Ocultar

La Gran Influencia que Tienen los Microbios Intestinales en su Salud Física y Mental

Publicado Por Dr. Mercola | 05 de Septiembre 2012

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

 Intestino
Historia en Breve:
  • El 90 por ciento del material genético en su cuerpo NO es suyo. Proviene de las casi 100 billones de bacterias, hongos, virus y otros microrganismos que componen su microflora
  • Su microflora influye en su expresión genética, su sistema inmunológico, peso, salud mental, memoria y su riesgo de múltiples enfermedades crónicas y agudas, desde diabetes hasta cáncer
  • Se está volviendo cada vez más claro que destruir la flora intestinal con antibióticos y una mala alimentación es el factor principal del aumento en las tasas de enfermedad. Investigaciones recientes sugieren que la inflamación intestinal podría desempeñar un papel sumamente importante en el desarrollo de cierto tipos de cáncer
  • Evitar estas dos cosas: los antibióticos (incluyendo los que se encuentran en las carnes provenientes de animales alimentados convencionalmente y la leche que contiene rBGH) y el azúcar, al llevar una alimentación baja en azúcar junto con el consumo de alimentos fermentados sin pasteurizar o bien un suplemento de probióticos de alta calidad son elementos cruciales para restaurar y mantener tanto el ecosistema interno de su intestino como su salud en general

Por el Dr. Mercola

Hay 100 billones de células en su cuerpo, sin embargo el 90 por ciento del material genético no es suyo. Es de las bacterias, hongos, virus y otros microrganismos, es decir, su microflora. Los microbios intestinales han estado en las noticias últimamente, debido a que los investigadores continúan descubriendo la importancia del papel que desempeñan estos pequeños organismos en su salud y bienestar en general. Sabemos que su microflora influye en:

  • La expresión genética
  • El sistema inmunológico
  • El peso
  • El riesgo de numerosas enfermedades crónicas y agudas, desde diabetes hasta cáncer

Recientemente, las investigaciones han demostrado que cierto conjunto de microbios, en realidad podría influenciar en la actividad de los genes en el cerebro- y el papel que desempeñan no es un papel pequeño. Podrían trabajar para manipular su comportamiento, así como su memoria.

Los Microbios Manipulan su Mente

De acuerdo con un artículo reciente publicado en The Guardian1, se ha descubierto que ciertas especies de bacterias intestinales influyen en la actividad genética en su cerebro. Parte de esta investigación fue publicada en el 2011.2 Se descubrió que la falta de bacterias intestinales en ratones estuvo relacionada con un “comportamiento de alto riesgo” y esta alteración en el comportamiento estuvo acompañada de cambios neurológicos en el cerebro del ratón.

Según los autores, la microbiota (flora intestinal) podría desempeñar un papel muy importante en la comunicación entre el intestino y el cerebro, y:

“La adquisición de la microbiota intestinal en el período posnatal inmediato tiene un impacto determinante en el desarrollo y funcionamiento de los sistemas gastrointestinal, inmunológico, neuroendocrino y metabólico. Por ejemplo, la presencia de microbiota intestinal regula el punto de actividad del eje del hipotálamo-pituitario-adrenal (HPA).”

Pero también descubrieron otras diferencias entre los ratones con una flora intestinal normal y los ratones que carecen de flora intestinal. Cuando examinaron el cerebro de los animales, descubrieron un gran número de alteraciones genéticas en los ratones libres de gérmenes. De acuerdo con The Guardian:

“El factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF) fue significativamente sobre-regulado y el sub tipo 5HT1 un receptor de serótina fue poco regulado, en el giro dentado del hipocampo. El gen que codifica la subunidad NR2B del receptor NMDA también se reguló muy poco en la amígdala.

Los tres genes han sido previamente implicados con comportamientos emocionales como la ansiedad.

El BDNF es un factor de crecimiento que es esencial para un desarrollo cerebral adecuado y un estudio reciente demostró que la supresión del receptor del BDNF llamado TrkB altera la manera en que las neuronas recién nacidas se integran a los circuitos y aumenta comportamientos como la ansiedad en ratones.

Los receptores de serótina, que están distribuidos por todo el cerebro, son conocidos por estar relacionados con el estado de ánimo y los compuestos que activan el subtipo 5HT1A que también produce comportamientos como la ansiedad.

El descubrimiento de que la subunidad NR2B del receptor NMDA poco regulado en la amígdala es particularmente interesante. Los receptores NMDA están compuestos por múltiples subunidades, pero aquellos compuestos únicamente por unidades NR2B son conocidos por ser muy importantes para el desarrollo y funcionamiento de la amígdala, que tiene un papel bien establecido en el miedo y otras emociones, así como en el aprendizaje y la memoria.

Se ha demostrado que los medicamentos que bloquean estos receptores bloquean la formación de recuerdos temerosos y reducen la ansiedad relacionada con la abstinencia de alcohol en roedores.”

Su Bacteria Intestinal Se Encuentra Bajo Ataque Constantemente

Su estilo de vida puede y en realidad influye en su flora intestinal diariamente. Por ejemplo, su bacteria intestina es extremadamente sensible a:

  • Antibióticos
  • Agua clorada
  • Jabón antibacterial
  • Fertilizantes y pesticidas químicos
  • Contaminación

Todas estas exposiciones comunes pueden causar estragos en la composición de las bacterias en su intestino, pero en la actualidad los investigadores están prestando especial atención en todos los efectos negativos causados por los antibióticos.

No se trata únicamente de los antibióticos que consigue en la farmacia, la gran mayoría de estos medicamentos entran en usted por medio del ganado- es decir, usted consume antibióticos cada vez que come carne proveniente de animales criados en operaciones de alimentación de animales confinados (CAFO).

De hecho, cerca del 80 por ciento delos antibióticos producidos son utilizados en la agricultura3 - no sólo para combatir las infecciones, sino para promover un aumento de peso poco saludable (aunque redituable) en los animales. Es muy importante que usted evite las carnes provenientes de animales criados de forma convencional.

El Uso Temprano de Antibióticos También está Relacionado con la Obesidad

Con esto en mente, ¿es de extrañar que actualmente los investigadores estén descubriendo que los antibióticos también están relacionados con el aumento de peso en seres humanos?

“Desde hace muchos años, los granjeros han sabido que los antibióticos son muy buenos para la producción de vacas más grandes para el mercado”, el Dr. Jan Blustein, MD, PhD, profesor de salud y medicina le dijo a PreventDisease.com en un artículo recientemente.4   “Aunque necesitamos más investigaciones para confirmar nuestros resultados, este estudio realizado cuidadosamente sugiere que los antibióticos influyen en el aumento de peso en seres humanos, en niños en especial…”

De acuerdo con el Washington Post:5

“El uso de antibióticos en niños pequeños podría conducir a un riesgo más alto de obesidad y dos nuevos estudios, uno en ratones y otro en humanos, concluyeron que los cambios de las bacterias intestinales causado por los antibióticos podrían ser los responsables. En conjunto, investigadores de la Universidad de Nueva York concluyeron que podría ser necesario ampliar nuestros conceptos de las causas de la obesidad y advierten tener cuidado con el uso de antibióticos.”

El primer estudio publicado en la revista Nature6 , encontró que los ratones jóvenes tratados con dosis bajas de antibióticos comunes aumentaron de un 10-15 por ciento más grasa que los grupos de control. Después de examinar las bacterias en el intestino de los ratones, encontraron que los ratones tratados con antibióticos tuvieron una composición diferente de bacterias intestinales en comparación con los ratones no tratados.

Específicamente, se encontraron ciertas especies de bacteria en mayores concentraciones que anteriormente habían demostrado estar relacionadas con la obesidad en los ratones tratados. Además, después de un análisis genético del metabolismo de las bacterias, descubrieron que los genes responsables de la síntesis de grasa tuvieron mayores niveles de actividad en los ratones tratados.

De acuerdo con el autor principal Martin Blaster:7

“El aumento de obesidad alrededor del mundo es coincidente con el uso generalizado de antibióticos y nuestros estudios proporcionan un vinculo experimental. Es posible que la exposición temprana a los antibióticos lleve a los niños a la obesidad en algún momento de sus vidas.”

El co-autor el Dr. Ilseung Cho agregó:8

“Mediante el uso de antibióticos, encontramos que en realidad podemos manipular la población de bacterias y alterar la manera cómo se metabolizan ciertos nutrientes. Finalmente, fuimos capaces de afectar la composición corporal y el desarrollo de los ratones jóvenes al cambiar su microbioma intestinal por medio de esta exposición.”

El segundo estudio, publicado en el International Journal of Obesity9, tenía el fin de corroborar estos resultados pero en seres humanos. El estudio, que incluyó a más de 10,000 niños, encontró que los bebés tratados con antibióticos antes de los seis meses de edad parecen estar más propensos a padecer de sobrepeso en la infancia. Los niños expuestos a antibióticos entre las edades de seis a 14 meses no tuvieron más masa corporal que los niños no expuestos.

Aunque este estudio no prueba la causalidad entre el uso de antibióticos y la obesidad a futuro, demuestra una correlación y el mecanismo parece estar relacionado con la forma en que los antibióticos alteran la flora intestinal de su hijo. Sin embargo, el exceso de peso no es el único o el peor problema que puede ser causado por esa alteración.

Como lo explica la Dra. Natasha Campbell-McBride, los niños con una flora intestinal alterada o desequilibrada son más propensos a desarrollar trastornos neurológicos, como el  TDA/TDAH y varios problemas de aprendizaje. Estos niños también son mucho más propensos a sufrir daños por vacunas.

La Investigación Sobre los Prebióticos Fue la Más Destacada en la Reunión de la Sociedad Americana de Química

Cada vez más investigadores están descubriendo que la nutrición apropiada no se trata sólo de obtener el tipo y la cantidad correcta de nutrientes necesarios para el proceso biológico. También se necesita nutrir las células no humanas del cuerpo, es decir, su microflora intestinal. Este fue un tema que se trató recientemente en la 244ª Reunión y Exposición de la Sociedad Americana de Química. De acuerdo con un artículo reciente publicado en NewHope360:10

“Así como las personas necesitan los alimentos para sobrevivir, las millones de bacterias benéficas que viven en nuestros intestinos, nuestros tractos intestinales necesitan su alimento, explica Rastall (Robert) (Phd). Existe un gran y creciente número de investigaciones científicas que señalan que las bacterias en su intestino desempeñan un papel sumamente importante en la salud y enfermedades. Los prebióticos son alimentos que contienen nutrientes que apoyan el crecimiento y la actividad de estas bacterias buenas.”

Rastall contrasta los prebióticos con los probióticos, que ya son promovidos en las etiquetas de los alimentos como el yogurt y algunos suplementos dietéticos.

Los alimentos de probióticos en realidad contienen bacterias buenas como Lactobacillus acidophilus, el cual se cree que libera unas sustancias saludables ya que crecen dentro de tracto digestivo. Los prebióticos son ingredientes de alimentos que no pueden digerirse por lo que no brindan ningún beneficio. Su propósito es nutrir a as bacterias buenas, las cuales se estiman son unos 100 billones de microbios viviendo dentro del tracto digestivo humano.”

Aunque el reciente aumento de la conciencia acerca de la importancia de los probióticos y los prebióticos son buenas noticias, otra cosa importante es que los investigadores también están trabajando en formas de producir prebióticos que puedan ser añadidos fácilmente a los alimentos procesados.

Los prebióticos y los probióticos son muy sensibles al calor y los tratamientos a base de calor son el sello distintivo de los alimentos procesados. Por lo tanto, es lógico que cualquier tipo de invención para los probióticos contenidos en los alimentos procesados, dará como resultado un producto de mucho menor calidad y recomiendo firmemente evitar cualquier tipo de alimento procesado que afirme contener probióticos o prebióticos y mejor recurrir a los alimentos de verdad, es decir, los alimentos fermentados de forma tradicional en el caso de querer obtener probióticos y alimentos enteros sin procesar, como la cebolla y el ajo, en el caso de los prebióticos.

Estudio Descubre “Un Vínculo Claro” Entre la Inflamación, las Comunidades Bacterianas y el Cáncer

Para demostrar el gran alcance del impacto en la salud que puede tener el equilibrio bacteriano en el intestino, otro estudio reciente afirma que el facto clave detrás del cáncer parece ser ecológico y no genético.11

El estudio publicado en la revista Science12 sugiere que el cáncer podría ser causado por una cadena de reacciones que comienzan con una inflamación que altera los ecosistemas intestinales, permitiendo que patógenos como el E. coli invadan su intestino y causen daño celular.

La presencia de E. coli fue provocada por en un 100 por ciento por la inflamación y el 80 por ciento de los ratones libres de gérmenes infectados con E.coli desarrollaron cáncer colorrectal, mientras que los ratones libres de gérmenes inoculados con otra bacteria intestinal común permanecieron libres de cáncer, aunque estos ratones, al igual que los otros, desarrollaron colitis severa (inflamación del intestino).

De acuerdo con un comunicado de prensa de la Universidad de Carolina del Norte:13

“En una serie de experimentos realizados con ratones propensos a la inflamación intestinal, los investigadores encontraron que la inflamación por si sola causa simplificaciones importantes en diversas comunidades de microbios intestinales y permite nuevas poblaciones bacterianas para establecer puntos de apoyo más importantes. Entre los taxones bacterianos que invaden el ecosistema intestinal dañado, el equipo de investigación descubrió un aumento de la presencia de E.Coli y bacteria relacionadas.

Al poner la bacteria E. coli en ratones criados bajo condiciones estériles, el equipo también descubrió que la presencia de E.coli promovía la formación de tumores. Cuando las regiones del genoma E. coli conocidas por estar relacionadas con el daño en el ADN fueron removidas, la capacidad del E. coli para causar tumores disminuyó sustancialmente.

Los investigadores señalaron que los resultados en el ratón también podrían haber tenido implicaciones en la salud humana, ya que también encontraron una variante del E. coli con los genes sospechosos en altos porcentajes de pacientes humanos con cáncer colorrectal y enfermedad del intestino irritable.

… “Como suele pasar en los estudios humanos, no tuvimos causa y efecto” señaló Fodor. “No sabemos si los microbios son de alguna forma los causantes de las enfermedades que cambian en el intestino y que podrían provocar cáncer o si estas enfermedades están relacionadas con el cáncer que aumentaría la transparencia de los intestino para volveré más susceptibles a algunos microbios. Un cambio en la comunidad microbiana está relacionado con la inflamación…Es interesante que la comunidad microbiana realmente está cambiando con el estado de la enfermedad, lo que indica que está respondiendo o contribuyendo con el estado de la enfermedad.”

Al Igual que las Bacterias, las Células de Cáncer Dependen de su Comunicación y Cooperación

En noticias relacionadas, un artículo publicado en Trends in Microbiology14, examina los rasgos comunes entre las células de cáncer y las bacterias. Tanto las bacterias como las células de cáncer utilizan una comunicación sofisticada para obtener la supremacía en el huésped. Como lo reportó el Medical News Today:15

“Inspirado por las tácticas sociales y la supervivencia, el equipo presenta una nueva imagen del cáncer, la muestra como una meta-comunidad de inteligentes células que se comunican entre sí, las cuales poseen características especiales para un comportamiento cooperativo. Utilizando la comunicación compleja, las células cancerosas pueden distribuir tareas, compartir recursos, diferenciar y tomar decisiones.

Antes de mandar a las células a colonizar los órganos y tejidos del cuerpo (metástasis), las “células espías” exploran el cuerpo y regresan al origen del cáncer. Es entonces cuando las células metastásicas dejan el tumor primario y navegan hacia nuevos lugares.

Al igual que las bacterias, las células cancerosas cambian su propio entorno. Inducen cambios genéticos y esclavizan a las células normales que se encuentra alrededor, forzándolas a colaborar con la enfermedad- proporcionando apoyo físico, protegiéndolas del sistema inmunológico y más.”

Hace tres años, publiqué un video de TED con Bonnie Bassler, en el que ella discutía acerca de cómo las bacterias “se hablan” las unas a las otras utilizando un lenguaje químico que les permite coordinarse para defender y atacar. Las células cancerosas, emplean formas similares de comunicación y como lo dice Bassler, estos descubrimientos sirven para el desarrollo de medicamentos creados para desactivar o alterar la comunicación entre las células.

Dé clic en CC para activar los subtítulos en Español

De acuerdo con Medical News Today:

“El equipo también sugiere hacer más investigaciones sobre el “canibalismo” del cáncer, es decir cuando las células de cáncer acaban con sus compañeras cuando se quedan sin recursos. La idea es mandar señales que hagan que las células cancerosas se maten entre sí, lo cual puede hacerse con las bacterias.

Otros investigadores han demostrado que las bacterias inyectadas pueden ser más inteligentes que las células de cáncer. Las bacterias pueden ser utilizadas para inducir uniones entre las células cancerosas y las células inmunológicas, “enseñando” al sistema inmunológico a reconocer y matar las células tumorales.”

Los Fenomenales Beneficios a la Salud de los Vegetales Fermentados

Los alimentos cultivados o fermentados tienen una larga historia en prácticamente todas las dietas o alimentaciones nativas y siempre han sido altamente valoradas por sus beneficios a la salud. La llegada de los alimentos procesados alteró dramáticamente la alimentación humana y actualmente estamos pagando el precio con el rápido aumento de los problemas crónicos de salud. Creo que el dejar a un lado los alimentos fermentados de manera tradicional tiene mucho que ver con todo esto.

El proceso de cultivo produce microbios benéficos que son extremadamente importantes para su salud, ya que ayudan a equilibrar la flora intestinal. Si usted no consume los alimentos fermentados de forma tradicional enlistados en la parte de debajo regularmente, entonces un suplemento de probióticos de alta calidad podría brindarle beneficios similares:

  • Vegetales fermentados
  • Lassi (un yogurt para beber proveniente de la India, que se disfruta antes de la cena)
  • Leche fermentada, como el kéfir (un cuarto de kéfir sin pasteurizar tiene mucha más bacteria activa de la que contiene cualquier suplemento de probióticos)
  • Natto (soya fermentada)

Cuando se trata de elegir alimentos fermentados, manténgase alejado de las versiones pasteurizadas, ya que la pasteurización destruirá muchos de los probióticos contenidos en el producto. Esto incluye a la mayoría de los yogurts de “probióticos” que se encuentran en el supermercado hoy en día, debido a que están pasteurizados, estarán relacionados con todos los problemas de los productos de leche pasteurizados que por lo general contienen azúcar, jarabe de maíz de alta fructosa, colorantes artificiales o endulzantes artificiales, todos los cuales sólo empeorarán su salud. Usted claramente debe evitar la leche que contenga rBGH.

Los alimentos fermentados también son algunos de los mejores quelantes y agentes de desintoxicación disponibles, lo que significa que puede ayudar a su cuerpo a deshacerse de una gran variedad de toxinas, incluyendo los metales pesados.

Cuando comienza por primera vez, debe comenzar con pequeñas cantidades, añadir media cucharada de vegetales fermentados en cada comida e ir aumentando poco a poco hasta llegar a un cuarto de taza (2oz a 4oz) de vegetales fermentados o cualquier otro alimento cultivado con una o tres comidas al día. Debido a que los alimentos cultivados son desintoxicantes eficientes, si introduce demasiados a la vez, puede experimentar síntomas de desintoxicación o “crisis de curación”.

Aprenda a Hacer sus Propios Vegetales Fermentados

Los vegetales fermentados son fáciles de hacer. También es la forma más rentable de obtener grandes cantidades de probióticos de su alimentación. Para aprender cómo, revise la entrevista con Caroline Barringer, Practicante de la Terapia Nutricional (NTP) y experta en la preparación de alimentos prescritos en el Programa Nutricional para el Síndrome del Intestino y la Psicología (GAPS) de la Dra. Natasha Campbell-McBride.

Además de toda la información compartida en la entrevista, le recomiendo firmemente comprar el libro Gut and Psichology Syndrome, que proporciona todos los detalles necesarios para el protocolo de la Dra. McBride.

Aunque puede utilizar bacterias nativas de la col y otros vegetales, es mucho más fácil obtener resultados consistentes utilizando un cultivo iniciador. Caroline prepara cientos de litros de verduras fermentadas a la semana y ha descubierto que obtiene mejores resultados utilizando tres o cuatro capsulas de probióticos de alta calidad para reactivar el proceso de fermentación.

Caroline prepara los vegetales comerciales y yo utilice los suyos antes de comenzar a hacer los míos. Así que si sólo quiere probarlos, puede ordenar una jarra o dos para comenzar. Puede encontrar sus productos en www.CulturedVegetables.net o www.CulturedNutrition.com

EVITE Esto para Optimizar su Flora Intestinal

Junto con el consumo de alimentos fermentados naturalmente o el consumo de un suplemento de alta calidad, es esencial que evite el azúcar, incluyendo la fructosa. El azúcar nutre las bacterias patogénicas, la levadura y los hongos en su intestino, lo cual podría dañarlo aun más que su impacto en la resistencia a la insulina. Uno de los resultados más importantes de llevar una alimentación saludable como la descrita en mi pan de nutrición es que puede hacer que su bacteria intestinal benéfica florezca y haga “magia” en la restauración de su salud.

Recuerde que un estimado del 80 por ciento de su sistema inmunológico se encuentra en su intestino, que es una razón más para su microflora intestinal se convierta en un elemento esencial para una buena salud. Un sistema inmunológico fuerte, junto con un ecosistema interior en optimas condiciones, son la principal defensa contra TODO tipo de enfermedad, desde un resfriado común hasta el cáncer.

Creo firmemente que si somos capaces de catalizar un movimiento para lograr que más personas implementes el tipo de alimentación antigua en sus patrones normales de alimentación, entonces comenzaremos a ver cambios radicales en la salud.

Fuentes y Referencias


Vea Todas las Referencias


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.