¿Su Hijo Padece de Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad? Deje de Alimentarlo con Esto

Gluten Contribuye a TDAH

Historia en Breve -

  • Comer granos que contienen azúcar podría causar estragos en su intestino y manifestarse en forma de síntomas relacionados con su cerebro, incluyendo los síntomas de trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD por sus siglas en inglés)
  • Una alimentación libre de gluten podría mejorar de manera significativa los síntomas del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD)
  • La enfermedad celíaca no tratada o sin diagnosticar podría predisponerlo a trastornos mentales y de comportamiento como el déficit de atención con hiperactividad (ADHD)
  • Evitar los granos (incluyendo los granos “saludables” y germinados) y el azúcar es una de las estrategias claves para reducir y eliminar los síntomas del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD) de manera natural

Por el Dr. Mercola

Hay evidencia que sugiere que la sensibilidad al gluten puede ser la causa de muchas enfermedades neurológicas y psiquiátricas, incluyendo el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD por sus siglas en inglés).

¿Qué es el gluten?

Es una proteína que se encuentra en granos como el trigo, el centeno y la cebada, que causa un daño significativo en personas con enfermedad celíaca, desencadenando una reacción inmunológica que daña el intestino delgado e impide la absorción de nutrientes.

Es bien sabido que desde hace mucho tiempo las personas con enfermedad celíaca también tienen una mayor probabilidad de sufrir trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD), otra enfermedad que está fuertemente influenciada por los hábitos alimenticios.

A diferencia del tratamiento de la enfermedad celíaca que se basa en una alimentación completamente libre de gluten, en el caso del ADHD la atención se centra en el azúcar, mientras que los granos a menudo son pasados por alto (a pesar de que tienen un efecto parecido al del azúcar en el cuerpo). Sin embargo, resulta que podría haber una conexión más estrecha entre los síntomas de la enfermedad celíaca y el ADHD de la que se creía y esa conexión es el gluten.

Una Alimentación Libre de Gluten Podría "Curar" el ADHD

Muchos niños con ADHD no responden de manera correcta a la mayoría de los granos, en especial al trigo. Esto podría deberse a que tienen completamente desarrollada la enfermedad celíaca, que afecta a un promedio de una de cada 133 personas en los Estados Unidos (aunque algunos estudios han encontrado que este número podría ser tan alto como el de 1 de cada 33 personas que se encuentran en riesgo)- o porque tienen una enfermedad menos evidente conocida como sensibilidad al gluten.

Las personas que padecen de sensibilidad al gluten, que pude abarcar el 10 por ciento de la población estadounidense o más, experimentan muchos de los mismos síntomas que causan la enfermedad celíaca, incluyendo dolor de cabeza, fatiga, dolor muscular y articular, gas y más, pero lo que tal vez usted no sepa es que el causante de estos síntomas son el trigo y otros granos que contienen gluten. También es muy posible padecer de la enfermedad celíaca y no saberlo…como afirman los investigadores, “en muchos casos, la enfermedad podría ser clínicamente silenciosa a pesar de manifestar lesiones de la  mucosa en el intestino delgado.”

Pero en la actualidad los síntomas psicológicos y conductuales del ADHD frecuentemente se superponen con los de la enfermedad celíaca y la sensibilidad al gluten por lo que se recomienda que “la enfermedad celíaca…sea incluida en la lista de síntomas del ADHD.”  Esta propuesta fue impulsada por un nuevo estudio que descubrió que las personas con ADHD que también padecían de enfermedad celíaca mejoraron significativamente después de llevar una dieta libre de gluten durante al menos seis meses. Los investigadores señalaron:

“Después de comenzar a llevar una alimentación libre de gluten, los pacientes o sus padres reportaron una mejoría significativa en su comportamiento y funcionamiento, en comparación con el período anterior al diagnóstico de la enfermedad celíaca y tratamiento…”

Podría sonar como algo raro para usted que el comer un grano que causa estragos en su intestino pueda manifestar síntomas relacionados con su cerebro y no con su digestión, pero los granos son intrínsecamente pro-inflamatorios y empeorarán cualquier enfermedad que tenga como causa principal la inflamación crónica- y no sólo de la inflamación en su intestino sino de cualquier parte de su cuerpo. La inflamación crónica en su cuerpo puede causar estragos en su cerebro y la importancia de reducir la inflamación cuando se trata de problemas de salud mental es bien conocida. Es muy común que las personas experimenten una amplia variedad de mejoras en su salud mental y emocional cuando eliminan el gluten de su dieta.

Por Qué Incluso el Trigo Entero y Germinado Son un Problema

Recomiendo que todas las personas que sigan mi plan nutricional para principiantes eliminen todo tipo de gluten de su alimentación, padezcan de enfermedad celíaca o ADHD o no, porque muchos experimentan mejorías al hacer esto. Entre los alimentos más importantes que se deben evitar se encuentran los granos que contienen gluten y moléculas de gliadina, como el trigo.

Cuando la gliadina en el gluten se vuelve soluble en agua, queda libre para unirse a las células de su cuerpo. Si usted es sensible, su cuerpo producirá anticuerpos contra la gliadina y atacará las células a las que se ha unido la gliadina, tratando esas células como una infección. Esta respuesta inmunológica daña el tejido circundante y tiene el potencial para detonar y empeorar muchos más problemas de salud en todo su cuerpo, razón por la que el gluten tiene un efecto tan devastador es su salud en general.

El trigo también contiene grandes cantidades de germen de trigo crioaglutininas (WGA por sus siglas en inglés), una glicoproteína clasificada como lectina, que es en gran parte responsable de muchos de los efectos nocivos del trigo. Otros granos de alto contenido de lectinas son el arroz, la espelta y el centeno. Curiosamente, las cantidades más altas de WGA se encuentran en el trigo entero, incluyendo en su forma germinada, que se promociona como la forma más saludable de todas.

Las lectinas en realidad están diseñadas para soportar la degradación a través de una amplia gama de pH y temperatura, razón por la que las formas de trigo germinado, fermentado y cocinado NO eliminará los efectos nocivos.  La lectina WGA es particularmente difícil porque está formada por las mismas cadenas de disulfuro que le dan fuerza y resistencia al caucho vulcanizado y cabello humano.

Además, dado a que las lectinas son tan pequeñas y difíciles de digerir, tienden a bioacumularse en su cuerpo, en donde pueden interferir con procesos biológicos. El WGA es particularmente problemático en este sentido. Los estudios indican que tiene una gran cantidad de características y actividades que dañan la salud:

Pro-inflamatorios- El WGA estimula la síntesis de los mensajeros químicos pro-inflamatorios (citoquinas) en las células intestinales e inmunológicas y se ha demostrado que desempeña un papel principal en la causa de la inflamación crónica del intestino delgado.

Inmunotoxicidad- El WGA induce atrofia del timo en ratas, y se ha demostrado que los anticuerpos anti-WGA en la sangre humana tienen una reacción cruzada con otras proteínas, lo que indica que pueden contribuir a la inmunidad. De hecho, parece ser que el WGA desempeña un papel muy importante en la enfermedad celíaca (CD por sus siglas en inglés) que es completamente diferente ala del gluten, debido a los niveles significativamente altos de anticuerpos lgG y lgA en contra del WGA encontrado en pacientes con CD, en comparación con los pacientes con otros trastornos intestinales.

Neurotoxicidad- El WGA puede cruzar su barrera hematoencefálica a través de un proceso llamado “endocitosis de absorción”, dejando pasar otras sustancias. El WGA podría unirse a la mielina y es capaz de inhibir el factor de crecimiento nervioso, que es importante para el crecimiento, mantenimiento y supervivencia de ciertas neuronas.

Excitotoxicidad- El trigo, productos lácteos y la soya contienen niveles excepcionalmente altos de ácido glutámico y aspártico, que los hace potencialmente excitotóxicos. La excitotoxicidad es un proceso patológico en donde los ácidos glutámico y aspártico causan una sobre activación de los receptores de la célula nerviosa, que puede conducir a lesiones cerebrales inducidas por los nervios. Estos dos aminoácidos podrían contribuir a enfermedades neurodegenerativas como la esclerosis múltiple, Alzheimer, enfermedad de Huntington y otros trastornos del sistema nervioso como epilepsia, ADD/ADHD y migrañas.

Citotoxicidad- Se ha demostrado que el WGA es citotóxico tanto en las líneas celulares normales como en las cancerosas, capaz de inducir la detención del ciclo celular o la muerte células programada (apoptosis)

Trastorno de la Función Endocrina- El WGA podría contribuir con el aumento de peso, resistencia a la insulina y resistencia a la leptina al bloquear los receptores de leptina en su hipotálamo. También se une a los nódulos tiroideos malignos y benignos e interfiere con la producción de secretina en el páncreas, que puede provocar problemas digestivos e hipertrofia del páncreas.

Cardiotoxicidad- El WGA tiene un potente efecto perjudicial la molécula-1 de adhesión de plaquetas a células endoteliales, que desempeñan un papel importante en la regeneración del tejido y la eliminación de manera segura de los neutrófilos de los vasos sanguíneos.

Efectos secundarios en la función gastrointestinal causando un aumento del desprendimiento de la membrana del borde en cepillo, reduciendo la superficie, acelerando la pérdida celular y el acortamiento de las vellosidades. También causa degradación del citoesqueleto de las células intestinales, contribuyendo a la muerte celular y una disminución de los niveles de proteínas de choque térmico en células epiteliales del intestino, dejándolas más vulnerables a los daños.

Por Qué los Síntomas del ADHD Están Estrechamente Relacionados Con la Salud Intestinal

Una variedad de problemas de comportamiento están relacionados con los problemas en el intestino, no sólo provenientes del gluten, el WGA y otros componentes de los granos, sino también debido a la conexión que hay entre el cerebro y el intestino. Esta conexión es bien reconocida como un principio básico de la fisiología y medicina, por lo que no es de sorprender que con frecuencia sea pasada por alto. También existe mucha evidencia que demuestra la influencia gastrointestinal en una variedad de enfermedades neurológicas.

Con esto en mente, también debería estar muy claro que la nutrición de su flora intestinal es extremadamente importante en todas las etapas de la vida porque un sentido muy real, usted tiene dos cerebros. Uno dentro de su cráneo y otro en su intestino y cada uno de ellos necesita su propio alimento vital.

De hecho, su intestino y su cerebro están creados del mismo tipo tejido. Durante el desarrollo fetal, una parte se vuelve el sistema nervioso central mientras que otra se convierte en su sistema nervioso entérico. Estos dos sistemas están conectados por medio del nervio vago, el décimo nervio craneal que va de su tronco cerebral hasta su abdomen. Esto es lo que conecta a sus dos cerebros y lo que explica los fenómenos tales como sentir mariposas en el estómago cuando está nervioso, por mencionar un ejemplo.

Como ha explicado la Dra. Natasha Campbell-McBride, doctora en medicina con título en neurología, la toxicidad en el intestino puede fluir  a través de su cuerpo y cerebro,  en donde puede causar síntomas de autismo, ADHD, dislexia, dispraxia, depresión, esquizofrenia y otros trastornos mentales.

Ella cree que la epidemia de autismo y otros trastornos del aprendizaje se originan en el intestino y se manifiestan como una enfermedad conocida como Síndrome del Intestino y la Psicología (GAPS por sus siglas en inglés).

El GAPS podría manifestarse como un conglomerado de síntomas que pueden encajar dentro del diagnóstico del autismo o el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD), trastorno por déficit de atención (ADD) sin hiperactividad, dislexia, dispraxia o trastorno obsesivo-compulsivo, por mencionar algunas posibilidades…Afortunadamente, es posible identificar el GAPS en las primeras semanas de vida de su bebé, que puede ayudar a que usted haga decisiones mejor informadas sobre las vacunas, por ejemplo, si su hijo tiene las características metabólicas de GAPS, NO debe ser vacunado hasta que estas características sean invertidas.

¿Cuáles Son las Claves Para Tratar el ADHD Haciendo Cambios en la Alimentación?

Realmente espero que la personas empiecen a darse cuenta que cuando se trata de problemas de comportamiento como el ADHD, el tratamiento con medicamentos, de ser necesario en absoluto, debería ser considerado como el último recurso, después de que se hayan considerado otras opciones. La primera ruta de tratamiento en realidad debería ser hacer los cambios adecuados en la alimentación, incluyendo:

  • Eliminar la mayoría de los granos y azucares, incluyendo la fructosa, de la alimentación de su hijo. Tanto los granos como los azucares tienden a causar alergias en personas sensibles. Incluso los granos enteros, germinados y orgánicos pueden causar problemas en muchos niños, por lo que sería conveniente darles “vacaciones a los granos” y ver si su comportamiento mejora.
  • Sustituir las sodas (ya sean de dieta/light o regulares), jugos de fruta y leche pasteurizada, por agua purificada.
  • Aumentar el consumo de grasas omega-3 por medio del consumo de un aceite de alta calidad y de origen animal rico en omega-3. Las investigaciones han confirmado que la grasa omega-3 de origen animal puede mejorar los síntomas de ADHD de manera más efectiva que los medicamentos como el Ritalin® y Concerta®. En mi punto de vista, el aceite de krill es la mejor opción. Ya que contiene EPA y DHA esenciales en una estructura fosfolípida de doble cadena que la hace mucho más absorbente que la grasa omega-3 en el aceite de pescado.
  • Disminuir el consumo de casi todas las grasas procesadas, en especial las grasas trans que dañan la intercomunicación de las células nerviosas.
  • Evitar todos los alimentos procesados, en especial los que contienen fructosa, colorantes, saborizantes y conservadores artificiales que podrían desencadenar o empeorar los síntomas. El gluten también se encuentra oculto en los alimentos procesados como en las sopas precocinadas, salsa de soya, dulces embutidos y otros productos bajos en grasa y sin grasa, así como en productos de granos refinados como el pan, pizza, pasta, galletas y pasteles.

También le recomiendo que haga que sus hijos lleven una alimentación libre de gluten para ver si desaparecen los síntomas. Lo mejor que puede hacer si decide eliminar el gluten es basar su alimentación en proteínas magras, vegetales y productos lácteos crudos, como se describe en mi plan de nutrición, y seguir consumiendo los granos, semillas, y harinas que son naturalmente libres de gluten.

Esto incluye:

Arroz

Maíz (solo coma maíz orgánico que no sea transgénico

Quínoa

Sorgo

Soya (pero no la recomiendo por otras razones)

Semilla de lino y amaranto

El trigo sarraceno y mijo no contienen moléculas de gliadina que puedan provocar la reacción inflamatoria del gluten. Por lo tanto, a menudo también son seguros para comer.

Las opciones libres de gluten son cada vez más buscadas y como resultado hay más de donde escoger en las tiendas de comida, restaurantes y de los proveedores de alimentos. Pero tome en cuenta que, si usted opta por los alimentos procesados libres de gluten, la contaminación cruzada puede estar presente y puede ocurrir durante el proceso, y muchas compañías simplemente no están haciendo las pruebas adecuadas para asegurarse que el producto final siga siendo libre de gluten.

Un estudio descubrió que de los 22 productos libres de gluten analizados, siete de ellos no serían considerados libres de gluten bajo la propuesta de norma de la FDA para el etiquetado libre de gluten, la cual requiere que para que los productos sean etiquetados como “libres de gluten o sin gluten” deben contener menos de 20 partes por millón (ppm) de gluten. Así que una vez más debe asegurarse de que los alimentos que consume realmente no contengan gluten, por lo que debe basar su dieta, en alimentos enteros y sin procesar.

Finalmente, los beneficios de llevar una alimentación libre de gluten no siempre aparecen de la noche a la mañana. Algunas personas pueden experimentar mejoras rápidamente, sin embargo a otras les puede tomar de 9 a 12 meses siguiendo una alimentación libre de gluten antes de que desaparezcan los síntomas.