Ocultar

Los 4 Mejores y los 3 Peores Endulzantes en su Cocina

Publicado Por Dr. Mercola | 08 de Octubre 2011

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Azucar
Historia en Breve:
  • Los endulzantes artificiales son peores que cualquier otra forma de azucar
  • La fructosa, incluyendo el jarabe de maíz de alta fructosa y el jarabe de agave, es el peors endulzante natural que puede consumir y en dosis elevadas compiten incluso con la toxicidad metabólica de los endulzantes artificiales
  • La stevia es la más segura, un endulzante natural que podría tener propiedades antidiabéticas
  • El alcohol de azúcar como el xilitol puede ser relativamente seguro si se consume con moderación
  • Limitar su consumo de azúcar y fructosa es una de las mejores decisiones que puede tomar para proteger su salud a largo plazo y reducir el riesgo de enfermedades crónicas

Por el Dr. Mercola

Que utiliza para endulzar sus alimentos es un tema popular, dado que muchas personas tienen una afinidad por los dulces, y es ampliamente sabido que los azucares refinados son uno de los peores alimentos que puede consumir. Tiene que tener cuidado al momento de elegir una alternativa, ya que algunos en realidad pueden ser peores que un endulzante real, incluyendo algunos endulzantes que son ampliamente conocidos como “saludables” pero en realidad son todo lo contrario.

MSN Health hizo una buena labor al hacer una listar de los mejores y los peores endulzantes para su salud, la cual le explico más abajo.

Los Mejores:

  1. Stevia
  2. Alcohol de azúcar
  3. Miel (yo recomiendo la miel Manuka, o miel cruda en pequeñas cantidades)
  4. Glucosa pura

Los Peores:

  1. Apastarme
  2. Agave (la cual ampliare e incluiré todas las fuentes de fructosa)
  3. Sucralosa (Splenda)

Los Endulzantes Artificiales Son Peores que el Azúcar

La lección principal sobre los endulzantes es que debe evitar los endulzantes artificiales como la plaga. No hay duda en mi mente de que los endulzantes artificiales pueden ser incluso peores que el azúcar y la fructosa, y existe evidencia científica que respalda esta conclusión.

En el 2005, escribí el libro más documentado que haya escrito llamado “Sweet Deception” en el cual relato muchas de las preocupaciones relacionadas con el consumo de endulzantes artificiales. Es un libro bien investigado, y hoy en día tiene la misma aceptación que cuando lo escribí. Pasé más de tres años escribiéndolo y cinco profesionales de salud colaboraron conmigo, ya que la firma legal del fabricante de Splenda, Johnson & Johnson me escribió una carta amenazándome con demandarme si publicara mi libro. Obviamente, el libro fue publicado y no me demandaron ya que toda la información fue verdad.

Aquí está un pequeño resumen de lo usted necesita saber:

Aspartame

El aspartame es un químico sintético compuesto de tres ingredientes—dos aminoácidos y un enlace de éster metílico. Los aminoácidos son acido aspártico y fenilalanina, dos componentes comunes de muchos de los alimentos que son usualmente seguros de consumir. Pero no en el caso de aspartame.

¿Por qué?

El aspartame es el ingrediente encontrado en NutraSweet. También es encontrado en Equal, Spoonful, Equal Measure, AminoSweet, Benevia, NutraTaste, Canderel y muchos alimentos y bebidas populares de “dieta”. Durante mucho tiempo he estado diciendo que el aspartame es una amenaza mayor que el jarabe de maíz de alta fructosa para la salud pública y que puede causar defectos de nacimiento, cáncer y aumento de peso. También está vinculado con los tumores cerebrales.

Olvide por un momento que el aspartame es metabolizado dentro de su cuerpo tanto en alcohol de madera (un veneno) como en formaldehído (el cual embalsama el tejido y no se elimina de su cuerpo mediante los residuos normales de filtración hechos por el hígado y riñones), el problema con las partes de los componentes del aspartame es uno de sus volúmenes.

En una proteína normal como carne, pescado, huevo, acido aspártico y fenilalanina, cada uno constan de 4-5 por ciento del perfil aminoácido total. Esta es la manera en que la naturaleza intenta que el cuerpo humano interactué con estos dos aminoácidos y no hay nada malo acerca de esta substancia siempre y cuando fuera ocurra de manera natural en un equilibrio adecuado con otros aminoácidos.

Pero con el aspartame, el equilibrio de estos aminoácidos es 50 por ciento fenilalanina y 40 por ciento acido aspártico (con un enlace del 10 por ciento de éster metílico o alcohol de madera, conocido como veneno). En otras palabras, en términos de porcentaje, esta es una cantidad masiva de dos aminoácidos aislados no naturales que no son encontrados en este rango en la naturaleza, unidos entre sí por un veneno.

El resultado de esta mezcla química es una neurotoxina con sabor dulce. Como resultado de esta estructura no natural, su cuerpo procesa los aminoácidos encontrados en el aspartame de manera muy diferente a un pedazo de bistec o pescado. Los aminoácidos en el aspartame literalmente atacan sus células e incluso a traviesa la barrera hematoencefálica para atacar a las células del cerebro, creando así una sobre estimulación toxica celular, llamada excitotoxicidad. MSG es también una exitotoxina y trabaja sinérgicamente con el aspartame para crear incluso más daño a sus células cerebrales.

Sucralosa (Splenda)

La sucralosa es un químico sintético creado en un laboratorio. En un proceso patentado de cinco pasos para hacer sucralosa, las tres moléculas de cloro son agregadas a una molécula de sucrosa (azúcar).

Algunas personas argumentan que los alimentos naturales también contienen cloro, eso es verdad. Sin embargo, en los alimentos naturales el cloro se conecta con enlaces iónicos que se desintegran fácilmente. Pero con Splenda, están en un enlace covalente que no se desintegra. De hecho, no existen enlaces de cloro covalentes en los compuestos orgánicos de la naturaleza—solo existen de manera sintética, en una forma hecha por el hombre. Además de Splenda, otros ejemplos de compuestos de cloro sintético covalentemente enlazados incluyen:

  • DDT
  • PCBs
  • Agente Naranja

Ahora, su cuerpo no cuenta con enzimas que desglosen este cloro de enlace covalente. ¿Por qué no?  Nunca ha existido algo similar en la naturaleza, por lo tanto el cuerpo humano nunca tuvo una razón para hacerle frente. Debido a que no es desglosado ni metabolizado por su cuerpo, los fabricantes los promocionan como algo sin calorías—esencialmente, se supone que pasa a través de usted.

Sin embargo, la investigación (que es principalmente extrapolada de estudios animales) indica que casi el 15 por ciento de sucralosa ES de hecho absorbida por su sistema digestivo y finalmente almacenada por su cuerpo.

Probablemente ha escuchado las afirmaciones que la FDA ha revisado más de 100 estudios sobre Splenda y están satisfechos de que es un producto inofensivo, pero lo que a usted no le dicen es que la mayoría de esos estudios esta realizado en animales y que en realidad presentaron muchos problemas. Por ejemplo, algunos de estos estudios revelaron:

  • Diminución de los glóbulos rojos—señal de anemia—en niveles superiores a 1,500mg/kg/al día
  • Aumento de infertilidad en los hombres al interferir con la producción del esperma y la vitalidad. Así como también lesiones cerebrales en dosis más elevadas
  • Agrandamiento y calcificación de los riñones
  • Abortos espontáneos en casi la mitad de la población de conejos que fueron alimentados con sucralosa, en comparación con el grupo de control que no presento ningún aborto
  • Un porcentaje de muerte del 23 por ciento en los conejos, en comparación con el grupo de control que solo presento el 6 por ciento

Solo se llevaron a cabo dos ensayos sobre sucralosa en humanos y fueron publicados después de que la FDA aprobara a Splenda como apta para el consumo humano y estos ensayos incluyeron un total de solo 36 personas. Peor aún, el tiempo más largo de uno de los ensayos realizados duro solo cuatro días y observo a la sucralosa en relación con la caries dental y no en la tolerancia humana. En cuanto a determinar la aserción de Splenda en el cuerpo humano, solo ocho hombres fueron estudiados.

Con base en ese estudio humano singular, la FDA permitió que los hallazgos fueran generalizados como representativos de algo “seguro” para toda la población humana.

Después de los Endulzantes Artificiales, la Peor Forma de Azúcar es la Fructosa (Incluyendo el Agave)

Ahora que los endulzantes artificiales están descartados, es hora de eliminar otro endulzante que daña la salud y que esta enmascarado como una alternativa saludable al azúcar: la fructosa.

No hay duda en mi mente que la fructosa es el azúcar natural más tóxica conocida por el hombre.

Sin embargo, en realidad sólo es tóxica en dosis grandes al ser tomada de forma crónica. Al igual que fumar unos pocos cigarrillos probablemente no le causen cáncer de pulmón, pequeñas dosis de fructosa no son un problema, ya que es un azúcar natural que se encuentra en todas las frutas. Sin embargo, cuando se consume en las dosis que la mayoría de las personas usan, que es 500% de la dosis que las personas consumían en la época preindustrial, entonces se produce la toxicidad metabólica. En estas dosis, creo que es probable que sea más tóxica que incluso los endulzantes artificiales.

Por favor, recuerde que esto es una cuestión de dosificación, dosis pequeñas son inofensivas y las dosis grandes a través del tiempo son patógenas.

Usted probablemente ha escuchado en las noticias de que el jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF) es malo para su salud, y como resultado muchas personas interesadas en mantenerse saludable han cambiado al jarabe agave como un endulzante “natural” más seguro. Sin embargo, la mayoría del jarabe de agave es en realidad peor que el JMAF, ya que tiene un contenido más alto de fructosa que cualquier endulzante comercial – en rangos de 70 y 97 por ciento, dependiendo de la marca, que es mucho más alto que el promedio del 55 por ciento del JMAF.

Parte de lo que hace que la fructosa sea tan insalubre es que se metaboliza en grasa en su cuerpo más rápidamente que cualquier otro azúcar. La carga completa de metabolizar la fructosa cae en el hígado, y promueve un tipo especialmente peligroso de la grasa corporal, es decir, la grasa adiposa. Este es el tipo de grasa se acumula en su región abdominal y se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca.

 Además, la fructosa:

  • Engaña a su cuerpo aumentándolo de peso engañando a su metabolismo, ya que apaga el sistema de control del apetito. La fructosa no estimula adecuadamente la insulina, que a su vez, no suprime la grelina ("hormona del hambre") y no estimula la leptina ("hormona de la saciedad"), que en combinación, lo hacen comer más y desarrollan resistencia de insulina.
  • Conduce rápidamente al aumento de peso y obesidad abdominal ("panza de cerveza"), disminuye el colesterol HDL, aumenta el colesterol LDL, eleva los triglicéridos, elevada la glucosa, y la presión arterial alta, es decir, el síndrome metabólico clásico.
  •  Con el tiempo se desarrolla resistencia a la insulina, que no sólo es un factor subyacente de diabetes tipo 2 y enfermedades del corazón, sino también muchos tipos de cáncer.

Según el Dr. Robert Lustig, la fructosa es "isocalórica pero no isometabolica." Esto significa que usted puede tener la misma cantidad de calorías tanto de la fructosa como de la glucosa, fructosa y proteína, o fructosa y grasa, pero el efecto metabólico será totalmente diferente a pesar de la idéntica cantidad de calorías.

Además, debido a que la mayoría de fructosa que se consume es en forma líquida, (es decir, todo tipo de sodas y bebidas azucaradas) sus efectos metabólicos negativos se multiplican. Así, mientras que el JMAF tiene aproximadamente la misma cantidad de fructosa en forma de azúcar de caña, la fructosa en el JMAF se encuentra en su forma "libre" y no conectado a ningún otro carbohidrato.

Una nueva investigación publicada en la Revista Europea de Nutrición, mostró una vez más que el jarabe de maíz de alta fructosa puede ser particularmente perjudicial para la salud, ya que contiene fructosa en su forma "libre" de monosacáridos.

En las ratas tratadas con bebidas azucaradas, todas ellas mostraron marcadores de mayor riesgo de diabetes y enfermedades cardiacas, pero las que fueron alimentadas con fructosa “libre”, tuvieron una interrupción significativa de homeostasis de la glucosa. Lo que significa que fueron las que desarrollaron el riesgo más elevado de diabetes  tipo 2.

La fructosa de las frutas y de la caña de azúcar está unida a otros azúcares, lo que resulta en una disminución de su toxicidad metabólica. Dicho esto, incluso el consumo elevado de frutas, no es recomendable, ya que consumir alimentos que contienen altas cantidades de fructosa – a pesar de ser un producto natural - es, en pocas palabras, la manera más rápida terminar con su vida.

Algunos de los problemas de salud a los que usted está expuesto si tiene una alimentación alta en fructosa  incluyen:

Obesidad                          Síndrome Metabólico Resistencia de Insulina y diabetes Tipo 2
Niveles elevados de triglicéridos y colesterol LDL (malo) Enfermedad cardiaca y presión arterial alta Enfermedad hepática
Artritis Gota Cáncer

 

Como recomendación estándar, le aconsejo mantener el consumo de fructosa total a menos de  25 gramos por día. El estadounidense promedio consume tres veces esta  cantidad, así que esto es una reducción bastante considerable para la mayoría de la gente.

Para la mayoría de las personas  también sería conveniente limitar la fructosa de la fruta a 15 gramos o menos, ya que está prácticamente garantizado que consumirá fructosa de fuentes "ocultas" si tomar bebidas que no sean agua y comer alimentos procesados. Aquí hay una lista de referencia de algunas de las frutas más comunes que puede utilizar que le ayudaran a contar los gramos de fructosa:

Frutas Tamaño de la porción Gramos de fructosa
Limón Un medio 0
Limas Un medio 0.6
Arándanos agrios 1 taza 0.7
Fruta de la Pasión  Un medio 0.9
Ciruela Pasa Un medio 1.2
Albaricoque Un medio 1.3
Guayaba 2 medio 2.2
Datiles (estilo Deglet Noor) Un medio 2.6
Melón o Cantalupe 1 / 8 de med. melón 2.8
Frambuesas 1 taza 3.0
Clementina Un medio 3.4
Kiwi Un medio 3.4
Zarzamoras 1 taza 3.5
Fruta de Estrella Un medio 3.6
Cerezas, dulces 10 3.8
Fresas 1 taza 3.8
Cerezas, ácidas 1 taza 4.0
Piña 1 rebanada (3.5 "x 0.75") 4.0
Toronja, rosa o roja 1.2 medio 4.3
  
Frutas Tamaño de la porción Gramos de fructosa
Boysenberries 1 taza 4.6
Mandarina Un medio 4.8
Nectarina Un medio 5.4
Melocotón Un medio 5.9
Naranja (navel) Un medio 6.1
Papaya 1.2 medio 6.3
Melon Verde o Honeydew 1 / 8 de med. melón 6.7
Banano o Platano Un medio 7.1
Mora Azul 1 taza 7.4
Datiles (Medjool) Un medio 7.7
Manzana (composta) Un medio 9.5
Persimmon o Caqui Un medio 10.6
Sandía 01.16 med. melón 11.3
Pera Un medio 11.8
Pasas 1 / 4 taza 12.3
Uvas, sin semillas (verdea o rojas) 1 taza 12.4
Mango 1.2 medio 16.2
Albaricoques, secos 1 taza 16.4
Higos, secos 1 taza 23.0

¿Qué Hay del Alcohol de Azúcar Como Xilitol?

El alcohol de azúcar como el xilitol no es tan dulce como el azúcar, pero contienen menos calorías. Una de las razones por la cual el alcohol de azúcares proporciona menos calorías que el azúcar se debe a que no es completamente absorbido por el cuerpo. Debido a esto, comer muchos alimentos que contienen alcohol de azúcar puede ocasionar gas abdominal y diarrea.

Sin embargo, el alcohol de azúcar, incluyendo el xilitol - no hace que los alimentos “libres de azúcar” sean libres de calorías. Si los alimentos que contienen alcohol de azúcar fueran  consumidos en cantidades suficientemente grandes, las calorías pudieran ser comparables a los alimentos que contienen azúcar.

Al igual que con todos los alimentos, es necesario leer cuidadosamente las etiquetas de los alimentos para ver el contenido de calorías y carbohidratos, independientemente de cualquier sugerencia de que el alimento sea sin azúcar o bajo en azúcar.

El maltitol, otro alcohol de azúcar de uso común, dispara los niveles de azúcar en la sangre casi de la misma manera que una papa. El xilitol, en comparación, no dispara los niveles de azúcar en la  sangre. El xilitol puro también no le produce gas o inflamación estomacal que se relacionan con otros alcoholes de azúcar.

Así que con moderación, algunos alcoholes de azúcar pueden ser una mejor opción que el azúcar muy refinada, endulzantes artificiales, jarabe de maíz de alta fructosa o jarabe de agave. De los alcoholes de azúcar diferentes, el xilitol es uno de los mejores. Cuando es puro, los posibles efectos secundarios son mínimos, y en realidad viene con algunos beneficios como combatir la caries dental. En general, yo diría que el xilitol es razonablemente seguro, y potencialmente incluso un endulzante ligeramente beneficioso.

Como nota al margen, el xilitol es tóxico para los perros y algunos otros animales domésticos, así que asegúrese de mantenerlo fuera del alcance de las mascotas familiares.

¿Sera la Miel Un Endulzante Saludable?

La miel de alta calidad contiene antioxidantes naturales, enzimas, aminoácidos, vitaminas y minerales. Desafortunadamente, la mayoría de la miel que se consume hoy en día está altamente procesada. Así como la mayoría de los alimentos que han sido químicamente refinados, muchos de los beneficios para la salud se han reducido o eliminado. La miel comercial es a menudo tratada con un proceso de calentamiento excesivo que puede destruir algunas de las enzimas naturales, vitaminas y minerales esenciales.

Si usted consume miel, asegúrese de que sea miel de abeja sin procesar Manuka, la cual tiene propiedades antibacterianas potentes utilizadas en la actualidad en productos médicos, como apósitos para heridas. Sin embargo, recuerde que toda la miel tiene un alto contenido de  fructosa, por lo que sería mejor limitar el consumo de miel de abeja, incluso a menos de una cucharadita por día. La miel cruda es otra opción, pero no tiene las mismas propiedades antibacterianas potentes.

Esto le daría unos 20 gramos de fructosa y lo dejaran con un poco de espacio para una porción saludable de fruta fresca, o una parte de la fructosa inevitable, agregada a muchos otros alimentos que usted come normalmente.

¿Podría Este Endulzante Seguro Revertir a Diabetes?

La hierba stevia es una de mis opciones favoritas para un endulzante ocasional. Es una planta natural segura, que ha sido utilizada por más de 1,500 años y es ideal si usted está cuidando su peso, o si está el mantenimiento su salud al evitar el azúcar. Es cien veces más dulce que el azúcar y la verdad casi no tiene calorías.

Además, la investigación sugiere que en realidad puede tener algunas propiedades benéficas, ya que un nuevo estudio reveló que las ratas diabéticas alimentadas con stevia tuvieron un retraso,  una disminución significativa en el nivel de glucosa en sangre, no desarrollaron hipoglucemia, a la vez mostro una pérdida de peso corporal.

Yo personalmente creo que la stevia es el mejor endulzante disponible hoy en día. Muchos se quejan de un post gusto amargo de la stevia, pero esto por lo general se relacionada con la forma en que es procesada. Yo prefiero usarla en su forma líquida en sabores como Toffee Inglés y Vainilla Francesa (que sólo requieren unas pocas gotas para endulzar una bebida). Dicho esto, al igual que la mayoría de las opciones, especialmente endulzantes, le recomiendo hacerlo con moderación, al igual que el azúcar.

Otra Opción Endulzante Más Segura

Otra alternativa segura al azúcar es la glucosa pura. Usted puede comprar glucosa pura (dextrosa) como endulzante por $ 1 USD la libra. Es 70 por ciento tan dulce como la sucrosa, por lo que utilizara un poco más para obtener la misma cantidad de dulzura, lo que lo hace un poco más caro que la sucrosa, pero aún así vale la pena por su salud, ya que tiene cero gramos de fructosa.

Recuerde, la glucosa puede ser utilizada directamente por cada célula en su cuerpo y como tal es mucho más seguro que el veneno metabólico de la fructosa

Conclusión...

Cuando se trata de azúcar casi todas las formas son tóxicas para la salud a largo plazo. Cambiar el azúcar blanca refinada por el azúcar de caña, azúcar de dátil, azúcar de coco, jarabe de arroz, jugo de frutas, melaza, jarabe de maple, sucanat, sorgo, turbinado o jarabe de agave no mejorará cualquiera de los riesgos, ya que todos ellos contienen grandes cantidades de fructosa .

Pero, si desea eliminar o reducir RADICALMENTE el riesgo de algunas de estas enfermedades…

  • Cáncer
  • Enfermedad cardiaca
  • Obesidad
  • Diabetes
  • Alzheimer

...entonces empiece a tomar responsabilidad sobre la restricción del consumo de azúcar y fructosa en particular. Mi plan de nutrición ofrece una guía sin complicaciones que le  ayudara  a revisar su dieta actual a una que es muy baja en azúcar y aun completamente deliciosa.


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.