EL Jarabe de Maiz Alto en Fructuosa es Incluso Peor de lo Que Nos Han Dicho
Seleccionar Idioma:

Llama Gratis en Estados Unidos: 1 (877) 985-2730 | Numero Internacional: 847-278-0763

Obtenga Gratis El Libro Tome Control De Su Salud...

Ocultar

Ocultar esto

Cuidado: Haga Esto y Probablemente Aumentará 15 Libras el Próximo Año

Publicado Por Dr. Mercola | 03 de Enero 2011

corn syrup

Uno de los principales argumentos utilizados  por las empresas de alimentos para defender el jarabe de maíz alto en fructosa (JMAF) es que es químicamente similar al azúcar de mesa.

Los fabricantes han afirmado repetidas veces que el JMAF contiene a lo máximo 55 por ciento de fructosa, un poco diferente al maquillado 50 por ciento del azúcar blanca compuesta por fructosa.

Pero resulta que la cantidad específica de fructosa en cualquier producto alimenticio en particular con contenido de JMAF nunca ha sido oficialmente comprobada.  Y cuando los investigadores examinaron sodas de diferentes marcas, descubrieron que el contenido de fructosa es en realidad 65 por ciento.

De acuerdo con Grist:

“¿Por qué es importante  esto?

Es porque la investigación mostró que la fructosa es particularmente perjudicial para la salud humana.   A diferencia del exceso de glucosa, que pasa a través de nuestro tracto digestivo y se desecha, el 100 por ciento de la fructosa consumida es absorbida por el hígado.  Una vez allí, la fructosa causa un aumento de grasa en la cavidad abdominal y aumenta los niveles sanguíneos de los triglicéridos -- ambos son factores de riesgo de enfermedades cardiacas y diabetes.”

Fuentes:

Comentarios del Dr. Mercola

Estas son en realidad noticias muy impactantes, y además podrían explicar porque la soda/refresco en particular es sumamente perjudicial para su salud.  Pues resulta que, el contenido de jarabe de maíz alto en fructosa utilizado en muchas marcas de soda ha sido tremendamente subestimado.

Hace alrededor de 100 años, el estadounidense promedio consumía apenas 15 gramos de fructosa  al día, principalmente en forma de fruta.  Cien años después, una cuarta parte de los estadounidenses consumen  más de 135 gramos al día, principalmente en forma de soda.

Consumir 15 gramos de fructosa al día es inofensivo al menos que usted sufra de niveles altos de acido úrico.  Sin embargo, 10 veces esa cantidad se convierte en una de las principales causas de la obesidad y de casi todas las enfermedades degenerativas crónicas.

En lugar de estar compuesto de 55 por ciento de fructosa y 45 por ciento de glucosa, muchas de las marcas de sodas examinadas, incluyendo Coca, Pepsi y Sprite, contienen un total de 65 por ciento de fructosa, casi el 20 por ciento más de lo que creía.

En general, dicho contenido de fructosa de las 23 sodas examinadas fue de 59 por ciento--- mucho  más alto de lo que dice la industria.

¿Como sucedió esto?, nadie lo sabe en este momento.

Grist reporta:

“Resulta que la cantidad real de fructosa en productos alimenticios particulares con JMAF, nunca ha sido oficialmente revelado, solo se ha estimado.

…Tal vez ha sido un fenómeno reciente, o tal vez los productores de JMAF  han estado haciendo esta mezcla de alta fructuosa durante décadas.”

Los resultados también plantean la pregunta de si el JMAF incluido en los alimentos procesados también es mucho más alto de lo que se creía anteriormente.


El Consumo de Soda Conduce a la Obesidad y a Epidemias de Enfermedades Crónicas

Cuando se tiene en cuenta que los estadounidenses beben un promedio de 53 a 57 galones de soda al año, (dependiendo de la fuente de las estadísticas), esta diferencia del 10 por ciento del contenido real de  fructosa podría hacer una gran diferencia en su salud.

Recuerde, el jarabe de maíz alto en fructosa en forma de soda es la fuente principal de calorías en los Estados Unidos, y es probablemente la causa principal de la epidemia de la obesidad.

Una sola lata de soda al día podría hacerlo subir hasta 15 libras de peso en el transcurso de un año, sin mencionar el aumento de un 85 por ciento de riesgo de diabetes.

Además, los niveles elevados de insulina –causados por el refresco- también subyacen casi todas las enfermedades crónicas conocidas por el hombre, incluyendo:

  • Cáncer
  • Enfermedades cardiacas
  • Envejecimiento prematuro
  • Artritis
  • Osteoporosis

Desde mi punto de vista, no existe absolutamente ninguna razón para tomar soda.


Por que Entre más Alto Sea el Contenido de Fructosa Más Dañina Será para su Salud

Se ha establecido claramente que la fructosa es más peligrosa que otras formas de azúcar, principalmente debido al hecho de que su organismo metaboliza la fructosa de manera diferente.

Cuando su organismo metaboliza la fructosa, todo el peso cae en el hígado.

Esta es la razón por la cual la fructosa es una hepatotoxina—puede severamente dañar y sobre cargar su hígado.  Esta vía metabólica conduce a la creación de una serie de productos de desecho y toxinas, incluyendo una gran cantidad de acido úrico, el cual eleva la presión arterial y causa la enfermedad gota.

La mayoría de los expertos creen que la fructosa es la razón principal de la enfermedad de hígado graso no alcohólico que puede conducir a la insuficiencia hepática.

Los niveles elevados de acido úrico están asociados con las enfermedades cardiacas y de riñón.

Curiosamente, la conexión entre la fructosa, acido úrico, hipertensión, resistencia a la insulina y   enfermedades renales es ahora tan clara que los niveles de acido úrico pueden en realidad ser utilizados como un marcador de toxicidad de la fructosa.

Según las últimas investigaciones en esta área, los niveles más seguros de acido úrico son de 3 a 5.5 miligramos por decilitro, y parece que hay una relación constante entre los niveles de acido úrico, presión arterial y riesgo cardiovascular, incluso en niveles de 3 a 4 mg/dl.

Si sus niveles de acido úrico son mayores a los mencionados, eso sería una clara indicación de que usted es particularmente sensible a los impactos perjudiciales de la fructosa.

La Fructosa = a GRASA Peligrosa, No a Carbohidratos

La vía metabólica específica de la fructosa también explica la razón por la cual la fructosa es la principal causa de obesidad.

La mayoría de la fructosa consumida es literalmente almacenada como grasa.

Además, mientras que la glucosa inhibe la hormona grelina del hambre y estimula la leptina, que suprime el apetito, la fructosa no tiene efecto sobre la grelina e interfiere con la comunicación de su cerebro con la leptina.

El resultado es un círculo vicioso de comer en exceso, aumentar de peso y la obesidad en última instancia.

La conclusión es que una dieta alta en fructosa es una dieta ALTA EN GRASA - una dieta muy alta en grasa es peligrosa y crea un círculo vicioso de consumo que no se detendrá, y que produce cambios dañinos y muy rápidos en su organismo.

Un estudio en el 2009, en 16 voluntarios que consumieron una dieta controlada de alimentos altos en fructosa produjeron nuevas células grasas alrededor de su corazón, hígado y otros órganos digestivos en tan solo 10 semanas.  También mostraron anormalidades relacionadas con los alimentos procesados vinculados con la diabetes y las enfermedades cardiacas.

Otro grupo de voluntarios con la misma dieta, pero con glucosa a diferencia de fructosa, no tuvieron estas complicaciones.

Estos resultados reflejaron las conclusiones del Dr. Richard Johnson.  Su investigación también muestra que la glucosa no impacta a su organismo de la manera en que lo hace la fructosa.  Por ejemplo, SOLO la fructosa aumentará los niveles de acido úrico.

Le recomiendo  a esas personas que siguen dudando de que  los efectos de la  fructosa son peores que cualquier otro endulzante que busquen en la labor del Dr. Johnson.  Su libro, The Sugar Fix, es uno de los mejores libros en el mercado sobre los peligros de la fructosa—especialmente, la manera en que la fructosa causa presión arterial alta, enfermedades cardiacas, obesidad, diabetes  y enfermedades renales.


Cómo Combatir la Adicción a la Soda

Idealmente, le recomiendo evitar el azúcar en general, pero especialmente el JMAF en forma de soda y otros alimentos procesados.  (Esto es especialmente importante si usted tiene problemas de sobre peso o padece de diabetes, colesterol alto o presión arterial).

Como una recomendación estándar, le recomiendo mantener su consumo TOTAL de fructosa de TODAS las fuentes a niveles abajo de 25 gramos al día.

Si tuviera que darle UN solo consejo para su alimentación que pudiera tener un impacto dramático en su salud, seria eliminar las sodas de su dieta, y este consejo, podría  ayudarle a bajar la ingesta de fructosa a rangos más ideales.

Sin embargo, el azúcar es adictiva—incluso ¡más adictiva que la cocaína!  Investigaciones han mostrado que el mismo sabor dulce causa conductas adictivas, por lo tanto, este es un hecho que muchas personas deben enfrentar.

Entonces, ¿qué puede hacer un adicto a las sodas?

Si se da cuenta que tiene este problema, le recomiendo probar un método llamado Turbo Tapping.

El Turbo Tapping es un uso inteligente de la Técnica de Libertad Emocional (EFT), diseñada para resolver los aspectos múltiples involucrados con la conducta adictiva en un periodo corto de tiempo.


La Bebida Más Saludable del Mundo

Al final, nada es mejor que el agua pura para hidratar su cuerpo y mantener una salud optima.

La opción más económica y respetuosa para el medio ambiente que usted y su familia pueden hacer es comprar e instalar un filtro de agua para su hogar.

Alternativamente, usted  puede buscar fuentes de agua de manantial, que sería lo más cercado a lo ideal.

Hay un gran sitio de internet  llamado FindaSpring.com en donde podrá encontrar un manantial natural en su área.  Esta es también una excelente manera de regresar a la naturaleza y educar a sus hijos sobre la salud y las fuentes de agua limpia.  La mejor parte es que la mayoría de estas fuentes de manantiales naturales son gratis.

Definitivamente, evite tomar agua directamente de la llave y sin filtrar, con contenido de fluoruro y cloro (que son agregados a la mayoría del suministro de agua municipal) son substancias químicas y toxicas que no deben ser consumidos en grandes cantidades.  Tenga en cuenta también que el agua embotellada no es una garantía de pureza.  De hecho, alrededor del 40 por ciento del agua embotellada es agua de la llave sin filtrar, la cual podría o no, haber recibido algún tratamiento adicional.