Ocultar

Productos Químicos Domésticos Vinculados con Enfermedades Humanas en un Importante Estudio de la ONU

Publicado Por Dr. Mercola | 09 de Marzo 2013

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Peligros de los Productos de Limpieza
Historia en Breve:
  • La Organización Mundial de la Salud (WHO por sus siglas en inglés) en conjunto con el Programa Ambiental de las Naciones Unidas (UNEP por sus siglas en inglés) publicaron recientemente un informe, titulado: Estado de la Ciencia de los Disruptores Endocrinos - State of the Science of Endocrine Disrupting Chemicals (EDCs por sus siglas en inglés), lo que sugiere que la prohibición de los perturbadores endocrinos puede ser necesaria para proteger la salud de las generaciones futuras
  • El estudio unido es el informe más completo sobre los EDCs hasta la fecha, que menciona una gran variedad de problemas de salud asociados con la exposición, entre ellas: descenso testicular o criptorquidia, cáncer de mama, próstata y de tiroides, defectos del sistema nervioso, y ADD / ADHD
  • Algunos de los disruptores más comúnmente utilizados son el bisfenol- A(BPA por sus siglas en ingles), Bisfenol-S (BPS) ftalatos y plaguicidas agrícolas
  • En lugar de copilar una lista interminable de cosas a evitar, es mucho más fácil concentrarse en lo que usted debe hacer para llevar un estilo de vida saludable con exposición la mínima exposición posible a sustancias químicas. Se incluyen trece consejos

Por el Dr. Mercola

La contaminación ambiental y los productos químicos encontrados en los productos para el cuidado personal y para el hogar, son las principales fuentes de exposición que pueden conducir a una acumulación de toxinas en el cuerpo.

La revista Forbes1 recientemente enlisto las 20 ciudades más contaminadas en los Estados Unidos. La primera en la lista fue Fresno, California, donde los habitantes están expuestos a la contaminación del agua subterránea, tanto de la agricultura como de la constante contaminación del aire por partículas en la nación.

El número dos y tres en la lista fue Bakersfield, CA, la capital del petróleo de los Estados Unidos, y Filadelfia, PA, conocida por sus malolientes refinerías y plantas químicas.

El mejor consejo que podría darle en caso de vivir en una zona muy contaminada, es cambiar de residencia, pero me doy cuenta de que esto no siempre es una opción práctica.

Es difícil abordar los problemas ambientales de los cuales no se tiene control. Es mejor enfocar la mayor parte de su atención en su entorno inmediato, del cual se tiene mejor control. Después de todo, lo que usted se aplica y mantiene en todo su cuerpo regularmente tendrá un mayor impacto en su salud.

Un Importante Estudio Vincula los Productos Químicos para el Hogar con Enfermedades Humanas

Un típico estadounidense tiene contacto regular con cerca de 6,000 sustancias químicas y un número incalculable de sustancias potencialmente tóxicas de forma menos frecuente. Existen alrededor de 75,000 productos químicos fabricados o importados regularmente por las industrias de los Estados Unidos, así que usted puede estar expuesto a cualquier número de ellos. Resulta inquietante que la seguridad de muchos de ellos nunca haya sido probada.

Algunas de las sustancias más penetrantes son utilizadas en productos de plástico, y son conocidas como disruptores endocrinos. Estos productos químicos son de estructura similar a las hormonas sexuales naturales, lo que interfiere con sus funciones normales.

El 19 de febrero, la Organización Mundial de la Salud (WHO por sus siglas en inglés) anunció2 un nuevo informe co-producido con el Programa Ambiental de las Naciones Unidas (UNEP por sus siglas en inglés), titulado: State of the Science of Endocrine Disrupting Chemicals.

El informe sugiere que la eliminación de los disruptores endocrinos (EDCs) puede ser necesaria para proteger la salud de las generaciones futuras. El estudio se promociona como el informe más completo sobre los EDCs hasta la fecha, destacando una gran variedad de problemas de salud asociados con la exposición, entre ellas:

Descenso testicular en los hombres jóvenes Cáncer de mama en las mujeres Cáncer de próstata en hombres
Efectos sobre el desarrollo del sistema nervioso en los niños Déficit de atención con hiperactividad en niños Cáncer de tiroides

 

Según el informe:

"Los diversos sistemas afectados por productos disruptores endócrinos, probablemente incluyen todos los sistemas hormonales y varían desde el control del desarrollo y función de los órganos reproductores hasta los tejidos y órganos que regulan el metabolismo y la saciedad. Los efectos en estos sistemas pueden conducir a la obesidad, infertilidad o fertilidad reducida, dificultades de aprendizaje y memoria, desarrollo de diabetes en edad adulta o enfermedad cardiovascular, así como una variedad de otras enfermedades. "

El Alto Precio de los Productos "Convencionales”...

El estudio mencionó varios de los culpables más comunes, incluyendo el Bisfebol-A (BPA),  PCBs, los ftalatos y los pesticidas agrícolas. Según el informe, estudios en animales han demostrado que existe una "fuerte evidencia" de que los BPA pueden interferir con las hormonas tiroideas. También se descubrió que el daño cerebral, la inteligencia disminuida, el trastorno por déficit de atención con hiperactividad y el autismo son potenciales efectos secundarios. El BPA es uno de los químicos con más alto volumen de producción en el mundo y es ampliamente utilizado en la producción de:

Botellas de plástico de agua Selladores dentales
Botellas de plástico para envasar la leche Alimentos enlatados y latas de soda (la mayoría tienen recubrimiento de plástico en los envases)
Placas de plástico para microondas,  utensilios de cocina y para hornear Juguetes para bebés, biberones, chupones y tazas de entrenamiento

 

Tenga en cuenta que muchos fabricantes han sustituido simplemente el BPA con bisfenol-S (BPS), un producto químico con la misma toxicidad.3 Los estudios muestran que el BPS está apareciendo en las concentraciones de orina de los humanos a niveles similares de BPA - una indicación de que los fabricantes están simplemente cambiando el uno por el otro, mientras que aún continúan comercializando sus productos como "libres de BPA." Un estudio hecho en el 20124 descubrió que  el 81 por ciento de las personas que fueron evaluadas en los Estados Unidos y otros siete de países asiáticos tuvieron BPS en la orina.

Un estudio aún más reciente5 ha levantado la alarma sobre los BPS, al mostrar actividad estrogénica química comparada al estradiol – el estrógeno humano más potente. También se encontró que es capaz de aumentar la señalización celular mediada por el estradiol, convirtiéndolo en un disruptor endocrino particularmente potente. Además, el estudio mostró que el BPS puede inducir la apoptosis (muerte celular) e interferir con la secreción celular de la prolactina (PRL por sus siglas en ingles)-una hormona que regula cientos de funciones biológicas, incluyendo el metabolismo, la reproducción y la lactancia.

Otro producto químico utilizado en la fabricación de plásticos es el ftalato, que hace que los plásticos sean como el cloruro de polivinilo, (PVC por sus siglas en inglés) más flexible y más  resistente. También hasta la fecha, es uno de los disruptores endocrinos más penetrantes. Estos productos químicos se están asociando cada vez más con los cambios en el desarrollo del cerebro masculino, así como con defectos en los genitales, anomalías metabólicas y testosterona reducida en bebés y adultos. Los ftalatos son encontrados en:

Paquetes de alimentos procesados Lubricantes y adhesivos
Mangueras Detergentes
Impermeables Productos de belleza como esmalte de uñas, spray para el cabello, champú, desodorantes y perfumes
Cortinas para la bañera Productos cosméticos
Pisos de vinil  y recubrimiento de paredes Juguetes

Tres Productos Químicos Comunes que Debe Evitar...

"La investigación ha avanzado mucho en los últimos diez años, mostrando que las alteraciones endocrinas son mucho más extensas y complicadas en comparación con las de hace una década. Debido a que la ciencia sigue avanzando, es hora de controlar los disruptores endocrinos así como también investigar más afondo la exposición y los efectos de estos productos químicos en la vida silvestre y en los seres humanos", Dijo Åke Bergman, Director de redacción del informe.

Si usted ha sido lector de este boletín por algún tiempo, los hallazgos de este informe de las Naciones Unidas no le sorprenderá. Más bien se trata de un tipo confirmación, tarde pero segura, de que las pruebas realmente se apilan hasta el punto de ser innegables. Todos  ustedes que  tomaron medidas cuando estos temores se plantearon inicialmente, están ahora años delante de sus amigos y familiares. Además de los BPA y los ftalatos, los tres químicos siguientes son algunos de los productos químicos más utilizados, los cuales deberían ser evitados tanto como sea posible:

  • PFOA: los utensilios de cocina antiadherente son la principal fuente de los peligrosos productos químicos perfluorados (PFOAs). Los sartenes antiadherentes alcanzan rápidamente temperaturas que hacen que el recubrimiento se empiece a romper, liberando toxinas en el aire de su cocina que se han relacionado con el cáncer, defectos congénitos y enfermedades de la tiroides. Le recomiendo que deseche este tipo de utensilios de cocina inmediatamente y reemplácelos con utensilios de cerámica o de vidrio. Los utensilios para cocinar de mi preferencia son los de cerámica, ya que son muy resistentes y fáciles de limpiar, y no hay prácticamente ningún riesgo de exposición a sustancias químicas nocivas.
  • Formaldehído: El formaldehído, más comúnmente conocido como el líquido para embalsamar, sirve para varios propósitos en los productos de fabricación. En realidad, es frecuentemente utilizado en las telas para darles una variedad de "propiedades de fácil cuidado", además de ser un componente común de los productos de madera prensada. El formaldehído ha demostrado causar cáncer en animales, y puede causar cáncer en los seres humanos. Otros efectos adversos comunes en la salud incluyen fatiga, erupciones cutáneas y reacciones alérgicas. Elegir materiales naturales para la ropa y muebles, puede ayudar a reducir su exposición.

    También sería conveniente evitar todo el tipo de productos que contengan aspartame, así como jugos de fruta embotellados o en lata, ya que tienen metanol, el cual es convertido en formaldehído. Esto es aún más peligroso que el formaldehído en los productos, ya que su cuerpo transporta el metanol como un caballo de Troya en los tejidos delicados, como el cerebro, donde una enzima lo convierte en formaldehído.
  • PBDEs: Estos productos químicos retardantes de flamas han sido relacionados con niveles alterados en la tiroides, disminución de fertilidad y numerosos problemas con el desarrollo cuando la exposición se produce en el útero. Los PBDEs se encuentran comúnmente en artículos para el hogar como las alfombras y armazones de televisión y computadoras. Afortunadamente, varios estados han prohibido el uso de PBDEs, por lo que hay un cierto progreso hacia la reducción de su exposición.

    Otra fuente común de PBDEs es su colchón, y debido a que usted puede estar hasta un tercio de su vida en la cama, este es un problema de salud preocupante. Fabricantes de colchones no están obligados a etiquetar los productos químicos o revelar los químicos que  sus colchones contienen. Busque por los colchones 100 por ciento de lana, libres de toxinas. Otra opción viable es buscar un colchón que utilice un Kevlar, material tipo antibalas en lugar de productos químicos a prueba de incendios. Stearns y Foster utilizan este proceso para sus colchones, los cuales son suficientes para pasar los estándares de seguridad contra incendios.

¿Qué Puede Hacer para Reducir la Exposición Innecesaria de Químicos de su Familia?

En lugar de copilar una lista interminable de lo que se debe evitar, es mucho más fácil centrarse en lo que usted debe hacer para llevar un estilo de vida saludable con un mínimo de exposición a sustancias químicas:

    1. En la medida de lo posible, compre y coma productos orgánicos y provenientes de animales que comen pastura, con la finalidad de reducir la exposición a los pesticidas y fertilizantes.
    2. En lugar de comer pescado convencional o de criadero, que a menudo están altamente contaminados con PCBs y mercurio, tome un suplemento de aceite de kril de alta calidad, o coma pescado silvestre el cual haya sido aprobado por un laboratorio.
    3. Coma principalmente alimentos frescos, alejándose de los alimentos procesados, envasados ​​de todo tipo. De esta manera usted automáticamente evitará aditivos artificiales, incluyendo edulcorantes artificiales, colorantes alimentarios peligrosos y MSG.
    4. Almacene sus alimentos y bebidas en contenedores de vidrio en lugar de contenedores de  plástico, y evite el uso de plástico y alimentos enlatados (que a menudo contienen revestimiento de BPA).
    5. Haga una prueba de análisis al agua de su grifo, en caso de tener contaminantes, instale un filtro de agua apropiado en todos sus grifos (incluso en el de su ducha o bañera).
    6. Utilice en su hogar productos de limpieza únicamente naturales.
    7. Elija sus artículos de aseo de marcas naturales, tales como champú, pasta de dientes, desodorantes y cosméticos. El Grupo de Trabajo Ambiental (EWG por sus siglas en inglés) tiene una base de datos6 que le ayudara a encontrar los productos de cuidado personal que son libres de ftalatos y otras sustancias químicas potencialmente peligrosas. También ofrecemos una de las líneas orgánicas para el cuidado de la piel de la más alta calidad, champú, acondicionador, crema corporal, que son totalmente naturales y seguros.
    8. Evite el uso de ambientadores artificiales, hojas secas, suavizantes u otros aromas sintéticos.
    9. Reemplace sus ollas y sartenes antiadherentes por artículos de cerámica o utensilios de cocina de cristal.
    10. Cuando repare o re-diseñe su hogar, busque alternativas "verdes," libres de toxinas en lugar de pintura normal y revestimientos de vinil.
    11. Reemplace su cortina de ducha de vinil por una de tela, o instale una puerta de ducha de vidrio. La mayoría de los plásticos flexibles, como las cortinas de ducha, contienen plastificantes peligrosos como los ftalatos.
    12. Limite tanto como sea posible el uso de medicamentos (con receta y de venta libre). Los medicamentos son también sustancias químicas, y con el tiempo ellos dejan residuos y se acumulan en su cuerpo.
    13. Evite rociar pesticidas en su hogar o repelentes de insectos que contengan DEET en su cuerpo. Existen en el mercado alternativas seguras, eficaces y naturales.

Limitar la Exposición Química es Importante para una Salud Óptima

Es importante hacer estos cambios positivos y graduales hacia la disminución de su riesgo químico a través de un estilo de vida saludable. Mientras que hace el cambio para eliminar y reducir los productos químicos en su hogar, recuerde que una de las formas para reducir significativamente su carga tóxica es prestar mucha atención a lo que come.

Los alimentos cultivados orgánicamente, biodinámicos e integrales son realmente la clave del éxito aquí, y como un bono adicional, cuando usted coma bien, también estará optimizando su sistema de desintoxicación natural de su cuerpo, lo que puede ayudar a eliminar las toxinas de su cuerpo encontradas en otras fuentes.

La contaminación ambiental es un problema enorme, pero para la mayoría de las personas no existen muchas soluciones inmediatas para remediar ese problema. Invierta mejor su tiempo centrándose en su entorno inmediato, su casa, todos los productos que usa o con los que tiene contacto regularmente. La eliminación de ellos puede ayudar a reducir su carga tóxica, y por lo tanto disminuir el riesgo de problemas de salud inducidos por productos químicos. El precio por la inactividad y la falta de regulación y eliminación de estas toxinas perniciosas de nuestra vida será un precio duradero de salud, ambiental y económico.

 

Fuentes y Referencias

Vea Todas las Referencias


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.