Ocultar

Nuevo Desencadenante de Alzheimer Identificado: El Estrés

Publicado Por Dr. Mercola | 10 de Octubre 2013

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Alzheimer y el Estres
Historia en Breve:
  • Según investigaciones recientes, el estrés parece estar relacionado con la aparición de la enfermedad de Alzheimer, desencadenando un proceso degenerativo en su cerebro y precipitando la interrupción de su sistema neuroendocrino e inmune
  • Los investigadores encontraron que casi tres de cada cuatro pacientes con Alzheimer experimentaron estrés emocional severo durante los dos años precedentes a su diagnóstico, en comparación con poco más de uno de cada cuatro en el grupo de control
  • La enfermedad de Alzheimer afecta actualmente a unos 5.4 millones de estadounidenses, incluyendo a una de cada ocho personas de 65 años o más
  • Las investigaciones sugieren que la mejor esperanza en la prevención se centra en la alimentación, el ejercicio, y mantenerse mentalmente activo
  • Evitar el gluten y la caseína parece ser de importancia crítica, así como asegurarse de que está obteniendo suficientes grasas saludables (incluyendo las grasas saturadas). El ayuno también tiene una influencia extraordinariamente benéfica para la salud cerebral

Por el Dr. Mercola

Las conexiones entre el estrés,  la salud física y mental son innegables. Los estudios han encontrado vínculos entre el estrés agudo y/o crónico y una amplia variedad de problemas de salud.

Esto incluye la disminución de la función inmune, mayor inflamación, hipertensión arterial, y alteraciones en su química cerebral, niveles de azúcar en la sangre y el equilibrio hormonal, sólo para nombrar unos pocos.

Según las investigaciones recientes, el estrés también parece estar relacionado con la aparición de la enfermedad de Alzheimer, que afecta actualmente a unos 5.4 millones de personas en Estados Unidos, incluyendo a uno de cada ocho personas de 65 años o más.1

Se estima que el Alzheimer afectará a uno de cada cuatro estadounidenses en los próximos 20 años, compitiendo con la prevalencia actual de obesidad y diabetes. Aún no existe una cura aceptada para esta devastadora enfermedad y no hay tratamientos efectivos. Los medicamentos para el Alzheimer por lo general brindan muy poco o ningún beneficio en absoluto, lo que resalta la importancia de la prevención a lo largo de su vida.

Afortunadamente, existen investigaciones convincentes que demuestran que su cerebro tiene una gran plasticidad y capacidad de regeneración, las cuales se controlan por medio de la alimentación y el estilo de vida.

Evitar el gluten y la caseína, o el trigo y los productos lácteos principalmente, parece ser de importancia crítica, así como asegurarse de que está obteniendo suficientes grasas saludables (incluyendo las grasas saturadas). La caseína es la proteína principal encontrada en los productos lácteos y puede ser problemática para los individuos intolerantes a la lactosa. Sin embargo, también se encuentra en la leche materna humana. Además, los productos lácteos crudos generalmente son bien tolerados por las personas sensibles a la caseína, pero contraindicado para aquellas personas con una alergia severa.

El ayuno también tiene una influencia benéfica extraordinaria para la salud cerebral. Al final de este artículo, compartiré mis mejores consejos para el mantenimiento de la salud y función cerebral en la vejez.

El Estrés Puede Estar Relacionado con la Aparición Clínica del Alzheimer

Los investigadores en Argentina recientemente presentaron evidencia que sugiere que el estrés puede ser un detonante para la aparición de la enfermedad de Alzheimer. La investigación fue presentada en el World Congress of Neurology en Viena. De acuerdo al autor principal, Dr. Edgardo Reich:2

"El estrés, según nuestros resultados, probablemente es un detonante  de los síntomas iniciales de la demencia.

Aunque yo descarto el estrés como monocausal de la demencia, la investigación está solidificando la evidencia de que el estrés puede desencadenar un proceso degenerativo en el cerebro y precipitar la disfunción en el sistema neuroendocrino e inmune. Es un hallazgo observacional y no implica la causalidad directa. Se necesitan estudios adicionales para examinar detalladamente  estos mecanismos. "

El estudio encontró que el 72% — casi tres de cada cuatro — pacientes con Alzheimer  experimentaron estrés emocional severo durante los dos años precedentes a su diagnóstico. En el grupo de control, sólo el 26%, o uno de cada cuatro, había experimentado gran estrés o dolor. La mayor parte del estrés experimentado por el grupo de Alzheimer involucraba:

  • Perdida; muerte de un cónyuge, pareja o hijo
  • Experiencias violentas, tales como robo o asalto
  • Accidentes de coche
  • Problemas financieros
  • Diagnóstico de enfermedad grave de un familiar

Cuando considera todos los efectos biológicos adversos que causa el estrés y la ansiedad,  puede que no sea una exageración que el estrés severo podría desencadenar el Alzheimer. Por ejemplo, los investigadores han encontrado vínculos entre la angustia emocional y el dolor físico, 3 la inflamación crónica4 e incluso perdida feta5

También puede causar estragos en su salud intestinal, que es crucial para mantener la salud física y mental. Más recientemente, Forbes6 reportó los resultados de un estudio7 explorando el papel del estrés en la reconfiguración de su cerebro — en este caso, alterando su sentido del olfato:

"Dos circuitos cerebrales que normalmente no se "conectan" entre sí—uno vinculado a nuestro sentido del olfato y el otro relacionado con el procesamiento emocional—pueden cruzarse cuando experimentamos ansiedad inducida por el estrés. El resultado es que las experiencias estresantes transforman los olores normalmente neutros en olores malos...

‘Después de la inducción de ansiedad, los olores neutros se convierten claramente en olores negativos,’ explica Li Wen, profesor de psicología en la University of Wisconsin-Madison Waisman Center, quien dirigió el estudio. 'Las personas que experimentan un aumento de ansiedad muestran una disminución en la agradabilidad percibida de olores. Llega a ser más negativo mientras que aumenta la ansiedad.’”

Cómo el Estrés Provoca la Enfermedad

Cuando usted experimenta estrés agudo, su cuerpo libera las hormonas del estrés como el cortisol, que preparan su cuerpo para luchar o huir del evento estresante. Su ritmo cardíaco aumenta, sus pulmones toman más oxígeno, aumenta el flujo de sangre y partes de su sistema inmunológico se suprimen temporalmente, lo que reduce la respuesta inflamatoria a los agentes patógenos y otros invasores extranjeros.

Sin embargo, cuando el estrés se vuelve crónico,  su sistema inmunológico se vuelve menos sensible al cortisol y puesto que la inflamación es regulada en parte por esta hormona, esta sensibilidad disminuida aumenta la respuesta inflamatoria y permite que la inflamación se salga fuera de control. 

Esto es en gran parte cómo el estrés lo "predispone" que se enferme en primer lugar. Y, en caso de que usted se enferme, los estresores emocionales pueden empeorar sus síntomas, especialmente si el estrés es severo o prolongado.

Por ejemplo, la investigación presentada este año en la reunión anual de la American Psychosomatic Society en Miami, Florida, encontró que el estar enfocado en un incidente estresante puede aumentar los niveles de proteína C-reactiva, un marcador de inflamación en el cuerpo.8 Fue el primer estudio que midió directamente este efecto. La inflamación, a su vez, es un rasgo distintivo de la mayoría de las enfermedades, desde la diabetes hasta enfermedades cardíacas, cáncer y enfermedad de Alzheimer.

Consejos Para Reducir el Estrés Laboral

Las encuestas han demostrado que el trabajo es la fuente número uno del estrés en la vida de las personas. En una reciente encuesta9 de más de 2,000 personas, 34% de los encuestados informó que su vida de trabajo es "muy" o "bastante" estresante. Una de cada cinco personas también informó que desarrollaron ansiedad debido a los estresores relacionados con el trabajo. En un artículo relacionado, la revista Forbes10 enumeró nueve consejos para reducir el estrés relacionado con el trabajo, tales como:

  • Agregar un toque personal a su espacio de trabajo, como fotografías u obras de arte y plantas vivas
  • Mantener su espacio de trabajo limpio y organizado
  • Aprender a manejar o ignorar las interrupciones
  • Incorporar ejercicios de relajación en su día de trabajo
  • Mejorar sus habilidades de comunicación

Domine Su Estrés y Ansiedad con la Psicología de Energía

Mientras que no es posible o incluso recomendado eliminar todo el estrés de su vida, usted puede proporcionarle a su cuerpo  herramientas para compensar el cortocircuito bioeléctrico que se produce cuando usted está estresado. El uso de las técnicas de psicología de energía como la Técnica de Libertad Emocional (EFT) puede ayudar a reprogramar las reacciones de su cuerpo ante los estresores inevitables de la vida cotidiana, y así reducir las probabilidades de experimentar efectos adversos para la salud. Hacer ejercicio con regularidad, dormir lo suficiente y la meditación también son "válvulas de liberación" importantes que pueden ayudarle a manejar su estrés.

La EFT fue desarrollada en la década de 1990 por Gary Craig, un graduado de ingeniería de Stanford que se especializó en la sanación y superación personal. Es similar a la acupuntura, que se basa en el concepto que una energía vital que fluye a través de su cuerpo a lo largo de caminos invisibles conocidos como meridianos. La EFT estimula diferentes puntos meridianos de energía en su cuerpo al dar golpecitos con la punta de los dedos, mientras que simultáneamente utiliza afirmaciones verbales personalizadas. Esto lo puede realizar por usted mismo o bajo la supervisión de un terapeuta cualificado.11

Al hacerlo esto, usted ayuda a su cuerpo a eliminar las "cicatrices" emocionales y a reprogramar la forma en que su cuerpo responde a los factores de estrés emocional. Debido a que estos factores estresantes suelen estar conectados a problemas físicos, enfermedades y otros síntomas de muchas personas, también pueden mejorar o desaparecer. Para una demostración, por favor vea el siguiente vídeo presentando por la practicante de EFT, Julie Schiffman, donde habla de EFT para aliviar el estrés. Sin embargo, para los problemas graves es más preferible consultar con un terapeuta EFT experimentado, ya que hay un arte significativo en el proceso el cual requiere un alto nivel de sofisticación, con la finalidad de tratar eficazmente los problemas graves.

Consejos Para Mantener la Función Cerebral Saludable y Evitar La Enfermedad De Alzheimer

La belleza de seguir mi plan de nutrición es que ayuda a prevenir y tratar prácticamente TODAS las enfermedades crónico degenerativas , incluyendo la enfermedad de Alzheimer. Recuerde, mientras que la pérdida de memoria es muy común entre los Occidentales, esto NO es una parte "normal" del envejecimiento y los cambios cognitivos no son inevitables.

Según como lo explicó el neurólogo Dr. David Perlmutter en una entrevista reciente, la enfermedad de Alzheimer es una enfermedad predicada primordialmente en las opciones de estilo de vida; los dos principales culpables son el excesivo consumo de azúcar y gluten. Otro factor importante es el desarrollo y el incremento del consumo de granos transgénicos, que ahora están omnipresentes en la mayoría de los alimentos procesados vendidos en los Estados Unidos. Su libro, Grain Brain, proporciona un argumento poderoso para eliminar los granos de su alimentación.

Sabiendo que se trata de una enfermedad prevenible, el poder está en sus manos. Se descubrió mediante una autopsia que las personas que experimentan muy poca disminución en su función cognitiva hasta el tiempo de su muerte están libre de lesiones cerebrales, lo que demuestra que es totalmente posible evitar que el daño se produzca en primer lugar... y una de las mejores maneras de hacer esto es llevando un estilo de vida saludable.

  • Evite el Azúcar y la Fructosa. Idealmente, usted querrá mantener sus niveles de azúcar a un mínimo y la fructosa total por debajo de 25 gramos por día, o tan bajo como 15 gramos por día si usted tiene resistencia a la insulina o algún trastorno relacionado.
  • Evite el gluten y la caseína (principalmente el trigo y los productos lácteos pasteurizados, pero no evite las grasas lácteas, como la mantequilla). La investigación muestra que la barrera hemato-encefálica, la barrera que mantiene las cosas fuera de su cerebro de donde no pertenecen, se ve afectada negativamente por el gluten. El gluten también hace sus instintos más permeables, lo que permite a las proteínas entrar en el torrente sanguíneo, donde no pertenecen. Luego eso sensibiliza a su sistema inmunológico y promueve la inflamación y autoinmunidad, los cuales desempeñan un papel en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.
  • Optimice su flora intestinal comiendo alimentos fermentados con regularidad o tomando un suplemento probiótico de alta calidad.
  • Aumente el consumo de grasas saludables, incluyendo grasas de Omega-3 de origen animal. Las grasas benéficas necesarias para un buen funcionamiento cerebral óptimo de su salud incluyen la mantequilla orgánica de leche cruda, mantequilla clarificada llamada mantequilla cruda orgánica, aceitunas, aceite de oliva virgen y aceite de coco orgánico, frutos secos como las nueces y la macadamia, huevos provenientes de gallinas criadas orgánicamente, salmón salvaje de Alaska y aguacate.

    También asegúrese de consumir suficientes grasas de omega-3 de origen animal, como el aceite de kril. (Recomiendo evitar la mayoría de los pescados porque, aunque el pescado es naturalmente alto en omega-3, la mayoría ahora están gravemente contaminados con mercurio). Un alto consumo de grasas omega-3 EPA y DHA ayudan al prevenir el daño celular causado por la enfermedad de Alzheimer, y de tal modo reduce su progresión, y reduce el riesgo de desarrollar la enfermedad.
  • Reduzca su consumo total de calorías, y/o practique el ayuno intermitente. Contrario a la creencia popular, el combustible ideal para su cerebro no es la glucosa, sino las cetonas, que es la grasa que moviliza su cuerpo cuando usted deja de comer carbohidratos e introduce el aceite de coco u otras fuentes de grasas saludables en su alimentación. Un día de ayuno puede ayudar a que su cuerpo se “restaure” o comience a quemar grasa en lugar de azúcar.

    Como parte de un estilo de vida saludable, yo prefiero el ayuno intermitente en el que simplemente se limita el consumo de alimentos durante un periodo de tiempo al día. Al restringir lo que come durante unas 6 a 8 horas, usted puede ayunar eficazmente durante unas 16-18 horas al día.
  • Mejore sus niveles de magnesio. Hay algunas investigaciones preliminares muy emocionantes que fuertemente sugieren una disminución de los síntomas de Alzheimer con un aumento en los niveles de magnesio en el cerebro. Desafortunadamente, la mayoría de los suplementos de magnesio no atraviesan la barrera hemato-encefálica del cerebro, pero uno nuevo, el threonate de magnesio, parece hacerlo y tiene cierta promesa en el tratamiento futuro de esta condición y puede ser superior a otras formas.
  • Optimice sus niveles de vitamina D mediante la exposición al sol segura.  Se han revelado fuertes vínculos entre los niveles bajos de vitamina D en pacientes con Alzheimer y los malos resultados en las pruebas cognitivas. Los investigadores creen que los niveles óptimos de vitamina D pueden aumentar la cantidad de importantes productos químicos en su cerebro y proteger las células cerebrales al aumentar la eficacia de las células gliales mientras curan las neuronas dañadas.

    La vitamina D también puede ejercer algunos de sus efectos benéficos en la enfermedad de Alzheimer a través de sus propiedades antiinflamatorias y estímulo inmunológico. Suficiente vitamina D es imprescindible para el funcionamiento óptimo de su sistema inmunológico para combatir la inflamación que también está asociada con la enfermedad de Alzheimer.
  • Mantenga su nivel de insulina en ayunas menor de 3. Esto esta indirectamente relacionado con la fructosa, ya que sin duda alguna conducirá a la resistencia a la insulina. Sin embargo otros azúcares (la sacarosa es 50% de fructosa por peso), los granos y la falta de ejercicio también son factores importantes. La reducción de insulina también le ayudará a bajar los niveles de leptina que es otro factor del Alzheimer.
  • Vitamina B12: Además de la investigación presentada anteriormente, un pequeño estudio finlandés publicado en el diario Neurology12 también encontró que las personas que consumen alimentos ricos en B12 pueden reducir su riesgo de enfermedad de Alzheimer en sus últimos años de vida. Por cada incremento unitario en el marcador de la vitamina B12, el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer se redujo en un dos por ciento. Recuerde, la metilcobalamina sublingual puede ser su mejor apuesta.
  • Consuma una alimentación nutritiva, rica en ácido fólico, como la que se describe en mi plan de nutrición. Las vegetales, sin duda, son la mejor forma de folato, y creo que todos debemos comer muchos vegetales crudos y frescos todos los días. Evite los suplementos con ácido fólico, que es la versión sintética e inferior del folato.
  • Evite y elimine el mercurio de su cuerpo. Los rellenos de amalgama dentales, que son el 50% de mercurio por peso, son una de las principales fuentes de intoxicación por metales pesados. Sin embargo, usted debe estar sano antes de removerlas. Una vez que se haya ajustado a la alimentación descrita en mi plan de nutrición optimizado, puede seguir el protocolo de desintoxicación de mercurio y luego encuentre un dentista biológico para que remueva sus rellenos de amalgama.
  • Evite el aluminio, como los desodorantes, utensilios de cocina antiadherentes, adyuvantes de vacuna, etc.
  • Haga ejercicio con regularidad. Se ha sugerido que el ejercicio puede provocar un cambio en la forma en que se metaboliza la proteína precursora amiloide,13 por lo tanto, disminuye  la aparición y progresión de la enfermedad de Alzheimer. El ejercicio también aumenta los niveles de la proteína PGC-1 alfa. Las investigaciones también han demostrado que las personas con enfermedad de Alzheimer tienen menos PGC-1 alfa en sus cerebros y las celdas que contienen más de la proteína, producen menos de la proteína amiloide tóxica asociada con la enfermedad de Alzheimer. Le recomiendo revisar la Técnica Peak Fitness para mis recomendaciones específicas.
  • Evite las vacunas de la gripe ya que la mayoría contienen mercurio y aluminio, que son agentes neurotóxicos e inmunotóxicos conocidos.
  • Consuma moras azules. Las moras azules silvestres, que tienen un alto contenido de antioxidantes y antocianinas, son conocidas por proteger contra la enfermedad de Alzheimer y otras enfermedades neurológicas. Pero como cualquier fruta, evite el exceso.
  • Estimule su mente diariamente. La estimulación mental, sobre todo cuando aprende algo nuevo, como aprender a tocar un instrumento o un nuevo idioma, está asociado con un menor riesgo de Alzheimer. Los investigadores sospechan que la estimulación mental ayuda a construir su cerebro, haciéndolo menos susceptible a las lesiones asociadas con la enfermedad de Alzheimer.
  • Evite los anticolinérgicos y las estatinas. Los medicamentos que bloquean la acetilcolina, un neurotransmisor del sistema nervioso, han demostrado aumentar el riesgo de demencia. Estos medicamentos incluyen ciertos analgésicos nocturnos, antihistamínicos, somníferos, ciertos antidepresivos, medicamentos para controlar la incontinencia y ciertos analgésicos narcóticos.

    Los medicamentos con estatinas son particularmente problemáticos debido a que suprimen la síntesis de colesterol, agotan la coenzima Q10 de su cerebro y son precursores del neurotransmisor, y evitan la entrega adecuada de ácidos grasos esenciales y antioxidantes liposolubles a su cerebro al inhibir la producción del indispensable portador de biomoléculas  conocida como lipoproteína de baja densidad.

 

Fuentes y Referencias

Vea Todas las Referencias


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.