en tratar de regular CUALQUIER tipo de comida. Después de todo, no es el azúcar, por si solo, el que es tóxico- sino las dosis MASIVAS que consumen las personas, y honestamente…la responsabilidad personal y la elección consciente necesitan entrar a cuadro tarde o temprano. Después de todo, su dieta es lo más importante cuando se trata de tomar el control de su salud, lo cual es algo que todos necesitan hacer si realmente quieren vivir una vida larga y saludable.

Creo que la situación actual puede cambiar, pero se necesita que las personas entiendan las verdades más simples de comer saludablemente y negarse a comprar alimentos procesados cargados con azúcar, así como evitar tomas sodas todos los días. A principios de este año, el Dr. David Ludwing, un pediatra afiliado a Harvard, escribió un comentario en JAMA, dando sugerencias de cómo cambiarle el sentido a la alimentación de moda que produce tantas enfermedades. Estas ideas son razonables, pero no creo que podamos sentarnos a esperar a que el gobierno solucione este problema. En lugar de eso, haga lo que le sea posible para ayudar a educar a otros.

Sus sugerencias incluyen:

  • Reestructurar los subsidios agrícolas
  • Regular la comercialización de los alimentos para niños
  • Financiar de manera adecuada programas de almuerzo escolar
  • Utilizar las tecnologías actuales y futuras para permitir a la industria alimenticia a retener las ganancias, mientras que producen productos más saludables.

Cómo Revertir las Tendencias de Obesidad y las Enfermedades Crónicas Con las Que Se le Relaciona

Creo que existen dos recomendaciones sobre su alimentación que son muy importantes y que podrían hacer la diferencia en la vida de la mayoría de las personas, conduciendo a un cambio en las horribles tendencias en las enfermedades a las que nos enfrentamos en la actualidad:

  1. Restringir de manera severa el consumo de carbohidratos (azucares, fructosa y granos) de su alimentación, y
  2. Aumentar el consume de grasas saludables

Si usted desea eliminar esas libras de más y mantener un peso saludable a largo plazo, así como reducir RADICALMENTE (y en muchos casos eliminar) el riesgo de padecer diabetes, enfermedades del corazón y cáncer, entonces tome en serio el hecho de reducir su consumo de fructosa a no más de 25 gramos diarios, con un máximo de 15 gramos provenientes de frutas frescas al día. Si usted ya padece de sobrepeso, tiene alguna de estas enfermedades o está en gran riesgo de padecer cualquiera de ellas, entonces probablemente lo mejor será que baje el consumo de fructosa de unos 10-15 gramos al día; incluyendo la que proviene de la fruta.

Ese es el primer paso. Mi plan nutricional se encarga del resto, de una forma sencilla de seguir, en la que va paso a paso. Si aún no se ha tomado el tiempo de revisarlo, le recomiendo firmemente que lo haga. No tiene nada que perder y mucho que ganar. Y además la información es gratis.

Republish this article

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, a menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado. Si está embarazada, amamantando, tomando medicamentos, o tiene una condición médica, consulte a su médico antes de usar productos a basados en este contenido.