Ocultar

9 Secretos para Tener Niños Muy Felices

Publicado Por Dr. Mercola | 05 de Septiembre 2013

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Historia en Breve:
  • El estrés, la depresión y el mal humor impactan en sus hijos del mismo modo en que lo hacen con los adultos, así que atender la salud emocional de su hijo es de vital importancia
  • Comer saludablemente, dormir bien y tener tiempo libre para jugar son puntos esenciales para la felicidad de los niños
  • Los niños también necesitan amor incondicional, la capacidad de tomar decisiones y expresar sus emociones, así como sentirse comprendidos por sus padres
  • Usted tiene un tremendo impacto en la felicidad de su hijo, predique con el ejemplo, criando niños felices y con hábitos saludables

Por el Dr. Mercola

Probablemente los niños no son las primeras personas que le vienen a la mente cuando piensa en el estrés. Después de todo, no tienen cuentas que pagar, no tienen trabajo o ninguna otra responsabilidad sobre sus hombros…

Sin embargo, los niños también pueden sentirse estresados- muchas veces de manera significativa. Ellos se preocupan por hacer amigos, tener éxito en la escuela o en los deportes y encajar en un grupo social. También podrían tener problemas con el divorcio de sus padres o bien, sentirse ansiosos por las guerras y la violencia que ven en las noticias.

Aunque el estado natural de un niño es ser feliz, vibrante y curioso, se estima que hasta un 15 por ciento de los niños y adolescentes llegan a deprimirse en algún momento.1

En realidad, muchas de las mismas preocupaciones que a usted lo hacen sentir ansioso y triste tienen el mismo impacto en sus hijos. Sin embargo, los niños también tienen necesidades únicas que de no ser satisfechas pueden interferir con su capacidad de ser felices.

Nueve Consejos para Criar un Niño Feliz

Prácticamente todos los padres de familia quieren que sus hijos sean felices. El Huffington Post recientemente habló de siete estrategias simples para lograr esta meta2 y yo he añadido un par de estrategias más.

1. Comer Saludablemente

Los cambios de ánimo e incluso la depresión en los niños, muchas veces es el resultado de una alimentación rica en alimentos procesados. De hecho, la mayor concentración de serotonina, a la que se le relaciona con el control del estado de ánimo, depresión y agresión, se encuentra en sus intestinos y no en su cerebro. Su intestino y su cerebro trabajan en conjunto y uno tiene influencia sobre el otro.

Esta es la razón por la que la salud intestinal de su hijo puede tener una gran influencia en su salud mental y viceversa y por qué comer alimentos procesados, que pueden dañar su flora intestinal, tiene un impacto negativo tan profundo en su estado de ánimo, salud psicológica y en su comportamiento.

La forma más sencilla para ser feliz y estar sano, tanto para niños como adultos, es enfocarse en alimentos ENTEROS - los alimentos que no han sido procesados o alterados de su estado original, los alimentos que han sido cultivados o criados de forma natural, sin el uso de aditivos químicos, pesticidas o fertilizantes.

Usted, un miembro de la familia o alguien a quien le pague, necesitará pasar un rato en la cocina cocinando comidas frescas y nutritivas basadas en alimentos enteros que puedan librarlo de los alimentos procesados que a la larga harán que su hijo se enferme.

Los alimentos son una parte crucial de un estilo de vida aprendido en el hogar, por lo que necesita educarse y saber cuál es la nutrición apropiada y los peligros de la comida chatarra y los alimentos procesados, con el fin de cambiar la cultura de la comida de toda su familia.

Para darle a su hijo un mejor comienzo en la vida y ayudar a inculcarle hábitos saludables que le duren toda la vida, usted debe predicar con el ejemplo. Si no está seguro sobre cómo comenzar, le recomiendo leer mi plan nutricional. Esto lo dará la base que necesita para comenzar a tomar buenas decisiones para su familia cuando se trate de alimentos. 

2. Comer a sus Horas

Si un niño pasa mucho tiempo sin comer, puede dar lugar a fluctuaciones en los niveles de azúcar en la sangre lo que provoca irritabilidad. Los niños necesitan abastecer su cuerpo en crecimiento de combustible de forma regular, por lo que se debe de tratar de mantener la comida y los bocadillos dentro de una base regular.

3. Sueño Regular y de Alta Calidad

Dormir poco no sólo hace a los niños propensos a estar de malas y tener muchos cambios de humor, sino que también impacta negativamente el comportamiento y atención de los niños. De hecho, se ha demostrado que tan sólo 27 minutos de sueños extra durante las noches tiene un impacto positivo en el comportamiento y estado de ánimo de los niños.3

Los niños de 5 a 12 años de edad necesitan cerca de 10-11 horas de sueño cada noche para lograr tener una salud y estado de ánimo óptimos. Para ayudar a su hijo a dormir bien, saque de su habitación la televisión, computadora, video juegos y teléfono celular y asegúrese de que su habitación esté lo más oscura posible. Incluso un poco de luz en la habitación puede alterar el reloj interno del niño y la producción de la glándula pineal de melatonina y serotonina. Le recomiendo utilizar cortinas black-out o persianas. Para recomendaciones más detalladas y consejos que lo pueden ayudar a mejorar el sueño de su hijo, por favor échele un vistazo a mi artículo 33 Secretos para Dormir Bien.

4. Jugar Libremente

El juego no estructurado es esencial para que los niños puedan desarrollar su imaginación, aliviar el estrés y simplemente ser niños. Sin embargo, hoy en día, muchos niños tienen tantas actividades programadas que apenas tienen tiempo de cenar y de hacer la tarea, deles tiempo libre para que puedan jugar. Sin embargo, la Academia Americana de Pediatría afirma que el juego no estructurado y libre es esencial para que los niños puedan controlar su estrés y se vuelvan resistentes y que logren desarrollar aptitudes sociales, emocionales y cognitivas.4

Junto con la reducción del ritmo de vida y evitando meter a su hijo a muchas actividades, debe asegurarse de permitirle jugar con juguetes simples como bloques y muñecas, que le permitan un juego creativo. El tiempo de juego libre también es el momento ideal para juegos activos - como las atrapadas y atrapar mariposas - que es mejora el estado de ánimo de forma natural (como el ejercicio en el caso de los adultos.)

5. Expresar Emociones

Los niños necesitan gritar, llorar, zapatear y correr emocionados. Esta es la manera en la que expresan sus emociones, que es saludable para el desarrollo emocional y para prevenir la internalización de emociones negativas de toda una vida. Aliéntelos y permítales ventilar y expresar sus emociones en formas saludables.

6. Tomar Decisiones

Constantemente se les dice a los niños que hacer, por lo que darles la libertad de tomar decisiones los ayuda a aumentar su felicidad. Trate de dejar que su hijo decida que ponerse o que comer (dentro de lo razonable) o dele algunas opciones de actividades y déjelo decidir cuál hacer.

7. Sentirse Comprendidos

Sus hijos saben cuándo realmente no los están escuchando (como cuando está “hablando” con ellos mientras usa la computadora o ve la televisión). Sin embargo, la felicidad de un niño aumentará cuando sienta que sus padres realmente lo escuchan o responde a lo que les están diciendo. No sólo se sentirá más conectado a su hijo, sino que también ayudará a construir su confianza en sí mismo y su felicidad.

8. Amor Incondicional

Entre todo lo demás, sus hijos necesitan amor incondicional y lo necesitan constantemente. Si su hijo comete un error, hágale saber que lo sigue queriendo y apoyando sin importar nada. Su hijo crecerá seguro de sí mismo y feliz sabiendo que usted se encuentra ahí para apoyarlo.

9. Usted También Sea Feliz

Si usted está estresado o es infeliz, su hijo también se sentirá triste y preocupado. Usted es el principal modelo de a seguir de su hijo, por lo que debe predicar con el ejemplo, viéndole el lado positivo a las cosas.  

¿Su Hijo Necesita un Impulso Extra en su Estado de Ánimo?

Si usted ya ha hecho cambios en los factores del estilo de vida que mencionamos anteriormente, especialmente una alimentación adecuada, dormir bien, tiempo libre y juegos no estructurados, pero sigue viendo triste a su hijo (sin razones obvias, como que lo molesten en la escuela o que esté pasando por el divorcio de sus padres), pruebe los tres consejos de a continuación:

  • Grasas omega-3 de origen animal y de alta calidad: Las bajas concentraciones de grasas omega-3 EPA y DHA son conocidas por aumentar el riesgo de cambios de humor y trastornos del estado de ánimo. Se ha descubierto que aquellas personas que sufren de depresión tienen bajos niveles de grasas omega-3 en la sangre, en comparación con las personas sin depresión. El aceite de krill es mi fuente preferida de grasas omega-3.
  • Exposición regular al sol: Esto es esencial para la producción de vitamina D, los niveles bajos de vitamina D están relacionados con la depresión. Pero incluso más allá de la vitamina D, la exposición segura al sol es conocida por mejorar el estado de ánimo y los niveles de energía gracias a la liberación de endorfinas.
  • Técnica de Liberación Emocional (EFT): Si las circunstancias difíciles de la vida y las emociones negativas que crean están dificultándole el hecho de que su hijo sea feliz, pruebe la EFT, que es una forma de acupresión psicológica que puede hacer usted mismo. Esta técnica simple puede ayudar a despejar su cuerpo y su mente de emociones negativas, por lo que podrá implementar metas y hábitos positivos en su vida de forma más sencilla y los niños pueden aprender a practicársela ellos mismos.

 

Fuentes y Referencias

1 Pediatrics peds.2012-0564

2 American Academy of Pediatrics

3 Psych Central

4 Huffington Post August 11, 2013

Republish this article

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, a menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado. Si está embarazada, amamantando, tomando medicamentos, o tiene una condición médica, consulte a su médico antes de usar productos a basados en este contenido.