Estos Medicamentos de Venta Libre Duplican el Riesgo de Aborto Involuntario
Seleccionar Idioma:

Llama Gratis en Estados Unidos: 1 (877) 985-2730 | Numero Internacional: 847-278-0763

Obtenga Gratis El Libro Tome Control De Su Salud...

Ocultar

Ocultar esto

Alerta: Estos Medicamentos de Venta Libre Duplican el Riesgo de Aborto Involuntario

Publicado Por Dr. Mercola | 04 de Octubre 2011

Peligro de los Medicamentos en el Embarazo
Resumen del artículo
  • Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID por sus siglas en inglés), como Aleve, Celebrex e Ibuprofeno, duplican el riesgo de aborto involuntario en las primeras etapas del embarazo
  • Investigaciones previas han relacionado el uso de NSAID durante el embarazo con un incremento del 80 por ciento en el riesgo de sufrir aborto involuntario
  • La mayoría de los medicamentos nunca han sido probados en mujeres embarazadas y los efectos en el desarrollo del bebé son completamente desconocidos
  • Vaya a lo seguro, no tome medicamentos para aliviar el dolor durante el embarazo siempre que le sea posible

Por el Dr. Mercola

Se estima que entre el 10-25 por ciento de los embarazos terminan en abortos involuntarios y en la mayoría de los casos se desconoce la causa, presentando un escenario frustrante y devastador  para muchas mujeres que se sienten impotentes al no poder evitar un segundo o tercer aborto involuntario.

Sin embargo, existe un creciente número de factores que podrían desempeñar un papel muy importante en el riesgo de aborto, y uno que ha sido revelado recientemente y no sólo se ha generalizado sino que también es fuertemente correlacionado con el riesgo de aborto involuntario. Por lo que quiero que sea conocido por aquellas mujeres quienes podrían estar embarazadas por primera vez o tratando de concebir.  Entender este factor de riesgo de aborto involuntario le dará un arma poderosa para tomar el control de su embarazo.

Si Está Embarazada o Tratando de Concebir Evite los NSAID

Millones de personas dependen de los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID) para aliviar el dolor de la artritis, dolores de cabeza y un sinfín de enfermedades que causan dolor crónico, sin embargo, estos medicamentos están entre los medicamentos más peligrosos del mercado.

Si usted está embarazada, es especialmente necesario que encuentre otra manera para aliviar el dolor, ya que un estudio reciente descubrió que tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos sin aspirina durante las primeras etapas del embarazo duplica el riesgo de sufrir un aborto involuntario. El estudio incluyó tanto los medicamentos que son prescritos, como los NSAID, ambos incrementaron el riesgo de aborto involuntario cuando eran tomados solos o combinados:

  • Diclofenaco
  • Naproxeno (Aleve)
  • Celecoxib (Celebrex)
  • Rofecoxib (Vioxx, que ha sido retirado)
  • Ibuprofeno (Advil)

Los investigadores concluyeron:

“La exposición gestacional a cualquier tipo o dosis de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos sin aspirina podría incrementar el riesgo de aborto espontáneo. Estos medicamentos deberían utilizarse con precaución durante el embarazo.”

A pesar de este descubrimiento y el hecho de que otros estudios, incluyendo uno publicado hace más de una década, también han relacionado los NSAID con incremento en el riesgo de abortos involuntarios, la Guía de Medicación 2011 para Medicamentos Antiinflamatorios No Esteroides publicada por la FDA no mencionó este riesgo potencial.  Sí advierte a la mujeres embarazadas de no tomar NSAID a finales del embarazo (el ibuprofeno en el tercer trimestre ha sido relacionado con problemas cardíacos en el bebé, líquido amniótico bajo y parto prolongado) sin embargo, no hacen nada para advertir y proteger a las mujeres que se acaban de embarazar.

Lo que hacen los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID) es suprimir la producción de prostaglandinas (ácidos grasos que son necesarios para la implantación exitosa de un embrión en el útero). Debido a que los NSAID y la aspirina actúan en todo el cuerpo, pueden provocar una implantación anormal que predisponga a un embrión a un aborto involuntario.

En la actualidad, la relación está bien establecida, ya que hay aún más investigaciones a partir del 2003 que encontraron que las mujeres que toman NSAID o aspirina durante el embarazo incrementan el riesgo de aborto involuntario en un 80 por ciento.

La Mayoría de los Medicamentos No Son Probados por su Seguridad Durante el Embarazo

La verdad es que las mujeres necesitan ser muy cuidadosas cuando se trata de cualquier tipo de medicamentos durante el embarazo. Los nueve meses de desarrollo que se llevan a cabo en el útero son los más rápidos y es el periodo más vulnerable de la vida de su bebé. Por esta razón, lo mejor es evitar tomar medicamentos al menos que sea sumamente necesario, incluso cuando está tratando de concebir, ya que podría estar embarazada y ni siquiera saberlo.

La mayoría de los medicamentos nunca han sido probados en mujeres embarazadas y se desconoce completamente los efectos que pueda tener en el bebé en desarrollo. Incluso el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) en los Estados Unidos reconoce que se sabe muy poco acerca del impacto que tienen la mayoría de los medicamentos en los fetos:

“No tenemos la información suficiente sobre los efectos de muchos medicamentos cuando son tomados por mujeres embarazadas…Todos los medicamentos prescritos y de venta libre son probados para ver si en realidad son seguros y efectivos antes de que estén disponibles al público. A menudo, las mujeres embarazadas no son tomadas en cuenta en estas pruebas debido a los posibles riesgos para el feto.

Como resultado, hay poca información disponible acerca de la seguridad de la mayoría de los medicamentos durante el embarazo, incluyendo aquellos de venta libre, cuando se encuentran disponibles por primera vez.”

Esto es algo cierto entre los medicamentos que son muy utilizados por mujeres embarazadas. Por ejemplo, casi el 4 por ciento de las mujeres embarazadas toman antidepresivos durante el primer trimestre, a pesar de que un estudio realizado el año pasado, encontró que estos medicamentos podrían incrementar el riesgo de aborto involuntario en un 68 por ciento. Lo mejor es que tenga mucho cuidado con los medicamentos y que sólo utilice aquellos que son absolutamente necesarios.

Más Razones Para Evitar los NSAID (Incluso Si Usted No Está Embarazada)

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID) no sólo son peligrosos para las mujeres embarazadas y los fetos, sino que representan riesgos graves a la salud para prácticamente todas las personas que los toman y son particularmente dañinos para su corazón.

Usted podría estar familiarizado con el Vioxx, un NSAID que fue retirado del mercado en el 2004, después de que 60,000 personas murieron a causa del incremento de riesgo de ataque cardíaco. Más tarde ese año, la FDA también advirtió que los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID), como los inhibidores de COX-2 Bextra (que fue retirado del mercado en el 2005) y el Celebrex, así como otras variedades de venta libre como el Aleve, Ibuprofeno y la aspirina, también conduce a un mayor riesgo de problemas cardiovasculares.

Un estudio realizado en el 2011 por investigadores de la Universidad de Bern en Suiza también reveló que los NSAID conducen a un aumento de dos a cuatro veces mayor en el riesgo de ataques cardíacos, derrame cerebral o muerte cardiovascular, señalando que sólo tomaría de 25-50 pacientes tratados con NSAID durante un año para que terminaráncon un ataque cardíaco o derrame cerebral. Además de aumentar significativamente el riesgo cardíaco, los NSAID están relacionados con serios riesgos gastrointestinales, como sangrado del tracto digestivo, aumento en la presión arterial y problemas renales.

Además, otro tipo de medicamentos prescritos, como las estatinas, que son utilizadas en decenas de millones de personas para disminuir los niveles de colesterol, NO deberían ser tomadas durante el embarazo JAMÁS, ya que son medicamentos de Clase X, lo que significa que está prácticamente garantizado que causen defectos de nacimiento o aborto involuntario.

¿Qué Se Puede Tomar Para Aliviar el Dolor Durante el Embarazo, Que No Sean Medicamentos?

Los medicamentos se encargan sólo de aliviar los síntomas y de ninguna manera se tratan la causa real de su dolor. Así que le sugiero que si está sufriendo, entonces trabaje con un profesional de la salud para determinar lo que realmente está provocando el dolor y de esa manera tratar la causa subyacente. Y mientras llega al fondo del problema usted no tiene por qué sufrir innecesariamente, sin embargo, las siguientes opcionesbrindan un gran alivio del dolor sin poner en riesgo su salud como lo hacen los medicamentos:

  • Astaxantina: Uno de los antioxidantes solubles en aceites más efectivos que se conoce en la actualidad. Tiene propiedades antiinflamatorias muy potentes y en muchos casos trabaja mucho mejor que los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID). Suelen requerirse dosis altas y para lograr este beneficio la dosis debería ser de 8mg o más al día.
  • Jengibre: Esta hierba es antiinflamatoria, ofrece alivio del dolor y tiene propiedades para asentar el estómago. El jengibre fresco funciona bien cuando se sumerge en agua hirviendo, en forma de té o como jugo.
  • Curcumina: En un estudio en pacientes con osteoartritis, a aquellos a quienes se dieron 200mg de curcumina como parte de su tratamiento tuvieron una reducción de dolor y un aumento de movilidad. Un estudio anterior también encontró que un extracto de cúrcuma compuesta de curcuminoides (nutrientes de origen vegetal que contienen poderosas propiedades antioxidantes) bloqueó las vías inflamatorias, lo que impide que la proteína que causa inflamación y dolor sea liberada.
  • Aceite de krill: Se ha demostrado por medio de estudios clínicos y en animales, que las grasas omega-3 EPA y DHA que provienen del aceite de krill, tienen propiedades antiinflamatorias que alivian el dolor. También son muy importantes durante el embarazo.
  • Bromelina: Esta enzima que se encuentra en la piña, es un antiinflamatorio natural. Puede ser tomada en forma de suplemento, pero comer piña fresca es también una buena opción.
  • Myristoleatecetílico (CMO): Este aceite, que se encuentra en el pescado y en la mantequilla, actúa como un “lubricante de las articulaciones” y como antiinflamatorio. Yo lo he utilizado para aliviar los quistes ganglionares y un leve síndrome del túnel carpiano molesto que aparece cuando se escribe mucho sobre un teclado que no es ergonómico. He utilizado una preparación tropical para esto.
  • Aceites de onagra, grosellero negro y de borraja: Estos aceites contienen ácidos grasos gamma linolénicos esenciales, que son útiles para tratar el dolor de artritis.
  • Crema de Cayena: También llamada crema de capsaicina, esta especia proviene de chiles secos. Alivia el dolor por el agotamiento del suministro de la sustancia P del cuerpo, un componente químico de las células nerviosas que transmiten señales de dolor al cerebro.
  • Métodos como yoga, la acupuntura, meditación, uso de compresas frías o calientes e incluso tomarse las manos también pueden resultar en el asombroso alivio del dolor sin tener que recurrir a los medicamentos.

3 Consejos Para un Embarazo Saludable

Además de comer saludablemente y ejercitarse regularmente, usted puede darle a su bebé el mejor comienzo antes y después del embarazo al:

  • Asegurarse de mantener sus niveles de fructosa por debajo de los 25 gramos al día. Está emergiendo poderosa evidencia del peligro sobre el consumo excesivo de fructosa. Ya que incrementa la resistencia a la insulina y leptina, así como un incremento en la inflamación de su cuerpo, lo que puede causar complicaciones en el embarazo. Así que por favor asegúrese de contar los gramos de fructosa (que algunas veces está oculta en los alimentos procesados) y manténgalos debajo de 25 gramos al día.
  • Consumir grasa omega-3 de alta calidad y de origen animal, como el aceite de krill. Como se señaló anteriormente, una de las influencias dietéticas más importantes en su salud es el consumo adecuado de grasas omega-3. La mayoría de las mujeres tienen deficiencia de esta grasa y dado a las estadísticas, es posible que usted tenga deficiencia de grasas omega-3.

    Optimizar su consumo de omega-3 no sólo garantizará que su bebé nacerá a los nueve meses, sino que es sumamente esencial para el desarrollo del bebé si la madre es deficiente, el sistema nervioso y el sistema inmunológico del niño podrían no desarrollarse completamente, lo que causaría trastornos inexplicables durante toda su vida, tanto emocionales, de aprendizaje e inmunológicos.
  • Optimizar sus niveles de vitamina D. En un futuro no muy lejano, creo que será obligatorio para las mujeres embarazadas que se hagan pruebas sanguíneas para checarse los niveles de vitamina D regularmente. Además de reducir el riesgo de nacimiento prematuro, estudios han encontrado que la vitamina D podría proteger al bebé en contra de una serie de defectos de nacimiento y del autismo.

    Por lo que es casi obligatorio que las mujeres embarazadas mantengan los niveles sanguíneos entre 50-70ng/ml de 25 hidroxi D. Usted puede hacer esto por medio de una exposición UVB de por lo menos la mitad de su piel. Esto de forma gratuita durante el verano por medio de la luz del sol pero el resto del año, por mucho la mejor opción es una cama de bronceado segura. Su última opción sería por vía oral, algo que funcionará pero no le brindará todos los beneficios que obtiene de los rayos del sol.