La Piramide Alimenticia Basada en la Ciencia Nutricional
Seleccionar Idioma:

Llama Gratis en Estados Unidos: 1 (877) 985-2730 | Numero Internacional: 847-278-0763

Obtenga Gratis El Libro Tome Control De Su Salud...

Ocultar

Ocultar esto

Cambiar el Orden de la Pirámide Alimenticia Podría Ayudarle a "Adelgazar Sin Tanto Esfuerzo"

Publicado Por Dr. Mercola | 22 de Junio 2013

Piramide Alimenticia
Historia en Breve:
  • Mientras que el sistema agrícola estadounidense es la envidia de muchas naciones con menos recursos, es el sistema alimentario el que promueve el subsidio de los alimentos baratos sin nutrientes y cargados de ingredientes poco saludables, esto es lo que ha disparado las tasas de la obesidad
  • No hay ninguna relación entre los subsidios agrícolas y la nutrición. Las normas nutricionales del gobierno, están reflejadas principalmente por estos mismos subsidios agrícolas, en lugar de ser creadas según la ciencia nutricional saludable
  • 92 centavos de cada dólar de alimentos son destinados a otra industria y no a la agricultura—en realidad son gastados en distintos procesos de fabricación y envasado asociados a los alimentos procesados
  • Mi pirámide alimenticia para una salud óptima, es casi inversa a la pirámide alimenticia original del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) colocando a las grasas y vegetales saludables en la parte inferior, seguido por proteínas de alta calidad, frutas, y por último, granos y azúcares, los cuales deberían ser eliminados

Por el Dr. Mercola

Si usted lleva una alimentación americana estándar (SAD por sus siglas en ingles), está prácticamente garantizado que aumentar kilos de más inadvertidamente a pesar de pensar que está comiendo saludable.

En la actualidad, unos dos tercios de personas en los Estados Unidos tienen sobrepeso o son obesos, y la obesidad infantil se ha triplicado en los últimos 30 años.

Mientras que el sistema agrícola de los Estados Unidos puede ser la envidia de muchas naciones con menos recursos, también tiene muchas consecuencias no deseadas, señala el fallecido Peter Jennings. Uno de ellos es el sistema alimenticio que promueve el subsidio de los alimentos baratos sin nutrientes, los cuales están cargados de ingredientes poco saludables y han disparado las tasas de la obesidad.

Si usted es como la mayoría de las personas, probablemente no sabe que no existe un vínculo entre los subsidios agrícolas y la nutrición. Este hecho importante se revela en el informe de Jennings, y este es una parte importante del problema.

Directamente relacionado con este tema, está el hecho de que las normas nutricionales del gobierno se reflejan principalmente en estos mismos subsidios agrícolas, en lugar de ser creadas según la ciencia nutricional saludable.

La pirámide alimenticia original creada y promovida por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), le dice que la "base" de su alimentación debe consistir en granos, pasta y pan, a pesar de que la evidencia muestra que los granos (los cuales se convierten en azúcar en su cuerpo) promueven la acumulación de grasas y conducen a la resistencia de insulina y  enfermedades relacionadas con la resistencia a la insulina, como la diabetes, las enfermedades del corazón y el cáncer.

En pocas palabras, la razón por la que le dicen que los granos deben ser la parte principal de su alimentación es porque a los agricultores se les paga por cultivarlos en los Estados Unidos. Hay muchos y son baratos en comparación con los alimentos saludables como los vegetales, los cuales no tienen muchos subsidios.

La Agricultura Convencional Impulsa el Consumo de Alimentos No Saludables

No se puede negar el hecho de que las prácticas agrícolas modernas promuevan el consumo de una alimentación no saludable. Las elevadas tasas de obesidad, diabetes y las enfermedades cardiovasculares de hoy en día pueden estar vinculadas directamente a cambios en cómo los alimentos han sido cultivados y producidos en los últimos 40 años.

Según el Environmental Working Group1 (EWG por sus siglas en ingles), entre 1995 y 2010, sólo el 10 por ciento de los agricultores estadounidenses obtenían el  74 por ciento de todos los subsidios, que ascendían a casi $166 mil millones durante 16 años.

Estos subsidios agrícolas suministran el jarabe de maíz de alta fructosa, la comida rápida, las fábricas de animales, los monocultivos, y una serie de otros contribuyentes de nuestra alimentación contemporánea no saludable.

Un informe que comparo los productos frescos con la comida chatarra de los subsidios federales, preparado por US PIRG, una organización sin fines de lucro que se encarga de vigilar los intereses especiales en nombre del público, reveló en donde se están gastando sus impuestos, ¡es muy impactante!: si usted recibiera un subsidio federal anual directo, usted recibiría $ 7.36 dólares  para gastar en comida chatarra y sólo 11 centavos para comprar manzanas.

Igualmente sorprendente es la siguiente estadística obtenida de una reciente entrevista con Michael Pollan,2 en la que se señala que de acuerdo con datos de la USDA, 92 centavos de cada dólar se destina a otra industria distinta y no a la agricultura - en realidad son gastados en  diversos procesos de envasado y fabricación asociados a los alimentos procesados.

"No vamos a cambiar eso a menos que compremos directamente de los agricultores y  compremos menos alimentos procesados",  dijo.

Y en realidad, creo que eso es un punto crucial. Imagínese si los productores de alimentos agrícolas pudieran obtener la mayoría o toda la cantidad económica destinada a alimentos en lugar de que se gastara en envolturas de plástico y el procesamiento. Entonces podrían ser capaces de cultivar algo más que maíz, soya y trigo, que son tres alimentos no saludables de la industria de los alimentos procesados ​​...

Las Recomendaciones Alimenticias de la USDA Son una Receta para la Obesidad

Algunos de ustedes pueden tener la edad suficiente para recordar la Pirámide Alimenticia de 1992, que colocaba a los granos en el bloque más grande de la parte inferior de la pirámide, invitándolo  a comer de 6 a 11 porciones de pan, cereal, arroz y pasta todos los días. Este exceso de carbohidratos -la mayoría de ellos refinados -, es precisamente lo contrario a lo que mucha gente necesita para mantenerse saludable. En la parte superior de la pirámide estaban las grasas y el azúcar, y mientras que el azúcar pertenece claramente allí, las grasas saludables no. De hecho, la mayoría de las personas se beneficiarían al consumir entre el 50 y el 70 por ciento de sus calorías totales de grasas saludables.

La pirámide alimenticia fue sustituida por “MyPlate”3 en 2011, restándole importancia a los granos que era el ingrediente alimenticio más importante, colocando a los vegetales en el ”bloque” más grande, pero todavía tiene un largo camino por recorrer antes de ofrecer un plan de alimentación que apoye verdaderamente a su salud óptima.

Uno de sus defectos más evidentes es que MyPlate elimina prácticamente todas las grasas de la ecuación. De hecho, a excepción de una pequeña porción de productos lácteos, que se recomiendan ser libres de grasa o bajos en grasa, las grasas son eliminadas por completo... No se hace mención de la importancia de las grasas alimenticias, ni si quiera de las más "políticamente correctas", como las grasas monoinsaturadas en el aceite de oliva y frutos secos, como nueces (el aceite de canola también se encuentra en esta categoría, pero le aconsejo evitarlo y en lugar de ello utilizar aceite de coco).

Por supuesto, una de las grasas saludables más importantes son las grasas de omega-3 de origen animal, que también están ausentes. La deficiencia de esta grasa esencial puede causar o contribuir a problemas de salud muy graves, tanto mentales como físicos, y puede ser un importante factor subyacente de hasta 96,000 muertes prematuras cada año.

No es sorprendente que el gobierno de los Estados Unidos aún no haya reconocido los datos crecientes que muestran que las grasas saturadas son realmente grasas muy saludables, nutritivas y completamente naturales, las cuales han sido muy importantes para los humanos durante muchas generaciones.  

Las grasas saturadas proporcionan los bloques de construcción necesarios para las membranas celulares y una variedad de hormonas y sustancias similares a las hormonas que son esenciales para su salud. Las grasas saturadas de origen animal y vegetal, tales como el aceite de coco, el aguacate y la carne que no provenga de operaciones concentradas de alimentación animal y los productos lácteos, también proporcionan una fuente concentrada de energía en su alimentación.

Cuando usted come grasas como parte de su alimentación, también disminuye la absorción de modo que usted puede sentirse satisfecho por más tiempo, lo que ayuda a impedir el exceso de alimentos. Además, actúan como portadores de importantes vitaminas solubles en grasa A, D, E y K, y son necesarias para la absorción de minerales y una serie de otros procesos biológicos. Para obtener estas grasas saturadas saludables en su alimentación, usted necesita comer alimentos de origen animal como la mantequilla y otros productos lácteos enteros sin procesar “crudos” y huevos, pero estos alimentos son vistos como enemigos por el establecimiento.

Como Debería Verse la Pirámide Alimenticia Basada en la Ciencia Nutricional

En un esfuerzo por remediar la situación, cree mi propia pirámide alimenticia (abajo) para una salud óptima, la puede imprimir y compartir con sus amigos y familiares. Mi pirámide, que se basa en la ciencia nutricional a diferencia de los subsidios agrícolas y los esfuerzos de cabildeo por la industria, es casi lo contrario a la pirámide alimenticia original de la USDA, colocando las grasas saludables y las vegetales en el bloque inferior más grande de la pirámide .

Una vez más, la mayoría de personas se beneficiarían al consumir al menos 50 por ciento de sus calorías diarias provenientes de grasas saludables, como el aguacate, el aceite de coco, las nueces y la mantequilla cruda. En términos de volumen o cantidad, los vegetales deben ser el elemento más destacado de su plato. Los vegetales proporcionan innumerables nutrientes importantes, mientras que son escasos en calorías.

Luego siguen las proteínas de alta calidad, seguido por una cantidad moderada de frutas y por último, en la parte superior, se pueden encontrar los granos y los azúcares. Este último nivel superior de los azúcares y granos puede ser eliminado por completo, y su salud sólo podría convertirse en la envidia de todos a su alrededor... Si bien esto puede parecer imposible para algunos, puedo atestiguar el hecho de que es factible dejar de consumir carbohidratos.

De hecho, una vez que haya cambiado eficientemente la quema de carbohidratos por la quema grasa como combustible principal de su cuerpo, los antojos de carbohidratos desaparecerán como por arte de magia. Existen dos formas principales para lograr este cambio metabólico y estas estrategias se apoyan mutuamente cuando se combinan:

  • Ayuno intermitente: Yo prefiero el ayuno intermitente todos los días, pero si lo prefiere solo ayune un par de días a la semana, o cada tercer día. Existen muchos tipos de variaciones. Para que sea eficaz, en el caso del ayuno intermitente diario, la duración de su ayuno debe tener por lo menos ocho horas de duración. Esto significa comer únicamente entre el horario de las 11am a las 7pm, como un ejemplo. Esencialmente, esto simplemente equivale a no desayunar, y en lugar de ello, que el almuerzo sea su alimento del día.
  • Dieta cetogénica : Este tipo de dieta, en la que se reemplaza las cantidades pequeñas de carbohidratos por una cantidad moderada de proteína de alta calidad y grandes cantidades de grasas saludables, es lo que recomiendo para todo el mundo, y es exactamente lo que obtendrá si se centra en los tres niveles inferiores de mi pirámide alimenticia.

Otras Espantosas Recomendaciones de Salud que Impulsan la Obesidad y las Tasas de Enfermedades

No nos equivoquemos al respecto, la obesidad es el resultado de un estilo de vida inadecuado, y por desgracia, nuestro gobierno ha pasado décadas difundiendo información asombrosamente inexacta sobre la alimentación y la salud. De muchas maneras, el gobierno de los Estados Unidos se ha convertido en un propagador de la propaganda patrocinada por grandes corporaciones. La siguiente información es sólo una pequeña muestra de la penetrante información engañosa difundida por nuestros organismos gubernamentales sobre el peso y la obesidad:

  • "Todos los azúcares son iguales y son permitidos con moderación:" La ciencia es extremadamente clara en este punto: la fructosa y la glucosa no son metabolizadas por el cuerpo de la misma manera.

    Por ejemplo, mientras que cada célula de su cuerpo utiliza glucosa, de este modo quema la gran parte de ella, la fructosa se ​​convierte en ácidos grasos libres, VLDL (la forma dañina de colesterol) y triglicéridos, que se almacenan en forma de grasa. Por otra parte, todo el trabajo para metabolizar la fructosa se lleva a cabo por el hígado, lo que crea una larga lista de productos de desecho y de toxinas, incluyendo una gran cantidad de ácido úrico, lo que aumenta la presión arterial y causa la enfermedad  gota. Asimismo, promueve la grasa visceral4

    Cuando usted come 120 calorías de glucosa, menos de una caloría se almacena en forma de grasa. 120 calorías de fructosa se convierten en 40 calorías que se almacenan como grasa. Como recomendación estándar, si usted tiene resistencia a la insulina, diabetes, presión arterial alta, enfermedades del corazón o tiene sobrepeso, le aconsejo mantener su consumo total de fructosa en menos de 25 gramos por día, o tan poco como 15 gramos al día
  • "Para perder peso, simplemente queme  más calorías de las que consume:" Este consejo anticuado ha demostrado ser evidentemente falso, ya que no todas las calorías son iguales. En pocas palabras, el conteo de calorías no ayuda a perder peso si usted está consumiendo el tipo equivocado de calorías
  • "Elegir alimentos dietéticos le ayudará a perder peso:" Las sustancias como Splenda (sucralosa) y Equal o Nutrasweet (aspartame) puede tener cero calorías, pero su cuerpo no se deja engañar. Cuando obtiene un sabor dulce espera que se creen calorías y cuando esto no ocurre causa distorsiones en la bioquímica que en realidad conduce al aumento de peso
  • "Evite las grasas saturadas para proteger su corazón:" El mito de que las grasas saturadas desarrollan las enfermedades cardíacas comenzó como una estrategia de marketing sin apoyo científico por el aceite de cocina Crisco. En realidad, la mayoría de las personas necesitan alrededor del 50 al 70 por ciento de grasas saludables en su alimentación, tales como, huevos orgánicos, aguacates orgánicos, aceite de coco orgánico, mantequilla de leche de vacas alimentadas con pastura con el fin de optimizar su salud
  • "Cuando se trata de su nivel de colesterol, cuanto más bajo mejor, para evitar las enfermedades del corazón": El colesterol NO es el principal culpable de la enfermedad cardíaca o cualquier enfermedad, y las normas que dictan el número donde debería estar su nivel de colesterol para mantenerse "saludable " son un conflicto de interés - y nunca han demostrado ser buenos para su salud. Mientras tanto, disminuir demasiado sus  niveles de colesterol puede tener importantes ramificaciones de salud, desde trastornos del humor y  violencia hasta, irónicamente, enfermedades del corazón

Sí, “Usted Puede Adelgazar Sin Siquiera Intentarlo...”

Una vez que identifique la raíz del problema, que inicia con los subsidios agrícolas que están basados en la economía y no tienen nada que ver con cultivar alimentos con nutrientes para las masas; que a su vez ha dado lugar a recomendaciones alimenticias que también se basan en la rentabilidad de la industria y no en la ciencia nutricional, entonces es más fácil entender por qué dos tercios de las personas en los Estados Unidos tienen sobrepeso o son obesos. Incluso la educación de los nutriólogos registrados es patrocinada y enseñada por la industria de la comida chatarra.

Lamentablemente, estas recomendaciones alimenticias son parte de la mala salud del país, y ahora impulsan la enorme industria de la salud, que a su vez está a cargo de la industria farmacéutica... Es realmente un círculo vicioso grande.

Sin embargo, usted PUEDE liberarse.

Tal vez uno de los más poderosos descubrimientos científicos que ha surgido en los últimos años es el viejo refrán "una caloría es una caloría" eso es claramente falso. La investigación demuestra claramente que, incluso si se controla el número de calorías que usted come, si esas calorías provienen principalmente de fructosa y granos, usted  tiene un mayor riesgo de obesidad y pre-diabetes, lo que incluye tanto resistencia a la insulina como a la leptina, hígado graso, presión arterial alta y triglicéridos altos. La resistencia a la insulina y a la leptina a su vez son la base para casi todas las enfermedades crónicas que se pueda imaginar, incluyendo enfermedades cardíacas y el cáncer.

Por lo tanto, la respuesta,  es voltear de arriba hacia abajo la pirámide alimenticia convencional, y dramáticamente reducir o eliminar casi todos los granos y azúcares, sobre todo fructosa. Esto le ayudara a prevenir  la acumulación de exceso de grasa a largo plazo. Sin embargo, para ser realmente eficaz, asegurarse de reemplazar los carbohidratos refinados por vegetales y grasas saludables.

Ahora usted está entrando en una alimentación que le permitirá a su cuerpo cambiar de un modo de quema de carbohidratos a quema de grasa (cuerpos cetónicos) siendo su principal combustible. En este punto, la pérdida de peso no es el único beneficio que usted obtendrá. La investigación convincente muestra que este tipo de alimentación también conocida como dieta cetogénica es incluso una estrategia de tratamiento y prevención eficaz del cáncer.

El ayuno intermitente es otra clave poderosa que le ayudará a su cuerpo hacer el cambio al obtener la mayor parte de su combustible de glucosa almacenada como el glucógeno en los músculos y el hígado, hasta la grasa almacenada en los tejidos. Esta es una de las maneras más eficaces que conozco para quemar el exceso de grasa en el cuerpo y para eliminar los antojos de azúcar. Usted tiene el poder para realizar todas estas cosas. A continuación, lo invito a que se involucre en cambiar al sistema que nos ha llevado a este punto lamentable en nuestra evolución. Cultivar germinados en su casa es una poderosa manera de comer muy saludable y económicamente.

Cambiar los patrones de compra apoyando la agricultura local no sólo ayudará a mejorar su salud, sino que también ayudará a mejorar el medio ambiente y darles vida a nuestras comunidades rurales. Una forma de involucrarse es simplemente comprar más alimentos de agricultores locales. Es importante entender el impacto que tiene cuando usted gasta su dinero en comida procesada. También lo animo a apoyar al Grupo de Trabajo Ambiental en sus actuales esfuerzos para renovar las políticas alimentarias y agrícolas de los Estados Unidos a través de la ley agrícola.5

 

Fuentes y Referencias

1 Environmental Working Group 2011 Farm Subsidy Database

2 Alternet April 29, 2013

3 USDA MyPlate

4 Pharmacology, Biochemistry and Behavior November 2010;97(1):101-6

5 Environmental Working Group, 2013 Farm Bill Platform