Ocultar

La Depresión NO Es un Desequilibrio Químico en Su Cerebro - Aquí Está La Prueba

Publicado Por Dr. Mercola | 06 de Abril 2011

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Medicamentos para la Depresion



La relación entre las compañías farmacéuticas y la psiquiatría deja grandes ingresos, una ganancia de $80 billones de la venta de medicamentos psicotrópicos de poco valor a un público desprevenido. ¿Cómo es que estos medicamentos, que no atacan una enfermedad especifica, no son conocidos por tener poderes curativos y tienen una larga lista de efectos secundarios, se han convertido en el tratamiento de moda para cualquier tipo de trastorno psicológico?

 

Comentarios del Dr. Mercola:

 

Si da clic aquí podrá ver este excelente  documental que detalla cómo nació la industria farmacéutica psiquiátrica y habla sobre su poderosa y rentable relación con la industria farmacéutica que ha convertido a la psiquiatría en un centro de lucro que genera $80 billones de dólares.

  • Pero, ¿está basada en ciencia médica real?
  • ¿Qué tan validos son los diagnósticos psiquiátricos que se están dando?
  • Y, ¿los medicamentos son seguros?

Desafortunadamente, la evidencia en contra de los medicamentos psiquiátricos es abrumadora. Se está volviendo cada vez más claro que en la actualidad, la mayoría de los diagnósticos y tratamientos psiquiátricos son una farsa, siendo promovidos exitosamente para hacerlo creer que están basados en una verdad científica.

Pero eso no es verdad…

¿Qué Causa los Trastornos Psicológicos?

Responder esta pregunta es el santo grial de la psiquiatría. Incluso mucho antes de que existieran los psiquiatras, se decía que esos problemas eran causados por cosas como espíritus malignos o a por un desequilibrio de “humores”.

Este último era tratado por medio de la flebotomía (extracción de sangre del paciente para el tratamiento de dolencias), que es quizás la más larga tradición dentro de la medicina, originaria de las antiguas civilizaciones de Egipto y Grecia, persistió durante unos 2,500 años a través de la Revolución Industrial. Era la “aspirina” de esos días, utilizada para tratar casi todas las enfermedades imaginables, desde la neumonía hasta la depresión.

Sin embargo, nunca hubo evidencia de que hiciera algún bien y muchas veces los pacientes morían. Por supuesto, que siempre se asumía que habían muerto a causa de la enfermedad y no a causa del tratamiento.

Curiosamente, hoy en día sabemos que hay una razón por la que esto pudo haber ayudado a hombres y mujeres posmenopáusicas. Si tenían niveles altos de hierro este tratamiento pudo haber sido capaz de reducir los niveles y de esa manera mejorar su salud en general.

Finalmente, en el siglo 19, los científicos comenzaron a cuestionar el valor y las estadísticas médicas, por lo que evaluaron historias y descubrieron que esto realmente no servía de nada.

La prescripción de medicamentos para cualquier tipo de problema psicológico se ha convertido en el mismo caso de la teoría de la flebotomía de la que hablábamos, pero ahora en el siglo 21…Por supuesto que en el caso de los medicamentos psiquiátricos, hay enormes ganancias generadas al mantener el statu quo y no admitir el error de sus maneras.

El hecho es, la psiquiatría AÚN no entiende qué provoca los trastornos psicológicos y la teoría principal propuesta, la idea de que un comportamiento no deseado y la depresión son causados por un desequilibrio de la serótina y la dopamina en su cerebro, JAMÁS ha sido probada. 

Por el contrario, las investigaciones demuestran que está teoría es INCORRECTA, sin embargo estas evidencias han sido ocultadas.

A pesar de lo que dice la publicidad, los medicamentos psicotrópicos no corrigen ningún tipo de desequilibrio biológico- a diferencia de otros medicamentos que pueden alterar un poco lo niveles de azúcar en la sangre, colesterol y así sucesivamente.

“¿Cómo se puede medicar algo que físicamente no está allí?” se preguntan en este documental.

Por supuesto que la respuesta es, ¡no se puede!

Hacerlo es un juego peligroso.

Los Peligros Físicos de Medicar una Enfermedad No Física

Uno de los más grandes peligros con los medicamentos psicotrópicos es que pueden alterar los delicados procesos cerebrales que necesita para mantener sus funciones biológicas. Este riesgo simplemente no puede ser una exageración…El documental cita algunas de las sorprendentes estadísticas atribuidas a los medicamentos psiquiátricos:

  • 700,000 reacciones adversas al año
  • 42,000 muertes al año

¿Cómo es posible que medicamentos que causan más de 40,000 muertes al año sean permitidos, dejándolos al alcance de todos como si fueran dulces?

Incluso si usted TIENE un problema psiquiátrico grave, como lo es el PTSD por ejemplo, medicarse para tratarlo es algo riesgoso- en especial si toma muchos medicamentos al mismo tiempo. Dado a que el estadounidense promedio toma 13 medicamentos al año, esto realmente es un problema grave…

Por ejemplo, un gran número de militares han muerto mientras duermen, después de tomar medicamentos como Paxil, Seroquel y Klonopin. Estas muertes NO fueron causadas por una sobredosis, sino que “cada caso está relacionado con un incidente cardíaco repentino que termina en muerte,” escribió Jed Shlackan en un artículo para el Examiner el año pasado, agregando:

“Esto se suma a la creciente preocupación por los graves efectos adversos de los medicamentos psiquiátricos que comúnmente son prescritos a los soldados con trastornos emocionales o traumatizados.”

Muchos estudios han demostrado el potencial de los efectos secundarios cardíacos letales. Por ejemplo:

  • En una revisión de los estudios del 2000 al 2007, publicados en Expert Opinion on Drug Safety en el 2008, se encontró que “los antipsicóticos pueden aumentar el riesgo cardíaco incluso cuando se toman en dosis bajas, mientras que los antidepresivos lo logran a dosis altas o cuando son combinados con otros medicamentos.”
  • Un estudio publicado en enero del 2009 en el New England Journal of Medicine descubrió que los medicamentos antipsicóticos duplican el riesgo de muerte cardíaca súbita. También se encontró que la mortalidad depende de la dosis, es decir, aquellos que toman dosis más altas tenían un riesgo mayor de padecer un evento cardíaco mortal.
  • Otro estudio publicado ese mismo año en el Journal of the American College of Cardiology encontró que los antidepresivos aumenta la tasa de muerte cardíaca súbita.

¿Los Síntomas Emocionales Realmente son Signos de una Enfermedad Mental?

Claramente, existen enfermedades metales “reales” que pueden destruir cualquier apariencia de normalidad en la vida de las personas. Pero, ¿Cuándo usted se siente triste durante más de un par de semanas quiere decir que tiene una enfermedad mental?

¿Perder el entusiasmo por la vida es un signo de enfermedad mental?

¿En donde entra el proceso de aflicción normal dentro de nuestras vidas modernas- es algo por lo que deberíamos tomar un medicamento o es una fase normal de la vida que todas las personas del planeta deben superar? Y, ¿Cuándo una fase emocional pasa de ser una parte natural del cambio emocional a un problema que necesita ser “arreglado”?

Muchos se apresuran a defender su decisión de tomar medicamentos. Nadie quiere “sentirse mal”. Pero, ¿estos medicamentos están destruyendo vidas en lugar de salvarlas?

Creo que la respuesta a esta última pregunta es un rotundo SI.

En lugar de ayudar a las personas a hacerle frente a la causa principal de su sufrimiento, actualmente, la psiquiatría simplemente ha recurrido a una forma química de lobotomía para “hacer que el problema desaparezca.”

La terapia por medio de medicamentos ha sido la terapia convencional de elección en el campo de la psiquiatría desde sus inicios. Durante el siglo 19, los manicomios utilizaban medicamentos como la morfina y el opio para tranquilizar a los pacientes. A principios del siglo 20, la heroína se vendía como cura para los problemas psiquiátricos y Sigmund Freud escribió artículos que promovían el uso de la cocaína para los trastornos espirituales y los problemas de comportamiento.

Hoy en día, estas son drogas “ilícitas” y cualquier persona que recurra a la cocaína para curar sus problemas mentales es considera un drogadicto…Pero en esencia, lo que la industria ha hecho remplazar algunas de estas drogas con otros medicamentos peligrosos.

La Verdad Acerca de la Teoría del “Desequilibrio Químico”

Como médico familiar he tratado a miles de pacientes con depresión. De hecho, la depresión era una de mis principales preocupaciones a mediados de los ochenta, cuando comencé a practicar, sin embargo en ese tiempo mi herramienta principal eran los antidepresivos. Le prescribí estos medicamentos a miles de personas por lo que adquirí experiencia en esta área.

Afortunadamente aprendí más y fui capaz de dejar de prescribir estos medicamentos. Fue la experiencia la que me enseñó que el desequilibrio químico no es más que un truco publicitario utilizado para respaldar el uso de antidepresivos tóxicos y caros.

Probablemente la mayoría de ustedes habrá escuchado que la depresión es causada por un “desequilibrio químico en el cerebro” y que estos medicamentos están diseñados para corregir ese desequilibrio. Desafortunadamente para cualquier persona que ha utilizado esta táctica publicitaria, esta NO está respaldada científicamente.

Entonces, ¿de dónde proviene?

La teoría de la serótina baja surgió porque entendían cómo actuaban los medicamentos en el cerebro, era una hipótesis que trataba de explicar cómo los medicamentos podrían arreglar algo. Sin embargo, la hipótesis no recibió más investigaciones. Las investigaciones se hicieron para ver si las personas deprimidas realmente tenían o no, niveles bajos de serótina y en 1983 el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH) concluyó que:

“No existe evidencia de que exista algún problema con el sistema serotoninérgico de los pacientes con depresión.”

La teoría de la serótina simplemente no está respalda por la ciencia. Es una teoría fallida- una hipótesis que es errónea.

El hecho de que esta falacia continúa está destruyendo la salud de millones de personas porque si usted toma un medicamento SSRI que bloquea la recaptación normal de serótina, usted terminará con el mismo problema fisiológico porque el medicamento está diseñado para bajar los niveles de serótina. Lo que, irónicamente, es lo que causa la depresión en primer lugar.

En 1996, el neurocientífico Steve Hyman, quien era director del NIMH en aquel tiempo y en la actualidad es rector de la Universidad de Harvard, publicó el documento llamado, Initiation and Adaptation: A Paradigm for Understanding Pychotropic Drugs, en el que explica esta cadena de eventos.

De acuerdo con el Dr. Hyman, una vez que el cerebro ha sufrido una serie de adaptaciones compensatorias al medicamento, el cerebro opera de una manera que es “diferente a lo normal tanto cuantitativa como cualitativamente.”

Por lo que es importante entender que estos medicamentos NO son agentes normalizantes. Son agentes anormales y una vez que se entiende eso, se puede entender cómo provocan un episodio maníaco o por qué podrían estar relacionados con la disfunción sexual, violencia o suicidio, por mencionar algunos ejemplos.

¿Cómo Empeoro el Problema?

Parte del rompecabezas que explica por qué actualmente tomamos una pastilla para casi cualquier problema emocional o psicológico se debe a que originalmente los psiquiatras no eran considerados médicos “de verdad”- en realidad no podían “hacer” mucho para ayudar a sus pacientes y ciertamente no podía curarlos. Se dieron cuenta de que para aumentar su nivel, tenían que hacer su campo más científico y fue esta decisión la que dio lugar a la medicalización de cada cambio en el comportamiento.

El periodista médico y nominado al premio Pulitzer, Robert Whitaker explica la historia del tratamiento de las personas con enfermedades mentales graves en su primer libro llamado, Mad in America. Su último libro, Anatomy of an Epidemic: Magic Bullets, Psychiatric Drugs and the Astonishing Rise of Mental Illness in America se centra en el preocupante hecho de que a medida que la psiquiatría ha ido ganando terreno las enfermedades mentales se han disparado.

Parte del problema se debe a que los criterios de diagnóstico se han expandido de manera exponencial- en la actualidad se dice que se tiene una “enfermedad” si tiene problemas para controlar sus hábitos de compra y un niño que discute con adultos puede ser etiquetado bajo el código 313.81- Trastorno Negativista Desafiante.

En la actualidad una impresionante variedad de experiencias humanas normales son disfrazadas como “trastornos”, para los cuales existen tratamientos farmacológicos disponibles.

Otro factor es el hecho de que los medicamentos psiquiátricos CREAN formas más graves de enfermedades mentales…

¿Qué es lo Que Realmente Dice la Ciencia Sobre la Efectividad de los Medicamentos Psiquiátricos?

Primero que nada, cuando miramos la literatura médica, las pruebas a corto plazo muestran que los antidepresivos NO proporcionan ningún beneficio clínico significativo en la depresión leve a moderada, en comparación con el placebo.

Como sabe, todos los medicamentos tienen una relación entre los riesgos y los beneficios, por lo que si un medicamento es igual de efectivo que el placebo en aliviar los síntomas, realmente no tiene sentido utilizarlo como primera línea de defensa.

Y aún así, los médicos en todo Estados Unidos los prescriben como si fueran pastillas de azúcar.

Sin embargo, esto se pone aún peor. Las investigaciones sobre los efectos de los antidepresivos a largo plazo demuestran que los pacientes no se recuperan de sus episodios depresivos como lo hacían antes de que utilizaran antidepresivos. La depresión parece desaparecer rápidamente, pero los pacientes tienden a recaer constantemente, convirtiéndose en lo que se puede considerar un estado de depresión crónica.

Actualmente, los estudios a largo plazo indican que las personas con mayor depresión, alrededor del 15 por ciento de los que son tratados con un antidepresivo, mejoran y se mantienen así durante un largo periodo de tiempo. El 85 por ciento restante comienza a tener recaídas continuas y se convierte en depresión crónica.

De acuerdo con la investigación de Whitaker, esta tendencia para sensibilizar su cerebro para una depresión a largo plazo parece ser igual tanto para los antidepresivos tricíclicos anteriores y los nuevos SSRIs (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina).

Además, de acuerdo con Whitaker se ha demostrado que los SSRIs aumentan el riesgo de desarrollar depresión bipolar. Entre un 25 a 50 por ciento de los niños que toman antidepresivos durante cinco años desarrollan una enfermedad bipolar. En los adultos, cerca del 25 por ciento de los usuarios a largo plazo cambian su diagnóstico de depresión unipolar a depresión bipolar.

Este es un problema grave porque una vez que es categorizado como bipolar, por lo general es tratado con un potente cóctel de medicamentos, incluyendo medicamentos antipsicóticos, los trastornos bipolares a largo plazo son un gran problema en los Estados Unidos. Para empezar, sólo el 35 por ciento de los pacientes bipolares tienen empleo, por lo que el riesgo de incapacidad permanente es muy grande.

Otro riesgo inherente debido al uso a largo plazo es el deterioro cognitivo.

Es Momento de Detener esta Locura…

De acuerdo con el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), cada año se llenan 230 millones de prescripciones para antidepresivos, haciéndolos uno de los medicamentos más prescritos en los Estados Unidos. A pesar de que todos estos medicamentos son tomados, más de uno de cada 20 estadounidenses está deprimido.

Las estadísticas por si solas deberían ser consideradas una fuerte indicación de que lo que se está haciendo simplemente no está funcionando y en lugar de eso, estos medicamentos están contribuyendo con otros problemas de salud graves.

Afortunadamente, existen otras maneras más efectivas y seguras, y algunos países están comenzando a prestar atención al hecho de que las investigaciones demuestran que realmente son benéficas, en lugar de doblegarse ante la voluntad de las compañías farmacéuticas.

Factores Clave para Superar la Depresión

Hacer ejercicio - Si usted sufre depresión o incluso si se siente un poco cabizbajo de vez en cuando, el ejercicio es sumamente NECESARIO. La investigación sobre esto es muy positiva, ya que los estudios confirman que el ejercicio es al menos tan bueno como los antidepresivos para ayudar a las personas con depresión. Una de las maneras principales en que lo hace es aumentando los niveles de endorfinas, las hormonas “para sentirse bien”, en su cerebro.

Hacerle frente al estrés - La depresión es un problema grave, sin embargo no es una “enfermedad”. Sino más bien es una señal de que su cuerpo y su vida están fuera de balance.

Esto es muy importante y lo debe recordad, porque tan pronto como vea la depresión como una “enfermedad”, pensara que necesita tomar medicamentos para arreglarla. En realidad, todo lo que necesita hacer es balancear su vida y una de las formas de lograrlo es haciéndole frente al estrés.

La meditación y el yoga pueden ser de gran ayuda. Algunas veces todo lo que debe hacer es salir y caminar un poco. Pero además de eso, también le recomiendo un sistema que puede ayudarlo a combatir los problemas emocionales. Para esto, la Técnica de Liberación Emocional (EFT) es mi favorita. Sin embargo, si usted sufre de depresión o un trastorno grave, creo que lo mejor sería consultar a un profesional en salud mental que también practique la EFT para que pueda guiarlo.

Coma sanamente - Otro factor que no puede ser pasado por alto es su alimentación. Los alimentos tienen un gran impacto en su estado de ánimo y en su capacidad para hacerle frente a los problemas y sentirse feliz y comer alimentos enteros como los describo en mi plan nutricional reforzará su salud mental.

Evitar los granos y azúcares ayudará a normalizar sus niveles de insulina y leptina, que es una herramienta poderosa para combatir la depresión.

Reforzar el funcionamiento cerebral con grasas esenciales - También recomiendo firmemente suplementar su alimentación con alguna grasa omega-3 de origen animal y de alta calidad, como el aceite de krill. Probablemente este sea el nutriente más importante para combatir la depresión.

Obtenga exposición solar - Asegurarse de obtener la cantidad apropiada de luz solar para aumentar los niveles saludables de vitamina D también es un factor crucial para tratar la depresión o mantenerla bajo control.

Un estudio descubrió que las personas con los niveles más bajos de vitamina D eran 11 veces más propensas a sufrir de depresión que aquellas personas con niveles normales. Por desgracia la deficiencia de vitamina D es sumamente común y ha sido relacionada con los trastornos neurológicos y psiquiátricos.


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.