Los Peligros de Tomar Antidepresivos Junto con una Aspirina
Seleccionar Idioma:

Llama Gratis en Estados Unidos: 1 (877) 985-2730 | Numero Internacional: 847-278-0763

Obtenga Gratis El Libro Tome Control De Su Salud...

Ocultar

Ocultar esto

Si Usted Toma Este Medicamento - No Tome Aspirinas

Publicado Por Dr. Mercola | 04 de Noviembre 2011

Antidepresivos
Resumen del artículo
  • El uso de aspirina en combinación con antidepresivos podría aumentar el riesgo de hemorragia anormal en un 40 por ciento, advierte un análisis reciente
  • La investigación ha desacreditado dos de las teorías predominantes de la depresión: la teoría del “desequilibrio químico” y la teoría de la serotonina baja, en las que sus tratamientos actuales son a base de medicamentos
  • Investigaciones recientes han identificado la causa de la depresión como el resultado de un desarrollo y funcionamiento inadecuado de las neuronas, lo que podría ayudar a explicar por qué las estrategias de tratamiento como la nutrición, exposición solar y ejercicio son mucho mejores que los antidepresivos, que han demostrado estar a la par con los placebos
  • Estrategias de tratamiento efectivas para la depresión incluyen una alimentación baja en fructosa y con alimentos enteros, alimentos fermentados y/o probióticos, ejercicio, consumo de grasa omega-3 de origen animal, vitamina D (idealmente adquirida de la exposición al sol) y vitamina B12.

Por el Dr. Mercola

A pesar de que estoy en total desacuerdo con la medicación preventiva común ya que existen muchas pruebas que sugieren que no funcionan, los medicamentos antiplaquetarios, como la aspirina, a menudo forman parte de los cuidados estándares después de sufrir un ataque cardíaco.

A muchos pacientes con ataques cardíacos y aquellos que sufren de enfermedades cardiovasculares también se les recetan antidepresivos- en gran parte porque se cree que los ataques cardíacos y la depresión están relacionados con el estrés.

Sin embargo, esta “práctica estándar” tiene sus riesgos y es importante entender que los antidepresivos en realidad no tratan el estrés.

Lo que es peor, una investigación presentada a principios de este año en la reunión anual del Colegio Americano de Cardiología en Nueva Orleans muestra que los antidepresivos en realidad aceleran la aterosclerosis por medio del engrosamiento de las paredes arteriales. Las consecuencias inesperadas como esta son precisamente lo que podría esperar cuando utiliza un tratamiento de ayuda que no combate la causa principal del problema.

Los Antidepresivos y la Aspirina - Una Combinación Peligrosa

Después de un análisis reciente, se les aconsejó a los doctores tener cuidado a la hora de recetar antidepresivos SSRI (por sus siglas en inglés) a los pacientes que se encuentran tomando aspirinas después de haber sufrido un ataque cardíaco agudo, ya que la combinación de estos dos medicamentos podría aumentar significativamente su riesgo de hemorragia anormal.

Esto no debería ser una sorpresa cuando se considera que ambos tipos de medicamentos están, individualmente, relacionados con un aumento en el riesgo de hemorragia. Y de usarlos en conjunto se puede esperar un efecto aún mayor…

De acuerdo con Pulse, una publicación para profesionales de la salud:

“El estudio analizó retrospectivamente la información de 27,058 pacientes, de 50 años en adelante, que fueron dados de alta del hospital después de haber sufrido un infarto agudo al miocardio (ataque cardíaco) entre Enero de 1998 y Febrero del 2007. Después de haber sido dados de alta, 14,426 de los pacientes en el grupo analizado tomaron la aspirina sola, mientras que 406 pacientes tomaron tanto aspirina junto con un antidepresivo.

Encontraron que los pacientes que tomaron ambos medicamentos al mismo tiempo tuvieron un riesgo 42 por ciento mayor de sufrir un episodio hemorrágico- hemorragia gastrointestinal, apoplejía hemorrágica u otra hemorragia que requiera de ingreso hospitalario- en comparación con aquellos que tomaron la aspirina por sí sola.”

Antidepresivos: Utilizados Erróneamente Como Profiláctica Contra el Estrés

Hay muchos factores a considerar antes de tomar un antidepresivo. El primero sería evaluar si la receta tiene algún sentido médico en absoluto. Creo firmemente que los antidepresivos NO son la solución de la presión arterial alta y enfermedades cardiovasculares.  Sin embargo, en los últimos años se ha convertido en una práctica más o menos estándar para recetar un antidepresivo junto con medicamentos de presión arterial- independientemente de que entre al consultorio de su doctor sufriendo de un episodio depresivo o no.

Los antidepresivos son cada vez más recetados como “profiláticos”, porque, una vez más, se cree que la presión arterial alta y las enfermedades cardiovasculares están relacionadas con el estrés- que a menudo es algo cierto.

Sin embargo, un antidepresivo no es la manera de hacerle frente a este tipo de estrés.

La mayoría de las elevaciones de la presión arterial están relacionas con la resistencia a la insulina y cuando usted disminuye el consumo de granos y azúcares y comienza un programa de ejercicios apropiado, su presión arterial tiende a normalizarse rápidamente porque usted está tratando la causa principal y no utilizando un medicamento para tratar sólo los síntomas. Este es el mal uso que se le da a los antidepresivos y que necesita ser frenado. Por lo menos, si usted va a tomar un medicamento peligroso, los beneficios deberían superar los riesgos y eso es algo poco probable en la mayoría de los casos.

La Depresión es una Enfermedad Seria que Necesita Ser Tratada con Seriedad

Educarse a usted mismo sobre la depresión podría ser más oportuno que nunca. Está muy claro que las tasas de suicidio aumentan a medida en que la economía empeora, y tan difícil como parezca, creo que hay muchas sorpresas económicas que aún no se conocen que podrían poner a prueba lo mejor de las personas.

La depresión, tan solitaria como podría parecer “desde el interior” también afecta a las personas a su alrededor. Los problemas mentales y emocionales cobran un precio muy caro en los núcleos familiares y en algunos casos se extienden hasta el círculo de amigos. Personalmente he sido testigo de cómo dos personas queridas y cercana a mi batallaron con un profunda depresión crónica que dio como resultado múltiples intentos de suicidio. El suicidio es una complicación común de la depresión y es una de las razones principales por las que debe tomarse muy en serio ya que puede convertirse en una enfermedad terminal.

Como médico de tiempo completo durante más de 20 años (antes de convencerme que podría ayudar a más personas comprometiendo mi tiempo completo a este boletín y página web sobre la salud), también traté a miles de personas con todo tipo de problemas y he visto a muchos pacientes con depresión. A principios de los 80s, las únicas herramientas que tenía en mi caja de herramientas eran los medicamentos y el ejercicio. Por lo que me volví un experto en los antidepresivos de primera generación. Tuve mucha experiencia en recetarles medicamentos a los pacientes como muchos de los psiquiatras.

Me tomó casi 10 años el darme cuenta que los medicamentos y el modelo de medicamentos nunca se hace cargo de la causa principal y sólo sirven para calmar los síntomas. Simplemente, NO son la solución del problema…

¿Qué es la Depresión?

Si usted realmente quiere llegar a la raíz del problema, en lugar de simplemente aliviar los síntomas, entonces es importante entender cuál es la causa.

En la actualidad veo a la depresión como un posible resultado de un estilo de vida poco saludable y sin el balance adecuado, que se expresa a través de una serie de síntomas complejos bien definidos (véase en la tabla de abajo). En algunas personas, los efectos de su estilo de vida sin el balance adecuado se ven reflejados en forma de depresión, mientras que en otras personas podría desarrollarse en forma de obesidad, enfermedades cardíacas, diabetes, cáncer o una combinación de estas y otras enfermedades relacionadas.

Los criterios de diagnóstico para el trastorno depresivo mayor*

A. El paciente experimenta un estado de ánimo deprimido (por ejemplo, se siente triste o vacío) o pérdida de interés o placer la mayor parte del tiempo durante más de dos semanas, además de padecer 4 o más de los siguientes síntomas:

Sueño: Insomnio o hipersomnia casi todos los días
Interés: Una pérdida de interés o placer marcado en casi todas las actividades la mayor parte del tiempo
Culpa: Sentimientos inapropiados o excesivos de culpa o inutilidad la mayor parte del tiempo
Energía: Pérdida de energía o fatiga la mayor parte del tiempo
Concentración: Disminución en la capacidad para pensar o concentrarse, indecisión la mayor parte del tiempo
Apetito: Aumento o disminución del apetito
Psicomotor: Observa agitación o retraso psicomotor
Suicidio: Pensamientos continuos sobre la muerte o ideas suicidas
B. Los síntomas no cumplen con el criterio para un episodio mixto (episodio depresivo mayor y episodio maníaco)
C. Los síntomas provocan malestar clínicamente significativo o deterioro en áreas sociales, ocupacionales u otras áreas de funcionalidad
D. Los síntomas no son debido a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (por ejemplo, el abuso de una droga o medicamento) o una enfermedad médica
E. Los síntomas no se debe a un estado de luto o duelo

La Teoría del "Desequilibrio Químico" Ha Sido Anulada

No le atribuyo a la teoría que la depresión es causada por un “desequilibrio químico” en su cerebro, (que es para lo que los antidepresivos están diseñados, para arreglar ese desequilibrio químico), ya que esta teoría ha sido rechazada por la ciencia.

Incluso los fabricantes de medicamentos admiten que el mecanismo de acción aún es desconocido.  Si no se conoce el mecanismo exacto de la depresión, entonces cualquier tipo de tratamiento a base de medicamentos es esencialmente arriesgado. Y la falta de eficacia estadística de los antidepresivos confirma la realidad, que estos medicamentos no llegan a la raíz del problema- de hecho, apenas le hacen frente a los síntomas, ya que la mitad de los pacientes que sufren de depresión y toman antidepresivos no experimentan mejorías…

La Teoría de la Serotonina Baja También Ha Sido Desacreditada

Una versión actualizada de la teoría del desequilibrio químico fue introducida con el fin de justificar el uso de medicamentos SSRI para la depresión. Se llama la teoría de la serotonina baja. Sin embargo, como lo explica el periodista sobre salud, Robert Whitaker, el Instituto Nacional de la Salud Mental (NIMH por sus siglas en inglés) investigó si los pacientes con depresión tenían niveles de serotonina bajos o no y en 1983 concluyeron que, no hay nada mal en el sistema serotoninérgico de los pacientes deprimidos.

Una publicación más reciente, publicada en el 2009, confirma que la teoría de la serotonina baja es incorrecta y que hemos ido por el camino equivocado durante los últimos 20 años o más…

Los hallazgos, que fueron presentados en la conferencia de Neurociencia en Chicago, Illinois en el 2009, encontraron fuertes indicios de que la depresión es el resultado de algún tipo de disfunción de las neuronas (células cerebrales) y que los medicamentos se centran en el efecto, no en la causa de la depresión. El comunicado de prensa anunciando los resultados dice:

“Más de la mitad de las personas que toman antidepresivos para tratar la depresión nunca se alivian.

¿Por qué?

Porque la causa de la depresión ha sido menospreciada y los medicamentos destinados a tratarla apuntan al blanco equivocado…Un estudio realizado por Eva Redei, integrante de un laboratorio que lleva mucho tiempo investigando la depresión…parece anular dos creencias fuertemente arraigadas acerca de la depresión. Una es que los eventos estresantes en la vida cotidiana son la causa principal de la depresión. La otra es que el desequilibrio de los neurotransmisores en el cerebro desencadena los síntomas de la depresión. Ambos descubrimientos son muy importantes ya que estas creencias eran la base para el desarrollo de los medicamentos que actualmente se utilizan para tratar la depresión.

Redei…encontró evidencia molecular que anula el dogma acerca de que el estrés es en general una de las causas principales de la depresión. Su nueva investigación revela que casi no hay coincidencia entre el estrés relacionado con los genes y la depresión relacionada con los genes… Otra razón por la que los antidepresivos actuales a menudo son ineficaces, es que su objetivo es aumentar los neurotransmisores basándose en la explicación molecular popular de la depresión, que es el resultado de la disminución de los niveles de los neurotransmisores como la serotonina, norepinefrina y dopamina.

Pero Reidi dijo que eso está mal…Reidi descubrió fuertes indicios de que la depresión en realidad comienza más arriba de la cadena de eventos en el cerebro. Los eventos bioquímicos que en última instancia dan lugar a la depresión, en realidad comienzan en el desarrollo y funcionamiento de las neuronas.

“Los medicamentos se han centrado en los efectos, no en la causa” dijo Reidi. “Es por eso que toma tanto tiempo para que los medicamentos puedan funcionar y por qué no son tan eficaces para algunas personas.”

Esto no sólo tiene sentido racional si lo piensa bien, sino que también explica por qué los antidepresivos son tan ineficaces y por qué las intervenciones en el estilo de vida como, llevar una alimentación baja en azúcar, grasas esenciales, exposición solar y el ejercicio parecen ser estrategias para tener un tratamiento sumamente efectivo para la depresión. Yo pienso, y la ciencia nos lo está demostrando, que no puede separar su salud física de su salud mental. La función cerebral saludable es necesaria para los procesos emocionales y mentales saludables.

Los Efectos de los Antidepresivos Son Iguales al Placebo

Muchos estudios han concluido que los antidepresivos son sólo un poco más eficaces que el placebo. Y cuando se toman en cuenta los ensayos NO PUBLICADOS, incluso se vuelven MENOS efectivos que el placebo.

Por ejemplo, en un meta-análisis publicado en el 2002 de ensayos clínicos que indicaban que el 75 por ciento de la respuesta de los antidepresivos podría ser duplicada por el placebo. Del mismo modo, en el 2008 un meta-análisis publicado en PLos Medicine concluyó que la diferencia entre las pastillas antidepresivas y placebo era muy poca- y que ambas son ineficaces para la mayoría de los pacientes con depresión. Tan sólo los pacientes severamente deprimidos mostraron algún tipo de respuesta y esa respuesta fue mínima.

Esto tiene sentido si se considera que estos medicamentos no tratan la causa, que probablemente tiene su origen en deficiencias nutricionales y en “cortocircuitos emocionales”.

Pero en lugar de aceptar el hecho de que los antidepresivos están perdiendo credibilidad, algunos medicamentos como Abilify son promocionados como la “solución”. Este es el ejemplo perfecto para el viejo dicho que dice “locura es hacer lo mismo una y otra vez, esperando tener diferentes resultados.”  En lugar de resolver el problema, la estrategia de la polifarmacia en realidad forma parte del problema.

La palabra “polifarmacia” significa “muchos medicamentos” y en esencia se refiere a los casos en que una persona toma muchos medicamentos al mismo tiempo- ya sea porque se le recetan de manera clínica o que cuando las pastillas se convierten en una carga para el paciente. La polifarmacia representa un gran problema, ya que mientras más medicamentos mezclen, hay más probabilidades de sufrir efectos secundarios y las personas que toman medicamentos psiquiátricos parecen ser particularmente propensos a la polifarmacia.

Efectos Secundarios Bien Documentados

Las interacciones de los antidepresivos con su cerebro, hígado, sistema digestivo y otros sistemas de su cuerpo aún no se entienden por completo, pero lo que sí sabemos es que los efectos secundarios son muchos. Además de la lista promedio que incluye nauseas, boca seca y pérdida de la libido, los antidepresivos comúnmente recetados tienen otros efectos secundarios más graves, como:

Pensamientos suicidas y comportamiento violento: El principal por el cual debería preocuparse es que podrían AUMENTAR el riesgo de suicidio. Su riesgo de suicidio podría duplicarse si toma SSRI. Siete de los 12 tiroteos a escuelas fueron perpetrados por niños que estaban tomando antidepresivos o acaban de dejar de tomarlos. Enfermedades del corazón y muerte cardíaca repentina: Las investigaciones recientes sugieren que los antidepresivos aumentan el riesgo de enfermedades del corazón al provocar que las paredes arteriales se espesen. Una revisión de la literatura de estudios del 2000 al 2007 publicada en Expert Opinion on Drug Safety en el 2008, también encontró que “los antipsicóticos pueden aumentar el riesgo de ataque cardíaco incluso en dosis bajas, mientras que los antidepresivos generalmente lo hacen en dosis altas o cuando se combinan con otros medicamentos”. En otro estudio realizado en el 2009 los medicamentos antipsicóticos duplicaron el riesgo de muerte cardíaca repentina. La mortalidad resultó ser dependiente de la dosis, por lo que las personas que toman las dosis más altas tienen un riesgo mayor de sufrir un evento cardíaco mortal.
Diabetes: El riesgo de padecer diabetes tipo 2 es de dos a tres veces mayor si usted toma antidepresivos, de acuerdo con un estudio. Todos los tipos de antidepresivos incluyendo los triciclos y SSRI, aumentan el riesgo de diabetes tipo 2. Huesos frágiles: Un estudio mostró que mujeres que tomaban antidepresivos tenían un riesgo 30 por ciento mayor de fractura vertebral y un riesgo 20 por ciento mayor de otro tipo de fracturas. Esto se debe a que la serotonina también está relacionada en la fisiología del hueso. Si se alteran los niveles de serotonina con un medicamento, puede dar como resultado una baja densidad ósea, aumentando el riesgo de fractura.
Problemas con su sistema inmunológico: Los SSRI provocan que la serotonina permanezca en los cruces del nervio más largo, interfiriendo con la señalización de las células inmunológicas y el crecimiento de las células T. Derrame cerebral: Su riesgo de sufrir un derrame cerebral podría ser un 45 por ciento mayor si usted toma antidepresivos, posiblemente relacionado con el efecto que tienen los medicamentos en la coagulación sanguínea
Nacidos muertos: Un estudio canadiense de casi 5,000 madres descubrió que las mujeres que tomaban SSRI tenían el doble de probabilidad de que su bebé naciera muerto y casi el doble de probabilidad de nacimiento prematuro o bajo peso al nacer. Otro estudio demostró un aumento del 40 por ciento en el riesgo de defectos de nacimiento, como el paladar hendido. Muerte: Las tasas generales de mortalidad han encontrado ser un 32 por ciento más altas en mujeres que toman antidepresivos.

¿Cuándo es Apropiado Tomar Antidepresivos?

Quiero resaltar que no estoy tratando de disminuir el impacto de las enfermedades mentales y depresivas. Ya que son responsables y dominantes de decenas de miles de muertes cada año y padecidas por otras millones de personas.

Mi experiencia clínica me lleva a creer que el único uso adecuado para este tipo de medicamentos tan peligrosos es como un último recurso y cuando ya se ha intentado todo, cuando el paciente representa un peligro para sí mismo y para otras personas. El tratamiento con medicamentos debe seguirse hasta que la enfermedad del paciente este bajo control y se encuentre fuera de peligro. Esta estrategia es una estrategia de emergencia parecida a como se trataría una fractura de hueso. En ese caso, primero se ve a un cirujano ortopédico para que le ponga un yeso. Pero usted no utiliza el yeso por el resto de su vida. Lo utiliza hasta que el hueso se cura.

Trágicamente, la mayoría de las compañías farmacéuticas NO ven los antidepresivos de esta manera. Hay enormes esfuerzos de marketing para clasificar el comportamiento normal como anormal o enfermo, lo cual requiere de tratamiento de por vida con una solución a base de medicamentos.

Cómo Tratar la Depresión Sin Tener que Utilizar Medicamentos: Comience con su Alimentación

Si usted le proporciona a su cuerpo un combustible poco óptimo, entonces puede esperar que se descomponga. Y eso es exactamente lo que millones de personas hacen todos los días. Una de las fuentes principales de calorías en los Estados Unidos es la fructosa. Combine eso con el hecho de que el 90 por ciento del dinero que gastan los estadounidenses en alimentos es en alimentos procesados y desnaturalizados, lo que prácticamente le garantiza un desastre en su salud física y mental.

Nuestros suministros de alimentos también están cargados de toxinas como el MSG, aspartame, colorantes artificiales y los contenedores que almacenan la comida suelen estar mezclados con otras sustancias toxicas como el BPA, ftalatos, aluminio y flúor.

Muchos de estos productos químicos pueden causar cambios de humor y de comportamiento.

La respuesta alimenticia para tratar la depresión es limitar severamente los azúcares, en especial la fructosa, así como los granos, porque pueden provocar una liberación excesiva de insulina que puede dar lugar a hipoglucemia. La hipoglucemia, a su vez, provoca que su cerebro segregue glutamato en niveles que pueden causar agitación, depresión, enojo, ansiedad, ataques de pánico y aumento en el riesgo de suicidio. Reducir radicalmente el consumo de azúcar, en especial de fructosa, a menos de 25 gramos al día es una de las intervenciones más poderosas para corregir este desequilibrio bioquímico.

Además, el azúcar es altamente inflamatorio y como verá más adelante, detener la inflamación es la clave, no sólo para su salud física, sino también para su salud mental y emocional.

Hay un excelente libro sobre este tema, llamado “The Sugar Blues”, escrito por William Dufty hace más de 30 años, que profundiza en este tema a gran detalle. El argumento principal que hace Dufty en el libro es que el azúcar es una droga dañina y adictiva y que al hacer un simple cambio en su alimentación - eliminar tanta azúcar como le sea posible- puede tener un impacto benéfico en su salud mental.

Su Segundo Cerebro: La Conexión Entre Intestino-Cerebro

Reducir radicalmente el consumo de azúcar/fructosa ayudará automáticamente a restablecer su flora intestinal, que parece ser otra estrategia sumamente importante para tratar de manera efectiva la depresión.

Estudios recientes han demostrado que la inflamación crónica y la falta de probióticos (bacteria buena) en su intestino podrían estar relacionadas con la patogénesis de la depresión. De hecho, algunas investigaciones han demostrado que la depresión con frecuencia está relacionada con la inflamación gastrointestinal y enfermedades autoinmunes, así como con otras enfermedades en la que el bajo grado de inflamación crónica es un factor importante que contribuye. Esta inflamación podría provocar una disfunción del “eje intestino-cerebro”, contribuyendo con una mala salud mental.

De acuerdo con una revisión científica reciente:

“Un número cada vez mayor de estudios clínicos han demostrado que el tratamiento de inflamaciones gastrointestinales con probióticos, vitamina B, D y ácidos grasos omega-3, con estímulos atenuantes pro-inflamatorios del cerebro, también podría mejorar los síntomas de la depresión y la calidad de vida.

Todos estos descubrimientos justifican la suposición de que el tratamiento de inflamaciones gastrointestinales podría mejorar la eficacia de las modalidades de tratamiento de la depresión y enfermedades relacionadas.”

Cómo la Inflamación Gastrointestinal Podría Contribuir con la Depresión

La revisión señala varios mecanismos en los que la inflamación gastrointestinal podría desempeñar un papel muy importante en el desarrollo de la depresión. Entre ellos:

  1. A menudo la depresión se encuentra junto con la inflamación gastrointestinal y enfermedades autoinmunes, así como con enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas, diabetes tipo 2 y también cáncer, en las que la inflamación crónica de bajo grado es un factor importante que contribuye. Por lo que, los investigadores sugirieron que “la depresión podría ser una manifestación neuropsiquiátrica de un síndrome inflamatorio crónico”.
  2. La investigación sugiere que la causa principal de la inflamación podría ser una disfunción del “eje intestino-cerebro”. Su intestino literalmente es su segundo cerebro- creado del mismo tejido que el de su cerebro durante la gestación- y contiene cantidades más grandes de neurotransmisor como la serotonina, que está asociado con el control del estado de ánimo.

    Es importante entender que la flora intestinal es una parte activa e integrada de su cuerpo y por lo tanto es dependiente de su alimentación y vulnerable a su estilo de vida. Si consume muchos alimentos procesados y bebidas endulzadas, por ejemplo, la bacteria intestinal probablemente se verá muy comprometida porque los alimentos procesados en general destruirán la microflora saludable y los azúcares de todo tipo alimentan las bacterias malas y hongos, también promueven la inflamación sistémica.
  3. Un número creciente de estudios clínicos han demostrado que el tratamiento de la inflamación gastrointestinal a través de probióticos, vitamina B, vitamina D y grasas omega-3 también podría mejorar los síntomas de la depresión y calidad de vida atenuando los estímulos pro-inflamatorios en el cerebro.

Frenar la Respuesta Inflamatoria Parce Ser la CLAVE Para Prevenir la Depresión

En pocas palabras, la inflamación crónica en su cuerpo altera el funcionamiento normal de muchos de los sistemas y puede causar estragos en su cerebro. Pero parece que la inflamación podría ser sólo otro factor de riesgo para la depresión, de hecho podría ser EL factor de riesgo de donde provienen los demás.

A pesar de que esto se refiere a la depresión posparto, la respuesta inflamatoria es la misma en cuanto a su impacto en todas las formas de depresión. Publicado en el International Breastfeeding Journal, los investigadores indicaron:

“El viejo paradigma describe a la inflamación con uno de los muchos factores de riesgo de la depresión. El nuevo paradigma está basado en investigaciones más recientes que indican que los estresores físicos y psicológicos aumentan la inflamación. Estos estudios recientes constituyen un importante cambio en el paradigma de la depresión: la inflamación no es un simple factor de riesgo, es el factor de riesgo del que subyacen todos los demás.

Por otra parte, la inflamación explica por qué el comportamiento psicosocial y los factores de riego físicos aumentan el riesgo de depresión. Esto es verdad para la depresión en general y para la depresión posparto en particular.

Mujeres puérperas son especialmente vulnerables a estos efectos debido a que sus niveles de citoquinas pro-inflamatorias aumentan significativamente durante el último trimestre del embarazo- momento en el que también están en alto riesgo de sufrir una depresión. Además, las experiencias comunes de la nueva maternidad, como trastornos de sueño, dolor posparto y trauma psicológico, actúan como estresores que pueden hacer que los niveles de citoquinas pro-inflamatorias aumenten.”

Proteja a Su “Segundo Cerebro” Para Reducir los Síntomas de la Depresión

Ya hemos discutido en la parte de arriba la importancia de limitar el consumo de azúcar y fructosa, que es una de las maneras principales de prevenir la inflamación. Pero usted también podría necesitar “rellenar” su intestino con bacteria buena o probióticos, que son la base de un tracto intestinal saludable.

Mis recomendaciones para optimizar su flora intestinal son las siguientes:

  • Los alimentos fermentados siguen siendo la mejor manera de conseguir una salud digestiva óptima, siempre y cuando consuma las versiones tradicionalmente fermentadas y pasteurizadas. Las opciones saludables incluyen lassi (una bebida de yogurt de la India, tradicionalmente se bebe antes de la cena) leche orgánica proveniente de animales alimentados con pastura como el kéfir, repollo en escabeche, berenjenas, pepinos, cebollas, calabazas y zanahorias y por último el natto (soya fermentada).
  • Un suplemento de probiótico. Si usted no come alimentos fermentados, tomar un suplemento de probiótico de alta calidad ciertamente tiene mucho sentido, considerando lo importante que son para la optimización de su salud mental. Los probióticos tienen un efecto directo en la química del cerebro, transmitiendo señales regulatorias del estado de ánimo y conducta a su cerebro por medio del nervio vago, que es otra de las razones por la que su salud intestinal puede tener una influencia tan profunda en su salud mental y viceversa.

Nutrientes Esenciales Para un Intestino y Cerebro Saludables

Otros factores nutricionales importantes para prevenir o tratar la inflamación gastrointestinal y al mismo tiempo promover la función cerebral óptima incluyen:

  • Grasa omega-3 de origen animal: Incluso si usted lleva una alimentación decente, las deficiencias nutricionales son penetrantes y pueden contribuir fácilmente con la depresión. Una de las deficiencias más comunes es la deficiencia de la grasa omega-3 de alta calidad. Muchas personas no se dan cuenta de que su cerebro se compone en un 60 por ciento de grasa, pero no de cualquier tipo de grasa. Es DHA, que es la grasa omega-3 de origen animal. El Dr. Stoll, un psiquiatra de Harvard, escribió un excelente libro en donde detalla su experiencia en el área llamado “The Omega-3 Connection”.

    La grasa omega-3 de origen animal no sólo regula los procesos y respuestas inflamatorias, sino que también influye de manera positiva en los resultados de los trastornos depresivos. Así que si actualmente se encuentra luchando contra la depresión, entonces tomar un suplemento de omega-3 de alta calidad como el aceite de krill todos los días es una opción sencilla e inteligente.
  • Vitamina D: La mayoría de las personas no se dan cuenta que la deficiencia de vitamina D está relacionada con la inflamación y la depresión. Un estudio anterior encontró que las personas con los niveles de vitamina D más bajos eran 11 veces más propensos a sufrir de depresión, en comparación con aquellos que tenían los niveles normales, por lo que debe asegurarse de que su niveles se encuentren dentro del rango saludable por medio de la exposición solar o utilizando una cama de bronceado segura.  Como último recurso, también puede tomar un suplemento de vitamina D3 de alta calidad, pero si elige esta opción asegúrese de checarse los niveles continuamente.

    Además del beneficio directo de la vitamina D sobre la depresión, es probable que la luz del sol le dé un beneficio independiente a su salud mental, que va más allá de obtener vitamina D. Esta es una de las razones por la que la TRISTEZA es tan frecuente en el invierno y por qué la depresión es rampante en el noreste de Pacífico en el invierno. Así que, esencialmente la deficiencia de la luz solar también es un factor de riesgo.
  • Vitamina B12: Otra deficiencia de vitamina que puede contribuir con la depresión es la vitamina B12.

En Conclusión

Mientras que este artículo se refiere a las estrategias nutricionales para combatir la depresión, también quiero recordarle la importancia del ejercicio. Existe investigación científica sólida que señala que el ejercicio es uno de los tratamientos más poderosos que existen para la depresión. A diferencia de los medicamentos, es mucho MÁS efectivo que el placebo cuando se hace adecuadamente.

No existe duda de que la depresión es devastadora. Pocas cosas en la vida son más difíciles que perder el sentido de esperanza, alegría y el propósito. Y como alguien que ve las cosas desde afuera es desgarrador darse cuenta de que es imposible trasmitir la voluntad de vivir a alguien que no la posee.

Muchas veces usted no puede cambiar las circunstancias. Sin embargo, puede cambiar su propia respuesta, por lo que lo animo a equilibrar su vida y no ignorar las señales de advertencia trasmitidas por su cuerpo y que le dicen que debe de hacer algún cambio. La depresión es algo real. Así como el potencial para realmente curarla.

Realmente espero que considere las recomendaciones que le di antes de optar por los medicamentos y que se dé el tiempo de permitirle a su cuerpo sanarse a sí mismo, ya que no puede separar la mente de su cuerpo.