Ocultar

Nuevo Estudio Demuestra que la Vitamina D Reduce la Gripe en Casi un 50%

Publicado Por Dr. Mercola | 14 de Diciembre 2011

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Vitamina D Reduce la Gripe
Resumen del artículo
  • Se demostró que los niños que toman 1,200 UI de vitamina D3 al día tienen una probabilidad 42 por ciento menor de contraer gripe, en comparación con los niños que tomaron un placebo.
  • Cinco revisiones realizas entre el 2006 y el 2010 y que se encuentran en la base de datos de Cochrane (que son el “estándar de oro” en términos de revisiones de investigaciones médicas) han acabado con la creencia popular acerca de que las  vacunas contra la gripe es la mejor y más efectiva estrategia de prevención de  gripe disponible
  • Cuando se trata de la vitamina D un factor muy importante son los niveles séricos, que idealmente deberían estar entre 50-70ng/ml durante todo el año. La exposición al sol es el mejor método para optimizar los niveles de vitamina D, ya que la piel también sintetiza la vitamina D3 sulfatada, que parece desempeñar un papel muy importante en el mantenimiento de los niveles de colesterol saludable, así como en la salud del corazón
  • Recientemente se han revisado las dosis de los suplementos de vitamina D en base a los últimos datos arrojados por investigaciones.  La mayoría de los adultos necesitan cerca de 8,000 UI de vitamina D al día con el fin de alcanzar los niveles séricos que deben ser por encima de 40ng/ml, que sigue estando por debajo del mínimo recomendado que es de 50ng/ml. Los niños necesitan cerca de 35 UI por libra de su peso corporal.

Por el Dr. Mercola

De acuerdo con los resultados de un estudio realizado en el 2010 que no recibió mucha atención, la vitamina D es una manera sumamente efectiva de evitar la gripe.

De hecho, los niños que toman dosis bajas de vitamina D mostraron tener una probabilidad 42 por ciento menor de contraer gripe.

El estudio doble ciego aleatorio controlado por placebo, incluyó 430 niños entre 6-15 años, que fueron seguidos entre diciembre del 2008 y marzo del 2009.

A la mitad de ellos se les dio 1,200 UI de vitamina D todos los días, mientras que la otra mitad recibió un placebo.

Las cepas de influenza fueron determinadas mediante pruebas de laboratorio de nariz y garganta.

Dieciocho de los niños que tomaron vitamina D contrajeron influenza tipo A, en comparación con 31 niños del grupo de placebo.

Las tasas de influenza tipo B no se vieron afectadas por el uso de vitamina D, sin embargo, la enfermedad causada por las cepas de influenza tipo B suele ser más leve que la causada por la tipo A.

Considerando el hecho de que la gripe se redujo en un 42 por ciento con una dosis de tan sólo 1,200 UI al día, es posible que se obtengan mejores resultados con el uso de dosis más altas -dependiendo de qué tan deficiente sea la persona al principio, por supuesto, porque lo que realmente importa no es la dosis, sino la cantidad de vitamina D en la sangre.

Lo Importante No Es la Dosis, Sino el Nivel Sérico

En la actualidad unos 40 de los principales expertos en vitamina D de todo el mundo están de acuerdo en que el factor más importante cuando se trata de la vitamina D es el nivel sérico. Por lo que usted debería estar tomando la dosis necesaria para alcanzar un nivel terapéutico de vitamina D en la sangre.

NIVELES DE VITAMINA D
    25 HYDROXY D
DEFICIENTE ÓPTIMO TRATAR CÁNCER Y ENFERMEDADES CARDÍACAS EXCESIVO
<50 ng/ml 50-70 ng/ml 70-100 ng/ml >100 ng/ml

Sin embargo, aunque que no existe una dosis especifica bajo la cual suceda algo “mágico”, en base a la investigación más reciente realizada por GrassrootsHealth (una organización que ha contribuido mucho con lo que se sabe actualmente de la vitamina D, a través de su  estudio llamado D* Action) parece ser que la mayoría de los adultos necesitan cerca de 8,000 UI de vitamina D al día con el fin de alcanzar niveles séricos que estén por encima de 40ng/ml. Esto es mucho más alto que lo recomendado anteriormente.

Muchos expertos coinciden que en el caso de los niños es necesario cerca de 35 UI de vitamina D por cada libra de su peso corporal.

En el momento en el que GrassrootsHealth realizó los estudios que dieron como resultado un aumento en la dosis recomendada, se creía que el nivel sérico óptimo era entre 40-60 nanogramos por mililitro (ng/ml). Desde entonces, el nivel óptimo de vitamina D ha aumentado a 50-70ng/ml y en el tratamiento de cáncer o enfermedades cardíacas es de 70-100ng/ml, como se muestra en la tabla de arriba.

Lo que esto significa es que si usted no se checa con regularidad sus niveles de vitamina D (que debería), el riesgo de sobredosis es muy bajo, incluso si usted toma 8,000 UI al día. Sin embargo, la única manera de determinar la dosis óptima es haciéndose análisis sanguíneos regularmente y ajustar la dosis para mantenerse dentro de los niveles adecuados.

La Forma Ideal de Optimizar sus Niveles de Vitamina D

Mientras que una gran parte de la atención sobre la vitamina D se centra en la suplementación de la vitamina D, la forma IDEAL de optimizar sus niveles de vitamina D no es tomando una pastilla, sino permitiendo que su cuerpo haga para lo que fue programado- crear vitamina D a través de la exposición al sol.

En una entrevista reciente, la Dra. Stephanie Seneff realmente resaltó la importancia de obtener la vitamina D a través de la exposición al sol como primera opción. Yo recomiendo constantemente obtener la vitamina D a través de la exposición al sol siempre que le sea posible, su aportación realmente me convenció de lo grandioso de esta estrategia natural. Ella explicó que cuando su piel es expuesta a la luz solar, esta no sólo sintetiza la vitamina D3, sino también la vitamina D3 sulfatada. Sus niveles de azufre están estrechamente ligados a sus niveles de colesterol y desempeña un papel muy importante en la prevención de enfermedades cardíacas.

Así que esencialmente, exponerse regularmente al sol tiene mucho más beneficios a la salud que “sólo” aumentar sus niveles de vitamina D y prevenir infecciones. La exposición al sol también parece desempeñar un papel muy importante en la salud del corazón, en la salud cardiovascular y en muchas otras más.

La vitamina D sulfatada que se forma en su piel como resultado de la exposición al sol es soluble en agua, a diferencia de la vitamina D3 que se obtiene a través de la suplementación oral, que no es sulfatada. La forma soluble en agua puede viajar libremente es su torrente sanguíneo, mientras que las formas no sulfatadas necesitan de LDL (el llamado colesterol “malo”) como vehículo de transporte. La sospecha de la Dra. Seneff es que la forma oral de vitamina D no sulfatada por lo tanto podría no brindar todos los beneficios que brinda la forma sulfatada, porque no puede ser convertida en vitamina D sulfatada

Si usted no puede obtener la vitamina D a través de la exposición al sol, entonces le recomiendo el uso de una cama de bronceado segura (una con balastos electrónicos en lugar de balastos magnéticos, para así evitar la exposición innecesaria a los campos EMF). Las camas de bronceado seguras también tienen menos UVA peligrosos que la luz solar, mientras que las camas de bronceado que no son seguras tienen más UVA que la luz solar.

Si ninguna de estas dos opciones es viable para usted, entonces debería tomar un suplemento oral de vitamina D3. Eso definitivamente es mejor que no obtener nada de vitamina D.

La Vitamina D Versus La Vacuna Contra la Gripe

A pesar de que el estudio realizado no hizo ninguna comparación con la vacunación, el “estándar de oro” de los análisis científicos, la llamado base de datos Cochrane, ha publicado más de cinco reportes entre el 2006 y el 2010, todos han diezmado la afirmación de que las vacunas contra la gripe son el método de prevención más efectivo disponible.

Por ejemplo, tan sólo el año pasado, Cochrane publicó la siguiente conclusión, que fue ignorada por completo por los medios tradicionales:

“Las vacunas contra la gripe tienen un efecto mínimo en la reducción de los síntomas de la gripe y los días de trabajo perdidos. No existe evidencia de que tengan algún efecto en las complicaciones, como la neumonía, o en la transmisión.

ADVERTENCIA: La revisión incluye 15 de 36 pruebas financiadas por la industria (cuatro de ellas no tenían declaración de financiamiento). Una revisión sistemática previa de 274 estudios sobre la vacuna de la influenza publicada en el 2007 encontró que los estudios financiados por la industria fueron publicados en revistas de mayor prestigio y son citados más que otros estudios independientes de calidad metodológica y tamaño. Los estudios financiados con fondo públicos fueron significativamente menos propensos a reportar conclusiones favorables a las vacunas…” (El énfasis es mío)

Así que, a pesar de hecho de que 15 de 36 estudios incluidos fueron sesgados por intereses industriales, aún no pueden sacar evidencia que respalde la afirmación convencional de que las vacunas contra la gripe son la mejor y más efectiva estrategia de prevención contra la gripe disponible.

La base de datos Cochrane también ha publicado dos reportes sobre la efectividad de las vacunas contra la gripe en niños y adultos mayores y todas las revisiones tuvieron resultados negativos:

Para los niños:

  1. Una revisión sistemática a gran escala de 51 estudios, publicada en el 2006 en la Base de Datos de Revisiones Sistemáticas de Cochrane, no encontró evidencia alguna de que la vacuna contra la gripe es más efectiva que el placebo en niños menores de dos años. Los estudios involucraron a 260,000 niños, de seis a 23 meses.
  2. Dos años después, en el 2008, otra revisión de Cochrane concluyó una vez más que “hay poca evidencia disponible” sobre la eficacia de la vacuna contra la gripe en niños menores de dos años de edad. Aún más preocupante, los autores afirmaron que: “Fue sorprendente encontrar que tan sólo un estudio  de vacuna inactivada en niños menores de dos años de edad, dado a las recomendaciones actuales de vacunar a niños sanos de seis meses en los Estados Unidos y Canadá. Si se recomienda la inmunización en niños como una política de salud pública, entonces se necesitan urgentemente estudios a gran escala que evalúan los resultados importantes y que compraren los tipos de vacunas directamente.”

Y para los adultos mayores:

  1. La evidencia disponible con respecto a la protección de los adultos mayores es igual de grande. Los autores concluyeron que: “La evidencia disponible es de mala calidad y no ofrece ningún tipo de orientación con respecto a la seguridad, eficacia o efectividad en las vacunas contra la gripe en personas de 65 años en adelante.”
  2. Cochrane también revisó si los trabajadores de salud encargados de las vacunas pueden o no ayudar a proteger a los pacientes adultos mayores con quienes trabajan. En conclusión, los autores afirman que: No hay evidencia que los trabajadores de salud encargados de las vacunas prevengan la gripe en residentes adultos mayores en centros de atención de largo plazo.

¿La Gripe es un Síntoma de la Deficiencia de Vitamina D?

Volviendo con el tema de la vitamina D, el Dr. John Cannell, fundador del Consejo de la Vitamina D, fue una de los primeros en presentar la idea de que la deficiencia de vitamina D en realidad podría ser la causa principal de la gripe, lo que ayudaría a explicar sus aparentes beneficios como combatiente de gripe. Su hipótesis fue publicada en la revista Epidemiology and Infection en el 2006, que fue seguida por otro estudio publicado en el 2008 en el Virology Journal.

Posteriormente, la hipótesis del Dr. Cannell fue respaldada y confirmada cuando, al año siguiente, el estudio más largo y el más nacionalmente representativo de su tipo hasta la fecha descubrió que las personas con los niveles más bajos de vitamina D reportaron tener muchos más resfriados o casos de gripe recientes.

En conclusión el autor principal, el Dr. Adit Ginde, afirmó:

“Los hallazgos de nuestro estudio respaldan el importante papel de la vitamina D en la prevención de infecciones respiratorias comunes, como la gripe y los resfriados. Las personas con enfermedades pulmonares comunes, como el asma y la enfisema, podrían ser particularmente susceptibles a infecciones respiratorias a causa de la deficiencia de vitamina D.”

La evidencia que respalda la hipótesis del Dr. Cannell sobre la gripe como síntoma de la deficiencia de la vitamina D es tan convincente que, por mi parte, creo que la optimización de los niveles de vitamina D es una de las mejores estrategias de prevención de la gripe disponible hasta la fecha. Pero eso no quiere decir que es el único factor. Su función inmunológica en general no puede ser pasa por alto y cuando se trata de mantener una función inmunológica óptima, su alimentación se convierte en algo intocable.

Estrategias Alimenticias Para Combatir la Gripe o Resfriado

Espero, que usted ya siga algunos de mis consejos sobre la alimentación y haya comenzado a reducir los azúcares/fructosa y los granos de su dieta, lo que (en combinación con una adecuada exposición al sol) automáticamente ayudará a mantener una mejor función inmunológica durante todo el año. Sin embargo, si ha estado un poco flojo en este punto, lo primero que debe hacer cuando sienta que contraerá un resfriado o gripe es reducir el consumo de TODO tipo de azúcares/fructosa, granos, endulzantes artificiales y alimento procesados de su alimentación.

El azúcar es particularmente dañino para su sistema inmunológico –que necesita ser reforzado y no suprimido, esto con el fin de combatir infecciones emergentes. Esto incluye la fructosa proveniente del jugo de frutas y de todo tipo de granos (ya que se convierten en azúcar).

Idealmente, usted debe enfocarse en su nutrición, sueño, ejercicio y estrés cuando note los primeros signos de “infección”. Es en este momento cuando las estrategias para aumentar la inmunidad serán más efectivas.

Para más detalles sobre los alimentos específicos para impulsar el sistema inmunológico, así como los suplementos que pueden ayudar a estimular la función inmunológica para ayudar a deshacerse de un resfriado o gripe rápidamente, por favor échele un vistazo a mi artículo, lo primero que debe hacer cuando contrae gripe o resfriado.


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.